Entrevista a Jóvenes del Partido Humanista, Jorge Mirone y Daniel Roca
“el capitalismo para nosotros es inhumano pasemos a hablar de este gobierno... , llevan adelante un gobierno que va dentro de la tónica socialdemócrata donde cumplimos a rajatabla lo que el poder económico dice, mientras tratamos de poner unas curitas y unos parchecitos y dar un poco de comida, generando una mejor atmósfera mientras caminamos al mismo matadero pero vamos suavemente, no a los golpes como con la derecha. Pero no se modifica nada el esquema económico”


Angeles: Estamos recibiendo a Jorge Mirone y a Daniel Roca, del Partido Humanista, Daniel vino desde Buenos Aires, está viviendo acá y allá y esta es una chance de poder conversar y saber como están viendo las cosas, como están pensando.
Bienvenidos los dos.
Daniel, sos uruguayo, vivís en Argentina y acá también...


Daniel: Vivo en los dos lados.


Angeles: ¿Desde cuándo estás en Argentina?...


Daniel: Desde 1985, voté en el 84 y me fui, pero más por cuestiones familiares, tenía en ese momento 19 años.


Angeles: Apenas llegaste allá te pusiste a trabajar con el movimiento humanista...


Daniel: Me pararon en la calle, yo acá era medio cabezón, no me entraban ni las balas, no había modo de que me sintiera identificado con algo, sin embargo esto me entró en 5 segundos, es lo que de algún modo siempre busqué.
Fue muy lindo darme cuenta de que ya estaba armada la cosa, que tenía desarrollo a escala planetaria y me sumé y hace 20 años que estamos intentando humanizar las cosas en un mundo que todavía es inhumano.


Angeles: Actualmente sos secretario de organización en la provincia de Buenos Aires...


Daniel: Si, tenemos un trabajo impresionante porque estamos en medio de campañas para las elecciones, elecciones muy mediáticas y muy difíciles para los distintos partidos de izquierda porque nos hacen todo difícil, desde cómo presentar las listas, los candidatos, los requisitos, desde como empapelar las boletas que tenés que enviar al correo central para que llegue a las urnas, la complican, pero en nuestro caso como en el caso de todos los militantes nos dan más fuerza.
Cuanto más difícil la hacen nos da más ganas, por algo traban, si no jodieramos no trabarían.


Angeles: Sos secretario de organización que no es cualquier cargo, es un cargo fuerte...


Daniel: Es un cargo interno, porque como uruguayo no soy en los papeles secretario de organización sino en los hechos, nosotros, los humanistas no nos movemos mucho en torno a los papeles sino en torno a las personas, esa fue una cosa hermosa porque sos uruguayo pero participas como si fueras argentino.
Además, la secretaría de organización que tiene que ver con la expansión del partido y su crecimiento, es una secretaría estratégica, por lo tanto, lo importante es el diseño que se hace de la expansión del Partido y es algo que me permite seguir yendo y viniendo porque es algo general, estratégico.
Después está la secretaría de organización con la que yo conecto en cada municipio con el que estamos actuando.


Angeles: En Uruguay sos vocero de la Junta Promotora del Partido ¿porqué Junta Promotora?, ¿qué es eso?...


Daniel: Mira, el Partido no está reconocido porque perdimos en las elecciones pasadas al no poder presentarnos, entonces denominamos de ese modo al equipo de gente que va a celebrar en noviembre una cuarta Asamblea Fundacional del Partido Humanista y allí vamos a llevar nuevamente a la Corte Electoral los papeles.


Angeles: ¿Cuál es el planteo del Partido Humanista?...


Daniel: Nosotros en el espectro nos ubicamos en una izquierda no violenta, para nosotros el fin determina los medios, uno quiere una sociedad no violenta, el modo de transformación de esa sociedad que es violenta obviamente, tiene que ser a través de la metodología de la no violencia activa.
Nosotros venimos del pensamiento de Silo que es el inspirador del pensamiento humanista pero reconocemos como antecedentes anteriores en cuanto a metodología a Tolstoy que fue quien de algún modo luego inspira a Gandhi y luego Luther Kin, son referencias históricas.


Angeles: Decinos más de Silo...


Daniel: Silo es un hombre sencillo, un amigo que nos ha servido de inspiración, que en este momento está abocado a un mensaje netamente espiritual y nosotros estamos abocados a una acción social, política.
Creemos que lo que levanta a las personas todos los días y las anima es una fuerza que llevamos dentro, y eso no es nada raro, y el conectar con eso tendría que ser lo más simple para poder vivir una vida coherente en nuestro trasto cotidiano y también para cambiar al mundo.


Angeles: ¿Eso qué es?, ¿la conciencia?, ¿con qué la vinculás?...


Daniel: Podemos hablar mucho, el asunto es experimentarlo, pero vamos a los hechos.
Generalmente cuando no hago lo que siento, cuando vivo dividido entre lo que pienso y lo que siento, o lo que siento y lo que hago, toda persona siente en su interior que la cosa no funciona.
En ese sistema se ha generado toda una farmacia para anestesiar esta incoherencia y la puedas ir llevando, qué pastilla hay que tomar para tener las pilas para hacer las cosas que no sentís.
De hecho, estamos en una sociedad que no funciona para las personas como debería y sin embargo todos la hacemos funcionar porque nos levantamos a la mañana.
Ahora, eso es lo que te debilita, pero lo que te fortalece es cuando nos ponemos de acuerdo entre lo que pensamos y sentimos y somos realmente eso somos como una correntada que nada para, si uno recuerda los mejores momentos de su vida es obvio que estaba haciendo aquellas cosas que pensaba y que sentía y se cagaba en un montón de creencias, un montón de cosas que de repente iba en contra de lo que vos pensabas y sentías pero lo hacías igual.
Cada persona, cuando es auténtica con ella misma, nos vamos realimentando en esa fuerza, es la fuerza que necesitamos para una transformación, ¿qué cambios vamos a hacer?, ¿qué revolución vamos a armar?, si no somos capases de cambiar cosas mínimas de nuestra vida.


Angeles: ¿Ustedes hablan de revolución?...


Daniel: Si, es más, creemos que no hay ningún argumento -aunque para algunos la revolución ha pasado de moda- serio que descalifique la necesidad de una revolución.
Ahora, para nosotros la revolución no implica pólvora, implica que la educación y la salud de modo integral, porque la salud no es el ir al Hospital, sino que es todo lo que necesito para no ir al Hospital, salud, alimentación, vivienda, salud mental.
Educación no es solo tener información sino tener valores, un pueblo educado, una persona educada no puede ser racista, machista, no puede ver en los jóvenes una amenaza, no puede ser insensible ante los viejos, en fin.


Angeles: Lucía manda un saludo a los invitados, dice: me alegra escuchar nuevas voces y puntos de vista.
Carlos de Malvín pregunta: dentro del espectro político uruguayo ¿dónde se ubicaría el Partido Humanista?, ¿qué piensan del actual gobierno?...


Daniel: Nos ubicamos dentro de la izquierda, por aquello de que la izquierda promueve los cambios ante un orden conservador y del gobierno uruguayo pensamos lo siguiente (...).
Aclarado que el capitalismo para nosotros es inhumano pasemos a hablar de este gobierno.
Te lo puedo decir que para nosotros los muchachos se han olvidado de lo que proponían, de algún modo han envejecido los dirigentes.
Si los vemos como gobierno, llevan adelante un gobierno que va dentro de la tónica socialdemócrata donde cumplimos a rajatabla lo que el poder económico dice, mientras tratamos de poner unas curitas y unos parchecitos y dar un poco de comida, generando una mejor atmósfera mientras caminamos al mismo matadero pero vamos suavemente, no a los golpes como con la derecha.
Pero no se modifica nada el esquema económico.
Esa es nuestra visión general.


Angeles: Estás al tanto de lo que está promoviendo el Ministro de Economía, de cómo viene la cosa...


Daniel: Hace los deberes, como Lavagna, como todos, pero desde el Partido Humanista del uruguay estamos proponiendo que renuncie el Ministro Astori, por la idea de que hay que ir avanzando en la idea de que son empleados nuestros y que como todo empleado, cuando no cumple con la función que le ha sido asignada, en este caso tiene que tratar de que la riqueza se distribuya, eso es lo que habíamos entendido, pero no lo hace, entonces que renuncie y pongamos a un ministro más humanista, bueno, para nuestro entender es lo que tendría que hacer el gobierno.
Alguien que en lugar de ver a los números vea a las personas porque sabemos que hoy hablar de política es hablar de economía.


Angeles: Cuando vos decís que renuncie el Ministro, ¿estás pensando que asuma otra figura del gobierno?, muchas veces se dice que sale uno, entra otro pero sigue con la misma política...


Daniel: Nosotros, por ahora, porque venimos de muchos años de la derecha que ya conocemos, creo que inevitablemente vamos a tener que ir al choque frontal con el gobierno, pero nosotros entendemos que dentro de la izquierda del Uruguay hay mejores economistas que este muchacho, y eso lo saben mejor los mismos de la izquierda.
Es más, se manejaban otros nombres, gente que ha estado ligada al cooperativismo en Uruguay, hay gente.


Angeles: ¿Algún nombre que recuerdes?...


Daniel: Yo sé que por ejemplo se manejaba el nombre de Olesker, me parecía que podía ser mejor que este muchacho, pero no sé bien eso porque es una cosa que la saben quienes están en la coalición.
Inevitablemente hay que romper con el Fondo que se ha ocupado de generar fantasmas, que si rompemos con el Fondo quedamos bloqueados, que si rompemos con el Fondo nos va a ir mal.
La pregunta es, que nos expliquen, si pagando puntualmente nos está yendo bien.


Angeles: Roberto Burmida dice que comparar a Astori con Lavagna es como comparar a Milton Freedman con Keynes.
Jesús de Villa Española dice: si Astori hiciera las mismas quitas que Lavagna, en vez de darle al FMI 2.000 millones al año le daría 460 millones y quedarían 1.500 millones para invertir en Uruguay...


Daniel: Se contestaron entre ellos.


Angeles: Vos que vivís acá y allá seguramente tenés otra visión...


Daniel: Los nombres cambian, los Ministros cambian, cambia hasta el empleado que está sentado en el sillón del segundo imperio en Washington pero la misma maquinaria continúa.
Acá, lo que no hay que perder es señores: ¿porqué acá los bancos siguen teniendo todo lo que necesita un hospital y porqué los hospitales parecen basureros?, hasta que no cambie eso me importa poco quién es Ministro.
Tenemos cajeros automáticos en todos lados para hacer funcionar la banca financiera y no tenemos un tomógrafo computado a la mano de nuestro pueblo, una persona hoy para ir al médico tiene que esperar dos ó tres meses, esto es acá, en Buenos Aires, en Haití, donde sea.
Mientras el Ser Humano no sea el valor central y se ponga el dinero por encima de las personas vamos a tener ese problema con los Lavagna, con los Astori, con quien sea.
Pero ¿qué es lo que se puede oponer por encima del poder del dinero?, solo el poder de la gente organizada, es el único poder, y el poder de la consciencia en conjunto.
Hasta que no comprendamos que lo mejor que podemos hacer en nuestra vida es accionar con otros y no dejar en manos de los desalmados nuestro destino, las cosas no van a cambiar.


Angeles: Vos cumplís 40 años, hablabas de los jóvenes, estamos en un país donde la población está envejecida, ¿porqué planteas el tema de los jóvenes?...


Daniel: Porque los jóvenes son la esperanza que tiene la humanidad para las futuras generaciones, no te olvides que para los humanistas es más importante la lucha generacional que la lucha de clases, es un tema grande.
Hace 30 años que en el mundo una generación no se conecta, como pasó en los 60, e irrumpe como generación y en todo el mundo se manifiesta.
Para nosotros ahora habría condiciones de que eso se logre, ¿porqué?, porque las nuevas generaciones que hoy tienen entre 15 y 25 años no son personas que se muevan como las personas de mi generación y como algunas de más atrás por cumplir con esquemas, con recetas para ser felices sino que se mueven por lo que sienten, les gusta un lugar y se quedan, si no les gusta se van.
Esa generación de desobedientes es lo que necesitamos si queremos una desobediencia al sistema porque con niñitos obedientes que quieren hacer buena letra no vamos a poder cambiar lo establecido.
Esa generación de entre 15 y 25 años donde no hay Presidentes de esa edad, no hay Senadores, no hay jefes de mafias, de los carteles de la droga, del petróleo, no hay banqueros.
Sin embargo padece y es víctima de todas las políticas que llevan a la droga, a la guerra.
Entonces, para nosotros nuestra tarea como humanistas es estar en todo el mundo conectados con la sensibilidad de los jóvenes para ver si así como en los 60 se encuentran en el humanismo, en aquello que los inspire, que les de herramientas, alegría, fuerzas y ánimos para poder vivir y para poder cambiar la realidad.


Angeles: ¿Qué cosas hacen los humanistas?...


Daniel: Las actividades del movimiento son muy amplias, nosotros trabajamos por la transformación personal en función del cambio social entonces trabajamos para estar mas fuertes por dentro y para que nuestra vida personal coincida lo que pensamos, con lo que sentimos, con lo que hacemos y con los demás intentamos lo que se decía hacía 2.000 años, no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti, trata a los demás como quieras que te traten.
Esto tratamos de aplicarlo, como regla de oro, ninguno de nosotros es coherente, no es lo mismo vivir diciendo "bueno, sí, trato al otro", a intentar ver en el otro algo parecido a mí.
El ser humano es algo muy grande, que todavía está en la prehistoria humana y son justamente las nuevas generaciones las que pueden cambiar.
Para los humanistas los jóvenes tienen que educar a los adultos.
Ahí es donde tenemos que estar juntos.


Angeles: Hay alguna forma de comunicación, algún contacto si alguien quiere conversar más con ustedes...


Jorge: Hay un teléfono 209 46 01, 201 02 36, humanistas@adinet.com.uy.


Angeles: Les agradecemos mucho que hayan venido...


Daniel: Les agradecemos a ustedes esta oportunidad.