MARISA MONTANA, DESTACADA PERIODISTA DE LA TELEVISIÓN URUGUAYA EN LA DÉCADA DEL 70, ENTREVISTA AL DIRIGENTE DEL 26 DE MARZO EDUARDO RUBIO
“ante la ofensiva liquidacionista y más derrota sobre la derrota, empieza un grupo de compañeros a buscar puntos de apoyo para reconstruir lo que para nosotros y creo que para gran parte del pueblo, tenía plena vigencia. Que era una concepción de lucha, la concepción de la lucha por la liberación nacional y el socialismo desde nuestro punto de vista, incluso en el fondo del calabozo, tenía plena vigencia”

 

Ángeles: Tenemos aquí en estudio a Eduardo Rubio y a Marisa Montana, bienvenidos...

Marisa: Bueno, muchas gracias.

Ángeles: Vamos a contar qué están haciendo. Resulta que ayer...

Eduardo: Perdón Ángeles, ¿qué estamos haciendo? Porque vos vas a ser parte también de...

Ángeles: Bueno, qué estamos haciendo. Pero ya se sabe lo que estoy haciendo yo.
Ayer, en uno de los mensajes de los oyentes salió “el potrillo” creo que era, de Paso de la Arena. Dijo: “Para aclararle a los oyentes, el 26 de Marzo de antes de la dictadura no es el mismo que el de ahora. O sea, son dos 26 de Marzo distintos”
Yo después hice notar lo que él había dicho y dije: “Bueno, a qué apuntará...” y nombré a alguna gente. Yo que sé, a cuando después de la dictadura Rosadilla quiso presentar al 26 de Marzo. O Semproni en un acto antes de eso, por el 83. Subió al escenario y dicen que subió (dice la prensa de la época) en nombre del 26 de Marzo. Bueno, y nombramos a varias personas más.
Después Marisa llamó para decirnos que a ella le interesa este tema, esta discusión. Nos dijo que ella estuvo en la época de la fundación del 26 pero después dice que estuvo años fuera del país y que hay una parte de la historia que no conoce.
Le dijimos que sería bueno juntarse, conversarlo y ahora lo vamos a hacer al aire entonces...

Marisa: Exactamente.

Ángeles: Eduardo Rubio aceptó estar acá también para hablar de esto...

Eduardo: Sí y con muchísimo gusto porque hay parte de las historias que tiene Marisa...

Ángeles: Sí, porque además antes de entrar estaban hablando de que habían estado... vos estabas relacionada con el interior...

Marisa: Claro, yo estaba en la comisión del interior del 26 en la central del Frente Amplio.

Eduardo: Yo estaba en el interior...

Marisa: Ahí estaba en la mesa con Seregni, con Michelini, con Víctor Licandro, con todos ellos. “Cuántos años han pasado” como dice el tango...

Ángeles: ¿Y Rubio era de Flores?

Marisa: Claro, él estaba en el interior.
Pero no, mi planteo es un planteo muy poco académico. O sea, yo no vengo a que me den una clase de política, de...

Ángeles: Claro...

Marisa: Yo estoy siempre, desde que existo, desde que tengo uso de razón, del lado del más pobre, del desposeído. Es una condición que no tiene más ideología que la de estar del lado del más pobre. Y la vida me ha llevado por esos derroteros.
Así fue como entré en un movimiento político que era independiente, que no tenía candidato...

Eduardo: Que no llevaba candidato...

Marisa: Que no llevaba candidato y entonces los militantes eran libres de votar al candidato que querían. Ya esa diversidad me atrajo. Entonces entré a un movimiento que daba cabida a toda la gente que tuviera ciertos principios sobre el anticapitalismo, el antiimperialismo y una distribución justa de la riqueza ¿no?

Ángeles: Exactamente.

Marisa: O sea, esos son principios que yo creo que no deben de tener banderas, porque la gente de izquierda tiene que coincidir en eso.
Yo hoy me dormí, iba a venir más temprano pero me dormí por culpa de la 36. Me desperté a las 4 de la mañana, como tengo la radio prendida siempre día y noche, estaban hablando estos venezolanos que me han dejado con los ojos como platos, quedé desmandibulada porque es brutal. Entonces claro, los escuchaba con una envidia y al mismo tiempo, con la claridad de expresión que tenía este hombre que hablaba y yo pensaba: pero todo lo que decía, es tan perfecto.
Cuando él dice: “...hay que dar hechos, hechos positivos...” Y que la gente aprenda a leer y a escribir, que la gente tenga un médico es un hecho incontrovertible.
Para mí, en mi país lo que más me duele, son las 2 generaciones o 3 generaciones de marginados que hay en los asentamientos, de gente que no ha tenido educación de higiene, de cultura, de ética, de familia, de nada. Frente a mi casa mataron hace 15 días, en una farmacia que está frente a mi casa en el Parque Rodó, a un muchacho que 10 minutos antes yo le había preguntado dónde podía comprar una tarjeta para el teléfono. Tenía 26 años, había venido de Rivera.
La culpa no la tiene el que mató, la culpa la tiene... Los trajimos del interior, llegaron a acá y qué hicieron. ¿Asentamientos con ellos? “No se quieren ir, están arraigados...”
¿Cómo que no se quieren ir? Yo le decía a Erlich cuando inauguramos la Cachimba del Piojo, que ahí estuve también en mis viajes. Venía y me metía con una amiga a vender lechugas para el huerto hidropónico o con esta gente de la Cachimba del Piojo. Y yo le decía: los gastos que va a hacer la Intendencia acá son a fondo perdido. Porque lo que hay que hacer es eliminar geográficamente los... ¿cómo se llama? Lo acabo de decir...

Eduardo: ¿Los asentamientos?

Marisa: Los asentamientos...

Eduardo: Ahora les dicen asentamientos, queda lindísimo...

Ángeles: Sí, los cantegriles...

Marisa: Claro, eso fue genial, lo que hablaba el venezolano ayer de los términos fue genial. Eso hay que publicarlo, publíquenlo, relevante en toda en esa información. Bueno, yo me divago como loca... pero todo tiene que ver con todo.
Ahora, yo vengo a acá y me encuentro con que el 26 de Marzo que está en la 36, porque el 26 de Marzo está en la 36, no tiene nada que ver con el 26 de Marzo que yo dejé cuando me fui. ¿Cómo que no tiene nada que ver? ¿Por qué se llama 26 de Marzo? Primera pregunta, conteste compañero...

Eduardo: Notaba primero, dejáme que yo me divague un poquito también porque hay cosas que a uno lo emocionan y este primer número de la revista “Cuestión”...

Marisa: Lo traje yo, claro, claro...

Eduardo: Que trajo Marisa, es parte de la historia de cada uno de nosotros. Me acuerdo, éramos muy botijas y vendíamos esto en Flores. Y cómo lo vendíamos...

Ángeles: ¿En Flores?

Eduardo: Se vendía como pan caliente la revista “Cuestión” en un tiempo en que la lectura era parte de los hábitos...

Marisa: Porque había cultura, había cultura...

Eduardo: Sí. No lo vendíamos en los sectores más pudientes, esto era para profesores, maestros y gente de pueblo.
Pero 2 artículos que yo creo que muestran parte de la historia. Esta “Cuestión” salió antes del acto del 26 de Marzo del 71, es de principios de marzo. Primero, nadie puede dudar que “Cuestión” estaba identificada claramente con un sector de la vida política del país que luego se expresó como el Movimiento 26 de Marzo. No existíamos como Movimiento 26 de Marzo, en ese momento sería el grupo independiente de la calle Piedras, o el grupo independiente, algo así. No me acuerdo...

Marisa: Movimiento Independiente del 26 de Marzo...

Eduardo: No, no pero 26 de Marzo nos llamamos después del 26 de marzo. Esta revista es de antes del 26 de marzo, de antes.
Y convoca al acto que iba a tener, dice así: “El 26 de marzo la ciudad de Montevideo y con ella todo el país, vivirá una jornada histórica” estaba convocando al acto del Frente Amplio.
Y luego, una declaración de UTAA, UTAA y el Frente Amplio, esto era un sindicato de trabajadores rurales, de los cañeros. No lo voy a leer todo pero acá aparecen compañerazos. Está pidiendo por Vique, Santana y Castillo. Yo estoy seguro que “la chacha” Santana debe estar escuchando la radio y que se debe acordar de Marisa. Y define que UTAA, en el marco de un combate muy fuerte, el sindicato apoya al Frente Amplio.
¿Qué dirían ahora? ¡Ay, cómo se meten en política los sindicatos! ¡Qué terrible! Pero mirá, año 71...
Entonces, respondiendo a la pregunta de si este 26 es el mismo que el del 71. Habemos unos cuantos que estuvimos toda la vida en el 26, pero ni siquiera eso sería garantía de continuidad. Porque la continuidad, a una fuerza política se la da su proyecto, su ideología, su planteo.
¿Qué era el 26 de marzo del 71? Una fuerza política nueva que se ubicaba en esa América Latina totalmente identificada con el planteo de la lucha de la liberación nacional y el socialismo, hija sin duda de la revolución cubana y del Che...

Marisa: De acuerdo...

Eduardo: Había otro sector de la izquierda, también de contenido revolucionario, más identificado con los partidos comunistas. Eran las dos vertientes fuertes de izquierda de aquel momento.
Entonces, el 26 de Marzo de ahora, ¿reivindica la lucha por la liberación nacional y el socialismo? ¿Se sigue identificando con Cuba, con el Che y con esa lucha? Si alguien tiene dudas que me las explique. No hay ninguna duda. O sea, la continuidad está dada en el proyecto que defendemos. Yo diría que hemos madurado, que hemos profundizado.
El otro día me decían los medios de prensa: “...pero no están los mismos porque Benedetti no está...”
Y yo me pregunto, ¿en el Partido Comunista, Eugenio Gómez estaba después del 56? Y era fundador del Partido Comunista y lo cubrió Arismendi en un congreso, que creo que fue el 16 congreso ¿no?
Y ahora en el Partido Comunista no está Jaime Pérez que era Gardel después de la dictadura. ¿Pero qué? ¿No es del Partido Comunista?...

Marisa: Mirá, no es por interrumpirte pero viene a cuento porque los referentes son buenos pero la idea es superar esas ausencias, lo que no queremos es más que no esté nadie. ¿Cómo que no está fulano? Porque lo echó mengano o porque discrepó con tal.
Yo tengo el mismo grupo de sangre que Sarthou o que Benedetti. Estoy integrando el Movimiento por la Tierra y Contra la Pobreza que fundó Raúl Sendic padre en 1967. ¿Quedó claro? Raúl Sendic padre, padre.
Entonces, soy coherente, estaba con la UTAA en el 71 y estoy con la UTAA, con los cañeros que están ocupando las 36 hectáreas en el norte.
Y mientras yo pueda colaborar para apoyar al que cumpla con el reglamento de tierras, que la tierra es para el que la trabaja, ahí me van a tener.

Ángeles: Ese es el desafío más grande...

Marisa: Mi pregunta con respecto al 26 de Marzo es esta. Yo no sé lo que son los seispuntistas y a lo mejor es una frase prohibida pero para mí, como dije cuando entré, ahora que me corté el pelo ya no me tiño más...

Eduardo: La verdad nos hace...

Marisa: La verdad nos hará libres y saber es poder. Por lo tanto si sabemos la verdad seremos poderosamente libres...

Ángeles: Saber la verdad, opinar sobre eso y tomar partido, eso es muy importante...

Marisa: Claro, por eso no tengo ningún prejuicio en preguntar. ¿Qué significa el seispuntismo?

Ángeles: Bueno, pero por lo de Benedetti y no solo por Benedetti sino porque ya pasan muchos años. Fidel mismo lo dijo hace tiempo, no sé con que tema andaba, pero que son hechos sociales los que se viven y hay sacudones sociales. Nosotros vivimos un sacudón muy importante en los años 70 con la dictadura, con todo lo que hubo. Todo lo que significa lo que hay atrás de la cárcel, de los asesinatos, de la tortura, del exilio. Y a todas las personas hay que reconocerles también el derecho, estuvieran en el lugar que estuvieran, de decir: bueno, hasta aquí llegué. Yo puse hasta acá pero ahora conmigo no cuenten...

Marisa: Bueno pero después me vas a explicar qué tiene que ver eso con el seispuntismo...

Ángeles: No, eso es otro tema y con eso vamos después. Pero digo por el hecho de que haya gente que estuvo en una época y después no está. Tiene derecho la gente, por más cuando a uno le duela cuando se va un compañero...

Marisa: Es que nada es monolítico, claro...

Ángeles: Nada es monolítico y las personas cada una hace su proceso, sus opciones y tendrán sus razones. Y hay gente que cambia y elige otra forma de vida y tienen derecho. Lo que es malo es cuando es eso realmente lo que pasa y te arma un lío político de discrepancias, de cosas...

Marisa: El asunto es no debilitar, no debilitar...

Ángeles: Claro, el que dice: -bueno, yo doy un paso al costado. Es respetable, es respetable...

Marisa: Sí, pero no debilite...

Ángeles: Claro, no le haga la guerra al cuete.
Bueno, ahora saltamos de allá del 71 al seispuntismo que fue en el 80 ¿no?

Marisa: Yo no estaba, por eso...

Ángeles: Yo quiero que me dejen decir esto porque si estamos con que la verdad nos hace libres... Que yo estaba en el 26 de antes en el momento en que lo disolvieron, en que llegó un planteo político “...compañeros, se disuelve el 26 de Marzo. Cada uno por su lado...” y que nosotros preguntamos ¿pero cómo vamos a hacer, si nos desperdigamos todos?
“Bueno, ahora hay que construir un partido, cada uno a su casa...” Había que estudiar cada uno por su cuenta y un día se crearía un partido.
Pensamos que íbamos a pasar 600 años esperando eso ¿no?
Nos tuvimos que ir del país, nos corrieron, todo eso. Año 75 y 76. Cuando nos vamos, todo el mundo salía quebrado, te decían eso y salías quebrado. Entonces te decían como consuelo que los irlandeses llevan 400 años de lucha. Como diciendo: así que nosotros podemos pelear 400 años.
Cuando en el año 81 recibimos una cartita firmada por Fernando Vázquez que llegaba desde Brasil, nosotros estábamos allá en el medio del Polo, llega una cartita desde Brasil de Fernando Vázquez, nosotros dijimos: -bueno, empezaron a salir, se va a reconstruir algo. Después vino la reconstrucción y no hubo que esperar 400 años, ahí entró el 26...

Eduardo: Sí, creo que es parte que dice Ángeles es parte de una historia de la derrota ¿no? que sufrió el movimiento popular uruguayo y que está vinculado también a la historia del MLN, del 26... La disolución del 26 es un acto terrible, formó parte de una corriente liquidacionista de todo el proyecto revolucionario uruguayo.
Hubo una dirección entera del MLN conformada por gente –como le llamaban “los renunciantes”- que tuvo como objetivo la liquidación de una organización revolucionaria del Uruguay. Está Kimal Amir, está el negro Mansilla, está toda esa barra que es parte de la historia. Esos no siguieron en el 26 de Marzo...

Marisa: ¿Vive todavía Kimal Amir?

Eduardo: Sí, sí, vive sí, en el Partido Colorado. Es parte del partido Colorado. Mansilla está en el Partido Nacional...

Marisa: Lo que tú decías, todo el mundo tiene derecho a cambiar pero así no...

Ángeles: Exactamente, para cambiar así no...

Eduardo: Yo decía que un revolucionario puede cansarse y dar un paso al costado, lo que no tiene derecho es a frenar a los demás. Esto me parece que es otra cosa, en esto ya podemos hablar de una traición ¿no?

Marisa: Ahí está...

Eduardo: Pero el seispuntismo, dentro de la cárcel, los compañeros que estábamos en la cárcel y en esto vamos a sacarnos todo el protagonismo que no tuvimos. Pero ahí también se expresa la derrota, hay muchos presos del MLN y un sector incluso, que tenía como filosofía que todo había estado mal. Que había sido un error histórico desarrollar la lucha armada. Que el MLN y el 26 eran expresiones de la pequeña burguesía, que nos faltaba ideología, que los dirigentes históricos se habían equivocado de pe a pa. Eso estando presos, ponete en el lugar de los compañeros...

Marisa: Con el subjetivismo de la derrota, la derrota con mayúscula porque se está preso...

Eduardo: Ponete en el lugar de los compañeros que tenían su historia, hasta hechos violentos en serio, ajusticiamientos, etc. Decirles que había sido todo al santo botón, que había sido todo en realidad una aventura y que “nos aislamos del pueblo” – esa era una frase predilecta...

Marisa: Nos aislaron del pueblo...

Eduardo: Ahí va la bocha. ¿Y cuánto? ¿Y por qué?

Marisa: Nos aislaron con mucha inteligencia...

Eduardo: Digo, nos aislaron. ¿Y después qué pasó? ¿El pueblo a quién respondió? ¿Es que respondió a los fascistas? No, le ha respondido a aquellos que simbolizaban y simbolizaron esa lucha.
Entonces, ante la ofensiva liquidacionista y más derrota sobre la derrota, empieza un grupo de compañeros a buscar puntos de apoyo para reconstruir lo que para nosotros y creo que para gran parte del pueblo, tenía plena vigencia. Que era una concepción de lucha, la concepción de la lucha por la liberación nacional y el socialismo desde nuestro punto de vista, incluso en el fondo del calabozo, tenía plena vigencia.
Entonces, se elabora, se empieza a estudiar y se empieza a recuperar la ideología, se preservan los libros de marxismo como un tesoro –porque hay que estudiar a Marx y a Lenin. Se esconden, se embagayan, llegamos a aprender libros de memoria para poder transmitir y se establece una base, una plataforma que partía primero por reconocer que en el mundo el imperialismo no era omnipotente y que en aquella etapa había un sistema socialista que era la contra cara del imperialismo, con todos los defectos que podía tener. Ahora, ¿el mundo era mejor o peor sin el sistema socialista? Después de que cayó el socialismo fue la debacle, fue la ofensiva.
La reivindicación de Cuba como el faro que alumbraba la lucha en América Latina. Nunca, nunca nosotros tuvimos una duda acerca del carácter socialista y revolucionario de la Cuba.
Bueno, junto con ello la defensa de la lucha que se había desarrollado. El no renunciar a nada, porque uno puede tener una visión autocrítica...

Marisa: ¿Estás enumerando puntos?

Eduardo: Sí, seguro.
Uno puede tener una visión autocrítica, la debe tener. Ahora, cuando estás acorralado, cuando estás contra el piso no te pongas a pensar en tus defectos, pensá en tu fortaleza para salir del rincón.
Entonces, si te tienen allá en la punta del obelisco, pelado, sin vínculos... ¡Pá, muchacho, reafirmate en tu identidad! Y eso fue lo que hicimos, no renunciamos a nada. Capaz que en forma dogmática, reivindicamos toda la historia de lucha...

Marisa: Ahí va...

Eduardo: Perdoname, te hago toda la historia punto por punto. La reivindicación de la lucha del MLN y de todo, después había tiempo para ver qué estuvo bien y qué estuvo mal. Pero en ese momento, cuando te tienen abajo de la pata, pensar y decir que te equivocaste, no, no. Ahí todos juntos.
La reivindicación del Frente Amplio como proyecto de la unidad de nuestro pueblo...

Marisa: Y hoy también tenemos que hacer eso...

Eduardo: Claro, pero en aquel momento, el Frente Amplio sin duda, estamos hablando de este Frente Amplio, el que UTAA apoyaba...

Marisa: Sí, el que queremos reivindicar...

Eduardo: El de Zelmar, el de Ruben Sasano en pueblo por pueblo y habían quienes decían que el FA no, que era la expresión de la burguesía, etc.
Nosotros reivindicamos al Frente Amplio, reivindicamos a los dirigentes históricos que en ese momento no estaban porque entendíamos que eran el símbolo de aquella lucha que se había tenido. Y que después, en otras condiciones podía darse todo pero que en ese momento, a no ser que hubiera alguna duda de fondo sobre algún compañero, los compañeros eran la referencia para la militancia.
Es muy grave en esas condiciones decir que ya fue esa dirección ¿por qué? Y reivindicamos sí, pensando que en aquel Uruguay del 71 el FA tuvo 2 grandes pilares. Por un lado la concepción que venía de los partidos comunistas históricos vinculado a la clase obrera y por otro lado la otra vertiente de la lucha de liberación nacional mucho más afincada en la realidad de América Latina, hija de Cuba, del Che.
Decíamos que la alianza entre los sectores revolucionarios que definíamos en aquel momento como el Partido Comunista y todo el espacio que era el MLN y el 26, necesitaba afirmar la unidad para poder conducir un proceso revolucionario.
Entonces, esa historia, esos son los 6 puntos si querés en forma muy resumida, muy esquemática...

Marisa: ¿Y esa reivindicación del Partido Comunista fue resistido por los oponentes, digamos?

Eduardo: Pero fue resistida la reivindicación del MLN, fue resistida mucho más que la del Partido Comunista. Porque en aquel momento para muchos que hoy además son encumbrados dirigentes, de aquello por favor, no le hablaras del pasado. Todo pequeña burguesía, todo puchísmo, etc.
Entonces, esa plataforma básica, que no es perfecta que contendría y contenía sin duda algunos errores, pero hay que entenderla en el marco de aislamiento que fue generada...

Marisa: Bueno perdón pero ahora voy a decirte que si todo este preámbulo, esta explicación histórica significó en algún momento el paso previo a la situación actual, en la que veo una apertura que no vi en los viajes que yo hice a Uruguay. Incluso no tuve acceso ni a la radio, a acá. “A acá no podes entrar porque son seispuntistas”...

Ángeles: ¿Te decían así?

Marisa: Entonces, no señores, yo tengo que decir la verdad. Que no entrara a la radio y yo me acerqué muchas veces a la radio.

Ángeles: Te decían que no vinieras...

Marisa: No, no, no me recibían. Sin ir más lejos, a acá Chichita Sasano ha llamado al terminar de comer en su casa con Sasano y Chichita ha llamado y ha dicho: -mirá que Marisa está con una línea política tal y tal...
-Sí, después te llamo. Y no me llamaron, de esta radio.
O sea que yo estoy diciendo aquí, como dije, todo ¿no?

Ángeles: Sí, sí...

Marisa: Y yo entré por el Movimiento por la Tierra, porque vine con Luis. Porque cuando Luis me dijo -vamos a la 36. Yo le dije que a la 36 no podía ir. –¿Cómo? –Y no, porque todas las veces que quise ir a la 36 no tuve entrada.
Entonces Luis me trajo y me recibieron muy bien. Y yo, que en ese sentido voy por el camino de la inclusión, no de la exclusión.
¡Ah! Esta mañana –permitime el inciso- una cosa tan brillante que dijo alguien de la oposición que dijo que este proceso es un proceso de inclusión sin excluidos y sin excluir los incluidos...

Ángeles: Ah ta, impresionante. (...)

Marisa: ...me hizo perder la carrera entre otras cosas porque yo tenía que trabajar proscripta, yo viví toda la dictadura aquí, yo no me exilié, ojo. Toda la dictadura la viví aquí, en Atlántida que es un pueblo que adoro, mi segunda patria.

Eduardo: Ahora, de que hay una apertura más ahora, yo diría...

Marisa: Eso me parece fenomenal, porque ese dogmatismo que dijiste tu, si en algún momento fueron dogmáticos o se... Es decir, cuando se dice que hay presos políticos en Cuba. Yo digo que sí y que los haya mientras quieran molestar a la revolución.
Y si mañana Chávez se pone duro también, que lo haga porque tiene que defender... y eso que él no se pone duro, que deja –como dijo el tipo- la gente está marchando por la calle...

Ángeles: Yo creo que una cosa muy importante que decía Rubio recién de lo de los 6 puntos, lo que fueron esos 6 puntos, en el medio en que se estaba, preso, con rehenes como se tenía en aquella época, con la gente corrida, estaba todo desorganizado.
Yo por eso contaba este caso porque era el despelote total, todos los militantes sueltos, la pelea de todos contra todos, cada uno era una organización en sí misma. ¿Cómo reorganizas vos a la gente en esas condiciones? Tenés que tener una base, tenés que tener una baldosita o un ladrillo donde puedas apoyar los pies. Después ves cómo arreglas los brazos, para dónde pones la cabeza, si te peinás pero primero tenés que hacer un firme en algún lado. Y esto era un esquema, sabido que es un esquema, un esquema desde donde vos te apoyás. Después empezamos a discutir otras cosas...

Marisa: Y los esquemas tienen esas rigideces, claro...

Ángeles: Pero los precisás para poderte parar. Un esquema es el esqueleto humano pero si no fuera un esquema como es estaríamos tirados como una bolsa en un rincón...

Marisa: Bien, bien...

Eduardo: Exactamente. Nosotros ese esquema, ese dogmatismo además reconocemos...

Marisa: Si se superan, fenomenal...

Eduardo: Pero si vos analizás cualquier proceso revolucionario y vas a ver que la reconstrucción o la construcción de cualquier fuerza revolucionaria parte de un esquema que en principio siempre es muy firme y muy duro. En la medida en que vos empezás a cobrar fuerzas también podés tener mucho más amplitud.
No le voy a esquivar el bulto, digo la radio responderá. Yo creo que si viniste o nos llamaste, la verdad es que no tengo esa historia. Ahora, esta radio yo creo que ha sido la más amplia de todo el Uruguay. En esta radio hablaba Tabaré Vázquez todos los miércoles y dejó de venir él porque quiso, nunca se lo sacó. Nunca se lo sacó incluso ya teniendo diferencias.
Acá han hablado todos los sindicatos. Hoy Juan Castillo que nos dice de todo en “Búsqueda” se aburrió de hablar por estos micrófonos...

Marisa: Ah, pero podríamos hacerle una aclaración, ¿qué están infiltrados dice?

Eduardo: Seguro. No, te quiero decir que capaz que fue un error, capaz que fue un descuido pero el día que pisaste esta radio creo que nadie ni te preguntó ni nada y sos parte de esta familia diciendo las cosas que decís, que por suerte las decís porque lo peor...

Marisa: Es que si no las pudiera decir no vengo...

Eduardo: Y lo peor es no decirlas y no ir de frente...

Ángeles: Lo único, cuando vos me decías por qué te preguntaba eso, porque no se me ocurre qué esquema podría haber habido acá para decir que Marisa Montana en esta radio no habla. Porque jamás de los jamases.
Lo que puede sí haber pasado es que hayas llamado y haya recibido la llamada alguien que no te conoció, alguien que no sabía el nombre, puede pasar así...

Marisa: No, no, bueno dejalo así, dejémoslo ahí...

Ángeles: Porque gente que ha querido venir y no ha podido estáte segura de que se puede hacer una lista...

Marisa: vamos a no hacer caudal, vamos adelante...

Eduardo: Antes de ir a la infiltración 2 cosas ¿no? El primero, nosotros sobre ese esquema empezamos a reconstruir, a reconstruir y a levantar cosas que mucha gente no quería ver más en la vida. Mirá que sacamos lo personal, estamos hablando en términos colectivos.
Para alguien que vaticinó que el socialismo se moría, ver a Fidel y a Chávez es como ver al demonio. Entonces los que dijeron que no iba más la lucha por la liberación nacional, que al 26 había que disolverlo, cuando aparece de nuevo les entra la fiebre tifoidea, les da rabia y bronca. Porque es la confirmación de su error histórico y estratégico.
Entonces, ahí surge una campaña brutal. Hablar del seispuntismo todavía es como hablar del diablo y el primero que habló muy mal del seispuntismo fue el Gral. Rapela al que le asisto toda la razón en odiarnos. Nosotros queríamos liquidar a la dictadura y a los milicos.
Entonces, el primero que dijo que íbamos a invadir al Uruguay fue el Gral. Rapela, supongo que nadie pensará que Rapela es un hombre de izquierda ¿verdad? Y que nos acusaba de dogmáticos, no. Nos visualizaba como un enemigo muy duro y éramos un puñadito.
Sobre esa base reconstruimos el 26, el 26 de Marzo en el exterior. Peleamos para volver al FA porque cuando la disolución del 26 de Marzo se cometió además el crimen de sacar al 26 del Frente Amplio.
A nosotros nos decía el Dr. Villar, tengo una carta de separación. Es la única organización que se fue con una carta...

Marisa: ¿En qué año es eso?

Eduardo: 75 habrá sido...

Ángeles: Sí, 74 o 75...

Eduardo: Entonces reconstruimos eso, fuimos reconstruyendo y armando y hoy somos lo que somos. ¿Somos los mismos del 71? No, nadie puede ser lo mismo del 71 ¿no?...

Marisa: Por suerte, por suerte...

Eduardo: ¿Pero qué es lo que mantenemos? Los principios y el proyecto político...

Marisa: Claro...

Eduardo: Entonces, hoy no podemos decir más que la Unión Soviética es vanguardia de nada porque obviamente se vino abajo lamentablemente.
Ahora, ¿quién nos saca a Cuba? Y además ahora tenemos a Venezuela y tenemos a la FARC...

Ángeles: Yo quería decir que nosotros hicimos un aprendizaje acá en la radio también. Y hemos ido aprendiendo una cosa que ahora es el lema de esta radio que es conocer la verdad. Eso que vos dijiste de que saber la verdad nos hace libres... Conocer la verdad aunque sea horrible, aunque la verdad sea escuchar a uno que dice ustedes son esto y son aquello como nos dicen todos los días.
O traer de invitados, nosotros trajimos a acá de invitado un día a un diputado que nos echó del Frente y lo escuchamos echándonos del Frente, porque creemos en el debate, en que aparezcan opiniones diferentes y se pueda debatir. Entre compañeros, entre gente que lucha para el mismo lado, que se pueda debatir y que de ahí va a salir la verdad...

Marisa: Es que ese es el camino, no hay otro...

Ángeles: Ahora, por eso digo, aparte de lo otro que lo mantengo de que Marisa Montana no tenía ninguna restricción, lo que sí hicimos nosotros fue un aprendizaje. Que hay que escucharlos a todos, que tenemos que debatir y que no le tenemos miedo a la confrontación, al contrario...

Eduardo: Queremos el debate...

Ángeles: nos quedó el tema de los infiltrados por responder pero nos llega la pregunta de un oyente, Regino de la Aguada que dice ¿por qué se fue Raúl Sendic del 26 de Marzo?

Marisa: Raúl Sendic hijo...

Eduardo: Esta es más cortita. Creo que es público y notorio, se quedó con el cargo en ANCAP de vicepresidente y no con la política del 26 de defender determinados principios y confrontar con la política del gobierno. Es la opción que él hizo, es pública y notoria. Y creo que este tipo de preguntas a veces se hacen como pretendiendo...

Ángeles: Deschavar...

Eduardo: Es así, tan sencillo...

Marisa: dejó de hacer política en realidad...

Ángeles: Sí y acá no hablemos de reconocer el tener derecho a cambiar porque vos no podés, hasta el 25 de noviembre llamar a la confrontación mayor, criticar y denostar lo que se venía, que veíamos que se venía aunque superó toda imaginación, y al día siguiente coincidentemente con que se está armando el equipo de gobierno cambiás de posición y decís que hay que tener paciencia y que vamos paso a paso...

Eduardo: Cómo decía ayer Chávez, habló de social-traidores ¿no?

Marisa: Sí, estuvo brillante...

Eduardo: Bueno, vamos a hablar de los infiltrados porque hoy Juan Castillo se dedicó a hablar del 26 en “Búsqueda” y duramente.
Nos acusa de... Primero que yo creo que Juan Castillo exagera nuestra fuerza. Yo voy a decir que somos mucho más modestos nosotros.
Porque nos acusan de que estamos dividiendo al PIT-CNT, a FUCVAM, a ONAJPU y al Frente Amplio. Jodida fuerza tiene el 26 para dividir todo eso a la vez. Además hay cosas en las que no estamos, ni picamos, pero ta...
Primero, no queremos dividir y además se necesita mucha fuerza para eso.
Después dice Castillo que estamos infiltrados, Juan Castillo que estamos infiltrados y que le estamos haciendo el juego a la derecha...

Marisa: Sí, claro. Si se estuviera dividiendo es el juego de la derecha, la derecha lo que quiere es dividir...

Eduardo: Pero dice Castillo que nosotros podríamos estar en cualquier estrado junto a García Pintos, al diputado García Pintos. Vamos a analizar esto porque merece ser analizado...

Marisa: ¿Dice eso?

Eduardo: Dice eso sí, que le estamos haciendo el juego a la derecha, que estamos infiltrados y que podríamos estar en cualquier estrado con García Pintos. Y Castillo dice además que no entiende cómo nosotros criticamos al gobierno aún antes de que asumiera. Y después se entrevera entre el gobierno y el FA que obviamente para Castillo es lo mismo el gobierno que el FA y creo que el PIT-CNT que el gobierno, pero vamos por partes.
Cuando dice que estamos infiltrados le tenemos que preguntar por quién ¿no?

Marisa: ¿Pero no sugiere nada tampoco?

Eduardo: No, no. Lo primero que le digo a Castillo es que si usted sabe que estamos infiltrados y conoce a los infiltrados le pido por favor, nombre, apellido y la denuncia porque asumimos la responsabilidad de echar a cualquier infiltrado cuando se pruebe que es infiltrado.
Segundo, la pregunta es de quién y por quién. Vamos a suponer, los infiltrados del Servicio de Inteligencia, del Ministerio del Interior y del Ministerio de Defensa responden al gobierno. O sea, nos mandó a infiltrar Daysi Tourné o Azucena Berruti. Esos infiltrados tendrían que estar empujando al 26 a apoyar al gobierno. Porque si son del Servicio de Inteligencia, vamos a razonar, Daysi Tourné reconoció que infiltró la marcha antiimperialista con 20 y pico de tipos. Capaz que rompieron vidrios, no sé que hicieron pero si estuvieran infiltrados en el 26 estarían empujando a que el 26 defendiera al gobierno porque trabajan para el gobierno. ¿O es que Castillo dice que los Servicios de Inteligencia trabajan contra el gobierno? Habría que aclarar eso.
Otra cosa que era muy común antes, son agentes de la CIA. ¿Te acordás que del 26, de los cañeros se dijo que eran agentes de la CIA? Pero tampoco funcionaría porque Bush es amigo del gobierno uruguayo. Vos fijáte en el documento de Licandro que deja clarísimo que estuvimos ocupados militarmente por EE.UU. con el consentimiento del gobierno uruguayo. Bush y Tabaré pasearon por Anchorena, nuestros servicios de inteligencia ayudaron. O sea: tampoco sería contra el gobierno porque vamos a suponer que un infiltrado de la CIA tendría que apoyar el TIFA, tendría que apoyar el TLC, tendría que apoyar la alianza estratégica con los EE.UU.

Marisa: Si no fuera tan grave es un grotesco

Eduardo: Un agente de la CIA tendría que apoyar las plantas de celulosa entonces tampoco nos da que sea un agente de la CIA. ¿Serán infiltrados de las Cámaras empresariales? vamos a suponer porque capaz que la Cámara empresarial infiltró al 26 de Marzo. ¿Qué haría un infiltrado de las Cámaras empresariales? Lo primero sería apoyar a BOTNIA y a ENCE, el monocultivo de eucaliptus, la política de atracción de inversiones extranjeras, los privilegios al sistema financiero, el TIFA, el TLC, insisto, cualquiera de esos infiltrados tendría que estar empujándonos a apoyar al gobierno entonces Castillo: estaríamos infiltrados por Chávez, que dice que los que defienden estos cambios poco a poco, tipo social demócratas, se transforman en social traidores. ¿Será que estamos infiltrados por Chávez o por Fidel? La verdad que cuesta entender. Y que podríamos estar con García Pintos en cualquier estrado, se equivoca de vuelta. Fíjese que el gobierno progresista que defiende Castillo, presentó el proyecto de García Pintos para reparar a las víctimas de la sedición. García Pintos apoya el nunca más Castillo, el nunca más del gobierno progresista que nosotros estamos en contra.

Marisa: ¿Por qué no lo invitamos a Castillo que venga acá y diga?

Eduardo: Que explique.
Entonces nos parece que la acusación lanzada tan livianamente y me parece que con tanta bronca, responde a otro estado de ánimo y no a la realidad.
Realmente vamos a discutir cuál es el papel del movimiento obrero, cuál es el papel de la izquierda, de qué lado tiene que estar. Entonces Castillo, lo que hay que explicar es por qué el PIT-CNT no hizo una movilización contra el TIFA; por qué no hizo un paro general contra el proyecto de reparación de las víctimas de la sedición, por qué no hizo un paro general cuando vino Bush. Quien apoya esas cosas, quien apoya las políticas del gobierno, está apoyando las políticas de la derecha.
Una sola gestión de García Pintos, de De Posada en contra de las principales medidas del gobierno. ¡Una sola que nos muestre Castillo en la que nosotros estemos de acuerdo con la derecha y el gobierno esté de alguna manera confrontando con la derecha!.
¿Hay alguna declaración de García Pintos contra la planta de celulosa?
¿Hay alguna declaración de García Pintos, de Sanguinetti o de Lacalle contra el TIFA o contra el TLC?
¿Hay alguna declaración de García Pintos contra la visita de EE.UU., de Bush y de toda la comitiva? No, no hay Castillo, no hay. Hay un terrible error conceptual porque en realidad quien está respaldando las políticas del gobierno, esencialmente la de Astori, es quien está respaldando las políticas de la derecha. Confrontar con esas políticas, es mantener –por lo menos es lo que entendemos nosotros- mantener el proyecto, las banderas y la política de la izquierda. Y bueno, de Castellano de FUECI ni hablo. Dice que no defendemos los intereses de los trabajadores y que defendemos otros intereses. La pregunta mía es ¿qué intereses defiende Castellanos?

Marisa: Bueno, yo escucho mucho la radio pero no encuentro el matiz, la defensa que no sea del movimiento obrero. No la encuentro en ninguna hora, en ningún minuto. No sé a que se refiere cuando los acusa de eso.
Yo tengo que decirlo como oyente que soy de la radio.
¿Esto termina a las 11? se está terminando y antes de que se terminara me gustaría también que me quedara a mí una cosa clara. Perdone.
Yo soy del Frente Amplio y siempre voy a votar al Frente Amplio, no quiero votar más a los blancos y los colorados. Eso quiero que quede muy claro. No debemos pensar en otra cosa que no sea nuestro Frente Amplio, el Frente Amplio que añoramos, el Frente Amplio que no se cumple, el programa del FA que estamos esperando que se cumpla. Yo voy a trabajar para que se cumpla el programa del FA por el que voté. Vengo a reclamar mi voto señor Tabaré Vázquez, yo no sabía quien era usted señor Tabaré Vázquez, porque yo vivía en España corriendo la coneja para poder vivir. Yo no podía ni leer política ni nada porque tenía que andar todo el día en economía sumergida, explotada, trabajando, limpiando mierda española para poder comer. Yo no sabía quien era usted pero confié y resulta que el primero de mayo de 2005 fuimos exultantes de triunfo todos, el gobierno y el pueblo; compré las banderas y anduve con las banderas del Frente: habíamos llegado al gobierno, era primero de mayo, estábamos todos ahí. El primero de mayo siguiente yo seguía en España porque recién me he venido ahora definitivamente, y veo en el informativo que era primero de mayo y el señor presidente de la República Oriental del Uruguay Tabaré Vázquez, presidente del Frente Amplio, estaba en Washington con Bush.
¡El primero de mayo siguiente! Y se me cayó el alma al piso, dije ¿pero cómo? ¿Qué es esto? Yo no entiendo nada de política pero los hechos son muy caprichosos, son contundentes. Y yo vi eso y quedé...
Entonces antes que terminemos, quiero que las personas que discrepamos y discrepamos porque queremos reivindicar, no queremos romper. Yo no quiero romper, al contrario, yo estoy aquí porque no me ofendo, no, porque si las puertas se abren, entro para unir, para que seamos más, sin exclusiones, abriéndonos la cabeza para ver que son muy cortitos los principios: es la salud, es la educación, es la libertad económica.
Me acuerdo cuando Crotoggini decía “la libertad económica es muy importante”. Y lo decía Brecht y nosotros en el teatro. No sé, lo decía alguien ahí, lo decía yo en Ayúdeme usted, un programa que hacía en el 12 que un día entró Washington Beltrán y dijo “esta mujer está dando una clase de marxismo” y yo no sabía lo que era el marxismo. Claro, era el año 62, estaban cerrando las importadoras, la gente empezaba a perder fuentes de trabajo, cerraban las metalúrgicas, cerraba la Ford... y me llegaban a mí cartas pidiéndome ayuda y la gente me decía “mire, yo estoy sin comer desde ayer” y yo decía claro, pero si usted no come mi amigo, el cerebro no le va a funcionar para tener una buena entrevista entonces primero el estómago y después funcionará la cabeza. Entonces, por eso es que yo estoy aquí y estaré en todos los movimientos pero sin romper un movimiento de izquierda que por ser amplio, ha tenido estas fisuras. Por ser tan amplios fuimos tan ingenuos que ahora tenemos que hacer un cernidor, ahora tenemos que cernir.
Y yo estoy con posturas como las de Guillermo Chiflett y con esas actitudes que son las que me demuestran a mí que no hay que casarse, no hay que dejar porque se tiene puesto de ANCAP. No, el dinero y la posición económica son...

Angeles: Y vos dijiste al principio que tenés olfato para estar al lado de los pobres.

Eduardo: ¿Y sabés qué? Nosotros nos hemos acostumbrado en todo este tiempo que llevamos de vida, que uno debe guiarse siempre por ese olfato “de qué lado me pongo”. Un revolucionario ejemplar como Lenin decía que ante cada hecho cuando uno no entiende, tiene que preguntarse a quién le sirve. ¿A quién le sirve el TIFA, a quién le sirven las plantas de celulosa,

Angeles: Estar el primero de mayo en Washington...

Eduardo: ¿A quién le sirve?

Marisa: Yo me puse tan esquemática en un momento de mi vida, que como no tenía tiempo de documentarme decía ¿están los Estados Unidos a favor? yo estoy en contra. Pero ahora no son los EE.UU.: es las multinacionales, es Europa, es parte de China. Ya no son sólo ellos.

Eduardo: Es así. Pero lo que nos tiene que guiar es la fidelidad a un proyecto político. Los nombres y las estructuras a veces.
La unidad: cuando hablamos de la unidad ¿la unidad para qué? ¿Qué unidad tenemos que defender nosotros? Si vos me decís mirá, pónganse todos juntos, tenemos que estar unidos adentro de este cuarto porque después vienen y te dan con un martillo, esa unidad a mí no me sirve.
Ahora si me dicen mirá vamos a juntarnos y nos cambiamos de cuarto y cuando entra el que nos va a pegar, le arrancamos la cabeza, esa unidad me sirve.
O sea la unidad en abstracto no tiene ningún sentido, la unidad tiene que tener un contenido, tiene que tener un objetivo. Entonces la unidad de los trabajadores ¿para qué sirve? para golpear al explotador. Ahora si vos juntás a todos los trabajadores para decirle <Bienvenido míster Bush>, esa unidad no te sirve. La unidad tiene que servirte para confrontar con Bush y con las políticas de Bush.

Marisa: Ahora, la tarea es muy larga porque además el camino está sembrado –para mí- de educación y nada más que de educación y de formación. Si no formamos y no educamos, la unidad también es una entelequia porque vamos a juntarnos ¿quiénes, los que realmente tienen una ética, que son incapaces de desviarse por atractivos económicos o de puestos o de superaciones? no. Entonces hay que educar y formar.

Angeles: Y parte de la educación es el debate, por eso estuvo muy bueno que vos vinieras, que preguntaras, opinaras.
Marisa, muchas gracias.

Marisa: Bueno, perdonen.

Angeles: Al contrario, muchas gracias.