LA MESA POLÍTICA  TIENE UN NUEVO INTEGRANTE: EL SEMANARIO TUVO EL PRIVILEGIO QUE NO LE FUE CONCEDIDO A LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS DEL FRENTE AMPLIO
Carta de renuncia del general Víctor Licandro  a la Presidencia del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio publicado en la edición del viernes 5 de octubre de 2007 en el semanario Brecha

 

Montevideo, 30 de agosto de 2007-10-05 Miembros del tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, ingeniero Juan Oliveras y profesor Carlos Gómez Haedo.

Presente

Estimados compañeros

  En mayo del año 1994 el Organo Provisorio de Conducción Política (OPCP), actuando con atribuciones de Plenario Nacional, designó al TCP/FA. En la primera sesión me nombraron su presidente, actuando como tal hasta el presente. Reconozco que ha habido momentos de dificultad en el funcionamiento del tribunal, resaltando la crisis que generó la renuncia del entontes presidente del Frente Amplio. Para el tribunal,  supuso un análisis profundo e el Plenario Nacional de marzo del año 1996 y el ajuste del texto del artículo 114 del Estatuto, además de la designación de cuatro nuevos miembros que llenaron las vacantes ya producidas. Los procedimientos se fueron ajustando a normativas claras y el tribunal actuó en un marco de manifiesta consideración.
  Las pérdidas sufridas por fallecimientos hicieron que, cuando en diciembre del año 2004 se produce el deceso del miembro ingeniero Luis Nunes, reiteráramos formalmente y con énfasis la necesidad de que el Plenario Nacional designara nuevos integrantes para el tribunal.
A pesar de las reiteradas gestiones realizadas en estos casi tres años transcurridos desde entonces no se ha obtenido el pronunciamiento de la dirección del Frente Amplio. El Plenario Nacional resolvió que para su siguiente sesión la Mesa Política Nacional le presentara propuesta de nombres para su designación como miembros del TCP/FA y, a su vez, la Mesa Política resolvió que la presidencia del Frente Amplio le hiciera la propuesta respectiva. Como estábamos llamados a participar en esa propuesta hemos sido reiterativos en recordar la omisión que se estaba padeciendo. Lo cierto es que no se ha cumplido la resolución del Plenario Nacional y su TCP/FA sigue con precariedad en su funcionamiento.
  Han quedado sin resolverse asuntos en trámite que hacen a la credibilidad que debe rodear el accionar del tribunal. Entre ellos:  el contralor de las “declaraciones juradas” de frenteamplistas designados en puestos públicos de particular confianza; el caso de los omisos en hacer sus aportes a las arcas del Frente Amplio; el caso planteado por el Movimiento de Participación Popular con referencia al senador Nicolini, asunto que no haya merecido la atención que correspondería a situaciones públicamente informadas, analizadas y calificadas,  quedando el tribunal de rehén  de una omisión de la que no tiene responsabilidad. Aunque no ha llegado al tribunal es evidente que el caso de las denuncias publicadas sobre funcionamientos de los casinos municipales amerita una aclaración del marco de transparencia en quienes cumplen la función pública.
Ante mi decisión de excusarme de participar en el caso planteado a principios de este año 2007 por el Movimiento 20 de Mayo, el tribunal quedó limitado a dos miembros en actividad. Con ello se prolonga la necesidad de receso que adoptáramos a mediados del año 2006.
Estimados compañeros: puesto que todo ello está en conocimiento del compañero presidente del Frente Amplio, ingeniero químico Jorge Brovetto, y como creo que no se debe consolidar esta situación, estimo conveniente quitar cualquier escollo que, en caso de ser de tipo personal, dificultara la tramitación necesaria para que el Frente Amplio recobre el normal funcionamiento del órgano que estatutariamente participa en algo que es sustancial en cualquier partido político: su disciplina partidaria.
Si se creyera oportuno hacer una nueva tentativa ante las autoridades nacionales del Frente Amplio, y por la necesidad de liberarme de preocupaciones que no puedo asumir, vengo ante ustedes a declinar mi responsabilidad de presidente del Tribunal de Conducta Política. Asimismo, quedo a vuestra disposición para transferir la información que hace al funcionamiento del tribunal.
Recalcando el altísimo honor que ha significado el compartir inquietudes con tan distinguidos compañeros y amigos, reconociendo expresamente el invalorable aporte de los compañeros funcionarios de Secretaría del Tribunal, los abraza
General (R) Víctor M. Licandro.

....................................

Opinión

VERDADES DE UNA RENUNCIA

FALSEDADES SOBRE LA EXPLICACIÓN DE UNA RENUNCIA

El presidente del Frente Amplio ingeniero químico Jorge Brovetto le niega a los representantes políticos del frente amplio 26 de Marzo y Corriente de Izquierda el contenido de la carta de renuncia del General Licandro y se la entrega al semanario Brecha. 

 

-Solamente aquellos  frenteamplistas que dispongan de 90 pesos para comprar el semanario Brecha podrán acceder al conocimiento de la Carta de Renuncia del General Don Víctor Licandro al Tribunal de Conducta del Frente Amplio.

-Segunda cosa. La carta que explica las razones del alejamiento del General Licandro al organismo de control tiene fecha 30 de agosto. Por lo que se le ocultó a los integrantes de la mesa Política por el Presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto durante más de un mes.

-Las razones ofrecidas por el Presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto ante el requerimiento de la carta por parte del representante del Movimiento 26 de Marzo en la Mesa Política Fernando Vázquez.
La explicación ofrecida por el Ingeniero Brovetto, el día lunes 1º de octubre después que el diario El País diera a conocer la existencia de dicha carta, fue de que antes que los representantes políticos a la Mesa debía ser presentada previamente al Plenario Nacional.
Pese a la negativa a dar a conocer la misiva y del exceso de celo y disciplina orgánica en el día 5 de octubre la misma fue publicada por el Semanario Brecha,  por tanto antes de que conocieran su contenido las fuerzas políticas.

-Fuerzas Políticas, que conviene recordar más allá de su tamaño, peso electoral y respaldo económico,  fueron electas democráticamente por los frenteamplistas para integrar el máximo órgano de conducción política a través de una elección en todo el país.

-Pese a ello, el Presidente del Frente Amplio Ingeniero Químico Jorge Brovetto se encargó de dar públicamente una versión a través de los grandes medios de prensa en particular la televisión, su versión personal, errónea y falta de la verdad, al señalar como causa principal de la renuncia del general Licandro motivos de edad.
Por lo que en todo el país cientos de miles de frenteamplistas a esta altura está convencidos de que el general don Víctor Licandro renunció al tribunal de Conducta por razones de longevidad, y unos pocos en condiciones de gastar 90 pesos conocerán las verdaderas y auténticas razones.

-Las cuales en su orden, las gestiones realizadas durante tres años frente a la Mesa Política para la designación de nombres para su designación como miembros del Tribunal de Conducta, en  razón de las pérdidas sufridas por el fallecimiento de uno de sus integrantes el Ingeniero Luis Nunes.

-En segundo lugar, la situación de desconfianza en el Tribunal por que  han quedado sin resolverse asuntos en trámite que hacen a la credibilidad que debe rodear al accionar del Tribunal.
Entre ellos el primero el controlar las “declaraciones juradas” de frenteamplistas designados en puestos públicos de particular confianza.
Además de los que están robando la plata por que están omisos en hacer sus aportes a las arcas del Frente Amplio, y ya van dos años y medio de gobierno.
Lo tercero el caso de Nicolini que planteara el MPP donde el tribunal es rehén de una omisión de la que no tiene responsabilidad.
Todavía no ha llegado la información al Tribunal sobre el funcionamiento de los casinos municipales, con el escándalo público sobre las acusaciones y sospechas de corrupción de Bengoa y otros altos funcionarios de casinos y que amerita una aclaración lo antes posible que rescate la confianza en la justa aplicación del marco de transparencia en quienes cumplen la función pública.

-Por último todo lo dicho en la carta de renuncia del general don Víctor Licandro estaba en conocimiento del Presidente del Frente Amplio desde antes por lo cual para que la cuestión no siguiera indefinidamente consolidándose cada día más dice textualmente el general Licandro dando a entender que se supone el mismo como un escollo lo siguiente:
“ESTIMO CONVENIENTE QUITAR CUALQUIER ESCOLLO QUE EN CASO DE SER DE TIPO PERSONAL, DIFICULTARA LA TRAMITACIÓN NECESARIA PARA QUE EL FRENTE AMPLIO RECOBRE EL NORMAL FUNCIONAMIENTO DEL ÓRGANO QUE ESTATUTARIAMENTE PARTICIPA EN ALGO QUE ES SUSTANCIAL EN CUALQUIER PARTIDO POLÍTICO, SU DISCIPLINA PARTIDARIA”

-Finalmente confiamos que las dos fuerzas de izquierda 26M y CI exijan en el próximo Plenario Nacional la revisión de esta renuncia, la corrección de los errores señalados por el General don Víctor Licandro del día 30 de agosto y que se ponga en discusión crítica la actitud del Presidente del Frente Amplio que no ha dado cumplimiento a los reclamos del Tribunal de Conducta en casi tres años de funcionamiento.

Si con la presencia del General don Víctor Licandro las cosas en materia del cumplimiento de las normas, éticas, morales y orgánicas funcionan de esta manera.
¿USTEDES COMPAÑEROS FRENTEAMPLISTAS SE IMAGINAN LO QUE SERÁ SIN EL GENERAL LICANDRO?

LA VERDAD QUE SI SE ACEPTA LA RENUNCIA DEL GENERAL DON VÍCTOR LICANDRO EN EL FRENTE AMPLIO SE PUEDE DECIR SIN TEMOR A EQUIVOCARNOS:

“CERRÁ Y VAMOS”

 

 

 

 

 

-
  
 

-