Fipronil, insecticida poderoso que está prohibido en Europa, pero el Ministerio de Ganadería y Agricultura autoriza a utilizar en Uruguay,  habilitando  la aplicación en forma aérea o terrestre hasta 50 metros de las escuelas rurales y centros urbanos.
Daniel Campanella, dirigente agropecuario de San José,  entrevistado por Vicente Planells

Hemos tenido noticias las últimas horas de que  una vez comenzada la lluvia los apicultores vuelven a recorrer los apiarios luego de meses sin visitarlos producto de la gran sequía y para sorpresa, los daños que ya se venían denunciando producto de la aplicación del fipronil en el combate a la langosta pero también es parte importante del paquete agrotóxico en el tratamiento de la soja, se ha constatado en distintos puntos del país mortandad importante del número de colmenas. Rocha, Flores, Florida, son distintos los puntos del país donde los daños son importantísimos.
¿Qué ha ocurrido?, breve historia: el año pasado aparece por primera vez la mortandad de 3 mil colmenas en el departamento de Flores, pero aplicando el fipronil, un producto que no estaba habilitado por el actual gobierno y su Ministerio de Ganadería y Agricultura. Para sorpresa del sector, el 22 de diciembre del 2008 el Ministerio de Ganadería habilita la aplicación de fipronil en el combate de la langosta, en distintos productos comerciales. La base de la molécula es el fipronil pero tiene distintos nombres de mercado.
Se han hecho varias gestiones infructuosas hasta el momento para hacerle entender a las autoridades del MGAP que desista de la aplicación de ese producto, que hay formas alternativas sin tener por qué dañar un sector de la producción a otro que en definitiva lo que trae esto es perjuicio a todos los sectores en su conjunto. Ante la poca receptividad o nula, nada, los apicultores de Flores se vienen organizando para hacer una movilización, junto con maestras rurales porque este decreto y otro donde habilita la aplicación en forma aérea o terrestre hasta 50 metros de las escuelas rurales y centros urbanos, ha alertado a un número interesante de maestras rurales, alarmadas por esta habilitación de la aplicación de los agrotóxicos. Y no vamos a entrar en los detalles de los daños para la salud...

Vicente: Eso mismo te iba a preguntar, ¿a cuántas familias afecta la utilización de este veneno, fipronil?

Campanella: El tema es que recién se están constatando los daños porque se está volviendo a visitar los apiarios luego de dos meses o más porque era imposible ir al campo por los riesgos de incendio. No se olviden que para trabajar con una colmena hay que usar humo, hay que usar fuego y los riesgos de incendio eran altísimos, por lo tanto no se visitaba. Primero que no había nada que ir a hacer porque no había entrada de néctar ni de polen producto de la brutal sequía que estábamos sufriendo y además los riesgos de incendio. Una vez que a fin de enero y lo que va de febrero han empezado las lluvias, el apicultor va visitando los apiarios y se va encontrando con pavorosas realidades producto del fipronil. Entonces hay para el 7 de marzo una jornada en El Prado en el local de la SAU; hay una movilización que se están ajustando los detalles con las colmenas muertas desde Flores pero ya hay distintos departamentos porque el sector inmediatamente se puso en alerta porque son muchas las fuentes de trabajo que están en juego. Para que tengan una idea, acá en San José hay una media de 500 productores registrados ante el MGAP y del Río Negro hacia el sur, o sea todo el sur del país, hay unas 250 a 300 mil colmenas por lo pronto, los riesgos de toda índole: sanitarios, productivos, económicos, fuentes laborales, son pavorosos entonces el Ministerio ha hecho 2 resoluciones que van en contra de toda esta gente: uno la aplicación de fipronil y el otro habilitando su aplicación en formas aéreas y terrestres hasta prácticamente la plaza pública de los centros poblados porque todos los que conocemos algo de campo sabemos que dependiendo de la humedad y los vientos puede transitar hasta kilómetros.

Vicente: ¿Para qué se utiliza exactamente el fipronil?

Campanella: El fipronil es un insecticida poderoso inventado allá por el año 87 por Rhone-Poulenc, habilitado en el 93 y ya sancionado en la propia Europa producto de los daños que ha causado. Lo que pasa que lo que es prohibido allá es habilitado acá. Parece que nuestros técnicos no supieran que existe Internet porque si no tienen plata para viajar a algún encuentro o alguna jornada técnica, en Internet está todo eso y hay organizaciones ambientales que se preocupan, incluso las propias gremiales de los distintos sectores.
Entonces fipronil en principio es una herramienta muy poderosa para la forestación porque también combate la hormiga en sus distintas fórmulas, soluble o granulado. El tema es que las normas que existen aquí o son pobres, no existen y algunas como las que acabo de mencionar sobre la aplicación, están totalmente fuera de contexto, perjudican.
Por otro lado tenemos que el paquete de fipronil es una herramienta muy poderosa para combatir la hormiga entonces con la excusa de la langosta -no estoy hablando de casos puntuales que sabemos que ha dañado y que se ha combatido- pero con la excusa de la langosta se aplica fipronil para combatir la hormiga entonces a la forestación le ahorra una cantidad de horas hombre de trabajo. Bárbaro, pero el tema es que perjudica a un sector de la importancia que tiene no sólo en los productos directos como puede ser la miel, el propóleo, la cera, sino en los servicios de polinización que brinda a los distintos sectores de semillería, frutales...

Vicente: ¿Este veneno afecta a los humanos también?

Campanella: Bueno, por ahí tenemos algún dato para confirmar, que aparentemente hay sectores de la lechería como el queso y la leche en polvo, parecería que como la molécula de fipronil perdura durante 40 días, hay alarma también en estos sectores, no sea cosa que en un embarque de estos productos a Europa, aparezca también esta molécula porque incluso ahora con algunos cultivos que se han implantado luego de las lluvias, la aplicación de muchos herbicidas que se hicieron en la primavera y al haberse instalado esta sequía, la molécula de muchos herbicidas, de varios, una gama importante, no se destruyó, quedó latente y ahora con la lluvia una vez que los productores implantaron nuevos cultivos, surge el efecto y les está matando los cultivos que han hecho. No sé si me explico: el veneno estaba en su total vigencia.

Vicente: Toda esta información supongo que se la habrán planteado al Ministerio...

Campanella: Se burló, esas son las palabras. Se burló el técnico -no retengo el nombre y no estoy frente a la documentación-, pero se burló de las delegaciones de 4 ó 5 gremiales que fueron. Incluso en algún momento de esas gestiones hubo que preguntarle si realmente estaba hablando en serio o estaba haciendo bromas porque incluso habló de que había que decirle a las abejas que tenían que respetar los alambrados perimetrales de los predios. Allí más de un apicultor le dijo que si no sabía que la abeja hacía unos cuantos millones de años antes que el hombre que estaba habitando por este planeta y una serie de cosas más que salvando la educación de los productores esa reunión hubiera terminado distinta.
Lo cierto es que mandó hacer mandados, mandó que las gremiales fueran a hablar con los laboratorios para que dejaran de producir esa molécula y una serie de disparates más que ha llevado a que ha colmado la paciencia de algunos sectores de algunos departamentos que se han visto más afectados que otros porque depende del tipo de cultivo. Por ejemplo  en San José la presencia de la soja está pero no es tan importante como en algunos otros departamentos. Habrá que ver en las próximas semanas de qué daño estamos hablando. Yo no puedo decir que lo hayan "tocado" a este ingeniero agrónomo que habilitó, porque hay formas alternativas.
En Argentina hay formas alternativas de combatir estas plagas. Lo que pasa es que acá parece que lo poco que se hace no sólo que no sirve sino que perjudica a los distintos sectores.

 

Vicente: ¿Y a cuántas familias apicultoras afecta el veneno?

Campanella: Te decía anteriormente que depende del departamento y las características de los cultivos porque no es un producto que usemos los productores  apícolas, son productos que usan las chacras, el agricultor. Entonces depende lo que haya sembrado, es la aplicación que hará o no de este producto y por eso los daños pueden diferir de un departamento a otro. El tema es que al estar vigente, el peligro está latente. Todas las gestiones que se han hecho han sido infructuosas, entonces están estas marchas,  hay una jornada importante el 7 de marzo donde estamos convocando a todos los apicultores que se acerquen, a pelear  por el sector, a pelear por esta fuente de trabajo, por la producción, por la salud humana por la salud ambiental y que las autoridades entiendan que tienen que ir a otras alternativas para combatir los distintos problemas que surgen de la actividad del campo.