“LA SOCIEDAD NECESITA UNA EDUCACIÓN CON UNA OFERTA AMPLIA PARA DESARROLLARSE COMO TAL Y NO PARA EL MERCADO”
Entrevista al contador Luis Freda, 23 de enero de 2017.

El contador y docente de la Universidad, Luis Freda, conversó en la mañana de la 36 con Efraín Chury Iribarne acerca de un trabajo voluntario que viene realizando para acercar la contabilidad a privados de libertad de Punta de Rieles. Freda, que tiene 15 años de trayectoria como docente, se refirió a su experiencia con una alumna ciega, que lo llevó incluso a realizar cursos y conseguir material en braile. “Y me di cuenta de que hay gente con otras habilidades que no tiene posibilidad de acceder al conocimiento”, señaló. Agregó que
“leyendo la prensa me encontré con un grupo de privados de libertad que querían estudiar, me reuní con ellos les explique, conversamos y ahí nos dimos cuenta que podíamos hacer un camino juntos, pensando en algo que pueda ser útil o pueda abrir puertas para hacer algo”. El curso se realizó de junio a noviembre y abrió varias puertas, por ejemplo algunos de quienes realizaron el curso se anotaron en distintas facultades. Freda se refirió además a la necesidad de los docentes de conocer a sus alumnos, de humanizar la enseñanza, sacando barreras en la enseñanza y generando compromiso de parte de los alumnos. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:

http://www.ivoox.com/luis-freda-23-1-2017-audios-mp3_rf_16593749_1.html

 

Efraín Chury Iribarne: Hoy vamos a mantener una conversación con el Contador Luis Freda, docente de la Universidad de la República (UdelaR), Facultad de Ciencias Económicas. Freda es egresado de la UdelaR desde 2001 y cuenta con una maestría de finanzas en la Universidad Carlos III de Madrid.
Y el trabajo voluntario que está realizando Freda, intentando acercar un curso de Contabilidad a privados de libertad de Punta de Rieles cuyo único requisito es Primaria completa.
Luis nos ha acercado materiales ilustrativos con respecto a esto y de eso precisamente es que viene a contarnos, la inquietud por hacerlo, el cómo llevarlo a cabo esto, que decíamos que esto no es una propuesta de carácter económico o que detrás haya un aspecto económico, este es un trabajo voluntario. Y vaya si eso tiene incorporado valor también.
Pero Luis, yo te estoy dando la bienvenida, el gusto de que estés por acá.

Luis Freda: Buenos días, Chury, gracias por recibirme

 

EChI: Bien, Luis Freda, cuéntanos, ¿esto fue una inquietud personal, algo que se te ocurrió un día que se podía hacer, o te surgió en una conversación como algo que podría ser bueno?

LF: Le cuento un poco cómo surgió.
Esto surge primero que nada por una inquietud que tengo, yo soy docente de la UdelaR hace 15 años, soy efectivo dentro de UdelaR, trabajo básicamente en el departamento de métodos cuantitativos dentro de Ciencias Económicas, tanto a nivel de grado como de posgrado.
Y hace un tiempo, el año pasado tuve la muy grata experiencia de tener una alumna ciega, tuve un curso con ella de manera personal debido a que no poseemos materiales en braille, etc., y me di cuenta de que hay gente con otras habilidades o que no tiene la posibilidad de acceder al conocimiento, y me quedó esa inquietud.
Un día leyendo la prensa vi que en Punta de Rieles había un conjunto de privados de libertad que tenían intenciones de estudiar, y ni bien leí esa noticia le envié un mail al periodista que me pasó el contacto y les escribí directamente a los privados de libertad, que a las horas ya me estaba llamando un familiar para explicarme y para concretar una visita con ellos.
Entonces, concreté una visita, les expliqué de qué estábamos y cuando conversamos  sobre lo que podíamos hacer, que ellos tenían muchas ganas, me contaron algunas experiencias que estaban haciendo, ahí nos dimos cuenta que podíamos tomar el camino de intentar hacer un convenio, involucrar a distintas instituciones, trabajar con un posible convenio y algo que nos llevaría mucho tiempo, o proponernos hacer algo que tuviera un resultado efectivo. En un corto plazo ver si podíamos hacer algo.
Y en ese momento, bueno, yo ahí dije, bueno, qué podemos hacer que lo pueda hacer la mayor cantidad de las personas interesadas, que tengan mínimos requisitos y que sea un conocimiento de nivel terciario. Algo que pueda ser útil o que pueda abrir la puerta para seguir haciendo algo.
Y bueno, ahí fue que les presenté la propuesta, les dije de hacer un curso de Contabilidad donde vayamos desde cero en contabilidad hasta lo que podría ser un curso similar a un sexto de liceo o los primeros cursos que se dan en Facultad de economía, adaptado a la situación de ellos, con otro enfoque.
La propuesta les pareció interesante y ahí sí recorrimos los caminos formales que fue dentro de la Unidad 6 que es Punta de Rieles. Presentaron la propuesta, presentaron programa, bibliografía, carga horaria y método de evaluación. O sea, no fue un curso sin la planificación previa.
Y ahí fue que empezamos, los primeros días fueron en fines de junio o principio de agosto, y eso se desarrolló hasta fines de noviembre.

 

EChI: ¿Cómo fue el primer encuentro con los alumnos? En el sentido, tal vez porque uno lo mira de afuera, a veces uno va con una expectativa cuando va a un curso y el curso lo impacta como aquello tan difícil, tan inabordable o cosas por el estilo.

LF: Eso que tú manifestás es fundamental, porque yo también fui a aprender a ahí y no en el discurso, porque a veces es algo que se puede decir, "yo también estoy aprendiendo", no, yo ahí también fui a aprender, porque fue de las tareas que me desafiaron más como docente en toda mi carrera.
Entonces, en el primer contacto con ellos percibí que lo principal era consolidar al grupo. ¿Por qué? Porque me parece que es una lógica como empezar y dejar y abandonar, que también se da en la educación universitaria hoy por hoy. Se anotan 100, a la primer clase van 80 y después terminan dando el primer parcial 40, eso pasa.
Entonces, mi idea fue de que, como también era heterogéneo el grupo porque la diferencia con un curso de 1º, 2º de Facultad es que tú sabes qué completó la persona que está del otro lado o con la que estás compartiendo la asignatura. Aquí había experiencias distintas hasta de cómo fueron avanzando en su proceso formal de educación.
Entonces, lo que fuimos planteando fue trabajos en reuniones y lo primero que intenté es que ellos lograran quebrar esa relación fría que hay alumno - docente, profesor - educando, como le queramos llamar. ¿Por qué? Porque necesitaba saber en dónde andaba cada uno.
Entonces, lo primero fue eso, fue tratar de entrar con algo que les llamara la atención, tratar de que las primeras clases no fueran algo pesado o tedioso, y tratar de que ellos también vean a una persona sencilla del otro lado y que se pudieran soltar de alguna manera para poder intercambiar opiniones o demostrar lo que no se entendía.
Y la verdad que la receptividad fue buena, siempre es un lugar donde vos estás todo el día mostrando lo que querés realmente hacer y el otro está completamente viendo cuál es tu posición frente a la situación, y la relación fue muy buena. Se anotaron 25, empezaron a ir a las clases, y el grupo un poco se fue achicando, un poco porque han dejado y otro poco porque algunos trabajaban y no consiguieron coordinar su trabajo con las clases.
Y bueno, se pasaba lista, incluso había un operador penitenciario que asistió al curso y entonces me daba una mano con hacer la lista, trajo algunos materiales, unas calculadoras, no necesitamos mucho para hacer el curso. Necesitábamos un pizarrón, las impresiones las llevaba y ellos tenían que tener un cuaderno, un lápiz y una calculadora. Era eso básicamente.
Por eso también fue algo que optamos por hacer en contabilidad, que no era una gran inversión.
Y la respuesta de parte de ellos fue realmente muy buena, se fueron prendiendo en el curso y también trayendo algunos compañeros, convenciendo a otros que se sumaran.
Y la verdad que esas primeras clases fueron las que marcaron el éxito del curso. No sé si llamarle éxito pero que lo podamos terminar, que se logró lo que se quería.
Pero tuve una buena respuesta. Obviamente que fue una relación a pulir que de repente en otros cursos formales no es tan importante pulir esa relación al inicio.

 

EChI: ¿Esto tiene una duración determinada? ¿Cómo se maneja el integrarse al grupo? ¿En 1 año, 6 meses?

LF: Lo que hicimos fue lo siguiente, primero que nada destacar que a ellos este curso no les permitía ningún tipo de redención de pena, ni ningún tipo de beneficio a futuro. No aportaba nada, y eso les quedó claro desde el primer momento.
Posiblemente, obviamente sí se hizo una evaluación, se le dio valor, yo hice un informe con la nota de cada persona, la evaluación, la cantidad de asistencias, hice todo un informe que lo entregué en la Unidad 6.
Pero eso no generaba ningún tipo de beneficio de ese tipo.
Lo que planteamos fue, este es un primer acercamiento que hicimos allí para tratar de tener una experiencia de la que dejamos constancia de que esto se pudo hacer, lo pudimos cumplir, no necesitamos una gran cantidad de recursos y las personas se comprometieron con la actividad.
Entonces, básicamente lo que yo estoy proponiendo en estos días es otro curso para el primer semestre de este año que estamos cursando, que obviamente tengo que presentar la propuesta a ver si la aprueban o no, y va a ser algo más de tener que darle un contenido de nociones básicas de economía y de administración en el primer semestre.
Entonces, ir completando un poco como las 3 líneas que existen en ciencias económicas, que capaz que hay algo más pero era ver un poco de contabilidad, un poco de administración y un poco de economía.
De forma de darle continuidad al esfuerzo y no recaer de vuelta sobre lo mismo. Seguramente en el segundo semestre, si todo va bien, repitamos el curso de contabilidad para seguir generando una masa de interesados importante.
Lo bueno de todo esto es también beneficios que se han producido tangencialmente, por decir de una manera o indirectos. Por ejemplo, 4 de las personas que asistieron al curso de contabilidad estaban terminando el liceo, pudieron aprobar su materia de 6º y 3 de esas personas están inscriptas hoy en carreras universitarias.

 

EChI: ¡Ah qué bueno!

LF: Hay un compañero allí que está inscripto en Relaciones Internacionales, con el cual sigo trabajando, porque estamos haciendo como un entrenamiento previo, una pretemporada, así que lo estoy guiando un poco en algunas cosas para leer, para ir agarrando cierta agilidad.
Hay otro que está haciendo Educación Social y hay otro compañero que va a hacer Ciencias Sociales.
Entonces, eso también, creo que un poco la semillita por ahí también colaboró con esas personas. Dentro de Punta de Rieles hay, no muchos pero hay 3 o 4 casos de personas que están haciendo carreras universitarias. Lo cual es algo bueno, es algo bueno que la gente de cualquier ámbito se forme, que tenga ganas de progresar, que tenga ganas de emprender un desafío educativo en el área que sea. Y esa es otra es otra de las cosas en las que se ha avanzado.
Y obviamente sigo trabajando, luego del curso de contabilidad donde dieron 12 la prueba, aprobaron todos porque llegaron todos muy bien preparados. Fueron 36 horas de clase, la mayoría asistió de 28 horas en adelante, pudieron completar un parcial donde saben registrar contablemente, ante una operación en una empresa saben cómo registrarla o tienen las reglas de registración básicas.
Saben eso cómo se procesa y tienen la idea de la confección de un balance simple.
Entonces, eso se pudo cumplir y con alguno de ellos seguí trabajando. Con alguno de ellos, por ejemplo, estoy colaborando con una persona que tiene que dar matemática de ciencias sociales ahora el 1º de febrero. Entonces hicimos una preparación para el examen, que obviamente estaba muy lejos de poder aprobarlo y si no tenía a alguien que le diera una mano no salvaba. Y también estoy aportando materiales a algunos que están por entrar, los que ingresan a relaciones internacionales el próximo año.
Entonces, básicamente eso se da porque tienen ganas, o sea, te ven ahí en la vuelta y te piden una mano y te seguís involucrando.

 

EChI: Luis, tú hiciste toda una carrera pero la hiciste como navegando entre dos aguas, entre lo predigital y lo digital, entre una tecnología de determinada naturaleza y otra que sobrevenía. Tal vez en el momento en que eso estaba ocurriendo uno no se daba cuenta pero era cierto.
¿Cómo se superan algunas cosas que son carencias que van implícitas en que todavía no llegué a conocer en profundidad esto, pero me lo reclama lo que estoy estudiando, lo que estoy haciendo?
Ya no en este caso particular que tú estás haciendo sino cómo se maneja en la actualidad eso en lo que es la educación.

LF: El tema de lo digital, primero que nada que es brillante todo lo que te puedo dar digitalmente hoy, pero lo tenés que complementar con el conocimiento de la persona.
O sea, es una muy buena herramienta a la cual tenés que saber utilizarla y saber que es una herramienta.
De hecho la estoy usando mucho. Por ejemplo, a esta persona que estoy ayudando en matemática para dar su examen ahora, logré que le instalaran en una computadora allí un programa que se llama GeoGebra. Él lo que puede hacer ahí es introducir la ecuación y se la grafica. Entonces, es la forma de autocorregirse, porque en el examen no lo va a tener eso, pero es la forma de plantearse un problema, tratar de resolverlo y tener un corrector. Pero obviamente, tiene que saber utilizarlo, tiene que utilizarlo bien, que también algunas veces ha pasado que no lo utilizamos bien pero se aprende, y es una gran ayuda porque complementa la presencia del docente, pero no quiere decir que lo sustituya. Porque él sólo con eso capaz que no estaba pudiendo y sí pudo con alguien que le abrió el juego para ese lado.
Yo creo que lo digital es muy bueno, complementa, facilita, pero no tenemos que creer que es lo que nos va a salvar la vida. De hecho hoy por hoy en la Universidad en los cursos de inferencia en los cuales participo, tenemos toda la parte teórica y algunos ejercicios colgados, puede entrar cualquier persona a ver nuestro curso grabado en el portal de la Universidad en videos de 8 minutos con sus correspondientes presentaciones teóricas y ejercicios aplicados. Eso se llama polimedia en la Universidad.
Y eso es un muy buen complemento, pero se necesita tener al docente, se necesita darle un seguimiento. Cada vez veo que es más importante que el docente te conozca, que generemos un compromiso.

 

EChI: Qué bueno eso que estás diciendo.

LF: Es brutal.
Por ejemplo, yo este año tenía un alumno que se llamaba tal y tal, que venía de Treinta y Tres, ta ta ta, y eso le genera al alumno un compromiso, y también le genera que no es un número, es humana la enseñanza. Pero tenés que convencerlo, o sea: ¿che, cómo andás? Se termina la clase: ah, sos de Treinta y Tres. ¿Cuándo te vas para allá? Eso es importantísimo en la educación, y para mí no hay que creer que no lo es, es importante.
Es muy importante saber, por ejemplo, que la alumna tal es del Sauce y que tal día no sé qué, te preocupás por ella y ella te cuenta, porque genera otro y saca barreras para el proceso de enseñanza.
Porque si tenés ese vínculo, si el tipo no entendió te va a decir fácilmente, y te va a hacer bien para él, para que entienda y te va a hacer bien para vos para dar mejor la clase. Porque vos tampoco sos fenómeno.

 

EChI: Claro, no escaparse nunca de lo que es lo humano, esa cosa que hay que mantener. Lo demás, hermosas y buenas herramientas, sin duda

LF: Sí, y lo otro que aprovecho a decir es que mucha tecnología lo que genera es el ya, se quiere todo ya, y a veces en la enseñanza eso no pasa.
Yo les digo, es buenísimo quedarse a veces con un ejercicio o algo que te quede y no te sale, porque vos te quedás con ese tema y cuando lo soluciones ahí aprendiste un montón.

 

EChI: Sí, no aprendiste sólo ese, aprendiste con él otros.

LF: Claro, y te enseña ante una situación problemática, de repente tiene un tiempo de resolución porque hay cosas que tienen tiempo, llevan tiempo y tu ansiedad...
Y eso, las nuevas tecnologías traen un montón de cosas buenas, pero también todo tiene que ser el ya, y a veces eso se lleva a las aulas. Porque a veces vos cuando estás avanzando en un conocimiento, hay cosas que no las contaste todavía, y usás una situación problemática para encontrar una solución, como pasó en la historia de la humanidad, se encontraban ante algo y buscaban la forma de resolverlo.
Y bueno, pero sí, son buenísimas, la gente se integra muy bien y hay que incluirlas en el proceso de aprendizaje pero dentro de un proceso, no es tirando eso a...

 

EChI: No, no, no es que esto cambió radicalmente y estupendamente esto y lo demás no vale, no porque sería entrar en una especie de caos además.

LF: No, y de hecho, si vos ves ha evolucionado un montón la tecnología y nuestra educación ha empeorado, eso es así, ha empeorado. Esa es una de las preocupaciones que tengo.

 

EChI: ¿Cómo ves la educación en general?

LF: O sea, yo a título personal dedico muchas horas en pensar eso y en ver cosas y en hacer memoria del proceso desde que empecé hasta ahora a dar clases.
Mi posición es una posición que no es demasiado representativa, doy clase en la Facultad de Ciencias Económicas, es de la UdelaR, yo no doy clases en universidades privadas. Doy tanto a alumnos de grado como de posgrado, veo alumnos que están en 2º año, en 3º y gente ya egresada. Entonces, es una visión muy parcializada, ¿por qué? Porque a la Universidad sabemos que no llega todo el mundo, o no todo el mundo tiene la posibilidad. O sea, sea por lo que sea pero llega determinado sector de la sociedad y generalmente muchos necesitan tener una familia que soporte ese estudio.
Si bien hay casos, por suerte hay casos de gente que llega sin tener una buena condición económica, pero ahí,  en esa posición que veo que no es representativa, he visto que tenemos un montón de carencias, he visto que hay dificultades por ejemplo en la comprensión lectora de los estudiantes universitarios, es difícil convencer a que se sienten con un texto a estudiar y no estudien de apuntes o resúmenes y hay ciertas habilidades que ves que no son las mismas que tenían los estudiantes de otras generaciones.
Entonces, si en ese sector se están viendo ese tipo de problemas, que los ves a diario, me parece que en toda la educación debe estar un poco difícil o el nivel no debe ser el adecuado.
Yo no veo bien cómo viene el tema educativo en nuestro país. Veo que está plagado de diagnósticos pero que no tomamos decisiones necesarias o apostamos a una mejora seria de la educación, y bueno, eso es bravo, porque yo creo que la educación es la posibilidad que va a tener un montón de gente de construirse un futuro. ¿Por qué? Porque una mejor educación te va a permitir tener un mejor empleo o realizarte mejor como persona o tener otras herramientas para enfrentar la vida. Y eso preocupa.
Preocupa porque la inversión no es poca, o sea, si bien falta invertir en educación no es el único problema.
Yo creo que si ponemos, duplicamos la inversión en la educación, no vamos a tener demasiados mejores resultados, porque los estamos teniendo en otra área, estamos teniendo problemas de cómo, qué y quiénes. Cómo motivamos al que enseña, cómo valoramos su trabajo, cómo le damos mejores condiciones, etc.
Entonces yo noto que tenemos que tomar el tema muy en serio, muy en serio y empezar a tomar acciones concretas porque yo creo que está pasando el tiempo y no llegan los cambios.

 

EChI: Uno se plantea si esto no coincide con lo que un experto decía respecto al ambientalismo y al cuidado del clima y de todas estas cosas cuando señalaba, en realidad no habrá de generalizarse la práctica del cuidado del ambiente hasta que no se transforme en un gran negocio de las multinacionales y de la globalización.
¿Con la educación puede pasar una cosa parecida?

LF: El tema de la educación es que, si se pasa como un negocio, pasa a ser un negocio para generar una mano de obra que te genere otro negocio, y eso no es lo que necesita la sociedad, porque no necesitamos sólo gente que produzca o que agrande el beneficio, la sociedad precisa de otro tipo de gente, oceanógrafos, biólogos. No sé, no es mi especialidad de la educación pero precisa otro tipo de profesiones, una oferta lo suficientemente amplia para que te dé posibilidades de desarrollarte como sociedad. O sea, de desarrollarte en el buen sentido, no tener un PBI más alto sino que la gente viva mejor, tener mejores médicos, mejor sistema de salud, mejores condiciones para la vivienda, tener un mejor ambiente, eso me parece que es.
Y si vos te centrás, te lo dice una persona de Ciencias Económicas, si te centrás sólo para ponerte el chip de ciencias económicas te vas a dedicar a hacer la maquinita de la plata. Y la maquinita de la plata le pasa por arriba a todo, no tiene límites. Si tiene que contaminar un río y nadie le pone un freno...
Entonces, a mí me gusta mucho la idea que hay atrás del sistema educativo uruguayo, me parece una muy buena idea y de hecho tuve la posibilidad de estudiar fuera. Llegué a competir -en el buen sentido- pero me inserté con compañeros de distintos lugares y anduve bien, no me sentí en menos.
Y también me sentí haciendo cosas que de repente las hacía más a la antigua, no tanto con las nuevas tecnologías, pero me sentía cómodo en el estudio.

 

EChI: Eso en el tiempo de la Carlos III.

LF: Claro, por ejemplo, se reían que yo a veces multiplicaba matrices a mano y ellos lo hacían a computadora. Entonces, bueno, después aprendí pero acá en la Universidad no había computadoras para multiplicar matrices.
A mí me gusta mucho el sistema, incluso la UTU para mí es una muy buena idea y podés encontrar. He tenido posibilidad de trabajar en la industria naval y conocer gente que es brillante soldando, carpinteros buenísimos. Trabajé en el sector metalúrgico y vi gente que dominaba el oficio.
Por ejemplo, yo les decía a los de Punta de Rieles que yo iba a enseñarles contabilidad porque es lo que yo sé, porque en realidad capaz mejor era enseñarles a soldar o algún tipo de oficio un poco más...carpintería, pero yo no sé de eso. Entonces, yo fui a dar una mano con lo que yo sé.

 

EChI: Coincido totalmente con eso que estabas diciendo.
Pero bueno, quiero volver un poco a lo que habíamos estado porque la única que no me quedó clara, hay posibilidades entonces de que continúes en julio con esto que estabas haciendo o con algo parecido.

LF: En el primer semestre yo voy a presentar un proyecto de nuevo dentro de Punta de Rieles para hacer algo de economía y administración, algo básico, una introducción. Y en el segundo semestre vamos a repetir exactamente el curso que está armado que es este que vimos.
Y a su vez ahora, dentro de la cárcel hay una movida cultural bastante grande, ellos tienen la usina cultural Matices donde tienen una obra de teatro que se llama "El día después", que está en youtube para quien quiera verla.
Trata del dilema del encarcelado cuando sale a la calle, qué hace ese día después.
Tienen una obra de teatro, la han presentado en varios lugares.
Ahora están trabajando con otra historia que es otra obra de teatro que se llama "Historias de hoy y de siempre" que trata un poco la violencia familiar, la violencia doméstica, en la cual ellos mismos escribieron un guión y muestran y cuentan un poco la historia de alguno de ellos.
Tienen una banda de rock and roll. A su vez ellos mismo hacen cursos de guitarra, hay una persona privada de libertad que enseña inglés a sus compañeros.
Y por último hay una revista que se llama Matices y Estampa que sale periódicamente dentro de Punta de Rieles. También hay una comparsa y hay una movida ahí.
Yo cuento un poco esto porque capaz que hay otra gente que quiere recorrer el mismo camino que yo o por lo menos puede tener una idea, que se sepa que eso está ahí. Y de repente hay gente interesada en hacer cosas o arrimarse.
Y después, ellos están trabajando en una asociación de los privados de libertad de Punta de Rieles para tratar de promover actividades culturales, de poder facilitar que haya más oferta cultural dentro del penal, ASOCIDE se llama, que está en creación, y bueno, que yo en alguna gestión les doy una mano, si tienen que llevar una carta a algún lado. Soy como un cadete, un poquito más.

 

EChI: Un cadete con experiencia.

LF: Un cadete con experiencia y sin moto.
Y me faltó decirles que tienen un programa de radio que van grabando, van por el segundo programa, y la verdad anda bueno. Se llama Colectivo Entrerrejas y la radio de ellos se llama Radio de Punta a Punta.
Es un programa con 4 bloques, en el primero se pasan noticias internas y del afuera -como le dicen- un tema central, por ejemplo, la violencia doméstica al principio donde tuvieron contacto telefónico con un compañera que se dedica a militar por ese tema. En el segundo fue el tema de la educación, algunos cambios que están existiendo en la propuesta del CODICEN, ellos lo analizaron y dieron su punto de vista.
Y bueno, en el próximo, para desestructurar un poco, van a hacer el tema del carnaval.
Básicamente, hay cosas para hacer, pero todo a mucho pulmón y a esfuerzo.

 

EChI: De manera entonces que hay trabajo por delante, tienes planes por delante.

LF: Hay trabajo, espero tener apoyo, y apoyo en el sentido de no tener problemas, porque a veces uno cuando va a esos lugares, a Punta de Rieles por ejemplo, no espera que lo reciban con la alfombra roja porque no es mi idea, pero que no se lo tranque con algunas cosas. Pero bueno, hasta ahora no he tenido, salvo algún pequeño incidente, no he tenido mayores problemas y el apoyo ha estado.
Pero eso generalmente, lo digo porque…

 

EChI: Claro, no tener, por lo menos el problema del mando medio que tiene sus bemoles en esta y en otras áreas.

LF: Ahí va.
Entonces, que la cosa viene bien, que se están haciendo las cosas con las garantías, se presenta un proyecto, se le da seguimiento, se reporta periódicamente en qué están las cosas y se hace un informe final.
A las clases pueden asistir y ver en qué andamos. O sea, todo muy claro y transparente.
Entonces, como la mano viene bien, es como en el fútbol, cuadro que viene bien no se cambia, entonces que siga fluyendo de la misma manera que ahora necesitamos darle continuidad a esto. Ese es el punto central ahora.

 

EChI: No, y saber que se está cooperando en algo, es decir, en ir destruyendo poco a poco también los horizontes cerrados que vive mucha gente, ese horizonte cerrado que ayudare al menos con algo a abrir ese horizonte y que haya un lugar por el que nuevamente se empiezan a ver cosas.

LF: Totalmente de acuerdo.

 

EChI: Creo que eso es importantísimo, por ese lado. Más allá de los conocimientos adquiridos en el área específica que se está estudiando, es parte de la luz de un horizonte.

LF: Sí, además uno también puede decir, bueno, esto no está del todo bien, o la educación no está bien, pero yo me voy a arremangar y voy a tratar...

 

EChI: Sí, sí, voy a hacer lo posible...

LF: Porque a veces me dicen, ah, pero con eso no vas a cambiar nada. Bueno, quedándome en mi casa sentado mirando un partido de fútbol, capaz que tampoco voy a cambiar nada.
Entonces, prefiero, le dedico un tiempo y espero que sea la preocupación. Mi foco está en que la preocupación sea en ir para adelante con el curso. No sea si cumplí o no una reglita o quedarme un mes esperando si te aprueban o no. Que te aprueben o no te aprueben las cosas, buscaremos otra cosa para hacer, pero que no haya ese tipo, no metamos una burocracia genérica arriba de esto que no tendría por qué tenerla.
Entonces, eso también es importante, por eso también es bueno conversar y que la gente conozca estos temas.

 

EChI: Sí, esto es haz el bien para estar bien.

LF: Ahí va, sí, viene por ahí

 

EChI: ¿Cuánto estuviste en la Carlos III con la maestría?

LF: Estuve 2 años.
O sea, yo básicamente toda mi educación la hice con becas, y cuando me fui a la Carlos III me fui con una beca y quien me becó fue el gobierno español, y era el mejor de los mundos porque uno estudiaba y cobraba un salario, cobraba € 1.000 por mes, estudiaba y podía vivir con mi esposa y mi hija mayor. Mi hija aprendió a caminar allá y todo, o sea, me fui con una niña de 3 meses y era toda una española hablando cuando volvió.
Ahora no, ahora es toda una uruguaya, muy carnavalera.

 

EChI: Es bueno y recomendable, sin duda alguna.
Nos llega un mensaje de una oyente que se llama Cecilia que dice: "Buen día. Un saludo y agradecimiento a este generoso profesor por su labor. Se le nota en la voz la pasión y el entusiasmo y sinceramente, reconforta. Muchas gracias".

LF: ¡Qué grande! Muchas gracias Cecilia, la verdad que es de las cosas más lindas que me han dicho en tiempo.

 

EChI: Y llegó justo cuando nos estamos despidiendo y tal vez convocando para vernos de vuelta aquí en el estudio cuando seguramente ya tengas definidas las cosas que se van a hacer a partir de julio.

LF: Buenísimo, sí, a mí me encanta, la verdad que contar lo que uno hace me parece fascinante. Y ustedes siempre, no son gente complicada, uno les cuenta y siempre están a la orden. La verdad que les agradezco

 

EChI: Tenemos que cumplir con la función en la cual estamos, no tenemos otra.

LF: Sí, bueno, como en todas las profesiones.

 

EChI: Serás lo que debas ser y sino no serás nada.

LF: Hay gente que sí y hay gente que no.

 

EChI: Luis Freda, te agradezco muchísimo la visita.

LF: Gracias a ustedes y un saludo a toda la gente que escucha.