INTOXICACIÓN DE NIÑOS CON AGROTÓXICOS: “HACÍA TIEMPO QUE NO VEÍAMOS TANTOS CASOS”
Contacto con el Subdirector del Hospital Pereira Rossell, Gabriel Peluffo, 16 de enero de2017

El Dr. Gabriel Peluffo, Subdirector del Hospital Pereira Rossell, en diálogo telefónico con Diego Martínez se refirió al caso de los niños intoxicados en Florida, con un producto agrícola, un órgano fosforado. Explicó que los niños ingresaron en estado grave y en el correr del fin de semana han mejorado notablemente con el tratamiento recibido. El diagnóstico fue reconocido por las características signos y síntomas, que afecta el sistema nervioso. El galeno señaló que las intoxicaciones en niños son frecuentes y más en épocas estivales, “hacía tiempo que no veíamos tantos como han habido en este lapso, pero no es una situación inhabitual para médicos que atienden niños, lamentablemente”. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/dr-gabriel-pelufo-16-1-2016-audios-mp3_rf_16361817_1.html

 

Diego Martínez: El contacto es con el doctor Gabriel Peluffo, médico pediatra, Subdirector del Hospital Pereira Rossell, a quien le damos la bienvenida y los buenos días. ¿Qué tal?

Gabriel Peluffo: Qué tal, buen día. ¿Cómo andan?

 

DM: Muy bien.
Queríamos saber de esta situación que se ha dado con tres niños, principalmente con una niña que está internada en el Hospital Pereira Rossell. ¿Cuál es su estado de situación y con qué se encontraron ustedes?

GP: Esto ocurrió el fin de semana anterior con tres chiquitos que se intoxicaron con un producto agrícola, un órgano fosforado, de los cuales dos de esos niños -una niña y un varón- fueron a sitios en primera instancia en Florida pero ingresaron en el Hospital Pereira Rossell, ingresaron en estado grave y afortunadamente en el correr del fin de semana los dos han mejorado notoriamente con el tratamiento recibido. Uno de ellos era del Hospital Militar por lo tanto cuando estuvo fuera de peligro lo trasladamos a dicho hospital y la chica que está con nosotros, que es una niña de 10 años, está recuperándose. Está todavía en el CTI pero ya está bien, está consciente, no está recibiendo ningún tipo de tratamiento especial, desayunó, está conversando. Está bien.

 

DM: ¿Cuál era la sintomatología que tenía?

GP: El diagnóstico los médicos que realizaron la asistencia directa lo reconocieron por las características de algunos signos y síntomas que empiezan afectar, fundamentalmente algunos, es un tóxico que afecta al sistema nervioso y las terminaciones nerviosas y bloquea determinada terminación nerviosa. Afecta todos los aparatos del sistema pero hay algunas características clínicas que orientan a este tipo de intoxicaciones y una de ellas fue el aumento de las secreciones que se ve en todo el organismo. Eso lleva a que tengan dificultad para respirar, síntomas neurológicos y síntomas digestivos, es un combo de signos y de síntomas que llevan a plantear el diagnóstico. La gravedad es variable, no necesariamente llega a los estados más graves, en este caso sí fue necesario asistirlos en forma ventilatoria mecánica y administrar un medicamento que revierte los efectos neurológicos de este tóxico.

 

DM: ¿Está confirmado que fue este producto de uso agropecuario?

GP: El producto específicamente no se sabe cuál es, eso hubiera sido bueno del punto de vista técnico porque se tiene el asesoramiento continuo del Centro de Referencia en Toxicología, aparte es una obligación por parte de los médicos comunicarse con el CIAT (Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico del Hospital de Clínicas); pero al no saber específicamente cuál fue el producto, es un poco difícil. Se reconoce por los síntomas y los signos cuál es el tipo de intoxicación, pero no se sabía cuál era el producto -o el producto comercial en particular- lo que puede ser variable en cuanto a si está combinado con otro o si la combinación o la duración del efecto o la capacidad que tiene el producto  específicamente de permanecer en el organismo más tiempo.

 

DM: O sea que se sabe que es un agrotóxico pero no se sabe cuál.

GP: Exacto y que pertenece a los órganos fosforados.

 

DM: Perfecto.
¿Estos niños podrían quedar con algún tipo de secuela?

GP: No, afortunadamente no.
El tratamiento es oportuno y la infección intoxicación hace que uno deba utilizar este medicamento que revierte el efecto, se utiliza y no quedan secuelas, la niña por ejemplo en este momento está bien, no tiene secuelas, está conversando, está bien.

 

DM: ¿Existe una especie de monitoreo con respecto a casos de intoxicación de niños con agrotóxicos?

GP: Por supuesto que por este tipo de intoxicación se lleva registro, se monitoriza y por supuesto que la actividad sanitaria también lo hace. Uno tiene que comunicar de forma obligatoria este caso y que sea más frecuente en épocas estivales también. Afortunadamente hacía tiempo que no veíamos tantas, como ha habido en este lapso pero no es una situación inhabitual para los médicos que asisten niños las intoxicaciones lamentablemente.
Capaz que con productos agrícolas se había dejado de ver un poco pero después están los productos de uso doméstico sobre todo, los cáusticos, los pesticidas, los que utilizan para limpieza, que lamentablemente también producen intoxicaciones en niños.

 

DM: En este caso tomó relevancia pública porque se trató de niños que estaban en un paseo o quizás ocurran otros que no salgan en los medios que igual ocurren.

GP: Sí, tal cual. Me parece que fue así, porque afortunadamente en los niños la mayoría de las veces las situaciones por las que tiene que pasar se recuperan bien, pero en un hospital de referencia como es el Hospital Pereira Rossell todos los días tengo pacientes críticos, casos graves, en este caso fue una intoxicación y uno hubiese querido que no hubiese pasado y tampoco que no pasara nunca más, pero pasan.
Lo mismo con lo que puede ocurrir con los accidentes de tránsito que lamentablemente día por medio recibimos niños graves.

 

DM: Gabriel Peluffo le agradecemos muchísimo por estos minutos y vamos a seguir en contacto.

GP: A las órdenes, buen día.