POR EL USO DE AGROTÓXICOS “SE ESTÁN VIENDO AHORA PATOLOGÍAS MALIGNAS QUE NOS PREOCUPA COMO MÉDICOS”
Entrevista a la Dra. Mabel Burger y Álvaro Jaume, 13 de marzo de 2017.

 

“Estamos asistiendo a un tipo de agricultura que no tiene nada que ver con la agricultura convencional de antes. Antes con un litro de un insecticida el agricultor tenía para rato, hoy se usan toneladas. Y sobre todo insistir en el mecanismo de cómo se distribuye ese producto, es decir, qué mecanismo de aplicación hay y es el mosquito. El mosquito tiene como decíamos 40 m. entre sus dos brazos, y entonces la deriva es enorme, la deriva es una nube que se genera cuando pulverizan. Eso va para cualquier lado, dependiendo del viento, dependiendo de la temperatura, etc. Antes eso tampoco existía, antes era el aplicador solo, a lo sumo su familia porque no había control de nada, no se protegía tampoco con nada, vimos muchos casos agudos. Pero con el pasaje de los años se están viendo ahora todas esas patologías malignas que es lo que nos preocupa como médicos”, dijo la doctora Mabel Burger, Catedrática Grado 5 y ex directora del Instituto de Toxicología, en CX36. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/dra-mabel-burger-alvaro-jaume-13-3-2017-audios-mp3_rf_17507551_1.html?v=3&utm_expid=113438436-34.-j5ptGSdQpiNZ-ev9csBdw.3&utm_referrer=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F

 

Efraín Chury Iribarne: Para comenzar vamos a leer un comunicado que nos llegó: "Un momento crucial: ¿Canelones, Quo vadis?
El 18 de noviembre del pasado año 2016, nuestra Comisión entregó al Intendente Yamandú Orsi un petitorio calificado, respaldado por la significativa cifra de 12.500 firmas, en el que se solicita que mediante Directriz Departamental (Ley 18.308) se prohíba la Plantación de Soja Transgénica en nuestro territorio canario. La gestión estuvo acompañada por una importante movilización ciudadana (caravana, acto y cierre musical). Fue esta una cabal demostración de que nuestro movimiento social, formado por los más diversos sectores del campo, las ciudades y la costa canaria, actuando por fuera de cualquier tipo de estructura institucional o político-partidaria, ha sabido interpretar un clamor que va extendiéndose a lo largo y ancho del departamento: ¡Basta de contaminaciones y depredaciones (ambientales, sanitarias, productivas) provocadas por el agro negocio de gran escala; particularmente por las plantaciones crecientes de Soja Transgénica!
Precisamente el pasado 19 de enero, de este año 2017, en el Paraje “La Armonía” cercano a la ciudad de Sauce, estalló un nuevo drama que incluso hasta la prensa nacional se hizo eco: 7 productores familiares del lugar perdieron todos sus cultivos por contaminación de las aguas que utilizaban para riego (arroyo Valenzuela) debido a un poderoso herbicida aplicado en el maíz transgénico por un operador agropecuario argentino instalado en la zona. 
En este contexto es que la Comisión ha decidido apelar a la ampliación de fundamentos del petitorio entregado al Intendente, incorporando nuevos testimonios de damnificados y profundizando las razones científicas que nos impulsan a reclamar una decidida resolución de las autoridades gubernamentales.
Lo relevante es que en esta oportunidad nos acompañarán y firmarán la ampliación destacadas figuras del mundo académico como son la Dra. Mabel Burger, grado 5, catedrática y ex directora del Instituto de Toxicología; el Dr. E. Lust, grado 4 y catedrático de Derecho Constitucional; el Dr. C. Martínez Debat de la Facultad de Ciencias y otras personalidades más. 
Invitamos entonces a la prensa local y nacional para que también nos acompañe y difunda esta trascendente actividad", que está fechada para el miércoles 15 de marzo a las 14:00 hs. plaza de Canelones en el edificio de la Intendencia.”
Para hablar de esto y de esta situación que se está viviendo desde hace ya un prolongado tiempo es que nosotros tenemos aquí y es una satisfacción tenerlos a la Dra. Mabel Burger y a Álvaro Jaume.
La bienvenida para los dos.

Álvaro Jaume: Muchas gracias, buen día Chury.

Mabel Burger: Muchas gracias.

 

AJ: Bueno, yo  hago una pequeña introducción, acá la invitada es fundamental. Sólo comentar el "¿Canelones, Quo vadis?".

 

EChI: Sí, sería "¿a dónde vas?"

AJ: Claro, o ¿Canelones, a dónde vamos?
Yo simplemente quiero explicar con dos palabritas porque la idea es que Mabel, con todo su conocimiento nos ayude a seguir profundizando y tomando consciencia del desastre en el que estamos, creo que más temprano que tarde los hechos de Las Armonía pusieron al desnudo lo que la Comisión venía preanunciando. Creo que vale la pena decir eso.
O sea, nosotros el año pasado arrancamos el 19 de junio toda la movida en Sauce, con gran expectativa, no por casualidad en menos de 5 meses recolectamos 12.500 firmas, quiere decir que hay una percepción ciudadana y sobre todo canaria y tierra adentro de que estamos en una situación mala, desastrosa, ambiental y humanamente hablando. Y lo de La Armonía estalló y movilizó a todo el mundo, o sea, nadie se espera que el 19 de enero apareciera un Eduardo Casanova que es un productor muy macanudo, que se jugó todo.
Además, una cosita que no dice el comunicado de prensa, Eduardo Casanova que fue el primero que apareció con los cultivos muertos de La Armonía, es de los pocos gurises jóvenes que ha tomado como opción la tierra, tiene 32 años, una familia, un bebe y vivir sólo de la tierra en este momento, lo sabe uno por experiencia propia, es más que duro y difícil y él optó por ese camino.
Y cuando pasan estas cosas, y no sólo a él, a 7 productores. Y más allá que después compartiremos, vamos a aprovechar que está Mabel, lo que pretendió o ha pretendido hacer la Intendencia, después podemos hablarlo, estuvimos acá hablando con Gonzalo, que aquí han pretendido poner un parche. Lo real, creo, y por eso vale tener gente como Mabel, como Martínez Debat, tanta otra gente, el grupo de transgénicos de la Facultad de Ciencias, que acompañan esta toma de conciencia colectiva de que por este camino "Quo vadis" vamos mal.

 

EChI: Escuchamos a Mabel entonces.

MB: Bueno, realmente muchas gracias por la invitación.
Es un tema sí preocupante. Preocupante que va a ser no sólo para nuestro país sino toda la zona de América del Sur donde se está plantando este tipo de semillas modificadas genéticamente.
Es decir, son semillas que han sido modificadas para tolerar el uso de determinados plaguicidas. Ya sean herbicidas, insecticidas e incluso se están usando también fungicidas.
El tema es que, yo creo que la gente de Canelones ha enfocado muy bien el problema. Porque Canelones me parece, y esto es un atrevimiento de mi parte decirlo, que es un departamento donde han predominado francamente los pequeños productores. Y esos pequeños productores familiares son los que proveen de gran cantidad de fruta y verdura a ellos mismos y al departamento de Montevideo.
Evidentemente que siempre que se planta algo, o evidentemente no, es decir, ha sido así en la agricultura nuestra, se han usado plaguicidas, claro que sí. Yo vengo de la época en que se usaban los organoclorados, los organofosforados, los metálicos, los arsenicales, etc., etc. Pero nunca se utilizaron en el volumen que se utilizan hoy, y ahí está el gran tema, son productos que se están utilizando a gran escala. ¿Por qué? Porque las extensiones plantadas con estos granos transgénicos son enormes. No son ya el cultivo familiar que eran 3, 4 o 5 hectáreas, hoy son miles de hectáreas. Realmente no tengo el dato de cuántas hectáreas están plantadas en Canelones pero sería bueno decirlo.
Entonces, uno de los criterios de riesgo más importantes de las sustancias químicas, porque los plaguicidas no son más que sustancias químicas. La industria química es muy buena, ha hecho cosas muy buenas para la humanidad, pero también ha hecho otras que han sido utilizadas de forma diferente. Y ahí es el tema justamente de los plaguicidas.
Los plaguicidas han sido buenos, han sido eficaces cuando se han utilizado para combatir enfermedades en el ser humano como la malaria, etc., etc.
¿Pero qué pasa? Todo ser vivo, ya sea animal o vegetal, se resiste al uso de una sustancia química en forma permanente. Cómo médico puedo decir tranquilamente que los antibióticos que usamos hoy ya no sirven para el mismo tipo de germen, cada vez hay que avanzar más en nuevos antibióticos por la resistencia que hemos ido desarrollando.
Lo mismo pasa en las plantas.
Ahora, con ese volumen de uso que tenemos en nuestro país, que se ha multiplicado por más de 10 en el caso de los herbicidas, fundamentalmente un herbicida que ha sido y será por un tiempo el más usado que es el glifosato, tiene una característica fundamental, es un producto sumamente irritante para las plantas, pero sumamente irritante para el ser humano. Y ahí entra lo que yo puedo hablar.
¿Qué consecuencias a la salud tiene el uso masivo de este tipo de productos? Los herbicidas siempre van a causar, cuando el trabajador o la gente que está viviendo en las cercanías, que no tiene nada que ver, recibe esa lluvia del producto cuando se aplica por maquinarias que hoy son también totalmente distintas a las de antes.
Antes era el trabajador rural el aplicador individual con la mochila. La deriva, es decir, lo que perdía por el costado, la nube que producía un trabajador solo no es la misma nube que produce hoy un mosquito, por ejemplo, y eso es la deriva.
Esa deriva que es una lluvia de sustancias químicas es lo que está afectando a esas poblaciones que no tienen nada que ver, que viven al lado, que plantan al lado y que no tiene necesidad del uso de ese tipo de plaguicida.
¿Qué puedo decir concretamente de lo que está pasando desde el punto de vista salud, que es lo que me compete a mí? Bueno, intoxicaciones por plaguicidas hemos visto desde que se inauguró el Centro de Toxicología en el año 75. Uno de los objetivos de la creación de ese centro fue formar médicos que supieran hacer el diagnóstico y el correcto tratamiento de las intoxicaciones agudas por plaguicidas, eran muy frecuentes en los años 80 y en los años 90, pero a partir del 2000 empezamos a ver otras cosas. Es decir, pequeñas dosis o más o menos pequeñas, es decir, la exposición crónica. Antes vivimos lo agudo que tenía una alta mortalidad, hoy en día se está viviendo la exposición crónica diaria permanente de personas que no trabajan con este tipo de productos, también por supuesto el que trabaja con ellos, eso es evidente, y que están presentando afecciones cutáneas mucosas, cuando digo mucosas hablo de todo el aparato respiratorio. En aquellos individuos que tienen alguna problemática respiratoria previa es mucho mayor, dando lugar a cuadros que pueden ser simples cuadros catarrales hasta verdaderas crisis tipo asmático. Quemaduras de piel, irritación de todas las mucosas y la piel.
Pero el gran problema no sólo es eso sino que ya se están viendo efectos de otro tipo que están muy bien documentados en nuestros vecinos, en las provincias argentinas colindantes con Uruguay donde la plantación de soja y otros transgénicos es enorme.
Allí están documentando enfermedades ya de tipo crónico como pueden ser, y terriblemente, por lo menos los documentos que tienen y que han publicado. Justamente acabamos de enterarnos que han logrado publicar en el extranjero, en una revista científica arbitrada todo lo que han encontrado.
Han encontrado malformaciones fetales, porque hoy sabemos que cuando el ser humano (padre y madre) absorbe un volumen de sustancias químicas importantes, la transmiten al feto. Ese niño ya puede nacer con malformaciones fetales que han aumentado mucho y todas más o menos del mismo tipo lo cual científicamente está de alguna manera avalando. El aumento de los abortos espontáneos, cosa que también se ha visto en algunas zonas de nuestro país. El aumento de los llamados cánceres infantiles, es decir las leucemias y todo este tipo de patología maligna que se está viendo en los niños. No tenemos nosotros documentado, nos cuesta mucho documentar la patología crónica porque dependemos de que quede bien registrado cuando la persona consulta en los centros asistenciales y que después podamos hacer un buen estudio epidemiológico, cosa que todavía no se ha hecho. Pero los argentinos lo tienen documentado, y bueno, pensamos todos nosotros con buen criterio que si están usando los mismos productos en los mismos cultivos, utilizando la misma maquinaria, haciendo la misma secuencia y tienen ese tipo de patologías, ¿por qué no las vamos a tener nosotros? Lo agudo ya lo tenemos.
Porque además no hay normas que se respeten. Ese es un gran tema, por ejemplo, hemos ido a escuelas rurales donde el mosquito pasaba en plena hora del recreo, cuando todos sabemos que el Ministerio de Ganadería y Agricultura ha determinado que si se va a pasar frente a una escuela, tiene que avisarle con 48 horas a la dirección para que cierre las puertas y no deje salir a ningún niño.
Y resulta que han pasado con los niños en el recreo. No pueden pasar a determinada cantidad de metros.

AJ: 300 m.

MB: La ley dice eso y no se respeta.
Entonces, la gente que vive en los alrededores, los argentinos le han puesto un título muy especial a esos pueblos, los pueblos fumigados.
Nosotros todavía no hemos reunido todos esos pueblos fumigados, pero en Canelones eso se está dando. ¿Por qué? Porque todo ese agricultor de pequeña escala, de 2, 3, 4 hectáreas está pegado a un cultivo de 500 hectáreas.
Entonces, en principio eso sería lo que quería decir.
Que estoy de acuerdo con lo que están haciendo, con cómo se están defendiendo. Hoy en día la agricultura de este tipo, que los agrónomos saben los términos perfectamente y yo no, no es la misma que la agricultura convencional que se llevaba antes en este país, donde se usaban plaguicidas, claro que se usaban, pero hoy es totalmente diferente.

 

EChI: Se usaba el DDT para combatir la langosta todavía en los años 50.

MB: Claro, que se usó.
Y se usó para la malaria y fue efectivo, pero hoy ya no es efectivo, ya se sabe que el DDT no mata más al mosquito. Y eso es así y va a seguir evolucionando así.
Hoy en día va a aparecer, ya apareció tanta resistencia de las malezas al glifosato que están usando otros herbicidas, están juntando y están agregando herbicidas que en otros países están prohibidos hace muchísimos años porque ya se conocen sus efectos.

 

EChI: Cuando se habla de prevención, por ejemplo en el campo de la salud, uno encuentra como un gravísimo vacío de controles en las más distintas áreas de la actividad humana, pero particularmente la actividad comercial e industrial del país. ¿Para qué sirve una ley o una norma cuando el país que va camino de las 20.000 leyes y estamos enfrentados a que no podemos resolver a veces cositas chiquitas?

AJ: Bueno, ahí está quizás una de las cosas, de las claves del por qué de nuestra lucha y cómo hemos procedido nosotros.
Yo quería antes, Chury, si te parece, sé que en eso me das siempre los espacios de libertad aquí, esto es como mi casa, confirmar algo que dijo Mabel que es muy cierto, yo tengo 4 hectáreas, fuimos comunidad, yo planto convencionalmente.
Y me cuerdo que un día, estoy hablando largos años atrás cuando estábamos en plena lucha de lo de Ney Teddy, 2011, vino Cesar Vega del Partido Ecologista y demás, acá sí yo dije que el tomate lo planto convencionalmente, y doy fungicida y demás. Pero entendámonos, uno trata de dar, es como con el cuerpo humano, uno no se pone fundamentalista, ahí dice que hay un antibiótico o un remedio que puede servir, pero la escala en la cual uno trabaja, que eso que estaba diciendo Mabel, es clave.
Porque yo puedo dar un fungicida, puedo dar herbicidas, pero uno lo da en una escala totalmente pequeña en una plantación, un cultivo chiquito. Y además siempre, en la medida en que uno va con su mochilita, ya la mochila motor cambió el volumen de la deriva que es lo que se llama la nube que se forma. Y nosotros fuimos muy inconscientes, porque eso que decías tú, cuántas veces curábamos sin máscara, y de ahí venían nuestras intoxicaciones, pero por un mal manejo.
Ese es un aspecto que fuimos aprendiendo, fuimos conociendo, pero después viene esto que es una invasión y tiene que ver con esa pregunta clave que es por qué está pasando todo esto, a quién le sirve, para dónde va todo esto.
Porque Gonzalo, el productor que vino a acá de La Armonía, tiene 2.000 hectáreas de soja al lado. Él es plantador orgánico, no puede. Literalmente, con 10.000 hectáreas al lado de tus 10 orgánicas, ya está, desapareciste. Al lado de su casa está la soja, pasa el mosquito.
Entonces ahí voy a lo que decías tú muy bien que creo que vale la pena desarrollarlo, que es por qué nosotros planteamos que haya una directriz o directiva departamental que prohíba la soja. Porque las medidas legales de la práctica del uso, que me las conozco todas de memoria, la ley del suelo, la ley de manejo, todas esas lamentablemente no las aplican, no hay nadie que las controle.
Es más, se ponen multas, hasta ahora no se ha pagado un peso.

 

EChI: No se ha pagado ni una.

AJ: Exacto, lo sabemos bien, me encargué de averiguarlo para hoy, de saber hasta dónde, incluso las multas por Laguna del Cisne, por Paso Picón, todavía están en el debe.
Entonces, realmente, nosotros estamos planteando otra estrategia, que podemos desarrollarla un poquito más de cómo logramos ese control y por qué no queremos medidas parches, que es lo que ha hecho la Intendencia con La Armonía, propuso medidas parches nuevamente.

MB: Todos los que están trabajando en este rubro saben bien que junto con este paquete tecnológico, como se llama, que se aplica a estos granos transgénicos, va asociado a un aumento muy grande del uso de fertilizantes, porque los suelos ya no están dando el rendimiento, y ahí que me corrija él, qué se esperaba. Pero el uso de fertilizantes aumentó una barbaridad también, y trae aparejada la contaminación de todas nuestras fuentes de agua.
Y el aumento del fósforo, como ha aumentado ya sea en arroyitos, arroyos más grandes, lagunas, de donde se hacen tomas de agua, es muy contraproducente. Y ahí tenemos después todas las floraciones algales y todo lo que ha pasado últimamente en el país que antes ni se conocía.
Algo que quiero recalcar de esto y como para terminar mi parte me parece, es que estamos asistiendo a un tipo de agricultura que no tiene nada que ver con la agricultura convencional de antes. Antes con un litro de un insecticida el agricultor tenía para rato, hoy se usan toneladas.
Y sobre todo insistir en el mecanismo de cómo se distribuye ese producto, es decir, qué mecanismo de aplicación hay y es el mosquito. El mosquito tiene como decíamos 40 m. entre sus dos brazos, y entonces la deriva es enorme, la deriva es una nube que se genera cuando pulverizan. Eso va para cualquier lado, dependiendo del viento, dependiendo de la temperatura, etc., etc. Antes eso tampoco existía, antes era el aplicador solo, a lo sumo su familia porque no había control de nada, no se protegía tampoco con nada, vimos muchos casos agudos.
Pero con el pasaje de los años se están viendo ahora todas esas patologías malignas que es lo que nos preocupa como médicos. No podemos olvidar que el glifosato fue categorizado por la IARC, la agencia internacional del cáncer que depende de la Organización Mundial de la Salud fue categorizado como probable cancerígeno humano.
Eso en base a que ya se sabe que es un cancerígeno en los animales de experimentación de los laboratorios. Para ponerle el título de probable es porque los animalitos de experimentación en los laboratorios ya desarrollaron tumores malignos. Hay distintas categorías para clasificar un cancerígeno, es un probable cancerígeno humano.
Ya está, hay trabajos muy importantes en otros países que demuestran la presencia de tumores en vertebrados.

 

EChI: Tenemos aquí mensajes de los oyentes, por ejemplo, Clapton pregunta ¿qué pasa con los agrónomos y la Facultad de Agronomía? Y manda un abrazo.
"Buen día. Un placer estar escuchando a la Dra. Burger. ¿Es cierto que se han encontrado trazas de glifosato en leche materna y en cordón umbilical? ¿Hay estudios en nuestro país o hay intención de hacerlo? ¿Se sabe algo sobre eso? Muchas gracias" y manda saludos.

MB: Todavía, puede que me equivoque, pero no se está haciendo la dosificación de glifosato en el Uruguay en orina. La técnica más sencilla es la de orina, pero también se puede hacer en sangre.
Yo actualmente no estoy en actividad en la Universidad pero me consta que todavía en el Uruguay no se analiza, ni siquiera para decir está presente cualitativamente. Es decir, yo puedo tener distintos métodos sencillos que me digan, sí, esta orina tiene glifosato, pero no me dice la cantidad.
Entonces, cuantitativamente es lo que importa también saber. En Argentina esto se hace ya prácticamente en todos lados, en Brasil también, en Chile también, es decir, tenemos gente muy cercana que lo está haciendo.
Y bueno, todos los trabajos extranjeros vienen con la dosificación de glifosato, así como en aguas o fuentes hídricas.

 

AJ: Voy a retomar lo del control para entender la estrategia de la Comisión.
Porque tiene que ver además con la situación que describíamos y que Mabel de alguna manera mirando desde afuera desde el lugar científico universitario, capta bien qué es lo que vivimos los productores y los que estamos en la tierra.
O sea, los que estamos en la tierra tenemos claro, por lo menos una escala, después discutamos proyectos para el mundo y el planeta, pero tenemos claro que una escala de Canelones, productores de 4, 5, 10, 15 hectáreas, superpoblado como está, es el departamento de mayor densidad rural del país, ya llegamos prácticamente con el 10%, efectivamente el control, porque hay una ley de suelos, una ley de suelos que obliga a rotar. Por ejemplo, yo, una parte de la chacra ahora la voy a rotar, la dejo descansar, la siembro con avena, es abono verde, va para otra parte la producción futura del otoño, la arveja, etc.
Uno va cuidando la tierra, y eso que son 4 hectáreas, son muchísimo para producir alimento 4 hectáreas.
Bueno, ese concepto, aun utilizando plaguicidas convencionales, porque vamos a entendernos, siempre se usaron.
Cuando yo digo la arveja, por ejemplo, yo doy Linurex porque estoy solo en la tierra, para que la maleza no invada el surco en el cual sembré la arveja. Así como tengo 2 hectáreas de la chacra que son absolutamente orgánicas y hay una cortina vegetal que separa lo orgánico de lo inorgánico, y está claro que hay cuadritos que uno trabaja, pero que es una dosis absolutamente ínfima para combatir la maleza.
Que también es discutible, ojalá pudiéramos decir ni siquiera Linurex para la arveja. Bueno, es toda una discusión, es como decir ojalá pueda hacer el cuerpo tan sano de un mecanismo tal que no tengamos que consumir ningún elemento de la industria farmacéutica.
Bueno, esos son procesos de salud, tanto del ser humano como de la tierra que tendríamos que ir discutiendo más idealmente.
Pero empecemos por lo primero, el agronegocio que es incompatible absolutamente con esta escala de producción familiar, diversificada de alimentos, es la vorágine total. ¿Qué hace? Porque el agronegocio es el gran capital y tiene que ver con los controles. Porque es el hombre que tiene plata, porque un mosquito no lo maneja cualquiera, vale U$S 240.000 nuevo. ¿Quién tiene un mosquito? No lo tenemos los chacreros comunes.
Entonces, no lo tenemos los 20.000 pequeños productores que tiene el país. ¿Bueno, realmente qué es lo que pasa? El tipo viene, arrienda una chacra, el sojero al lado de Gonzalo, el que vino acá, el argentino, durante 7 años arrendó varias chacras de la vuelta, que al principio decían los chacreros decían, qué bien, no va a hacer chirca, no rotó, no hizo curvas a nivel, arrasó, quemó todo con glifosato porque se quema todo, es el paquete tecnológico, es las dosis más el funcionamiento.
Entonces se destruye toda la capa orgánica, por eso después ahí queda el fertilizante, porque cuando yo quemo para hacer siembra directa, una vez quemado voy perdiendo todos los nutrientes del suelo, que uno los cuida.

MB: El herbicida quema todo.

AJ: Exacto, todo.
Preguntan los agrónomos, está comprobado que cuando uno normalmente planta hay una pérdida de nutrientes que tiene que recrear. Puede ser dejando descalzar, esto que contaba yo.
Cuando se planta la soja por lo menos se pierde el 47, y esto no lo dice Jaume, lo dicen los estudios científicos, el 47% de los nutrientes.
¿Qué hace en ese paquete tecnológico el sojero que piensa en la rentabilidad inmediata, en lo inmediato? Agrega, fertiliza, que eso después va todo como deriva, no sólo como deriva de la nube que es la que contamina sino la deriva del arrastre que va de la tierra a las aguas, de todo ese fertilizante. Como también del glifosato, como también de otros químicos, van todos, los arrastres, porque además no se hacen curvas a nivel.
Conclusión, durante 7 años, por ejemplo, este sojero argentino plantó las mismas chacras con soja hasta que quedaron destruidas, entonces ya no le sirve más. ¿Y qué hace? Arrienda en otro lugar. Eso es el agro negocio, eso es la concepción opuesta a lo que es generar producción de alimentos, soberanía, asentamiento de la familia en el medio rural, etc., etc.
¿Y cómo se anexa esto con el control? Porque son poderosos los que hacen esas cosas.
¿Entonces, qué le queda a Gonzalo que le pasa el mosquito a 3 m. de su jardín y su casa? Pensas que el sojero sabe perfecto que como mínimo, porque 300 m. si es un centro poblado, que igual puede no servir, pero existe la ley escrita. Está claro que no se puede fumigar, por ejemplo, a menos de 10 m. de cualquier curso de agua, curso hídrico. Eso lo dice la ley.
Y está claro que hay que rotar suelos, lo dice la ley. ¿Este señor rota algo? ¿Este señor cuida el jardín que tiene la soja a 3 m. de la casa de Gonzalo? Entonces, los controles no existen.
Y no existe el mecanismo institucional del Estado para ejercer ese control. Porque acá está el ejemplo de Laguna del Cisne, como el de Paso Picón, qué ponen al desnudo. Benia, que fue uno de los ingenieros propietarios, llegó a plantar la soja hasta el borde la Laguna del Cisne.

 

MB: Y la apicultura…

AJ: Bueno, ni que hablar, pero voy a esto, se termina que no hay control que valga, entonces después, y acá importa lo siguiente, qué hizo la Intendencia con estos 7 productores de La Armonía, porque vale como ejemplo.

 

EChI: "Felicito y agradezco a la Dra. Mabel Burger su incansable lucha de décadas dedicada a cuidar la salud humana, adulta e infantil, del mal uso de los agrotóxicos. Un orgullo conocerla. También felicitaciones a Jaume", dice Carmen Carrero

AJ: Gracias Carmen.
Yo decía, para que se sepa bien, qué hizo la Intendencia con el caso de La Armonía, y vamos por ese camino de reflexionar qué pasa con los controles y qué tenemos que plantearnos en la lucha.
La Intendencia propuso 4 medidas, aparte de que hizo toda una escena capitalizadora de la imagen, fue Orsi a las chacras, lo acompañó Canal 12, no es ningún niño bobo, tiene poder, mecanismo, la prensa acompaña, no nos va a acompañar Canal 12 a nosotros el miércoles en Canelones, eso está clarito, pero a Orsi lo acompaña Canal 12, todos los periodistas, visitó las chacras, propuso 4 medidas.
Propuso pagar, que hasta ahora no lo ha hecho, resarcir económicamente que es muy discutible, pero bueno, yo voy a decir lo que propusieron. Resarcir económicamente la pérdida de los cultivos, para eso ofertaron U$S 60.000 a cada uno de los 7 productores en cuotas de 20. Todavía no han pago pero tendríamos que discutir si eso es suficiente para lo que se perdió, pero dejémoslo, vamos a ver qué fue lo que propuso.
1) El resarcimiento económico.
2) Un tanque de agua de OSE porque se comprobó que todos los cursos hídricos en el entorno estaban contaminados y entonces no querían correr riesgo de la salud humana. Agua para abastecer.
3) Construcción de pozos vía DIGEGRA (Dirección General de la Granja), habilitación de pozos subterráneos para poder independizarse del arroyo Valenzuela que es el contaminado, y nadie sabe por cuánto tiempo, porque ahí están las tantas cosas, de cuánto permanece el glifosato en el agua y los productos. El picloran que fue el que destruyó los cultivos en este caso porque era un maíz transgénico y la dosis fue 8 veces superior a la indicada, dicho por la Dirección General de Servicio Sanitario del MGAP, por eso se mataron los cultivos de La Armonía.
¿Entonces qué propusieron? Construir pozos.
4) Demanda judicial, la Intendencia Canaria paga un abogado, demanda judicial para respaldar al productor demandando al sojero.
Entonces uno dice, realmente, conociendo este país, ¿vamos a dejar en manos de un proceso judicial de años cuando se va a destruyendo todo?
Entonces, ahí es que nosotros decimos: ¡Basta e parches y de medidas paliativas! No queremos la medida cautelar que va tomando Laguna del Cisne por aquí, después Paso Picón, después La Armonía. Queremos que se prohíba definitivamente la soja, que sería un golpe contundente para un modelo incompatible con la producción familiar. Por ese camino va la comisión. Los controles no se cumplen, los poderosos los violan y el Estado no tiene la capacidad de vigilar para defender al ciudadano. Por eso nosotros decimos que hay que cortar de raíz el problema. ¿Se entiende?

 

EChI: Se entiende.
Y yo pensaba, analizado y en la expresión de un análisis sociológico, a manos del agro negocio la agricultura, en el Uruguay al menos y en unos sectores más que en otros pero esto está bastante generalizado, es una frase muy conocida pero parece ser que la agricultura como la conocimos perdió la escala humana.

AJ: Perfecto, totalmente, ahí está

MB: Claro, es que fue lo primero que dije, el volumen que estamos usando de sustancias químicas, peligrosas algunas de ellas como es el glifosato y tantos otros, no es el glifosato solo. Ese volumen de uso es capital para que realmente afecte cualquier cosa, ya sea la salud humana, la salud ambiental, etc.
Las sustancias químicas son muy buenas muchas, muchas son muy buenas, fueron diseñadas para algo muy concreto, ya sea medicamentos, plaguicidas, productos industriales, cada cosa en su lugar. Pero no se consideró, en el área de plaguicidas, el uso, el volumen de uso que iba a tener. Y el mecanismo de uso que se iba a utilizar, ya seas el avión o el mosquito.

AJ: Por eso lo que hablamos del paquete tecnológico, cuando decimos estas cosas.

MB: Y además la mezcla. Porque cuando yo uso glifosato solo podría, desde el punto de vista médico, adjudicarle ciertas patologías. Pero cuando uso 5 productos juntos cómo hago para discernir a qué corresponde la enfermedad que terminó teniendo equis paciente.

 

EChI: Mabel, uno no tiene ninguna señal de disminución de volúmenes ni de intensidad en esta invasión del agro negocio. ¿Esos productos tienen un efecto acumulativo, verdad?

MB: Sí.
Pero además otra cosa que no la mencioné para no crear más dificultades, desde la agricultura convencional hasta ahora debemos de medir y conocer los residuos que dejó ese plaguicida en la fruta, en la verdura, en la leche, en el queso, en lo que vamos a comer. Esa es otra falencia en nuestro país.
Se hace el control de residuos de plaguicidas, bueno, sí, puede ser que se haga, hay lugares donde se están haciendo.
¿Se conocen, se publican? Es un derecho de la ciudadanía saber qué cantidad de productos químicos estoy comiendo con cada naranja, cada manzana, cada pera, cada lechuga, cada tomate, etc.
Cada vez que aplicamos plaguicidas quedan residuos en el fruto final.

 

EChI: Hace 7 años que recibí una comunicación más o menos explicativa de los posibles daños que eso que estamos hablando podrían conllevar para nosotros los productos que consumimos. Ahora, ¿cómo se controla divulgando una cosa para la gente, para el pueblo, cada 7 años?

MB: No, capaz que los controles e estaban haciendo. Creo que lo que no se hace es la divulgación, no se conocen.
Ahora, todo lo que exportamos como alimentos van controlados. Salvo algunos que se han escapado últimamente y apareció letión por ahí.

 

EChI: Por eso lo de la miel en Alemania ¿no?

MB: Ahí está.
Bueno, otro de los perjudicados por todo este sistema de granos modificados genéticamente son los apicultores, hoy el tema de la miel es todo un problema.

AJ: Ahora, pido el tiempo por un tema que es la movida del 15, yo creo que vale la pena destacar primero que no bajamos brazos, que esta lucha vale la pena y que lo que, en este caso vamos a realizar como operativa, como movilización es ampliar los fundamentos del petitorio que le entregamos al intendente, acompañado de científicos que han decidido mostrar y dar una señal, que eso es importantísimo, porque no es la comisión sola, no es la soledad del productor o del hombre de pueblo, de a pie, del canario sino que también hay un respaldo de la academia frente... Porque cuesta, en estas cosas el poder presiona, no sólo no controla al poderoso, el poder presiona.
Ese comunicado de prensa creo que está muy claro, nosotros vamos a ver qué efecto tiene, pero hasta ahora ningún medio de prensa grande nos han llamado, sí los chicos.
Entonces, vamos a intentar, en este ninguneo que existe, porque hay un silencio, así como Orsi camina con Canal 12 por las chacras y aparece la Intendencia diciendo: ¡qué bien, cómo se preocupa por los damnificados!
Los que nos movilizamos para prohibir la soja estamos absolutamente invisibilizados, no nos ven, nos ningunean.
Entonces, no sólo un agradecimiento a medios como la 36 que siempre acompañan nuestras luchas, sino que anterior, vamos a ver si logramos de ahí la presencia importante de gente destacada de la academia, si logramos que entiendan definitivamente de que esto no va más y que tenemos respaldos científicos y razones valederas para decir basta.

 

EChI: Muy bien.
Dra. Mabel Burger, muchas gracias por haber venido esta mañana a acompañarnos. Gracias Álvaro Jaume.

MB: No, por favor, gracias a ustedes.

AJ: Gracias a ustedes.