FRANCIA A SEGUNDA VUELTA: ENTRE LA XENOFOBA DE LE PEN Y MACRON, EL HOMBRE DE LA UE Y LA OTAN
Contacto con el periodista Jorge López Ave, 24 de abril de 2017

 

"Sorpresa" a la francesa, dos candidatos de derecha se disputarán la Presidencia de la Segunda Vuelta. Tras la declaración de resultados de la Primera Vuelta de las presidenciales, los candidatos que van a la Segunda Vuelta, Emanuel Macron y Marine Le Pen, ofrecieron su discurso de victoria. CX36 consultó al co-director del diario Digital Insurgente, de Cádiz (España) Jorge López Ave, quien realizó un análisis y opinión sobre lo que deja la Primera Vuelta en Francia. El periodista afirmó que será un duelo entre la xenófoba Le Pen y el hombre de la Unión Europea y la OTAN, Macron.

“En principio lo que se constata es que la derecha en general y en Europa en particular, está en un buen momento de training, en un buen momento de forma. De los cinco candidatos que tenían mayor posibilidad de acceder al balotaje, a la segunda vuelta que se disputará el 7 de mayo, cuatro eran claramente de derecha. Y ahí estoy incluyendo incluso al candidato del Partido Socialista Francés, Benoît Hamon. Eso indica que no hay una correlación de fuerzas muy clara en favor de la derecha, de la burguesía. Y bueno, la izquierda encontró un candidato que no es nuevo tampoco, es Mélenchon que ha sacado unos resultados, desde mi punto de vista bastante lindos, cercano al 20%, pero a la hora de la verdad siempre ganan ellos, a la hora de la verdad han habido dos candidatos Marine Le Pen que representa a la ultra derecha xenófoba y anti-inmigrante. Y Macron, que es un candidato muy interesante desde el punto de vista de la logística del marketing porque es un candidato inventado, es un candidato que fue ministro del Partido Socialista, que se salió por su derecha. Y en vista del descrédito político que existía en los dos grandes partidos históricos, los golistas, la derecha francesa y en la socialdemocracia, el aparato del establishment monta una candidatura en torno a Macron con apoyos indudables en los sectores financieros, en las clases medias para seducir a buena parte del electorado”, dijo Jorge López Ave.
Agregó que “eso se vio en aumento cuando se fue descubriendo que la derecha clásica, que la representaba Fillon, estaba envuelta sin escándalos. Entonces, claro, tomó más fuerza aún este segundo candidato. Es como si fuera el hombre del sistema. Y ahí habían quedado, van a pasar a segunda vuelta, ya está confirmado Marine Le Pen como la ultraderecha xenófoba clásica que viene representando a los sectores más reaccionarios de Francia; y Macron que va a ser sin duda el ganador porque ya han anunciado buena parte de los perdedores que van a apoyar al candidato de la Unión Europea y la OTAN, no nos olvidemos, para la segunda vuelta.
No así Mélenchon, la izquierda, en una actitud bastante interesante ha dicho que se trata o cáncer de pulmón o cáncer de hígado y entonces creo que va a dejar libertad de voto a sus votantes, pero de todas maneras un 20% no va a poder decidir”.
Lo que ha quedado muy claro, dijo López Ave, es que el escenario bipartidista ha desaparecido, y casi desaparece también el Partido Socialista de Francia, ya que apenas logró un marginal 6%.
“Han perdido en lo que era el Partido Conservador, los republicanos que encabezada Fillon y el Partido Socialista han perdido un 25%, la suma de ambos, con respecto a las anteriores elecciones hace 5 años.
El Partido Socialista está desaparecido, un 6% en unas elecciones presidenciales es histórico, eso lo deja en un espacio casi marginal. Digo, sería un 6% muy interesante para una organización nueva, pero el Partido Socialista viene de co-gobernar Francia desde que terminó la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días. De hecho el presidente saliente, Francois Hollande, que es del Partido Socialista, los dirigentes no pedían casi ni votos para su partido. Es decir, está en tanta descomposición, como toda la socialdemocracia europea, no hay lugar donde haya una elección, hace poco la hubo en Holanda y también sufrieron una caída estrepitosa. Una socialdemocracia como es la gran afectada del bipartidismo.
Digo gran afectada porque la derecha siempre más clásica, acaba encontrando, como es el caso francés, un recambio. Pero si el bipartidismo clásico que ha movido a Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial donde había un sector grande socialdemócrata y un sector grande conservador, eso ha quedado liquidado. Es decir, la crisis económica y luego política, se lo ha llevado por delante”, finalizó.