“NOS PLANTEAMOS UN ACTO AMPLIO, QUE COLOQUE LOS PROBLEMAS DE LA CLASE OBRERA ARRIBA DE LA MESA Y QUE DÉ UNA PERSPECTIVA. CREEMOS HABER CUMPLIDO”
Entrevista a Damián Ortiz, sábado 6 de mayo de 2017.

 

“Las cosas que nosotros nos colocamos como meta que era el contenido que sea un acto amplio, que una a la clase obrera, que coloque los problemas de la clase obrera arriba de la mesa y que dé una perspectiva, creemos haberlo cumplido”, dijo Damián Ortiz, del Sindicato de Trabajadores Postales, integrante de la Confederación Sindical y Gremial del Uruguay; respecto al acto del Primero de Mayo realizado en 18 de Julio y Ejido. “Se viene dando un crecimiento, se viene desarrollando, cada año hay más 1º de Mayo, los contenidos se van profundizando”, remarcó. Transcribimos la nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/damian-ortiz-6-5-2017-audios-mp3_rf_18557357_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, estamos recibiendo a Damián Ortiz del Sindicato de Trabajadores Postales.
¿Cómo estás?

Damián Ortiz: Bien. Buenos días.

 

MAB: La última vez que estuvo Damián acá era en otro clima, estábamos por ver qué era lo que iba a pasar, convocando a un 1º de Mayo por fuera del oficialismo, sin patrones, sin gobernantes, desde la Confederación Gremial y Sindical del Uruguay. Ahora ya pasó el 1º de Mayo, casi una semana. ¿Cómo quedamos de este 1º de Mayo? ¿Qué opinión, qué balance se va haciendo?

DO: Bueno, nosotros como Confederación ya tuvimos el jueves una reunión, nosotros nos reunimos los jueves en la Coordinadora, ahí se reúne el Ejecutivo de la Confederación y ahí va la evaluación de los sindicatos, además el 1º de Mayo fue lunes y todas esas cuestiones lo complejizaron un poco, pero la evaluación general es muy buena.
Nosotros igual, antes que nada lo que queremos hacer es agradecer a todos aquellos trabajadores, ya sean trabajadores ocupados, desocupados, aquellos que son unipersonales porque a veces los tratan de dejar como que no son trabajadores y en realidad muchas veces están en peores condiciones que los que tenemos una relación de dependencia directa con una empresa, que también son gente que sufre las mismas cuestiones, ni qué hablar los jubilados y pensionistas; toda la gente que ayudó a que salieran las cosas bien.
Porque a veces pasa que hay compañeros, yo siempre nombro una entrevista que le hacen a Fidel en los años 80 dos senadores de Estados Unidos que fueron a Cuba cuando Fidel plantea que a él no le gustaba hablar, yo ahí me quedé mucho más tranquilo, y que el hombre este decía muy claramente, cuando me lo pide la organización...
Entonces, hay un montón de gente que es de a pie, que es como nosotros pero que en realidad, por diferentes razones no agarran el cucurucho y muchas veces no se ven. Pero sin esa gente este trabajo no se podría haber hecho.
Inclusive gente que no pudo venir a algunos de los actos que se hicieron en el país pero que trabajaron.
La evaluación acá me parece que hay que dividirla en varios aspectos. Por un lado la numérica, que históricamente es la que menos nos interesa, ahora que podemos mostrar fotos mejores, compararnos con otra gente, hay algunas fotos que están circulando por las redes que la verdad a mí me dejan...

 

MAB: ¿Ah sí?

DO: Sí, hay una foto de contraste que está muy buena que muestra un montón de sillas vacías en un acto y un montón de gente parada, aglomerada en otro, en el nuestro.
Pero volvemos a ese tema, el tema del número es importante pero no resuelve las cosas, partamos de una base, el PIT-CNT dice tener 400.000 afiliados, no los tiene. La cuenta la hacemos bien fácil, último congreso con 1.200 delegados. Cada 200 afiliados tenés un delegado y los números quebrados son un delegado y además se tiene un delegado más por la Mesa Representativa, los del interior, etc. Entonces no me dan las cuentas.
Pero así y todo con 400.000 tenemos 1 millón de trabajadores que ganan menos de $U 20.000. O sea, ser gordo no significa tener músculo, son cosas, son elementos importantes también para tener en cuenta.

 

MAB: Y en este caso, en el caso del acto que se hacía acá en 18 y Ejido, compartiendo 100% de lo que vos estás diciendo, era importante, ¿qué pasaba? ¿Cuánta gente venía? Porque además era feriado largo, el tema de la locomoción, todas las contras se habían juntado

DO: Yo manejo siempre un concepto que se puede compartir o no, muchas cosas las vinculo al fútbol porque en eso casi todos creemos que sabemos. Cuando el piso de un estadio está malo, dicen, bueno está malo para los dos. Mentira, para el que propone, y se le complica mucho más para el que defiende.
Nosotros proponíamos, lo decíamos acá la otra vez, no tenemos empresas que ponen dinero ni nos ponen los ómnibus para que traigamos a la gente, no pudimos sacar 20 líneas de transporte, porque las cuestiones hay que ponerlas en su justa medida. Vimos un montón de gente acá, otros con toda la parafernalia no pudieron juntar gente y vos decís, bueno, pero el fin de semana era para todo el mundo. Si nosotros hubiéramos podido meter 20 líneas de transporte hubiera habido más gente.
Ahora, por eso me parece que hay que valorar más todavía lo que se hizo.

 

MAB: Sí, y todo trabajado por los propios compañeros.

DO: A pulmón.

 

MAB: Para conseguir un ómnibus, para traer las cosas, para armar el escenario, todo eso hecho por los propios trabajadores.

DO: Pero además nosotros creemos que eso, inclusive cuando empezamos a tener viento a favor, como empieza a ser ahora, creemos que igual hay que seguir haciendo cosas en este sentido.
Por subir arriba de un estrado no significa que no puedas cargar un cajón, que no puedas poner una bandera, mover un tanque o lo que fuera. Porque después empiezan todas esas cosas que porque yo hablo o porque yo, y ahí empezamos en el sindicalismo ese de dirigentismo, no de dirigente sino aquel que está ahí solo para dar su mensaje y nada más y hay que tratar de erradicar esas cuestiones, al menos es lo que estamos tratando de hacer.

 

MAB: "La suma de las pequeñas cosas nos dan las cosas grandes que perduran si tenemos consecutividad" -dice Daniel.

DO: Es tal cual.

 

MAB: Está muy bien eso.
Bueno, estábamos hablando de la cantidad de cosas que habría para evaluar de lo que pasó el otro día. En el acto del PIT-CNT la televisión mostraba antes de que empezara el acto, cantidad de gente vendiendo comida, que evidentemente era toda gente sin trabajo, gente que aprovechaba que se iba a juntar gente para poder hacer un peso.

DO: Sí, sí.
Acá hay un par de cosas que habría que, hay mucha cosa para evaluar y a veces los tiempos no nos permiten desarrollar todo, pero hay algunos elementos. Si esto uno lo pusiera como un libro, tenemos el principio, el nudo y después las resoluciones que me parece que no nos podemos ir sin hablar de eso.
Pero hay mucha cosa de cuestión de contenido de los actos, en general, y ya hablamos de organización a organización. Porque a veces también focalizamos, yo estuve escuchando los audios del acto de Colonia y la verdad impresionante, para sacarse el sombrero. Y los de Maldonado lo mismo, los de Treinta y Tres lo mismo, lo de Paysandú lo mismo, la cantidad de gente que juntaron.
Pero por sobre todas las cosas, los contenidos. Un análisis realista, o sea, hablando de la desocupación uno empieza a ver la lista y estamos hablando de 300, 400 empresas que han cerrado. Empresas tan grandes como Fripur o Raincoop, a empresas chicas. Me estoy olvidando de Fanapel, todo el tema de la lechería, Paylana, etc.
Y después un montón de empresas que no han cerrado pero que han cortado. La otra vez escuchaba a un legislador de Melo o un edil de Cerro Largo y hacía un comentario él, dice: si hiciéramos la cuenta de las grandes empresas es una cuestión preocupante, pero cuando empezamos a ver en el interior los lugares que van dejando 2 trabajadores, 3 o 1, y hacés esa cuenta, que es el golpe suave, es impresionante. Y esto fue hace meses.
Nosotros ayer estábamos en nuestra tarea, porque nosotros en el trabajo tenemos la posibilidad de hablar con mucha gente y nos pusimos a hablar con unos compañeros del Poder Judicial, hablamos del tema de las AFAP, por ejemplo. El problema de los cincuentones, que acá hay dos proyectos, uno que presenta ahora el PIT-CNT y el que presentó la Confederación a través de la Coordinadora de Jubilados. Mejor dicho, el planteo de la Coordinadora de Jubilados que la Confederación lo toma como tal.
Son dos cosas diferentes por más que aparentemente son lo mismo. La Coordinadora va al hueso, plantea el tema de las AFAP, lo pone arriba de la mesa; lo otro es una lavada de cara. Y además no deja alternativa para los que venimos después.
Pero además hay otra cosa, muchas veces se habla del déficit, por ejemplo, del BPS, pero lo que no se dice es que cuando se dan los seguros especiales, que no estamos en contra de que se den, está bien. Es más, lo que se debería hacer es que esas empresas se recuperaran, las pusieran a trabajar y el Estado asumir ese rol; asume el rol para las multinacionales pero no para la industria nacional.
Pero además, todo ese seguro especial se paga con plata del BPS, no se paga con Rentas Generales. Entonces después nos dicen que el BPS da pérdida, pero no da pérdida solamente porque pueda haber una mala administración o haya un montón de cosas para corregir que nosotros creemos que hay cosas para corregir. El problema es que cada vez que el gobierno toma una mala decisión a nivel laboral, el que termina pagando las consecuencias en forma económica es el BPS, no es el Ministerio de Economía. Por más que las cosas mal van atadas al Ministerio de Economía.
Si hay bien también, pero lamentablemente, al menos para los trabajadores es lo mínimo.
Entonces, cuando uno empieza a hablar del tema de los contenidos, nos decían ahí algunos periodistas que se acercaron y mucha gente que muchas veces no la conocíamos, no la veíamos, cómo acá se hablaba de los problemas reales de la gente y además cómo empezamos a colocar cuestiones de perspectiva. Porque uno puede colocar grandes titulares, "más y mejor", "para mejorar lo que hay", "para consolidar lo que hay", yo no quiero consolidar lo que hay.
Objetivamente, nosotros lo que necesitamos es cambiar este modelo.
Entonces, ahí nosotros lo que hablamos con los compañeros, y pongo un ejemplo que es bien fresquito, recién escuchábamos a Hugo sobre el tema del Clínicas, por ejemplo, la FUM (Federación Uruguaya de Magisterio) no está definida contra las PPP, es un problema de ese gremio, nosotros somos de la guardia vieja.

 

MAB: A mí me sorprende, porque es una cosa tan básica en este momento para los sindicatos.

DO: ¿Pero cuál es el titular? "Estamos contra la mercantilización de la educación".
Ahora, el problema es que nosotros las consignas, fue lo que nos enseñaron los viejos militantes sindicales, hay que bajarlas a tierra. Y además hay también peleas que son en el diario vivir que ayudan a empujar una lucha, y además a tomar el tema en donde hay que tomarlo. Porque después que el árbol creció, está fuerte y tiene 5 m. de raíz para abajo, está bravo sacarlo.
Entonces, es increíble que donde se apunta más a la privatización, porque las PPP son eso, haya gremios que no están definidos.
Pero además, lo más grave para nosotros es que a veces, a los gremios que estamos en la Confederación se nos trata como que tratamos de dividir a los trabajadores. Nosotros acá podemos decirlo muy tranquilamente, está lo del Clínicas, estamos ahí, no se nos pega nada, no le tenemos miedo a nada porque además es una lucha justa. Y que ese gremio, por más que no es parte de la Confederación, consideramos que está dando una lucha que es por los trabajadores, y ahí tenemos que estar.
Pero el otro elemento fue lo que fue la composición del acto. El acto que organiza la Confederación invita y participa también de su organización, otros trabajadores que no están en el mismo proceso que los trabajadores que sí son parte de la Confederación, y uno ve un acto que yo lo digo, yo siempre embromo cuando me dicen: no, porque el hecho histórico. Lo hemos hablado más o menos en la calle y yo digo, esperá, esperá que me lo ponés en esos términos y yo no voy, no me asusto.

 

MAB: Porque es un hecho histórico, te lo ponen como una cosa…

DO: Y la verdad, yo soy un proleta, voy a laburar todos los días.
Ahora sí digo una cosa, yo no recuerdo, por lo menos en los últimos 14 o 15 años, que un trabajador rural, vinculado a la caña, para lo que es este país, en un acto 1º de Mayo en Montevideo haya tomado la palabra. Yo no recuerdo.
Debe haber alguno supongo, capaz que no.

 

MAB: Pero en general ha sido un reclamo, por qué no dejan hablar.

DO: Entonces uno va viendo la heterogeneidad. La Confederación, su proclama, se hace cargo de lo que dijo, pero después las organizaciones que subieron, por más que no son parte de la Confederación, nadie les limitó el discurso, les limitó el planteo.
Y uno va viendo la riqueza y va viendo que existen contradicciones de muchos compañeros, contradicciones sanas. Sanas, no de las baratas, esas que dicen, la verdad que tengo un cuete, no sé para dónde ir.
No, no, contradicciones sanas. Porque también, a veces hay que posicionarse que es difícil entender el problema, por más que te estén jodiendo está complicado.
Pero la otra cuestión es que la heterogeneidad de los planteos todos iban en la misma línea.
Un análisis real de la situación, porque se imaginan que nosotros a los cañeros no les vamos a venir a escribir el libreto ¿no? A los compañeros que subieron del Clínicas menos. Los trabajadores de Tiempost, los del Piñeyro.
O sea, nosotros valoramos que esos compañeros, abrimos las puertas como siempre, pero dijeron: loco, esta situación se tiene que saber.
Entonces, esas cosas también muestran el desarrollo y además la proyección. A ver, la clase no se une por discursos, porque acá en este país, los números que canta el PIT-CNT y que canta la Confederación que hoy tenemos de trabajadores afiliados o en nuestro entorno, o como se le quiera llamar, fuera cierto, estamos hablando de que es menos del 25% de los trabajadores activos que hay en este país. Esa es la realidad.
Entonces, la clase obrera no está adentro de una institución, porque las instituciones son eso, instituciones. Lo que nos importa es la gente.

 

MAB: Los discursos le gustaron mucho a la gente. No era que vos te podías abstraer, total ya sabías lo que iba a decir, tenías que escuchar con atención, eran discursos de verdad, no eran discursos copiados y planteaban sus temas. Tanto los de acá como los del interior que escuchamos, acá yo creo que escuchamos todos los de los actos del interior también. Eso también habla de los contenidos que tenía este 1º de Mayo que organizaron ustedes.

DO: Sí, pero además hay un agregado que supongo que los compañeros ya hicieron la cuenta, por más que había diferentes organizaciones, la línea sindical era la misma. Y para nosotros es un aliciente en el sentido que, cuando hablábamos de las reservas morales, están. No hay dudas, están.
Porque vos con un compañero que no pertenece a la misma organización, que te juntás 2, 3, 4 reuniones para organizar un 1º de Mayo, o con algunos ni nos habíamos juntado, y que vengan y que hagan el planteo en la misma línea sindical, es porque las reservas morales están.
Hay que ver cómo nosotros empezamos, a esas reservas morales, a capitalizarlas. Que no es fácil, porque también hay que ser claros, hay ciertos elementos de coyuntura, existen los miedos. Hay que decirlo, en el Correo pasa, gente, dirigentes de otras organizaciones que van y amenazan a los compañeros. No tienen los testículos ni los ovarios para decirnos a nosotros las cosas en la cara, y andamos en la calle solitos, andamos desarmados, la única arma que tenemos es la cartera o el bolso porque vamos a laburar, eso sí, otros no pueden decir lo mismo.
Pero a veces se hacen los vivos, nosotros tenemos en 14 o 15 departamentos compañeros afiliados a nuestro gremio, y nos contaban que cuando se iban a afiliar en algunos lugares, iban estos sabandijas y se hacían los hombres. Después te ven en la calle y salen disparando, cruzan la vereda, como que uno les fuera a hacer algo. Lo único que tenemos es –y es una cosa fuerte- es la verdad.

 

MAB: Sí, está difícil pelear contra la verdad.

DO: Pero uno va viendo que hay reserva moral, que hay ganas.
Ahora, nos parece que parte de las cuestiones que nos deja el 1º de Mayo, que también, no hay que olvidar, gente que nos planteó hacer un 1º de Mayo y la verdad no nos dieron los tiempos, San José fue un lugar. No nos dieron las fuerzas, eso también hay que reconocerlo porque es parte de las debilidades que tenemos, también de la fortaleza.
Entonces, nosotros creemos que el acto fue bueno, que las oratorias en términos generales la evaluación que hacemos todos es que fueron buenas, que quedaron un montón de cosas para seguir para adelante. Está lo de la peña que para nosotros es importante lo de los compañeros de la Coordinadora de Jubilados por lo que es esa organización, por lo que representa, por el valor moral que tiene y el valor de gente, una organización que levantó más de 100.000 votos en las votaciones del BPS.
La marcha que plantean los cañeros el miércoles a las 6:00 de la tarde desde la plaza Libertad hasta la plaza Independencia, a la cual la Confederación como tal apoya, convoca. Nosotros no la organizamos, como decimos, apoyamos y convocamos, es una marcha que es de los compañeros porque nosotros no venimos a subirnos a un estrado de nadie para aparecer en la foto, no nos manejamos así, tenemos otro concepto de la vida y de la acción sindical y social.
Y después todo lo que se está armando a nivel de lo que es la defensa del Clínicas.

 

Hernán Salina: ¿Qué desafíos quedan planteados hacia adelante?
Hay dirigentes del PIT-CNT que dicen, cuando les preguntan por qué hay poca respuesta de militancia o de movilizaciones, dicen que hay que hacer consignas más claras. Hay que hacer consignas más claras. Sí, hay muchos afiliados pero hay que ver cómo hacemos consignas para atraer más gente.
¿O sea, cómo plantarse desde la Confederación en este panorama para este año en particular además?

DO: Dividiendo las cosas en tres partes.
En primer lugar, más que consignas hay que hacer acciones más claras, al menos es lo que nosotros como Confederación intentamos realizar.
Después, con respecto a las medidas que a veces parecen radicales, porque leíamos un diario que decía, "los sindicatos de ultraizquierda..."
Nosotros somos un sindicato heterogéneo, somos un sindicato. Estamos en 15 departamentos y tenemos compañeros que son de todo pelo y marca, llevan una línea sindical en defensa de los trabajadores, eso es lo único que tenemos en común, y una plataforma y una base de acuerdo.
Pero en el Correo pasó también, el otro sindicato hizo terrible conflicto y se perdieron 120 puestos de trabajo y hubo una rebaja salarial de varios trabajadores, salvo los que estaban cerca del poder que esos todos agarraron plata.
Entonces, después hay que hacer la lectura más interna de las cosas, uno puede tener un discurso muy prolijo, consignas muy lindas, pero después el problema son los contenidos prácticos. Que creo que ahí es donde está la diferencia con la Confederación y la otra organización que enuclea trabajadores en este país.
A lo que nosotros apuntamos en este sentido es a seguir desarrollando la Confederación, consolidar eso. Recordar que cualquier trabajador se puede afiliar a la Confederación.
Además de los sindicatos que ya existen en la Confederación hay embriones de nuevas organizaciones que se van a ir armando porque también sabemos que a veces hay compañeros que intentan dar la pelea por adentro de las organizaciones ya existentes, pero claro, el nivel de situaciones internas que se dan son tan complejos que vos en realidad cuando llegás a donde tenés que llegar ya te deshilacharon porque, bueno, hay sindicatos de años sin asambleas, sin elecciones o elecciones en las que no vota todo el país o que vota un sector o que no se permiten posiciones.
Y después también los dobles discursos, porque dirigentes que dicen que está todo mal lo que está pasando, y cómo nos atacan y no sé qué, pero después seguimos en una organización que termina defendiendo la política económica.
Entonces, se trata de generar mucho lío por abajo pero no en los lugares donde se toman decisiones. Lo decíamos hoy al principio, si vos tenés una organización que tiene cientos de miles de afiliados, ojalá nosotros la tuviéramos, la vamos a tener, vos pasás a dar la pelea de otra manera. Podés, más allá de lo que dice la consigna, poner temas puntuales.
Veníamos recién con Elizabeth y mirábamos el campamento de los compañeros de UTAA, ¿qué pasaría en este país si hubiera una movilización en apoyo, una movilización convocada por todo el movimiento sindical? Porque al final lo de la tierra no es tan importante, lo de los cañeros no es una cosa que..., porque acá no nos picó ese bicho pero varios se querían sacar una foto con los cañeros.
Bueno, una movilización en hora pico con los cañeros, parando los sindicatos, yo quiero ver cómo se mueve Colonización. No la hacemos.
Entonces, están las acciones que te permiten desarrollar, pero también están las omisiones que te trancan para que vos no hagas. Y a veces las grandes estructuras, y nosotros de eso los hacemos responsables a los que conducen, no te permiten dar ese tipo de peleas, porque dicen, no, cuando estén las condiciones; y hay momentos y situaciones.
En la etapa de presupuesto, por ejemplo, hay que salir a dar pelea. Sabemos que muchas organizaciones, empujadas en muchos casos por sus bases, van a dar pelea, el problema son los contenidos y que después no te terminen firmando acuerdo como por ejemplo en la educación que los trabajadores se movilizaban, daban pelea, daban vuelta la asamblea pero la dirección ya había firmado los convenios con pérdida salarial.
Entonces, en ese sentido nosotros creemos que la Confederación lo que tiene que tratar de hacer es, en los temas que se puede involucrar para dar pelea, hacerlo. En peleas que también uno vea que hay un contenido de la conducción de honestidad.
O sea, la pelea del Clínicas decimos, no hay compañero de la Confederación conduciendo esa pelea en la dirección de UTHC. O sea, ese sindicato no es parte de la Confederación.
Ahora, la pelea es honesta, los compañeros están yendo para adelante, compañeros como clase obrera lo decimos. Y creemos que hay una conducción que apunta a las cosas que tiene que apuntar.
Entonces, ahí vamos a dar una mano.

 

HS: Lo que realmente une es la lucha, digamos

DO: Los contenidos de la lucha.
Nosotros empezamos ya a tratar de bajar pila de cosas, la Confederación ya dio otra etapa, o sea, ya no estamos en la etapa de que existimos y estamos, creo que todo el mundo sabe que existimos, o por lo menos la gran mayoría de trabajadores de este país tiene claro que existimos, que hay una alternativa, capaz que no tienen bien claro el nombre, cómo es, cómo funciona pero quedó claro que existimos.
Nosotros tenemos que empezar a bajar a los contenidos, no alcanza sólo el "la lucha nos une", porque la lucha también unió a Alemania en los años 30, ¿y cómo terminó?
O sea, los contenidos son fundamentales, y no estamos haciendo comparaciones de que esta gente sea eso, porque después alguno para atarse, viste que son bastante particulares. Lo que decimos es los contenidos de la lucha, no alcanza solo con luchar. Si uno no tiene un objetivo claro, cuando lleguemos qué hacemos, a lo largo de la historia mundial hay peleas que se dieron que en realidad después terminaron traicionando a los trabajadores.
Entonces, nosotros creemos que a la lucha hay que ir colocando los contenidos del por qué. Lo de la defensa del Clínicas es una cuestión general. La recuperación de las empresas, inversión pública bajo el derecho público.
Porque acá hay un elemento que va a pasar, y lo dijimos ya arriba del estrado, lo venimos diciendo desde hace tiempo, acá las PPP va a tener una contradicción grande en otra organización, no en la Confederación, que son que hay sindicatos que van a apoyarlas porque van a decir que eso genera empleo. Lo que no dicen es que si esos sindicatos dieran la pelea junto con los sindicatos de la educación para que hubiera inversión pública, si a esas empresas multinacionales no se les dieran las regalías que se les dan, se generaría mano de obra.
Yo estaba escuchando ayer a los compañeros ahí de la Comisión en defensa del Clínicas contra las PPP que decía una cosa, lo que le van a pedir de presupuesto al Clínicas para poder cubrir son U$S 11 millones. Uno dice, es un montón de plata, un trabajador seguramente no la tiene.
Ahora, en la estructura del Estado partamos de una base, para que se instale Botnia hay U$S 1.000 millones que el Estado ya tuvo que mover. Y acá estamos hablando de 15, de algo que va a la salud, la educación, que genera mano de obra porque no se hace sola, esa plata es para invertir. ¿Qué pasara si eso se colocara? ¿Qué pasara si eso se colocara para la vivienda? ¿Qué pasara si eso se dedicara para recuperar empresas que se van perdiendo? Que no venga un inversor extranjero y que después ponga los precios como pasó en Funsa ¿no? Viene un inversor y entonces después, viva Funsa, la recuperamos pero después el inversor es el que fija el precio.
¿Qué pasara si en este país se comiera comida que se produce acá? ¿Qué pasara si las rutas en vez de los peajes, o que tuviera peajes pero que fueran parte del Estado? Sería mucho más fácil

 

MAB: Que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas fuera de obras públicas en vez de tercerizar a empresas.

DO: Pero nosotros ayer hablábamos con un compañero, yo trabajo en el Correo hace 22 años, se rompe una pomela, la de la cerradura de la puerta, la terminé sacando yo con otro compañero. ¡Llaman a una empresa tercerizada para que venga a cambiar el pestillo!
Entonces, hablábamos con un compañero, si uno tuviera la oportunidad, que varios de los uruguayos tenemos mil oficios, vos lo hacés.
Andábamos la otra vez por Curtinas en un contenedor del Correo y no tiene rejas. Entonces, vos decías, cuánto nos puede llevar, yo que soy un chambón soldando, en una mañana o menos la armo y la pongo.

 

MAB: Puestos reales de trabajo.

DO: Puestos reales.
O sea, que vos digas, vamos a hacer tal cosa, los compañeros que integran la Confederación, los compañeros que están en la regional norte, los tipos decían: acá nosotros sabemos que tienen que haber tantos por camión, que tiene que haber cierta ropa, porque esos compañeros están arreglando la ruta pero hay que andar en la ruta en el interior del país, están jugándose la vida. Andá por la 90, antes de llegar a las termas de Almirón, hay un lugar que el pozo más chico, porque además son muchas rutas que tienen callos porque la emparchan y van quedando los huevitos arriba.

 

MAB: Sí, es cierto.

DO: Y uno dice, andan las tercerizadas cobrando el doble de lo que le sale al Ministerio, con menos trabajadores y en peores condiciones.
Entonces, esa situación, lo que se da en Ancap, todo el lío que se da por el tema de que hay muchos trabajadores que están vinculados al gremio de la construcción y no al gremio de Ancap. ¿Eso por qué se da? Porque a vos te van metiendo las tercerizaciones de costado, después entre los trabajadores no nos ponemos de acuerdo porque por un lado te dicen que es para defender al puesto de trabajo.
El puesto de trabajo tiene que ser genuino. Si hay un tipo que está haciendo una tarea que es permanente, es como que un limpiador de un hospital, como lamentablemente pasa en este país, es tercerizado. No, es un trabajador de la salud, limpiará, pero si él no limpia se le complica al enfermero, al médico.

 

MAB: Es parte del equipo

DO: Y el mejor cirujano del mundo, si no tiene a uno que saca las bolsas contaminadas de adentro de la sala, marcho a la B.
Entonces, tratan de hacer toda esa división, porque claro, después poner a diferentes organizaciones con diferentes salarios, con diferentes condiciones, con diferentes contratos laborales, eso sí divide a los trabajadores.
Entonces, nosotros tenemos que tener una lucha diferente, una lucha para unir. Uno va a cualquier hospital y hay como 8 o 10 tipos de diferentes contratos, que tal empresa para la seguridad, que tal para la limpieza, que tal otra para el CTI, que los camilleros, que los ventanilleros, etc. Vos juntás en una habitación a 10 tipos y tenés 11 tipos de contratos, es una cosa de locos.

 

MAB: Leo mensajes, estamos terminando: "Saludos a la mesa, muy buenos los actos del 1º de Mayo. Un abrazo" -dice Hugo.
"El tiempo de los que aprendemos del error, ya no más de verdad, ya lo sabemos todo gracias a su tarea. Soy de los que no estuvimos en la proclama clasista. ¡No al fascista!" -dice Jesús de Solymar. O sea, como que es alguien que se incorpora ahora ¿no?
"Yo comento lo que nos dejó el 1º, 5 reclutados. ¿Qué tal?" -dice Daniel.
Bueno, tenemos que ir cerrando. Por supuesto que esto fue la entrada al tema, no porque nos vayamos a quedar mirando el 1º de Mayo pasado 6 meses, pero sí para sacar de los balances orientaciones para adelante, porque es mucho lo que hay para adelante.

DO: Sí, nosotros en particular ya dimos vuelta de página porque la verdad no nos podemos quedar vichando mucho. Lo que se hizo, creemos que hubieron montones de cosas para corregir, o sea, tenemos que tratar en estas cosas de ser lo más autocríticos en el buen sentido de la palabra. Pero las cosas que nosotros nos colocamos como meta que era el contenido que sea un acto amplio, que una a la clase obrera, que coloque los problemas de la clase obrera arriba de la mesa y que dé una perspectiva, creemos haberlo cumplido.
Ahora lo que se viene es ir dando los pasos concretos en esas luchas que se fueron planteando, la defensa del Clínicas, la defensa de estos compañeros que están pidiendo tierra para trabajar, seguir organizando trabajadores, y bueno, en ese sentido es que nosotros vamos a seguir.
El acto fue bueno, es importante, no nos vamos a poner con la autocrítica esa barata ni por diario ni ninguna cuestión. Sí lo que a nosotros nos parece que hay un par de cuestiones que son importantes y que a veces las dejamos pasar, cuando el 6 de noviembre del año 2015 se largó la Confederación, se dijo por mucha gente que estaba en contra que no iba a durar ni dos días, que era un saludo del verano y que en el verano se liquidaba.
Ha pasado el tiempo.
Lo decían hoy, no me acuerdo por qué tema, lo importante es cuando vos te mantenes en el tiempo, la Confederación ha demostrado tener esa capacidad. Viene dando un crecimiento, se viene desarrollando, cada año hay más 1º de Mayo, los contenidos se van profundizando. Y que si bien todavía hay trabajadores que tienen miedo o que tienen vacilación, los que todavía no se convencieron que por adentro es imposible, que lo que hay que hacer es dar el paso ya que ahora caes para adentro de algo, porque el irse de un lugar para quedar en el medio de la nada, es eso, quedarse en el medio de la nada.
Hay una posibilidad, con cosas para corregir ni qué hablar, que ha demostrado que la Confederación no responde a un partido político, responde a los trabajadores, creo que nadie, todos esos vejigas que andan en la vuelta repitiendo como loritos les ha quedado el discurso por el camino como les ha quedado otros.
Y que en realidad a mi me contaban de una entrevista, yo no la vi la verdad, las entrevistas que le hacen a los compañeros las miran, las que nos han tocado a nosotros no las miramos por esas cosas de la vida, y nos comentaban que pasó en un programa, creo que fue de Canal 12 que decía el presidente de la otra organización sindical que no había gente. Y le mostraron la foto de atrás y dice que el hombre no sabía dónde ponerse.
Y bueno, gente hay.
Pero lo más importante, además de la gente, son los contenidos. No sirve estar gordo, tener un físico grande y estar obeso, lo importante es tener salud, y la Confederación tiene salud.

 

MAB: Bueno, gracias por haber venido

DO: Un gusto. Gracias.