BRASIL: “A FINES JUNIO HABRÁ UNA NUEVA HUELGA GENERAL, LO QUE CAMBIA LA DINÁMICA Y LE DA ENTRADA A LA DISCUSIÓN AL CAMPO POPULAR”
Contacto com Plínio de Arruda Sampaio Jr. Desde Brasil, 1º de junio de 2017.

plinio.jpgEn su contacto semanal con CX36 desde San Pablo, el economista, docente y analista político Plinio de Arruda Sampaio Jr. realizó una puesta a punto de la situación del gigante americano. Indicó que “la novela no termina nunca -ya lo dije varias veces aquí- es un quilombo cada vez mayor” y que “Temer ya cayó pero todavía no llegó al suelo y negocia como llegar, busca retardar al máximo esta llegada ya que tiene problemas legales gravísimos si pierde el fuero privilegiado”. En tanto agregó, “la burguesía no sabe qué hacer, si le conviene mantener a Temer o sacarlo de forma rápida”. En ese marco, “a fines junio habrá una nueva huelga general, lo que cambia la dinámica y le da entrada a la discusión al campo popular, iniciada con la huelga de abril”.  A continuación transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/conatcto-plinio-arruda-sampaio-jr-audios-mp3_rf_19024970_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, nos vamos ya al contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., desde Brasil, como todos los jueves.
Plínio, un gusto recibirte, buen día.

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Hernán, un gusto, siempre es muy bueno hablar con ustedes.

 

Hernán Salina: Bueno, no hay peligro de que Brasil deje de estar en el tapete informativo diariamente, de que quede desplazado, ocurra lo que ocurra en el mundo. ¿Qué podemos actualizar, no sólo tanto de lo judicial sino de qué pasa a nivel político, de las negociaciones que suponemos se estarán dando para ver qué pasa con el futuro del gobierno?
Sabemos que la Corte Suprema de Brasil ha rechazado una petición que hizo la defensa de Temer, por ejemplo, en las últimas horas.

PASJ: Sí, Hernán, aquí en Brasil la novela no termina nunca. Yo ya dije varias veces aquí en la Radio que la situación aquí es un quilombo, y yo creo que los uruguayos deben decir, pero no es posible que todas las veces diga que es un quilombo, pero el quilombo queda cada vez mayor.
Estamos en una situación muy compleja, la impresión que tengo es que Temer ya cayó pero todavía no llegó al suelo, y entonces negocia cómo llegar al suelo. Busca retardar al máximo su llegada al suelo porque tiene problemas legales gravísimos si pierde el fuero privilegiado que tiene por ser presidente.
La burguesía no sabe todavía exactamente qué hacer, no sabe si le conviene más mantener a Temer o sacarlo rápido, primero. Y no sabe que la hipótesis de sacarlo rápido, tampoco sabe cómo hacerlo, si se saca con una elección indirecta en el Parlamento o si se convoca a elecciones generales.
Entonces, todo esto está totalmente indeterminado. La pelea de la burguesía aquí yo creo que se divide en dos partidos, la tradición política brasileña es que todo termine en pizza y ya conversamos eso ahí también en Radio Centenario. Pero esta vez la pizza está difícil de cocinar. ¿Por qué? Porque yo creo que la ruptura ahora es más grave y con la evolución de la crisis esto va quedando más claro.
En realidad la burguesía se divide en dos facciones, la facción de la política que quiere recuperar y mantener este sistema político, y la facción que judicializó la lucha política y que espectacularizó la lucha política que son los jueces, los fiscales del Estado y los grandes medios.
Porque los ataques que están habiendo destruyen de manera total la vieja política, y yo creo que este es el vector dominante. Lo que parece en la coyuntura concreta es que los jueces optaron por sacar a Temer, este es el movimiento de esta semana, si van a tener fuerza para llevar esta opción a que sin haber durante, pero parece que la decisión es sacarlo por la impugnación de la lista Dilma - Temer y el Superior Tribunal Electoral.
Así estamos en este momento en la novela.

 

HS: ¿Pero qué pasaría, cómo sería la sustitución, por qué mecanismo, qué pasa con el reclamo de elecciones directas por ejemplo?

PASJ: Para que veas cómo la cosa está confusa aquí, hay gente que dice que si sale Temer ahora, lo constitucional sería hacer una elección indirecta en el Parlamento. En este caso la burguesía ya propuso algunas personalidades políticas que serían capaces, en su visión, de poner un cierto orden en el sistema para que llegásemos hasta el 18.
Pero la base de los diputados ya dijeron que no, que si es indirecta ellos van a lanzar a alguien del propio Parlamento para hacer la disputa y que van a ganar. O sea, tendría un diputado corrupto sin ninguna expresión.
Bueno, esto asustó a la burguesía y ahora se empieza a abrir el camino de una solución por elecciones. Para que tengan una idea, ayer el Senado aprobó una ley que encamina la elección directa como solución para un presidente impugnado. O sea, se está cambiando de manera acelerada la Constitución para crear la posibilidad institucional de una elección directa ahora.
Entonces, lo que yo digo, todo está en disputa muy fuerte aquí.

 

HS: ¿El PT está participando de toda esa negociación con la burguesía más originaria de todo esto? ¿No hay chance de una conexión entre la cúpula del PT y lo que está planteando, lo que está saliendo a la calle desde la gente?

PASJ: Mira, el PT está en una situación ambigua. Digamos así, ¿dónde está el PT? El PT está en el partido de la política, de mantener el sistema político sin grandes transformaciones, yo lo llamo partido de estancar la sangría que es lo que un gran prócer de Temer dijo. Mira, cuál es nuestro proyecto, parar con todo esto, en eso está el PT.
Entonces, él está en la idea de convocar elecciones directas. Pero el PT conversa con toda la burguesía y trata soluciones que pueden ser por las directas o por las indirectas pero siempre intentando preservar lo que yo llamo el sistema político como un todo. Que es un sistema que se pudrió y que tiene que ser regenerado. Y que la derecha tiene una propuesta de regeneración que es pésima, que es regenerar por la ultraderecha como una especie de operación manos limpias a la brasileña.
Entonces, el PT conversa con todos y está involucrado hasta el cuello en esto y ninguna solución además dentro del orden, ninguna solución para el sistema político es posible sin el aval del PT, sin la sanción del PT.
Entonces, yo creo que el PT sí negocia aunque esto todo sale en la prensa por (...), o sea, no se hace público.

 

HS: Claro. ¿En medio de ese panorama, de alguna manera se puede decir con cierta base sólida que la posibilidad de que Lula pueda volver a ser presidente está en manos de la gran burguesía, del poder en Brasil? Más allá de los índices de popularidad que haya

PASJ: Mira Hernán, la gente piensa mucho, el proyecto ideal para el PT sería que Temer quedara hasta el 18. En el 18 Lula disfrutaría las elecciones en una situación muy privilegiada. Esto era lo que ellos querían.
Y en cierto sentido el PT sigue también trabajando con la hipótesis de mantener a Temer, le gustaría que Temer quedara. El problema es que (...) Temer no tiene la menor condición de quedar, entonces ellos van a tener que cambiar de planes.
Pero yo digo, a esta altura en Brasil 2018 queda a 2 décadas de hoy, las cosas están muy aceleradas en Brasil. Yo creo que en el momento es muy difícil que la burguesía acepte la entrada de Lula, en el momento, ahora.
Si convocan una elección directa en 3 meses, Lula tiene mucha chance, pero muchas cosas van a pasar. O sea, no es imposible que Lula esté preso en 10 días, hay (...) legales para tal, y las cosas cambiaron bastante aquí.
Porque hasta las declaraciones de Joesley, del empresario este, se imaginaban que la justicia atacaba nada más al PT. Pero esto cambió, ahora la Justicia atacó a todos, la hermana de Aécio Neves está presa y no es imposible que Aécio sea apresado.
Temer está investigado, o sea, ahora el partido de Lava Jato, de Red Globo, atacó a toda la clase política. Entonces, esto coloca la posibilidad de prisión de Lula de manera muy clara.
Y como la pelea es en realidad por la destrucción de este sistema político, eso es lo que está puesto.
Para hacer un paralelo, Hernán, en Brasil, en la crisis de 1928, cuando cae el precio del café, la economía cafetera se desploma y con eso cae lo que nosotros llamamos la Vieja República, el poder de los paulistas comandando Brasil.
Bueno, ahora, la industria se desplomó, y la superestuctura va a sufrir un cambio profundo, y yo creo que lo que está pasando en concreto es que la historia está destruyendo este sistema político que fue montado en la transición de la dictadura, que nosotros llamamos de Nueva República, es esto lo que se está desplomando.
Entonces, claro que esto puede durar un tiempo, porque a veces uno mata a una gallina y la gallina sigue corriendo cuando le cortan el cuello. Entonces, sigue como un muerto viviente, pero creo muy, muy difícil una solución más o menos estable del gobierno con Lula o con cualquier otro en el corto plazo.

 

HS: Muy gráfica esa imagen de la gallina, Plínio.
¿Por último, qué pasa en el plano del campo popular, en los ámbitos con capacidad de movilización de trabajadores, estudiantes, la gente del Movimiento Sin Tierra que históricamente ha estado vinculada al PT?  ¿Van a seguir las movilizaciones? ¿Hay alguien que esté de alguna manera conduciendo ese proceso de movilización? ¿Qué puede pasar en ese sentido? ¿Cuánto puede pesar eso?

PASJ: Hernán, eso pesa mucho y eso ha cambiado también mucho en los últimos 30 a 60 días, es un cambio profundo. El cambio es que la clase obrera que parecía muerta dio señales de vida, y eso es la huelga general que hicimos el 28 de abril.
Para hacer una metáfora, vamos a un velorio y de repente el muerto abre un ojo, bueno, todos van a mirar y se van a asustar porque el muerto no está muerto. Bueno, eso es el significado de la huelga del día 28.
O sea, fue una huelga buena, maciza, nacional y esto colocó un sujeto que no estaba en la pelea en el escenario, que es la clase obrera, y eso cambió todo el clima, esto es lo que cataliza la caída de Temer que siempre estaba como posibilidad, y nosotros incluso en la radio ya discutimos eso varias veces; y eso creó una nueva dinámica en el campo popular.
Entonces, estamos viviendo un momento de gran efervescencia, de muchas discusiones, ya está marcada otra huelga general para fines de junio. Hay una dinámica nueva que crea nuevas posibilidades en el campo popular.

 

HS: Bueno, por ahí dejamos asomar la esperanza entonces de alguna manera.
Plínio, como siempre, muchas gracias por esta lúcida mirada en medio de Brasil, un abrazo grande y la seguimos en los próximos días.

PASJ: Muy bien, soy yo el que agradezco siempre la buenísima discusión que hacemos aquí en Radio Centenario.
Un abrazo para todos.