“NO NOS RESIGNAMOS A QUE EL FUTURO DEL PAÍS SEA MEJOR REPRESIÓN Y MÁS CÁRCELES Y POR ESO PRECISAMOS UNA OPCIÓN POLÍTICA FUERTE”
Entrevista a Fernando Vázquez (26 de Marzo –UP), 27 de junio de 2017

fernando vazquez.jpgEso creo que es una de las características y que hasta ese momento en el Uruguay no se había producido, por eso también la reacción oligárquica y el fascismo. Se ha repetido eternamente que fue la violencia de un lado la que trajo la del otro, la violencia ha sido siempre institucional de parte de las clases dominantes en el país se vean o no se vean. Porque ya en el ‘60 estaban matando estudiantes, trabajadores, ya había medidas prontas de seguridad en el gobierno de (Jorge) Pacheco. O sea que hubo todo un proceso que fue muy de enfrentamiento y que eso hizo preparar tanto en lo regional como en lo nacional un respuesta de las clases dominantes al avance que tenía el pueblo uruguayo”, dijo el dirigente nacional del 26 de Marzo (Unidad Popular) al ser entrevistado en ‘Mañanas de Radio’ a propósito de un nuevo aniversario del golpe de Estado. Además, Vázquez habló de la coyuntura política actual y en particular, de los avances del 26 de Marzo. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/fernando-vazquez-27-6-2017-audios-mp3_rf_19488050_1.html

 

Efraín Chury Iribarne: Naturalmente que hoy es un día muy especial en la memoria porque justamente hace 42 años yo daba el informativo tempranero en la radio y ese día empezamos hablar, no de una nueva realidad instalada en el país porque ya estaba de alguna manera instalada, pero sobrevendría una época oscura que siguió por años: el golpe de Estado, la dictadura, la muerte, la tortura, el robo de niños, el menosprecio total por todos los derechos.
Pero es una satisfacción real recibir hoy para conversar un rato, al dirigente del Movimiento 26 de Marzo, Fernando Vázquez a quien le doy la bienvenida.

Fernando Vázquez: Buenos días Chury, saludos a toda la audiencia. Es un placer estar contigo acá.
 

EChI: Muy bien Fernando, comenzamos con lo que se puede desgranar como algunas reflexiones ya a más de cuatro décadas de aquello.

FV: 44 años, es del ‘73.

 

EChI: Tan fresquitos para algunos y tan olvidados para otros, eso sería un poco la lectura.

FV: Siempre se imponen algunas reflexiones en esta fecha. Todo el mundo habla y cada uno da su versión de acuerdo a sus intereses, que no es nada nuevo eso tampoco porque así ha sido la historia de nuestro país está la historia de los pueblos que todavía no han triunfado verdaderamente y de los pueblos de la clase dominante que en general escriben, desde el punto de vista de sus intereses ha sucedido. Yo creo que en esos años fue la cristalización del quiebre político del país por más que como tú decías había antecedentes en toda la década anterior durante 10, 15 años en lo económico, en lo social, en la parte productiva y en la propia lucha de clases también que fue una lucha política.

 

EChI: Sí un tiempo fuerte en eso.

FV: Exactamente, de grandes luchas obreras, cambios en las formas de lucha en el Uruguay liberal, por un lado la penetración del imperialismo en su política económica descarnadamente, el FMI, los consejos de salarios, cierre de frigoríficos, o sea cierre todavía no pero los antecedentes, las luchas estudiantiles, enormes luchas estudiantiles y una situación de deterioro en la vida del país. Todavía a veces como todas las cosas inmediatas a veces no son totalmente perceptibles pero con el tiempo se da cuenta uno y a la luz de los grandes acontecimientos históricos que grandes cosas se gestaban, una de ellas la instalación del fascismo, una dictadura de corte ultra reaccionaria de clase, en directa connivencia con Washington en la época, con los designios del imperio.

 

EChI: Sí, un régimen estructuralmente fascista.

FV: Exactamente. Entonces eso fue directamente contra lo más avanzado, contra los que más cuestionaban esa situación, golpeó a los estudiantes, a los trabajadores, a las organizaciones guerrilleras, a los partidos políticos. Llegó hasta los partidos tradicionales prácticamente. En menor medida, el Uruguay de los presos políticos, de la falta de libertad, eso se consolida en el ‘73 en un proceso que no fue lineal, porque no fue un golpe tradicional digamos sino que fue un proceso del golpe.
Yo recuerdo que se hablaba de un proceso de “facisticización”, un proceso que estaba en los marcos de la dependencia del país, del capitalismo y también de la región, en esa época ya había sido la dictadura en Brasil, en Argentina, sobre todo lo de Brasil, ni hablar Paraguay que estaba Stroessner, después vino lo de Chile ya en el 73 mismo.

 

EChI: Sí, tan vecino del golpe nuestro.

FV: Exactamente. O sea toda una configuración estratégica de un momento que se vivía de gran confrontación global también, no hay que perder de vista que existía la Unión Soviética, estaba lo de Vietnam en esa época, muy fuerte y una serie de situaciones que se daban en la región. En nuestro país creo que lo más significativo fue que ya en ese momento se vislumbraba, había una opción de lucha por el poder muy claramente, tanto en la fuerza insurgente -por decirlo de alguna forma- tupamaros, otras organizaciones, como también en la propia creación del Frente Amplio,  porque hay un programa de liberación nacional claramente antioligarca, un fenómeno nuevo, revulsivo, que conoció un nivel de confrontación  de nivel muy grande en ese momento y que también tuvo su componente histórico en esa lucha.
Nosotros surgimos de ahí, Chury. Surgimos en ese proceso en el 26, en el MLN y después fue la contra ofensiva fascista, fue la lucha contra la represión, hubo elementos importantes porque la unidad es un elemento nuevo que se venía gestando desde la propia lucha de los trabajadores  y también desde las organizaciones políticas.
Pero sobre todo hubo una irrupción de masas -que creo que allí tuvo el salto cualitativo más importante en ese momento- que fue que nuevos sectores sociales se incorporaran a la lucha, fueron los trabajadores con niveles importantísimos y también participó el estudiantado sectores medios que estaban siendo golpeados por la crisis, muy lúcidos, que participaron en esa lucha y la gestaron también. Eso creo que es una de las características y que hasta ese momento en el Uruguay no se había producido, por eso también la reacción oligárquica y el fascismo. Se ha repetido eternamente que fue la violencia de un lado la que trajo la del otro, la violencia ha sido siempre institucional de parte de las clases dominantes en el país se vean o no se vean. Porque ya en el ‘60 estaban matando estudiantes, trabajadores, ya había medidas prontas de seguridad en el gobierno de (Jorge) Pacheco. O sea que hubo todo un proceso que fue muy de enfrentamiento y que eso hizo preparar tanto en lo regional como en lo nacional un respuesta de las clases dominantes al avance que tenía el pueblo uruguayo. Eso para empezar.
¿Dónde estábamos nosotros en esa época?
Estábamos en el 26. En este día que se habla de la huelga general, ese gran movimiento de masas, cómo surgió, hay antecedentes, porque no se puede entender lo del ‘73 si no se entiende lo de febrero, no se entienden los comunicados 4 y 7. O sea todo ese proceso de lucha que se vivió en algunas zonas de la región como pasa siempre había militares que algunos eran más avanzados que otros, pero que acá los que estaban avanzados y los que estaban comprometidos con el pueblo fueron todos preso. Pudo haber algún nivel de contradicción, no lo negamos, pero lo cierto es que el fascismo controló ese proceso.

 

EChI: Sí, se hizo dueño del proceso.

FV: Exactamente. Y a veces se crean falsas expectativas porque hubo una gran discusión, el tema de la tregua en el ‘72 por parte del MLN, los 4 y 7 que levantaron expectativas de fuerzas que estaban dirigiendo al movimiento obrero en ese momento sobre todo el Partido Comunista que tenía una influencia muy grande en el Frente. Había un procesos en gestación digamos, que se estaba resolviendo en el país y el fascismo logró pegar por separado, llenó las cárceles, política de desaparición, tortura masiva contra las organizaciones sindicales, populares y una gran ofensiva que básicamente fue anticomunista en forma extensiva del punto de vista ideológico y también contra los sectores más consecuentes de las organizaciones políticas.
Yo creo que en todo ese proceso también hay otro elemento, hubo gente que en medio de esa derrota propuso otros caminos, fracasó estrepitosamente, porque también el oportunismo surge en su momento. Nos habremos equivocado en todo, el 26 sufrió un proceso de disolución, también el MLN, se optó por otras cosas, fracasaron todas, pero ese proceso influyó en la izquierda, los golpes primero, a veces hay golpes que no son aparentemente violentos pero que surgen ideas luego de que se instala la correlación de fuerzas por parte de la derecha que todo lo que se había hecho no servía para nada, que la izquierda había que cambiarla, que ese es un movimiento más internacional que nacional y que se va a consolidar mucho más claramente en las décadas siguientes.
Creo que de todas formas fue una etapa muy fermental, yo hoy escuchaba una grabación que pasaba la radio desde muy temprano, los trabajadores luchando, mire que casualidad en estos días después de 40 y pico de años por salario, por ocupación, gente muy joven además pero que eran los que mechaban en aquella época, había viejos también pero gente muy joven, como el capitalismo también ha reeditado las condiciones a veces más duras desde el punto de vista del salario por más que supuestamente hay expresiones.

 

EChI: Hay expresión democrática pero inclusive hay condiciones del trabajo que se han hecho más duras.

FV: Que son peores.

 

EChI: O se han perdido derechos que habían sido adquiridos con lucha.

FV: Y esos muchachos que creo eran de Tienda Inglesa están mostrando una rebeldía contra una situación muy específica, pero contra qué otra cosas peleaban los trabajadores en la industria frigorífica, en la industria textil y después contra la dictadura. Quizás lo de la dictadura tuvo un salto importante porque el movimiento sindical pegó un salto hacia lo político, no fue una cuestión estrictamente económica donde allí se jugó un papel de primer orden, o sea que fue un movimiento amplísimo que tuvo consecuencias en el propio desarrollo de la dictadura y también en la salida, no fue lo único porque ahí también hay discusiones abiertas, por más que se escriben muchos libros de por qué se instala la dictadura, de por qué se consolida y por qué se sale también de la dictadura, porque acá hubo elementos de negociación claros, hubo plebiscitos, todo lo que se quiera, pero Uruguay es país pequeño y también hubo imposiciones internacionales donde Uruguay tuvo que seguir esa corriente y buscar válvulas de escape, para abrir una nueva situación, estoy hablando a partir de los 80 y por los propios desgastes internos de la situación política y social que vivía el país.

 

EChI: Sí y una particularidad que tuvo la dictadura también cuando se habla de la participación civil concomitantemente con la instalación de la dictadura no faltó que apareciera una nueva forma de arribismo de los civiles, como en todos los gobiernos el arribismo siempre es bravo, pero en la dictadura recordemos quien es el arribismo, recordemos quienes integraban el Consejo de Estado, recordemos quienes integraban esas plantillas, algunos señores que inclusive en los medios de comunicación después eran casi libertadores y eran de los organismo represivos que controlaban la libertad en el país, todavía tienen programas de radio, en un arribismo perverso de los civiles que tuvo la dictadura sin duda alguna, personajes siniestros, quienes pueden dudar, los que tenemos cierta edad quienes no los conocimos y a veces obligadamente la tuvimos que tratar, personajes realmente repudiables, yo digo que era como un tercer arribismo, cada vez que asumía un partido político o se cambiaba algo naturalmente había un lote de arribistas y aquí llega una tercera opción en ese momento del arribismo también en la dictadura, es decir todo eso se vistió de olvido  porque recordemos también que la gran prensa, los canales de televisión y los grandes diarios tenían una tendencia tan facestoide como la que hoy tienen y oficialista.

FV: Además hay otra cosa Chury, yo creo que hay un elemento que a veces se pierde de vista y es que el Uruguay antes de la dictadura, durante -quizás en forma más acentuada todavía- y después había una sangría de orientales, de uruguayos hacia el exterior muy grande, que ese es un elemento si habláramos en términos económicos de descapitalización del país, digo esto porque en los centros capitalistas mundiales se dijo que Uruguay era avanzado, cada vez se dice menos.

 

EChI: Si cada vez se dice menos habrá causas.

FV: Porque había una recaudación muy pujante, porque había trabajadores muy calificados, porque había una industria que se había construido sustitutiva pero se había construido pero que todo se ha desmantelado y es resultado de una política económica, porque si usted mira los ejes cual ha sido hasta hoy la concentración de la tierra que es más variado.

 

EChI: Se ha agravado.

FV: Se ha agravado, la concentración de la riqueza que también se ha agravado.

 

EChI: Menos tienen más.

FV: La pérdida global de soberanía y de todas las empresas del Estado están siendo privatizadas y un elemento central que creo que en estos días está sobre la mesa el resultado de la política de gobierno, que es el tema del endeudamiento externo. Porque con la dictadura se multiplica, o sea en la dictadura los que hicieron los mandados a gran nivel fueron las fuerzas armadas que hasta ese momento cumplieron el papel no de salvar la patria, sino el papel de mantener los grandes privilegios en el país, después lo vistieron eso pero básicamente es eso y el tema del endeudamiento se multiplica por siete u ocho más o menos durante la dictadura, el nivel de endeudamiento del país y si lo miramos hoy no se ha multiplicado por ocho pero andamos casi ahí, porque en el 85 cuando se sale todavía había 4.500 millones y mire donde andamos.

 

EChI: En el año 94 la deuda externa estaba en 5 mil y pico millones de dólares.

FV: Y en 20 años casi se ha duplicado por 10, con intereses estamos en 49, en la otra creo que andamos por 34, o sea que este es un elemento de succión constante. Nosotros en una época y hasta hoy lo sostenemos como que políticamente ha sido correcto, que en el Uruguay siguió el continuismo, mucha gente de izquierda decía que no, si usted cambia el gobierno y desaparece ANCAP ahora pero antes los ferrocarriles, la industria textil, se privatiza PLUNA, terminan vendiendo todo por chatarra, entonces de qué estamos hablando; acá el único que ha actuado libre es el capital extranjero, los bancos internacionales y quien manda en la economía nacional. 

 

EChI: Hasta con las nuevas modalidades que ahora en zonas del país empiezan a resistir, es la famosa inclusión financiera que son medidas gubernamentales exclusivamente para beneficio de la banca.

FV: Y después aparecen mecanismos nuevos que son propios de la tecnología de esta etapa, son nuevos para acá porque en el mundo ya están operando desde hace varias décadas, el tema de la bancarización, de la revolución técnico digital.

 

EChI: Yo creo que hemos recorrido más de media hora en este camino rememorativo de la dictadura y el por qué de muchas cosas en definitiva de esto, pero me gustó en lo que fue el hilo conductor de lo que decía Fernando, la continuidad que él le dio en lo que dijo y también de cómo hoy pasado que fue tanto tiempo y con cambios que se prometieron en apariencia pero que no llegaron, hoy están los obreros reclamando cosas nuevas pero también derechos que han perdido, que no lo recuperaron nunca o que además se han perdido otros y por eso no puedo dejar fuera y quería hablar de este con Fernando, hablar de lo que ha sido este plenario del Movimiento 26 de Marzo, este plenario nacional, porque seguramente Fernando nos puede dar una semblanza  de lo más saliente y también como hay que seguir luchando, pero felizmente se sigue luchando por un cambio verdadero.

FV: Yo creo que estos días que hemos tenido una gran jornada  para lo cual los compañeros de los distintos lugares han trabajado mucho y de alguna forma se tensaron las fuerzas, en el marco de vida que tiene el país no es fácil juntar 130, 140 militantes de todo el país y para nosotros muestra una realidad que es que el 26 está en la vida nacional luego de largos trayectos podríamos decir, que no son los de toda la humanidad, pero que nos atribuimos por lo menos algunas décadas y grandes tareas que tenemos como desafío por delante, porque es cierto cuando se recuerda en estos días el golpe de Estado o todo ese período me vienen a la memoria cientos de compañeros, los que no están y los vivos porque es parte de nuestra lucha y nosotros siempre hemos sostenido que hay que avanzar a partir de las cuestiones más sólidas que han hecho los pueblos, como cuando usted construye una casa, o el caso de los inundados que vuelven, trata de mejorar lo que hizo pero no desecha nada, no solo aparecieron muchos compañeros nuevos que expresan la situación que estamos viviendo en el 26, también con los compañeros de la Unidad Popular, el trabajo parlamentario, sino además los desafíos que tenemos. O sea las posibilidades que se abren en esta nueva situación que fue uno de los ejes de todo el trabajo y de cómo abordar esas posibilidades, porque hay una tendencia a veces, claro uno escucha, en el 73 redes sociales no había y hoy en los últimos tiempos parece que las redes sociales influyen, no se puede decir que no existen, pero es un fenómeno nuevo y lo que es insustituible nosotros decimos que en esa vida orgánica es la acción del hombre, por más revolución técnico científico que haya aquello de quién hizo la máquina, el elemento superior es la conciencia humana desde nuestro punto de vista y su compromiso.

 

EChI: Bueno hay, si no lo fuera.

FV: La conciencia digo y el trabajo, ahora todo ese problema en estos 45 años usted fíjese que para que les paguen bien a unos muchachos los líos que hay, porque hacen lo de siempre las grandes patronales, bajan el salario para aumentar la ganancia, para garantizarla en tiempo de crisis y hay otros que apagan el incendio porque dicen que está todo bien, sindicalistas oficiales, etcétera. Buscan acomodarse en un momento.
Esa situación no existía antes tan claramente, eso es nuevo y la profundidad que tiene la crisis hoy en la sociedad uruguaya también es mayor que la existía no hace 40 años hace 20 y si no hay que repasar mínimo el campo, las fábricas, el campo está vacío está lleno de eucaliptos, se ha perdido soberanía y el problema central es que el capital extranjero pero también con fuertes asociaciones locales, las clases dominantes vienen por todo, no tienen planes, nunca los tuvieron pero hoy está claro que nunca que no tienen un plan de desarrollo nacional, se han mantenido cosas históricas de la venta de ganado en pie que ya nadie habla, de la industria frigorífica que ya nadie habla, que nos fijan el precio de la carne de afuera, lo dicen, de una integración que se cae a pedazos por los desastres que se han hecho, porque la base de esa integración no ha cambiado esencialmente, ha sido el libre cambio, todas estas cosas de alguna forma las hemos dicho, el tema de la educación, el tema del Clínicas, las PPP, esto de la Botnia 2 la UPM en el centro del país, las jubilaciones, entonces vienen y cuál es el centro de la política, del capital imperialista, seguir mandando en el mundo, que todos los demás hagan lo que ellos dicen.
Entonces lamentablemente lo que hay que decir es que el gobierno del Frente Amplio por más que se vista de no sé cuantas cosas, ha hecho lo que le dictan los bancos internacionales. Esto que parece tan sencillo después a la hora de la aplicación no es tan sencillo por el manejo, porque la crisis económica -y esto hay que recordarlo- siempre va más rápido que las crisis políticas y ni hablar de los niveles de conciencia del problema, nos cuesta un poquito más, pero eso es una ley Chury, no es que el pueblo uruguayo sea malo o los argentinos más o menos, no. Y más las salidas colectivas, entonces en qué está el 26 hoy, se precisa organización, se precisa participación, se precisa  educación, se precisa agitación, se precisa elevación de la actividad  política unitaria pero en serio le estoy hablando, no unidad que después vienen y te quieren engatusar con cuatro discursos y quieren llevar las masas para cualquier lado, tanto en la vida social como en la vida política,  entonces nosotros estamos participando y estamos tratando de dar respuesta. Le voy a decir despacito porque a veces la gente se engola la voz y parece que es muy contundente, hay que tener una actitud revolucionaria para enfocar estos problemas porque son problemas de alto nivel de sensibilidad, de alto nivel de compromiso y que tiene que haber humildad también para ubicar para donde vamos, para decirle al que está al lado tuyo, porque hay gente que pone estuve muy cerca de la cima como dijo el vicepresidente recién, como si el objetivo sería llegar a la cima. No sé cuál es el objetivo suyo de política o en la vida yo nunca pensé en llegar a ninguna cima, vivo en el Cerro y he ido algunas veces pero más de eso.

 

EChI: Por ahora es la única altura.

FV: Pero usted qué es lo que quiere en la acción, qué es lo que quiere el 26 para su pueblo, quiere trabajo, quiere dignidad, quiere vivienda, quiere salud y que no vaya a un centro de salud -ya no voy a decir público o privado- y salga desplumado o salga que no sabe cuándo va a tener algo con la presión altar en vez de baja  si se la va a tomar; de las calenturas que se agarra en el medio y digo estas cosas porque son las que la pasan a los uruguayos. Yo estoy dentro del Uruguay y me considero parte de mi pueblo y el 26 también, entonces cuál es el desafío por qué nosotros, la preocupación de estos temas.
También notamos que en algunos temas el 26 y la Unidad Popular han quedado solos, por más que estamos creciendo hemos quedado solos en el planteo original y en el planteo de cambiar seriamente la sociedad, con 50 diputados el Frente no pudo terminar con la ley de impunidad, ya es el tercer gobierno como dicen ellos y quieren ir por el cuarto, no sé lo que va a pasar pero digo ley de impunidad, ley de privatizaciones, los temas de la tierra, los temas de la granja, no han hecho ni reforma ni revolución -creo que hace tiempo que dejaron de pensar en eso- pero ni siquiera reforma con cierta seriedad, porque acá a veces se critica al Partido Colorado, al Partido Nacional con los que tenemos grandes diferencias pero el Batllismo si te pones a estudiar ha hecho más reformas en otras instancias históricas que lo que ha hecho Tabaré Vázquez, Astori o Mujica, estos son los temas.
Ayer yo escuchaba a Daniel Roca el compañero del Partido Humanista y decía vamos a pedir el voto y también lo vamos a pedir, pero vamos a participar en la que viene, ahora nosotros somos conscientes que cuando pedimos el voto para hacer eso se precisa un alto nivel de participación política en los compañeros. No es que viene una agencia y nos define las tendencias y las botas y subimos por acá y hay que tener un discurso para este y otro para, no, el discurso del 26 es uno solo, es contra el imperialismo, contra las privatizaciones, contra y las propuestas, Rubio hizo como 12 propuestas yo no sé si las habrán leído.

 

EChI: Las propuestas están en curso.

FV: Están en curso. Estos son los grandes temas.
Nosotros quedamos muy contentos con este plenario porque es un plenario que va a marcar un antes y un después, en el plano de las alianzas también la Unidad Popular está creciendo en forma tranquila, sólida, el trabajo parlamentario ha sido de las cosas más valoradas con el compañero Eduardo, con equipo, además se dijo algo muy importante, mejor dicho se reiteró el otro día de que no somos una organización de grandes liderazgos, de liderazgos aunque yo creo que hay -modestamente esta es una opinión personal- lo que pasa que hay liderazgos de nuevo tipo como se decía antes, es la vida, donde hay más experiencia, más capacidad, ya nos han decretado varias defunciones, entonces qué quiere decir, que el 26 está avanzando adentro  del país, yo los veo salir un día para un lado otro día para otro, aparecen cosas nuevas dentro del movimiento social, dentro del movimiento estamos peleando en todos esos lados, ese ha sido el eje y nosotros estamos llamando a los compañeros que participen, porque ese es otro gran tema, esa es una pelea central porque sin la gente no podemos.
El tema es que en cada  coyuntura, en cada momento hay que intentar también mirar hacia adelante porque es lo que define también el futuro de las nuevas generaciones. Entonces ¿cuál es la gran tarea del 26 hoy?
Y sé de otros compañeros que comparten esta situación, qué es lo que va a pasar en los próximos años, porque tenemos 45 y pico para atrás, los próximos 5, 10 años, yo no me resigno a que el futuro del país sea mejor represión y más cárceles -por ejemplo como lo estamos viendo todos los días, una base se va a transformar en museo que es la que tuvimos en la época de la dictadura, tristemente célebre llamada el MRN 1- y nuevas cárceles ahora privatizadas porque descubrieron que la represión es un negocio. Pero nosotros no nos podemos resignar a eso, este país tiene las mejores tierras del mundo, los mejores recursos naturales, en estos tiempos tenemos que concretar eso y para eso se precisa una opción política fuerte.

 

EChI: Bien Fernando, te agradezco mucho la visita.

FV: Gracias a ustedes.