“EL GOBIERNO DICE QUE HUBO CRECIMIENTO ECONÓMICO PERO NO PARA LOS TRABAJADORES, LA RIQUEZA SE ACUMULÓ MÁS EN MENOS MANOS”
Entrevista a Daniel Machado y Damián Ortiz del Sindicato de Postales, 20 de julio de 2017.

postales.jpg

Damián Ortiz y Daniel Machado, integrantes del Sindicato de Trabajadores Postales (STP), integrantes de la Confederación Gremial y Sindical del Uruguay dialogaron en la mañana de la 36 con Efraín Chury Iribarne acerca del crecimiento del sindicato, que fue creado en el 2015. Machado recordó que el sindicato fue creado en el año 2015, debido a que pertenecíamos a un sindicato que no respetaba las resoluciones de asamblea, y no quisimos ser cómplices de eso. “En el sindicato del STP no podemos pelear por salario hasta el año 2021, con el convenio que se firmó en el año 2016 lo que hubo fue una gran pérdida salarial por lo cual el otro gremio sigue defendiendo que eso es mejor que el convenio del año 2014. Y en este convenio del 2016 muchas cosas que se consiguieron fue porque estaban basadas en el año 2014. Entonces, la gente trabajadora tiene que animarse, darse cuenta que el camino es por la Confederación y por el camino donde ahí todos debatimos y todos discutimos, hacemos un plan y tenemos un método para poder llegar a acuerdos con quien sea para que sean a beneficio del trabajador más que nada, que es por lo que se está luchando”, señalaron.  A continuación transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/trabajadores-postales-20-7-2017-audios-mp3_rf_19908899_1.html

 

Efraín Chury Iribarne: Oyentes, buenos días, un gusto muy grande saludarlos. Hoy tenemos dos invitados, para darles la bienvenida, para conversar con ellos, nos estamos refiriendo a integrantes del Sindicato de Postales. Le damos la bienvenida a Daniel Machado, a Damián Ortiz, el gusto de que anden madrugando por estos pagos.

Daniel Machado: Muchas gracias, Chury.

 

EChI: ¿Cómo anda el sindicato? En un momento muy especial, naturalmente, cada vez que llega una Rendición de Cuentas mezclada con presupuesto y ustedes seguramente dirán cuántas más hay para seguir analizando.

DM: Buenos días. Primero que nada agradecer el espacio para poder expresarnos.
Sí, el Sindicato de Trabajadores Postales (STP) fue fundado en setiembre del año 2015. Nosotros pertenecíamos al otro sindicato que tiene más de 80 años en el Correo, pero por violaciones de asambleas y por información importante que no se le pasaba a los trabajadores y nosotros estando allí pedíamos que eso se hiciera y que no se violara la asamblea, que había que denunciarlo, en la agrupación a la cual pertenecíamos no quisieron hacer la denuncia y nosotros no quisimos ser cómplices, dimos un paso al costado.
Nos presentamos en el Ministerio de Trabajo, el Ministerio nos reconoce, después nos reconoce la empresa, y bueno, ahí a nosotros nos dan los descuentos por planilla, los fueros, lo que necesita un sindicato para poder funcionar.
Bueno, mediante es nosotros salimos a explicarle a los trabajadores en cada rincón y lugar del país por qué nos habíamos ido, denunciando por qué dimos el paso al costado y explicando que no podíamos quedarnos adentro porque terminábamos siendo cómplices de todo lo que se había hecho que para nosotros era algo grave.
El no respetar una resolución de asamblea es grave porque en sí le terminás tomando el pelo a los trabajadores.
Bueno, pero mediante eso nosotros fuimos trabajando, dando nuestra vista sobre el mundo y explicando a los compañeros, bajándoles información, llamando por teléfono, recorriendo cada lugar del país. Que eso no solo a los compañeros los dejó contentos, en el interior más que nada, que fuéramos recorriendo y que fuéramos viéndonos la cara, sino que a nosotros también nos dio un plan de trabajo donde pudimos recaudar información, porque a veces se toman decisiones desde acá de Montevideo y tomas decisiones por el resto del país, y sinceramente no sabés cuál es la realidad actual que viven los compañeros.
Entonces, eso nos ha permitido a nosotros avanzar como sindicato, nos ha permitido interactuar con los compañeros, llevarnos los problemas, y en el ámbito que tenemos con la empresa ahí es donde vamos presentando cada uno de los problemas de los trabajadores, siempre resolviendo en colectivo. Porque para nosotros es importante que el sindicato esté formado por los compañeros pero que también los compañeros puedan aportar, puedan discutir porque es la única manera de poder ir creciendo y avanzando de mejor manera. O al menos es el punto de vista que tiene este sindicato.

 

EChI: Daniel, eso ha supuesto una suerte de crecimiento y por qué no de ordenamiento en lo que son las necesidades del sindicato y de los trabajadores en definitiva ¿no? Esa es la sensación que se percibe y seguramente la que se vive.

DM: Sí, de todos los lugares del país que hemos recorrido, mucha gente está desconforme con el otro gremio, nosotros vamos y les damos elementos y les bajamos material, les bajamos la información. Por ejemplo, se firmó en diciembre un convenio el cual nosotros más o menos el 6 de febrero teníamos el convenio ya como sindicato, la empresa nos brindó el convenio que fue firmado, que no lo firma el STP sino que lo firma el sindicato mayoritario, el que tiene más afiliados.
Y por sorpresa, nosotros recorriendo el país, hasta el día de hoy hay gente que no sabe qué fue lo que se firmó.
Bueno, nosotros fuimos llevando el convenio, se los pasamos por whatsapp, estén afiliados o no creemos que la información la tienen que manejar los trabajadores porque eso te permite tener una masa crítica, ir a una discusión y llegar a un acuerdo para poder llevar algún planteo a beneficio del trabajador. Creemos que es importante eso.

 

EChI: Bien, Damián, te incorporamos a la charla.

Damián Ortiz: Bueno, buenos días a los oyentes.
En la misma línea que planteaba Daniel, nosotros una de las cosas que sí que hicimos en todo momento fue reivindicar también una plataforma, no nos fuimos de quejosos, porque después empiezan todas aquellas cosas de que había que dar una pelea de adentro, etc.
Entonces, nosotros a todos esos compañeros les decimos, bueno, hay que leer en qué organización está y a partir de esa lectura ver qué es lo que puede hacer. Y entender que las cosas, al menos nosotros, no nos levantamos un día con dolor de barriga y tomamos ciertas acciones, sino que van todas enmarcadas en un proceso de acumulación.
Pasaron un montón de cosas en los últimos años, estamos hablando de antes del 2015, algunas cosas muy graves, porque uno para acceder a ciertos lugares dependía de una agrupación y era orgánica, no todo el mundo operaba de la misma manera. Y llegó, en una mayoría supuesta terminaba siempre siendo minoría, y resulta que en momento claves, cuando había que echar para adelante, hacían la gran, como en los dibujitos de Droopy, no era que vos echabas para adelante sino que los demás daban un paso para atrás.
Sin creernos los dueños de la verdad ni nada que se le parezca, lo que sí nosotros como decimos siempre, con respeto estamos dispuestos a discutir y a debatir con quien sea, donde sea pero con documentos, a pura jeta no, vamos a sacar los papelitos.
O sea, yo cuando venía para acá venía escuchando a los compañeros de la Radio que estaban hablando de todo el tema de Tienda Inglesa y una de las cosas que siempre uno se acuerda de una compañera de la salud, Ivonne, que decía que hay que resistir a archivos.
Nosotros consideramos que estamos capacitados para resistir archivos, no es que no nos hayamos equivocado alguna vez, nos hemos equivocado montones y nos seguiremos equivocando. Ahora, no borramos con el codo lo que escribimos con la mano, y esto se lo debo a Germán, nos criamos escuchándolo y algunos intentamos hacer las cosas lo mejor posible, después le podemos errar.
Ahora, hay un par de detalles que son también importantes de ir marcando, nosotros como sindicato, desde que arrancamos y además tuvimos que pasar hasta por el Ministerio de Trabajo porque existían presiones de parte de la otra organización para que la empresa no nos recibiera, que no tuviéramos un ámbito de discusión, lo que está garantizado por ley, o sea, una cosa de locos pero pasó. En abril del año 2016 presentamos un recurso en el Ministerio de Trabajo, que tenemos entendido que fue el primero, que salió favorable interno a los sindicatos minoritarios.
Y esto que decimos de las peleas que debemos dar, para nosotros los trabajadores no son enemigos, estén o no estén en nuestra organización. Podemos pensar diferente, podemos actuar diferente, pero enemigos no somos.
¿Y a qué vamos con esto? Nosotros hemos presentado en el ámbito que tenemos a veces e incluso enviando notas, por ejemplo, la paritaria de salud laboral, Daniel es interno, yo soy cartero, hay compañeros que están en la dirección que son ventanilleros, etc., y presentamos algunos materiales. Yo qué sé, para los compañeros que andan en la calle que somos carteros, que lo de los perros no es joda, es verdad, andar con un mini botiquín, una cosa liviana, que tengas una gasa, que tengas algo como para curarte. Alguno dirá, bueno, hay que llamar a la emergencia, y bueno, andá repartiendo en el barrio de la Chancha y que te muerda un perro a ver a qué emergencia vas a llamar. O andá repartiendo en el Cerro Norte o en el Borro, porque a todos esos lugares entramos, y ni que hablar en el interior profundo.
Lo presentamos a la paritaria de salud, la empresa entendía que podía ser viable, pero la otra organización dijo que no, que es la que está en la paritaria.
Entonces, a esas cosas muchas veces nos vamos enfrentando, y de esto hay documentos, no hablamos porque nos gusta hablar, hay documentos.
¿Qué es lo que fuimos viendo, lo que vamos viendo, lo que vamos entendiendo en el acierto o en el error? Es que cuando uno va rompiendo un modelo de acción sindical que lo que va haciendo históricamente es entregar a los trabajadores, porque, yendo a lo de Tienda Inglesa, lo que sale se puede decir que no es bueno para los trabajadores. Ahora, lo que quería la dirección no era eso, era el otro acuerdo, en el que había una rebaja salarial mucho más grande.
Entonces, también ahí uno empieza a pensar, dice, para qué sirve una organización como el PIT-CNT que dice tener cerca de 400.000 afiliados, habría que comprobarlo pero vamos a creerles. Nosotros podemos decir que en la Confederación somos 5.000, lo que podemos decir es que nuestro sindicato tiene más de 100 afiliados y lo podemos demostrar con papeles. Las otras organizaciones que están en el Correo no sabemos cuántos afiliados tienen, no tienen lo que dicen, eso es seguro, nosotros lo podemos demostrar con papeles, el día que quieran ponemos la última hoja de descuentos por planilla y ahí vemos y nos medimos.
Nosotros lo que sí podemos decir es que de 8 pasamos a más de 100. Y si nos ponemos a hacer la cuenta más fina decimos que, si bien el sindicato se funda en el 2015, nosotros después de todas las trabas que nos pusieron, en junio del 2016 fue cuando empezamos a movernos de manera más activa; y ahí habían 20 y poquitos afiliados. En un año, por lo menos quintuplicamos, por lo menos.
Entonces, son cosas que para nosotros son importantes, no para medir por el número, porque el número es una cosa general, y además hay que ver el proceso, a veces tenés ciento y pico y en cuántos incidís, que en el caso nuestro es mucho más. Nosotros de tener una expedición, nosotros sacamos un boletín cada 2 meses, de imprimir 200 pasamos a tener que imprimir 700 y quedarnos cortos, porque la gente lo agarra porque tiene material, porque tiene información.
Pero decíamos, ¿de qué sirve tener un sindicato único y con miles de trabajadores afiliados cuando la pelea se da por separado? Pongamos el caso de Fuecys, la pelea se da por separado, cada supermercado tiene que resolver su problema, y la dirección además termina jugando con la postura de los patrones. ¿De qué sirve?
Acá se está hablando de que ha habido un crecimiento, antes del último año y pico, crecimiento como nunca. Esto nos pasó inclusive en el Correo el otro en una oficina nos decía un delegado de la otra organización, porque nosotros no los echamos ni les decimos que vamos a hablar nosotros y que se callen la boca. No, no, con respeto.
Y le decíamos, primero nos llamó la atención que no había leído el convenio la delegada departamental, es más, no dijo en ningún momento que lo tenía, le habían pasado unos avances.
Bueno, se firmó el 22 de diciembre.
El otro tema que más llama la atención es que te dicen, bueno, pero que acá, que la situación y todo. El país ha crecido como nunca, descontemos los últimos dos años, vamos a hacer precio. ¿Pero cómo se repartió esa riqueza? Los más ricos son más ricos y nosotros los trabajadores no hemos acompasado al crecimiento.
La Confederación, una infidencia, está armando un planteo con respecto a la Rendición de Cuentas. Entonces ahí los compañeros decían, bueno, pero en realidad hubo trabajadores en el proceso de crecimiento más grande de los últimos años, récord histórico, hubieron trabajadores que no tuvieron un aumento de sueldo por encima de la inflación.
No, hay que decirlo claro, los trabajadores de los entes tuvimos un aumento por debajo. Porque cuando los entes nos dan un 9% de aumento, un 8%, era el 5% que nos daban para lo que viene y lo otro era lo que habíamos perdido el año anterior. Entonces, si de inflación tenés un 9 y a vos te dan un 5, ¿qué ganaste? Que alguien me lo explique porque yo la verdad no entiendo, para mí es pérdida. Si hay alguna manera que dé ganancia, es más, le doy las facturas de casa y que se encargue porque estamos haciendo algo mal. Por lo menos intentar entender en qué le estamos errando.
Entonces, ahí me parece que todo esto va rompiendo un par de paradigmas. Por un lado, el sindicato nuestro no fue un sindicato que no haya querido dar una pelea desde adentro, damos una pelea pero de adentro pero de la clase no de una organización que nos limita. Y la prueba está que nosotros nos integramos a la Comisión en Defensa del Clínicas sabiendo que los sindicatos que conducían, que tenían fuerza, que tenían más peso, son sindicatos que están en el PIT-CNT. Pero lo podrán corroborar los compañeros si es verdad o mentira, nosotros fuimos a ahí y lo que dijimos fue que somos una organización pequeña, de alcance nacional, nosotros tenemos presencia en 15 departamentos y que más allá de los afiliados, nosotros a los materiales que tuviéramos del Hospital de Clínicas, en los boletines nuestros se iban a encartar y se iban a mandar a todos. Los dos volantes que salieron de la comisión los recibieron los compañeros del Correo.
¿Qué es lo que demuestra en la práctica eso? Que nosotros, cuando tenemos que dar una pelea por algo no pedimos un lugar en el estrado, no pedimos un carguito, no pedimos un fuero, no pedimos nada. Si la pelea es honesta, se sabe por qué estás peleando, porque nosotros no les firmamos un cheque en blanco, por eso nosotros nos coordinamos a veces con otras organizaciones sin pedirles nada porque si vos decís que peleas por más y mejor terminás siendo como este paro del PIT-CNT. O sea, terminás peleando más y mejor pero no peleás por las cosas de fondo ni sabés por qué vas a pelear.
Entonces, el más y mejor puede ser un peso más, y perdiste 500 pesos. O las cuestiones que son importantes para los trabajadores las perdés en el camino.
Entonces, en ese proceso y no es que estamos armando una ensalada con el planteo, nosotros como sindicato fuimos tratando de ir generando un modelo de acción sindical diferente, un modelo que los dirigentes sindicales, por más que tengamos fueros, tengamos que ir a trabajar, lo cual es lógico, pero en esta época parece que no.
Los dirigentes sindicales del STP no cobran viático, cobran el sueldo que les paga el Correo como cualquier trabajador. Los gastos que se tienen cuando se va a hacer las recorridas, por ejemplo, es el gasto del combustible, una estadía en un lugar barato, hacemos pensión o la casa de algún compañero, el hermano de algún compañero o lo que venga. Metemos una recorrida de 11 días y pagamos 2 días de alojamiento. O sea que ahí está claro y no es que hemos hecho carpa, y los 2 días fueron pensiones.
¿Por qué? Porque nosotros entendemos que la plata esa es de los trabajadores, no es nuestra plata, no es para nuestro beneficio, es plata de los trabajadores. ¿Que hay que colocarla para qué? Para la lucha de los trabajadores, para los materiales, para los boletines, para las actividades del sindicato, esa es la visión que tenemos.
Y después, si hay una cuestión concreta para pelear, cuando hemos tenido que defender alguna cosa o reivindicar algo, no dijimos sólo para nuestros compañeros y los demás que revienten, nosotros la información y el planteo lo volcamos para todos, después cada uno hará su cuenta. Y después cada uno tendrá que dar las explicaciones que correspondan en cada uno de los lugares o a veces la pregunta del millón, por qué es gente que se queja de una organización y dice que no sirve -hablo a nivel general- que no lo representa y sin embargo sigue dentro de esa organización, no se vuelca a otra.
Porque en definitiva a mí si algo no me representa es como que yo soy socio del Hospital Evangélico pero me voy a atender a La Española. Es un poco ilógico, pero bueno.
Nosotros en ese marco venimos creciendo, venimos desarrollando, como siempre decimos las puertas para todos los trabajadores en nuestro sindicato están abiertas, y estamos dispuestos a debatir con quien sea, donde sea, como sea.
Pero lo que es fundamental, más allá de que algunos se quieren sacar las ganas a veces y después en la vida, el que siembra odio siempre termina recogiendo cosas feas; nosotros en lo que nos potenciamos es en que si hay un planteo concreto que venga a favor de los trabajadores, la idea es estar ahí y apoyarlo. Y las fuerzas que tengamos ponerlas a la orden, sin pedir nada a cambio. Consideramos que eso es parte de la solidaridad de clase que tenemos que tener.

DM: Sí, lo que quería decir que no es algo menor, nosotros en los primeros días de marzo ya habíamos tenido elecciones y fueron electos a nivel nacional los compañeros que fueron convocados para esa elección.
Bueno, nosotros tenemos la idea, cuando hablo de nosotros me refiero a todos los compañeros que están afiliados de todo el país, que tienen que haber cargos del Ejecutivo en el interior y que tienen que haber cargos en Montevideo. Eso se llevó a cabo, hay compañeros del interior que son parte del Ejecutivo y compañeros de Montevideo, podían haber salido todos del interior y acá desde Montevideo teníamos que dar una mano, pero bueno, esos compañeros son del Ejecutivo y pueden operar a nivel nacional.
¿Qué nos ha permitido eso? El poder estar más cerca de los problemas a nivel del interior, porque casualmente Canelones no trabaja igual que Maldonado, ni Maldonado trabaja igual que Tacuarembó.
Y bueno, venimos en un crecimiento importante, recuerdo que en los primeros lugares a los que fuimos, muchas veces los trabajadores estaban desconfiados y esperándonos con piedras en la mano, por decir así, y hoy en esos lugares somos mayoría.
Nosotros estamos a la orden, como siempre decimos los compañeros, para lo que sea. Para los compañeros que no están afiliados, que todavía no tomaron la decisión de estarlo, que vamos a estar a la orden siempre. Para nosotros son compañeros, no son enemigos.

 

EChI: Muy bien.
Bueno, queríamos encausar con un pequeño comienzo de la declaración de la Confederación, que creo que es muy válido para hablar justamente del paro de hoy y de otros temas.
"Nuevamente los trabajadores estamos frente a un engaño, a una trampa, el paro general de hoy decretado por la cúpula del PIT-CNT es un nuevo saludo a la Bandera, es una artimaña que simula, aparenta enfrentar al gobierno, pero busca en realidad aplacar el descontento creciente del pueblo trabajador con la situación económica y social y permitir que la estrategia económica, social y política del gobierno, se mantenga.
Y es un engaño porque no pone en cuestión las causas de fondo que hacen a la situación de explotación y pobreza que sufrimos los trabajadores en nuestro país.
Es un engaño porque no plantea una pelea en serio, por soluciones reales a la crisis generada por la política económica del gobierno ni enfrenta el ajuste antipopular que aquel instrumenta haciéndonos pagar a los trabajadores los platos rotos de sus políticas.
Hoy en día nuestra clase precisa de un concreto y único plan de movilización y lucha que rechace esta Rendición de Cuentas, luche para cambiar de raíz toda la política económica y proponga un verdadero programa de soluciones para los trabajadores y el conjunto del pueblo de cara a un auténtico proyecto de país, de y para los trabajadores".
Así comienza esta declaración, y sobre este arranque, bueno, Damián y Daniel, vamos a dedicar lo que nos resta de la entrevista.

DO: Bueno, primero un par de aclaraciones que nos parecen importantes, la Confederación no es que llame a salir hoy a trabajar ni ninguna cuestión de esas, porque a veces...

 

EChI: Claro, se puede confundir.

DO: Claro, hay gente que parece que tiene una capacidad impresionante para la imaginación.

 

EChI: Para entender mal a veces también.

DO: Sí, o un alto grado de hijoputez que a veces es importante.
La Confederación lo que toma, primero, es una central sindical, más allá de que no funciona como tal, pero para sintetizarlo es mucho más fácil. Que ya tiene incorporados a algunos miles de trabajadores, lo cual también es importante y no estoy exagerando en el número, porque como otros dicen 400.000 nosotros podríamos decir 20.000, pero no nos gusta andar mintiéndole a la gente, no es el estilo.
Lo que como Confederación, el planteo, nos parece que es importante abarcar el contenido de la declaración. Porque nosotros podríamos poner una plataforma rimbombante o un discurso rimbombante y de confrontación. Nosotros lo hemos visto desde cerca lamentablemente ese, yo le digo chovinismo sindical, "hay que pelear y hay que pelear, vamos a pelear y que no sé qué", y después por atrás van y se bajan de patas y manos, no les dan las rodilleras a los muchachos.
Entonces, nosotros entendemos que la cosa pasa por otro lado, que acá lo que hay que agarrar y ponerle realmente las cosas en su lugar. Mientras otros dicen que hay que profundizar los cambios, bueno, la política económica que ellos siempre defendieron -hablo por el PIT-CNT- es la que nos trajo a acá, y hay una responsabilidad de la central sindical mayoritaria.
¿Por qué? Porque cuando uno rebaja el planteo de los trabajadores, el de los sindicatos y el de una central a los planteos que hace cualquier gobierno, en realidad lo que se está sumiendo es a las políticas que ese gobierno determina. Entonces, uno baja en sus planteos y el gobierno ahí se va a parar a la ofensiva, pero cualquiera. Y en esto no estoy defendiendo al gobierno pero usemos la lógica práctica, si nosotros queremos 50, arranquemos planteando 100 y vamos viendo.
Acá uno lo tiene bien claro y lo decían los compañeros desde otro punto de vista. ¿Qué era lo que quería la patronal de Tienda Inglesa? Lo que termina obteniendo como piso. Ahora, planteó la mascada más grande, que Fuecys se la llevaba, uno de los sindicatos más importantes de la central estaba de acuerdo. Ahora, los trabajadores dieron la pelea y terminaron "obteniendo" lo que la patronal quería, que era ahorrarse un montón de plata.
Y además los trabajadores ahí también en una etapa de retroceso, porque eso también, las consecuencias de esto, es que nosotros no nos creemos los dueños de la verdad, tenemos alguna experiencia acumulada en algunos años de militancia que no son 2 o 3. Que no nos hacen ni mejores ni peores pero que hemos conocido estos casos, y no sólo en la salud, en un montón de empresas que han cerrado.
Había un listado hace poco tiempo atrás que andaba circulando en las redes y eran como 30 y pico de empresas, todas esas pasaron por rebaja salarial. Ojalá y creemos que no va a cerrar Tienda Inglesa, ahora, hay gente que se va a quedar sin laburo y eso es casi jugar y cobrar.
Entonces, acá cuando hubo un crecimiento descojonante a niveles históricos, no dicho por nosotros sino por el Ministerio de Economía, ese crecimiento económico no se vio reflejado en el salario de los trabajadores en proporción a lo que fue el crecimiento económico.
Entonces, no es que hubo una mejor distribución de la riqueza, hubo, desde una visión de clase, una peor distribución de la riqueza, porque la riqueza se acumuló más en menos manos. Eso no significa que trabajadores hayan ganado más plata. No, no.
Ahora, había una leyenda egipcia de que habían mandado construir 7 galpones para guardar granos para cuando vinieran las épocas pobres. Entonces guardaban todo el grano ahí y cuando venía la parte complicada, los tipos tenían para aguantar.
Acá, lo que se hizo con el grano, en vez de guardarlo en 7 que era lo que daba para la población, en lo máximo se guardó en 2, el resto se tiró. Entonces, cuando vino la época de peor situación no tenemos de dónde agarrar. ¿Pero por qué? Porque el gobierno con la complicidad de la central mayoritaria, permitieron que esa política económica avanzara a niveles y también de que la riqueza se acumulara más en pocas manos.
Y esa misma línea económica es la que hoy plantea, y no es una contradicción, en el fondo lo que estoy planteando con el planteo que vengo desarrollando, dicen que no hay de dónde sacar y uno ve que por un lado hay todos los años 1.000, 2.000 millones de exoneraciones tributarias. Está el pago de la deuda externa, lo decía Sarthou muchas veces, uno puede hablar ahí, hay documentos y leyes internacionales que uno puede frenar por un tiempo hasta que se resuelvan algunos temas. Los especialistas pueden hablar mucho más de esto que yo, pero uno lo que va viendo es que para la exoneración tributaria no hay problema, para sacarle impuestos a las patronales tampoco hay problema, para pagar deuda externa no hay problema, ahora, pagarle 11 millones al Hospital de Clínicas es un lío de cuatro pares de huevos. Para generar fuentes de trabajo es un lío de cuatro pares de huevos.
Hoy muchos dicen que es la inversión pública, pero la inversión pública que plantea este gobierno y con la autorización o con el acuerdo o con la no pelea del PIT-CNT, es bajo derecho privado. Y sino con una PPP, y sino con una privatización, y sino exonerando a una multinacional.
Hemos llegado a un grado de locura que decimos, cómo una multinacional te da mejores salarios a veces que los que plantea el gobierno como base en los Consejos de Salario.
Es medio de locos ¿no? pero es la realidad.
Entonces, nosotros lo que planteamos con Confederación que lo que hay que impulsar es un verdadero plan de lucha, pero además que le ponga cada uno las cosas en su lugar. El PIT-CNT defiende al Fonasa, nosotros decimos que el Fonasa es un engaño. Ahora, la pregunta en la realidad, ¿todos los trabajadores y la población hoy tenemos acceso real a la salud o cuando precisamos un especialista esperamos 2 o 3 meses? Porque esa es la pregunta de fondo.
¿Y esto es lo que queremos, que la gente no tenga médico? No, todo lo contrario, se destinan miles de millones para un sistema de salud que hoy a los que más ha enriquecido es al empresariado médico.
Nosotros calculamos que ahora lo que va a pasar en el Parlamento, va a ir desnudando parte de esos grados de corrupción que están pasando.

 

EChI: Sí, y de desnudez

DO: ¿Qué terminamos entendiendo? Lo de la estafa esta que hubo con el Fonasa, un botija de 20 años no sé, se ve que era MacGyver porque era una cosa de locos. Que se coma otro el cuento de que este muchacho era el mejor, el más inteligente del mundo.
Y además, si pasó esa, cuántas habrán pasado, porque ahí fallaron controles.
Entonces, para los trabajadores el gobierno tiene una política de achicar los salarios con la complicidad del PIT-CNT y con un elemento que nosotros muchas veces colocamos arriba de la mesa. Si uno tiene un montón de afiliados, y lo hablo por ejemplo con nuestro sindicato, pero los problemas de nuestros trabajadores no somos ni capaces de plantearlos; o que si tenemos un problema en Tacuarembó les decimos a los compañeros que hay que resolverlo en Tacuarembó, el resto del país no existe. ¿Para qué sirve un sindicato único? ¿Para qué sirve tener cientos de afiliados? Ni qué hablar de miles si tuviéramos, ¿para qué sirve? Si nosotros queremos dar la pelea compartimentada. O sea, la propia esencia de la unidad de clase, en los hechos, la van rompiendo. No nosotros, la van rompiendo aquellos que permiten que la política económica se profundice, donde las consignas de los trabajadores cada vez que se van a hacer están más alineados con el gobierno que el propio Ministerio de Economía.
Entonces, en ese sentido nosotros creemos que desde la Confederación es dar una señal política en un sentido, pero además de eso ir argumentando. Cuando uno lee la declaración, que uno se puede quejar que es larga capaz, pero hay una fundamentación atrás, no decimos más y mejor. No, nosotros decimos que creemos que acá hay una complicidad que va atada a una línea sindical que viene perdurando por lo menos en los últimos 15 años.
Y algunos dirán, pero el gobierno del Frente Amplio no tiene tanto tiempo. Es que nosotros no distinguimos el gobierno, nosotros distinguimos acciones políticas.
Del 2002 para acá, o sea, no fuimos nosotros los que nos subimos con los empresarios a armar la concertación para el desarrollo, no fuimos nosotros, no existía la Confederación, pero compañeros nuestros no estaban ahí, no se subieron arriba de ningún tractor ni en ningún estrado y que acá lo sacamos entre todos. Nosotros creemos que cada uno en su sitio y hay que marcar bien la cancha en las cuestiones de fondo, y lamentablemente hoy nosotros tuvimos que dar el paso para armar en varios lados otro sindicato, juntamos y armamos la Confederación entre todos esos sindicatos, y muchos ya se han sumado que son sindicatos nuevos, que vamos dando la pelea y colocando las cuestiones ordenadas y de fondo, no por arriba.
Y hay un par de elementos más que no me quiero olvidar, a veces las contraprestaciones que el gobierno le ha dado a algunas organizaciones, a uno se le tiende a pudrir la cabeza de por qué frente a algunas cosas graves no se actúa. Y decimos, por ejemplo, hay dirigentes sindicales que hace 10 o 15 años que no trabajan, y eso lo repetimos. Creo que se dijo hoy por acá, hay gente que tiene 3 años de trabajo, 2 años de militante sindical y si le juntas la tarjeta de marcada capaz que no tienen un mes de laburo.
A nosotros en el Correo nos contaban un caso de una dirigente sindical que está sumariada porque le hicieron el arqueo de la caja y le faltaban $U7.000 nomás, nos contaba un trabajador que tiene acceso a la información, nos decía, bueno, mirá, en los últimos 3 meses no llegaba a conformar una semana y media de trabajo. Ahora igual no trabaja porque está sumariada, separada del cargo por el faltante de dinero, no sabemos en qué va a terminar.
Si uno esas cosas desde el sindicato no limpia la paja del trigo, termina no discutiendo las cosas de fondo y dando algunas concesiones para que no la echen.
Entonces, nosotros creemos que el rol de los sindicatos, las organizaciones e inclusive lo que planteamos ahí desde el comunicado, es marcar una postura clara, sin dobles discursos, sin hacernos los macanudos y sin ponerle tampoco la tapa a la Rendición de Cuentas. Porque nosotros una cuenta que también vamos sacando, parte de lo que busca el paro de hoy es ponerle una tapa a la lucha. O sea, llegamos a acá, este quinquenio va a pasar algo de locos, yo no sé si hay antecedentes en la historia de este país, que el presupuesto quinquenal se vote 2 años, después 1 año, después año a año y que además la línea económica a lo que ha llevado es que cada vez, en los últimos 12 años, la riqueza se concentra en menos manos. Eso para nosotros es algo que es bastante grave.

 

EChI: Daniel, un punto de vista para agregar a este análisis que estaba haciendo Damián.

DM: No, creo que Damián más o menos dejó claro ahí cómo viene la mano y cuál es la manera de funcionar. Lo que sí, hay que hacerles un llamado a los trabajadores de que puedan integrar una organización sindical o una central sindical que realmente pueda defender su derecho, y que realmente le ponga lo que tiene que poner para la lucha.
Por ejemplo, en el sindicato del STP no podemos pelear por salario hasta el año 2021, con el convenio que se firmó en el año 2016 lo que hubo fue una gran pérdida salarial por lo cual el otro gremio sigue defendiendo que eso es mejor que el convenio del año 2014. Y en este convenio del 2016 muchas cosas que se consiguieron fue porque estaban basadas en el año 2014.
Entonces, la gente trabajadora tiene que animarse, darse cuenta que el camino es por la Confederación y por el camino donde ahí todos debatimos y todos discutimos, hacemos un plan y tenemos un método para poder llegar a acuerdos con quien sea para que sean a beneficio del trabajador más que nada, que es por lo que se está luchando.

 

EChI: Yo tomaba aquí una parte de la declaración que habla de cómo es eso entonces de que no hay margen de donde sacar para salarios, para jubilaciones, para salud, educación y vivienda.
“Estos ingresos de las distintas fracciones del gran capital que también salen de la explotación del trabajo asalariado, deben ser fuentes del financiamiento de las necesidades populares y de un proceso de transformaciones profundas de la matriz productiva y de toda la economía del país.
Es por ello, desde la Confederación Sindical y Gremial del Uruguay sostenemos que hay que luchar por soluciones de fondo a los problemas de las mayorías populares y de los trabajadores en particular. Y estas son las principales medidas más urgentes, hay que cambiar de raíz -dice- esta política económica, ya que su continuidad va a reproducir las nefastas consecuencias sociales, económicas y políticas que ya estamos padeciendo. Empezando por suprimir el sistema de subvenciones y exoneraciones al gran capital eliminando el conjunto de leyes de este gobierno y los anteriores que le otorgan distintos privilegios, suspendiendo el pago de la deuda externa y de sus intereses a través de su moratoria y de su investigación.” Y sigue hablando de otra serie concatenada de elementos que forman parte precisamente del planteo de la Confederación y que hoy es parte de lo que se venía exponiendo por aquí.
Damián, te dejo seguir

DO: No, mirá, ahí hay un par de elemento que volcás ahí que nosotros intentamos plantear que son bastante claros. Acá con curitas esto no se arregla, y nosotros lo que vamos viendo es que hay como un sistema de parches de parte de una parte importante del movimiento sindical que eluden la discusión de los temas de fondo. Y para nosotros, frente a los escenarios de crisis o inclusive los escenarios de bonanza, hay que discutir las cuestiones de fondo, hay que prever las situaciones que se van dando. O sea, acá no alcanza con ganar tiempo para esperar el milagro, no es que estamos esperando porque me van a trasplantar un riñón y entonces los médicos le suben una cosa, le bajan la otra y dicen, no aguantalo porque al riñón lo están trayendo de Bella Unión, vienen caminando. Entonces vos sabés que es una cuestión de tiempo, que riñón viene, que la persona tiene un problema importante pero que ese riñón le va a salvar la vida pero que va demorar, entonces vos podés ir ajustando.
Acá estamos hablando de otra cosa, estamos hablando de que a ese que hay que trasplantarle un riñón le dicen que viene una curita de Bella Unión y viene en avión. No, eso no sirve para nada, precisamos un riñón.
Entonces, si no discutimos las cuestiones de fondo, si no hacemos planteos de fondo, lo que terminamos y lo que la gran mayoría de los trabajadores terminan viendo es profundizando los cambios, concretar los cambios. ¿Qué cambios? Los mismos que nos trajeron hasta acá, porque en definitiva es eso.
Acá se apostó a un modelo de que se les exoneraba a las multinacionales y a las grandes empresas millonariamente miles de millones, no dicho por nosotros, dicho por los ministro de Economía o los asesores del gobierno, y que después las consecuencias prácticas que trajo todo eso fue que hubo una acumulación de la riqueza, un aumento de la desocupación, una precarización más de la cuestión laboral, ¿o no se acuerdan de Soloducho?
Claro, hace un montón de años, hace una década. ¿Pero y, qué pasó? ¿Cuánta gente textil quedó afuera?
¿Qué pasa con todo el tema de la madera?

 

EChI: Estaban cerrando un capítulo más que lo demás ¿no?

DO: ¿Qué pasa con la madera? Y hubo exoneraciones.
Si cualquiera de nosotros no le paga al Banco República, te retienen y puede llegar a pasar que vas a un mes al cajero y no encontrás nada. Porque pasa, no es cuento, pasa.
Sin embargo estos nenes que deben miles de millones, no. señor, siéntese acá, tómese un whisky, vamos a ver cómo arreglamos, le exoneramos tal cosa.

 

EChI: Hay U$S 600 y pico de millones que ya no cuentan más, no son deuda, pasaron a no ser deuda en el Banco República.

DO: Entonces, la pregunta clave, eso no son obreros los que están atrás de esos 600 millones. Entonces, esas cosas son las que a uno le terminan calentando de una manera importante, porque acá el problema es que se sigue tratando de tomar medidas paliativas a una situación que es grave. Las situaciones graves hay que tomarlas como tal, hay que hacer un diagnóstico y como clase obrera nosotros podemos decir que convocamos al resto de las organizaciones, estén o no en la Confederación, a realmente impulsar un plan de lucha concreto, de verdad, con una plataforma que sea concreta, que tenga elementos de clase y que ahí no se le haga el juego a tal o cual partido, porque también están todas esas cuestiones.
Los sindicatos, hay una acumulación de gente que tiene cabecitas y botas y se mueven de diferentes maneras, los sindicatos son para defender trabajadores, no para hacerle servilismo a un partido político, cosa que nosotros desde la Confederación no hacemos.
Y los sindicatos que estamos en la Confederación tenemos la tranquilidad de que no somos apolíticos, pero en la Confederación no llevamos una política partidaria adentro, lo que se lleva es una política sindical, de luchar por los trabajadores, los intereses de los trabajadores y poner al desnudo algunas cosas que para nosotros son graves.
Después, está en quien lo quiera llevar.
Un elemento que no quiero dejar pasar, qué importante, cómo los trabajadores a lo largo y ancho del país, lo podemos decir con tranquilidad de recorrer el país, van abriendo cabeza y van viendo las situaciones. Lo decía Daniel hoy, hay que ir dando los pasos, nosotros desde la Confederación, trabajadores, nos juntamos y vamos para adelante. Porque a veces uno se queda dentro de estructuras que parece que son las que te van a defender, y después son las que te entregan de patas y manos.
Y sino repasemos, en la salud, en el comercio, en la educación, en la madera, en la construcción. Nosotros venimos ahora, nos comentaban una cuestión ahí en Treinta y Tres que sucedía con el tema de los sorteos en el Sunca, o sea, los compañeros ahí cuando nos empezaban a hacer los cuentos, públicos, que además salieron en la ciudad de Treinta y Tres, o sea, no estamos hablando de que es una cuestión que fue reservada, fue público, hasta hubo un debate en la radio por cómo se daban los sorteos. Es increíble que uno entre a una radio y lo primero que tiene que explicar cuando le van a hacer una entrevista es que uno integra un sindicato y que va a trabajar todos los días, que no cobra viáticos, que discute con los trabajadores en el lugar de trabajo, que hace asambleas. Nosotros venimos ahora de meter 5.500 km. y hacer 40 y pico de reuniones con trabajadores o asambleas de lugares en que había 1 trabajador o que había 40, y parece una cosa de locos el mostrar la información.

 

EChI: Parece una cosa extraña, suena extraño.

DO: Pero es lo que hay que hacer, y no somos los dueños de la verdad, hay gente que tiene muchísima más capacidad y más elementos y económicamente está mejor para hacer eso.
Entonces, cuando los sindicatos se apartan de la base, la cúpula sindical queda despegada, no tiene los problemas que sufrimos los trabajadores. Porque cuando uno no va a trabajar no sabe los problemas que tienen los trabajadores.
Cuando a uno el sindicato le banca la vida, no tiene esos problemas. Y como decimos, nosotros no tenemos problema en resistir archivos, el que quiera lo debatimos, venimos para acá y lo debatimos, con papeles. Decimos, bueno, ¿tal sindicato en qué se movió? ¿Qué pasó? ¿En el 2008 cuando vino todo el tema del Fonasa, ustedes estando en la dirección de tal sindicato, cómo se movieron? ¿Qué plantearon? ¿Por qué hicieron tal cosa? ¿Por qué hicieron tal otra? ¿Por qué salieron a dar pelea y otros agarraban y miraban para el costado diciendo a mí no me va a tocar? Y después pasan las consecuencias y hay que hacerse cargo.
Entonces, nosotros no dividimos a la clase, nosotros tratamos de buscar la unidad, pero la unidad de la base, de los que pelean. Después una unidad a nivel de los dirigentes, esa no nos sirve.

 

EChI: Por lo menos está demostrado que no.
Yo quería agradecerles que hayan venido esta mañana con dos temas puntuales pero creo que enormemente necesarios, es decir, el STP, su acción, para qué se mueven estas cosas y por qué, y una reflexión sobre el paro que hoy se realiza en el país. Las gracias para ustedes

DM: Bueno, gracias a ustedes y a los oyentes. Como siempre, estamos a la orden para lo que se necesite.

DO: Agradecidos nosotros.
Y un detalle más, no somos un sindicato que, nosotros hemos venido muchas veces por la Confederación, si se ponen a recopilar creo que es la segunda o la tercera vez que venimos a hablar como sindicato, y para nosotros es importante más que nada contarle a la audiencia que estamos vivos, que vamos creciendo porque los trabajadores postales eso lo van viendo y que siempre cuenten con nosotros para las causas que sean por los trabajadores y el pueblo.