“ME PARECIÓ FANTÁSTICO QUE EL DIPUTADO RUBIO ENCONTRARA ESTE CAMINO Y LA FORMA COMO LO PROCESÓ PARA QUE TUVIERA EL APOYO DE TODAS LAS BANCADAS”
Contacto telefónico con la Dra Graciela Ubach, 31 de julio de 2017

 

Graciela Ubach.jpg

La Directora del Hospital de Clínicas, Dra. Graciela Ubach, y el Director de Asuntos Administrativos del hospital, Eduardo Terrazo, en los estudios de CX36, febrero de 2017

La Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda aprobó por amplísima mayoría (17 en 18) la propuesta de Unidad Popular de pasar unos cuatro millones de dólares que se sacarían de parte del subsidio que hoy recibe la cerveza para destinarlos a la remodelación del Hospital de Clínicas. “Estamos muy contentos” porque “es un monto importante para nosotros que vendría anualmente y que nos permitiría hacer un plan de recuperación del Hospital, año a año”, dijo la Dra. Graciela Ubach, Directora del Hospital de clínicas en contacto con CX36. Se manifestó sorprendida “porque la verdad que yo no sabía que existía este subsidio –como bueno uno no conoce otros que hay por ahí- y me pareció fantástico que el diputado (Eduardo) Rubio encontrara este camino”, señaló. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/dra-graciela-ubach-31-7-2017-audios-mp3

 

Diego Martínez: Estamos en contacto con la Dra. Graciela Ubach, Directora del Hospital de Clínicas. Bienvenida, buen día.

Graciela Ubach: ¿Qué tal? Buen día, gracias.

 

DM: La Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda aprobó por amplísima mayoría (17 en 18) la propuesta de Unidad Popular de pasar unos cuatro millones de dólares que se sacarían de parte del subsidio que hoy recibe la cerveza para destinarlos a la remodelación del Hospital de Clínicas. ¿Cómo recibió la Dirección del Clínicas esto?

GU: Bueno, se imaginará que muy contentos. Porque es un monto importante para nosotros que vendría anualmente y que nos permitiría hacer un plan de recuperación del Hospital, año a año, con todas las características de una buen a planificación, una buena ejecución, la supervisión de las obras, como hemos hecho con anterioridad cuando nos tocó gestionar el proyecto de Venezuela, que fueron veinte millones que ejecutamos en cinco años. Es un monto que hemos manejado muy bien y que nos da una alegría enorme porque no congela el Hospital, tenemos que replanificar en el sentido de que el monto es menor que el que se necesita, pero es un monto muy importante que nos va a permitir avances también espectaculares.
Así que estamos re contentos.

 

Hernán Salina: Para quiénes estamos fuera del Hospital poder visualizar esto ¿En qué se traslada? ¿Qué se va a poder hacer?

GU: Bueno, el Hospital tiene distintos costos de obra, según la ubicación de la obra. Lo más costoso es lo que tiene que ver por ejemplo con la actividad quirúrgica que requiere instalaciones complejas, o la Sala de Operaciones, el Centro de Esterilización, las Salas de recuperación post Anestésicas; todas son instalaciones que requieren instalaciones complejas tanto para la operativa de la planta, eso es gases centralizados de distinto tipo, etc.; como la infraestructura, la calidad de la Sala, los componente que lleva, etc. Y además el equipamiento que habría en algunos casos que recuperar.
Otro elemento muy importante es la complejidad que tiene un Centro de Tratamiento Intensivo.
Esos son los elementos más caros que se calculan –hay un cálculo, un estimado- de metro cuadrado de obra que son estándares, que tienen que ver incluso con referencias de otros arreglos que han hecho las empresas acá, de recuperación.
Para hacer eso además, nosotros tenemos que -en el lugar donde se vaya a hacer esa obra tan compleja- recuperar elementos que nosotros llamamos de la operativa de base, del funcionamiento de base de la planta física, eso es instalaciones eléctricas, sanitarias, de comunicación de imágenes y datos; que sostengan el funcionamiento de esos lugares tan complejos. O sea, que permitan el ingreso de la información, que permitan hacer todas las funciones propias de ese Centro.
Entonces, para eso, nosotros tenemos que primero vaciar esos lugares. Una situación importante que tiene el Hospital es que tiene áreas que se pueden utilizar para estos enroques; entonces vaciar, mudar esas funciones, a otros lugares; hacer estos arreglos del funcionamiento esencial y básico de la planta física, e ir haciendo a la vez las etapas de demolición para la obra definitiva.

 

DM: ¿La sorprendió que se encontraran estos recursos cuando hasta hace poco lo único que se planteaba como posibilidad para el Clínicas eran las PPP?

GU: Si. Me sorprendió, me encantó, porque cómo el ingenio de la gente y la preocupación por los desarrollos sociales, encuentra resquicios para poder destinar unos fondos a otras cosas que se consideran más valiosas.
La Universidad también estaba estudiando, porque había recibido propuestas de un préstamo blando, por ejemplo, con un interés muy bajo –de un 2% anual- que eso podría ser también una solución, claro que también requería del aval del Estado.
Pero esto sí me sorprendió, porque la verdad que yo no sabía que existía este subsidio –como bueno uno no conoce otros que hay por ahí- y me pareció fantástico que el diputado (Eduardo) Rubio encontrara este camino. Y además, lo que más me pareció sensacional es que el camino fuera compartido por el resto de las bancadas. Eso es lo que me pareció bárbaro, porque es entender que el Hospital requiere el apoyo de todos, que no es un Hospital de banderas políticas, que es un Hospital del país, es una obra social del país.
Entonces quedamos chochos de la vida. La verdad. Dijimos qué fantástico que eso se pudiera hacer. Es un emprendimiento muy bueno y la forma como lo procesó el Diputado con todas las bancadas, para que esto fuera un emprendimiento común.
A mí me conmovió porque dije cuánto hace que no hay un nivel de unanimidades así para alguna cosa…
Y fíjese, unos días antes, estuvimos con una visita que realizó un grupo importante del Partido Nacional -incluso participó el senador Lacalle Pou- mostrando algunas cosas del Hospital, y realmente creo que pudimos convencerlos que las intervenciones que se hicieron en el Hospital desde el punto de vista de las mejoras en la planta física, pero además del desarrollo de determinados Servicios. Los resultados son fantásticos.
Entonces, va le la pena. Es un hospital que vale la pena. Porque es más que un Hospital, hay Institutos, hay una cantidad de cuestiones que resuelven para todo el país, como el Centro Nacional de Quemados, que resuelven para todo el país. Y que realmente cada vez que en su planta física se hace una intervención de obra queda muy bien.
Y fíjense que para este gran proyecto, la Universidad financió no sólo el estudio con un grupo de gente de la Facultad de Ciencias Económicas para ver lo de la viabilidad del financiamiento; también financió el apoyo de otros arquitectos, que con los arquitectos del Hospital valoraron e hicieron los diseños de los proyectos, pero también un grupo de Ingenieros que valoró, que hicieron cateos, y que valoraron si efectivamente el Hospital estaba en una situación de recibir obras. O sea, que no es que se invirtiera y después quedara desfuncionalizado. Y todos esos estudios financiados por la Universidad también para nosotros fueron muy auspiciosos, en el sentido de que primero se actuó con seriedad. Se hicieron estudios a ver si valía la pena hacer estas inversiones. Se hizo un estudio muy importante acerca de ese tipo de financiamiento y se concluyó que ese tipo de financiamiento iba a ser mucho más costoso para el país -porque una obra de ciento veinte millones terminaba costando seiscientos y pico de millones- y que además el pago anual era de alrededor de treinta y dos millones de dólares anuales.
Entonces, me parece que todos esos fueron estudios muy importantes. Y además también que ayudó que hubo algunas otras dudas sobre los ritmos de las PPP presentadas por algunos Ministros y que ahora se va a formar una comisión, un grupo de estudio, a nivel nacional –lo cual me parece muy bien- para estudiar a fondo las bondades y los riesgos de este tipo de inversiones para el país.
Entonces, me parece que todo este proceso fue muy ganancioso para el país, creo que la Universidad aportó seriedad en estos estudios, se hicieron los estudios, se profundizaron los cálculos y se llegó a esa conclusión. Este martes, se define en el Consejo Directivo Central esta posición de la Universidad.
Y bueno, mucha gente nos decía que no íbamos a recibir nada, ‘has empujado al Hospital a un desastre’…

 

HS: ¿Le decían eso?

GU: Alguna gente sí.
Había pasado a ser la mala de la película. Pero por suerte me volvió el alma al cuerpo porque se consiguió dinero., Nosotros teníamos mucha esperanza en que el país aportara a esto. Y la verdad que bárbaro, salió.

 

DM: No sin lucha.

GU: Si. Claro.

 

DM: Doctora muchas gracias por su tiempo.

GU. Gracias a Ustedes.