“HAY MUCHO ESFUERZO PARA CREAR UN FRENTE DE IZQUIERDA SOCIALISTA, CAMINA PERO MUY LENTO”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil, 28 de julio de 2017.

plinio 2.jpgSalió una investigación de opinión pública en la prensa y Temer tiene 5% de aprobación. Desde que existen investigaciones es la más baja que se conoce, incluso que Sarney en el peor momento, que Collor y que Dilma. El 70% de la población considera su gobierno pésimo o muy malo. Eso muestra que la población sí está muy, muy descontenta”, dijo el Economista, Analista Político y Docente brasileño, profesor Plínio de Arruda Sampaio Jr., en su contacto semanal con CX36. “Entonces, hay sí descontento, todo el problema ahora es crear instrumentos y es esto lo que está pasando en Brasil, hay mucha discusión, hay mucho esfuerzo yo creo que sincero de unificar la izquierda, entonces hay muchas reuniones, algunas interminables y esto camina, camina en un ritmo lento pero yo creo que camina. Hay mucho esfuerzo para crear un frente de izquierda socialista, yo creo que esto camina, pero, claro, todo muy lento”, señaló. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/diego-martinez-plinio-28-7-2017-audios-mp3_rf_20049093_1.html

 

Hernán Salina: Estamos en contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde San Pablo.
Plínio, buen día desde Montevideo.

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día, un gusto hablar con ustedes.

 

HS: Bueno, Plínio, hoy amanecíamos con la novedad del reportaje que publica El País de Madrid al abogado de Odebrecht que tiene nacionalidad española y brasileña que está con libertad condicional y ratificaba las dimensiones de dinero, de coimas de Odebrecht y de cantidad de países en los que estaba coimeando.

PASJ: Sí, yo no leí esa entrevista pero sí las dimensiones asustan.
La gran novedad aquí en el caso de Lava Jato es la presión del último presidente de Petrobras, Bendine. Lo que es creíble porque Bendine entró cuando el gobierno Dilma ya se hundía. Y entró cuando ya la investigación en Petrobras estaba muy avanzada, pero continuaba robando como si nada.
Eso aquí es fuerte, es el primer presidente de la Petrobras preso, hasta entonces las cosas no pasaban por la Presidencia de Petrobras y ahora sí hay pruebas de que pasaba por allí.

 

HS: ¿Mientras tanto en todo esto en qué está el PT, el propio Lula que se aneja ya en campaña o como candidato? Antes de ir al capítulo Temer, digamos.

PASJ: Mira, la última declaración de Lula yo creo que le va a gustar mucho a Diego. Hablando en una entrevista dijo que el PSOL, que es el partido que le hace oposición a la izquierda, tiene mucha frescura.
Frescura en Brasil quiere decir que tiene muchos pruritos, que es un partido con muchas restricciones. Lo que en la práctica quiere decir, para la derecha, nosotros aquí si volvemos seguiremos robando como siempre porque no tenemos frescura.
Entonces, esto yo creo que sintetiza la posición de Lula en el momento. O sea, Lula se organiza para rearticular su aceptación en la burguesía, anteriormente había dado una entrevista donde decía que si ganaba no iba a revocar las reformas de Temer porque no podía prometer hacer lo que no va a lograr hacer.
Entonces, en otra entrevista reafirmaba, yo gobernaré dentro de la correlación de fuerzas que está. O sea, yo no voy a tratar cambiar la correlación de fuerzas, en otras palabras, yo seguiré el ajuste.
Entonces, este es el movimiento fuerte del PT, lo que en realidad deja a la izquierda delante de una situación de hecho que tiene que enfrentar que es, o la izquierda se aglutina y tiene fuerza propia para no depender en nada del PT, para convocar a la gente a la calle, o quedará caudataria del PT, y por lo tanto en este movimiento del PT que es totalmente encuadrado dentro (...)

 

HS: Claro, porque en realidad, y con todo lo que pasó después quedó medio en el olvido eso, pero en el último tramo del gobierno de Dilma Rousseff se estaba pensando en una reforma para el sector laboral también que no distaba mucho -vos me corregirás Plínio- de lo que ha ido concretando Temer. No hay que olvidarse de eso

PASJ: Sin duda alguna Hernán. Yo bromeo, porque Dilma hacía un ajuste sin meta, una vez ella dijo que aquí no habían metas en su gobierno. Y en la misma declaración dijo que después iba a doblar la meta, que no existía.
Bueno, con esta broma yo digo, Temer hace el doble de lo que ya haría Dilma. En realidad ya iba a hacer la reforma laboral, la reforma de las pensiones y el congelamiento del gasto público, que son las tres grandes medidas que hicieron que represente realidad. La destrucción, porque no es una reforma, es una destrucción del sistema previsional brasileño, es una destrucción de lo poquísimo que se logró en políticas públicas y es un desmantelamiento de la legislación laboral.
Entonces, este es el plan del gobierno Temer, y en realidad la diferencia es que Temer aceleró y radicalizó lo que iba a hacer Dilma. Por eso yo digo que Temer es la metástasis del gobierno Dilma.

 

Diego Martínez: ¿Plínio, quién está usufructuando o quién está acaparando ese descontento general que supongo que los medios también estarán potenciando del "que se vayan todos", del "son todos iguales", del "no se rescata a nadie"? ¿Quién está haciendo uso de ese descontento de cara a las próximas elecciones si es que hay alguien? ¿Marina Silva?

PASJ: No, peor, es Bolsonaro.
Para que tengas una idea, recién acabo de leer en la prensa, salió una investigación de opinión pública, Temer tiene 5% de aprobación. Desde que existen investigaciones es la más baja que se conoce, incluso que Sarney en el peor momento, que Collor y que mismo Dilma.
70% de la población considera su gobierno pésimo o muy malo. Eso muestra que la población sí está muy, muy descontenta.
Como no tiene la posibilidad de canalizar esto por la izquierda, yo creo que en práctica las investigaciones muestran que el que más crece en las encuestas es Bolsonaro que es un candidato bufón, es un tipo muy descalificado pero se posiciona muy a la derecha. Reivindica la vuelta de los militares, la tortura, en fin, viene bien por la derecha.
Paradojalmente a Lula le conviene esto porque la única chance que tiene Lula de volver es si se configura un resultado electoral Lula y Bolsonaro. Y para Bolsonaro también, ser el opuesto de Lula es lo que le da fuerza.
Entonces, se conformó una especie de alianza tácita entre los dos y no es improbable que lleguemos a eso.

 

DM: ¿Y el sostenimiento de Temer, con este panorama que tú planteabas recién de desaprobación generalizada, casi total por parte de la población, porque lo pudieron haber hundido hace dos semanas en el Parlamento, en qué se sostiene?

PASJ: Sin duda, Temer, si la huelga del 30 de junio hubiera sido fuerte, Temer ya estaba afuera. Se sostiene porque tiene base parlamentaria contra los parlamentarios, tiene el apoyo del PSDB y tiene el apoyo velado pero real, muy, muy real, del PT.
Entonces, desde el punto de vista institucional, logran mantenerse en el poder, mientras. La única manera que habría de acelerar su salida sería por las calles, y esa es la complicidad del PT. El PT sabe de eso, todo el país sabe eso, y entonces el PT saca el pie del acelerador y no pone gente en el momento decisivo.
Entonces, eso es lo que lo mantiene. Aunque la cantidad de robo que viene por adelante es tan grande que con todo esto yo creo que, si yo tuviera que apostar plata, yo diría que Temer no termina su mandato.

 

DM: ¿Qué pasa con los movimientos sociales? Ya hemos hablado de los políticos. ¿Qué pasa con el Movimiento de los Sin Tierra, con las organizaciones sindicales? ¿Hay fracturas, este estado de situación política del partido histórico del PT, estos momentos de la izquierda están generando nuevos desprendimientos? ¿Cómo está la situación a nivel social?

PASJ: Mira, a nivel social, la situación, hay mucho descontento de la gente, el pueblo no es tonto y sabe que está siendo atacado de una manera brutal.
Lo que pasa es que el pueblo tiene en el momento instrumentos de organización para salir a las calles. Entonces, el pueblo está a cero.
Los movimientos sociales están dentro de un campo de fuerza que está controlado todavía por el PT. El PT los subordina a sus políticas, eso se notó de manera evidente en la huelga general, pero también en las huelgas parciales.
Entonces, sí, hay huelgas, descontento, hay lucha pero quedan fraccionadas, quedan tópicas, y en el momento decisivo las direcciones burocráticas entregan, no se posicionan, negocian con los empresarios, con el gobierno, y esto no gana fuerza.
Entonces, el gran problema yo creo de la izquierda brasileña en el momento es, tener un polo alternativo de izquierda combativo, independiente del Estado, independiente de los patrones. Porque si logra esto, aunque en el inicio esto sea pequeño, ya es lo suficiente para crear una brecha, para crear un camino alternativo.
Yo creo que la derecha tiene la misma visión que yo tengo, porque la política de la derecha es clarísima, mantener al obrero, a los de abajo a cero, porque saben que (...) por la izquierda ellos no lo van a contener.
Entonces, es una situación de crisis fuerte, salen algunos datos de economía, ya discutimos esto antes porque el gobierno hace propaganda, dice que se está recuperando porque ahora la cosa viene, pero no es lo que pasa, estamos con casi 15 millones de desempleados y la expectativa es que la economía crezca 0,3%, o sea, que quede parada como ya se sabía desde el inicio que era lo que iba a pasar.
Entonces, hay sí descontento, todo el problema ahora es crear estos instrumentos, y es esto lo que está pasando en Brasil, hay mucha discusión, hay mucho esfuerzo yo creo que sincero de unificar la izquierda, entonces hay muchas reuniones, algunas interminables y esto camina, camina en un ritmo lento pero yo creo que camina.
En breve yo creo que lograremos tener una especie por lo menos de un portal unificada de la izquierda en internet. Hay mucho esfuerzo para crear un frente de izquierda socialista, yo creo que esto camina, pero, claro, todo muy lento.

 

DM: Por último, hemos hablado muchas veces de que Temer no hubiera sido Temer sin Lula y sin Dilma. ¿En estas próximas elecciones Lula podrá ser Lula sin un espacio de derecha que le junte votos no tan cercanos al PT desde el punto de vista organizativo?

PASJ: Mira, yo creo que quien cree que él no podrá ser Lula sin una alianza fuerte con la derecha, es el propio Lula. Porque cuando Lula hace la declaración de que el PSOL es un partido que tiene mucha frescura, como...

 

DM: Como inocente, como sin maldad sería.

PASJ: Sí, sin maldad, mucha frescura, muy honesto, un poco demasiado honesto, demasiado rígido, en el fondo lo que quiere decir es esto, muy moralista.
Lo que él está diciendo es, gente de la derecha, aquí nosotros vamos a gobernar igual, el sistema yo sé cómo funciona, funciona a favor del capital, nosotros somos meros intermediarios y yo ya sé que así continuaremos. Eso es lo que dice claramente, de manera pública.
O sea, él está diciendo, nosotros vamos a ser una impostura a la izquierda pero vamos a gobernar por la derecha. Eso es lo que él dice.

 

DM: Muy bien, Plínio, te agradecemos mucho estos minutos como siempre, para nosotros es vital tener el contacto contigo y conocer un poco más de lo que se está dialogando, de lo que está avanzando Brasil en determinados sentidos, no siempre, obviamente la mayoría de las veces que hemos hablado no es en el sentido de los intereses populares, el avance de Brasil lamentablemente.

PASJ: Claro, para mí también esta conversación que hacemos es muy importante. Sería importante que en Brasil hubiera por lo menos una radio como la de ustedes donde las cosas se pueden hablar de manera clara y franca

 

DM: Plínio, te mandamos un fuerte abrazo desde aquí.
Un fuerte abrazo y gracias

PASJ: Un abrazo para todos ustedes, un gusto hablar con Radio CX36.