Hoy vino un trabajador e lanasur una empresa de la industria de la lana que data su existencia desde el año 1945. Hoy  será rematada por el brou con quien esta endeudada, a las tres de la tarde en la asociaion de rematadores del uruguay allí en la calle uruguay entre andes y florida. Esta empresa es de la familia Gari, para saber quiénes eran y refrescarnos la memoria recurrimos entre otros materiales a un editorial del año 2010, de hace 7 años, donde en el aquel entonces ministro de ganadería hablaba de  “parentesco” ético y profesional que une a BORDABERRY y MUJICA”.
Hay que escucharlo, es de hace 7 años el mensaje pero esta historia al igual que la de los fernandez de fripur, los peirano y esta familia Gari vienen desde muchos años atrás…siempre la misma historia.
Y una interrogante: hoy rematan una empresa de la cual sus trabajadores pertenecen al Congreso obrero textil COT, antes eran de  federación de obreros de la lana ¿Por qué el silencio del COT y sus dirigentes, porque no han pronunciado ni una palabra el pit cnt? Porque nos enteramos de pura casualidad de esto? van a dejar que esta familia siga  siendo rica, que  el brou se cobre un pedazo de la duda y los obreros se vayan con las manos vacias? Hoy no habrá escrache seguramente, solo lo que se dijo acá en la 36 que en amplio espectro informativo es una campana de madera y mañana lo reproduzcan nuestros hermanos del diario la juventud y nada más.

 

 

 

“BORDABERRY UN NIÑO DE PECHO”
“TUPAMAROS DESMEMORIADOS”
“EL ABRASILERADO”

“Ideológicamente coincido con el gobierno brasileño”. Esa frase, pronunciada en una entrevista concedida a la prensa extranjera luego de las elecciones, le ha ganado un nuevo mote al presidente electo Juan María Bordaberry: “El abrasilerado”. Y el “abrasileramiento” de Bordaberry no reconoce, meramente, sólo una circunstancial razón ideológica. Por el contrario, admite otros extremos. Entre ellos uno que fue reiteradamente subrayado en los meses previos a los comicios. Desde el ministerio de Ganadería y Agricultura Bordaberry respaldó a los grandes ganaderos que asociados con bancos y frigoríficos brasileños contrabandean para el país vecino decenas de miles de cabezas de ganado por día, haciendo perder a Uruguay millones de dólares de divisas.”
Revista Cuestión, 3 de febrero de 1972, 26 de Marzo MLN.

“BORDABERRY viene de una familia de descendientes vascos que han hecho su capital involucrándose en sus cosas; no tiene nada que ver con toda la barra que rodeó a otros dirigentes del Partido Colorado que le pusieron una inyección al Estado y lo chuparon”. (Tupamaro) AGAZZI.
“Un inesperado “parentesco” ético y profesional une a BORDABERRY y MUJICA”
El ex presidente TABARÉ VÁZQUEZ, ahora asesor del Fondo Monetario Internacional.
Un grupo de ex presidentes y jerarcas públicos del hemisferio occidental que integra Tabaré Vázquez recomendó al Fondo Monetario Internacional (FMI)mejorar la eficacia de su asesoramiento de política económica.
El ex presidente Vázquez integra el grupo asesor junto a los ex presidentes Oscar Arias, de Costa Rica, y Ricardo Lagos, de Chile; Paul Martin, ex primer ministro de Canadá; Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano y ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo; los ex ministros Francisco Gil Díaz, de México, y José Luis Machinea, de Argentina; Arturo Cruz, ex embajador de Nicaragua en Estados Unidos; Carla Hills, ex representante para Asuntos Comerciales de Estados Unidos;Demetrio Magnoli, de la Universidad de Sao Paulo; y Robert Shapiro,director del Progressive Policy Institute, de Estados Unidos. Nicolás Eyzaguirre, director de las Américas para el FMI, es quien coordina este grupo.
De acuerdo a la recomendación dirigida al director gerente del FMI, Dominique Strauss Kahn, el organismo debería encontrar un balance adecuado entre la economía y la política, y tomar ventaja de su experiencia en múltiples países para profundizar su compromiso en el hemisferio occidental y mejorar la eficacia de su asesoramiento de política económica. El grupo se reunió los días 1º y 2 de julio en San José, Costa Rica.
http://img823.imageshack.us/img823/128/20846812.jpgTabaré Vázquez reunido con Jorge "Charleta" Guldenzoph -el segundo a la izquierda- y varios miembros de la Secta Moon
Por otra parte, el ex presidente Vázquez viaja hoy a Madrid para participar de un seminario sobre presupuestos públicos. En la ocasión, Vázquez hará una ponencia titulada “Una economía equitativa y sostenible: el papel del sector público”.
Dice hoy martes en su nota Leonardo Pereyra, de la redacción del diario ElObservador que existe un inesperado “parentesco” ético y profesional une a Bordaberry y Mujica.
“ES INDUDABLE QUE EXISTE UNA SINTONÍA CON EL MPP SOBRE LA CONDUCTA QUE SE DEBE EJERCER EN LOS CARGOS PÚBLICOS”, DIJO EL LÍDER COLORADO.
El senador Agazzi sostuvo que Bordaberry es diferente a los líderes colorados tradicionales

Es preciso esmerarse mucho para encontrar coincidencias en las peripecias personales, las ideas políticas y hasta en la indumentaria del presidente José Mujica y del líder colorado Pedro Bordaberry.
El ex guerrillero tupamaro y el hombre al que buena parte de la izquierda sindica como el representante de la “nueva derecha” ni siquiera andan cerca en la cantidad de años vividos ni en la forma de vida que han elegido. Y sin embargo, el propio Bordabery, y el senador del MPP Ernesto Agazzi, uno de los principales asesores de Mujica, encuentran un punto de contacto nada menor en el estilo ético y profesional que les ha sido impreso a sus respectivos sectores.
“Es indudable que existe una sintonía entre Vamos Uruguay y el Movimiento de Participación Popular. Hay un cierto parentesco, hay muchas coincidencias, hay una forma de pensar similar acerca de la conducta que se debe ejercer en la administración pública. Esto sucede sin que se haya conversado ni acordado. Esto no pasa por ideas económicas o sociales sino por la forma en que hay que manejarse personalmente. En otras áreas tenemos severas discrepancias, pero en eso de andar derecho, estamos en la misma”, dijo Bordaberry.

Por su lado, Agazzi observó que Bordaberry “viene de una familia dedescendientes vascos que han hecho su capital involucrándose en sus cosas; no tiene nada que ver con toda la barra que rodeó a otros dirigentes del Partido Colorado que le pusieron una inyección al Estado y lo chuparon”.
“Se está configurando una línea en el Partido Colorado que defiende un empresario responsable. Me parece ver esa actitud en Bordaberry y en la barra que anda con él. Porque ha habido otros dirigentes colorados que se han criado adentro del Estado vendiendo cuadros o colocando gente en todos lados. Bordaberry es una persona adusta y tiene una actuación republicana que no se basa en las apariencias sino en lograr cosas concretas. Pero vamos a esperar. Como decía mi abuela, las conductas se ven comiendo la bolsa de sal. Y tenemos tiempo”, dijo Agazzi.

Las similitudes que encuentran dirigentes de uno y otro sector tienen que ver con asuntos vinculados con control de gastos y con la calidad de sus funcionarios públicos.
En ese sentido, Mujica dispuso que los trabajadores del Estado pertenecientes al MPP devuelvan parte de su sueldo para el funcionamiento del grupo y para implementar políticas sociales a través del Fondo Raúl Sendic. Por su parte, Bordaberry redactó un código de ética que obliga a los parlamentarios de Vamos Uruguay, y a los futuros directores de entes, a rendir cuentas a través de internet del dinero que ganan.

Ha sido lugar común en el discurso de Bordaberry el reclamo de que las personas de la oposición que participen de los entes y empresas públicas sean técnicos y no “políticos frustrados”. Por eso tuvo enfrentamientos con sus correligionarios de Propuesta Batllista, y hasta polemizó con el dirigente nacionalista Jorge Larrañaga luego de afirmar públicamente que los blancos postularían directores de entes que no serían del agrado del Frente Amplio. “Nosotros no queremos pasar por eso. Queremos que los nombres que propongamos sean de gente con credenciales técnicas y actitud moral para desempeñarse en cargos durante cinco años”, dijo Bordaberry a radio Sarandí. “¿Desde cuándo Bordaberry se mete en la interna del Partido Nacional? Sería conveniente que examinara la interna de su partido”, respondió Larrañaga.
El pasado 7 de junio en el Palacio Legislativo ante Mujica y el resto de los líderes de la oposición, durante la celebración de los acuerdos multipartidarios,Bordaberry dijo que su concepto de “lealtad al gobierno” pasa por tener en cuenta el “rol” y no la “militancia” de los futuros directores de los organismos del Estado. El 23 de junio en el Senado tras la votación de las primeras venias de la oposición, Agazzi pareció hacerse eco de los dichos de Bordaberry. “Me parece que hay algunas de las fundamentaciones (para votar las venias) que hablan de una experiencia política que no es de utilidad. Algún día elegiremos a los integrantes de los entes de manera un poco más técnica y un poco menos partidaria”, dijo Agazzi. En esa sesión no fueron abordadas las venias de Vamos Uruguay.
Tras el balotaje del 29 de noviembre, Bordaberry fue el primer líder político al que Mujica recibió en la sede del Frente Amplio. Alto, fornido y joven, Bordaberry posó para la foto con el veterano y desgarbado Mujica. Desde entonces se han cruzado pocas veces pero, al parecer, a la distancia manejan ciertos códigos que los unen en un inesperado parentesco.
PEDRO BORDABERRY“Es indudable que existe una sintonía entre Vamos Uruguay y el Movimiento de Participación Popular. Hay un cierto parentesco, hay muchas coincidencias, hay una forma de pensar similar acerca de la conducta que se debe ejercer en la administración pública. Esto sucede sin que se haya conversado ni acordado. Esto no pasa por ideas económicas o sociales sino por la forma en que hay que manejarse personalmente. En otras áreas tenemos severas discrepancias, pero en eso de andar derecho, estamos en la misma
ERNESTO AGAZZI: “Se está configurando una línea en el Partido Colorado que defiende un empresario responsable. Me parece ver esa actitud en Bordaberry y en la barra que anda con él. Porque ha habido otros dirigentes colorados que se han criado adentro del Estado vendiendo cuadros o colocando gente en todos lados”.
Ahora para refrescarle la memoria al señor Senador tupamaro Agazzi y sus correligionarios de Gobierno, vamos a recordar lo que decía el 3 de febrero de 1972 la Revista Cuestión perteneciente al 26 de Marzo y del MLN, que en su página 10 publicaba el “prontuario” del entonces Presidente de la república, Juan María Bordaberry.
“Ideológicamente coincido con el gobierno brasileño”. Esa frase, pronunciada en una entrevista concedida a la prensa extranjera luego de las elecciones, le ha ganado un nuevo mote al presidente electo Juan María Bordaberry, “El abrasilerado”. Y el “abrasileramiento” de Bordaberry no reconoce, meramente, sólo una circunstancial razón ideológica, Por el contrario, admite otros extremos. Entre ellos uno que fue reiteradamente subrayado en los meses previos a los comicios; desde el ministerio de Ganadería y Agricultura Bordaberry respaldó a los grandes ganaderos que asociados con bancos y frigoríficos brasileños contrabandean para el país vecino decenas de miles de cabezas de ganado por día, haciendo perder a Uruguay millones de dólares de divisas.
Por supuesto, el que con eso realiza un gran negocio es el Brasil; recibe ganado en pie uruguayo, lo industrializa y exporta excelente carne a Europa como si fuera suya. Uruguay, por su parte, se perjudica a dos puntas; no exporta carne, lo que le hace perder millones de dólares en divisas, y como el ganado pasa de contrabando a Brasil pierde también millones de pesos de impuestos.
Aquí, los únicos que ganan, son los ganaderos, que cobran sus buenos dólares por cada vaquita que va para el Brasil. Y no es sorprendente que Bordaberry respalde esa estafa al país; a lo largo de toda su vida política ha venido operando como único representante de los grandes latifundistas.

EL PRESIDENTE CAMALEÓN 
Dirigente ruralista primero, senador por el partido nacional después, ministro del gobierno de la restauración colorada más tarde, Bordaberry ha transitado sin violencias por todos los ámbitos partidarios hasta recalar en el pachequismo y asumir el papel de continuador del propio Pacheco. Desde su tiempo de “nardonista” hasta ahora, la defensa de los “galerudos” ha sido su preocupación por ejecutar fielmente la política impuesta por los grandes caciques que controlan el negocio de la carne, favoreciendo reiteradamente a los frigoríficos privados y a los grandes ganaderos en perjuicio del Frigorífico Nacional.

Esa política se concretó en jugosas prebendas; a los largo de 1971 el trust integrado por ganaderos frigoríficos y bancos recibió del gobierno “una asistencia crediticia”. Desde el gabinete ministerial, Bordaberry ha ejecutado fielmente la política impuesta con créditos que superaron los 20 mil millones de pesos. Esos millones fueron entregados al Trust luego que los frigoríficos fueran vaciados y sus propietarios colocaron sus ganancias y capitales en el extranjero, maniobrando además con las exportaciones. Como consecuencia de la política aplicada por el actual presidente electo los frigoríficos recibieron del gobierno por diversos conceptos, 73 millones de dólares, mientras ingresaban al país, por concepto de exportaciones de carne 49 millones de dólares. Es decir que el gobierno dio a las empresas privadas 23 millones más de dólares de los que ellas dieron al país.
Bordaberry se convirtió en uno de los artífices de esa política y tenía razones para hacerlo; él mismo es un poderoso latifundista.

UN GANADERO EN EL PALACIO ESTEVEZ
El grupo familiar Bordaberry reparte, con algunos socios, intereses en unas sesenta mil hectáreas de campo. En propiedad directa además, el grupo Bordaberry registra las siguientes posesiones.

Bordaberry Hamilton Susana: dos mil seiscientas setenta hectáreas.
Bordaberry de Storace, Isabel: siete mil ciento cinco hectáreas.
Bordaberry de Comas Nin: cuatro mil doscientas sesenta y cinco hectáreas.
Bordaberry María; cinco mil quinientos noventa y nueve hectáreas.
Bordaberry de Mascarenhas; cuatro mil quinientos cincuenta y siete hectáreas. 
Bordaberry de Risso, Palmira: dos mil quinientos cincuenta y siete hectáreas.

Los lazos que vinculan a Bordaberry con otros latifundistas agregan nuevas posesiones al clan familiar.
Los Mascarenhas controlan veinte mil hectáreas; los Coma Nin diez mil; los Storace siete mil. En suma, un inmenso imperio económico familiar integrado al conjunto de las 600 familias dueñas del Uruguay.
Además Bordaberry esta vinculado a grandes barraqueros y productores laneros, entre ellos Juan José Gari un ruralista pachequista con enormes intereses en la industria textil, el Banco Comercial y la industria frigorífica, con la que se conecta a través de sus vinculaciones con las empresas, ALCRESA Y NIDERA, que operan en el rubro del sebo y los abastecimientos agropecuarios, respectivamente. Fue precisamente el banco COMERCIAL el que aportó 67 millones de pesos a la campaña electoral de Bordaberry y esa “ayuda” tiene su explicación; ese banco está íntimamente vinculado a los intereses que operan a través de Bordaberry y de Gari su mentor.

En efecto el COMERCIAL administra un conjunto de trescientas mil hectáreas de tierra y a través de él operan algunos de los más influyentes grupos económicos del país; los Santayana, los Armedía, Peirano, los Supervielle, el grupo Irureta Goyena y muchos otros.
El grupo Santayana posee cincuenta y cinco mil acciones del banco y registra en propiedad directa más de cine mil hectáreas de tierras; los Armendíaposeen quince mil hectáreas; los Supervielle figuran en el directorio de unas 30 empresas y constituyen uno de los grupos económicos familiares más poderosos de la nación.
Pero en el COMERCIAL operan además del conocido grupo Peirano Facio, el grupo Ameglio propietario del Frigorífico Canelones, el grupo Gallinal Hebercon diez mil ochocientas acciones del Banco y casi cien mil hectáreas de tierras y el grupo García Capurro directamente vinculado a empresas privadas que operan en la industria y en la actividad agropecuaria.
Además El COMERCIAL es centro de operaciones del grupo Braga Savañac que posee sesenta y un mil setecientas acciones del banco, varias empresas agropecuarias y multitud de intereses en la industria.
Como se ve, la maraña de intereses que se mueven en torno de Bordaberryincluyen todos los rubros en que operan los grandes caciques de la “rosca”;bancos, textiles, frigoríficos, latifundios.

Un dato adicional puede extraerse de esta ficha: los Santiyana y los García Capurro están directamente vinculados a la empresa SEUSA editora de los diarios LA MAÑANA y el DIARIO. El ministro Federico García Capurro integra el directorio de la empresa y los Santayana figuran en su plana de accionistas. No es necesario entonces pensar mucho para saber que los diarios de SEUSAhan extendido desde ya un incondicional apoyo a Bordaberry.
El círculo se cierra si tenemos en cuenta que varios hombres de SEUSA, Manini, Charlone, Abadie Santos, están directamente vinculados a las industria frigorífica, a través de sus actividades en EFCSA y en el CRUZ del SUR y que uno de ellos Carlos Manini Ríos, actual embajador de Uruguay en Brasil, es representante en nuestro país del grupo financiero brasileño Matarasso, que registra multitud de intereses en la actividad bancaria, la industria y el negocio de las carnes y los alimentos de varios países latinoamericanos.
Como se ve, por todos lados saltan las conexiones de Bordaberry y su grupo con los latifundistas y banqueros del Uruguay y Brasil. El “abrasilerado” Bordaberry será por lo tanto un buen presidente de los ricos.

LO QUE VENDRÁ
Según el propio gobierno brasileño acaba de declarar, Brasil se está constituyendo en el mayor exportador de carnes de todo el mundo. Los capitales norteamericanos radicados en Brasil han puesto el acento en esa industria y uno de los grandes consorcios yanquis, la DELTEC, está construyendo un gigantesco emporio ganadero frigorífico en la zona amazónica, que se convertirá en centro de producción y exportación. Buena parte del ganado que ya está industrializando y exportando a Brasil a través de la DELTEC proviene de Uruguay; es el famoso ganado en pie que nuestros ganaderos contrabandean, como lo acaba de denunciar el propio Banco Central. La consolidación de esa política brasileña implicará, para Uruguay el destino de “la gran pradera”. En efecto aquí pastarán las vacas que luego se irán para Brasil, para que ese país exporte la carne. Bordaberry que ya ha respaldado a sus socios latifundistas en el contrabando de ganado es, sin duda, el hombre adecuado para favorecer los planes de Brasil en convertir a Uruguay en “gran pradera”. Por otra parte la DELTEC es un emporio bancario multinacional, controlado por el grupo Rockefeller y es el grupo Rockefeller el que controla aquí al BANCO COMERCIAL cuyas conexiones con Bordaberry ya vimos. En función de esas pautas puede predecirse buena parte del futuro uruguayo; Brasil gendarme latinoamericano de los Estados Unidos, capataz del imperio, tendrá a partir de marzo en el gobierno uruguayo un aliado eficaz. Por sus declaradas afinidades ideológicas con el gobierno de Garrastazú Médici, por sus intereses personales y por los intereses empresariales que se mueven detrás y en trono suyo, Bordaberry está en condiciones de favorecer los planes expansionistas de los consorcios yanquis que controlan la economía brasileña. Su mote de “abrasilerado” lo tiene bien puesto como se ve.”
Hasta aquí lo que escribían los tupamaros en la Revista Cuestión del año 1971.

Continuemos ahora con la tarea que hemos emprendido hace ya un par de semanas, nos referimos a “la educación y la lucha de clases”, en la etapa del feudalismo, “la educación del hombre feudal”.
La economía fundada sobre el trabajo del esclavo después de asegurar la grandeza del mundo antiguo, lo condujo insensiblemente a su desmoronamiento. El sistema de trabajo por medio del esclavo devoraba tantos hombres “como carbón nuestros altos hornos”. Dependía por lo tanto del acarreo regular de hombres al mercado de esclavos, y debía cesar en cuanto al “carbón” se extinguió o resultó inutilizable.

Demás esta decir que a medida que los pueblos conquistados dejaban de suministrar esclavos y riquezas, más redoblaban los impuestos, las gabelas y las requisas. La miseria fue creciendo en modo tal que la explotación de los dominios enormes, latifundia por verdaderos ejércitos de esclavos, ya no producía beneficios. El cultivo en pequeño volvía a ser el único remunerador; lo que es como decir que la esclavitud se había vuelto innecesaria. El esclavo dejaba de producir más de lo que costaba mantenerlo. Desde ese momento desapareció como sistema de explotación en gran escala.
Creo que sería ofenderlos a ustedes si me detuviera a demostrar que el cristianismo nada tuvo que hacer en ese declinar del mundo antiguo, ni en esa extinción de la esclavitud que, con tanto desenfado, suele atribuirse la Iglesia Católica. Aparte de que una religión, es decir una superestructura, no puede alterar los fundamentos económicos de un régimen del cual es un reflejo ideológico, el cristianismo no sólo toleró la esclavitud sino que la sancionó en abundantísimos concilios. Para no recordar más que un ejemplo el Concilio de Gangra en el año 324, resolvió en uno de sus cánones que “si alguno, bajo pretexto de piedad religiosa enseñase al esclavo a no estimar a su señor, o a sustraerse del servicio, o no servir de buena gana y con toda la voluntad, caiga sobre él el anatema”.
Al final del mundo antiguo, pues, las grandes extensiones de terreno estaban subdivididas en parcelas, y confiadas a colonos libres que pagaban, en retribución, un interés anual fijo. Esos colonos sin ser propiamente esclavos, tampoco eran hombres totalmente libres.
Entre las ruinas del mundo antiguo ellos fueron los primeros indicios del nuevo régimen económico que empezó a desarrollarse, fundado no ya sobre el trabajo del esclavo y del colono, sino del siervo y del villano. Aunque desde el punto de vista de los explotados no había variado en mucho la miseria, algunas diferencias se insinuaban. El esclavo era un objeto, no una persona. Al comprarlo, el amo le aseguraba una existencia miserable pero segura; no tenía para que pensar en su sustento ni temer la competencia del trabajo ajeno.
Los villanos descendientes de los colonos romanos eran en cambio libres o “francos”. No se vendían, se ofrecían. Cuando querían vivir del fruto de su trabajo, buscaban un propietario que tuviera tierras para explotar, y le proponían cultivar u n lote a cambio de una compensación. El pedido del trabajador constituía un acto jurídico llamado súplica precaria; la aceptación por parte del propietario constituía otro acto llamado concesión, prestaria. Con tal que le dejasen trabajar un pedazo de tierra el villano se comprometía a entregar al señor una parte del fruto de su trabajo y, además determinados servicios personales.
El villano era, pues, más libre que el esclavo en cuanto sólo reconocía una autoridad que el mismo se había impuesto. Teóricamente, ese acto de derecho privado constituye ya todo el régimen feudal; régimen que supone, como acabamos de verlo, un lazo contractual de vasallaje entre hombres con poderes y necesidades diferentes. Teóricamente también, si el villano pactaba con su señor como hombre libre, el siervo ni pactaba ni era libre. Descendiente de los antiguos esclavos estaba como ellos al servicio total de su señor y no podía, en ningún momento, abandonarlo.

En la práctica, sin embargo, el villano o libre, se aproximaba al siervo no libre mucho mas de lo que permite creer ese distingo, y muchos por eso se resisten a trazar tales diferencias dentro de lo que llaman, simplemente, “los paisanos”.
Dueño de la tierra, forma fundamental de la riqueza, el señor era dueño además de los instrumentos más esenciales de la producción, especialmente, los molinos. El trigo, por ejemplo, que los paisanos cosechaban, debía de ser molido en el molino del señor.
Desde el punto de vista de los dueños de la tierra, la servidumbre vino a traer una marcada ventaja sobre la esclavitud. Para adquirir esclavos y mantenerlos, se necesitaba un gran capital. La servidumbre en cambio, no requería ningún gasto; el siervo se costeaba su propia vida y todas las contingencias del trabajo corrían por su cuenta. La servidumbre pues, representaba la única manera que el patrón tenia de sacar provecho de su propio fundo; para los cultivadores constituía la única manera de proveer a su propio sostenimiento.

Sobre la tierra prestada, el vasallo trabajaba o hacía trabajar, pues como él a su vez podía a cambio de ciertos servicios de que se beneficiaba traspasar a otras manos la misma tierra que había recibido, resultaba que un vasallo con respecto a un determinado señor, podía ser a su vez señor con respecto a sus vasallos. Los auténticos trabajadores de la tierra eran, naturalmente, los siervos; y en esa larga jerarquía de señores y vasallos, el mundo feudal reposaba sobre los hombros de los siervos como el mundo antiguo sobre los hombros del esclavo. Lo que el siervo producía en u n trabajo sin descanso, iba pasando como tributo de mano en mano, desde el villano al castellano, desde el castellano al barón, desde el barón al vizconde, desde el vizconde alconde, desde el conde al marques, desde el marques al duque, desde el duque al rey.
En esa larga lista, que sufre algunas variantes según las épocas y las regiones cada grado implicaba vasallaje con respecto al superior y señorío con respecto al inferior.

Pero si en el sentido vertical, para hablar gráficamente, había relaciones más o menos claras de jerarquía; en el sentido horizontal, entre condes o entre barones, pongamos por caso, inter pares, las relaciones no estaban de ninguna manera reguladas. Los conflictos brotaban, por eso, de manera espontánea e inextinguible.
En el lenguaje de los teóricos de la edad media, el feudalismo conocía tres “variedades” sociales: los bellatores o guerreros, los oratores o religiosos; los laboratores o trabajadores. Si comparamos esas “variedades” a lo que sabemos del mundo antiguo no encontraremos superficialmente ninguna diferencia. Pero tan pronto se escarba un poco aparece un matiz bastante original; con excepción de Egipto, que tenía una casta sacerdotal poderosa, ni Grecia ni Roma tuvieron una Iglesia francamente independiente.
En Grecia los sacerdotes eran elegibles, y muchas veces figuraron mujeres entre ellos. El Estado y la religión, íntimamente impregnados, no se habían diferenciado aún en órganos distintos. El monopolio del culto de que disponían los patricios hizo de los sacerdotes, “funcionarios” de una clase que consideraba a la religión como a uno de sus tantos sistema de dominio. Estrechamente unidos a las clases directoras, los sacerdotes antiguos defendían con sus intereses los intereses de aquellas, y para no recurrir nada más que al testimonio de Montesquieu vale la pena recordar que cada vez que en Roma una ley popular tenia probabilidades de ser votada, siempre se encontraba algún augur que descubría en el cielo signos desfavorables, y la asamblea quedaba disuelta de inmediato.

Agazzi y los tupamaros en el gobierno en el gobierno han entrado en la más profunda amnesia.
¿Pero y ustedes?
¿Los viejos tupamaros también?
¿Los comunistas y socialistas también?
Si en algo acierta el periodista de El Observador en encontrar similitudes entre Mujica y Bordaberry. A su manera ambos son “rabanitos” provienen de la misma familia ideológica, primero blancos después colorados o progresistas.Los dos admiradores de los brasileños, de Garrastazú Médici y de Lula. Tanto Bordaberry como Mujica debieron pasar por la prueba de la rancia oligarquía, el Ministerio de Ganadería y Agricultura.
Bordaberry liquidó el Frigorífico Nacional, y Mujica jamás va a cumplir con la promesa electoral del Partido Comunista que pintó en los muros de Montevideo “reabrir el Frigorífico Nacional”.
Bordaberry y Mujica provienen del “chicotasismo”, “galerudos y arpagatudos”, trabajo y gobiernos oligarcas de tinte popular, derechista cien por cien, anticomunista y antiobrero.

Los revisionistas los traidores al marxismo leninismo lo primero que hacen es comenzar reformando y cambiando la historia. Esto es lo que hace Agazzi, le pinta a las nuevas generaciones y a los amnésicos una familia Bordaberry de sacrificados trabajadores que hicieron su fortuna madrugando a ordeñar vacas como buenos vascos sacrificados. La modificación de la historia les permite luego fundamentar el proceso actual de abandono de la lucha, de traición a las ideas fundamentales, y de entrega al gran capital y la gran burguesía.
¿QUIÉN LE HACE EL JUEGO A LA DERECHA? 
AGAZZI DICE QUE BORDABERRY ES UN EJEMPLO DE SACRIFICIO.
TABARÉ VAZQUEZ ASESOR DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL.
TODA ESTA GENTE ESTA PERDIDA YA NO QUEDAN DUDAS.
PERO Y LOS QUE LOS VOTARON… ¿TAMBIÉN?
¿Y SI NO HASTA CUANDO?