EL “VALE TODO” DE BRASIL PARA ATRAER CAPITALES EXTRANJEROS
Entrevista al economista José Antonio Rocca, 28 de agosto de 2017.

Rocca.jpgEl economista José Antonio Rocca dialogó en la mañana de la 36 con Efraín Chury Iribarne donde analizó la reforma laboral en Brasil y las consecuencias que pueden tener en la región.
Al respecto dijo que “básicamente lo que hay es un desconocimiento de la ley de 8 horas, los límites de horarios se ponen semanal o mensualmente, así como la cantidad de horas que el trabajador está a disposición de la empresa. También se flexibiliza y facilitan los despidos de los trabajadores, en una serie de medidas que va en el plano de atraer capitales desde el exterior. En vez de darse una puja de las empresas por los mercados, lamentablemente se está dando una puja de los estados o países para ver quien concede más facilidades al inversor extranjero”.
El economista indicó que se parte de la base de la idea que el capital extranjero siempre es bueno, y por lo tanto para atraer ese capital “vale todo”.
“Exoneraciones fiscales, rebaja de leyes laborales, permitir que destrocen el medio ambiente apertura total, y es este caso el impacto sobre los costos industriales va a ser menor”, ya que “hoy por hoy los costos laborales en las empresas representan entre un 10 y 15%, por lo que una disminución de los costos no afectará demasiado la competitividad”.
“Esto es el golpe de (Michel) Temer, Temer fue convocado para hacer el trabajo sucio y facilitarle el trabajo para el próximo que ascienda, que tendrá las manos libres para seguir desarrollando las políticas de entrega de la economía brasileña”.
“Las medidas pueden ser graduales o de shock, sin olvidar que Temer era el vice”.

Transcribimos la entrevista que usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/ec-jose-antonio-rocca-28-8-2017-audios-mp3_rf_20555654_1.html

 

 

Efraín Chury Iribarne: Oyentes, buenos días, el gusto de saludarlos y prometerles una charla de las que siempre resultan interesantes con el escritor, con el economista, con el catedrático José Antonio Rocca a quien le damos la bienvenida.
¿Cómo anda Rocca?

José Antonio Rocca: Bien, muy bien, buenos días para ti y para toda la audiencia. Como siempre es un placer, un gusto charlar de economía contigo y con la audiencia de la Centenario.

 

EChI: Así que, bueno, vamos a conversar un poco de aquí adentro y más de allá afuera, como se puede decir.
Usted sabe que me entró una curiosidad, Rocca, de preguntar algo de esta reforma de la metodología laboral, por llamarle de alguna manera, operada en el vecino Brasil y las consecuencias que eso puede tener en países como el nuestro o en el ámbito laboral como el nuestro.
Aquí lo que tenemos en materia de información nunca es mucho en materia de empleo, es decir, no es mucho porque uno nota como que no se coincide muchas veces en los datos que se dan y la realidad del trabajo de la gente, la disponibilidad del trabajo de la gente.
Pero este asunto de Brasil del que ha hablado mucha gente, unos para bien, otros para mal, ¿pero cómo es esta reforma? ¿Usted tuvo oportunidad de acceder, Rocca?

JAR: Bueno, quizás no en la profundidad debida, pero por lo menos las ideas generales y un poco lo que se piense aplicar.
Básicamente lo que hay es un desconocimiento de la ley de 8 horas...

 

EChI: ¿Pah, parte de ahí ya?

JAR: Parte ya de ahí, o sea, los límites horarios se ponen semanalmente o mensualmente, la cantidad de horas que supuestamente el trabajador está a disposición de la empresa.
También creo que se plantea el tema de flexibilizar los despidos, o sea, facilitar el despido de trabajadores quitándole subsidios al trabajador o lo que se le debe pagar por despidos arbitrarios. Una serie de medidas que creo que van más que nada en el plano de atraer capitales desde el exterior.
Es decir, en lugar de darse hoy por hoy una puja entre las grandes empresas por mercados o por lo que ha sido la competencia capitalista históricamente entre empresas, lamentablemente se está dando una competencia entre países, a veces entre Estados, a veces entre departamentos dentro de un mismo Estado, para ver quién concede más facilidades al inversor extranjero y por esa vía atraer a ese inversor.
Es decir, se parte de la base de la idea de que el capital extranjero de todo tipo siempre es bueno para la economía, tema absolutamente discutible, yo creo que en muchos casos no lo es, y por lo tanto para atraer a ese capital vale todo. En definitiva exoneraciones fiscales, rebajar leyes laborales, permitirles que destrocen el medio ambiente.
Es decir, dentro de esa búsqueda de atraer a esos capitales, se promueven aperturas totales, desregulación laboral, una serie de beneficios para el inversor. Que en este caso, a mi modo de ver, su impacto sobre los costos industriales, los costos empresariales, va a ser mínimo. Porque hoy por hoy ya los costos salariales dentro de las empresas representan un 10% un 20% en casi todos los países, por lo que es el grado de automatización, por lo que implican a veces otro tipo de costos.
O sea que entonces, una disminución de los costos laborales no afecta demasiado lo que llaman la competitividad del trabajador. Creo que más que nada es una señal dada al mercado internacional como una forma de atraer capitales. Creo que es lo que está haciendo Brasil.
Y esto enmarca también lo que ha sido el  golpe de Temer. Esto enmarca también las raíces, el cangrejo debajo de la piedra. O sea,  digamos, Temer fue nombrado para hacer el trabajo sucio.
Y bueno, después ganará Lula de nuevo en las elecciones de 2019 o quien sea, pero ya el trabajo más sucio fue hecho y de alguna forma el que ascienda tiene las manos más libres para seguir desarrollando las políticas de alguna forma, a mi modo de ver, lo que ha sido el gobierno de Lula también en Brasil, han sido también políticas de entrega más suave pero entrega al fin de la economía brasilera.
Es decir, lo que hay a veces una discusión en esos planos de si las medidas que se toman son graduales o son de choque, hablando mal y pronto.
Pero la dirección, el rumbo es más o menos el mismo. Por algo Temer además era el vicepresidente de Lula, vamos a entendernos, no es un golpe externo a lo que mera el gobierno brasilero.
Pero de alguna forma, por allí vienen las raíces de estas reformas.
Y también en una especie de búsqueda o de justificación del por qué están fracasando todos estos modelos de apertura externa total, de entrega total, que alguna justificación hay que dar, siempre lo que falta es la otra medida.
O sea, la crisis en Brasil es la consecuencia para la justificación ideológica que trata de dar el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional. Los responsables de la crisis tratan de justificarla por el hecho de que los trabajadores ganan mucho, hay poca flexibilidad laboral, eso no permite a los empresarios desarrollar su política. Hay también un elemento de justificación del fracaso de lo que son las políticas instrumentadas por estos organismos.

 

EChI: Aquí ha tenido cierta repercusión, pero tampoco en Uruguay nadie se puede asombrar mucho porque las reglas de juego para los trabajadores uruguayos que van a trabajar en las empresas multinacionales, digamos de paso exoneradas de todo impuesto, que van a operar y están operando en el Uruguay, ya están manejándose por el sistema exprés

JAR: Claro, en muchos casos es legalizar una situación de hecho, en el propio Brasil pasa en parte eso también.
Ya te digo, yo lo veo más que nada como un mensaje para las trasnacionales y los especuladores financieros de que vale todo, y de alguna forma, dentro del marco de esas políticas de atracción de capitales del exterior, de cualquier tipo. Porque el efecto práctico va a ser limitado, muy jorobado para los trabajadores que conservan sus derechos obviamente. Pero los que conservan sus derechos son una franja bastante menor dentro de todo el espectro laboral, va para allí la cosa.
Y aquí ya se ve que inmediatamente comenzaron con, miren que nosotros no lo vamos a hacer, pero la competitividad de Uruguay puede verse afectada. Lo cual es una gran mentira también porque Uruguay con Brasil es complementario más que competidor. Uruguay a Brasil le exporta productos primarios, no le exporta productos industriales. Fundamentalmente Uruguay lo que le exporta a Brasil es arroz, carne a veces, productos primarios en general.
Y en definitiva los productos importados desde Brasil, esto no va a afectar, afecta mucho más el tipo de cambio que esta reforma laboral lo que pueda hacer la competencia con esos productos importados de Brasil. Que además también, en gran parte son productos en muchos casos tropicales que aquí no se generan y en el caso industrial son las mismas compañías que trabajan en Uruguay y en Brasil se importan a sí mismas. O sea que tampoco en ese plano hay mucho efecto.
Pero ya salieron muchas veces a decir que la competitividad, que el efecto hacia Uruguay, que nosotros no lo vamos a hacer pero, Uruguay no está pensando en eso pero.
Ya se empieza a tirar el tema sobre la mesa, ya el gato sobre la mesa lo empiezan a tirar, y en esas cosas uno siempre tiene que tener cuidado, son muy ladinos, muy ladinos.

 

EChI: ¿Y cuál es el propósito real que en este momento se está manejando por el macrismo en torno al comportamiento monetario y particularmente al comportamiento del dólar? ¿Cuál es el fin? ¿Se sabe?

JAR: Bueno, yo creo que Argentina, el gobierno argentino está en un grave dilema, hasta dónde aplica las políticas monetaristas y hasta dónde la aplicación a rajatabla de esas políticas puede llevarlos a un descalabro electoral ahora en las próximas elecciones parlamentarias

 

EChI: ¿Ah, porque eso corre también?

JAR: Y obviamente, me parece que está jugando, que está corriendo.
Y entonces en algunas formas están moderando la aplicación de algunas políticas. Y en cierto modo también están dejando flotar el dólar en cierta medida sin aplicar a rajatabla la receta monetarista. Pero de todas formas se están endeudando.
Digamos, todo lo que hizo el gobierno de los Kirchner para sanear la economía argentina en el largo plazo y disminuir la deuda, aquí se está revirtiendo, se está acelerando el proceso de endeudamiento externo del gobierno argentino.
Lo cual marca también esa situación monetaria en la cual está creciendo el precio del dólar pero con cierta moderación, no a través de un salto. Que creo que es un poco lo que pretendería en principio el gobierno argentino para después sí plancharlo. Pero para quitarles el poder adquisitivo a los trabajadores argentinos, precisaría una devaluación un poco más fuerte. Pero no se animan me parece a hacerla por el tema de los efectos electorales.
Y por otro lado también está el tema de que quieren obtener la mayoría parlamentaria absoluta para poder aplicar también tranquilamente una reforma del tipo brasilera, que es lo que termina allí jugando. O sea, para también flexibilizar aun más el mercado laboral.
Aunque el trabajador argentino no es el mismo que el brasilero. O sea que en definitiva hay otra fuerza sindical, me parece, por lo menos latente, se aplique o no en muchos casos, pero que está allí.

 

EChI: Ahora, en Uruguay no cesa el ejercicio saltarín del dólar ¿no?

JAR: Bueno, yo creo que lo que sí está aquí directamente es lo que yo llamo la cuarta tablita

 

EChI: ¿Y qué es la cuarta tablita?

JAR: Bueno, yo creo que hubo una, la tablita tradicional en la década de los 70, después hubo otra aplicada en el gobierno de Lacalle de a mediados de los 90 hasta la crisis del 2001 - 2002. Hubo otra aplicada por el gobierno del Frente que se extendió hasta el 2012 - 2013, allí un poco hubo una semi ruptura. Y ahora, a raíz del descenso del dólar en Brasil vieron la oportunidad de aplicar aquí nuevamente una cuarta tablita desde mediados del año pasado, yo diría desde mayo o junio del año pasado, de utilizar nuevamente el dólar como ancla de los demás precios. Lo cual tiene un costo enorme desde el punto de vista de futuro, porque implica un aumento brutal de la deuda pública que se viene generando, implica pagar tasas de interés que por más que salió ayer Astori a decir que lo que paga Uruguay es mínimo, un 3% real dijo, es una gran mentira porque en términos de evolución del dólar lo que Uruguay está pagando son 12, 13, 14, 15% en dólares lo cual es una barbaridad por la deuda en pesos.
Pero la pesificación de la deuda es un atractivo para que los tenedores de dólares vendan dólares, el dólar baje y se lo presten después esos pesos al Estado uruguayo. O sea, los privados venden dólares para prestarle pesos al Estado uruguayo, porque Uruguay les paga un buen interés por eso. Y al vender esos dólares, de hecho hacen bajar el precio del dólar. Por eso es que el dólar no sube todo lo que debiera de subir en un mercado libre como ellos están promoviendo.
Pero forma parte, a mi modo de ver, de una cuarta tablita que ha fomentado nuevamente otro pequeño boom del consumo ¿no? De los viajes al exterior, de una fortaleza artificial del peso uruguayo que ha generado mayor importación de automóviles nuevamente, un aumento del crédito al consumo que se sigue gestando, que también lleva a que esto es como una carrera, el que pierde el pelotón se va quedando y empieza ya la morosidad, empiezan ya una serie de problemas y es cada vez más grave.
Bueno, la cantidad de gente con más de dos tarjetas ha aumentado, bueno, todo ese tipo de consecuencias que llevan las tablitas.
Pero mientras Brasil siga con su política de contención del valor del dólar, también forma parte de esa flexibilización laboral que decíamos, no olvidemos ahí un elemento que no se puede olvidar. El dólar en Brasil pasó en un año de 4,20 a 3,10. Algo croe que muy pocas veces visto en un país del sur. Digamos, una revalorización de la moneda local de esa magnitud y en un escenario de una crisis brutal que vive Brasil además, de un país que lleva...

 

EChI: Ese comportamiento en Brasil siempre fue como una sorpresa ¿no?

JAR: Claro, lo que pasa que Brasil con los recursos naturales que tiene, con el proceso privatizador que ha llevado adelante, el ingreso de capitales externos a Brasil también, en Brasil todo es en grande, por lo menos en lo que son nuestras escalas.
Y bueno, lo que es el ingreso de capitales especulativos a Brasil, lo que es el proceso privatizador en Brasil, lo que es la entrega de recursos naturales en Brasil, es muy en grande. Y bueno, obviamente, todo ese ingreso de capitales provocó un descenso del valor del dólar.
Reitero, un descenso del valor del dólar increíble en términos de razonamiento económico abstracto. ¿Qué quiero decir con esto? Que uno dice, bueno, en un país que lleva 3 años sin crecer, en un país con una enorme deuda, en un país con graves problemas sociales, en un país con gran inestabilidad política, se fortalece la moneda local. Y se fortalece y se fortalece en un nivel casi increíble para un país dependiente, para un país del sur. De un entorno de 4 reales por dólar pasa a un entorno de 3, más o menos, para tratar de simplificar algo que puede ser bastante confuso porque estamos hablando de temas financieros bastante complejos.
Pero en definitiva, reitero, es increíble en términos de análisis económicos puros. Obviamente lo que está en juego allí es una privatización total, una desregulación total del mercado laboral y una atracción de capitales total de todo tipo que ha llevado a niveles especulativos también absolutamente asombrosos que es lo único que puede justificar un descenso del valor del dólar en Brasil como lo ha habido.
Pero obviamente, ese descenso del valor del dólar en Brasil pega en Argentina y pega en Uruguay


EChI: Sí, sí, golpea en los dos lados

JAR: Exacto, entonces permite tanto a Argentina como a Uruguay mantener el dólar en niveles de relativa estabilidad aún con políticas de mercado abierto como la que están llevando adelante, especialmente Argentina después del ascenso del gobierno de Macri.
Entonces, todo eso que está haciendo Brasil está impactando en toda la región.
Y me temo, es de temer que esto forme parte de planes más globales de todo el imperialismo porque también en otro nivel Macron está también en Europa, en Francia, instrumentando también una reforma similar. A la europea, más suavecito, en estos países todo es más radical en término de medidas neoliberales.
Pero bueno, hay todo un reajuste de todo el sistema imperialista, de todo el capitalismo mundial que está incidiendo sobre la pérdida de los derechos laborales, que está jugando a todo eso, se está jugando a todo ese juego en todos los niveles. Fruto de la crisis que está viviendo el capitalismo también a nivel global, más allá de fuegos artificiales pero la crisis real del sistema mundial sigue estando allí latente.
El sistema está buscando salidas para el lado de una mayor explotación laboral. Que no son salidas...


EChI: Sí, finalmente ese es el fin, valga la redundancia

JAR: Sí.
Y además también, con un hecho que es bastante peligroso en todos los términos, que es que en este momento la demanda que le interesa a los sectores más dinámicos no es la demanda de los sectores populares sino la demanda de los sectores de altos ingresos. Lo cual lleva a que la concentración del ingreso cambie la estructura de la demanda pero no exige la demanda necesariamente.
O sea que todo eso está llevando a todo un reacomodo capitalista mundial.
Entonces, no les es tan costoso, desde el punto de vista del propio funcionamiento capitalista, el reducir el ingreso de los trabajadores, porque esa demanda les interesa cada vez menos a muchos de los sectores más dinámicos. Porque el trabajador no se compra autos cero kilómetro todos los años ni es el que compra los robots, ni es el que compra los drones, ni es el que hace guerras para vender armamento sofisticado, ni es el que compra los aparatitos más sofisticados que salen al mercado, lo compra después, ya cuando empiezan a bajar los escalones esos productos sofisticados.
Entonces, todo eso está llevando a un reacomodo capitalista mundial que está llevando a todo este tipo de reformas laborales en muchos países. Estamos en un momento bastante peligroso desde ese punto de vista


EChI: Es un buen análisis ese Rocca, porque se ha venido medio de callado, no se ha divulgado mucho esto

JAR: Porque son temas, claro, ojo, esto uno lo dice como hipótesis más que nada, porque exigiría para justificarlo análisis mucho más profundos, equipos de trabajo mundiales, multidisciplinarios, toda una serie de elementos que uno aquí obviamente no tiene. Uno recoge a veces elementos aislados y busca...


EChI: Lo que no quiere decir que no pueda suceder

JAR: Claro.
Uno recoge a veces aquí migajitas con las cuales trata de armar un poquito los análisis, pero da la impresión que parte de la historia va por ese lado, en forma muy simplificada obviamente. Cuando uno hace un análisis de este tipo a nivel mundial y además en términos de hipótesis tiene que hacer una simplificación muy grande de toda la realidad para poder más o menos tratar de entender el cerno de la cosa, tratar de entender el esqueleto de lo que puede estar pasando.
Pero lo que uno está viendo sí, concreto, es reformas laborales de ese signo en muchos lados, en países dependientes y en países más desarrollados.


EChI: Sí, sí.

María de los Ángeles Balparda: Tengo mensajes de los oyentes.
"Buenos días gente de gente. Un poco bajoneado, Secundaria perdió o quemó la documentación de los aportes realizados entre 1967 y 1984, son 8 años trabajados, solicito mis 20 mejores años, tengo legajo, actuaciones docentes firmadas por los directores. ¿Qué más puedo presentar al BPS para que reconozcan? Es una joda..." -dice César.
"¿Hasta dónde el gobierno puede controlar el dólar?" -pregunta Clapton.
"¿Qué sabemos del cambio jubilatorio que se anuncia hoy, esta nueva reforma de la jubilación?" -pregunta un teléfono que termina en 218.

JAR: Bueno, creo que la pregunta más económica es la relativa a hasta dónde puede el gobierno controlar el dólar. Especialmente el tema se acota mucho más porque aquí el dólar funciona libremente, es decir que no hay un control del Estado del dólar como hubo históricamente aquí en determinadas etapas de la economía uruguaya, por ejemplo, sino que el dólar se compra y se vende en cualquier ámbito.
Por lo tanto la posibilidad de control viene por el lado de lo que está haciendo el gobierno, lo que le llamamos la cuarta tablita. Es decir, el control viene a través de crear mecanismos de mercado que inciten a los privados a vender dólares para prestarle pesos, por ejemplo, al Estado uruguayo.
O lo que hizo también el Estrado en un momento que fue vender reservas, que las reservas bajaron de un entorno de 18.000 millones de dólares a un entorno de 14.000. Las reservas oficiales, las que cantan ellos, las reales bajaron de un entorno de 8.000, 9.000 a un entorno de 6.000, pero hubo también obviamente una venta más o menos encubierta también de dólares para sostener el dólar para evitar la subida.
Pero en última instancia el dólar en Uruguay depende esencialmente de Brasil y de Argentina. Si en Brasil o en Argentina hubiera una fuerte devaluación, aquí obviamente no tienen cómo pararlo, ya la historia lo ha demostrado.
Pueden sostener esta política cambiaria pura y exclusivamente porque Argentina y Brasil están desarrollando políticas cambiarias similares.
Si en Brasil volviera a subir el dólar, si se debilitara el real fuertemente, o en Argentina lo mismo, la cuarta tablita no resiste, simplemente se desmoronaría como las otras, o sea, no habría vuelta, por más garabatos que hicieran.
Porque incluso, aun en este contexto tienen una grave dificultad para sostenerla porque ya las reservas para eso no son tantas y porque ya la posibilidad de endeudamiento, obviamente se va también acortando hasta por un tema de pago de intereses.
Los intereses pagados por el Estado uruguayo siguen creciendo dentro de lo que es el costo país del que le gusta hablar tanto a veces a un sector de la derecha. O sea que los intereses de deuda cada vez pesan más dentro del presupuesto.

 

EChI: ¿José Antonio, qué le quiere hacer creer a mucha gente el gobierno con la inclusión financiera? ¿Le quiere hacer creer algo realmente?
¿En definitiva, cómo puede explicarle con cierta claridad esa situación al ciudadano?

JAR: Bueno, me tiene sorprendido, a veces pienso que nos están utilizando de lugar experimental, de pruebas económicas de Estados Unidos, del Banco Mundial, porque se está llevando el nivel de reforma en ese plano a un grado que creo que no se ha llevado en ningún país del mundo

 

EChI: Eso aparece a veces como la realidad

JAR: O sea que el grado de obligatoriedad que se quiere imponer aquí a toda la inclusión financiera, el grado de eliminación de la libertad hasta individual para decidir la forma de cobrar. Porque se dice, bueno, el trabajador puede elegir dónde cobra, pero no la forma de cobrar, tiene que cobrar a través de un intermediario.
Es como el condenado a muerte que le dicen, bueno, usted tiene una gran capacidad de elección, puede elegir silla eléctrica, puede elegir que lo ahorquen o que lo fusilen. En definitiva esa es la libertad financiera que le dan al trabajador uruguayo que va a cobrar a través de un intermediario obligatorio. Porque si lo que querían hacer era ampliar la libertad, lo que tenían que hacer era darle el derecho a los lugares donde se paga a través de cajeros automáticos de que el obrero o que el trabajador decida si sigue cobrando por allí o de otra forma.
Pero aquí se le restringe más la libertad porque se le obliga a cobrar a través de un intermediario financiero. Digamos, puede elegir dónde cobra pero no cómo cobra, que es lo mínimo, el mínimo derecho que tiene el trabajador para cobrar su salario, no cobrarlo a través de un intermediario. O sea, parecería casi demencial.
Pero bueno, es lo que aquí se viene instrumentando y se busca que siga avanzando. Y por otro lado también, un regalito más a los bancos, porque es muy claro, creo que pasa a ser muy claro que mientras el banco trabaja con el dinero del asalariado, además dinero que tiene el asalariado por lo menos en parte obligatoriamente allí para poder usar la tarjeta. Mientras el banco trabaja con el dinero del trabajador, no le paga nada, porque por ese dinero que se le deposita allí, no le paga nada, ningún interés, nada.
Pero cuando el trabajador pasa a usar el dinero del banco porque se le agotó lo que tenía allí en esa cuenta, ahí tiene que pagar. O sea que si el trabajador tiene a su favor 10 pesos depositados en la cuenta por la cual cobra, el banco no le paga nada. Pero si el trabajador se endeuda en 10 pesos tiene que pagarle al banco. O sea que es algo absolutamente inconcebible, a mi modo de ver. Ni que hablar que el banco les jinetea a los pequeños comerciantes y pequeños empresarios parte de lo que cobran a través de las tarjetas porque no lo cobran inmediatamente, les cobran comisiones.
O sea, es toda una serie de mecanismos para darle más regalitos al sistema financiero. Porque también hay bancos y otras entidades financieras que pueden subirse a este carro.
Pero de última es otro beneficio más que se le otorga al sistema financiero, y por otro lado se obliga a los trabajadores a cobrar a través de ese intermediario, lo cual es un absurdo total hasta del punto de vista del capitalismo.

 

EChI: Ahora, uno llega a preguntarse lo siguiente, en esto hay una suerte de intríngulis, por lo menos en un tiempo aparecía como más claro. Aquí aparece el equipo económico como que esto es precisamente uno de los grandes beneficios que se le pueden dar a la población, que se le puede dar transparencia, pero hasta ahí vamos por una parte.
Pero hete aquí que connotados que fueron y son dirigentes sindicales de los trabajadores de la banca, también dicen que esto es muy bueno y que también es bueno para la transparencia.
¿Es bueno para todo esto?

JAR: Es una actitud corporativa para mí, que me perdone AEBU pero es un defensa del sistema financiero porque en definitiva es una defensa de su fuente de trabajo en cierto modo.
Pero lo que se nos quiere convencer hace años y lamentablemente a parte de la población la han convencido, que endeudarse es una maravilla, tanto para el país como individualmente. Nos tienen convencidos, o nos quieren convencer que lo mejor que puede hacer la gente es endeudarse, y además endeudarse con tasas de interés criminales, porque son tasas de interés que son de niveles absurdos también. Pero se nos quiere convencer de quién paga, y bueno, tal empresa paga, ya esta publicidad que viene de años.
Bueno, y sale Danilo Astori el otro día a decir que, bueno, qué bien que está Uruguay que salió con bonos a vender, a endeudarse y se pudo endeudar de un día para otro. ¡Qué maravilla! ¡Qué bien que estamos que nos estamos endeudando más!
Y se quiere convencer a la gente que con esta inclusión financiera, con esta bancarización obligatoria, eso es lo que es, es bancarización obligatoria, no es inclusión financiera de nada, esto es bancarización obligatoria hablando en términos reales.
¿Por qué es bancarización? Porque se obliga al trabajador a usar a un banco de intermediario, y es obligatoria porque se le obliga, le da más derecho a endeudarse, le da más facilidad para endeudarse. Le da más facilidad al que da el crédito para dar crédito, que eso sí es el negocio.
Obviamente, todo esto marca después una diferencia entre las bengalas que tira el gobierno y la sensación térmica. Que hasta un dirigente sindical como Richard Read que es oficialista al 100% porque forma parte incluso, o no sé si sigue formando parte del grupo político del ministro de Economía, formó parte hasta hace poco, salga a decir que una cosa son las cifras que da el oficialismo y otra cosa es lo que sienten hoy los trabajadores. Y él tiene por qué saberlo porque está en contacto, es una persona que por lo menos...

 

EChI: Tiene ejercicio de sensación térmica

JAR: Exacto, tienen que salir a reconocerlo, porque hasta las encuestas privadas, hay una que realiza una empresa financiera sobre cuál es la sensación de la gente, de moderado pesimismo dicen ellos. Es pesimismo, moderado es para atenuar el efecto, pero ellos mismos tienen que salir a reconocer que hay una sensación de moderado pesimismo porque además a la gente le preguntan cuál es su situación económica, cómo ve la situación económica a futuro y la gente dice que regular o mal. Y eso ya no lo pueden ocultar, por más que tiren cifras, por más que maquillen ya a Frankenstein ya no da más, se le ven los fierros abajo.
Porque en definitiva, claro, es cierto

 

EChI: No, no, vivís comprando amortiguadores con esa política

JAR: Claro, hay un sector de la economía que le sigue yendo muy bien, obviamente. Hay sectores, todo ese sistema de préstamos y todo eso, a gran parte de ellos por lo menos le sigue yendo muy bien. Y que una parte de los grandes exportadores, pese al atraso del tipo de cambio les sigue yendo bien. Que una parte de los grandes importadores, de los enormes importadores, les sigue yendo muy bien también. Que a muchas empresas en zona franca les sigue yendo bien, pero eso no es la economía real del Uruguay.

 

EChI: Sí, sí, se les ha mejorado inclusive la situación a zona franca, le siguen mejorando su condición

JAR: Siguen ampliando el grado y en el marco de los beneficios que se les siguen otorgando.
Ah bueno, había otra pregunta sobre el tema este de las reformas estas jubilatorias, me la estaba olvidando. La verdad que no lo he visto en detalle pero creo que forma parte de una misma historia, de alargar, de tratar de subir la edad jubilatoria y de tratar de disminuir los costos que eso significa para...

 

EChI: Por aquí me alcanza justamente Ángeles una contribución que dice: "La flexibilización laboral en Brasil es un poroto al lado del uruguayo. El gobierno del Frente ha superado todos los límites, a todas las tercerizaciones se les anexan las PPP, ningún gobierno anterior se atrevió a tanto. Nuestros ex compañeros dan vergüenza ajena" -dice Hugo

JAR: Sí, lamentablemente ha habido una enorme cantidad de sectores donde ya se toma como natural la flexibilización laboral de hecho. Incluso se toma natural que la gente no cobre, y es terrible hacer paro por cobrar.
A veces empresas que han quebrado, y uno se entera que estaban debiendo de repente hasta aguinaldos y semi aguinaldos de años anteriores, y se toma como muy natural el que las empresas no paguen o que paguen tarde.
Además también, otra estafa de todos los sistemas financieros, porque si el trabajador se retrasa en pagar la UTE, ANTEL, la OSE o lo que sea enseguida le cobran intereses, mora, multa. Ahora, cuando la empresa se atrasa en el pago, no hay mora, no hay multa, no hay nada. Es así.
Yo me acuerdo cuando Sarthou intentó (...) en ese sentido, chocó contra las paredes

 

MAB: Sí, sí.
Acá hay otro mensaje que manda Alicia y dice: "Pedí adelanto de sueldo en el BROU y me dijeron que no porque estoy en el Clearing. No era préstamo, eran 5.00 pesos de mi sueldo que cobraría 7 días después".
Están apretando...

JAR: Claramente.
Pero además, después, reitero, si cualquier empresa dice, bueno, pagamos en 5 días más, en 10 días más, ya se toma como algo totalmente natural. O sea, hay una flexibilización de hecho. Son muy pocos los lugares donde se mantiene un poco todo ese tipo de normas

 

MAB: Claro.
Y hay otro mensaje que dice: "No se trata de inclusión sino de sumisión y robo" -dice Martian

JAR: Sí, tal cual, está dicho con mucha precisión, porque el crédito y las tasas de interés son un robo. Yo qué sé, en economía, las primeras teorías económicas allá en la Edad Media, muchos de los filósofos medievales habían dicho una verdad que a veces se olvida, que nadie vio dos monedas hacer el amor y tener moneditas. O sea que la riqueza financiera sale de algún lado, el dinero por sí mismo no se reproduce. Sin embargo nos han convencido...

 

EChI: Se llega a convencer de tantas cosas

JAR: Claro, que el dinero hace dinero por sí solo. No, hace dinero cuando explotan a alguien por allí, cuando hay alguien laburando y doblando el lomo en algún lado.

 

EChI: Sí, sí.
Bien, estamos ya sobre el final, José Antonio, y Pedro dice: "Yo escuché hace dos semanas que con esta nueva ley de bancarización los sueldos son embargables. ¿Es así?"

JAR: Bueno, pasarían de hecho a ser embargables en...

 

EChI: Es más, pasan a ser embargables el día 181. Es decir, hasta los 180 días los sueldos no son embargables, pero a partir de las nuevas normas sí ya a partir del día 181 el sueldo es embargable

JAR: Sí, no conozco exactamente los términos

 

EChI: Esa es la explicación que el otro día precisamente dieron aquí conocedores de este tema que están trabajando precisamente en el tema de qué va a pasar con la inclusión financiera. ¿Y en definitiva de quién es la plata actualmente en el Uruguay?

JAR: Se va a dar una situación de hecho, si el trabajador tiene allí depositado el dinero, le van a decir, bueno, si tú quieres un préstamo, si tú querés un crédito, me tenés que firmar esto de que te podemos descontar directamente de tu cuenta

 

EChI: Sí, sí, se te puede descontar de tu cuenta, es eso

JAR: Y por lo tanto se convierte en embargable. En los hechos, más allá de lo jurídico, aunque también posiblemente busquen regularizarlo a través de lo jurídico, a través de mecanismos como esto

 

EChI: Y le podemos decir a Pedro, quedate tranquilo que sí, efectivamente los sueldos los tornaron en embargables

JAR: Y todavía lo van a justificar como un beneficio para el trabajador, que por esa forma se puede endeudar más fácilmente y le van a prestar, le van a dar más crédito y más facilidades. Porque como es embargable, de repente después baja lo que le cobran, lo cual es una gran mentira, pero forma parte de todo este paquete de que nos tratan de convencer.
Y lamentablemente, reitero, han convencido a gran parte de la población que endeudarse es una maravilla

 

EChI: Endeudarse es una maravilla.
Ya, mire, hasta escucharnos a usted y a mi es una maravilla en materia económica. ¿Qué me dice? Esto que era tan viejo, los sueldos no son embargables. ¿Se acuerda con qué orgullo se decía?

JAR: Había tantas cosas...
Yo recuerdo que la ilusión de mi padre que trabajaba en el diario El Día, era la ilusión de todos los trabajadores, era trabajar toda la vida allí y además que sus hijos también trabajasen allí cuando fueran grandes. Y ahora estamos en la flexibilización laboral total, que laburás 3 días en un lado y ya te pueden echar

 

EChI: Exacto, sin problema ninguno.
Muy bien José Antonio, te agradezco mucho que hayas venido a conversar con nosotros este rato tratando de informarle a la gente de algunas de las novedades que todos los días andan rondando

JAR: Sí, por lo menos dar una opinión diferente a la oficial, por lo menos, con la ilusión de que sirva para que se discutan cosas que a veces no se discuten. Si se cumple ese objetivo, estamos cumplidos

 

EChI: Que pases muy bien José Antonio.