“LA MANIPULACIÓN SUTIL DE LAS JÓVENES GENERACIONES SE DA SIEMPRE EN EL SISTEMA CAPITALISTA, AÚN EN UN SISTEMA QUE PARECE DEMOCRÁTICO”
Entrevista a Gonzalo Abella, 4 de setiembre de 2017.

Gonzalo Abella.jpgEl maestro Gonzalo Abella, dialogó en la mañana de la 36 con Efraín Chury Iribarne acerca de la educación, las financieras en los liceos enseñando sobre finanzas, créditos, educación sexual que se imparte por la iglesia o por los laicos. 
Al respecto Abella señaló que el tema es más profundo, “la educación es vieja como la marea, las transferencia de conocimiento ha sido una necesidad de supervivencia, acompañó el desarrollo de la humanidad y cuando en el Siglo XIX se expande por necesidad de la industrialización, la educación tiene que ser controlada para que no se vuelva poder popular”. 
En la escuela laica impulsada por la masonería, el propio sistema mete de contrabando ideas y si es posible empresas, con la idea que las tercerizaciones es buena cosa.
“La manipulación sutil de las jóvenes generaciones se da siempre en el sistema capitalista, aún en un sistema que parece democrático. Cincuenta años atrás a los niños se les enseñaba el ahorro, era simpático ver bancos que entraban a las escuelas y les vendían una sellitos, 25 años atrás empiezan con el tema de los jóvenes emprendedores, se robaba tiempo pedagógico para que gente hablara de lo bueno que es crear una empresa y se premiaba a los estudiantes “emprendedores”, que piensan con vocación de empresas.
“La empresa era la base de la fortuna, ahora es peor la estrategia que te meten: lo mejor que podes hacer es retirar tu crédito ya, préstamos usureros legales, permitidos por el sistema”.
Estos cursos denominados de educación financiera para los adolescentes, apuntan a que la base de la fortuna es el riesgo, si no se arriesga no se prospera. La perversidad de embretar a las nuevas generaciones con la complejidad de las autoridades de secundaria.

Transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/gonzalo-abella-4-9-2017-audios-mp3_rf_20676414_1.html

 

Efraín Chury Iribarne: Estamos recibiendo, para conversar un rato, al compañero y amigo Gonzalo Abella a quien le estamos dando la bienvenida. Realmente créeme que es un gusto que estés por aquí…

Gonzalo Abella: Para mí es una alegría retomar este diálogo con la audiencia, que la mayor parte de los días la oímos del otro lado y lo disfrutamos enormemente

 

EChI: Gonzalo, muchísimas cosas seguramente pendientes en los días que no nos hemos visto aquí en el estudio y en todo esto, sabemos que has tenido una actividad bastante fuerte, eso es costumbre, hasta algún viajecito del que todavía no hemos hablado.
Pero, bueno, hoy queremos enfocar algunos temas que han estado permanentemente en el tapete y que cada vez se acercan más en las horas y que cabalgan sobre la temática política o de otros órdenes. Pero yo tenía una sugerencia, Gonzalo, esa sugerencia permanente de hablar de la educación y en un momento donde ha habido que hablar y habrá que seguir hablando. Y tenía una especie de ayuda memoria como, por ejemplo, financieras en los liceos enseñando sobre fianzas, créditos, etc. Educación sexual que se imparte por la iglesia o por los laicos nunca por el Estado. El texto que les enseña lo que es el comunismo con los pitufos como ejemplo.
En definitiva, esto quiere decir, ¿camino a qué está la educación?

GA: Bueno, es una pregunta que si uno se dejara llevar por la bronca tendría que hablar de lo que pasó en el Liceo 53 y la digna respuesta de los docentes a este intento de lavarles la cabeza a los adolescentes metiéndoles la propiedad privada, la empresa y el capitalismo como único camino para la humanidad, es decir, los docentes ya dieron la respuesta digna  que debían dar.
Pero me parece a mí que el tema es más profundo, la educación es vieja como la humanidad. Desde las comunidades primitivas la transferencia de conocimientos, destrezas, saberes de una generación a otra, ha sido una necesidad de supervivencia en aquellas comunidades primitivas de seres que no tenían garras, ni alas, ni colmillos  y para los cuales la construcción del colectivo era una estrategia de supervivencia.
La educación, desde entonces, fue una actividad que acompañó el desarrollo de la humanidad. Cuando se rompen las relaciones solidarias, la educación pasa a ser privilegio de unos pocos y cuando la educación, a partir del siglo XIX, se expande por necesidades de la industria, y por eso la educación siempre se expande primero entre los pobres de la ciudad  y solo después entre los jóvenes del campo, porque es una necesidad de la industria. Entonces la educación del pueblo, que es de segundo nivel, tiene que estar controlada por determinados parámetros ideológicos que impidan que la educación se vuelva poder popular, que la educación popular se vuelva poder popular.
En los Estados protestantes, más desarrollados industrialmente que los Estados católicos, la lectura de la Biblia, la educación confesional fue una estrategia a los efectos de manipular el sentido de la Biblia en el sentido de resignación, de no pensar en los temas sociales. Pero en la escuela laica, impulsada fundamentalmente por la masonería, hay otros mecanismos de control.
En primer lugar, en el propio programa aparecen elementos que parecen muy objetivos y no lo son. En segundo lugar, el propio sistema educativo dentro del currículo oculta, mete de contrabando ideas, y si es posible, empresas, metiendo la idea que la tercerización siempre es una buena cosa.
Por ejemplo, el otro día una maestra de 6º me decía: me tenés que ayudar porque tengo que dar totalitarismos. Entonces yo me puse a pensar en la palabra totalitarismo. ¿Qué significa totalitarismo? Totalitarismo parecería significar un Estado que se hace responsable totalmente de la atención a sus ciudadanos. Entonces yo le digo: -Explícame un poquito, qué es totalitarismo para ti, dame un ejemplo de totalitarismo.
-Y Hitler
-Bueno, ahí no estoy tan claro porque la clase adinerada y la oligarquía alemana bajo Hitler acumuló mucho. Acumuló en secreto y metió en los bancos de Suiza enormes, colosales capitales. Entonces ese totalitarismo de Estado no era total
-Bueno, y Stalin
-Ah, para un poquito. ¿Qué significa el totalitarismo entonces?
-Bueno, porque nosotros...
Y en el liceo, mi hijo mayor –me decía esta maestra- está dando la obra de Orwell “1984”.
1984 fue una obra que hizo los servicios de inteligencia ingleses, a través de Orwell, un mediocre escritor, a los efectos de exaltar que: ojo con un Estado que se hiciera cargo de todo porque terminaba siendo malo. Y a los efectos de manipular la conciencia de los jóvenes ingleses, al malo, que por supuesto era Stalin, le pusieron como nombre Napoleón.
Difícil encontrar, para los ingleses, un nombre que le resonara cosas más negativas que ponerle Napoleón.
Entonces, más allá de lo que uno puede opinar sobre los distintos procesos, la manipulación sutil de las jóvenes generaciones se da siempre en el sistema capitalista, aun en el sistema que parece más democrático. Cincuenta años atrás, Chury, vos lo podes recordar, a los niños de las escuelas públicas se le estimulaba el ahorro en la Caja de Ahorro Postal. “El ahorro es la base de la fortuna”, y era simpático ver bancos que entraban a la escuela con autorización del sistema y les vendían unos sellitos que equivalían a unas planillas que los adolescentes mostraban con orgullo que era su ahorro para el futuro. Ahí lo que se inculcaba era el ahorro, estamos hablando medio siglo atrás.
Veinticinco años atrás, ya en plena restauración institucional en nuestro país, empieza DESEM con los jóvenes emprendedores. Entonces se robaba tiempo pedagógico para que gente de afuera viniera hablar a los adolescentes de los liceos, en Malvín lo tengo muy mapeado además, sobre lo bueno que es crear una empresa. Un juego, se hacía una empresa, pero si la empresa tenía cierta lógica se la financiaba y se premiaba al estudiante. No eran jóvenes creativos, eran jóvenes emprendedores, es decir, jóvenes que piensan en convocación de empresa, porque las palabras no son inocentes.
Esa misma gente cuando habla con los alumnos de la American School, que sus papás tienen empresas o estancias, a esos jóvenes les dicen jóvenes creativos. Pero cuando se habla de los sectores populares, lo que importa es que sean jóvenes emprendedores. No, la creatividad déjala para los ricos, vos tratá de crear tu empresa, porque la empresa es la base de la fortuna, veinticinco años atrás, ahora peor.
Ahora la estrategia que te meten en los adolescentes, con la complicidad del sistema, con el impulso del sistema, es que lo mejor que podes hacer es “retire su crédito ya”. Entonces, mientras la televisión se llena de alegres anuncios, usted puede recibir en préstamo, ya, a sola firma $1.000 y los paga en módicas 18 cuotas de $400, que si uno saca los porcentajes, es usura, usura legal, usura permitida por el sistema.
Entonces, para que la gente se meta en eso, mientras la bancarización los controla para que además se alienen más, ahora aparecen los cursos que se llaman de educación financiera para los adolescentes.
¿Y cuál es la filosofía ahora? No es el ahorro, no, no es el ahorro la base de la fortuna. ¿Dónde se vio que alguien que ahorrara se hiciera rico? No, la base es el riesgo. Si no tomas riesgos en la vida, no prosperas.
¿Y cuál es el riesgo? Ah, apelar a la empresa Pronto que te da el préstamo ya, el Nano Folle lo anuncia a cada momento.
Entonces, la perversidad de embretar a las nuevas generaciones en el desastre, en la destrucción, en la desesperanza se da fundamentalmente con la complicidad en este momento de las autoridades de Secundaria. Es en ese marco que tenemos que ver cómo este conglomerado, donde está la Coca Cola, donde está el BBVA, donde está Montes del Plata, donde está el Citibank, financian un proyecto, la empresa Pronto dona gratis un precioso material que se llama “Manual para Estudiantes” y se desplaza a los profesores de sus horas de clase, sin consultarlos, y después se quejan que no hay horas de clases suficientes por las huelgas y los paros. Se desplaza y se le mete en la cabeza del adolescente la importancia de asumir riesgos, o sea,  de pedir préstamos.
Entonces, nosotros no podemos ver esto como un simple atropello al fuero docente, tenemos que verlo en el marco de la ideología permeando los sistemas que aparentemente son laicos, pero que son profundamente manipuladores. Donde el docente, el verdadero docente con coraje en general, el que termina logrando el afecto de la gente, tiene siempre problemas con el sistema, siempre tiene problemas con el sistema. Yo les decía una vez a estudiantes de Magisterio en el interior, si ustedes se llevan mal con el sistema, es la única forma de ser buen docente. Ahora, tengan presente que si se llevan bien con el sistema van a tener mejor jubilación. Porque todo el ascenso está programado, no desde la creatividad sino de la obsecuencia de los reglamentos, la comprensión y la capacidad de recitar reglamentos. Eso es lo que yo llamé alguna vez en un libro mío “la ley de mediocridad de los mandos medios”. Yo necesito para manipular, para incorporar la ideología burguesa a un sistema aparentemente laico, que los mandos medios sean mediocres, más realistas que el rey y absolutamente obsecuentes en su carrera a los codazos con sus colegas para subir más

 

EChI: Que peligroso eso para una sociedad…

GA: Eso es destructivo, y bueno, y así estamos

 

EChI: Sí Claro…

GA: Ahora, ojo, en el marco de eso, el heroísmo de un conjunto importante de docentes uruguayos que saben muy bien por qué se enfrentan, y los que se enfrentan intuitivamente, de corazón, sin entender realmente la perversidad del sistema que los embreta, todos ellos salvan de alguna manera a las nuevas generaciones. Es decir, yo siempre digo, en este momento tan nefasto donde pasan estas cosas, donde realmente se trata de destruir la educación, donde hay una nueva pobreza asumida en la desesperanza que ya no valora la educación, lo maravilloso es que pase lo otro. Yo siempre digo a los compañeros de la Unidad Popular, si nosotros lográramos hacer el mapa de los sí, de las cosas que sí funcionan bien, nosotros tendríamos enormes insumos para una propuesta de políticas públicas educativas. Un privilegio que tenemos nosotros con el diputado y su equipo, es que está generando con un enorme sacrificio todas esas antenas, a los efectos de que las políticas públicas propuestas  surjan y emanen del voto sagrado de la voluntad general. Y la maravilla es comprobar en la Unidad Popular que las apariciones de un pueblo coinciden perfectamente, armónicamente con lo que nosotros proyectamos como la plataforma artiguista que nos guía en la Unidad Popular. Hay una coincidencia plena, simplemente diría que el plan de la Unidad Popular es lo estratégico y las demandas que surgen de la sociedad son las más sabias tácticas que podemos usar en el marco de esas estrategias.
Entonces, este tema de DESEM, de jóvenes emprendedores, no creativos, emprendedores en los liceos públicos es parte de una manipulación que viene desde el nacimiento mismo del sistema, que el sistema tuvo momentos de gran apertura democrática como cuando a regañadientes se aprobó aquella movilización de maestros rurales para que hubiera un programa para las escuelas rurales allá en los años 40, cuando se crearon las misiones socio pedagógicas, cuando se logró la ley orgánica universitaria. Es decir, hubo momentos en que realmente se rompe la perversidad del sistema.
Pero siempre ellos logran, hasta en la Universidad, encontrar diques para esa irrupción de lo verdaderamente popular e ir drenando lo que es el impulso de cambio que tiene el verdadero docente. Que sigue aquella frase, hay dos frases hermosas entre tantas, una que decía Miguel Soler que “ser educador es realmente un compromiso entre el ideal poblado de esperanzas y la realidad cargada de problemas”. Y aquella frase que decía José Enrique Rodó de una forma parabólica, “el verdadero educador no es el que transfiere todo lo que sabe, sino que crea condiciones para ser superado, y que apuesta a quien ponga su pie en su última huella”.
Entonces, ese desafío de la ética de nuestros docentes, ese desafío de los colectivos docentes que se enfrentan a todo esto, realmente es una lucha a muerte –porque nos va la vida- entre un sistema perverso cuyas autoridades cada vez son más lúcidas alcahuetas del capitalismo, del imperialismo y del sometimiento; y un profesorado y un Magisterio que tiene connatos conmovedores de resistencia.
Y la resistencia a veces no se ejerce solo en un comunicado gremial, que también es importante, a veces la resistencia se ejerce en un abrazo y en darse tiempo para cosas que el programa piensa que es perder el tiempo

 

EChI: ¿Qué ha pasado en el ámbito de la educación y de la escuela con ese residual violento que de alguna manera está como instalado? ¿Su proveniencia, el por qué hemos desembocado en esto, hay pistas, por ejemplo, a un educador le den en su larga carrera como a ti, Gonzalo?

GA: Acá el problema tiene, como dicen los burgueses, una raíz multicausal. Pero a veces la raíz multicausal enmascara la esencia y las causas centrales, lo que podríamos decir las contradicciones fundamentales instaladas en una sociedad.
Hay un tema en primer lugar, cuando hablamos del fracaso de nuestra educación,  una de cuyas señales es la violencia, habría que preguntarse: ¿realmente nuestro sistema educativo está fracasando?
La educación de excelencia en nuestro país, no está fracasando. La educación para los ricos, no solo no está fracasando. En Punta del Este se inauguran permanentemente instituciones de grado y de postgrado de alta excelencia donde vienen docentes de muchos lados, muy bien pagos y donde se cobra muy alto y donde funciona muy bien.
Es decir, lo que está funcionando aparentemente mal es una educación para la equidad en el sistema público que es el sistema para la gente de ingresos medios y para la gente pobre; y para alguna gente de ingresos altos que por una razón ética e ideológica están convencidos que sus hijos tiene que ir a la escuela pública, ahí es donde está la crisis.
Uno de los elementos de la crisis es el descarado retroceso de los fines y objetivos de la educación a una lectura de la resignación. Es muy claro que la ceibalita que podría haberse usado como un instrumento maravilloso de liberación, de capacitación, está usado como un instrumento de adiestramiento, de manipulación y de control.
Yo te lo decía la otra vez, cuando uno ve un domingo frío en invierno a un niño con su ceibalita pegado al muro de la escuela tratando de captar la señal, ese gurí, ese adolescente, ese preadolescente ¿qué es lo que realmente le interesa buscar? El maestro no lo sabe, el papá no lo sabe, el satélite sí sabe qué es lo que le interesa a ese preadolescente.
Entonces, hay un robo de información que va hasta lo más íntimo de cada uno de nosotros desde nuestro celular, desde lo que buscamos en internet, pero además, por la bancarización, qué nos ingresa, en qué consumimos y dónde.
Yo te decía cuando fui a ver a mi hermano en Praga hace ya 5 años, que bajo en el Aeropuerto de Praga y suena el celular diciendo “ANTEL le da la bienvenida al país checo”. Y después, alguien me comentaba, saco dinero de mi cuenta del Banco República en tal municipio de tal país y después en mi cuenta de banco aparece, usted estuvo en tal municipio de tal país y retiró tantos dólares.
Entonces, dentro del control, hay una manipulación para destruir las posibilidades y los sueños de la gente.
¿Que cuál es el mensaje que nos dice? Porque dicen, no, hay que prepararlos  para el trabajo, vamos a ser prácticos, vamos a sacar humanístico, vamos a darle más oficio. Lo que se está diciendo básicamente es que para la gente común le esperan tres tipos de trabajo, changas en vigilancia, servicios tercerizados de limpieza o llenarse de agrotóxicos en el campo, eso es lo que le espera. Y aquella gente con vocación obrera, hacer cola de miles por cuatro cargos de barrenderos o combinar la changa que tiene con la economía informal, que es la estrategia de supervivencia del desempleo y del subempleo.
Entonces, esa resignación hace que la nueva pobreza, las nuevas dinastías de perdedores, no vean en la escuela una estrategia de superación social. Es mucho más interesante para ellos, para mucha gente muy destruida, no para el hijo del obrero, estoy hablando de sectores marginados, es mucho más importante probar con el asistencialismo del Estado, probar con todo lo que tiene que ver con la filantropía que puedan captar, probar con la economía  informal e incluso con conductas delictivas, es más redituable a que el hijo sea abanderado.
Entonces, muchas veces en estos sectores muy destruidos, que son dinastías de perdedores, que han perdido la dimensión de la esperanza que tenía la pobreza de los conventillos de medio siglo atrás, que han perdido la dimensión de la esperanza, ellos tienen la misma conducta que tiene un hombre o una mujer destruido en sus esperanzas personales.
¿En qué se caracteriza? Abandono de su aspecto físico y conductas auto agresivas. De alguna manera hay un sector social excluido, totalmente discriminado, que ha perdido la dimensión de la esperanza, que tiene conductas auto agresivas, porque a veces ataca lo poco que tiene y lo poco que le correspondía porque ya no lo valoran. Eso por un lado.
Por otro lado hay, en los docentes, una terrible sensación de frustración, docentes jóvenes que entran a trabajar con un enorme entusiasmo. Pero hay una cosa que la formación docente no nos da en el país.
¿Qué nos da la formación docente? Nosotros somos, los maestros, muy buenos ejecutores didácticos. Comparados con la media continental seguimos siendo buenos ejecutores didácticos. Pero, por ejemplo, nos han dicho que la educación de los niños es tarea nuestra, o sea, de la puerta para afuera que se quede el padre, nosotros somos dueños del proceso educativo; y eso es una verdad a medias. Nosotros tenemos que ser el docente, el técnico, el especializado tiene que ser el director, el coordinador general  del proceso, debe tener la última palabra. Pero si vos no insertas la comunidad en la escuela, y la escuela es realmente de puertas abiertas no para esa reunión de comisión fomento  que está absolutamente reglamentada y que puede ser muy poco creativa, sino para que realmente la comunidad se apropie del proyecto educativo, como bajo poncho los mejores maestros rurales hacen, y algunos urbanos que también se la juegan. Si vos no logras que la comunidad se compenetre, desde ya perdés, porque el proyecto se divorcia realmente de la confianza que te puede tener la comunidad.
Entonces, nosotros necesitamos un nivel de profesionalización docente, esto también tiene que ver, para entender hasta el imaginario colectivo del pueblo que nos rodea, porque además la perversidad del sistema te hace suponer y te pone un programa para que enseñes a un niño que tiene una mamá y que tiene un papá con trabajo estable, una mamá que cocina y un papá con trabajo estable.
No está dicho, por supuesto, la nueva agenda de derechos humanos, el derecho a la homosexualidad, todo eso, por favor, eso de la boca para afuera. Pero del punto de vista de la estrategia de enseñanza se le exige al docente que sea un ejecutor didáctico y nada más.
¿Qué pasa si un maestro de aula, donde los niños cuentan mucho más cosas de las que los papás suponen, los papás se harían cruces  de saber las cosas que nos cuentan sus hijos a los maestros, qué pasa si un maestro sospecha un caso de violencia familiar o de abuso sexual en la familia? Como estamos preparados, nos quema la información en las manos, corremos al asistente social o al psicólogo que puede tardar un mes en llegar a la escuela vía inspección. No tenemos abordajes didácticos –no es meternos en terreno de otros profesionales- no se nos mune de abordajes didácticos para atender casos extremos.
¿Cómo trabajamos desde la laicidad la muerte de un hermanito de un alumno? Eso no está previsto, entonces no nos forma para trabajar en contención, en amor, en fomentar las relaciones humanas, los maestros lo hacen intuitivamente, lo hacen porque hay una dinámica y una inercia de viejas generaciones  de maestros que lo hicieron sin preguntar a nadie. Pero el problema es que la violencia viene también de que nos mutilan a los docentes para poder hacer la obra cultural, no estoy hablando social, cultural de inserción comunitaria que podría servir. Entonces vemos de afuera cómo los gurises que son diablos adentro de la escuela, son divinos en una comparsa de candombe, en una murga o en una marcha  a caballo si consigue pilchas para hacerla, y ahí son de una disciplina extraordinaria. Pero no le podemos dar el modelo porque no se nos prepara para trabajar ante un imaginario colectivo totalmente fragmentado.
Entonces, eso no es la culpa de la violencia, por favor, la culpa de la violencia es la frustración y la violencia social que se ha instalado en una sociedad bombardeada a hipocresía, a mentiras y a tarjetas de créditos mal usadas. Todo eso genera desde arriba, desde abajo y de todos lados, el acomodo. ¿Cómo no voy a creer en DESEM, eso de que usted arriesgue, tomé un crédito que se hace rico, si yo conozco alguna gente que tomó un préstamo, compró una ambulancia, después la alquiló a un capital público y se llenó de oro? Entonces el préstamo a veces vale la pena, claro, si tengo los amigos

 

EChI: Ángeles, te escuchamos con mucho gusto…

María de los Ángeles Balparda: Bueno tenemos por acá algunos mensajes de los oyentes.
“Buen día al colectivo y docente notable, comprensible, sabio. ¡Qué bueno escuchar la imprescindible! Un abrazo de Luis”

GA: Gracias

 

MAB: “¿Para qué Intendencia gasta miles de millones de pesos en contratar una empresa para hacer las cunetas que no sirven y no hace el saneamiento de Solymar hacia el este? Dinero de los ciudadanos tirado, y los más pobres, con casas más modestas, son los que se embroman” -dice Pablo.
“En Solymar desde la calle Eucaliptus, cerca de Márquez Castro hacia el otro lado, hacia el este, otra empresa haciendo las cunetas, no el saneamiento y no sirve. Casas, terrenos con agua, cunetas inundadas, el agua no baja hacia la costa queda estancada” –dice Pablo.
Y otro mensaje, en este caso de Daniel, es: “Los maestros dicen que en la escuela se enseña y en el hogar se educa, eso dicen” -dice Daniel.
Está interesante…

GA: Es interesante

 

MAB: Es interesante, sí, y lo he escuchado decir.
Más mensajes sobre el tema del agua, “Acá en Parque de Solymar casas y terrenos con agua, vecinos sacando el agua con bombas. Cosas grandes vienen, todo empeorará, avisos por todo lados, guarden agua y comida antes que sea tarde” –dice alguien desde un teléfono que termina en 315.
“Buen día compas, en esta semana voy por la Radio por la rifa y la bandera de mi 26 querido. Quisiera que me comunicaran a qué hora abre el local de Guanahani y Gioia. Gracias y hasta pronto” -dice María de Peñarol.
Bueno, María, vamos a averiguar, te decimos y por supuesto te esperamos por acá.

 

EChI: Muy bien, Ángeles, te agradecemos los mensajes y los que vayan llegando.
Habíamos quedado pendientes de un tema que para nosotros es importante, por lo que significa como trabajo, como militancia, por todas esas cosas y nos estamos refiriendo a un momento político del país donde ya muchas cosas van quedando muy cerca, y nos referimos concretamente a la próxima campaña política, a lo poco que falta cada día, a todas estas cosas. Y naturalmente, nos falta hablar cada día y cada hora, cómo estamos parados en la Unidad Popular frente a este escenario colectivo…

GA: Exacto, es un tema que uno se levanta cada día, y los que ya hace muchas décadas nos casamos con la revolución, preguntamos a nuestro cónyuge  qué puedo hacer hoy. El casarse con la revolución te hace bígamo obligatoriamente.
Hay un elemento que hay que tener en cuenta, el Uruguay nació para no ser viable, el objetivo fundamental de los ingleses en la Convención Preliminar de Paz de 1828 es apostar a la debilidad a los efectos de poder incidir, con sus políticas neocoloniales, en el Río de la Plata.
Y de alguna manera el momento más crudo donde se mostró la inviabilidad del Uruguay como Estado en su lógica financiera y de capital, lo sufrió Luis Batlle Berre en los años 50, que pensó que si había apoyado a Estados Unidos en la guerra de Corea iba a ser respetado, iba a recibir un trato preferencial por parte del imperio y el imperio le bajó la cortina a tal punto que quedó agarrado del pincel Luis Batlle y ganaron los blancos en el 59.
El Estado uruguayo, mal llamado uruguayo, los orientales, tenemos que tener una mirada muy atenta a la región, porque mucho más de lo que puede pasar con Brasil, nosotros dependemos de la región. Y cualquier estrategia soberana tenemos que entender los límites de un proceso que no logre una fuerte solidaridad continental.
Suponiendo que a nosotros nos toque el honor de encabezar -que no lo descarto- en el Cono Sur un proceso de cambios revolucionarios, es imprescindible la solidaridad de los argentinos, de los hermanos brasileros, de los hermanos chilenos y de los hermanos paraguayos, sin eso no podemos.
Entonces, uno de los elementos en esta delicada situación internacional es consolidar vínculos con los hermanos de lucha. El federalismo artiguista deja de ser simplemente un ideal para ser una imperiosa necesidad.
En ese marco, también tenemos que tener en cuenta los riesgos a la paz mundial que están dándose en este momento con la política agresiva, fundamentalmente contra China, en el Mar de la China y contra Corea del Norte en la península. Contra Venezuela tratando de desestabilizarla, se mantiene el bloqueo a Cuba y sutilmente se trata de destruir la próspera economía boliviana.
En ese marco aterran también dos procesos que ya han entrado en picada, el proceso de destrucción del Estado en México, el otro día por estas ondas decía un analista mexicano, el nivel de vida del pueblo mexicano en los próximos 10 años va a ser igual al de los peores países de África subsahariana. ¡No estaba exagerando nada! Esa es la política, destruir al Estado mexicano y entrar a un saqueo total. La fase actual del imperialismo es terrible, no es solo genocida, es destructor de todo, de la naturaleza también.
Y el otro proceso que va en picada es el de Brasil. En Brasil, por el siniestro plan de Temer, impulsado por sus antiguos cómplices Lula y Dilma, que fueron los que desmantelaron al movimiento obrero brasilero, desmantelaron al movimiento social, sembraron una confusión de ambigüedades que hoy al movimiento popular brasilero le cuesta mucho reestructurarse. Es decir, Lula jugó el papel del Partido Revolucionario Institucional en México.
Entonces, es en ese marco que hay que atender, Argentina tiene otra capacidad de resistencia social en este momento, el PT de Brasil hizo mucho más daño que las políticas ambiguas de Argentina, desde el punto de vista de los movimientos sociales.
Ahora, a pesar de que hoy hay una enorme bronca en muchos movimientos sociales argentinos por lo que llaman ellos los operadores kirchneristas. Ellos le llaman de otra manera que no me acuerdo al kirchnerista que se mete y dice: ahora dicen esto pero antes hicieron lo otro y nos destruyeron el ecosistema.
Pero de todos modos, en ese marco, si nosotros hemos aprendido tanto de la revolución continental y de sus heroicas gestas, hoy yo creo que la Unidad Popular tiene algo para enseñar. A pesar de lo pequeño que somos en número, la capacidad que hemos tenido de mantener una diversidad ideológica y filosófica extraordinaria, estoy pensando desde ese cristianismo militante de Delia Villalba hasta el marxismo clásico de muchos compañeros. Es decir, esa diversidad extraordinaria que pasa por gente que realmente nunca se me ocurrió preguntarle qué piensa filosóficamente, porque  tenemos demasiados temas para conversar sobre el programa. A lo que se suma un cuidado enorme de la ética que es nuestra bandera de presentación.
Nos permite a nosotros avanzar a un paso todavía lento, pero sembrando la estructura de lo que va a ser el recipiente de la esperanza del pueblo cuando avance en sus luchas sociales. Porque es cierto, a nivel de luchas sociales, por ejemplo, estamos más atrasados que el pueblo argentino, desde el punto de vista de la capacidad de movilización que tienen las provincias allá, las otras provincias.
Pero desde el punto de vista de la construcción de la herramienta, en Argentina están pasando cosas interesantes pero fundamentalmente a nivel de algunas provincias. Lógicamente, es un continente casi Argentina.
Es decir, nosotros estamos avanzados y tenemos algo que enseñar en cuanto a la metodología de trabajo, en cuanto a no parlamentarizarnos sino permanentemente estar en la calle, en el corazón de las luchas sociales y aún hacer de nuestro despacho en el Parlamento, la caja de resonancia y la antena sensible hacia los movimientos sociales cuyas banderas son nuestra razón de ser.
Entonces, es un momento excepcional al que se suma realmente la destrucción interna, el canibalismo en el partido de gobierno.
¿Podrá restaurar, en lo que queda de aquí a las elecciones, la coalición de gobierno un perfil potable, votable? Sinceramente yo creo que sí, porque por la plata baila el mono y va a haber, a nivel de un discurso hipócrita y de abrazos falsos, “todo en aras de la unidad” va a ser la consigna, una fachada nueva de renovación donde se le va a dar mucha relevancia a la mujer por la nueva agenda de derechos humanos; igual eso no toca los medios de propiedad, y es bueno, es bueno que haya mujeres. Y en segundo lugar se le va a dar gran espacio a los que, arrimando votos, parecen ser de la oposición. Por ejemplo, imaginate un caso hipotético, un diputado que viene fuertemente apoyado por el movimiento obrero y cuando hay que discutir un presupuesto reaccionario huye cobardemente, ah yo vuelvo al movimiento obrero para después ser candidato limpio. Ese tipo de maniobras, no es que estén dándose, digo que pueden darse.
Entonces, ese tipo de cosas van a pasar, y se le va a dar mucha importancia a esa diversidad que van a querer reconstruir.
No va a funcionar desde el punto de vista de la expectativa popular pero el hecho de que la gente ya no les crea no significa, en primer lugar, que muchos no los voten, porque de todos modos van a seguir pensando que es el mal menor, menos gente pero van a tener votos. Y por otro lado, el que la gente no les crea no significa que el voto castigo venga para la Unidad Popular, puede ir para una derecha maquillada, porque también el Partido Nacional va a tener su izquierda que va a ser tan auténtica como la izquierda de algunos grupos que están en el Frente Amplio. O sea, ninguna autenticidad.
En ese marco el panorama estrictamente electoral es peor que el panorama de las luchas sociales y de la conciencia ciudadana, que indudablemente está avanzando en el plano social. Pero para la Unidad Popular eso exige un desafío nuevo, o un doble desafío. En primer lugar ser extraordinariamente amplios, flexibles y respetuosos de la gente que se opone al modelo sin estar en nuestras filas, sabiendo que ahí tenemos hermanos y que si no entran a la Unidad Popular tendremos que encontrar coaliciones de mayor amplitud a los efectos de incorporarnos en un programa de emergencia.
De la misma manera que un grupo marxista-leninista que está en la Unidad Popular no se desdibuja como tal, apostando a una plataforma artiguista que es la Unidad Popular que, por ejemplo, se niega a discutir “dictadura del proletariado sí, dictadura del proletariado no” porque no es el tema de hoy, ni la virginidad de María, no es porque no sea un tema filosóficamente importante sino porque entendemos que para la etapa actual de liberación nacional son otros los temas a discutir.
Entonces, de la misma manera que un grupo que tiene su ideología no se desdibuja en la Unidad Popular, la integra, la Unidad Popular no debe desdibujar su programa artiguista en tanto encuentre una política de alianzas aún más amplia para temas y peleas concretas; porque  el proyecto artiguista de la Unidad Popular es extraordinario y extraordinariamente avanzado.
Entonces, en ese marco, una de las grandes responsabilidades que tiene la Unidad Popular es el máximo de amplitud, de respeto y de tomarle el pulso a todos aquellos resquicios del muro imperialista por donde podemos avanzar con otros; hasta donde los otros quieran seguir como compañeros de ruta, nosotros vamos a seguir más.
Por otro lado, ese es el problema hacia afuera, el problema hacia adentro es que si estamos creciendo en grupos, yo no me atrevo a hablar de porcentajes de población, pero si estamos creciendo en grupos el problema es que viene gente nueva y nosotros tenemos que mantener fraternamente con esos compañeros nuevos una explicación muy clara de lo que es la ética para nosotros. Cómo se designan nuestras candidaturas departamentales, qué ética nosotros exigimos a una persona que nos represente, qué conducta personal, social, familiar le exigimos a una persona que nos represente y qué conducta de todos los días, qué es la militancia de todos los días; que no es solo hablar, es ante todo mostrar una actitud de trabajo, de humildad, de solidaridad con los compañeros, de limpiar el piso de un local. Es decir, ese tipo de cosas de vigilar para la interna, porque es muy fácil ser puros cuando somos poquitos, pero es muy complicado incorporar eso cuando viene la arcilla imperfecta del ser humano masivamente, como puede pasar, y en algún grado nos está pasando. Es el otro desafío de la Unidad Popular, hacia adentro, cuidar lo que tenemos que es un tesoro.
Me parece que esas dos cosas son elementos fundamentales para entender y para navegar, como decía (…) de cara a todas las tempestades.
Y desde luego, imaginar un escenario mucho más represivo, sobre todo si ganan los blancos. Mucho más represivo que no podes preparar las medidas de sobrevivencia cuando se venga la represión, tenés que empezar a imaginar ese escenario desde ya

 

EChI: No es cosa de de última momento…

GA: No, porque lo que ahorraste en sudor, te cuesta sangre, con un Gianola en el Interior

 

EChI: Gonzalo, lamentablemente se nos terminó el tiempo, pero cuánto valoro que hayas venido a conversar con nosotros y con la audiencia.
Nos encontraremos en otra oportunidad para seguir con estas y con otras

GA: Claro que sí, nos estamos encontrando siempre

 

EChI: Que pases muy bien.

GA: Un abrazo.