“EL DACA ERA UN APARTHEID MIGRATORIO”
Contacto con Eduardo Victoria Baeza, 30 de agosto de 2017.

DACA.jpg

Desde México en su contacto semanal con CX36, Eduardo Victoria Baeza afirmó que “finalmente Donald Trump cumplió su promesa de campaña y dio por concluido el programa conocido por su sigla en inglés como DACA, en español sería algo así como Acción Diferida para Llegados en la Infancia”. 
En dialogó con Diego Martínez y María de los Ángeles Balparda, Victoria Baeza explicó que esto se implementó en 2012, en la administración de Barak Obama y “básicamente consistía en una especie de apartheid migratorio”. 
“Benefició a millones, casi 1 millón de jóvenes, pero la realidad es que era una especie de apartheid migratorio. Para que los ahora jóvenes que habían entrado con sus padres de manera irregular a los Estados Unidos pudieran calificar al DACA. Tenían que haber llegado a ese país antes de los 16 años, haber vivido continuamente en ese país desde el 2007, tener menos de 31 años en 2012, estar estudiando o tener el bachillerato concluido y no haber cometido ningún delito”.
“Al cumplir con estos requisitos, más el pago de 465 dólares al departamento de Migración, obtenían un permiso de trabajo renovable cada 2 años”. 
“Aquí es donde les hago énfasis, que el DACA era un apartheid migratorio, pues estos jóvenes, a pesar de estar completamente asimilados a los Estados Unidos, nunca iban a tener derechos plenos como ciudadanos”.
“A partir de octubre, o sea del mes que viene, quienes recibieron el permiso de trabajo vía DACA no lo van a poder renovar, no se aceptan ya más solicitudes y en cuanto se les venza este permiso de trabajo tendrán que abandonar los Estados Unidos inmediatamente porque corren el riesgo de ser deportados. Con el agravante que absolutamente toda su información, incluidas sus huellas digitales, se encuentran en manos del Servicio de Migración”.

Transcribimos el análisis que usted podrá volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/eduardo-victoria-baeza-6-9-2017-audios-mp3_rf_20742476_1.html

 

 

Diego Martínez: Bueno, vamos a establecer contacto con México, con Eduardo Victoria Baeza que esta vez sí en vivo por suerte, un gusto para nosotros recibirte. ¿Eduardo, qué tal?

Eduardo Victoria Baeza: Hola Diego. ¿Cómo estás? El gusto es mío. Hola Ángeles, hola Hernán, hola a toda la audiencia. ¿Cómo les va?

María de los Ángeles Balparda: Bien, bien.
Bueno, México hoy ¿eh?

EVB: Sí, muchas cosas, mal, mal

 

DM: Hay un tema central, creo que para todos los latinos también, el tema del DACA

EVB: El tema del DACA sí, bueno, finalmente Donald Trump cumplió su promesa de campaña y dio por concluido el programa conocido por su siga en inglés como DACA, en español sería algo así como Acción Diferida para Llegados en la Infancia. Se implementó en 2012, en la administración de Barak Obama y que básicamente consistía en una especie de apartheid migratorio. Benefició a millones, casi 1 millón de jóvenes, pero la realidad es que era una especie de apartheid migratorio. Para que los ahora jóvenes que habían entrado con sus padres de manera irregular a los Estados Unidos pudieran calificar al DACA, tenían que haber llegado a ese país antes de los 16 años, haber vivido continuamente en ese país desde el 2007, tener menos de 31 años en 2012, estar estudiando o tener el bachillerato concluido, no haber cometido ningún delito.
Y bueno, al cumplir con estos requisitos, por ahí había algún otro requisito también de no haber sido dado de baja sin honor de las Fuerzas Armadas. Al cumplir con estos requisitos, más el pago, obviamente el pago porque en Estados Unidos todo se paga, el pago de 465 dólares al departamento de Migración, obtenían un permiso de trabajo renovable cada 2 años. Así que de eso se trataba el famoso DACA, que les dieran un permiso de trabajo renovable cada 2 años.
Y bueno, aquí es donde les hago énfasis, que el DACA era un apartheid migratorio, pues estos jóvenes, a pesar de estar completamente asimilados a los Estados Unidos, nunca iban a tener derechos plenos como ciudadanos, nunca. Así que, por esto es que yo insisto con que era como un apartheid, porque ellos, reconozcámoslo, aceptémoslo, estaban totalmente asimilados, totalmente integrados a los Estados Unidos, muchachos que siendo chavitos los papás los llevaron con ellos a cruzar la frontera de manera irregular, crecieron, se educaron en los Estados Unidos, la mayoría de ellos piensan en inglés, hablan en inglés, la mayoría de ellos mexicanos, ni siquiera hablan español, no conocen nada de México evidentemente, están totalmente asimilados, así que se creaba este apartheid migratorio. Porque bueno, como les digo, están completamente asimilados a los Estados Unidos, eran estadounidenses, son estadounidenses y jamás iban a tener derechos plenos como ciudadanos. Incluso algunos de ellos fueron deportados por infracciones o delitos menores, lo que para cualquier ciudadano estadounidense sería una multa, una infracción, a algunos de ellos les costaba la deportación a países que ni siquiera conocían, no sabían absolutamente nada, ni siquiera el idioma.
Así que el DACA fue una solución parcial para casi un millón de jóvenes. En realidad calificaban más pero muchos no se acogieron al DACA, se calcula que fueron cerca de 800 mil, casi un millón que se acogieron al DACA. Y fue una solución parcial a la que el Partido Demócrata de los Estados Unidos les creó la falsa percepción, se creó la falsa percepción de que el Estado norteamericano al menos los iba a reconocer, permítanme la expresión, como hijastros. Ya no iban a ser los hijos, iban a ser los hijastros del Estado norteamericano, les iban a dar este beneficio de un permiso de trabajo renovable cada 2 años y de esa manera era como se creó esta falsa percepción.
A partir de octubre, o sea del mes que viene, quienes recibieron el permiso de trabajo vía DACA no lo van a poder renovar, no se aceptan ya más solicitudes y en cuanto se les venza este permiso de trabajo tendrán que abandonar los Estados Unidos inmediatamente porque corren el riesgo de ser deportados. Con el agravante que absolutamente toda su información, incluidas sus huellas digitales, se encuentran en manos del Servicio de Migración.
Conozco muchos muchachos que están bajo el DACA y también conozco otros que calificaban y que decidieron no aceptarlo por el temor manifiesto de entregar toda su información a Migración. Y bueno, lamento decir que tenían razón estos muchachos que no querían entregar ninguna de su información a Migración, hoy van a estar en la misma condición que los que tenían el DACA nada más que la diferencia es que los que recibieron el DACA tienen toda su información en manos del Servicio de Migración de Estados Unidos y evidentemente los pueden deportar con mayor facilidad, porque son mucho más fáciles de detener.
Así que por lo pronto Trump anunció que enviará al Congreso de los Estados Unidos un paquete de reforma migratoria, todos los presidentes de Estados Unidos mandan los paquetes de reforma migratoria, y que como Poncio Pilatos él se lava las manos y deja a senadores y diputados la suerte de estos muchachos del DACA. A muchos de ellos se les vencen los permisos el año que viene y así hasta creo que más o menos el 2019 son los que más tarde se les va a empezar a vencer el documento. Así que Trump se lava las manos y dice, bueno, está en el Senado y en la Cámara de Diputados, soluciónenlo ustedes.
Son varios los puntos que creo que tenemos que considerar para entender por qué está sucediendo todo esto.
La primera, muy evidente, la mayoría de la burguesía estadounidense en este momento apoya los planes migratorios de Trump y su equipo. Es muy evidente que la mayoría de la burguesía estadounidense en este momento apoya los planes migratorios de Trump y de su equipo. La desaparición de ese DACA no hubiera sido posible sin el consenso político de la clase dominante. Como por ejemplo en 1986 la amnistía de Ronald Reagan, del nefasto Ronald Reagan que amnistió a millones y millones de indocumentados, bueno, esa tampoco hubiera sido posible sin el consenso político de la burguesía estadounidense.
Tampoco hubiera sido posible, como les digo, la desaparición del DACA sin ese consenso. Son las oligarquías los dueños de la canilla que abren y cierran el flujo de indocumentados y que legaliza o criminaliza a los indocumentados de acuerdo a sus intereses. Esa es la realidad, son ellos los dueños de la canilla.
Segundo, el gobierno de México se encuentra sometido completamente a la política migratoria estadounidense y es incapaz de una mínima defensa de los derechos de los mexicanos en Estados Unidos, muchos de los cuales tenían este permiso de trabajo a través del DACA que ni siquiera consideran pero ni un minuto volverse a México y el gobierno de Peña Nieto ni siquiera le pasa por la cabeza implementar un programa medianamente serio para defender a estos muchachos. Por ahí tienen algunos programas ridículos y absurdos pero la realidad es que el gobierno de México está sometido por completo a la política migratoria estadounidense. El gobierno de México no tiene ninguna política migratoria propia, viene por diseño de los Estados Unidos.
Tercero, la iglesia católica, a pesar de la cacareada pastoral migrante a la que le han metido buen dinero, a la pastoral migrante de la iglesia católica, no tiene ni 5 de ganas de defender de manera real a los indocumentados y se conforma con actos de simulación y con calidades lacrimógenas. Toda esta pastoral migrante es una gran farsa, una gran mentira, simplemente acto de simulación y calidades lacrimógenas, normal en la iglesia católica y la pastoral migrante.
Cuarto, el Movimiento Progresista Estadounidense integrado por lo menos peor, ya está difícil decir lo menos peor del Partido Demócrata, lo menos peor del sindicalismo estadounidense, lo menos peor de la academia estadounidense y lo menos peor de las organizaciones no gubernamentales, que también está canijo buscar cuál es lo menos peor, es una especie de club de liberales inútiles. La verdad que es una especie de club de liberales inútiles en los que los migrantes como clase trabajadora, y aquí hay que ver a los migrantes como clase trabajadora, como lo que son en realidad, los migrantes como clase trabajadora han cometido el terrible error de confiar en ellos, en este progresismo estadounidense. Han cometido el terrible error de confiar en ellos, fueron ellos los que en gran medida los llevaron al matadero.
En definitiva, el movimiento de los famosos "dreamers" o soñadores que inició en 2012 y que murió ahora en 2017, fue una monumental simulación que acreditó a políticos de la calaña de Obama. A políticos asesinos, criminales como Barak Obama, como grandes humanistas, como gente con una gran sensibilidad y que contribuyó a diluir la posibilidad real de que los migrantes se organizaran como clase trabajadora.
Ojo, en 2006, 2007 hubo movilizaciones inmensas de trabajadores migrantes en los Estados Unidos. Bueno, esto ayudó a que se diluyera.
Si de esta experiencia política los famosos dreamers se van a convertir en aguerridísmos activistas del Partido Demócrata, pues están jodidos, perdónenme la expresión, van a estar cometiendo otro error.
El camino para ellos, creo, que debe ser el camino de los trabajadores que se organizan políticamente sin la tutela del patrón, de lo contrario lamentablemente van a seguir a merced del pulgar del César. Y en esta ocasión el César Trump decidió bajar el pulgar.
¿Cómo la ven?

 

DM: Y bueno, la veo complicada.
Una cosa que nos parece interesante, que lo hemos conversado incluso Eduardo, es que cuando se habla de inmigración y de políticas migratorias, habitualmente se habla de una determinada franja de trabajadores, de buscavidas que van rumbo a los Estados Unidos. Pero parecen estar a resguardo otros inmigrantes, otras personas que llegan a los Estados Unidos y que empiezan a ocupar diferentes puestos. Hay en Estados Unidos muchos inmigrantes que ocupan lugares en Diputados, en el Senado, en el gobierno y que tienen como ese resguardo de la institucionalidad, por ser personas de la clase dominante

EVB: Así es, por ejemplo, el ejemplo más claro son los cubanos, toda la gusanera

 

Hernán Salina: Sí, Marco Rubio...

EVB: Exactamente, para toda esa gusanera no existen estos problemas.
De hecho los grandes medios estadounidenses también los han querido mostrar a ellos como los líderes de los migrantes. Sí, sí, definitivamente es así, los hay hijos e hijastros como comentaba.

 

DM: Muy bien, Eduardo. ¿Algún tema más? Estamos también observando el tema del huracán Irma que está cercando ahí la zona del Caribe, y también creo que hay alguna tormenta importante en la zona de México. No sé si querés dar alguna valoración sobre la peligrosidad o no que tiene esto. Están hablando de que es el más intenso en la historia

EVB: Sí, es muy difícil poder decir si son los más intensos o no porque de un tiempo para acá se ha hecho un sensacionalismo enorme respecto a estos huracanes y a estas tormentas.
Lo que sí les puedo comentar es que la Ciudad de México está prácticamente inundada. Prácticamente todos los días con tormentas, con lluvias tremendas, y esto ha hecho que la infraestructura, que en la Ciudad de México ya está completamente por el piso, la infraestructura a la que no se le ha metido dinero en años, y cuando digo años son años, hace 50 años que no se hacen obras en la Ciudad de México y concretamente todo el país esté colapsando.
Así que yo, no es que tenga mis dudas, pero se le ha hecho bastante, bastante ruido, es muy mediático, deja mucho dinero este sensacionalismo por lo menos en los medios mexicanos, y en los internacionales también, sobre el tema de los huracanes, sobre el tema de las tormentas tropicales.
En México, la Ciudad de México por lo menos está colapsada prácticamente la mitad de la ciudad y hacen que el día a día de los habitantes de la ciudad sea muy difícil. Calles inundadas, socavones, por ahí vi hace unos días enormes socavones, hoyos gigantes que de pronto se hacen a grandes avenidas en la Ciudad de México, aparecen y se han tragado también vehículos. Así que la Ciudad de México con estas tormentas, con estas lluvias está prácticamente colapsada.
Pero de ese tema no se habla en los medios, simplemente se habla el gran sensacionalismo de los huracanes y las tormentas

 

DM: Muy bien, Eduardo, te mandamos un fuerte abrazo desde aquí. Esperemos que no genere daños importantes a la población en general, pero sobre todo a los más pobres que son los que habitualmente sufren más este tipo de situaciones.
Un abrazo grande

EVB: Que estén bien, saludos, chau.