“URUGUAY SE TRANSFORMÓ EN UNA ESPECIE DE LAVANDERÍA DE PLATA LATINOAMERICANA”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., 7 de setiembre de 2017.

Plínio2.jpgDesde San Pablo, el economista y analista político Plinio de Arruda Sampaio Jr. en su contacto semanal con mañanas de radio se refirió a los 51 millones de reales, (16 millones de dólares) en efectivo hallados en una vivienda usada por el ex-ministro del presidente Michel Temer, Geddel Vieira Lima y a las denuncias de un ex-ministro contra Lula de haber recibido coimas por millones de dólares.
“La institucionalidad se está deteriorando y la crisis será gravísima y violenta”. 
Dijo que Brasil se convirtió en una de las grandes lavanderías del mundo y que el sistema financiero uruguayo siempre está relacionado con este esquema de corrupción que se tendría que investigar.

Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/ec-plinio-arruda-sampaio-jr-7-9-2017-audios-mp3_rf_20744942_1.html

 

 

Diego Martínez: Está Plínio de Arruda Sampaio Jr. en contacto con nosotros vía telefónica. ¿Plínio, qué tal? Bienvenido, buen día

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Diego, un gran gusto hablar con Radio Centenario

 

DM: Bueno, el gusto es nuestro Plínio, y con estos nuevos elementos a un acontecimiento que ya se viene dando desde hace mucho tiempo, esta aparición de dinero en efectivo muy importante en manos de una persona cercana a Temer y la denuncia hacia Lula de un ex-ministro de haber recibido Lula una coima, un dinero mal habido por más de 100 millones de dólares. Son algunos de los títulos que llegan al Uruguay como noticias importantes en este marco de corrupción

PASJ: Sí, son las noticias que revelan bien la última semana, que estamos en la semana de la patria, y es en realidad la semana de la vergüenza. Geddel que es el hombre donde se descubrió 51 millones de reales en efectivo, en plata real, en un búnquer que él tenía para guardar la plata. Geddel es el brazo derecho de Temer, fue ministro de Temer, salió por un episodio de corrupción que Temer dijo que lamentaba porque era una cosa chica pero que ganó proporciones muy grandes y que entonces tenía que salir; pero que era un hombre honesto.
Esto es Geddel.
Bueno, Palocci no es sólo un ex ministro de Lula, es también el nombre estratégico de los gobiernos de Lula y del comienzo del gobierno de Dilma. Es el hombre con quien, en el primer gobierno Lula caminaba todas las mañanas por más de una hora. Era el único hombre que hablaba con Lula fuera de la agenda oficial. O sea, es un hombre que realmente sabía lo que pasaba y que denunció esto.
En realidad el testimonio de Palocci es muy fuerte porque desmonta toda la defensa de Lula, cae por tierra después de esto. Porque él reconoce que sí hubo una propina en la reforma del sitio de Atibaia, que sí hubo la propuesta de comprar el terreno del Instituto Lula.
Entonces, toda la defensa de Lula va por tierra y yo creo que muy, muy poco probable que Lula no sea apresado si Palocci tiene pruebas robustas para probar lo que dijo al juez Moro.

 

DM: Bien. ¿Ese elemento que marcás de la cercanía y de la confianza con Lula son elementos que lo hunden más? ¿Se podría decir así, se podría calificar así, cuanto más cercanía con Lula, más involucrado queda con las denuncias?

PASJ: Porque la realidad, la corrupción política en Brasil se hace en una estructura muy verticalizada, y Lula siempre fue muy prudente para no involucrarse directamente en el problema, esto lo relegaba a la gente subalterna. Pero hay gente subalterna, que es el caso de Palocci, que frecuenta la alta cúpula, porque esto tiene que operacionalizarse de alguna manera más directa.
Palocci era un hombre de esta alta cúpula. Entonces, es claro que su testimonio tiene mucha fuerza, sobre todo porque corrobora todas las versiones que salieron de Marcelo Odebrecht. Entonces es una prueba muy, muy robusta que desde mi punto de vista deja la situación jurídica de Lula pésima.
Bueno, yo no soy abogado, yo reproduzco lo que leí de los comentarios de los abogados aquí en Brasil.
Entonces, sí esto marca una agudización de la crisis. Por detrás de todo esto hay una lucha política muy fuerte entre lo que yo llamo el partido de "fuera todos", que es un fuera todos, que se vayan todos, reaccionario por arriba, y que quiere sustituir esta (...) por otra más corrupta todavía con el partido que yo llamo de "estanca la sangría" que es el partido de todos los partidos convencionales que tratan de resistir a este ataque...

 

DM: Sí, en una especie de "que se salven todos"

PASJ: Que se salven todos, muy bien, es esto, el partido que se salven todos.
Es esta pelea que llega a un punto de muy fuerte intensidad porque el fiscal general Janot va a ser sustituido por una persona recién nombrada por Temer que es de la confianza de Temer.
Entonces, el tiempo que tienen de ataque es corto.
Entonces, en este contexto el partido de que se vayan todos lanza todos sus petardos a espera de ver si son suficientes para avalar la solidez del partido que se salven todos.
Y esto es lo que está por detrás.

 

DM: Bien.
Te hago esta pregunta que la hemos hablado también en varias oportunidades sobre los tiempos. ¿Qué será más rápido, la Justicia o la campaña electoral? ¿Qué le servirá más a Lula, un trámite ahora o un trámite que explote en medio de la campaña el año próximo? ¿Qué puede ocurrir en torno a este tema? Que por ahí es secundario porque una vez que se defina determinado camino que la Justicia tome, no le va a importar si se está a una semana, a un año o a 15 minutos de la elección...

PASJ: Mira, Diego, es una pregunta bien difícil de responder, porque los tiempos del judiciario son tiempos que tienen su burocracia y su procedimiento propio. Y el tiempo de la política ya está, es el tiempo inmediato.
Sí hay un problema jurídico que si Lula no es condenado dentro de un plazo, durante la campaña electoral esto queda suspendido. Entonces, de hecho no se sabe, es una corrida contra el tiempo en que está Lula.
Este testigo de Palocci no va a producir efectos legales, yo creo, a tiempo de impedir la candidatura de Lula. Pero sí lo que se verifica aquí en Brasil es el agravamiento dramático de toda la crisis política e institucional. O sea, lo que pasó en la semana de la patria, que fue la semana de la vergüenza total, es un escándalo completo. O sea, son millones y millones de dólares en efectivo que circulan, una propina a Lula inmensa.
Una de las cosas que dice Palocci muy fuertes, que por primera vez hay una acusación directa contra Dilma, porque esta propina fue dada porque Odebrecht temía que Dilma pudiera interrumpir el circuito de corrupción que había sido montado por Lula. Entonces, se anticipa y le ofrece a Lula 300 millones de reales, es como decirte 100 millones de dólares en la época. Y esto fue presentado después, directamente en una reunión con Lula y Dilma, con el jefe total, el capo de la Odebrecht que es Emilio Odebrecht.
Entonces, lo que hay detrás de todo esto es que independientemente del tiempo político formal en que las personas están actuando, está pasando un fuerte deterioramiento de toda la institucionalidad. Y lo que va a pasar de eso, no sabemos pero sí seguro que será una crisis gravísima, muy violenta y cuya forma no está clara todavía.

 

DM: Y en todo este entrevero acá tenemos un dicho que es "a río revuelto, ganancia de pescadores". Se dan todas estas reformas, los empresarios seguramente estén acumulando, la gente esté un poco desorientada también sobre cuál es el rumbo a seguir ¿no?

PASJ: Seguro que sí, muy bien remarcado Diego. Porque esta crisis es funcional al capital, esta (...) del circuito político, desmoralización total de la política, esto es muy funcional al capital que va pasando sus (...) y va creando una condición muy fuerte de explotación del trabajo.
Lo que va a agravar la crisis, Diego, porque los efectos de estas políticas todavía no llegaron al trabajador, la recesión y el desempleo se llegó, pero los cambios de la reforma laboral, los cambios de la política social, todavía tienen su tiempo para manifestarse en la vida real. Pero esto va a llegar, y la gente va a quedar muy enfurecida.
Entonces, es una situación de agravamiento progresivo de la crisis

 

DM: Muy bien, Plínio, lo que había quedado pendiente de la semana pasada, que no sé si ya tendremos información para verter, es sobre este encuentro que va a haber de militantes del PSOL en octubre, que yo no sé si hay algún dato nuevo que se pueda estar dando a conocer a la audiencia de Radio Centenario, pero nos parece muy importante ver cómo la izquierda hasta el momento, la izquierda organizada a nivel político se mueve ante esta situación

PASJ: Mira Diego, en octubre tendremos el Congreso del PSOL donde se redefinen las políticas, es un Congreso muy estratégico porque en el medio de todas estas crisis todo está cambiando. Los partidos convencionales empiezan a cambiar de nombre, o sea, se cambia para no cambiar nada.
Por ejemplo, el PMDB quiere ahora nombrarse MDB que era el nombre que tenían en la dictadura militar. Varios partidos cambian de nombre, o sea, hay una redefinición total, y esto pasa por el PSOL, y esto tensiona el Congreso del PSOL.
Lo que está puesto en el Congreso es, superamos el PT o nos convertimos en una especie de corriente a la izquierda que trata de dislocar al PT un poquito más a la izquierda pero dentro del marco del petismo, del lulismo.
Esta es la pelea.
A lo que parece, yo conversé con mucha gente esta semana, van a ganar los grupos que abogan por una política de colaboración con el PT. Y la racionalidad de esto es que la situación es muy grave y por lo tanto tenemos que hacer un frente con el PT para sobrevivir.
Es una situación muy, muy, lo que significaría en la práctica, una especie de suicidio político del PSOL.
Pero esta es la pelea en que estamos, lo más probable es que ganen los grupos más conservadores del PSOL, pero la crisis es tan monumental que cualquier victoria tampoco va a durar mucho tiempo porque vamos para una situación de altísima turbulencia aquí en Brasil

 

DM: A ver si entendimos bien, y obviamente queremos dedicarle un espacio especial a esto contigo más adelante, quizás más cerca del Congreso cuando se tenga un poco más vistas las cartas. ¿Pero lo que tú me decís es que hay fuerzas del PSOL que plantean que la situación institucional es tan grave que habría que dejar de cuestionar tanto al PT y jugar un poco como tratando de tirar hacia la izquierda al PT?

PASJ: Exactamente.
¿Por qué? Porque la derecha está en cierto sentido colocando la izquierda en una especie de semi ilegalidad. O sea, van reduciendo los espacios de representación, esto es lo que está por detrás de la reforma política. Para hacer una imagen de salto de altura, van elevando la vareta para sacar la crítica del juego político formal.
Entonces, los parlamentarios del PT de miedo de quedar fuera del juego estiman que es prudente y que es oportuno hacer una especie de alianza táctica con el PT para ver si sobrevive.
¿A costas de qué? A costas de quedar todavía más insignificante en el sistema, porque esta es la regla, este es el juego de la derecha, del capital.
Entonces, es eso lo que está por detrás de este movimiento del PSOL.
Lo que es una ironía, cuando el PT estaba en el poder el PSOL era mucho más crítico al PT que ahora que se siente amenazado por el (...), el estrechecimiento del circuito político, entonces se juega un poquito más que tener una política de suavizar la crítica. Es una política de una especie de alianza táctica

 

DM: Entiendo Plínio, entiendo que también es un momento especial en Brasil y esto que tú me describís claramente no es que estés describiendo tu posición sino mostrando lo que está ocurriendo con la fuerza política

PASJ: Seguro, seguro que sí.
Aprovecho para decirte Diego, que en los escándalos que surgen acá en Brasil respira siempre algunas cosas para Uruguay, que se transformó en una especie de lavandería de plata latinoamericana. Entonces, están las grandes lavanderías en Europa y en Asia, y las lavanderías menores ahí en Uruguay.
Esa es una cosa que yo creo que es importante para que ustedes uruguayos investiguen porque el papel que hace el sistema financiero uruguayo es de colaboración con este proceso de corrupción. Siempre hay algún esquema uruguayo muy misterioso que no se sabe por dónde pasa pero que sería interesante que la gente de izquierda y los diputados de izquierda ahí de Uruguay metieran cara por ahí porque es uno de los celos de la corrupción brasileña

 

DM: Sin lugar a dudas, estamos muy atentos a eso y, bueno, realmente nos preocupa muchísimo, creo que es también un elemento interesante la conexión que hay de Uruguay con varios hechos de corrupción en el continente, principalmente en Argentina y Brasil, pero creo que hasta incluso Brasil un poco más ¿no?
Plínio, te queremos agradecer este contacto, como siempre. Te repito que nos gustaría en algún momento, no sé si tenés pensado venir por Uruguay, pero nos gustaría tener un espacio a ese Congreso y ver qué herramientas tienen los que plantean otra salida desde la izquierda al plan de Brasil

PASJ: Seguro, el problema aquí con la izquierda es que la derecha logró, y nuestros errores también colaboraron para eso, desconectar la praxis revolucionaria con la crítica. Entonces, hay crítica, hay lucha pero no hay la conexión de los dos, y es en esto que estamos tratando, toda la izquierda está tratando de ver cómo resolver este problema. Y yo creo que la propia crisis nos va a empujar a soluciones de algún tipo.
Pero, Diego, seguro que si voy a Uruguay me pongo en contacto, conversamos con calma y más adelante si quieren podemos hacer una charla entera sobre el Congreso del PSOL

 

DM: Sin duda Plínio. Un fuerte abrazo, como siempre un gusto

PASJ: Un fuerte abrazo para ustedes.