UNIDAD POPULAR DEBE CRECER REFLEJANDO LA LUCHA DE LA GENTE
Entrevista a Federico Kreimerman, 12 de diciembre de 2017.

Federico Kreimerman.jpg

Federico Kreimerman de Compromiso Socialista, integrante del Coordinador Nacional de Unidad Popular, estuvo en Mañanas de Radio.

A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/entrevista-a-federico-kreimerman-12-12-2017-audios-mp3_rf_22607767_1.html

 

 

Hernán Salina: Ya tenemos en el estudio “José Germán Araujo” a Federico Kreimerman, como anunciábamos, de Compromiso Socialista, integrante del Coordinador Nacional de Unidad Popular.
Bienvenido, Federico, buen día…

Federico Kreimerman: Buenos días. ¿Qué tal?

 

HS: Bueno, varios temas, ya promediando para despedir este 2017, pero queríamos arrancar por la estadía reciente en Paysandú, te vimos a vos hablando, a Gustavo López también en una muy nutrida actividad, por cierto, que alegraba a toda la gente que miraba, lo vimos en las páginas de La Juventud en estos días. ¿Cómo estuvo ese viaje, Federico?

FK: La verdad que fue una muy linda experiencia, los compañeros de Paysandú nos invitaron a participar de su acto de cierre de año. Para nosotros es la primer ida a la capital sanducera, independientemente de algo de nostalgia personal, yo soy de Paysandú también. Y la verdad que, desde el punto de vista político, una actividad de suma importancia, cerrar en esta época del año con un acto bien nutrido como fue el cierre en Paysandú. Donde además nosotros tuvimos la oportunidad, primero de presentarnos frente a los compañeros allá y después conocer de primera mano cómo la situación que se está viviendo allá.
Por un lado también, una valoración positiva del grado de desarrollo de la Unidad Popular (UP) en Paysandú, desde el punto de vista de su organicidad y estructura. Constatar que todos los sectores de la UP tienen allí actividad propia, lo cual habla de un trabajo fino e intenso. Y después conocer cuál es la opinión de los sanduceros, cómo evalúan tanto el trabajo de la UP como el balance del año y de las medidas que ha tomado el gobierno en particular

 

HS: ¿Qué te planteaba la gente, qué pudiste conversar? Para tener, los que estamos desde la capital, una muestra directa de lo que se está diciendo desde esas realidades.
Me imagino, bueno, Paysandú, por los contactos que hacemos cada tanto, un panorama duro desde el punto de vista de trabajo también, tenemos una parte de esa realidad de los trabajadores curtidores, por ejemplo, por Martín Andrada cuando conversamos, pero sabemos que es una realidad más abarcativa, que también toca otros sectores con un cambio de realidad de Paysandú que tenía, que ha tenido en su momento cierto desarrollo productivo. Bueno, vos siendo de allá lo conocerás, que eso se ha ido modificando en los últimos años, no sé si ponerle un límite de tiempo, pero sí que ya lleva ese proceso unos cuantos años por lo que nos cuentan de allá, las distintas realidades…

FK: Sí, así es.
Primero, nosotros llegamos al día siguiente que el Poder Ejecutivo había anunciado el aumento de tarifas, así que el humor de la población ya iba a tono con eso. Pero sí, efectivamente la realidad de Paysandú, que siempre fue una realidad atada a la industria local, hay curtiembres, empresas laneras, malteras como la Norteña, una industria láctea fuerte, la industria del azúcar, por lo tanto la población sanducera vive en torno a ello, ya sea en empleos directos o todo lo indirecto que se genere allí.
Y sí, efectivamente, Paylana está cerrada desde hace ya más de un año, el intento de convertirlo en cooperativa hace ya más de un año que fracasó y hace más años todavía que cerró Paylana como tal. La producción luego del cuero y demás es también zafral, nos decían los compañeros que la plantilla al día de hoy está casi en la mitad de lo que fue la plantilla normal de trabajadores. Y eso justamente ya unido al aumento de tarifas que tiene que ver con lo mismo, porque, como le planteábamos nosotros a los compañeros, qué era el aumento de tarifas. Cuando uno va por la ruta, solo en ir hasta Paysandú y ve, por ejemplo, todos los nuevos molinos eólicos de la nueva matriz energética, que fue una realidad. Digamos, es una realidad la nueva matriz energética, significa que hay mayor disposición de energía eléctrica en el país. El costo de la energía eléctrica de hecho ha bajado, el costo promedio de generación de energía eléctrica de hecho ha bajado y por lo tanto el aumento de tarifa no se justifica de ninguna manera; e incluso debería disminuir. Eso poder reproducirse con las otras tarifas, lo que significa que de fondo no se está aumentando el precio de las tarifas porque las empresas públicas lo necesiten para poder continuar, sino que se está aumentando el precio de las tarifas para contener el déficit fiscal.
Es decir, el tarifazo no es un tarifazo sino un ajuste fiscal hecho en otro momento y encubierto en forma de tarifas públicas.
Ese mismo ajuste fiscal que busca contener ese presupuesto del Estado que incluye las exoneraciones al gran capital, incluye el pago de la deuda e intereses, e incluye los gastos que se vienen para que se instale UPM.
Más de 1.000 millones de dólares prometidos para la infraestructura para UPM, para la realización del ferrocarril, por supuesto mediante la Participación Público-Privada (PPP), es decir, sin tomar en cuenta al ente autónomo del ferrocarril que es AFE. Y para asegurarle la compra de energía eléctrica a UPM, esa energía eléctrica que a UPM le va a sobrar, el Estado se la va a comprar.
¿Por qué uno ambas cosas? Porque los 1.000 millones de dólares que el Estado va a gastar por sí mismos para asegurarle la infraestructura a UPM, que después de eso va a evaluar si se instala, uno podría traducirlo a con esos 1.000 millones de dólares cuánta cosa podría hacer si el Estado fuera el que invirtiera, por eso lo mezclaba con la realidad de Paysandú. ¿Cuánto era lo que necesitaba Paylana para no caerse y seguir produciendo? ¿Cuánto necesitaba Fanapel? Que es mucho más interesante porque estamos hablando de que cerramos la fábrica de papel que quedaba para abrir otra planta de celulosa más. Lo cual muestra con mayor claridad cuál es el modelo de país, que es el mismo modelo de país que describía Rubio en la intervención sobre el BROU, el modelo de país de subordinación completa a los grandes capitales nacionales, donde el país no tiene que hacer otra cosa que ser un mono productor de productos de escasa elaboración y el ejemplo del papel lo demuestra.
Acá hacemos celulosa, el papel lo vamos hacer en otro lugar. El trabajo uruguayo va perdiendo calidad y se traslada en las etapas de mayor valor agregado, que es una necesidad de las multinacionales no de nuestro país.
Y eso es también la realidad en Paysandú

 

HS: Estamos hablando de distintos temas de esta semana fuera del aire con Federico, vos decías se muestra el trabajo, la presencia de gente, quienes nos están escuchando pueden buscar las imágenes, están en el Facebook de la Radio también de lo que fue la actividad de Paysandú. Hablamos de desarrollar trabajo directo con la gente en un departamento del interior con las dificultades de recursos económicos, con esa situación económica que vos planteabas, pero esa respuesta habla del potencial de trabajo que puede tener UP también con la gente…

FK: Sí, exactamente y más en una ciudad como Paysandú, que es ejemplo, pero la realidad es similar en todo el país, más allá de las particularidades locales en cada lugar que es de, a la hora de hacer un balance de lo que ha pasado, de encontrarnos con una enorme cantidad sobre todo de trabajadores desilusionados con lo que ha sido la gestión del Frente Amplio (FA) en el gobierno, y que aún hoy están dudando qué va a pasar luego, está pensando qué hará en las próximas elecciones.
¿Por qué esto? Porque, por un lado está claro que el pueblo uruguayo, en particular los trabajadores, depositaron en el 2004 una enorme esperanza de cambio en el nuevo gobierno que llegaba. El pueblo uruguayo hizo lo que la historia le requería en ese momento que era sacarse de encima a los partidos tradicionales después de 100 años de aplicación de políticas, terminando en las fuertes política neoliberales de los 90 que concluyeron en la profunda crisis en el 2002. Y sin embargo esas esperanzas de cambio hoy, cuando pasamos raya, se ven frustradas.
¿Por qué? Porque cuando cesa el viento de cola, así llamado por los propios jerarcas, y los números ya no le dan al modelo planteado por el gobierno, el gobierno en sí comienza a tomar medidas. Es decir, un modelo que profundizó el rol del país como agro exportador, que se basó básicamente en lo que son los tres o cuatro principales productos de exportación (soja, celulosa y carne, casi de a ratos en ganado en pie). Que además, las principales empresas de esos rubros económicos están en manos de capitales extranjeros, es decir que el país tiene poca capacidad de control sobre su propia economía.
Cuando todo esto ocurre, las decisiones que toma el gobierno frente al empeoramiento de esos números, de los números macro económicos, ¿cuáles son? ¿Elije ajustar las cuentas contra el capital o lo hace con los trabajadores?
Las medidas que toma claramente muestran que lo hace con los trabajadores, el aumento de tarifas, la desindexación de salarios, la baja en la inversión pública, el IRPF en sí mismo mientras se mantiene intocado el IRAE. O sea, se modifican las franjas de los impuestos al trabajo pero no se tocan los impuestos al capital.
Y la situación empeora, hay 800 mil uruguayos que ganan menos de 20 mil pesos, precarización laboral sobre todo a nivel de la juventud, y eso es lo que crea la desilusión fuerte, digamos. Pero está claro que ya no hablando desde el punto de vista de los partidos, sino de quienes tienen realmente el poder, de la clase dominante, de los ricos en este país, buscan sembrar determinada confusión, que es decir miren cómo la izquierda no resuelve los problemas. Miren cómo nosotros en definitiva sí sabemos administrar el país, vuelvan con nosotros, la izquierda no es la solución.
Frente a eso nosotros lo que planteamos es que efectivamente este gobierno no ha solucionado los problemas de los trabajadores, pero no lo ha hecho porque no llevó adelante un programa de izquierda. No llevó adelante un programa en intereses de los trabajadores, sino que no hizo más que profundizar el mismo modelo que los partidos tradicionales habían impulsado a lo largo de la historia de nuestro país. Eso en primer lugar, el resumen para nosotros es que debe resumirse en el apoyo de la UP, porque la UP es quien levanta un programa de izquierda. Objetivamente lo que promueve la UP son las históricas ideas y propuestas de la izquierda en este país.
Y segundo, ya desde filas del propio progresismo, se amenaza a los trabajadores con la idea, ya no buscando conjunción sino más bien un poco el miedo de “miren que vuelve la derecha, miren lo que pasa en Argentina, miren lo que pasa en Brasil” y para nosotros allí la respuesta está en que no hay nada mejor para la derecha que tomar medidas desde el gobierno en favor de las mismas políticas que siempre aplicó la derecha. Es decir, profundizar el modelo neoliberal, ajustar contra el pueblo las cuentas públicas, decretar esencialidades cuando los trabajadores entran en conflicto es hacerle efectivamente. Alimentar el aparato represivo, no para combatir la delincuencia como se quiere presentar sino también para contener la movilización social, es hacerle el juego a la derecha. Y por lo tanto, la garantía de que, sea quien sea que gobierne en el próximo período, de que va a haber un control hacia la izquierda de quien gobierne, es efectivamente la presencia de la UP en el Parlamento, como lo ha demostrado. Podemos citar varios ejemplos, incluso escuchando a Rubio hoy, que si hay una voz a favor de los trabajadores y de la izquierda en el Parlamento, es porque en el 2014 la UP ganó un diputado.
Entonces, estoy repitiendo prácticamente lo mismo que en el balance que hacíamos en Paysandú cuando estuvimos en el acto, porque para nosotros sí es importante plantearle a todos los compañeros que la UP, esto nosotros lo decimos con el mayor respeto porque hace poco que estamos aquí, jugó un rol importante prendiéndole una llamita a la izquierda, por fuera del marco frenteamplista, en un momento incluso donde el discurso desde el FA era que quien estaba por fuera del FA, estaba muerto.
Y esa fue una etapa de resistencia, de mantener el rumbo.
Pero hoy, dado que por un lado ha mostrado lo que es el ejercicio del trabajo parlamentario, que la UP estaba en condiciones y estuvo a la altura de ese trabajo. Y por otro lado, lo que ha sido este tercer gobierno del FA, que no es igual a los dos anteriores desde el punto de vista que se enfrentó a medidas económicas donde ajustó realmente en contra de los trabajadores y donde además manejó de una manera muy autoritaria los conflictos con cada grupo de trabajadores que protestaba, hace que haya condiciones para hoy plantearse un avance, un crecimiento que obviamente va a estar vinculado a cuánto haga la propia UP y cómo lo plantee.
Pero nos parece importante plantear el momento bisagra, pasar de la resistencia al avance, a salir a hablar mano a mano, separando muy bien. Criticando al dirigente que, en el oportunismo de mantener los cargos, defiende ciegamente políticas que rompen los ojos, del trabajador que aún le cuesta hacer un duelo, que quizás algunos hicimos un poco más rápido pero que tenemos que respetarle los tiempos y simplemente confrontarlo con la realidad, no atacarlo. No acusándolo de lo mismo que acusamos a quien ocupa un sillón en un Ministerio, sino decirle, bueno, a vos te parece que esto que está pasando, estas medidas que toma el Poder Ejecutivo, ¿a vos te parece que las medidas que toma Astori o la posición internacional de Nin Novoa son medidas de izquierda? Blanco sobre negro creemos que es una forma de ir mostrando cuál es la realidad y mostrando que esto que está entrando en su 13er año de gestión del gobierno progresista, no es un programa de izquierda y que la UP es quien ofrece un real programa de izquierda

 

HS: Ustedes tuvieron el fin de semana, Compromiso Socialista, vimos también imágenes de ustedes en las redes que tiene Compromiso Socialista, su cierre del año, su balance de este primer año como organización, podemos decir, y dentro de UP. ¿Cómo estuvo eso?

FK: Estuvo muy bien, por suerte los compañeros respondieron también de buena forma. Nosotros hicimos un cierre de año, primero evaluando esos primeros pasos que dimos, desde nuestra conformación hasta nuestro ingreso a la UP. Nos dedicamos en estos primeros meses sobre todo a cerrar una etapa de discusión programática ¿verdad? De, bueno, si alguien quiere preguntar qué piensa Compromiso Socialista en general o de tal o cual tema, tuviésemos una respuesta.
Eso hoy, si bien falta, obviamente hay muchos temas, hemos tratado de abordar los principales temas que hacen a la vida de los trabajadores, se puede ver esto en nuestra web o en nuestras redes sociales, tenemos una opinión elaborada, tanto un balance de lo que ha sido la etapa y el gobierno del FA, que sustenta lo que uno dice cada vez que habla también, como de educación, salud, vivienda, trabajo, son aspectos que hemos tocado.
Y, después, hacer una valoración de lo que ha sido haber estado dentro de la UP en estos meses. Y sobre todo lo que valorábamos es que nosotros no llegamos a la UP porque hicimos una lista de todas las opciones que había en el país y nos pusimos a tachar las que no nos gustaban hasta quedarnos con la menos mala. De ninguna manera, nosotros no fuimos a elegir entre una variedad de opciones sino que llegamos a la UP, primero que nada porque coincidimos previamente en nuestra militancia a nivel social con los compañeros de la UP, codo a codo luchando en la calle. Segundo porque nuestras demandas concretas a favor de los intereses de los trabajadores se vieron reflejadas en las propuestas de la UP en el Parlamento. Ya nos conocen a nosotros por el caso del Hospital de Clínicas, por citar uno, con quienes pudimos combatir mucho a la interna de la Universidad la implementación de la privatización, de la PPP en el hospital; pero que una solución real vino luego trabajando codo a codo con la bancada de la UP que terminó redundando en una solución real, de dinero real para el Hospital de Clínicas.
Si bien lejos del pedido inicial, como ya se sabe, no se puede ignorar que si hoy van a haber 4 o 5 millones de dólares por año para el Hospital de Clínicas, es gracias al trabajo que se hizo desde la bancada de la UP.
Entonces, cuando nosotros arribamos a la UP lo hicimos primero porque coincidimos en estas cosas que estoy marcando, y segundo porque la UP no ofrece la demagogia electoral clásica de prometerle al pueblo todo lo que va constatando que la gente va planteando, sino que ofrece un lugar desde donde luchar por cada una de esas cosas que los uruguayos plantean.
El plan de vivienda es un ejemplo muy claro, la UP no salió a decir, miren que le vamos a asegurar vivienda a todos, sino acá hay un lugar para luchar por los derechos para la vivienda y planteó el Plan Nacional de Vivienda Popular, que va avanzando en el Parlamento gracias a la unión, creo muy clara y con acierto, de unir el trabajo parlamentario con el movimiento social. Reclamando un movimiento social que no distingue colores ni partidos.
En Paysandú hay un grupo muy fuerte de sectores reivindicando y defendiendo el Plan Nacional de Vivienda Popular, ahí hay gente de todos los colores partidarios pero que tiene una necesidad concreta que es el acceso a una vivienda digna y la UP le plantea una propuesta que resuelve eso y lo invita a luchar por ello, que eso para nosotros es lo fundamental

 

María de los Ángeles Balparda: Hugo del Clínicas manda un abrazo a Federico y a todos los compas de Compromiso Socialista.
Desde Las Piedras Daniel dice, “Señor Astori, nosotros, los de la UP, seremos conejos pero no comemos perejil”.
Y Juan de Manga dice, “Saludos compas, nos sacamos los rosados y esto es más “pior”, como decía el hijo del Negro Olmedo. Suben todas las tarifas de regalo de año nuevo, ya está la derecha instalada”.
Un saludo que llega desde Durazno, Martín, “Saludo al compañero Kreimerman, cuando guste que agende alguna visita por Durazno y Sarandí del Yí. Abrazo a todos los compañeros de Compromiso Socialista”

HS: Te están reclamando…

FK: Gracias, es nuestra intención el año que viene arrancar por...

 

HS: Yo te diría que en el verano no agendes muchas vacaciones, porque como mucho te podrás pegar una escapada a algún río a pegarte un baño.
Pero, bueno, vos decías que la ida a Paysandú, estuviste antes en Rivera, también está sirviendo para presentar, de algún modo, a Compromiso Socialista ante los distintos agrupamientos de UP en todo el país…

FK: Exactamente, sí, para darnos a conocer, para comentar la experiencia, la gente nos pregunta mucho ustedes cómo han visto...

 

HS: Claro, estás haciendo prensa también ¿no?

FK: Sí, mucha prensa. Lo cual, por ejemplo, en Paysandú, una clara muestra del trajo que tienen allá los compañeros de la UP, es cómo somos recibidos. Primero fuimos a 7 radios en el día y al canal local de televisión, en todos muy bien recibidos, lo cual significa el respeto que se le tiene a los compañeros de la UP allá, independientemente de los colores de cada radio, eso se nota muchísimo. Y se nota también, uno ahí ve claramente cuando hay trabajo organizado.
La hospitalidad, que aprovecho para agradecer de los compañeros que en ningún momento de los días que estuvimos allá faltó nada, desde ningún punto de vista de lo concreto en el día a día, que evidencia un desarrollo.
Y nosotros comentando a los compañeros por qué estamos acá, por qué llegamos a la UP, que es un poco lo que yo decía antes, conversando y constatando un poco cómo es la realidad

 

HS: Vos decía en el balance, podes contarnos algo más de lo que hayan visto de la despedida del año, pero marcabas como un elemento positivo de UP, te lo pregunto por si entienden ustedes que es un rasgo que hay que mantener, que hay que alimentar, ese vínculo del trabajo parlamentario con las aspiraciones de los movimientos sociales, los reclamos, las luchas de los movimientos sociales…

FK: Exacto, primero, para mostrar un método de hacer política, que no se trata de llegar al Parlamento y desde ahí olvidarse de qué lo llevó a cada uno ahí. Creo que la UP en eso ha sido muy consecuente y es algo que debe mantener, el hecho de ofrecer un lugar más, esa es la principal diferencia.
Nadie dice, y nosotros no lo creemos, que el Parlamento resuelva por sí solo los problemas de los trabajadores, no se va a votar la igualdad social y le va a funcionar al otro día de promulgarle una ley, eso no va a ocurrir. Pero sí ofrecer un lugar más de donde luchar. ¿Por qué digo un lugar más? Porque ese lugar no puede ser el único.
El plan de vivienda es un claro ejemplo, el plan de vivienda avanza en el Parlamento, pero avanza porque hay un movimiento social que pelea de manera concreta y clara por él en cada localidad y en cada lugar. Hace presión, hace presión a los parlamentarios de otros partidos, hace presión a las autoridades y pone sobre la mesa y sobre la agenda pública, la problemática, la hace visible.
Para nosotros es una forma global en donde se unen los distintos aspectos de hacer política, y es la que promovemos. Yo citaba de ejemplo de la lucha del Clínicas, si la oposición de derecha o el propio gobierno que siempre hundió al Hospital de Clínicas, unos y otros jamás le dieron el presupuesto que acordaron, terminaron votando una transferencia de recursos al Clínicas es porque UP pudo hacerlo en el Parlamento primero, porque hubo trabajadores y estudiantes peleando antes, poniendo el tema en la agenda, movilizándose en las calles de Montevideo primero, combatiendo la interna de la Universidad después, frenando la PPP, yendo a demandar al Ministerio de Economía. Es decir, unió todas las formas de lucha, gana haciendo amplia difusión, yo recuerdo ir con los compañeros a volanteadas yendo a la feria, a los barrios a repartir y explicar qué estaba pasando con el Hospital de Clínicas. Y el trabajo parlamentario fue la culminación de un proceso que no hubiera sido posible.
Así que para nosotros, la unificación de esas formas de lucha reflejan la forma de hacer política que es la opción que tiene el pueblo siempre

 

HS: Te lo pregunto porque hay que dimensionar, por ejemplo, en el caso del Clínicas también, que se rompió un prejuicio, una idea instalada muy fuerte en estos años de que hay que despegar los movimientos sociales lejos de cualquier cosa que tenga un tinte partidario. Un vínculo con organizaciones partidarias, el temor de que acá vienen a buscar votos, nos van a copar, nos van aparatar, nos van a dominar, después se olvidan de nosotros, nos usan, ese tipo de cosas que quizá han tenido su experiencia en ese sentido antes, pero no tiene por qué ser decretado de que todo va a ser así…

FK: No, más bien lo que hay que plantear correctamente es si, desde el punto de vista de lo que es una organización sindical o de los movimientos estudiantiles, primero que nada la independencia de clase con respecto al poder, al poder de las clases dominantes materializado en el Estado. Porque acá hay quien se cree que porque cambió el color del Estado ya cambió todo, digamos, y eso es incorrecto, además la realidad lo demuestra.
La primera cosa a plantear, que es distinto de la lucha político-partidaria, es la independencia de clase del movimiento sindical, que es la primera necesidad. Y lo mismo para el movimiento estudiantil, por ejemplo, y para la mayoría de los movimientos sociales.
Distinto es ver qué partido político resume objetivamente en su programa las demandas y necesidades de los trabajadores que también se ven reflejadas en el movimiento social.
Me parece que son cosas distintas que muchas veces se busca entreverar. Yo comparto que sea parte de la táctica la separación, o yo soy joven y a los jóvenes nos dicen que tenemos temas de jóvenes para discutir, que dejemos que Astori administre el país y que nos preocupemos por cosas nuestras, como si no tuvieran todos el mismo origen que es el modelo de país que se busca.
Por lo tanto, lo que sí nos parece importante, es la independencia de cualquier organización social, en particular de las organizaciones  sindicales. Y, desde el punto de vista del trabajo partidario, observar quién lucha por qué, que no es incompatible con la independencia. Yo participé en el Movimiento Todos Por el Clínicas donde, insisto, en ese momento había trabajadores, estudiantes de los más diversos sectores políticos, no eran de la UP, obviamente había de la UP pero era de lo más amplio y diverso. ¿Qué nos unía? La defensa franca, honesta y de principios del hospital universitario. Eso muestra, y que vimos reflejado luego en el trabajo parlamentario de la UP, cuando llegó la hora de ir al Parlamento, porque el problema del Clínicas se tenía que resolver mediante una ley, y allí fue donde coincidimos con el trabajo y la UP

 

MAB: Hay un momento que estamos viviendo que es de tremenda intensidad, nosotros nombrábamos lo de la vivienda hoy que está en el Parlamento, pero creo que a las 9 empezaba la reunión del FA hoy a ver si le encuentran solución al tema de los cincuentones que está muy duro, ayer nos mandaban fotos de la puerta de la sede del FA, cincuentones con pasacalles, metiendo ruido y tocando bocinas, protestando en la puerta del FA, identificando claramente dónde estaba la tensión mayor en este momento.
En un tema en que aparece, ayer Astori con el tema BROU dijo, no hay marcha atrás, esta es una decisión política y se va a aplicar sí o sí. En el de los cincuentones se ha hablado hasta de la renuncia, que estaba sobre la mesa la renuncia de Astori, ahora dicen que hubo un paso atrás de todos y que se salvaría la renuncia de Astori. El Partido Comunista dice que apoya la propuesta del Poder Ejecutivo pero no se va transformar en un obstáculo a la hora de encontrar una salida. O sea, está, en varios frentes, muy complicado para que el FA tome una postura única…

FK: Bueno, sí, efectivamente.
Lo primero que le está pasando al FA es el agotamiento de su propio modelo, los números no le cierran, eso salta a la vista, no le cierran para el modelo. O sea, la orientación de mantener un país que se basa en la inversión extranjera directa, en las prebendas y beneficios a los capitales, orientado de esa manera y agotándose los recursos para hacer eso, es que comienza a saltar.
¿A ver, qué es el problema de los cincuentones? Primero que nada, para nosotros la solución correcta al problema de los cincuentones y a toda la seguridad social es volver al sistema previo antes de la asistencia de las AFAP, es la derogación del sistema de las AFAP, que es la mercantilización de la seguridad social, es el acabose con la solidaridad en términos ínter generacionales que representaba el modelo que tenía el Uruguay.
Ahora bien, los partidos tradicionales y el FA no tienen en su agenda eliminar las AFAP. Y hay un grupo concreto, que es el de los cincuentones, que es rehén de una situación. Por lo tanto, para nosotros, debería apoyarse la propuesta del Poder Ejecutivo en ese entendido.
Primero, aclarando que para nosotros la solución real es la eliminación de las AFAP. Pero segundo, que los cincuentones no tienen la culpa de que no esté en la agenda de los partidos tradicionales ni en el FA eliminar las AFAP y merecen igual una solución, merecen cobrar, como cobraron todos los uruguayos, su jubilación.
El presidente de la República les aseguró hace unos meses una solución a los cincuentones y ahora no la pueden implementar porque a Astori no le cierran los números. ¿Qué números no le cierran? Los del déficit fiscal, los del presupuesto del Estado, ese déficit que necesita mantener de determinada manera, que no lo puede achicar por la vía de dejar de exonerarle impuestos al capital o de disminuir cuánto se paga de deuda externa.
¿Y de dónde elije hacerlo? En este caso con los cincuentones.
Hay que felicitarlo por la coherencia al ministro que ni siquiera le importan los derechos de esos trabajadores que se van a jubilar con tal de mantener su modelo. La solución que propone Astori, podrá decirse que quiere cuidar todas las cuentas que quiera cuidar, pero proponerle a un grupo de trabajadores que trabajó toda su vida que a la hora de jubilarse cobre menos de la jubilación que le toca por derecho, nos parece un disparate.
Y muestra también cómo funciona el FA para aquellos que mantienen un discurso de que todavía quedan espacios de disputa hacia la izquierda dentro del FA. Hay que reconocer que en algunas de las discusiones hay quienes, por ejemplo, en materia de discusión presupuestal han propuesto cumplir con el 6% del PBI para la educación, cumplir con la inversión de salud en el Sistema de Cuidados, pero que, a través de la famosa disciplina partidaria y de la unidad frenteamplista, los han disciplinado para votar los proyectos del Ministerio de Economía.
Y sin embargo, cuando pasa al revés, cuando el que se indisciplina viene desde el lado del Ministerio de Economía, ¿cómo se aplica eso? ¿Quién manda de verdad? Terminan todos claudicando y nadie le dice a Astori, usted va a votar y se calla la boca, como hacen al revés

 

MAB: Nadie se imagina siquiera que le puedan poner disciplina partidaria a Astori...

FK: Exacto.
El discurso de apoyo crítico para dar la disputa dentro de la fuerza política, dentro del gobierno, cae por su propio peso frente a los hechos, sino la ley de cincuentones se hubiera aprobado hace rato ya.
Esto es una muestra del agotamiento y una muestra también de que en definitiva quien lleva la locomotora en el gobierno, es el Ministerio de Economía, y quien dicta lo que se hace y lo que no se hace es el Ministerio de Economía. Y que, decirles a los trabajadores que igual eso es mejor a que vuelva la derecha, es engañar. Es engañar y confundir para mantenerse en los cargos a costa de un modelo que no representa para nada a los trabajadores  

 

MAB: Exacto.
Muy felicitado Astori y la labor de Astori por los organismos internacionales hace muy poquitito.
Agreguemos al combo este de la intensidad de la mañana y del día de hoy, que mientras está pasando esto en Uruguay, que están pasando muchas otras cosas, la huelga de hambre en la Plaza Independencia, están pasando mil cosas más, Nin Novoa y Tabaré Aguerre, el ministro de Ganadería, están reuniéndose hoy con los cancilleres del Mercosur. Y después se reúnen todos con la Unión Europea buscando el acuerdo comercial, que de allí me imagino también van a traer varias tareas para realizar, varios caminos que les van a indicar.
La Organización Mundial del Comercio en Buenos Aires, podemos decir el título para esta parte de la información…

FK: Sí, yo leía ayer, lo más interesante es que de acuerdo no tiene nada, simplemente es un acuerdo político para poder dar la señal de que avanzamos. Es decir, no nos ponemos de acuerdo pero tratemos igual de sembrar algo antes de que cambie algunos de los gobiernos acá.
Es llamativo, porque hay que ver quién es la Unión Europea del otro lado con la que se está negociando, porque plantearlo en términos casi de juego de estrategia de mesa ridiculiza un poco el asunto.
Pero se quiere firmar un TLC con la Unión Europea, primero desde Sudamérica controlado por esos gobiernos que acá después queremos criticar. ¿Quiénes lideran el Mercosur, Uruguay y Paraguay, que no son ni el 10% de los habitantes o el de Macri y el Temer que son Argentina y Brasil y son la amplia mayoría, tanto de la cantidad de población como del punto de vista económico? ¿Y quién está del otro lado en la Unión Europea, quién lidera el proceso, la Alemania de Merkel, la Francia de Macron, la España de Rajoy? ¿Qué negocio en favor de los pueblos puede salir de un tratado entre Temer y Macri de un lado y Angela Merkel del otro? Eso es lo que hay que preguntarse, y lo que hay que preguntarle es de vuelta a quienes sostienen aquí al FA como para que no vuelva la derecha, ¿qué estamos haciendo ahí entonces?

 

MAB: Sí, sí, además, agregamos como dato, que ya habló el secretario de comercio del gobierno de Estados Unidos y dicen que fue durísimo. Hablan de discurso combativo, el diario La Nación de Argentina dice “un discurso combativo” cobrándole a los que dicen que son países en desarrollo, a ver, hay que discutir qué quiere decir país en desarrollo.
Dice Diego, “Como viene la mano, en 6 meses, en medio del Mundial, nos meten otro tarifazo”.
Simón pregunta, “¿Sin ser en la web, hay algún teléfono para contactarme?” Se ve que quiere hablar directamente…

FK: Sí, claro, ahora lo pasamos

 

MAB: Entre todos los temas que están sobre la mesa, me imagino que ustedes también están mirando el panorama internacional. Cuando nombrábamos esto de la Organización Mundial del Comercio en Argentina, Argentina está pasando por un momento, que además parece que uno ya llegó a ver todo y viene algo peor todavía. En todos los campos, los tarifazos, que los nuestros parecen chiquitos al lado del tamaño de los de ellos, la falta de libertades, la gente presa, represión a trabajadores, mucha cosa ¿no?

FK: Sí, la situación internacional responde primero a una recuperación después de lo que fue la crisis en el centro del poder mundial del capitalismo que son los Estados Unidos. Que por un lado aumenta su agresividad, y eso uno lo puede ver reflejado de manera directa cuando agrede a otros pueblos, cuando invade a otros países, cuando amenaza con la guerra. O lo vemos cuando asumen gobiernos que le son totalmente fieles y leales como puede ser el caso de la Argentina, donde lo que se hace es aggiornar la política económica del país a las necesidades de los capitales internacionales, desde el punto de vista de para las multinacionales qué rol tiene que jugar nuestra región. Eso es lo que está de fondo, y lo que hacen en el caso concreto de Macri, es ajustar al máximo contra el pueblo argentino para profundizar y acatar los intereses de las multinacionales, eso es lo que ocurre.
Obviamente la política de Temer en Brasil es clara, pero hay que preguntarse a consecuencia de qué es eso, cómo se llega, porque hay que ver dos cosas, como llegó Temer y como llegó Macri.
Macri ganó las elecciones, las ganó de vuelta ahora hace unos meses las legislativas, quiere decir, qué nos dejó el gobierno previo del kirchnerismo que hace que el pueblo argentino termine apoyando un gobierno como Macri. Primero es la no resolución de las causas de fondo, la no modificación de la estructura económica del país de fondo.
En el caso brasileño creo que es más claro, porque se nos presenta lo de Temer como un gobierno legítimo que lo es, desde el punto de vista de cómo retiraron a Dilma Rousseff de la Presidencia, pero lo que no se dice comúnmente es que Temer era el vicepresidente de Dilma. Es decir, ¿cómo tuvo Temer el poder de ser ahora el presidente?
Porque el PT de Dilma y de Lula hizo un acuerdo con ellos para llegar al poder y lo plantea hacer de vuelta ahora.
Lo que quiero decir con esto es que, los gobiernos que suben por izquierda al poder planteándole a los trabajadores que los apoyen porque ellos van a resolver sus problemas y después no lo hacen y se aggiornan a la agenda de los grandes capitales, lo que terminan es abriéndoles el paso justamente a las peores de las derechas, que es justamente la escena contraria de lo que aquí se nos quiere plantear. El que si no apoyamos este tipo de gobierno vuelve la derecha.
Bueno, los hechos concretos en los países vecinos muestran que lo que le facilitó el ascenso de la peor derecha más reaccionaria al poder es el haber defraudado al pueblo cuando los apoyó para que hicieran reformas de fondo

 

MAB: Exactamente.
Y Chile que viene ahora con la segunda vuelta este domingo, y que viene con un proceso ya largo, que se lo puede ver, se lo puede analizar en desarrollo ya por unos cuantos años, segunda vuelta y ha sido protagonista en la primera el abstencionismo.
Nosotros llamamos a una candidata a senadora que nos decía de la desilusión, ella misma nos hablaba de la gran desilusión…

FK: Chile, desde el gobierno de Pinochet, es la estrella del neoliberalismo en América Latina. Es la implementación más pura y dura del neoliberalismo que llega, primero, al descreimiento en la política como herramienta para resolver los problemas. En Chile, en esta elección, votó solo el 49%, o sea menos de la mitad de la población votó. La mitad de la población cree que la política no va a solucionar sus problemas porque cree que la única salida es la individual, que eso es lo peor de todo, que es el leitmotiv de la filosofía neoliberal, el individualismo. Eso como primera cosa, en Chile lamentablemente hay quienes ya descreen de la política.
La segunda cosa en Chile es que hoy va haber un balotaje entre derecha y derechistas, entre un candidato sumamente representante de las clases dominantes y de la derecha más reaccionaria, contra el partido de la concertación que acaba de gobernar Chile, que tuvo desprendimientos por izquierda y que está también aislado de la derecha. Ese es el balotaje que tienen los chilenos hoy

 

MAB: Sí, sí. No importa si está Bachelet o Piñera…

FK: Después del gobierno de Bachelet que muestra lo que decíamos anteriormente, después de un gobierno que sube con el apoyo de las ideas de la izquierda, que sube con el apoyo de los trabajadores al poder, termina abriendo camino a que ahora los chilenos tengan que elegir entre dos opciones, que es un problema de cuál está más a la derecha que el otro

 

MAB: Exacto.

HS: Federico, hablábamos de algún modo de balance del año, tanto de la UP como de lo que ustedes estuvieron conversando en la despedida de Compromiso Socialista, mirando hacia el 201. Hablamos de esos objetivos, de unir cuando hay objetivos comunes del movimiento social que lucha por reivindicaciones, el accionar parlamentario de la UP. ¿Pero en trazos gruesos, por dónde les parece que deben ir las líneas de trabajo de UP mirando al 2018? ¿Es meramente juntar votos? ¿Es presentar más proyectos de ley? ¿Es desarrollar el trabajo territorial en todo el país para que la gente los vea en cada lugar? ¿Por dónde debe pasar el trabajo a desarrollar?

FK: Son las tres cosas que dijiste viéndolas como un todo, analizar la realidad del país, traducirla a realidades concretas y no a discursos lindos. Nosotros insistimos mucho en plantear cuáles fueron las medidas concretas, cuáles son los números del país, cómo viven los trabajadores en este país. Eso traducirlo, por un lado, a propuestas concretas en el Parlamento, este año queda una Rendición de Cuentas por cierto, por lo tanto se van a volver a discutir los dineros del Estado. Y creo que la UP, en términos de la calle, tiene que salir a comerse la cancha, con eso en la mano. Con la realidad en la mano salir a hablar con cada uruguayo a plantearle, por un lado el análisis que tenemos del gobierno, y segundo, las propuestas que tiene la UP.
Por eso es necesario primero tener un buen balance y buenas propuestas a nivel de programa de la UP, que creemos que la UP lo tiene, ahora hay que traducirlo a hechos concretos. Y con eso hay que salir a trabajar con el pueblo, a difundir en cada lugar donde la gente vive las consecuencias de que no se hayan solucionado los problemas de fondo de las condiciones de vida de los trabajadores.
En cada lugar la UP, desde sus múltiples grupos, mostrando la diversidad que la UP representa, que justamente eso para nosotros es una virtud, unitaria pero diversa, saliendo a mostrar cuál es el programa de la UP, cuáles son las propuestas de la UP y por qué, para el próximo escenario que se viene, la garantía que tiene el pueblo uruguayo es que las propuestas de izquierda crezcan en el Parlamento

 

HS: Tienen algo publicado además de lo que hablamos en las redes, de la web que tienen podes recordar todo esos y las vías de contacto que te pedían, han publicado folletos, revistas, dónde se consigue y qué contenido tiene…

FK: Tenemos una publicación que es resumen de nuestras propuestas programáticas que se llama “El Uruguay que queremos”, es un balance digamos desde vivienda, educación, salud, un balance del FA, un planteo, un artículo dedicado desde nuestras compañeras a los derechos y las luchas de la mujer, todo eso lo pueden encontrar en nuestra web que es compromisosocialista.uy, a la cual llegan también desde las redes sociales de nuestro Facebook que es Compromiso Socialista o nuestro Twitter que lo pueden buscar. Y la publicación papel, primero la pueden pedir en el local de la UP allí en Vázquez casi Colonia, y después la estaremos repartiendo a través de mesitas que instalaremos en lugares y desembarcos que pretendemos hacer ya cuando comience el 2018

 

HS: Claro, muy bien.
Federico, gracias por este rato, vamos a seguir conversando, pese a la temporada veraniega no se nos van a escapar, los seguiremos persiguiendo. El saludo a la gente de Compromiso Socialista

FK: Gracias y muchas gracias a ustedes, como siempre.