FILOSOFÍA ES PENSAR LAS COSAS
La entrevista a Arturo Garcé y Luis Maseda, 3 de enero de 2018.

Arturo Garcé y Luis Maseda.jpg

Los profesores Arturo Garcé y Luis Maseda, compartieron la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Diego Martínez, donde presentaron el libro “Filosofía, Educación y Sociedad”, una mirada a la educación desde la filosofía.
Arturo Garcé es profesor de Filosofía egresado del IPA y docente en la Universidad de la tercera edad, y Luis Maseda también es profesor de Filosofía y Psicólogo egresado de la Universidad de la República.
“Nuestro propósito no es realizar una historia de la educación, sino presentar los que consideramos sus momentos estelares”, señalan en la presentación del libro parafraseando a Stefan Zweig. 
“Filosofía es pensar las cosas”.
Educamos para resistir, para rescatar al sujeto pensante, para negar el mundo de la injusticia y la opulencia y para pensar que otro mundo es posible. La posibilidad de pensar está tan cuestionada hoy en día, que viene siendo como el último bastión del sujeto frente a opresión los medios masivos y la desinformación, donde el único reducto que tenemos es la posibilidad de pensar (…) porque la vida no puede limitarse al conformismo, al consumismo, y a la indiferencia, que es lo que nos propone el sistema hegemónico, esa es la tarea de la educación: apostar al pensamiento y a la crítica.

A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/luis-masera-arturo-garce-3-1-2017-audios-mp3_rf_22952087_1.html

 

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, pocos invitados vienen precedidos con una canción, que la traen además, ahora vamos a hablar de la canción pero primero hay que darle la bienvenida a Luis Daniel Maseda que es profesor de filosofía, egresado del IPA, psicólogo egresado de Facultad de Psicología de la Universidad de la República, ejerció la docencia en la enseñanza pública y privada, actualmente dicta la asignatura filosofía de la educación en el IPA y en los Institutos Normales de Montevideo.
Además tiene a su cargo seminarios y talleres en distintos centros de formación docente y está aquí junto a Arturo Garcé, profesor de filosofía, también egresado del IPA, ejerció la docencia en Enseñanza Secundaria, en el propio IPA y en la Universidad de la Tercera Edad filial Ciudad de la Costa, la UNI 3.
Para entender la sociedad, la educación y la vida, recurrimos a la filosofía. ¿Quién nos invita a pensar, quién hace del cuestionamiento su actitud proverbial, quién nos despoja de las certezas cotidianas y nos instala en una zona de no confort llamada duda?
De algunas de estas cosas vamos a estar, más que hablando escuchando, en esta mañana, bienvenidos a los dos invitados

Arturo Garcé: Muchísimas gracias por la invitación

Luis Daniel Maseda: Muchas gracias por la invitación, un honor estar en este estudio que tiene tanta historia

 

MAB: Tiene mucha historia, es verdad.
Y vienen con un libro, ese es el principal motivo, la presentación de un libro que nos estaban diciendo es primera presentación pública

LDM: Sí, es verdad, es la primera vez que vamos a hablar públicamente de este libro que salió hace unos días y que se llama "Filosofía, educación y sociedad. Una mirada a la educación desde la filosofía"

 

MAB: Que tiene además una tapa de la que queremos hablar también después

AG: Ah sí, cómo no

 

MAB: Pero bueno, cuéntennos por qué este libro, cómo surge la posibilidad el trabajo conjunto además de ustedes dos

LDM: Bueno, hay una larga historia acá que arranca en una época no muy feliz o decididamente infeliz de nuestro país que es la época de la dictadura, cuando nos conocimos con Arturo porque en esa época yo era estudiante del IPA, del profesorado de filosofía. Y bueno, uno de los docentes que se destacaba en esa época como uno de esos bastiones que uno tenía para tener un poco de esperanza en la filosofía, en la esperanza, era Arturo que daba filosofía antigua.
De ahí nos conocimos y luego, hace unos años nos encontramos en un foro de filosofía que organizó la Asociación de Filosofía del Uruguay allá por el 2012 y ahí hubo un intercambio de mails. Y finalmente, en el año 2015 yo tuve la osadía de presentar un trabajo sobre Platón y sobre Sócrates, y me vi en la obligación moral de mandárselo a Arturo que fue mi docente para que me hiciera las observaciones del caso.
Entonces, a partir de ese encuentro filosófico, de ese reencuentro filosófico, la comunicación y la convergencia avanzó hasta plasmar este libro

 

MAB: Exactamente.
Es importante también conocer su opinión sobre todo esto

AG: Ah, pero es toda una historia también lo mío, una larga historia como dijo Luis.
Aparece Luis, para mí primera satisfacción a lo que nos queda a los profesores que un ex alumno y convertido en colega, venga, venga a saludarlo a uno como si fuera importante uno

 

MAB: Es un reconocimiento importante que un alumno le hace a un profesor. Está muy bueno que sea así

AG: Sí, por eso fue muy emocionante, para mí muy lindo.
Bueno, todo muy bien hasta que Luis toca un punto siniestro, tétrico, me invita a escribir un libro a medias. Durante más o menos unos 40 años, primero familiares y un viejo y querido amigo el profesor Raúl Soma, insistiendo que yo escribiera y escribiera.
Yo decía que habiendo tantos buenos libros para qué escribir uno malo, primera cosa decente. Segundo, muy bien, vamos a hablar de filosofía griega, hay excelentes libros, el de fulano, el de sultano, el de mengano, libros que uno maneja en clase, que andan por ahí, muy buenos autores. Bueno, pero pasó una cosa, un ex alumno, un colega de gran nivel como Luis me pedía que yo colaborara en un libro. Me dio vergüenza decirle que no, así, con todas las letras.
Entonces dije, bueno, me tengo que poner, a lo que nunca quise. Y bueno, después encontré en libros, y lo pongo en el apéndice 1º del libro con el título "Mi confesión", lo que un pedagogo romano escribió en el siglo I de nuestra era, exactamente eso. Es decir, no habla de un alumno, dice que se puso a escribir un libro, que si hubiera medido las dificultades no se hubiera metido, pero le dio vergüenza no seguir.
¿Pero está hablando por mí este hombre? ¡A 1900 años de distancia está hablando de mí, es impresionante! Es impresionante, por eso lo cito, pongo apéndice 1º y le pongo "Mi confesión"

 

MAB: Muy bueno, muy bien

AG: Así que esa es la historia de este libro y mi gran agradecimiento a Luis que me permitió esto porque hay una alegría en casa como si yo hubiera sacado el Premio Nobel

 

MAB: Es que está muy bueno. Escribir un libro dicen que es una de las cosas más importantes que uno puede hacer en la vida

AG: Dicen que una de las 3 que tenemos que hacer los hombres

 

MAB: Exactamente.
Pensando en a audiencia, que debe haber gente desde en el trabajo, viajando en el ómnibus ahora al trabajo, gente que está en la orilla de un arroyo acampando, gente vieja, gente joven, de todo. No les vamos a pedir a ustedes que digan qué es la filosofía, todo eso no, pero -a uno le parece- como está tan manejado el término, cualquier cosa es filosofía y se habla de la filosofía como una ayuda para entender tantas cosas, que en ese sentido, a un oyente que nunca estuvo vinculado a la filosofía, cree que nunca lo estuvo, por qué le pedimos que preste atención a esto y le recomendamos que lea este libro

LDM: Bueno, hay una cuestión que nosotros decimos en el prologo del libro y es que vivimos en un mundo donde hay muchas cosas que están en peligro. La paz está en peligro, están en peligro los océanos, el aire que respiramos, las selvas, los espacios verdes y también está en peligro la educación.
Entonces, se habla de la inseguridad y de la violencia, pero en un mundo donde todo está en peligro, no es de asombrarse que la violencia y la inseguridad formen parte de la vida cotidiana de las comunidades educativas.
Lo que nosotros pretendemos con este libro, modestamente, con humildad, es tratar de contribuir a través de una mirada reflexiva acerca de lo que es la educación, de lo que implica la educación, de la apuesta de la educación hacia el futuro, porque en definitiva, cuando pensamos en la educación, como dice acá, uno debería pensar en el futuro y no solamente en el presente. En un mundo donde estamos atropellados por el presente, donde se habla de cambios curriculares en función de las necesidades de grandes empresas que necesitan formar técnicos en tal o cual cosa, o sea, el presente nos atropella.
Y lo que pretendemos, vuelvo a decir, humildemente, porque un libro no cambia la historia pero es un aporte, es entonces a través de la reflexión, a través del pasado y de los grandes pensadores que se han ocupado de este tema, es proyectarnos hacia el futuro y tratar de pensar en las generaciones próximas y en la educación como una forma de resistir

 

MAB: Sí, es atreverse y decidirse a pesar en cómo queremos que sea, para qué mundo es que estamos, para qué futuro es que estamos pensando hacia adelante. Que capaz que la gente está muy acostumbrada a que otros decidan cuál va a ser ese mundo

AG: Bueno, ese es el punto, que algún autor lo dice muy bien, o pensamos nosotros u otros van a pensar por nosotros y van a decidir por nosotros.
Continuando esto que dice Luis, antes comentaría justamente, a propósito de lo que él dice de presente y futuro, alguna vez leí la diferencia entre un estadista y un gobernante, el gobernante piensa en el día de mañana, el estadista piensa en la próxima generación.
Entonces, bueno, como dice él muy bien, la educación es pensar hacia adelante, ver qué pasa. Yo tengo la linda experiencia justamente de UNI 3 que usted conoce. Entonces, claro, qué me encuentro ahí, educación no formal, es decir, no hay exámenes, no hay preguntas, no hay ninguna cosa. Bueno, mi broma predilecta era decir que estaba haciendo preguntas difíciles para examen, pobre de ellos en el examen y nos moríamos de risa todos porque justamente no hay.
Viene gente de toda clase, el curso era precioso, en Montevideo llegué a tener, yo no me acuerdo, tenía dos médicos, un abogado, un escribano, maestras y amas de casa, señoras con 6º de escuela, y ningún problema. Todo se hablaba en términos de taller, un poco este espacio que estamos haciendo con ustedes que ni él ni yo venimos a dar cátedra, nos paramos acá arriba de la mesa a dar cátedra. No, no, es un taller, planteamos un tema, lo conversamos entre todos, la experiencia de las Universidades abiertas es hermosa en ese sentido. Y creo que eso me ayudó un poco a plantear esto...

 

MAB: Y claro que sí

AG: A decir, a ver, bueno, ¿qué podríamos ofrecer esto? Yo pregunto por mí mismo, sobre todo a mi edad, ¿qué puede decirle un viejo profesor a las generaciones jóvenes?

 

MAB: Es muy interesante la tapa del libro, que creo que podrían ahora explicarlo, porque enseguida qué se preguntaría, el tema de la tecnología hoy y que entonces, si esto viene, si es el pasado, si es el futuro, si es el libro, si es internet. Y la tapa del libro da una pista ¿no?

LDM: Sí, en la tapa del libro hay una caricatura que está hecha por Walter Artola que es un dibujante uruguayo que acaba de obtener una mención especial en un concurso de caricaturas en Sinaloa, México. Y además es finalista en un concurso de caricaturas en Beijín.
Y esta caricatura que a los dos nos encantó, es la caricatura de Sócrates, pero es un Sócrates pos moderno digamos, un Sócrates actual, que tiene un celular en la mano, tiene algunos tatuajes, el yin y el yang, símbolos que se usan en estos tiempos.
Y de alguna manera, lo que intenta reflejar, o lo que pretende dar a entender, es que esta figura que viene desde la Grecia clásica, es una figura que tiene actualidad y que nosotros de alguna manera reivindicamos como un modelo a seguir. Porque, en su momento Sócrates fue un subversivo para la sociedad griega, fue alguien considerado peligroso, al que se acusó entre otras cosas de corromper a la juventud. Y estas acusaciones tienen todo un trasfondo político.
Y ahí nos metemos en un tema que también abordamos en el libro que es la relación entre la política y la educación, porque todo hecho educativo es un hecho político. No político partidario pero político en un sentido amplio, que afecta al ciudadano como integrante de la (...)
Entonces, nosotros decimos, hay aspectos de esta figura, por algo está en la tapa del libro, que se pueden rescatar hoy en día, en este mundo en el que vivimos, en esta sociedad globalizada, en la aldea global dominada por la revolución tecnológica, este viejo maestro de hace tantos siglos tiene algo que aportar hoy o es simplemente una figura histórica irrelevante.
Yo creo que tiene cosas para aportar hoy y fundamentalmente una actitud que es clave en estos tiempos de sometimiento y de conformismo que es la actitud de cuestionamiento. Que no es poca cosa en este mundo en el que vivimos, en esa sociedad en la que vivimos

 

MAB: Exactamente.

DM: El libro, porque son temas bastante amplios cualquiera de las 3 palabras que integran el título del libro "Filosofía, educación y sociedad", ¿propone diagnósticos, tiene propuestas, plantea debates? ¿Por dónde va el camino del libro en todos estos temas vinculados a la educación?

LDM: Bien, volviendo a Sócrates, hay un autor argentino que se llama Néstor Cordero que dice una cosa muy interesante a propósito de Sócrates y es que el crimen de Sócrates hoy se ha globalizado y se repite por miles. O sea que Sócrates vuelve a morir, en este presente está muriendo reiteradamente.
Lo que nosotros planteamos es una visión crítica sobre la sociedad globalizada, sobre aldea global, que surge a partir del derrumbe del socialismo real, caída del muro de Berlín en 1989, caída de la Unión Soviética en 1991 y allí es cuando el capitalismo se planetariza.
A partir de esta mundialización del capitalismo, se crea una nueva realidad, lo que se llama la aldea global o la globalización. ¿Cuál es la idea fundamental? Bueno, la idea, el plan detrás de este proyecto es la conquista o la colonización de las subjetividades. O sea, a través de los grandes medios de comunicación lo que se intenta es apropiarse de la subjetividad a través de una abigarrada cantidad de informaciones y de discursos que nos llegan abrumadoramente y que tienen un objetivo, impedir que uno piense por sí mismo. Lo que decía hoy Arturo, si uno no piensa por sí mismo, los demás piensan por uno.
Entonces, frente a esto nosotros decimos, esta globalización impacta de lleno en la educación. Y muchos de los problemas que vemos en la educación tienen relación directa con el fenómeno de la globalización.
Yo venía para acá y venía recordando algunas cosas, cuando llegué a la Radio chequié porque tenía un dato referido a la ley de educación nuestra, la del año 2008. ¿Qué dice en el artículo 1º la ley de educación? Dice que el Estado va a propender a una educación de calidad. ¿Ese concepto, el concepto de calidad, de dónde viene? Viene del mundo empresarial.
Entonces, nos encontramos con que categorías y conceptos del mundo empresarial se han incorporado a las temáticas educativas, a las políticas educativas y a la currícula.
Se habla hoy día también, es objeto de debate, se está trabajando en lo que se llama universidad de la educación, y nos encontramos con un concepto central que es la formación en competencias. ¿El concepto de competencias de dónde viene? También viene del mundo empresarial, de la capacitación, de la formación de la mano de obra.
Se habla de la localización de la currícula. ¿Qué quiere decir eso? Bueno, que se plantea que no debe haber una única currícula en todo el Uruguay para los estudiantes de enseñanza media. En Bella Unión...

 

Diego Martínez: Adaptación a las necesidades...

LDM: Exactamente, la adaptación a las necesidades. La adaptación a las demandas, ¿que vienen de dónde? Del mundo empresarial, de la producción.
Entonces, el estudiante de Paso de los Toros de la enseñanza media capaz que dentro de unos años va a tener una currícula diferente a la que tiene el de Montevideo.
Ahora, lo interesante de esto es que esta localización de las currículas siempre apunta a los más pobres. O sea, en el caso de los estudiantes de clase alta, ahí no se habla de localizar la currícula.
Entonces, todas estas cuestiones tienen que ver con lo que es el mundo hoy, con el desarrollo del capitalismo y con esto pasar por encima de lo que es la educación en su aspecto más tradicional o más clásico ¿no?

 

DM: Es que, claro, ahí está definido para qué se prepara cada uno. A los de las clases altas se los prepara para determinados roles en la sociedad, y a los de las clases bajas se los prepara para otros

LDM: Exactamente

 

DM: Aquello de la educación universal parece haber cambiado mucho en estos últimos tiempos

LDM: Ha cambiado

AG: Bueno, Luis lo ha planteado muy bien, es el sentido de la obra de él, de lo que él enfoca como filosofía de la educación, y pienso que por eso tratamos de hacer una cosa convergente y es, él toma el fenómeno como tal, qué pasa con la sociedad, todo esto que ha planteado excelentemente que es un juicio crudo pero real de lo que está pasando.
En cambio, cómo lo veo yo, como la parte histórica, cómo arrancan los grandes momentos de la educación para llegar al presente. Y va a mostrar qué actual es Sócrates, qué actuales son todos.
Un historiador famoso español que vino a acá, Luzuriaga, hablaba del siempre actual Rousseau. Bueno, yo diría el siempre actual Sócrates y los siempre actuales grandes pedagogos que plantearon esto. Como el siempre actual Artigas ya que estamos ¿no?
En algún momento, cuando yo hablo de los grandes y lo que han sufrido los grandes, hablo de otro grande que terminó en el Paraguay con un compañero, con un servidor fiel. Es el trágico destino de los innovadores, casi de los héroes, qué destino...

 

MAB: Exactamente

AG: Claro, se adelantan a su tiempo y no los entienden.
Eso está planteado maravillosamente en la defensa ante el jurado que hace Sócrates, esa apología de Sócrates

 

MAB: Y en la defensa de la filosofía, con cuánto tiene que ver la filosofía, digo, puede ser un descubrimiento para muchos que estén escuchando hoy

AG: Bueno, a mí me sirve, termino con esto mi parte y es que me sirve el haber estado en UNI 3, porque ahí me encontré con gente que me dice que no sabe de filosofía. No, no, usted es un ser humano, usted tiene experiencia, usted ha pensado las cosas y filosofía es pensar las cosas.
Filosofía sobre todo esto que mencionó en la pasada Luis, dudar. Un autor español, que vino por acá, Savater, dijo que filosofía no es para salir de dudas sino para entrar en dudas.
Claro, y eso era lo que hacía Sócrates el malvado inoportuno, el tábano de Atenas

 

MAB: Claro, claro, lo que pasa que muchos tienen miedo, porque si uno duda empieza a buscar, y hay miedo de eso muchas veces ¿no? No digo de cada uno, digo del general

AG: Mire, termino con esto que lo tomamos como una nota aparte pero sí, hablamos del problema de la duda y la docta ignorancia de Sócrates. Pero es notable cómo la figura de él se va agrandando con el tiempo y como uno lo va viendo cada vez más actual todo el problema socrático, todo el problema de la educación. Y es lo que creo que destacamos nosotros, Luis lo hace muy bien esta visión contemporánea, ustedes vieron lo que hizo y lo que hace y yo trato de encontrar cómo grandes momentos de la educación confluyeron en esto. Y es entonces la actualidad de los problemas filosóficos.
Lo que decía un autor, toda historia es historia contemporánea.

 

DM: Bueno, querían hablar de la canción también, cuéntennos un poco la historia de esta canción, que no fue que entraron a internet y la encontraron

LDM: No, no, esta canción está directamente vinculada a los cursos de filosofía, la letra de la canción fue compuesta por alumnas de 4º año de Magisterio en el año 2012, en base a apuntes de clase, un trabajo creativo. Armaron la letra de la canción que habla de la filosofía y habla del pensamiento...

 

DM: Conceptos que fueron incorporando...

LDM: Sí, sí, tomados de la clase.
Y la música es del intérprete que se llama Nicolás Borba. Yo lo difundí este tema a nivel de formación docente porque en los años posteriores lo compartía con mis alumnos, pasaron varios años y esta canción se dio a conocer allí a ese nivel. Hasta que, cosas de la vida, me llevaron a encontrarme con la hermana de Nicolás Borba, el autor, y bueno, él se enteró que esta canción era popular y además yo le mandé decir, mirá que gusta mucho la canción.
Entonces, en función de ese test que había hecho yo es que se decidió incorporarla al último disco que lo está procesando en este momento, todavía no salió a la venta pero está por salir, y bueno, encabeza, es el primer surco del nuevo disco de Nicolás Borba.

 

DM: O sea que en realidad, desde las clases de filosofía surge una letra en relación justamente a los conceptos incorporados en el curso, y este músico incorpora la musicalidad a esos conceptos. Y ahora es parte del libro, más allá de que está solamente en la presentación de esta entrevista y también seguramente sea parte de un disco que nos decías está grabando este artista Nicolás Borba. Le mandamos un saludo y probablemente lo tengamos por acá, lo vamos a invitar a ver si puede venir para conocer un poco más de lo que ha hecho

MAB: Exactamente, conocer más al músico.
"Muy buena la entrevista, el tema y la música" -dice Luis

AG: Eso es bueno, se hace justicia a todo

 

MAB: Y si vieran la tapa del libro les gustaría mucho también, el objeto libro este también está muy lindo.
Bueno, ¿y cómo piensan seguir ustedes con este libro? ¿Qué trabajo van a hacer? El libro está en las librerías, acá hacen una primera presentación pública. ¿Cómo van a seguir con este libro, que arranca en enero? Mirá qué regalo de reyes ¿no?

LDM: La idea es hacer una presentación formal del libro por allí por febrero, marzo. Luego tenemos también, por una cuestión de orden presentarlo a nivel de los institutos de formación docente porque los dos hemos desarrollado nuestra actividad allí. Y también tenemos alguna idea de presentarlo en el interior del país, en San José, en Minas

 

DM: ¿Se editó de manera independiente? ¿Cómo fue?

LDM: Sí, se editó de manera independiente.

 

DM: ¿Y la distribución también la están haciendo ustedes?

LDM: Sí, a través de una distribuidora se está haciendo, pero sí fue independiente

AG: Ahí intervino un hijo mío, este país que es de conocidos entonces, bueno, el integrante de una distribuidora era alumno de él en el Instituto de Ciencias Políticas, porque venimos todos de una familia de profesores desde mi padre y mi suegro

 

DM: ¿Y esto fue también trampolín para algún otro trabajo a futuro, recién lo están madurando, recién lo están terminando o ya empiezan a proyectar cosas?

LDM: Bueno, como decía Cortázar, hay que inventarse proyectos, todavía estamos saboreando esto. Pero bueno, veremos qué nos depara la vida

 

DM: ¿Pero despertó el interés a partir de terminado? No sé, mi imagino que una vez que uno...

LDM: Ah, siempre queda algo

 

DM: Claro, una vez que uno redondea una cosa le genera como un espacio interno para proyectar otras

LDM: Exactamente

AG: Sí, eso puede pasar, tienen razón ustedes, puede pasar efectivamente que uno diga, bueno, quedó todo esto, nos quedó todo esto acá, yo podría decir todo esto además.
Lo mío más concreto, mi proyecto es por el lado de la filosofía. Al final son 60 años enseñando filosofía, enseñando no, hablando de filosofía. Y entonces, un día dije, bueno, hay cosas que yo pensé que creo que valen la pena, ideas, como dice Vaz Ferreira, ideas para tener en cuenta. Nada más, decirlas así.
Cómo veo yo a determinados autores, sobre todo cómo veo la crítica filosófica que creo que sería bueno que los jóvenes conocieran lo que yo digo, porque los pone un poco en guardia contra diversos escoyos que hay en la crítica filosófica.
Sorpréndanse si les digo que eruditos pueden cometer errores importantes y se puede documentar con otros eruditos, que hay modas, se pone de moda un autor y cae otro, donde un autor muere al otro día ya no lo conoce nadie. En fin, hay de todo absolutamente, unilateralidades, tan autor sirve y tal otro no sirve.
A principios del siglo XX Aristóteles era repudiado por unanimidad, es increíble, aparecieron varios autores escribiendo contra Aristóteles, libros. Es más, un autor habla del episodio estéril del aristotelismo.
Así que para él lo peor que le podía pasar, y es un gran filósofo, no es un cualquiera, hoy olvidado, murió en el año 44 y creo que el único que se acuerda de él soy yo, porque me gusta mucho, no porque yo sea ningún erudito.
Entonces, bueno, mientras la filosofía venía maravillosamente hacia el rigor y la claridad de Platón, vino Aristóteles y lo frenó así.
¿Y saben una cosa? En este momento, en el país cartesiano por excelencia como Francia, hay un anticartesionismo asombroso. Ahora, no es el intelectual francés sino ataca a Descartes, bueno, a mí no me gusta.
Acá que piensen libremente, en fin, todo lo que se quiera, pero modas, las detesto. Moda es para otra cosa, eso sí que no.
Y no puedo decir porque caería en la grosería, lo que un filosofo francés contemporáneo dice de Descartes, dice que no le gusta, pero lo dice casi con el lenguaje de la tribuna Ámsterdam más o menos. Y yo muero, tengo la traducción y leo un poco de francés, pero además tengo una esposa profesora de francés. Entonces, quiero ver cuál es el original, quiero encontrar el libro original a ver cómo se dice eso en francés. Ya mi señora me propuso un par de términos en confianza

 

MAB: Está bien.
¿Qué nos queda, Luis, antes de que terminemos?

LDM: A mí me gustaría leer algo que resume un poco la pregunta que tú hacías de cuál es el planteo del libro. Decimos nosotros acá que educamos para resistir, para rescatar al sujeto pensante, para introducir la alteridad, para negar el mundo de la injusticia y de la opulencia y para pensar que otro mundo es posible. Por eso nos pareció importante la figura de Sócrates, porque la posibilidad de pensar está tan cuestionada hoy día que viene siendo como el último bastión del sujeto frente a la opresión de los medios masivos de comunicación, de las informaciones que nos avasallan.
Bueno, el único reducto que tenemos es la posibilidad de pensar. Y nos parece que la educación debe ser un espacio justamente para pensar en la información, en la tecnología, en la marcha del mundo porque la vida no puede limitarse al conformismo, al consumismo y a la indiferencia, que es lo que nos propone lamentablemente el sistema hegemónico.
Entonces, la tarea debe ser esa.
Es difícil, en estos momentos es difícil, pero yo creo, me parece que los dos suscribimos a esta idea, es la tarea de la educación, apostar al pensamiento, a la crítica, es difícil.

AG: A mí me gustaría, si me permiten un minuto, decir con lo que yo termino mi aporte en el libro, siempre comparo el proceso de la educación, la acción del docente al corredor de postas. ¿Cuál es el buen corredor de postas? Que corre todo lo más que puede, lo mejor y más que puede. Tiene que tener 3 características, esa es la primera.
La segunda es entregar bien el testimonio, un día una profesora de educación física me dijo que se llama testimonio lo que se entrega, yo hablaba de la posta y me dijo, se llama testimonio, me corrigió. Entrega bien el testimonio, es decir, lo que uno más o menos puede hacer lo entrega como un tesoro a los demás.
Y tercero, se aparta y lo deja correr, no se interpone, no lo molesta, no lo roza, lo deja libre para que piense

 

MAB: ¡Qué imagen esa!

AG: Preciosa, siempre me ha parecido eso. Y eso tiene unos cuantos años, tiene algún siglo, del último siglo de Roma, es decir, la obra de Lucrecio que comparaba la vida a una carrera de antorchas, entonces se hacía con antorchas.
Y Lucrecio lo dice de la vida, yo soy más viejo que el joven Maseda, así que hijo, padre, abuelo, pertenezco a toda la corriente. Y un crítico dijo muy bien que valía también para el mundo espiritual. Efectivamente eso, nos pasamos

 

MAB: Y hay que confiar en ese poder que se tiene. Digo porque en esta época en que eso no es lo que se impulsa, va toda la montonera para allá y todo el mundo va aunque no sepa. Porque si todos van para allá, vamos para allá ¿no? No hay que pararse a pensar por qué, eso no. Y muchas veces la gente dice, ¿y qué voy a hacer, si todos van para allá?
Hay que confiar en que se puede tomar otro camino, la alteridad y todo lo que vos decías

AG: Sí

 

DM: El valor está puesto en la adaptación y no en la crítica

MAB: Ah sí, hay que adaptarse

 

DM: Adaptarse es un valor importante para la sociedad actual, si vos te adaptás a las modas o a lo que se está haciendo ver como lo bueno, sos bueno

MAB: Exactamente.
"Buen día a los entrevistados y a los compañeros. Voy en el ómnibus, me pierdo mucho, ansiosa de oírlo otra vez. ¿Dónde compro el libro? Me encanta la filosofía y la música" -dice Teresita de La Teja que manda un abrazo.
Y después hay otro mensaje que manda Daniel de Las Piedras, que debe estar cortando el pasto porque de eso vive él y su familia, y dice: "Lástima no saber, pero bueno, siempre se puede aprender algo más. De filosofía no sé mucho, pero de blues sí, tiene una onda Ray Charles o Taj Majal" -dice.
Es una persona que es autodidacta claramente y uno, por los mensajes que él manda, ve que él ha leído mucho y ha entendido mucho de todo lo que lee, siempre mete cosas que hacen pensar. Él puede ser filósofo también ¿verdad?

AG: Sí, sí, está pensando muy bien, qué buena cosa, y que quiera aprender.

 

MAB: Bueno, repetimos el nombre del libro "Filosofía, educación y sociedad. Una mirada a la educación desde la filosofía". Los autores son Arturo Garcé y Luis Maseda, el libro está en las librerías así que pueden ir tranquilos

DM: Muchas gracias a ambos por haber venido

AG: Muchas gracias a ustedes por la oportunidad

LDM: Bueno, muy amables.