“ARABIA SAUDITA, ESTADOS UNIDOS E ISRAEL QUIEREN PROVOCAR LA RUPTURA DEL PROCESO DE PAZ EN SOCHI”
El análisis de James Petras en CX36, lunes 29 de enero de 2018

jamers petras (oct..jpg“Los rusos y los sirios quieren es negociar con todos los participantes y buscar una fórmula electoral que permita al pueblo sirio decidir qué tipo de gobierno quieren. Los sauditas, los norteamericanos y los israelíes quieren paralizar esta negociación, quieren  continuar la guerra, quieren apropiarse de parte del terreno sirio, quieren destruir su economía, quieren fortalecer  la presencia norteamericana en Siria”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras, en su espacio semanal de análisis de la coyuntura internacional por CX36 (*). Además, se refirió a los atentados ocurridos en Colombia y Ecuador el pasado fin de semana, habló del llamado a elecciones en Venezuela, comentó la situación política y económica en los Estados Unidos, y se extendió en el tema de los abusos físicos, sexuales y sicológicos denunciados en ese país. Transcribimos el análisis del profesor  James Petras de este lunes 29 de enero, que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-audios-mp3_rf_23426702_1.html

 

 

Hernán Salina: Un gusto de recibir desde Montevideo, coo cada lunes, al profesor James Petras en directo desde Estados Unidos, desde California.
Profesor Petras, bienvenido como siempre.

James Petras: Muchas gracias. Siempre estamos dispuestos a participar con la audiencia en Uruguay.

 

HS: Bien, comencemos por Sudamérica por que venimos de un fin de semana conmocionado por los atentados que dejaron saldo de vidas perdidas en Colombia y en ecuador. En Colombia se atribuye al ELN y en Ecuador –en medio de un clima político complejo- no está clara la autoría.

JP: Creo que debemos tratar de separar los acontecimientos.
En Colombia es un caso evidente de conflicto político entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el presidente (Juan Manuel) Santos, porque las discusiones, las negociaciones, entre el gobierno y los insurgentes no han avanzado, siguen estancados, el Ejército sigue buscando y matando a apoyantes de la insurgencia y los guerrilleros están tomando represalias atacando a policías involucrados en las represiones.
Ahora, en Ecuador es mucho más confuso. No debemos pensarlo como un  acto político, creo que más que nada es un conflicto particularmente de los narcotraficantes que buscan capturar toda la franja entre Colombia y Ecuador. Creo que lo más posible es que sea un grupo colombiano que trata de debilitar las fuerzas del orden ecuatorianas.
No debemos generalizar las actividades en este sentido, son actos violentos uno con contexto político y el otro con un contexto criminal; pero en ningún caso debemos interpretar los actos en Ecuador como actos vinculados a un grupo político, al menos hasta ahora no hay indicios de que sean grupos políticos.
Mientras tanto  debemos ver en qué grado el gobierno colombiano se está aprovechando del conflicto para mejorar sus chances electorales.

 

HS: Correcto, mencionábamos lo político en Ecuador porque sale el presidente Lenín Moreno a declarar medidas de emergencia en algunas regiones y llama la atención porque hacía tiempo que no había noticias de que el narcotráfico se expresara de esta manera. Sería un componente de violencia nuevo, por lo menos para Ecuador en los últimos años.

JP: Pero bajo el gobierno colombiano no han tomado represalias contra los narcotraficantes, funcionan con toda la amplitud, toda la libertad, y muchas veces  respaldados por los militares colombianos. Entonces, no sé en qué grado Lenín está actuando por razones de seguridad y en qué grado trata de ganar algunos puntos electorales, políticos o sociales para mejorar su imagen y debilitar los opositores en su propio partido.

 

HS: Vayamos a otros temas. ¿Cómo quedó el acuerdo entre Republicanos y Demócratas que levantó esa situación del Presupuesto? y otro tema es lo que dejó la presencia de Donald Trump en Davos, ya que se habla de una  confrontación entre el proteccionismo de Trump y la exigencia de abrir mercados del resto de los presentes en Suiza.
 
JP: Son dos temas que tiene alguna diferencia.
En el caso de Demócratas y Republicanos, sigue la pugna, las investigaciones, las denuncias, los insultos y no tiene mucho impacto sobre el público. Pero creo que los demócratas sufrieron un golpe porque los representantes Demócratas en el Senado no impusieron ninguna restricción sobre la política de Trump, pidieron que permita la legalidad a los jóvenes inmigrantes como condición para pactar y Trump no lo aceptó, pero los demócratas capitularon después de hacer tantas críticas y eso ha desanimado a muchos jóvenes porque ya no confían en el Partido Demócrata.  Pero todavía no han resuelto el problema del Presupuesto, el 8 de febrero otra vez tienen que decidir si van a cerrar la economía  si van a seguir algún acuerdo. O sea, la confusión fue postergada no fue eliminada.
En el caso de Davos, hay una cosa interesante, Trump comenzó con un discurso proteccionista pero cada vez menos evidente y cada vez más mezclado con los multi millonarios pide inversiones, pide presencia, habla de negociar tratados de libre comercio de Estados Unidos con los asiáticos. Parece que en Davos Trump quería conseguir el apoyo de los grandes banqueros y busca conciliar con las multinacionales, debilitándose su posición absolutista proteccionista. Se está acomodando a la política de libre mercado, utilizando  la retórica del proteccionismo simplemente como un instrumento para mejorar las condiciones de negociación Pero en todo caso sigue imponiendo sanciones contra Rusia y quiere imponer restricciones sobre Corea del Sur y China, el miedo de Davos es que si Trump sigue imponiendo sanciones y sigue tratando de castigar economías más competitivas podría provocar una ruptura en el sistema de comercio global y eso es lo que más preocupa a los grades capitales mundiales.

 

HS: Aprovecho que hablamos de Estados Unidos para preguntarle por los cambios que se viene en la Reserva Federal, el equivalente al Banco Central en nuestros países con la  confirmación de Jerome Powell, ¿cabe esperar alguna modificación?

JP: Bueno, van a subir el precio del dinero, es decir, van a aplicar una política que elimina las subvenciones del Banco Central. En otras palabras van a tratar de subir la tasa de interés para controlar la inflación y limitar la posibilidad de mayor especulación. El gran problema aquí no es que la economía no crezca, de una forma modesta, no es problema de la economía que la Bolsa no crezca, sino que atrás hay de eso está el hecho de que falta una base sólida por el crecimiento y hay un gran miedo  en Washington de que se podría provocar una crisis como en los años 2007 y 2008, los especuladores están subiendo el precio de las acciones más allá del verdadero valor temen que pueda provocarse un ruptura y dejar la economía en pedazos.
Creo que los cambios en la Reserva Federal son para ver cómo evitar eso sin paralizar la economía, y no han tomado posiciones claras porque por un lado quieren evitar la especulación y por otro no quieren paralizar la economía; y enfrentan el hecho de que Trump es muy hostil a las políticas de restricción a la especulación, por lo que eso podría llegar a una crisis entre Trump y el Banco Central (Reserva Federal).

 

HS: Le planteamos otro tema, las conversaciones respecto al futuro de Siria -marcadas por lo que puede pasar con Turquía, Estados Unidos- pero además, este intento de boicotear esta ronda de negociaciones en el balneario ruso de Sochi, al que se niega a ir la oposición Siria, y desde las potencias occidentales se desconfía que Rusia quiere hacer una suerte de negociaciones paralelas que beneficien a los aliados de Siria.

JP: Es todo propaganda de los grandes medios burgueses. En realidad Arabia Saudita, los norteamericanos  e Israel quieren provocar la ruptura del proceso de paz en Sochi. Lo que los rusos y los sirios quieren es negociar con todos los participantes y buscar una fórmula electoral que permita al pueblo sirio decidir qué tipo de gobierno quieren. Los sauditas, los norteamericanos y los israelíes quieren paralizar esta negociación, quieren  continuar la guerra, quieren apropiarse de parte del terreno sirio, quieren destruir su economía, quieren fortalecer  la presencia norteamericana en Siria. Los kurdos también están ausentes de las negociaciones, pero no mencionan que hay 1.300 representantes sirios en Sochi, y eso incluye a varios grupos opositores a Bashar Al Assad, incluso hay opositores que quieren un gobierno alternativo, quieren libre elecciones, quieren terminar la guerra; pero los medios no hablan de estas presencias  sólo quieren dar publicidad a las ausencias que perjudican la posibilidad de una vía electoral. Por esta razón no creo que Sochi vaya a tener mucho éxito, creo que los medios de publicidad, los EEUU y demás, van a ser todo lo posible con su ausencia para que no haya éxito y luego van a decir que Rusia es la culpable. Pero la culpa no es de Rusia porque Rusia está buscando de alguna forma la reconciliación, está negociando con cualquiera que quiera negociar, incluso hoy (el presidente ruso, Vladimir) Putin está conversando y negociando con (el primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu, ha mandado a muchos documentos a EEUU para fijar una forma de negociar. Además,  los turcos están involucrados porque quieren derrotar a los kurdos y eso está mezclado en las negociaciones porque los kurdos no quieren negociar con Rusia y quieren seguir ocupando la frontera con Turquía porque es un puente para vincularse con los kurdos en Turquía. Y todo eso complica cualquier negociación.
Pero fundamentalmente tenemos que subrayar que Rusia está encabezando cualquier esfuerzo de paz, busca la paz, no se van a beneficiar en el sentido territorial con cualquier negociación, simplemente quieren evitar más inestabilidad y limitar los ataques que vienen de Washington y los fanáticos en Arabia Saudita.

 

HS: muy bien, en este tramo final otros temas a los que Usted quiera hacer referencia.

JP: Hay varios puntos que quiero enfatizar.
El primero es el gran tema de los abusos físicos, sexuales y sicológicos que está recibiendo mucha atención en EEUU. Pero para atender el tema del abuso –incluso el abuso sexual en el empleo, debemos entender la estructura de poder. Cómo llega el punto en el que las mujeres están sufriendo abusos, es porque hay una gran concentración de poder, en los patrones que  pueden aprovechar su poder para extenderse a la servidumbre de las mujeres. Y la concentración de poder y los abusos crea vulnerabilidad entre las mujeres, crean el miedo de que  si denuncian van a ser despedidas o peor, van a recibir  insultos y groserías. Debemos entender que si no hay explotación, si no hay concentración de poder, es imposible eliminar los abusos. Entonces, para profundizar la lucha contra los abusos, debemos mirar cómo crear contra poderes. Si hay sindicatos militantes con representación  de delegados de mujeres, podrían intervenir en cualquier situación, pero como han debilitado los sindicatos no hay forma de enfrentar a los capitalistas con una fuerza que podría contrastar contra el poder del capital.
En el fondo el abuso no es simplemente un acto exclusivo dentro del capitalismo, pero es dentro de la estructura de la jerarquía, pública o privada, para luchar contra esta concentración  de poder es necesario organizarse colectivamente e imponerse en cualquier contexto bajo cualquier condición. Y eso necesita organización, militancia y representación  femenina en todos los sectores del colectivo social.
En segundo lugar quiero mencionar las elecciones que ahora parece van a ser organizadas en Venezuela. La Asamblea Constituyente elegida decidió poner la fecha en abril para facilitar la posibilidad de que el pueblo exprese su voluntad. La prensa burguesa está en contra de las elecciones, no sólo en abril sino en cualquier contexto, porque no están organizados, están divididos, es como una bolsa de gatos unos reciben apoyo de EEUU y otros reclaman por ese dinero. Reciben presiones del exterior, de Colombia, de Brasil, Argentina, entonces creen que con el apoyo externo pueden tratar de despreciar el proceso electoral pero las elecciones en Venezuela están organizadas en una forma en que todo el pueblo puede participar y presentar sus candidaturas, y como la derecha y la oposición no pueden ganar las elecciones las denuncian. Y quieren evitar una prueba democrática. Entonces la Unión Europea asume ahora con EEUU y los derechistas en América Latina tratar de negar la legitimidad   del gobierno progresista en Venezuela.
No debemos ser engañados, lo que está en juego es lo que pasó en Brasil y otros países, quien negar las elecciones, piden la intervención externa, todo menos una decisión democrática que permita al pueblo elegir libremente a un gobierno progresista, como lo hicieron en Brasil negando a Lula la posibilidad de presentarse a elecciones utilizando el sistema judicial, es igual en Venezuela, quieren negar a un candidato de centro izquierda la posibilidad de ser electo.

 

HS: Muy bien, profesor James Petras como siempre el abrazo desde Radio Centenario de Montevideo. Hasta la próxima.

JP: Un gran abrazo para vosotros y espero que todos pasen bien. Hasta el lunes.

 

(*) El sociólogo estadounidense, profesor James Petras, analiza semanalmente la realidad internacional en exclusiva en español por CX36 Radio Centenario. Usted puede escuchar este análisis en vivo, los lunes 11:30 horas (local) por el 1250 AM del Dial uruguayo y por www.radio36.com.uy ya que la emisora transmite las 24 horas online.