“COMO PRODUCTOR, COMO JOVEN QUISIERA QUE EL TRABAJO TE DE PARA VIVIR Y CRIAR LA FAMILIA DIGNAMENTE”
Atraso cambiario, tarifas públicas excesivas –electricidad y agua, fundamentalmente-, al igual que en los combustibles; sumado a la presión tributaria antiproductiva, son las bases de la protesta que llevan adelante el movimiento de Productores Autoconvocados del campo y que ahora congrega también a pequeños y medianos comerciantes, industriales y a trabajadores desocupados, amas de casa y jubilados de todo el país. A continuación compartimos algunos testimonios emitidos el miércoles 31 de enero en Puesta al Día - Primera Edición quedan cuenta de la difícil situación que viven. Transcribimos estas notas que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/puesta-al-dia-primera-edicion-30-1-2018-audios-mp3_rf_23439882_1.html

 

LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO SON “INSIGNIFICATIVAS Y NO COLMAN LAS EXPECTATIVAS QUE COMO COLONOS Y TRABAJADORES TENÍAMOS”
Carlos Pintos, integrante de la Mesa Nacional de Colonos, aseguró que las medidas anunciadas por el Presidente de la República son insignificantes ante la grave situación que atraviesan los colonos y cuestionó que no se haya citado a la Mesa a las reuniones que mantuvo el Ejecutivo con las gremiales agropecuarias. Lo que sigue es el contacto con Carlos Pintos en Puesta al Día – Primera Edición: 

 

José Luis Vázquez: Estamos en contacto con Carlos Pintos, integrante de la Mesa Nacional de Colonos. ¿Cómo evaluaron Ustedes los anuncios del gobierno?  El lunes el Presidente mencionó a los Colonos y habló de una rebaja en la renta.

Carlos Pintos: En un principio por lo menos, que se esté hablando de la Mesa Nacional de Colonos, reconociendo y dando alguna señal, lo consideramos bueno. Lo que sí es tan insignificativa la medida que no significa nada respecto a lo que estamos solicitando.
Es buena la señal que está dando que está reconociendo los colonos que están en una situación que no es novedad para nadie, pero por eso digo, es tan insignificativa que $80, $84 la hectárea  lo que ponen en rebaja de la renta; como por ejemplo algo de la energía  eléctrica a los tamberos, a los colonos tamberos y eso. Lo consideramos muy insignificativa, no colma nuestras expectativas que como colonos y trabajadores teníamos.
Nosotros más o menos ya lo habíamos planteado anteriormente y cuáles eran las preocupaciones de nosotros, de eso nada se habla.
Y lo otro como Mesa, porque pudimos ver que justamente cuando las gremiales se reunieron estaba la Directora de Colonización y consideramos que es una lástima no habernos invitado a nosotros, a la Mesa Nacional de Colonos que conocemos la problemática, la situación y también para compartir; y estar en ese momento ya que estaba la Presidenta de Colonización reunida con el Presidente, nada mejor que de primera mano saber la situación. Nos hubiera gustado eso.
Yo creo que están justamente planeando seguir trabajando con los autoconvocados, con delegados y esperamos poder estar en la discusión, porque para tener en el caso del Presidente de primera mano, de primera plana las necesidades y las circunstancias que estamos pasando, porque cuando llegan las cosas por terceros a veces están medias desvirtuadas y se escucha en este caso una campana y no las otras, digo en el caso de la reunión con el señor Presidente.
Pero desde ya le aclaro que a nosotros las expectativas no nos colman para nada, lo que sí valoramos por lo menos un mensaje para empezar a dialogar la problemática de lo que nosotros venimos planteando. Tanto es así que salen a decir y a ofrecer una rebaja de $80, $84 por hectárea. Pero ya lo vuelvo a reiterar, no nos colman para nada las expectativas que tenemos, las expectativas de nosotros no pasan por esa insignificancia, que lo tenemos entendido como una insignificancia.
Para un colono fíjese que 100 o 200 hectáreas equivalen a 8 o 16.000 pesos al año  y eso no soluciona en nada la problemática que tenemos. 

 

JLV: Además de los desalojos no dijo nada y de los otros puntos, de los otros  puntos que los preocupan a ustedes.

CP: Por supuesto, que es esa familia rural que nosotros defendemos que está arraigada por simplemente atrasos. Yo digo que aquí hay que tener más consideración y la discusión es mucho más profunda. Por eso nosotros solicitamos como Mesa, como organización, como la institución que somos con personería jurídica, que nos valoren en el sentido de que nos respeten y nos llamen a dialogar, porque es mucho más grave la problemática que si bien lo hemos venido discutiendo con el Directorio  hoy que están las puertas abiertas más arriba, de repente podemos ser escuchados de otra manera. La problemática es mucho más grande, como le voy a decir, tanto no el tema monetario sino valorar esa riqueza humana que tenemos hoy, que la estamos perdiendo día a día que es de conocimiento público y a nivel país”.

 

“COMO PRODUCTOR, COMO JOVEN QUISIERA QUE EL TRABAJO TE DE PARA VIVIR Y CRIAR LA FAMILIA DIGNAMENTE”
Ruben Delgado, es quesero de San José, así relató en CX36 su situación:

“Estamos en la zona de Manantiales a unos 12 kilómetros  de San José, soy productor lechero, quesero, quesero artesanal y tengo 28 años. Mis padres hace 30 años que compraron el campo y se vinieron para acá como arrendatarios, ellos eran empleados de tambo, un día se les dio la loca por arrendar un campo lleno de zanjones, no es el campo que hoy existe, esto se ha ido mejorando, lo compraron con mil sacrificios, arrendaron primero, lo compraron por el banco, estuvieron casi 15 años pagando el campo, pasando necesidades. Y de los cinco hermanos al único que se le dio por seguir en el campo fue a mí; esto lo haces -el tambo o el campo- lo seguís por vocación.
Hace  8 años yo le compré el tambo a los viejos con un préstamo del banco y después como ordeñábamos con dos órganos, se echaban como 4 horas, ahí estuve en la disyuntiva si liquidar o apostar a mejorar, se hizo la mejora del tambo, la quesería se habilitó, pero eso mismo llevó a endeudarme y hoy si liquido las 20 vacas no me alcanzan  para pagar los 20 y pico mil dólares. Porque la gente cree que la vaca vale U$S2.000, y no es así, hoy una vaca de descarte, cualquier vaca de esas del tambo vale U$S500, U$S600  y están pagando $9 el litro de leche. Con mucha calidad, con mucho esfuerzo logramos $9 como máximo, tal vez el kilo de queso a mí el productor me pagan $130, ese es el precio mío, yo he oído que anda en el entorno de los $300, $400, eso no sé quien lo gana. Vamos a decir la verdad, yo sé que el intermediario tiene que ganar, todos, yo no puedo salir a vender una horma de queso y hoy el principal problema que tenemos es el costo de energía y el costo de combustible, que todo va enganchado.
Una hectárea de campo con una sembradora directa te está gastando en el entorno de los 8 o 10 litros de combustible, a eso tenés que sumarle el combustible del tractor tuyo y si el combustible está caro me sale cara la ración, si la luz está cara me sale cara la ración y te hace frente a lo que vos gastas, lo que vos vendes nunca ves un pito y esto es para todos, la baja del combustible, todo esto que se está pidiendo no es en contra del pueblo es a favor del pueblo, porque si a nosotros nos va a bien a ellos les va bien, si bajan el combustible les va a llegar a ellos todo más barato. Como joven invertí estudio, tiempo y es lo que uno lo llevó en la sangre, yo vengo de una familia de empleados, acá nunca nadie heredó nada, esto se ha hecho a pulmón como muchos vecinos, y como productor, como joven quisiera que el trabajo de uno en primer lugar que te dé para vivir y criar la familia dignamente”.

 

“HOY SE TRABAJA POR LA SOBREVIVENCIA”
Otro de los  productores que habló en CX36 de su situación, fue
“En esto estoy hace 31 años pero el rubro principal es cultivo de tabaco, además del agro, alguna vaquita, a veces que tenes que comprar alguna ovejita para el consumo, pero el rubro principal es tabaco, principalmente casi todas las horas.
Los principales problemas que tenemos, un poco es el clima que hay que tener control, un poco de cintura, la práctica y los años que tenemos siempre buscamos salir adelante, pero la problemática son las altas cargas de impuesto que tenemos en el país, los costos físicos que tenemos, los insumos en el cultivo del tabaco, todos los insumos, es una fuente de trabajo es muy importante y hay una tendencia que eso vaya a desaparecer con el tiempo porque no se va aguantar. El productor tampoco puede aguantar por los altos costos de inversiones que tenemos en fertilizantes y otros productos que son todos importados y con altos costos que tiene, entonces eso deja un cultivo muy caro.
Yo recuerdo que cuando empezamos a plantar tabaco nosotros teníamos un 80% de inversión del tabaco y hoy no llegamos a un 40%, si se gasta $100.000 y tendremos 35 o 40 de retorno, lo demás todo son costos, el trabajador trabaja un poco por necesidad o por la honradez que tiene de trabajar y mantener su familia y enseñar a sus propios hijos a que se ganen su propio pan.
El productor se está desmotivando, perdiendo el entusiasmo y viendo qué estoy haciendo porque es una lucha, es para ganar o perder porque no se sabe, o apenas sobrevivir. Antes todavía uno tenía esperanza, yo me hago una buena cosecha, me hago una reserva, me puedo arreglar la casa o me puedo comprar un coche, una moto o lo que fuera pero hoy no, hoy se trabaja por la sobrevivencia.

 

“CON ESTOS COSTOS NO PODEMOS PRODUCIR”
Miguel Nasut es un productor de Canelón Chico y así relató la situación que está atravesando:

“Tengo 43 años, soy hijo de productor rural, de ex productor rural, tuvimos que dejar -por varios costos de producción elevados- tuvimos que dejar de producir. Hoy soy empleado, yo ahora formé mi familia con mi señora, un hijo y hoy tengo que ser empleado para poder sobrevivir. Nosotros nos dedicábamos a la chacra, yo después me independicé y no pudimos tener ninguna ayuda del gobierno, nada. Los costos muy elevados, el gasoil está por allá arriba, somos los más caros del mundo para poder producir, en el sector que estamos nosotros.
Acá planto a medias con el hombre del predio, plantamos cebolla, plantamos remolacha, 1 kilo de cebolla hoy más de $2, $3 no nos pagan, $4 a lo sumo no nos pueden quedar más, cuando nos viene la liquidación a nosotros no sacamos ni para los jornales de nosotros mismos. La semilla que está toda en dólares también. Nosotros vendemos en moneda nacional y precio desde que yo tengo noción de vida, entonces nosotros no podemos competir con todos estos insumos carísimos. Me gustaría seguir en el campo porque yo nací y me crié, y hoy tengo a mi hijo que también le gusta pero la verdad que así hoy no te sé decir si me gustaría quedarme, las intenciones son irse también porque no da y a nosotros cada vez nos queda menos que no sacamos ni para el jornal de uno.
Mi hijo también planta, tiene una huertita chiquita y planta para él como le gusta y yo lo dejo porque la nueva generación tiene que estar en el campo porque el campo es el motor del país.
Nosotros lo que pedimos es bajar el costo del combustible  y lo otro que nosotros tenemos en fuerza motriz es la luz, la luz está carísima y hoy se hace difícil tener una bomba todo el mes prendida y nos viene $18.000 o $20.000 de luz. Después tenemos un tractor que nos gasta 3 o 4 litros la hora y  hoy el gasoil está a $43, $44 y un tractor que gaste 5 litros la hora en el día tiene un lote de pesos también para poder sobrellevar todo”.