“EL EXTRACTIVISMO, COMO SISTEMA DE SOMETIMIENTO DE LOS PUEBLOS, HACE LO QUE QUIERE EN PARAGUAY”
Contacto con José Antonio Vera Arena desde Paraguay, 26 de enero de 2018

paraguay.jpgEl periodista uruguayo José Antonio Vera Arena se incorpora desde este viernes 26 de enero a la lista de columnistas que habitualmente desde América Latina y el mundo relatan los sucesos más importantes de cada lugar, con un toque analítico, objetivo y veraz; en este caso desde Paraguay donde reside desde 1989. En este primer contacto con ‘Mañanas de Radio’, Vera Arena se presentó ante la audiencia de CX36, resumió su extensa trayectoria periodística -que lo llevó por diversas partes del mundo- y su labor en otras áreas “porque como freelance no puedo vivir”, señaló. Transcribimos esta nota, que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/jose-antonio-vera-arena-26-1-2018-audios-mp3_rf_23379649_1.html

 

Hernán Salina: Con música del pueblo hermano donde José Artigas eligió pasar sus últimos años, música que nos llega desde el Paraguay, nos vamos al contacto con ese hermano país. Concretamente con José Antonio Vera Arena, uruguayo, periodista, radicado hace años en Paraguay, que tenemos la alegría de recibirlo aquí en Radio Centenario y presentándolo a la audiencia como otro de nuestros amigos con los que nos comunicaremos periódicamente, para seguir la realidad de ese país. José Antonio bienvenido, un gusto recibirte en Radio Centenario.

José Antonio Vera Arena: Muchas gracias por llamarme, Hernán. Estoy a las órdenes de ustedes para lo que quieran.

 

HS: Estamos con María de los Ángeles Balparda también en este estudio que lleva el nombre de José Germán Araujo, con la alegría de incorporarte a la lista de amigos con quienes nos comunicamos frecuentemente para seguir la realidad de pueblos hermanos, en este caso un uruguayo que está radicado hace años en Paraguay.

JAVA: Sí, después que vine a derrocar a Stroessner ya me quedé, al mes más o menos me afirmé aquí. Es decir desde marzo, abril del año ‘89, ya casi llegando a los 30 años del exilio de Artigas.

 

HS: Bueno contale un poquito a la audiencia también para que te conozca, que llegaste con un largo camino de periodismo que te llevó a recorrer distintos conflictos en distintas partes del mundo.

JAVA: Sí claro, lo que pasa es que si te voy a contar lo mío es como lo del currículo, lo más interesante de los currículos es lo que no dicen y yo no te puedo hablar mucho porque soy un hombre muy importante, pensaran que soy un tipo muy vanidoso y todos lo demás.
No, en serio, tengo muchos años en este intento de ser periodista, sinceramente un aprendiz eterno de todo en la vida; yo he sido un becado de la tiranía cívico militar uruguaya que me llevó por Chile, me llevó para África, me llevó para Europa, después de ahí a esta pequeña cárcel acultural que es Paraguay.

 

HS: Estaba mirando en una reseña de cosas que has hecho -por supuesto resumiendo mucho una vida tan intensa- en estos días que hablamos tanto del agro, ¿fuiste productor rural en Colonia antes de la dictadura?

JAVA: Claro, yo estuve desde el año 63 cuando dejé el diario El Popular porque ya era insostenible la deshonestidad periodística al servicio de un sector, de un partido, y me fui.
Acá en Paraguay me pasó lo mismo, yo me llevo mejor con las vacas que con los intelectuales, entonces me fui de Colonia, ahí había una propiedad de los Mihanovich, los yugoeslavos que tenían como 30 y tantas propiedades en la costa del departamento de Colonia y había un campo abandonado, aparte de unas 6 hectáreas que tenía mi madre por ahí; había unas 14 hectáreas abandonadas sobre la costa que yo las negocié con ellos, comencé a pagar los impuestos y me instalé ahí.
Comencé a producir, no sabía nada del ampo, pero empecé a producir, a desarrollarme por ahí y con mucho contacto con el campesinado fundamentalmente de los remates, de las ferias de ganado, donde se conoce bastante el alma del hombre del interior, de los ricos y de los pobres. Y anduve ahí, llegué a montar una especie de granja escuela, de escuela de formación política más que nada, con un niño de 6 años hasta gente de 40. Hasta que llegaron en el 72 los militares, ocuparon eso, incendiaron un hermoso rancho que yo transformé, había sido depósito de cuero de los portugueses, con tejas de Marsella, una maravilla que yo lo había modernizado y había hecho cosas muy lindas; y ellos llegaron ahí como siempre, con su vocación destructora y ladrona, se robaron todo lo que pudieron, mataron animales, robaron animales, se quedaron ahí instalados y ahora ahí en el balneario municipal como quien va de Colonia al Real de San Carlos, hay sobre la costa un centro de residencia, linda vivienda, para militares. No sé si oficiales o quienes viven ahí, a mi me fastidia tanto el uniforme verde que entones no sé si viven ahí o no, pero ahí han construido una hermosa residencia con un césped muy bien cuidado por los soldaditos mal pagados y se quedaron hasta ahora con ella y no hay ninguna posibilidad de recuperar porque yo estuve 13 años proscripto, entonces en ese tiempo que iba yo a recuperar nada.
Pero en fin viví una experiencia hermosa que después la volví a reeditar en Paraguay y aquí también estuve muy vinculado a lo agropecuario, con la pretensión de fabricar -pretensión que resultó exitosa- fabricar quesos tipo colonia que acá en Paraguay no existe y me ha ido bastante bien. Pero me fue muy mal después porque resulta que acá la tierra en muchos casos no tiene título de propiedad y tampoco te la arriendan por miedo a que te quedes ahí y no te vayas más. Entonces es una realidad diferente la del campo paraguayo con la de Uruguay.

 

HS: Hoy en este primer contacto estamos dedicando más el tiempo quizás a conocerte un poquito más con la audiencia, que de los temas específicos que queremos ir hablando de ese país tan cercano a nosotros desde lo histórico y hacia al que tan poco miramos los uruguayos.
Pero hablando del camino recorrido nombraste África al pasar, no es usual poder hablar con alguien y menos periodista que ha vivido en África, en Argel, la capital de Argelia, trabajaste para la agencia cubana Prensa Latina.

JAVA: Y también ahí comencé con Diario 16 de Madrid, cuando se fundó en el ‘76, fue colaborador de la Agencia EFE, del diario El País con notas sobre África. Por ejemplo yo me dediqué mucho al conflicto del Sahara Occidental, aparte de lo de Angola y todas las ex colonias portuguesas y otras colonias europeas, ahí yo escribí varias notas para EFE y El País. Y del Diario 16 fui corresponsal permanente hasta que me fui a París en el año ‘81, que ya desde el ‘80 estaba con Inter Press Service en Argel.
Esas corresponsalías y esas colaboraciones me permitieron viajar mucho por África y por eso es que tengo un conocimiento más o menos relativo de varios países. Además no olvides Hernán que yo llegué a Argelia en el año ’74, cuando eso era una meca de los movimientos revolucionarios. Ahí estaban los palestinos, las tres fracciones palestinas más importantes, estaban los vietnamitas, estaban todos los representantes de las colonias africanas, había de todo. Fue una escuela política interesantísima porque me abrió a mí la posibilidad después de poder llegar a ciertos países del Medio Oriente como Libia, como Siria, como Irak y esas cosas.
En fin, un período muy interesante, muy querido por mi y bien recordado, así que de eso cuando tú quieras podemos ir conversando.

 

HS: Cómo no. Es parte de la historia de la lucha de nuestros pueblos que bien vale la pena rescatar.

JAVA: Te hago un pequeño agregado, Hernán.
Ahí en Argel nosotros formamos el Grupo Argel de Uruguayos Exiliados y cumplimos misiones internacionalistas muy importantes que algún día te contaré, casi todos médicos además.

 

HS: ¡Qué interesante!
¿Qué te hizo –después de todo ese camino- quedarte en Paraguay?

JAVA: Por las muchas estupideces que uno comete en la vida, que yo personalmente he cometido. Yo fui a Argelia por cuatro años y me quedé siete; en París es lo único que no lamento haberme quedado nueve años; y en Paraguay vine por cuatro o cinco años, después me fui enredando en temas económicos -porque como freelance no puedo vivir- y dejé por un tiempo el periodismo. Y me fui quedando.
Paraguay es un cementerio de los capitales extranjeros, además en el caso mío que el capital es muy chico, cuando yo comencé a invertir lo poco que tenía, me fui quedando y enterrando. En Paraguay existe la permuta, pero cuando inviertes dinero en efectivo no lo recuperas más, porque tenés tres viviendas pero te quieren dar cuatro vacas, tres burros o un Mercedes que no sabes ni el origen.
Y lamentablemente es un país que procesa una aculturización del extranjero que viene a aportar algo y no a especular, como vienen muchos extranjeros –entre ellos muchos uruguayos- que han encontrado que aquí se puede hacer cualquier cosa porque además hay un Presidente que tiene entre sus eslóganes ‘usen y abusen de Paraguay que es como una mujer linda y fácil’. Eso es lo que dice Horacio Cartes al traer capitales extranjeros, entonces están llegando muchos capitales de origen delictivo y capitales serios no llega ninguno.

 

HS: Precisamente ha parecido Paraguay en medio de este conflicto del agro, porque se supo que legisladores oficialistas uruguayos tienen en campos en Paraguay y que es creciente la compra de tierras por parte de uruguayos allí.

JAVA: Claro, porque vienen a especular aprovechando esta fantasmagórica Corte Suprema de Justicia que permite todo con tal de que haya coimas y que en la irregularidad se pueda enhebrar vínculos económicos y comerciales, que no lo pueden hacer en otro país que más o menos –dentro del mismo sistema capitalista- tenga tribunales judiciales que traten de cumplir ago. Aunque hoy en día estamos en plena fase del totalitarismo sistémico con el Poder Judicial como protagonista, lo vemos en Brasil, etc. Pero acá en Paraguay hace mucho tiempo que la impunidad reina entonces vienen capitales, sin preguntárseles mucho el origen, se instalan acá y entre ellos hay muchos uruguayos. Los Bordaberry hace años que operan en el campo paraguayo.

 

HS: ¿En ese panorama también hay un desarrollo del modelo sojero, transgénico?

JAVA: Si. Hay crecimiento de las áreas de siembra transgénica con fumigación de glifosato espantosa, que no respeta ni 10 metros de las viviendas, las escuelas o los cuarteles. Las corporaciones transnacionales de la siembra transgénica aquí hacen lo que quieren.
El extractivismo como sistema de sometimiento de los pueblos y gobiernos decentes, hace lo que quiere en Paraguay.

 

HS: ¿Y cuál es la realidad del campo popular?

JAVA: Mirá, hay mucha división, mucha jerarquía obsoleta de dirigentes, mucha gente gastada que no da paso a nuevos cuadros, a nuevos dirigentes. En los últimos 25 años hay unos 150 dirigentes sociales -militantes campesinos más que nada- asesinados y si uno pasa revista se da cuenta que esas víctimas son casi todos dirigentes emergentes; nunca se mata aquí a los viejos dirigentes ni a los caudillos, que también tiene la misma expresión en el plano urbano. En el Paraguay no hay una izquierda, aquí hay izquierdistas, como tampoco se puede decir que haya en otros países. Hablo de una izquierda tal como uno la concibe como una expresión transformadora y revolucionaria, si no se extinguió está en agonía en muchos lados, incluso en Europa, el caso de Francia por ejemplo.
Pero bueno, aquí como no ha habido ni siquiera una educación filosófica que considerara hace 50 años al Marxismo como algo que existe, no se formó una mentalidad socialista, al contrario, hay un populismo con buena voluntad en mucha gente pero no hay una respuesta como merecería. En este momento la coyuntura se está disputando, en vísperas de las elecciones generales del 22 de abril, la pelea está entre dos partidos tradicionales, los coautores del atraso miserable que tiene este país en lo cultural y en lo económico –el Partido Colorado y el Partido Liberal- se disputan en un gatopardismo que harta y asquea a la gente pensante, sin que parezca una alternativa de cambio por ningún lado.
Yo no soy de los que piensa que esta alianza que se llama GANAR, entre el Partido Liberal –el mismo partido con los mismos dirigentes que encabezaron el golpe de Estado en junio de 2012 contra Fernando Lugo, que sin ser un santo de mi devoción condujo el mejor gobierno que ha tenido Paraguay en los últimos 80 años- y ese mismo partido hoy encabeza la oposición aliados con el Frente Guasú cuya cabeza es Fernando Lugo. Entonces, no entendés nada como hay tanto perdón para los traidores, que además no presentan ninguna propuesta nueva, es lo mismo de siempre. Creo que la militancia más esclarecida de este país está pensando trabajar para el 2023 y no para dentro de tres meses.

 

HS: José Antonio Vera Arena, nos quedamos con estos titulares que nos has resumido, conociéndote un poco más y con la alegría de incorporarte a este equipo que de diversas partes del mundo mantienen habituales contactos con la Centenario.

JAVA: Bueno Hernán, el agradecido soy yo. Un abrazo para María de los Ángeles y una mención especial a Carlos Amir González, un querido amigo y mejor colega, maestro mío, que fue quien hizo el vinculo con Ustedes.

 

María de los Ángeles Balparda: Exactamente, que le agradecemos públicamente. Un abrazo.

JAVA: Un abrazo a todos Ustedes, hasta la próxima.