ACUSACIONES CONTRA VIVIAN TRÍAS “SON PARTE DEL RETROCESO IDEOLÓGICO QUE ESTAMOS VIVIENDO”
Contacto con el profesor Pablo Freire, 1 de marzo de 2018

El profesor Pablo Freire fue consultado en ‘Mañanas de Radio’ sobre las acusaciones que se están publicando contra el pensamiento y la figura del líder socialista Vivian Trías. “Un personaje fundamental en la ciudad de Las Piedras, en el sentido de su pensamiento, su obra y su influencia en su medio”, señaló quien fue su alumno en Secundaria.  En ese marco, Freire sostuvo que “se va desconstruyendo la historia y construyendo  otra imagen” que “es una visión de un liberalismo tranquilo muy ajustado a las orientaciones neoliberales, a las orientaciones del capitalismo actual”. Lo que queda demostrado también “en esa retirada que se fue haciendo a la política exterior del Uruguay, que fue retrocediendo hasta llegar a esto”, dijo. “Esto tira para todos lados, tira contra el antiimperialismo, contra la figura de la persona” es parte “del retroceso que estamos viviendo”.
Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/pablo-freire-1-3-2018-audios-mp3_rf_24149086_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos en contacto telefónico con el profesor Pablo Freire de Las Piedras. ¿Qué tal? Buen día.

Pablo Freire: Buenos días, con mucho gusto, a las órdenes.

 

MAB: Para conversar sobre un tema que ha estado en la prensa -María de La Unión llamó para preguntar si no íbamos abordar el tema y le dijimos que hoy lo íbamos a estar haciendo con el profesor Pablo Freire- y me refiero a Vivian Trías que correspondió a una época del país y del pensamiento y la acción de izquierda, por eso tenemos la chance de conversar con Pablo Freire, que yo de las primeras cosas que me acuerdo que Pablo me dijo de la presencia de Vivian Trías en Las Piedras, que era su ciudad.

PF: Sí claro, un personaje fundamental en la ciudad en el sentido de su pensamiento, su obra y su influencia en el medio. Influencia que ahora parece de otra época -y es de otra época- en el sentido por decir algo menor, que cualquier persona interesada en temas intelectuales, culturales y de izquierda sabía que se daba una vuelta, pasaba por la casa de Trías así fuera a las 11, 12, la 1 o 2 de la mañana si estaba la luz prendida en el biblioteca llamaba. Y si Trías no estaba escribiendo algún libro, algún artículo periodístico, en ese momento -si estaba haciéndolo le decía a la persona discúlpame- pero si no adelante, a conversar largo y tendido de cualquier tema.
 

MAB: Vos incluso hablabas de verlo en una esquina, parado, con varios jóvenes y él hablando.

PF: Eso era, bueno vamos a entender esto, yo como tantas personas en Las Piedras fui alumno de Trías. Alumno del curso curricular de Secundaria. Lo cual significaba que se daba implícitamente que tenías una especie de derecho a consultarlo en cualquier lugar, en cualquier momento. Personalmente. No por otros medios que prácticamente no existían.
Entonces el pensamiento, he leído sus obras, sus publicaciones. No es que yo fuera fiel adepto a su pensamiento porque naturalmente que cuando éramos jóvenes surgimos en una generación como todos lo hacen, también teníamos esto de iconoclasta, de atacar, de derribar a aquellas personas que antes venían figurando y teníamos discusiones como la que apareció ahora en el tema militar. Que no es el más importante en este momento, sino el tipo de cosas que se están publicando y las reacciones que producen.
Yo no quiero apuntar a nadie en concreto ni persona ni institución para no generar polémicas que después se derivan en discursos y en posiciones que no van al fondo de la cosa. Pero no podemos plantearnos estos temas como tema de historia.

 

MAB: Pablo, por las dudas que alguien no sepa nada de esto, surgieron acusaciones, como “deschavando” que Vivian Trías era un espía checoslovaco.

PF: Sí, por U$S200 por mes, hasta por el humor se puede tomar eso.
Pero hay otras cosas más serias, por ejemplo en algún caso la ignorancia, la ignorancia de la solidaridad entre los pueblos y el internacionalismo por un lado. Por otro lado los efectos -digámoslo así- el terror que dejó la dictadura, que en ese momento la aplicó y quien sabe cuánto más dejó. Entonces había palabras que en la dictadura no se podían decir públicamente -se podían decir en voz muy baja entre tres o cuatro- por ejemplo el antiimperialismo y la denuncia del imperialismo, principalmente el norteamericano.
Eso generó seguramente en una generación y seguramente en otra después y surge después todo el tema de la cultura post moderna que tiene cantidad de variantes, pero que pasa que los historiadores más renombrados y más expuestos por los grandes medios de comunicación y fundamentalmente por la televisión abierta, ya a ese término antiimperialismo lo ubicaron en un fichero en la historia, como que ahora no existe.
Ahora, yo quiero hacer una referencia a todo esto del espionaje. Por ejemplo Vivian Trías me acuerdo que lucía orgulloso en su momento un precioso portafolios de cuero y todos sabíamos -y él lo decía con orgullo- que se lo había regalado el Che, porque fue de los primeros uruguayos con alguna notoriedad en ir a dar su solidaridad a la Revolución Cubana.
En ver ahí, vio y tiene unos testimonios realmente impresionantes de la lucha que en ese momento era muy dura, siempre fue dura pero sangrienta, digamos, con aquello de los atentados con aquellos avioncitos que partían de algún país centroamericano y tiraban bombas en cualquier lugar, mataban niños en las escuelas o cuando los atentados contra los maestros en la Campaña de Alfabetización.
Y bueno, recibió ese regalo.
Entonces yo digo, los que investigan al espía ¿querrán saber que les dio a cambio del portafolios? Porque la mentalidad ahora es esa, ¿qué le habrá dado Trías?
Y yo sé la información que les dio, no concretamente porque me lo haya dicho nadie pero sé lo que él decía en ese momento, de lo que tiene que haberle informado al Che. Y me refiero a que este país está gobernado por 500 familias que son las dueñas de los bancos -lo eran porque ahora son gerentes-, de los latifundios, de la importación, de la exportación, de las grandes cadenas comerciales, de todo lo que tenía valor en el país y que esto sucedía desde la época colonial, antes que existiera el Estado. Y que la oposición como ahora se habla del campo y de la ciudad, no existe. No existió nunca, porque los grandes explotadores del país eran latifundistas comerciantes y banqueros y vivían en las ciudades. Es decir había una burguesía mercantil financiera y terrateniente que dominaba el país, no era ni del campo ni de la ciudad. Era de toda la región. Desde antes de la independencia y de después de la independencia, con algún paréntesis relativo en la época del batllismo, el poder lo perdieron pero surgen otros sectores sociales. Esa era la realidad de un sector que además, vinculado desde su origen por primero el colonialismo español y después con el colonialismo británico y con el imperialismo norteamericano a través de todo lo que la gente de izquierda llamaba en ese momento, el ministerio de colonias de Estados Unidos, que era la OEA.
Bueno, si todo eso ahora se archivó o se quemó o se enterró no es problema mío ni de nadie que analice la realidad.
Entonces tomamos eso aislado y decimos ese hombre daba información. Y, sí claro que daba información. A mí me la dio, a todos los estudiantes nos dio esa información y eso fue generando una conciencia latinoamericanista y antiimperialista que no está desaparecida.
Esto no era una cuestión de antes ni de ahora.
A mi me impresionó mucho en lo personal ver la existencia de un Frente Estudiantil Antiimperialista y no es un sello de goma, sino con influencia importante en distintos medios, en primer lugar universitarios. Y eso es muy importante, porque no es una cosa del pasado sino del presente absolutamente.
La 36 lo dice tantas veces, esas banderas que se abandonaron ahora el tema es que si las banderas las abandonaron otros las tomaron, las tomamos, y seguimos con esa causa.

 

MAB: Pablo, vos que sos profesor además, esta forma  de encarar la historia -no es el único caso, ya hemos visto otros- pero, el tomar una personalidad con el papel que él cumplió, por ejemplo el señalamiento de lo que era el imperialismo fue Cátedra no ya en las clases oficiales que él daba sino que fue de formación para toda una generación.
Ahora, desde el 2018 tirar este tema sobre la mesa es esa manera de ver la historia en contra del análisis histórico.

PF: Bueno vamos a ver esto.
El pensamiento de Trías está más que publicado con una colección de cantidad de libros hecho por el Poder Legislativo en su momento.
Por ejemplo uno de los amigos y correligionarios y compañero de pensamiento e ideas de Trías, con el cual tuvo muchas conversaciones, de esas conversaciones y de otras fuentes por supuesto, surgió la obra “Las Venas Abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano.
Digamos que esto tuvo una influencia y tiene una influencia enorme, ahora tenemos por ejemplo expresiones actuales del Ministro de Relaciones Exteriores que dan vergüenza. Entonces, estamos como en las antípodas, lo que pasa que la lucha ideológica después del terror vienen las iniciativas bueno estos no son tan malos y va penetrando, ha penetrado hasta cierto punto porque quienes son los que están repitiendo y repitiendo lo mismo siempre en los grandes medios, tratando los temas siempre con una especie de extraña objetividad.
Entonces, yo creo que esto es parte de una batalla ideológica que comenzó hace mucho tiempo, el capitalismo no es un fenómeno ideológico sino también cultural y las más poderosas empresas hacen lo suyo.
Yo escuché hace poco por ejemplo declaraciones de un cantante español, de los famosos que venía a actuar a Montevideo que decía que se sentía cada vez más rebelde, bueno muy bien, me alegro, lo felicito, pero viene auspiciado por un banco internacional. O sea que hasta ahí llegó su rebeldía. Se puede ser todo lo rebelde que se quiera pero si se empieza a cuestionar el sistema de propiedad, si se empieza a denunciar al latifundio, si se empieza a denunciar la presencia de los grandes monopolios internacionales y lo que eso le cuesta al país , ahí ya empiezan a desaparecer los sponsor y algunas cámaras.

 

Diego Martínez: Tratando de entender por qué surge esto en este momento y por qué con Vivian Trías. ¿Por dónde podrías vos entender la publicación y el desarrollo de la noticia que se dio en estos días?

PF: Si lo miramos del punto de vista local uruguayo, esto señala un ataque contra esta corriente que empieza a ser importante del punto de vista numérico que yo mencionaba recién, un Frente Estudiantil Antiimperialista.
Porque cuando -vamos a decir así vulgarmente- si fueran cuatro, “no importan”, “no existen”. Se aplica ese término terrible pero que existe que es el ninguneo, no se le nombra. No se nombraba a la Unidad Popular ahora se le nombra en parte asociada a la labor del diputado Eduardo Rubio, entonces se empieza a nombrar.
Ahora, esto no es un fenómeno local, esto está también dentro del acoso que se hace en este momento al gobierno de Venezuela, al gobierno bolivariano. Como pasó con el proceso de Honduras, como pasó con otros que ya no quiero nombrarlos ahora porque algunos tienen sus enormes contradicciones.
Esto es algo permanente. Por ejemplo nosotros tenemos en el Uruguay a un movimiento político que es el Herrerismo fundado por el doctor Luis Alberto de Herrera y lo interesante del caso, es que el Herrerismo mantiene básicamente las mismas propuestas que el doctor Herrera hace 100 años. Es decir contra el Estado y a favor del total liberalismo económico. Bueno ellos siguen siendo coherentes y está muy bien que lo sean, el problema es que los sectores vinculados a un análisis marxista de la realidad son los que fueron olvidando de a poco -porque yo no sé si tomáramos un programa del 71 del Frente Amplio comparándolo con ahora tenía algo que ver-.
Pero hay otra cosa que yo quiero comentar porque me parece fundamental, que no sé si era o común o no pero cualquiera lo recuerda. Trías el primer día de clase, cuando se presentaba, como persona, lo primero que decía era que él tenía un enfoque marxista de la historia y que respetaba todo lo demás, pero que él lo iba a ver desde ese punto de vista. Un marxismo un poco sui géneris porque ojo, hay personas, hay muchos expertos, eruditos y no lo digo de forma peyorativa ni mucho menos sobre el marxismo, tenían unas polémicas muy interesantes, las que había antes, quizás haya ahora pero con menos difusión, entonces eso es relativo, pero lo cierto es que ese pensamiento él lo decía expresamente.

 

MAB: Y en aquella época.

PF: Sí, estamos hablando de antes de la dictadura.
Es un tema interesante el tema del terror de la dictadura en la huella que dejó y la que seguimos viviendo, el retroceso en todos los aspectos.
Pero entonces, esto se inscribe en esa lucha que no empezó hoy, en esa lucha que cualquiera lo puede ver, a veces cosas muy interesantes, un poco limitado pero como las proyecciones  que emite canal 5 de la historia no contada de los Estados Unidos, que puede ser algo muy profundizado y muy corregido, pero con eso que una versión norteamericana no le podemos pedir tanto de pronto, pero ahí aparecen claramente todas las iniciativas que van generando cultura, que van generando ideologías. Al punto que acá después estábamos festejando, no hace mucho, la presencia de la embajadora norteamericana con una murga, con un tamboril y todos se festejaban, se reían, miren que lindo, que bien.

 

MAB: Pablo, vos decías al principio el hecho en sí de esto que se está haciendo sobre Vivian Trías y las repercusiones, una primera repercusión es que el Comité Central del Partido Socialista dice que resolvió crear una comisión de historiadores para analizarlo, esa es una primera repercusión.

PF: Sí.
Opino que olvidaron totalmente sus pensamientos, porque si tienen que acudir a historiadores, es como que le preguntáramos a cualquier uruguayo qué hay de cierto del pensamiento de José Artigas  y le contestara espera un poquito que tengo que consultar a un comité de historiadores.
Eso, para el pensamiento de izquierda y para el pensamiento de nacionalismo, revolucionario y antiimperialista, es una especie de burla, es algo que realmente no se puede tomar en serio.

 

MAB: Recordemos que Trías era un afiliado al Partido Socialista desde los 16 años.

PF: Sí, era un socialista total, absolutamente apegado al partido, por supuesto. Aparte de eso, el tema del pensamiento que tengan que ir, pero entonces uno se pregunta pero con qué antecedentes llegaron a los cargos que tienen ahora.

 

MAB: Y además son historiadores de cualquier ámbito.

PF: Sí más o menos ya sabemos quién va hacer el presidente de la comisión, el de siempre.

 

MAB: Vos lo ves todo esto como parte de una desconstrucción de la historia, hay una intención de tirar abajo todo lo que presentó la izquierda en algún momento.

PF: Claro y de lo que puedan ser símbolos, incluso.
Y que además tiene absolutamente campo fértil, porque yo escuchaba recién por ejemplo, no es la primera vez, el tema del Secretario Nacional de Derechos Humanos, bueno parece que estuviera en otro planeta las cosas que dice. Cuando al mismo tiempo y al mismo momento vemos  la retirada de los Familiares de la comisión respectiva, que tuvieron una paciencia extraordinaria.
Entonces ese es el tema, se va desconstruyendo y construyendo  otra imagen que no es una visión por ejemplo que antes estábamos en aquellas polémicas, una visión de social demócrata, no lo es, es una visión de un liberalismo tranquilo muy ajustado, muy ajustable, a las orientaciones neoliberales, a las orientaciones del capitalismo actual.
Entonces tenía que llegar y llegó con esa retirada que fue haciendo a la política exterior del Uruguay, fue retrocediendo hasta llegar a esto.

 

MAB: De aquel imperialismo que denunciaba Vivian Trías al posicionamiento actual en el caso de Venezuela y está muy claro el camino cual ha sido.

PF: Sí se va amoldando todo. Pero eso requiere también este otro tipo de situaciones, este acomodamiento que se va haciendo de a poco en una especie de anestesiamiento a las posiciones más combativas sobre todo en este momento. Es como el tema que está también en el fondo de esto de la discusión, se opone, hay una fuerte oposición dominante a esta altura a las PPP dentro de la Universidad, bueno muy bien entonces creamos otra Universidad.
Eso también está jugando en esto.
Es parte de toda esta lucha que es fuerte, es larga, de largo tiempo, largo alcance pero que por lo menos si en estos momentos que estamos viviendo se está haciendo una lucha más interesante y más frontal y todo va a desembocar también, porque no decirlo, en la oposición a la Ley de Riego que es uno de los capítulos más grandes, que por supuesto los grandes medios lo ignoran como algo que no existe. Pero la fuerza de las masas lo va a poner en primer plano indudablemente y ahí vendrá la parte de las argumentaciones que vamos a esperar cualquier cosa.

 

MAB: Pablo, no sé si queda algo más que no hayamos abordado.

PF: Simplemente quería comentar que ese documento que sale sobre la interpretación de Trías del golpe de Estado de Videla en Argentina, eso habría que contextualizarlo un poquito. Fue uno de los motivos que tuvimos -yo y tantos otros- de discrepancia con él, porque él es cierto tenía una especie de ilusión digamos en el peruanismo, que existió. Y bueno, era una posibilidad, en fin.
Pero qué pasa -como ahora exactamente- estos movimientos pro imperialistas de los militares usaron muchas tácticas y el de largar comunicados para confundir a la opinión pública era una.
Pero también hay que decir una cosa, existió un nacionalismo popular y revolucionario en sectores militares de otros países de América Latina, acá quizás algunos pero fueron aplastados inmediatamente con el golpe de Estado, pero para terminar recordemos que Hugo Chávez era militar.
Lo que pasa que fueron épocas dentro de un contexto y yo quiero terminar con una pequeña anécdota:
En 1974, pleno golpe de Estado, me tocó formar un tribunal de examen y Trías -que todavía no lo habían destituido lo echaron al año siguiente- fue como delegado a un colegio que yo daba clases como delegado del liceo oficial y la costumbre de él siempre era ir debajo de su brazo con el último libro que había -siempre lo conseguía primero-  y el que tenía leyendo en ese momento era uno sobre la Revolución de los Claveles en Portugal, que había sido ese mismo año. Entonces imaginemos que un movimiento militar donde están los tanques de guerra en la calle, cubiertos de flores tiradas por el pueblo en un levantamiento contra una dictadura fascista, eso también vende ilusiones, vende ilusiones en Portugal.

 

MAB: Pero ahora lo usan a esto de Trías, lo tiran como que apoyó que apoyó la dictadura.

PF: Sí tiene varias, es como una especie de bomba de fragmentación, esto tira para todos lados, tira contra el antiimperialismo, contra la figura de la persona creando una especie de división. En fin, tira absolutamente para todos lados, pero bueno es parte de lo que estamos viviendo.

 

MAB: Exactamente. Pablo Freire muchísimas gracias por este tiempo.

PF: Muy bien, con mucho gusto, a las órdenes, hasta la vuelta.