“CON LA SOLIDARIDAD Y LA LUCHA COMÚN LEVANTAR UN MURO CONTRA LOS PLANES DE LOS IMPERIALISTAS”
Partido Comunista de Grecia movilizado en repudio al ataque imperialista a Siria, 14 de abril de 2018

 

39682344330_3325e0d74d_z.jpg
41449326942_1ceca18502_z.jpg26620020627_47f44b1f9d_z.jpg

 

La Sección de Relaciones Internacionales del Comité central del Partido Comunista de Grecia (CC del KKE) remitió a Radio Centenario un comunicado de dicha fuerza política, ante un nuevo ataque imperialista contra Siria. En ese marco, el KKE convocó a movilizarse el sábado 14 de abril por la tarde y miles de trabajadores, jóvenes y jubilados se concentraron en la plaza Sintagma dando una respuesta inmediata y decisiva a la intervención imperialista de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña en Siria, que fue apoyada por la OTAN y la UE y con la postura cómplice del gobierno griego. Los manifestantes marcharon hasta la embajada de EE.UU., pasando por delante de las embajadas de los demás protagonistas de la masacre imperialista.

 

41449300672_3a1194ce99_z.jpg
El Partido Comunista de Grecia (KKE) repudió el ataque imperialista a Siria en un comunicado emitido el sábado 14 de abril que decía lo siguiente:
“Con el ataque de hoy contra Siria, EE.UU, Gran Bretaña y Francia, con el apoyo y la tolerancia de los demás estados de la OTAN y de la UE, están sangrando de nuevo a los pueblos de la región, están destruyendo y desmembrando estados utilizando pruebas y pretextos fabricados. Su verdadero objetivo es el control de los recursos naturales, de las rutas de transporte de energía, de las esferas de influencia. Este objetivo les pone en confrontación con otros estados capitalistas y potencias regionales, con gobiernos que no son de su agrado porque sirven planes antagónicos.
La agudización de los antagonismos, en combinación con la enorme concentración de fuerzas militares rivales en la región, trae más cerca el peligro de una guerra imperialista generalizada, con consecuencias desconocidas para los pueblos de la región y para todo el mundo. Crecerán aún más las olas de refugiados y de personas desarraigadas para los que los agresores –los gobiernos y las organizaciones imperialistas- lloran lágrimas de cocodrilo.

40778059744_d3926f9ed5_z.jpg

Se reafirma una vez más que la guerra imperialista es una salida cuando el sistema podrido de la explotación y de las ganancias no puede resolver de otra manera –mediante “guerras” comerciales y medidas antipopulares- sus grandes impasses. Es la continuación de la política que condena a los pueblos en la pobreza y la miseria.
El gobierno de SYRIZA-ANEL tiene grandes responsabilidades porque implica el país aún más profundamente en este masacre, por cuenta del capital griego, que reclama participar en la distribución del botín y de las cuotas de mercado. Continúa la política de los anteriores gobiernos, de la ND y del PASOK. Juega el papel del abanderado de la OTAN en la región. Ha convertido el país en cabeza de puente de la OTAN, ha reforzado y expandido las bases de los EE.UU. y de la OTAN en Grecia. Coopera a nivel militar con estados-asesinos, como  Israel. Trata sistemáticamente de embellecer el imperialismo estadounidense y europeo.
La afirmación de que de esta manera se protegen los derechos soberanos del país es una gran mentira, teniendo en cuenta la situación inestable de las relaciones entre Turquía y la OTAN. Además, la intensificación de la agresividad y de las provocaciones turcas es parte de los acontecimientos generales en la región. Turquía está regateando  sus relaciones tanto con la OTAN como con Rusia para servir los intereses de su propia clase burguesa.
La OTAN y la UE son factores de inseguridad, de desestabilización y de cambio de fronteras. La OTAN no reconoce las fronteras en el Egeo. No les interesan los pueblos ni los derechos soberanos. Les interesa solamente promover sus propios intereses. Esto se ha demostrado muchas veces en la historia. La política gubernamental del llamado “fortalecimiento geoestratégico” solamente aumenta los peligros para el pueblo griego y las posibilidades de que se implique en una guerra imperialista generalizada.
¡Ahora es el momento de levantarnos! Nuestro pueblo ha pagado y sigue pagando un alto precio para la recuperación de las ganancias del capital. No debe pagar la rentabilidad capitalista sufriendo nuevas vicisitudes y grandes peligros, porque esto es lo que se busca a través de las intervenciones y las guerras.
Ahora es el momento de fortalecer la lucha contra la guerra imperialista, para cerrar la base militar de Suda y todas las bases militares extranjeras en Grecia, para que regresen los soldados griegos de misiones al extranjero, para que nuestro país se retire de la OTAN y de la UE.
No hay nada que dividir entre los pueblos. Con la solidaridad y su lucha común deben levantar un muro contra los planes de los imperialistas, poner en el punto de mira el sistema podrido que genera la pobreza, las crisis, las guerras.”

MOVILIZACIÓN

26620026417_d86c23a195_z.jpgEl sábado 14 de abril, por la tarde, miles de trabajadores, jóvenes y jubilados que se concentraron en la plaza Sintagma dieron una respuesta inmediata y decisiva a la intervención imperialista de EE.UU., de Francia y de Gran Bretaña en Siria que fue apoyada por la OTAN y la UE y con la postura cómplice del gobierno griego. Los manifestantes marcharon hasta la embajada de EE.UU., pasando por delante de las embajadas de los demás protagonistas de la masacre imperialista. La presencia de decenas de soldados jóvenes que hacen su servicio militar causó una impresión particular.
41491159851_6e0c70d5cc_z.jpg
39682351630_33cfb895dd_z.jpg39682354490_7a7a4bb166_z.jpg39682356080_632e7907b8_z.jpg39682360570_17af6968e2_z.jpg

En la concentración habló el Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, quien señaló -entre otras cosas-: “Enviamos un mensaje de condena decisiva del nuevo ataque contra Siria, desatado por EE.UU., Gran Bretaña y Francia, con el apoyo y la tolerancia de los demás estados de la OTAN y de la UE. Un ataque que ha costado la vida a civiles y además ha provocado a muchos heridos. Los imperialistas están sangrando una vez más a los pueblos de la región. Están destruyendo y desmembrando estados, utilizando pruebas y pretextos fabricados”.
Añadió que “es una mentira que nuestro país, supuestamente, no participa en el nuevo ataque. El gobierno de SYRIZA-ANEL participa y de hecho de manera muy profunda y activa y con un papel reforzado, en este nuevo crimen de los imperialistas. Tiene gran responsabilidad porque está implicando el país ya nuestro pueblo aún más profundamente en esta masacre, a favor del capital griego, que busca participar en la distribución del botín y de los mercados. Está embelleciendo sistemática y abiertamente el imperialismo estadounidense y europeo”.
Koutsoumpas sostuvo que “ahora es el momento de fortalecer la lucha contra la guerra imperialista. Para que se cierre la base militar de Suda y todas las bases militares extranjeras en Grecia. Para que se cierren las bases británicas en Chipre que son una cabeza de puente mortífera. Que regresen todos los soldados griegos de las misiones en el extranjero. Que se retire nuestro país de la OTAN y de la UE.”