“ESTUDIAR AUDIOLOGÍA Y SABER HACER UN AUDIOGRAMA IMPLICA CUATRO AÑOS DE LA CARRERA”
Entrevista a fonoaudióloga Silvia Palermo, martes 17 de abril de 2018.

Silvia Palermo.jpg
“Nosotros estudiamos todo esto para lograr hacer las cosas bien, no nos parece, ni cerca, que los pueda hacer otra persona que no sea un fonoaudiólogo. Que no haya estudiado, que no se haya preparado y que no tenga el conocimiento, la capacidad y la técnica para lograrlo”, dijo la fonoaudióloga Silvia Palermo, Directora de la Licenciatura en Fonoaudiología de la Universidad de la República; al responder las declaraciones del Subsecretario de Salud Pública Dr. Jorge Quian quien despreció esta especialidad al afirmar que un maestro con un breve curso puede hacer un audiograma. En este marco, la licenciada Silvia Palermo compartió la mañana de la 36 para hablar de en qué consiste y qué abarca la Fonoaudiología. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/entrevista-a-fonoaudiologa-silvia-palermo-mananas-audios-mp3_rf_25435161_1.html

María de los Ángeles Balparda: Bueno, aquí estamos ya recibiendo a nuestra invitada, la profesora Silvia Palermo, a quien le pedimos que nos repita cuál es la responsabilidad que tiene, que nos decía que es Directora ¿de qué área?

Silvia Palermo: Bueno, muchas gracias a ustedes por recibirme.
Yo soy la Directora de la Licenciatura en Fonoaudiología de la Universidad de la República. Nosotros pertenecemos a la Escuela Universitaria de Tecnología Médica que pertenece a Facultad de Medicina. Somos hoy Universidad de la República porque hay otra carrera que es en la Universidad Católica.
Bueno, mi función es la de dirigir y coordinar la Licenciatura. Les cuento un poquito porque, bueno, Fonoaudiología es poco conocido capaz, tiene cuatro grandes áreas que son voz, lenguaje, audiología y fonoestomatología.
Fonoestomatología es una disciplina más nueva, existe en nuestro país como parte del Programa de la Licenciatura desde el año 2007 y trabaja de todos los trastornos de la deglución, la alimentación y la respiración desde lactantes hasta adultos mayores.
Después el área de voz –que es lo que capaz se conoce más- que tiene que ver con todas las alteraciones de la voz tanto hablada como cantada como la voz profesional que se dedica a la prevención, educación y rehabilitación de las patologías de la voz. En el lenguaje, que también es un área más conocida porque hablamos de todos los niños que no hablan bien, de los adultos que tienen accidentes por los cuales pierden el habla, y los adultos mayores que también, por diferentes cosas de la vida van quedando con un habla alterada o patologías de la adultez que afectan específicamente el área del lenguaje.
Y Audiología que es lo que hoy nos convoca de alguna manera, el área Audiología trabaja también desde el recién nacido hasta el adulto mayor. Nosotros hacemos la evaluación de las patologías de la voz, se hacen estudios audiológicos desde el recién nacido en el programa de emisiones otoacústicas que hoy también es una política pública. Y se continúa, se hacen impedanciometrías, audiogramas, logoaudiometrías, lo que habla del diagnóstico.
Cuando nosotros hacemos un examen de audición, se busca diagnosticas por qué esa persona escucha menos, qué es lo que está pasando.
Hablamos también desde el recién nacido hasta el adulto mayor, siempre evaluando y haciendo la rehabilitación en aquellos pacientes que tienen hipoacusias graves.
Hoy, dentro de lo que es nuestro programa de salud auditiva, tenemos bebes que están con 6 meses por haber pasado por un buen diagnóstico, tienen 6 meses colocado su audífono. Que eso nos lleva a que el niño va a ser casi un normoyente, va a adquirir el lenguaje en forma adecuada, como cualquier otro niño.
Por eso es la importancia que después nosotros veíamos de volver a realizar una prueba de audición en niños más pequeños, a los 4 años, que es una edad como clave para la adquisición del lenguaje.
¿Por qué? Porque en poco tiempo empieza a adquirir la lecto-escritura, empieza a aprender lo curricular. Sino logra, todo en nuestra vida es a través del lenguaje, hay muy pocas cosas que podemos aprender sin intercambiar palabras.
Entonces, un niño que no escucha bien, que no adquiere bien su lenguaje, no aprende. Y después aparecen todos otros trastornos que tienen que ver con lo que no aprendió.

 

MAB: Hay muy bajo diagnóstico de todo esto, mucha gente puede pasar su vida entera sin haber visto o conocido a un fonoaudiólogo y haber vivido su vida con las limitaciones que tuvo y podía haber sido distinta su vida.

SP: Sí, en realidad la validez del diagnóstico, por lo cual el año pasado hicimos muchísimas reuniones con el Ministerio de Salud Pública (MSP) para lograr que se realicen estos audiogramas a las 4 años. ¿Por qué? Porque pasan desapercibidos.
Un niño que tiene una hipoacusia moderada puede pasar como que tiene mala conducta, que es inquieto en la escuela, que no presta atención, es distraído, y lo que le pasa es que no escucha.
¿Cómo habla? Habla mal. ¿Por qué? Porque lo que escucha muchas veces es un recorte en la audición.
Nosotros cuando hablamos hacemos picos hacia el agudo, hacia el grave. Cuando un niño no escucha bien, recorta esos picos y escucha mal, escucha un lenguaje que está alterado. Porque no solo es saber si escucha bien o mal sino saber qué tipo de hipoacusia tiene. Las hipoacusias hay neurosensoriales y conductivas, quiere decir que afecta más el oído interno o el oído medio. Eso en un audiograma bien hecho lo sacamos.

 

Diego Martínez: ¿De quién depende que se profundicen este tipo de políticas de prevención, de cuidado y de diagnóstico?

SP: Y el Pediatra puede mandarlo hacer, pero el Pediatra manda un examen cuando hay una demanda, que tal vez sienten los padres o la maestra.
O sea, cuando se nota un problema, es evidente.
A nosotros nos gustaría llegar antes del problema, que la política pública es lo que nos permite. Nosotros observamos a todos, diagnosticamos a todos y ahí vemos cuál es el que está alterado.
Salvando a un niño salvamos mucho, porque le volvés la capacidad, el niño capaz que pasa la escuela igual, pero es eso que tú decías recién, capaz que la pasa mejor. Un niño que no escucha bien, en la escuela capaz que es el que distorsiona, pero porque necesita que la maestra le grite encima de un montón de sonidos para poder impactar.

 

MAB: El asunto es quién hace el diagnóstico, porque la semana pasada el subsecretario del MSP dio una noticia que a uno le parece que es muy buena de que se empiezan a hacer pesquisas en las escuelas, así como van los odontólogos, como van los oftalmólogos, se va a empezar a hacer en las escuelas.
Pero el Dr. Jorge Quian, Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, dijo que es un estudio “fácil de hacer” y que lo pueden hacer técnicos audiólogos o también los maestros, con un curso breve de aprendizaje.
¿Es así, sería un curso breve de aprendizaje que prepara a alguien para hacer este tipo de pesquisaje?

SP: Primero, la respuesta es un no rotundo. No. Eso no puede ser así.
Les voy a contar qué es un audiograma, porque decimos un audiograma y capaz que no sabemos qué es.
El audiograma es una evaluación auditiva, se hace en vía aérea y vía ósea. La vía ósea es una pastillita que se coloca en un lugar que se llama la fosita mastoidea, es un lugar exacto donde se pone la pastilla. Si se pone corrida para un lado o corrida para el otro, el estudio da mal.
Para hacer un buen audiograma lo que voy a buscar es el umbral auditivo, es lo mínimo que escucha. Ustedes piensen en un niño de 4 años, cómo logro que me responda al mínimo que escucha de un sonido que es "pip". Necesito de un lugar especial, de una paciencia especial, se hace en diferentes frecuencias que va desde la 125 Hz a 8.000 Hz.
Nosotros tenemos que saber si me da más bajo la 125, me da más bajo la 500, saber de acuerdo a la frecuencia que me da más bajo si es un valor que puede ser probable, si es que el niño no me está contestando bien, si es que no hay el suficiente silencio, si realmente hay una patología.
No es lo mismo tener bajos los graves que tener bajos los agudos. No es lo mismo que me dé baja la vía aérea sólo que la vía aérea y la vía ósea.
O sea, es una prueba diagnóstica.
¿Qué pasa si me da mal esta prueba? está mal diagnosticado. Si la prueba me da que es normal y el niño no es normal, no me sirvió para nada hacer toda esa pesquisa. Es un gasto, un insumo que no tuvo sentido, no tuvo valor porque si no pude diagnosticar a ese niño que me dio patológico, lo perdí.
Ahora, si me daba mal y el niño estaba bien, bueno, se comerá otro montón de estudios, va a ir a su mutualista, pero en realidad saber que no es una prueba sencilla. Para tener una idea, nuestros estudiantes tienen un examen de ingreso, tienen 4 años de carrera, Audiología se da en los 4 años de la carrera, tienen Audiología 1, Audiología 2, Audiología 2 práctico, Audiología 2 niños, Audiología 3, Audiología 4. Hacen un examen teórico, un examen teórico práctico, una monografía final.
O sea, estudiar Audiología y saber hacer un audiograma implica 4 años de la carrera.

 

MAB: Es una especialización, claramente.

SP: Y por eso nosotros como fonoaudiólogos, estando al frente de la carrera, me siento así como con todo, están los docentes, están los estudiantes que estudiamos todo esto para qué. Entonces, nosotros estudiamos todo esto para lograr hacer las cosas bien, no nos parece, ni cerca, que los pueda hacer otra persona que no sea un fonoaudiólogo. Que no haya estudiado, que no se haya preparado y que no tenga el conocimiento, la capacidad y la técnica para lograrlo.
En audiología hay algo que se estudia mucho que es la simulación y la disimulación de la sordera; el que simula ser sordo y el que es sordo y lo disimula. Nosotros tenemos técnicas para poder discernir eso.
En un niño pasa muchas veces que pasa por sordo o que se hace el sordo, que juega o le parece que está haciendo mal la prueba y contesta mal, son cosas que no son objetables, no es que el niño lo haga por maldad, son cosas que pasan, tiene 4 años.

 

MAB: Se da cuenta que no escucha y disimula.

SP: Claro, porque está acostumbrado a hacerlo, porque es un problema.
Entonces, todo eso implica, está puesto en el momento de hacer un audiograma.
Si vos me preguntás cuánto demora un audiograma, capaz que demora 20 minutos, capaz que 30.

 

MAB: ¿Hay suficientes fonoaudiólogos en Uruguay como para hacer eso?

SP: Fonoaudiólogos faltan en todos lados, necesitamos más. Pero, a ver, de alguna manera se va a buscar cubrir la demanda. Me parece que si necesito eso, lo tengo que hacer de la mejor manera, porque sino realmente es un gasto que no va a tener sentido.

 

MAB: Es que si van a poner a otros a hacerlo, no va a haber tantos fonoaudiólogos todavía, porque va a haber gente que va a decir, yo no estudio más, ¿para qué?
Bueno, nos pasa con la profesora Silvia Palermo lo que nos pasa con muchos invitados, que decimos que tenemos que llamarla otra vez porque queremos hablar de otros temas, salió el tema de los auriculares en los niños. De los niños y los grandes también podríamos hablar, pero hoy no porque estamos con otra cosa.
Yo no sé cuánta gente se enteró de que Primaria va a hacer, no sé si ya empezó pero lo anunció el MSP, que comenzaban a hacer pesquisajes en las escuelas por problemas auditivos en los niños. Y que el subsecretario de Salud Pública, el Dr. Quian, que es pediatra, dijo que era un examen muy sencillo, que lo podían hacer los fonoaudiólogos pero que lo podía hacer cualquier maestro con un cursito corto para aprender a hacer la técnica para hacer el pesquisaje, y lo decimos sinceramente, estamos enterándonos nosotros de que un fonoaudiólogo estudia 4 años para completar su carrera, es una especialización que obviamente no se aprende en un cursito corto como se dijo ¿no?

SP: No, como les decía, los estudiantes estudian 4 años, son 4 años curriculares de asistencia obligatoria, que tienen clase todos los días. Desde la mañana hasta primeras horas de la tarde, a muchos estudiantes que trabajan a veces se les complica un poco cumplir en años y entonces les lleva un poco más porque la asistencia tiene que ser obligatoria por la práctica. Ellos tienen muchas horas de práctica y de hecho, por año, más que nada por semestre tienen tanta cantidad de estudios audiológicos que tienen que hacer para presentar una carpeta para poder salvar el curso.
Esa salvada de curso les permite después dar el examen.
Y después bueno, cuando terminaron de cursar todas las asignaturas, tienen la monografía final que puede ser un trabajo de investigación, una realización bibliográfica, eso cada estudiante lo va a elegir.
Pero nosotros tenemos audiología desde el primer año de la carrera, porque hay que estudiar todo lo que es el sistema auditivo, estudiar el comportamiento, la audición. Y también cómo cuidar, los riesgos, esto que ustedes decía, el tema de los auriculares. Los niños muy pequeños usan auriculares, vemos muchos nenes chiquititos que las mamás les colocan los auriculares para ver los dibujitos, para escuchar las canciones.


MAB: ¿No está bien eso?

SP: No, eso, después un neuropediatra hablará más sobre qué es lo que pasa con el comportamiento, nosotros, en la audición daña las células nerviosas del oído interno y cuando se dañan no se recuperan. Después que uno hace un trauma acústico, no se recupera.
Entonces, nosotros tenemos de formación el prevenir y todo eso, si uno va a hacerse un audiograma la fonoaudióloga le pasa todo el sermón de que hay que cuidarse los oídos porque después no se recupera, después hay que comprar un audífono.

 

DM: El tema es que, decíamos de la profesión, de esta característica dentro de lo que es la salud, que no está muy difundida, que no está al resguardo o al cuidado de las personas y lo mismo pasa con los elementos que se han sumado en los últimos 15 o 20 años. Los auriculares no son de toda la vida, tienen poco tiempo, y más en el uso extendido en la gente.
Incluso ahora se le agregan los niños con los aparatos para los niños, las ceibalitas y todos los elementos tecnológicos que han aparecido; que la gente no hace cuidado del oído como no lo hacía de la piel tampoco hace 10 o 15 años.

MAB: Sí, o la vista, se insiste mucho con que los niños no estén tan cerca de la pantalla ni tanto rato, pero sobre el cuidado de los oídos no.

SP: No, hay que cuidar. Y la audición, en las primeras etapas de la vida, es muy importante para la adquisición del lenguaje. Ahora tenemos también una estrategia que es el implante coclear, un niño que está sordo, que tiene una hipoacusia puede tener un audífono, puede hacerse un implante. Que el implante cuanto antes se haga, cuanto antes se pueda equipar a un niño, brindarle una audición normal, ser un normoyente, mejor porque a escuchar también se aprende.
Un niño que nunca escuchó y le colocamos un audífono o un implante, no sabe qué es. Nosotros no nos damos cuenta que uno está sentado en su casa y escuchó el ruido de la heladera, escuchó el ruido del microondas, escucharon las llaves y llegó papá. Un bebé llora y la mamá de la otra habitación le dice, ya voy, te estoy preparando la mamadera, el bebé ya se calmó.
A un niño que no escucha no le pasa todo esto. Un niño que no está escuchando no sabe que hay alguien que está llegando a la habitación, simplemente alguien le aparece. Y simplemente alguien se va y lo deja solo. No tiene, porque el oído nos da presencia también, un niño puede estar jugando en su dormitorio y la mamá está en la cocina y sabe que está su mamá ahí, un niño que no escucha piensa que está solo.

 

MAB: Hay un par de mensajes para leer.
Dice una oyente: "Hola. Una amiga de mi hija tiene 29 años, estudia en facultad, va a ser maestra preescolar y habla mal, no pronuncia las eses. ¿Los profesores no se dan cuenta? ¿Por qué no le dicen nada? Y otras palabras también las pronuncia mal".
Puede pasar que tenga un problema que nunca se lo detectaron...

SP: Sí, que nunca se lo detectaron o que nunca se trató, o que se trató y no lo pudo solucionar o no terminó los tratamientos.

 

MAB: Y hay otro mensaje, este lo manda Cecilia que dice: "Buen día. Un admirado saludo a la entrevistada, representante de una labor importantísima, diversa e interesante. Me siento tocada por el tema porque en época de dictadura me presenté a la carrera, había 11 lugares y concursamos 300. Perdí, pero además en ese momento los teóricos eran diurnos, las prácticas de tarde, imposible para quien trabajaba. ¿Cómo está la situación ahora? ¿Notan incremento de pérdida auditiva por el excesivo volumen de todo, televisores, celulares, contaminación en la calle, etc.?
Muchas gracias y saludos".

SP: Gracias.
Nosotros en este momento tenemos cupo limitado, este año se abrió a 60 cupos. Hay un examen de ingreso, sí este año hubieron 97 inscriptos.

 

DM: ¿En qué consiste el examen de ingreso?

SP: Es un examen más que nada de Biología y de lo que son las Ciencias Biológicas.
El año pasado se ingresó por sorteo, este año se reinstaló el examen de ingreso.
Nosotros no podemos abrir más cupos porque tenemos muy poca carga horaria docente. Y la práctica nuestra es muy uno a uno, el docente tiene que estar con el estudiante hasta que el estudiante esté firme, porque bueno, estamos tratando con personas y entonces hay que tener cuidados con eso.
Entonces la carga horaria es muy baja y teníamos 40 cupos, ahora tenemos 60 cupos. Y sí, nos encantaría poder abrir más.
En cuanto a la carga horaria, las clases son mayoritariamente de mañana, es lo que tratamos de sostener para que haya un horario y que los estudiantes puedan trabajar de tarde, el tema es que la carga horaria que tiene la carrera es muchísima, porque son muchas materias y mucha hora práctica. O sea, la mañana es casi completa, puede tocar algunos horarios en la tarde temprano, puntualmente a veces hay alguna clase de noche, en realidad teníamos y la sacamos porque pidieron como para que se juntara todo en el mismo horario.
Y bueno, en cuanto a la otra pregunta, no tengo estadísticas de números, pero sí vemos que hay mayor problemática de la audición por la contaminación, por el uso excesivo y el no cuidado. Una persona que trabaja en una empresa con ruidos legalmente tiene que cuidarse, se tiene que hacer un audiograma, se hace la pesquisa, la empresa le brindará los protectores, pero en el resto de las personas no hay mucho cuidado.

 

MAB: ¿Hay muchos lugares donde se precisa eso? Yo he visto gente que trabaja con maquinaria en la calle, por ejemplo.

SP: Sí, pero en las fábricas también, en las textiles, en las fábricas de bebidas, hay ruido de la maquinaria.

 

DM: Debería cuidarse más.

SP: Se cuida, ahí se cuida porque está legalizado.

 

DM: Bien.
Y más allá de la profesión o la función de la salud, ¿el sentido del oído también está menos apreciado o desvalorizado en relación al resto de los sentidos?

SP: Y capaz que se cuida menos, a no ser que haya alguien que específicamente trabaje con su oído como muchas profesiones. Desde el que necesita escuchar bien lo hablado como puede ser un psicólogo, un médico, un periodista, pero también los músicos. Los músicos tienen que cuidarse muchísimo porque usan su oído para afinar, para valuar y también están muy expuestos. Entonces, se tienen que cuidar.

 

MAB: Profesora, nosotros le agradecemos muchísimo porque, hablando mal y pronto, nos desasnó en muchas cosas.

SP: A ustedes, muchas gracias.