“LA CLASE OBRERA ACOMPAÑÓ LA TRAGEDIA DE LULA CON INDIFERENCIA Y SOBRE TODO, CON ABSOLUTA PASIVIDAD. Y ESO LE SACA A LULA PODER DE NEGOCIACIÓN”
Contacto con el profesor Plinio de Arruda Sampaio Jr., 19 de abril de 2018

 

“Respecto a Lula, la situación real es de absoluta estabilidad, los abogados hacen pataleos, se hace especulación, pero hoy por hoy no hay perspectivas de que Lula salga. La ofensiva de la Justicia está ahora sobre Aecio Neves, lo que muestra en realidad que la idea de que Lula sería una excepción, es una idea equivocada”, dijo desde San Pablo, en su contacto semanal con CX36 el economista, catedrático y analista político, Plinio de Arruda Sampaio Jr. al referirse al nuevo intento de los abogados de que Lula salga de la cárcel. Agregó que “las informaciones que tenemos es que el propio Lula juzgó que la solidaridad obrera fue mínima y estaba muy afectado y muy deprimido; porque en realidad los que  comparecieron fueron los burócratas y los militantes del PT y de parte importante de la izquierda y de algunos movimientos sociales. Pero la clase obrera acompañó la tragedia de Lula con indiferencia y sobre todo, con absoluta pasividad. Y eso le saca a Lula poder de negociación”, señaló. Plinio de Arruda también se refirió a las elecciones y explicó que menos la mitad de los población no vota o vota nulo o en blanco, sobre la mitad que resta el 30 o 40% apoya a Lula, la burguesía no cuenta con candidato ya que el gobernador de San Pablo no cuenta con apoyo.
Transcribimos la nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/plinio-arruda-sampaio-jr-19-4-2018-audios-mp3_rf_25502486_1.html

 

Diego Martínez: El contacto ahora es con Brasil, con el profesor Plinio Arruda Sampaio Junior, a quien recibimos con mucho gusto.
Buen día, bienvenido a los micrófonos de la 36.

Plinio Arruda Sampaio Junior: Buen día. Muchas gracias.

 

DM: Empecemos con esto que se supo ayer, que un tribunal de Porto Alegre negó el último recurso en segunda instancia presentado por los abogados del expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva.

PASJ: Si. Pero respecto a Lula la situación real es de absoluta estabilidad. Los abogados hacen mucho pataleo, especulan, peor  hoy por hoy no hay perspectivas de que Lula salga. Al contrario.
Creo que lo importante de esta semana es la ofensiva del Poder Judicial sobre Aecio Neves (NdeR: Senador del PSDB, quien en las elecciones presidenciales de 2014 perdió frente a la luego destituida Dilma Rousseff, será juzgado por corrupción e intentos de obstruir a la Justicia, según decidió la Corte Suprema), lo que demuestra que en realidad la idea de que Lula sería una excepción, es equivocada. Lula es el símbolo mayor de la nueva república y por lo tanto el que recibe más golpes, pero yo creo que toda la casta política está siendo acorralada.

 

DM: Esto demuestra una situación política cada vez más compleja de cara a las elecciones de octubre.

PASJ: Para que los amigos uruguayos tengan una idea, más o menos la mitad del electorado no vota y de los que comparecen votan a Lula o en blanco. Entonces, de la mitad que sobra, el candidato de mayor expresión es Lula que recoge entre un 30 y un 40% -dependiendo de la encuesta-, pero está fuera. Por tanto estamos reducidos básicamente a un cuarto del electorado en las próximas elecciones.
La burguesía no tiene candidato, los candidatos tradicionales, que sería el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin (del PSDB, Partido de la Social Democracia Brasileña), está muy mal de votos, está muy deprimido en las encuestas. La burguesía tiene un gran problema y busca candidatos. Ya trató de poner a un presentador de televisión, un joven muy descalificado, pero al final no se afirmó. Y ahora surge como posibilidad el ex juez, jubilado, Joaquim Barbosa, que fue el primer juez negro de la Suprema Corte y ahora el PSB –el Partido Socialista Brasileño, que de socialista tiene sólo el nombre- está cortejándolo para que sea el candidato. Y si sale, es probable que tenga una representación fuerte porque viene sin la carga de los políticos tradicionales y viene con la fama de ser un moralista, un cazador de corruptos, porque él fue el redactor del caso del mensalao (NdeR: es el nombre dado a la crisis política sufrida por el gobierno brasileño del PT en 2005 en relación con casos de corrupción política en la Cámara de Diputados).
De cualquier manera es un hombre bastante conservador  sobre todo en la agenda económica y esto es lo que nosotros llamamos en Brasil ‘el nombre del momento’ en esa búsqueda de alguien.
Pero eso todo demuestra la absoluta falta de representatividad del sistema político brasileño y la falencia total de los partidos.

 

DM: ¿Él ha tenido filiación política anterior?

PASJ: Joaquim Barbosa fue el primer negro nombrado a la Corte Suprema y fue nombrado por Lula, lo que es una ironía porque fue exactamente el juez más duro con los hombres del PT en el juzgamiento del mensalao.
Es un hombre de un humor muy difícil y hay peleas muy televisadas entre los jueces en las que Joaquim Barbosa se muestra muy agresivo. Se jubiló y se retiró, no habla nada. De tanto en tanto da una entrevista corta y discreta. Con un perfil totalmente bajo. Un hombre severo, de difícil convivencia –por lo que sale en la prensa- y ahora lo agarraron y yo creo que le gustó la idea y ahora están trabajando en la viabilidad de su candidatura.
El problema que el PSB tiene dos nombres posibles, el de él y también trabajan con el nombre de Marina Silva, que no es del PSB pero sería en alianza con el PSB.

 

DM: Fue Ministra de Lula y luego fue candidata también.

PASJ: Si, fue Ministra de Medio Ambiente. Y ella también tiene una estrategia muy parecida a la de Joaquim Barbosa, en el sentido que es una mujer que hizo de la discreción y del silencio su gran arma política. Entonces, ante todas las cosas más controvertidas Marina Silva se queda calladita, pero con eso gana porque no se mezcla con los políticos tradicionales.
Bueno, estos son los dos candidatos en los que están trabajando. La idea sería que salieran los dos, uno de Presidente y otro de Vicepresidente. Pero yo creo que el ego de los dos no caben en la misma fórmula.
Pero cada semana se busca una solución y eso demuestra en realidad, la absoluta falta de solución. O sea, no se construyó nada para solucionar a la gravísima crisis que se está viviendo en Brasil.

 

DM: Perdona que insista con el primer tema, pero parece que la estrategia de Lula de mostrar al pueblo indignado por su encarcelamiento no ha dado resultado porque no se ha dado en los hechos.

PASJ: Es lo que hablamos la semana pasada.  Las informaciones que tenemos es que el propio Lula juzgó que la solidaridad obrera fue mínima y estaba muy afectado y muy deprimido; porque en realidad los que comparecieron fueron los burócratas y los militantes del PT y de parte importante de la izquierda y de algunos movimientos sociales. Pero la clase obrera acompañó la tragedia de Lula con indiferencia y sobre todo, con absoluta pasividad. Y eso le saca a Lula poder de negociación.
Por tanto, la impresión que yo tengo es que Lula está reducido a sus acuerdos secretos con (el presidente Michel) Temer y con Aecio Neves. Fuera de este circuito, que es el circuito institucional de la menor política, creo que es muy difícil alguna esperanza, alguna salida, para el gran impase en el que se metió Lula y el PT.

 

DM: ¿Cómo está el PSOL (Partido Socialismo y Libertad) donde también ha habido diferencias respecto a estos temas?

PASJ: El PSOL está metido en una crisis política enorme, que se agrava día a día porque la estrategia de la Dirección del partido de aproximarse a Lula, en realidad de hacer una especie de abrazo de ahogado de Lula, y de escoger un candidato que es Guilherme Boulos, que prácticamente convirtió su campaña en la campaña por la liberación de Lula. Esto generó una insatisfacción enorme en las bases del PSOL.
Para que tengan una idea, salió recién una encuesta de opinión pública de preferencias  para la Presidencia de la República, y después, cuando uno analiza las internas, los detalles de la encuesta, se encuentra que entre los electores del PSOL, la gente que digamos tiene preferencia por el PSOL y simpatía por el Partido, apenas el 6%  declaró su intención de voto por Guilherme Boulos. O sea, él tiene el 6% de las preferencias en las encuestas de los votantes del PSOL. Esto demuestra el equívoco enorme que fue la operación muy truculenta para la investidura de Boulos como candidato a Presidente.
Esto se está haciendo cada vez más claro entre los militantes del PSOL y hay un sentimiento de mucha revuelta, por mientras no hay nada concreto, pero se nota de manera muy clara casi que una rebelión de las bases, aunque todavía está en estado germinal.

 

DM: Muchas gracias por este contacto y esta información. Un abrazo.

PASJ: Muchas gracias, yo agradezco el privilegio de poder hablar con la audiencia de Radio Centenario todas las semanas.