LO DE LAS TARJETAS CORPORATIVAS “ES LO MENOS GRAVE” DE TODO LO QUE PASÓ EN ALUR Y ANCAP
Entrevista a Alfredo Correa, 17 de abril de 2018

Alfredo Correa, representante de la empresa Serrana Bio Energía, compartió la mañana de la 36 con Diego Martínez y María de los Ángeles Balparda para hablar de lo que ha sucedido este tiempo, desde que presentaron un proyecto para la construcción de una planta de bioetanol, proyecto que terminó haciendo el estado con otra empresa (Teyma-Abengoa) con sobrecostos muy importantes. Correa recordó que comenzaron con el tema en setiembre de 2011 y en febrero de 2012 lo denunciaron con el propio Presidente de la República, José Mujica y hasta con el vice presidente de Ancap, Germán Riet. El tema de los pedidos de procesamientos parecían imposibles, sin embargo, el dictamen del fiscal Luis Pacheco, es como un tirón de orejas para Jack el destripador, dijo Correa que además indicó que tema aparte merece la planta de ALUR, pues no se sabe cuánto salió finalmente. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/entrevista-a-alfredo-correa-17-abril-audios-mp3_rf_25435094_1.html

 

 

 

Diego Martínez: Bueno, estamos recibiendo con muchísimo gusto a Alfredo Correa, empresario de Serrana Bioenergía, aquella que presentó ante el gobierno un proyecto para producir alcohol y que denunciaron que ese proyecto lo terminó haciendo de alguna manera el Estado con otras empresas, con sobrecostos realmente muy importantes.
Bienvenido Alfredo, un gusto.
 
Alfredo Correa: Bueno, muchas gracias, el gusto es mío
Una alegría estar en esta casa que siempre nos abrió las puertas, y antes que nada quiero tener un recuerdo para Efraín Chury Iribarne, me emociona un poco porque la última entrevista que tuve acá estaba sentado donde está Ángeles y él con esa experiencia de viejo periodista, me acuerdo que salió una entrevista muy buena. Un recuerdo para él.
Y la alegría de estar acá y un saludo a la audiencia.

 

María de los Ángeles Balparda: Pensaba lo mismo desde que te invitamos, cuántas notas con Efraín Chury Iribarne.
Como viejo periodista que le daba además la posibilidad de haber vivido muchas cosas a lo largo de muchos años, haber visto mucha cosa y eso le daba una calidad impresionante.

AC: Los que tenemos algunos años lo recordamos en la 30 con Germán Araujo haciendo jefe de noticieros y los análisis que hicieron juntos.

 

DM: Bueno, Alfredo, se han dado muchos hechos vinculados al tema ANCAP, al tema ALUR, donde ustedes estuvieron implicados con denuncias. ¿Cómo has visto las últimas informaciones que han surgido, qué se puede decir de lo que pidió el Fiscal Pacheco en torno a la mega causa de ANCAP?

AC: Bueno, lo primero que uno tiene que decir es que, cuando uno cree que la capacidad de asombro está colmada, siempre la realidad nos da otro golpe más.
Yo quiero recordar brevemente que nosotros arrancamos en setiembre de 2011 y en febrero de 2012 lo denunciamos, yo personalmente, en una reunión con el propio Presidente de la República, el señor José Mujica y estaba sentado al lado mío el vicepresidente de ANCAP, Germán Riet.
Lo que quiero decir con esto es que ya se sabía de esto muchos años antes, sobre todo dentro del Frente Amplio y tu hablabas de Serrana Bioenergía y empresario, yo en realidad si bien acompañé al Ingeniero Gabriel Pérez Morgan como empresario, luego quedó para atrás el tema empresarios. Ya éramos dos ciudadanos -voy a emplear una expresión poco ortodoxa- calientes con la situación, que empezamos a denunciar esto, tanto es así que en Comisión de Industria del Senado cuando se nos decía y el argumento era siempre el mismo: “Bueno, pero Ustedes se presentaron tarde a la Licitación”. Y nosotros les decíamos: Saquen la palabra empresarios y pongan la palabra ciudadanos y olvídense de aquella famosa licitación que no fue tal.
Hicimos un largo camino, mucho en la Centenario que fue el medio, lo tengo que reconocer públicamente, que siempre estuvo con las puertas abiertas para nosotros y luego vienen -volvemos de golpe a la realidad once años para adelante- estos procesamientos.
En primer lugar, parecía toda una conmoción de que se pidiera el procesamiento de Raúl Sendic y de Manuel González, Gerente General; de Germán Riet, de Juan Gómez, Directores de ALUR, Directores de ANCAP, sin embargo yo tengo acá el dictamen del Fiscal Pacheco y, aclarando que no soy abogado, no soy formado en Derecho, simplemente como ciudadano y por sentido común, para ser bien gráfico puedo decir que el dictamen del señor Fiscal Pacheco Carve, es como que a Jack el Destripador lo agarre la Justicia, le dé un tironcito de orejas y le diga: nene, no hagas más esto, te quedás sin merienda pero no me comas más gente.
Y lo cómico es que yo acá tengo todos los papeles donde está probado, las pruebas flagrantes de delitos muy, muy severos, las da el propio Fiscal Pacheco. Por ejemplo, nosotros siempre denunciamos dos elementos en la construcción de la planta de etanol en Paysandú: sobrefacturación y direccionamiento para que la empresa Abengoa sea elegida.
Perfecto. Los dos elementos quedaron probados en los juicios penales que nos hicieron a nosotros, el juez Pedro Salazar los obliga a presentar las ofertas, esas ofertas eran secretas, nadie sabía nada. Se habla de Licitación. ¿Qué Licitación?
Era un llamado a dedo, a empresas, porque nosotros nos reunimos con empresarios que participaron. En realidad, siete de las ocho empresas que se presentaron eran truchas -lo probamos en el Juzgado- y sólo tres eran válidas. La empresa Plagio fue la que ganó, la empresa Monte, sus Directores nos dijeron que se colaron a último momento cuando se enteraron, no fueron invitados y no tuvieron más remedio que dejarlos entrar y la empresa que ganó que era Abengoa.
Pero la empresa Abengoa ya estaba determinada un año antes del llamado, que duró un año, porque hay un Acta de Directorio que se presentó en la Comisión Investigadora donde ya el Directorio decide -de todas las opciones- se elige a la empresa Abengoa, porque es la que tiene el mejor tratamiento de efluentes, etc.
Resulta que ahora están en juicio con Abengoa porque la planta no funciona, no está funcionando. Ésa fue la empresa que eligieron como la mejor empresa.
Todo eso está en el expediente que tuvo a la vista el Fiscal Pacheco, porque el Fiscal Pacheco primero manda, le pide a la Jueza Beatriz Larrieu el archivo de la denuncia que hizo el Dr. Gustavo Salle, que la hizo por su cuenta -yo no lo conocía a Salle en ese momento, después nos llamó y nos puso como testigos-; entonces dice que no existen elementos suficientes y ahí lo archiva.
Entonces, en el dictamen del archivo -que es anterior al dictamen donde pide los procesamientos- hace todo el raconto, porque la denuncia de Salle fue exclusivamente por el tema nuestro, los sobreprecios, direccionamiento en la construcción de la planta de etanol en Paysandú, denunciado por Alfredo Correa y Gabriel Pérez Morgan.
En los considerandos para solicitar el archivo, el Fiscal dice que se tuvo a la vista el expediente de Penal 2º, lo cita como antecedente.
Si tuvo a la vista el expediente, tuvo todas las pruebas.
Entonces dice que no se pudo probar la sobrefacturación, porque se pidió en diversas oportunidades un laudo técnico, un peritaje técnico, y no se pudo conseguir; dice que se le pidió a la Facultad de Ingeniería y ésta cobraba trescientos sesenta mil dólares por hacer el peritaje técnico.
Yo en base a la Ley 18.831 de Acceso a la Información, acabo de hacer un pedido al Juzgado, salgo de acá y voy a pasar por el Juzgado, ya lo anuncio públicamente, porque estamos en plazo, en el cual le pido que de acuerdo al Derecho que la Ley me otorga, si es así, me muestren el documento y la cotización donde la Facultad de Ingeniería dice que le va a cobrar trescientos sesenta mil dólares por el laudo técnico.
Por otro lado, el Dr. Salle trajo a colación un elemento y es que existe una Ley en el cual los organismos públicos, incluidas las Universidades, tienen que hacerlo gratuito para el Poder Judicial si el Poder Judicial lo solicita. Entonces, voy a pasar ahora a ver si ya está, me imagino que un Juzgado cumplirá con la Ley.

 

MAB: Cuando ustedes empiezan toda esta denuncia, que empiezan como empresarios pero después -como decías ahora- siguieron como ciudadanos; estábamos lejos de este período en que se habla de que hay una especie de conspiración internacional que se da en América Latina. Se habló hasta de un plan Atlanta… Una especie de conspiración que ha hecho caer Presidentes de otros países. ¿Todo eso no estaba en el momento que Ustedes estaban haciendo esta denuncia?

AC: Si, la muletilla es siempre la misma. Que es el ataque de la derecha, etc. Ahora, cómo me explican un ataque de la derecha cuando se cambiaron todas las autoridades en ALUR y la nueva Dirección de ALUR dice que todo lo que ha pasado es un disparate y un despropósito y que lo que ha hecho la anterior Dirección de ALUR con respecto a este tema es demencial.

 

DM: Señalaba recién que la situación de Abengoa es complicada, o sea que además de gastar una cifra muy importante de sobrecostos de acuerdo a lo que decía la Licitación, tampoco quedó bien la planta. ¿Esta es la conclusión que podemos sacar?

AC: Bueno, lo interesante es que nosotros nos enteramos por el dictamen del Fiscal, parece que hay un Contencioso Internacional, un juicio, que no sabemos lo que es, es totalmente oscuro… Pero la ciudadanía debería saberlo, si se gastaron ciento cuarenta y siete millones –aunque  es una cifra que quedó en el aire, y cuanto salió al final no sabemos porque hay una fórmula paramétrica que se aplica al final que no sabemos cuánto es-.
Pero por ejemplo, lo interesante cuando Pacheco saca el dictamen apareció un elemento que nosotros no conocíamos y en la Comisión Investigadora del Senado aparecieron elementos que nosotros no conocíamos.
Por ejemplo, el Fiscal desestima de que haya habido direccionamiento y sobrefacturación, pero hay un informe técnico del ingeniero Santiago Cayota, contratado por la empresa ALUR en el cual le piden que haga una evaluación y él lo hace manejándose con una cotización de la empresa Abengoa, de ochenta y ocho millones. Luego terminó costando ciento cuarenta y siete. Y el propio ingeniero Cayota y los técnicos de ALUR, hacen un informe técnico en el cual dicen que hay que ver porqué Abengoa tiene precios tan  altos en Uruguay que difieren con los precios que tiene a nivel internacional -no sólo otras empresas sino la misma Abengoa en emprendimientos mucho mayores- con mayores prestaciones y por valores sensiblemente menores, menos de la tercera parte.
Lo dice el ingeniero Santiago Cayota.
Si el señor Fiscal tuvo eso ¿por qué no citó al ingeniero Cayota a pedirle una explicación? Ahí está probado.
Además de eso, nosotros presentamos quince pruebas documentadas y protocolizadas de construcciones de obra, incluso de Abengoa con costos mucho menores, pero en vez de pagar trescientos sesenta mil dólares a la Universidad de la República, lo que tendría que haber hecho el señor Fiscal es meter un dedo en internet y ahí está todo.
Estuvimos en la radio Carve en el programa de Pinato y mientras estábamos hablando entraron por internet y dijeron, sí, acá tenemos ejemplos de plantas de etanol en todos los países del mundo, del primer mundo, con valores de más de tres veces menos, con prestaciones cuatro veces mayores, entonces, era muy fácil.
Pero además en el dictamen, el Fiscal Pacheco hace referencia al dictamen anterior, a los obrados anteriores donde archiva la denuncia de Salle; entonces dice: bueno, como se está sustanciando otro proceso, éste que vino ahora, no se encuentran elementos para probar la sobrefacturación.

 

DM: ¿Cómo se entiende eso?

AC: Él deja entrever que hay otros temas que los analizará en este próximo dictamen, entonces dice en su vista fiscal -no tengo el número pero es en el que pide el procesamiento- que se hicieron, él les llama ‘adendas’ o modificaciones al contrato.
A mí me llama poderosamente la atención que esto no haya generado un escándalo público, que estemos todos escandalizados por la compra que hizo el senador (Leonardo) De León con su tarjeta corporativa en Foz de Iguazú, que no me importa que haya gastado treinta mil dólares o cincuenta mil dólares, esto es muchísimo más grave y la sociedad no habla de esto, hablamos de las tarjetas corporativas.

 

MAB: El senador De León hace pocos días, cuando tuvo que presentarse ante el Fiscal, dijo sobre la construcción de la planta de bioetanol, él defendió el premio de un millón de dólares que se le pagó a la empresa Abengoa, por entregar la obra cuarenta días antes del plazo estipulado.
Dijo De León: “Se pagó ese premio porque se cumplió ese hito y nos generó una facturación de ocho millones de dólares”. O sea, se ganó ocho millones de dólares por el pago de ese premio, yo no lo entiendo bien pero eso está en el Acta de la audiencia.

AC: Muy oportuno el tema del premio, porque esto lo analiza detalladamente el Fiscal Pacheco en su dictamen.
Resulta que ese premio primero, el Fiscal Pacheco dice  claramente que las seis adendas o modificaciones al contrato, no estaban establecidos en el contrato original o sea que se hicieron “per se”. Esas seis adendas las hicieron, tres de ellas el senador De León y tres de ellas Manuel González, Gerente General.
El señor Fiscal Pacheco pide el procesamiento por ‘abuso de funciones’, que como yo decía es el tirón de orejas a Jack el Destripador; pero pide el procesamiento por estafa, al pobre angelito de Manuel Gonzáles, Gerente General, porque dice que esto lo hizo él en forma inconsulta pero el propio Fiscal Pacheco dice que las seis adendas no pasaron por el Directorio.
Quiere decir que son responsabilidad exclusiva del senador De León y del Gerente General, Manuel González, dos personas por sí y ante sí.
El millón de dólares que le regalan a Abengoa por entregar la obra antes, dice el señor Fiscal Pacheco, se le da por haber entregado pero dice que esa recepción provisoria que se hizo trucha, porque dice que en realidad entregaron la planta, pero la planta tenía defectos y no llegaron a los valores que determinaba el contrato. Temas técnicos que no interesan. Esto se constató y no estaba entregada la obra que por el contrario, la entregó mucho después.
Y luego dice que en vez de pagar, se generó y se pagó un premio de un millón de dólares para la empresa contratista por la recepción anticipada de la planta “cuando de haberse -esto es textual del Dr. Pacheco- cuando de haberse seguido lo dispuesto en el contrato, la constructora debió subsanar el incumplimiento, debieron realizarse nuevos ensayos y de esa manera no sólo no se hubiera hecho acreedora al premio sino que se hubieran debido pagar penalidades”. Y concluye que la cifra a la que se hacía acreedora ALUR era superior a los once millones de dólares.
Lo dice el Dr. Luis Pacheco Carve y está escrito en un dictamen judicial.
Entonces quiere decir que se le regaló un millón de dólares cuando se le debieron cobrar once. Después que lo hizo en forma inconsulta, que lo hizo él solo sin el consentimiento del Directorio y pide el procesamiento de Manuel González y no pide el procesamiento de De León.
Pero además, De León -que para mí es el que tiene la mayor responsabilidad en todo esto, tanto como el señor Raúl Sendic o más en algunos casos, porque siguió siendo Presidente de ALUR- es el único al que el Fiscal no pide procesamiento. Lo deja a su objeto, a lo que resuelva la Junta de Ética y Transparencia Pública, me parece fantástico, lo cual indica la importancia que le da el Dr. Pacheco, quiere decir que está esperando lo que diga la JUTEP para saber si procesa o no procesa por la tarjeta corporativa.
Yo le recomendé, en una carta que escribí en un diario, que el Dr. Pacheco tenga en cuenta la Resolución 3555/2011, estamos hablando del 2011, de la Junta de Ética y Transparencia Pública que acá la tengo, con membrete y todo y dice que “las empresas creadas por organismos públicos son de naturaleza privada pero al pertenecer mayoritariamente a una organización pública son personas estatales, al igual que las empresas nacionalizadas, esto es empresas privadas y estatales” y luego dice que “aquellos empleados de empresas privadas dependientes de organismos públicos, están obligados a presentar declaración jurada de sus bienes e ingresos”.
Si están obligados a presentar declaración jurada de bienes e ingresos, están obligados a todas las demás obligaciones. Entonces, si el señor Fiscal Pacheco está esperando el informe de la JUTEP para pedir o no el procesamiento del señor De León, yo le aconsejo que lea la Resolución 3555.

 

MAB: Si, porque además cuando hizo estas declaraciones De León dice que se desentendió de las adendas -que son esos pagos que se le agregan a lo que estaba establecido en el contrato, lo que pagó “per se” como decía Alfredo-, pero además decía que Abengoa no le financió ningún viaje al exterior que ese es otro capítulo, los viajes a España, las idas y venidas.

AC: No, pero no era financiado ni falta que hace con esos números.
El famoso tema del avión de ALUR, nosotros, con Gabriel Pérez Morgan, quiero retomar el tema que tu decías “empresarios”, que nosotros ahora ya no es por empresarios, para que se vea que no hay intencionalidad política ni nada, ni un ataque de la derecha, Gabriel Pérez es un empresario que vive en Brasil, no tiene nada que ver con la política uruguaya y yo soy una persona de izquierda, toda la vida fui de izquierda, Gabriel no tiene miedo en definirse de derecha porque es mala palabra decir “soy de derecha”, él lo dice con todas las letras “soy de derecha” y yo digo soy de izquierda y estamos en esto juntos desde hace once años. Así que acá no hay nada que sea ni política ni nada.
Ahora las famosas adendas, el señor Fiscal Luis Pacheco Carve dice en un literal b), los acuerdos celebrados -es cómico que esto viene todo con iniciales MG (Manuel González), RS (Raúl Sendic), todo el mundo sabe de quienes estamos hablando, no entiendo este sistema pero no importa- celebrados entre ALUR y xx, ALUR y Abengoa, dice: “en el mismo se generan nuevamente dudas sobre seis contratos modificatorios celebrados entre ALUR y Abengoa”. Vamos a llamar las cosas por su nombre, tales contratos modificatorios fueron suscriptos los tres primeros por el entonces Director de ALUR, Leonardo De León y el entonces Gerente, Manuel González y los tres últimos solamente por el señor Manuel González.
Se presenta la rarísima particularidad de haber modificado las condiciones originales del contrato y luego dice que esas modificaciones de contrato cambian, violan flagrantemente el principio de igualdad de oferentes.
Conclusión, señor Dr. Luis Pacheco con los mayores respetos que me merece su alta investidura, ¿esto no es direccionamiento?
No se precisa ser abogado para entender. Esto es direccionamiento.
El sobrecosto lo tiene probado, por todos los elementos que aportamos nosotros, porque tuvo el expediente penal y porque el propio ingeniero Santiago Cayota, contratado por ALUR para una prefactibilidad de este mismo contrato, un año antes del llamado a las empresas truchas, dice que los valores son disparatados.
¡Y luego son casi el doble!
Bueno, entonces las adendas son, la primera, “primer acuerdo modificatorio 2014, ALUR se compromete a entregar un premio por rendimiento de hasta cuatrocientos mil dólares, por una mayor eficiencia en la tasa de conversión de litros de etanol por tonelada de sorgo”, estas son palabras de Pacheco. “Cuando, por el contrato original cualquier mejora de la eficiencia es en beneficio exclusivo de ALUR y no correspondió entregar ningún premio”.
Yo pregunto, Abengoa, ¿no tiene nada que ver en esto? Y los particulares, porque todos los que quedan afuera acá, porque los que marchan son estos por abuso de funciones, un delito innominado, porque además se llama abuso innominado de funciones, un delito que en realidad es indeterminado. No, esto es por afanar. Vamos a hablar claro.
En Brasil todos los Directores de Odebrecht están presos, lástima que acá no exista la delación premiada, cantaron todos y marcharon todos para adentro.
Por qué no se cita a los directores de Abengoa y le preguntan “a Ud. no le llamó la atención que el señor De León generosamente  le regala cuatrocientos mil dólares”. Después se habla tercer acuerdo modificatorio, no sé qué pasa con el segundo, acá no está, yo estoy leyendo la Vista Fiscal de Pacheco, por el tercer acuerdo modificatorio, noviembre de 2014 que implica un sobrecosto adicional para ALUR de un millón de dólares anuales.
Vamos llevando la cuenta, cuatrocientos mil dólares De León porque le gustó como había quedado la planta. Están en conflicto ahora porque no funciona.
Tercer acuerdo, no aparece el segundo, tercer acuerdo modificatorio, le vamos a regalar un millón de dólares por año porque… no importa.
Cuarto, acuerdo modificatorio, abril 2015: “ALUR reconoce que como la contratista ha logrado un buen desempeño en la construcción, puesta en marcha y  operación de la planta se le hace partícipe de los beneficios a Abengoa”.
Entonces, vamos a ver, esto sí que es interesantísimo, esto que voy a leer ahora, lo cita el señor Fiscal Pacheco, que es lo que dice el nuevo Directorio de ALUR en este juicio, en este  Contencioso Internacional que tiene con ABENGOA: “como expresa ALUR, lo dice Pacheco, “ante la Cámara de Comercio Internacional, es inconcebible que el ex Gerente General de ALUR, después que su representada le pagó decenas y decenas de millones de dólares y haberle concedido todo tipo de beneficios y premios, finalmente haya sido partícipe de un supuesto beneficio en la producción de la planta”.
Lo dice ALUR, no es una embestida baguala, no es Atlanta, no es Trump, esto es ALUR y está en un documento oficial porque es un Contencioso, es un escrito judicial esto.
Al final, Manuel González, el ex Gerente es el único que va a marchar en cana, pobre.

 

MAB: Dice que ante la Justicia dijo: las adendas se hicieron debido a que como ALUR se encontraba en situación financiera comprometida, empezó a incumplir alguna de sus obligaciones con la constructora. Entonces dice González: ALUR tuvo que incrementar significativamente su endeudamiento por la planta de Paysandú, llevando su pasivo de sesenta millones a más de doscientos, por lo que el proyecto tuvo que realizarse con grandes dificultades financieras.
Esto es lo que declaró González ante la Justicia, lo publicó El Observador el mes pasado, dijo González que en ese contexto resultaba más conveniente pagar premios asociados a resultados que penalidades, incluso, de no hacerlo, se corría riesgo de que la empresa se retirara de la construcción, lo que hubiera sido un perjuicio mayor para la empresa.

AC: Qué notable.
No tengo el placer de conocer al ingeniero Manuel González, pero yo le voy a pedir, yo quiero que se vea que todo lo que estoy diciendo lo digo con  mucho respeto para el señor Fiscal, señor González, no ofenda la inteligencia de la gente, no seamos tontos, o sea, presénteme las pruebas. En todo el dictamen del señor Pacheco no aparece en absoluto nada de eso, en todos los documentos que tengo de once años no aparece absolutamente nada de eso, no hubo incumplimiento por parte de ALUR, más bien se le adelantó dinero, no se sabe cuánto terminó pagando, que sorpresa, él habla ahora de doscientos millones de dólares… Caramba, yo me había clavado en ciento cuarenta y siete.
Señor González ¿y los sesenta y cinco millones de periféricos que supuestamente no los cobra Abengoa?
Contrataron veinte empresas, ¿por qué no me muestran los contratos de las veinte empresas que tienen que sumar sesenta y cinco millones de dólares? ¿De dónde saca que sesenta y cinco millones de dólares es una caldera que costó ocho millones? Porque sabemos que compraron  a Caldema de Brasil, tenemos todos los números, ¿dónde está? De eso hay que presentar pruebas.
El Fiscal Pacheco contradice al señor Manuel González, por algo le pide el procesamiento por estafa, casi nada, dice que todas esas adendas o beneficios se hicieron en forma totalmente gratuita.

 

DM: Hay tantas aristas sobre este tema, está todo en cuestión y estamos hablando de millones de dólares, no estamos hablando de un colchón o de un traje de baño.

AC: Que es lo que menos me importa a mí, colchón, traje de baño, yo creo que eso además, le viene bien tanto a Raúl Sendic, a De León, a Juan, porque eso distrae la atención.
Recuerdo que (Winston) Churchill siempre decía que tenía problemas con el Parlamento cuando compraban tacitas de té, porque eran muy caras pero cuando pedía presupuesto para un porta aviones, nadie decía nada porque nadie sabía cuánto sale un porta aviones. Esto es lo mismo, nadie sabe cuánto sale una planta de etanol pero los legisladores, los magistrados, tienen obligación de asesorarse y elementos hay de sobra.
Entonces, todo el tema de las tarjetas corporativas a mí me da mucha rabia porque es de lo que menos me interesa hablar.

 

DM: Acá lo que se logró fueron pruebas más contundentes, porque estaba establecido y capaz que es más difícil y no voy a decir que es en este caso pero probar una coima es más difícil de repente que probar que se gastó en tarjetas corporativas.      

AC: Probar una coima es más difícil no sé hasta qué punto, si yo te regalo a ti un millón de dólares porque sí, el propio magistrado fiscal dice, que no se justifica de ninguna manera. Las propias autoridades actuales de ALUR, el Directorio de ALUR dice que eso fue un despropósito.
Entonces ¿le regaló porque el contador Finn, Gerente General de Abengoa es simpático? No. Llamen, citen al contador Finn, que de una explicación.
Acá están dejando afuera a los particulares y esto es gravísimo, porque donde hay corrupción hay corruptores y si querés que te lo diga más suave, donde hay benefactores hay beneficiados.
¿Quieren algo más tajante y contundente que viene de atrás? Esto está en el expediente de Penal 2º que el señor Dr. Luis Pacheco tuvo a la vista supongo, si leyó el expediente lo tiene. En el contrato para la construcción de la planta de etanol nadie sabía las ofertas, era todo cerrado y oscuro, gracias al Dr. Pedro Salazar, Juez Penal 2º del momento, ahora es Ministro de la Suprema Corte de Apelaciones, obligó a presentar las ofertas, recién ahí nos enteramos lo que cotizó cada empresa y como son rubros muy taxativos, un kilo de acero inoxidable aquí y en todas partes del mundo cuesta lo mismo, son commodities y una planta de etanol es un commodity.
Entonces había en la Comisión de Industria, en la Comisión Investigadora del Senado sobre ANCAP apareció, cuando compareció la firma TEYMA ABENGOA, que ALUR le obligó a contratar un “tecnólogo” que es el que aplica la tecnología.
Varias empresas que presentaron ofertas presentaron el mismo tecnólogo, entonces una oferta presenta el tecnólogo Katzen y le cobra por ese asesoramiento quinientos mil dólares, pero en el rubro que presenta la empresa ABENGOA, Katzen le cobra cinco millones y medio, por el mismo trabajo, por el mismo asesoramiento.

 

DM: Nooo. ¿Y cómo va a costar uno diez veces más que el otro?

AC: Y luego, en el emprendimiento que tiene ABENGOA en el exterior contrata a Katzen y le cobra trescientos cincuenta mil dólares. Esto lo dijo el señor senador Jorge Saravia, y dijo: yo personalmente investigué y sé lo que se cobra en el exterior, se cobra entre trescientos y quinientos mil dólares.
Entonces se le pregunta por qué cobró eso cuando comparece el contador Finn y no me acuerdo un ingeniero de la empresa TEYMA ABENGOA y le preguntan: ¿a Ud. no le llamó la atención? No, lo que pasa es que contrataron a Katzen y fue una imposición de ALUR. Y no dijo más nada, no puede decir más nada. Cuando comparece el señor De León, dice: no, nosotros no lo obligamos de ninguna manera, nosotros pedimos que fuera un tecnólogo de primera línea, que nos dijeran quien era, pero no obligamos a contratar a Katzen.
Entonces, señor Fiscal Pacheco, señora Jueza Beatriz Larrieu, con el mayor de los respetos de este ciudadano humilde, que no sabe nada de Derecho, yo me hago una pregunta: ¿no corresponde hacer un careo? ¿Llamar a las dos partes?
El Dr. Jorge Díaz tiene una costumbre muy buena, cuando hay algo que crea  alarma pública, por ejemplo me acuerdo el libro de María Urruzola -agarró el libro de María Urruzola, se lo da a uno de sus subordinados y le dice: investigue esto, señor Fiscal investigue esto-; bueno, a lo mejor Jorge Díaz, a lo que estoy diciendo esto hace lo mismo de oficio, agarra a uno de sus fiscales que depende jerárquicamente de él y le dice: investigue esto, que pasó, porqué se pagó cinco millones y medio el asesoramiento.
Ahora, yo sé lo que va a decir De León: bueno, en definitiva, nosotros dimos el precio final de la planta y fue más barato. ¡Y es mentira! Es toda una ingeniería que hicieron para que quedara más barato, porque además descartaron a Praje de India, por problemas culturales que fue la que ganó, cuando a la empresa de India la representaba una empresa que si era una sociedad anónima que tiene sesenta años en el país y es proveedora de ALUR.
Bueno, ahí tenemos una joyita si Ustedes quieren.

 

DM: El capítulo De León también tiene varios elementos, ahora en las últimas semanas se sumó uno nuevo, que son reuniones con un argentino que tuvo un asesoramiento económico a un partido político en España y que fue acusado de lavar dinero.

AC: No me sorprendió para nada porque nosotros sabemos de muchos viajes, de muchas reuniones, sabemos de contactos con una empresa argentina, una gran multinacional, tenemos más elementos un poco más reservados los cuales sabemos de primera mano. Pero tanto Gabriel Pérez Morgan y yo por algo estamos libres, no estamos presos.
Tenemos la responsabilidad de ser muy cuidadosos con nuestros dichos, cuando yo afirmo algo, lo afirmo con todo el peso de que sé lo que estoy diciendo, de que tengo todas las pruebas como lo que digo ahora.
Hasta ahora todas nuestras denuncias, lo interesante del caso es que las pruebas surgen de los propios denunciados, porque nosotros nos basamos en dichos de Sendic, en dichos de De León, en las pruebas que ahora me estoy basando en el dictamen del señor Fiscal, me estoy basando en lo que dice el actual Directorio de ALUR, no lo digo yo, me estoy basando en lo que decía el contador (Danilo) Astori cuando se presentó en la Comisión Investigadora y dice, el ex ministro (Fernando) Lorenzo y el contador Astori, dice que los costos finales de la planta alcanzaron los diez por metro cúbico y advierten porqué se desfasan tanto y que esto va a crear un enorme déficit, lo dijeron ellos.
Sabemos de reuniones con multinacionales, donde se acordaron venta de combustible a Paraguay, sabemos antes de comprar ALUR el avión que fue tan controversial, el señor Raúl Sendic viajaba en avión privado de una empresa privada, que lo tenía a su disposición y tengo la matrícula del avión y tengo los vuelos que se hicieron. Tenemos una reunión que se hizo en un hotel que ya no existe más, en una zona del interior,   que no voy a nombrar y sabemos los acuerdos comerciales que se hicieron allí.
Porque había  gente conocida pero yo tengo que hablar con total responsabilidad, yo tengo que hacerlo con las pruebas sobre la mesa, lo sabemos, entonces que me hablen  de reuniones, que de por sí eso no dice nada, vamos a entendernos.

 

MAB: Ahora, nos quedan muy pocos minutos, ¿cómo estás viendo en este momento  la causa?

AC: Lo voy a decir con total responsabilidad porque lo dije en esta radio y ya lo he dicho públicamente varias veces y lo analicé. No soy sicólogo tampoco ni abogado pero tengo elementos, porque además hablé con gente especializada. Yo le dije a la Dra. Mónica Xavier por la cual tengo gran aprecio, como militante, como persona, como ser humano, se lo dije a Constanza Moreira, se lo dije a Mujica, que son todas personas que cometen el error flagrante de tapar todo, barrer abajo de la alfombra, en vez de agarrar el forúnculo y sacarlo de entrada. Yo antes de que el señor Raúl Sendic fuera candidato a Vicepresidente le dije: mirá Mónica, no pongan a este loco de candidato a Vicepresidente porque va a hundir el Frente Amplio y me hago responsable de lo que digo, porque en realidad tiene una característica, yo no sé hasta qué punto no es inimputable porque para mí tiene un problema siquiátrico, yo creo que tiene unos rasgos sicóticos importantes y se puede demostrar científicamente, esa insistencia de volver, cualquiera se iría para su casa por vergüenza.
Nunca reconoció absolutamente nada ni porque renunció, Sendic no tiene límites.
Ahora, ¿cómo veo todo esto?
Yo no quiero hacerme eco de lo que dice el Dr. Salle de que acá va preso el que dice el señor Jorge Díaz, quiero creer que no, quiero creer que la Justicia en Uruguay todavía hay Justicia, pero a mí me asombra el desfasaje que hubo entre lo que el propio Dr. Pacheco dice y argumenta y él aporta las pruebas, que yo no las sabía.
Hace once años que venimos investigando este tema y no tenía idea de eso, es mucho peor que lo que denunciamos nosotros. Y las penas que pide, hay un desfasaje muy grande.
Entonces, ¿cómo veo esto?
Con mucho desconcierto, yo pienso que acá la diferencia la va a hacer la presión popular, no hay otra. Y la presión de los propios militantes del Frente Amplio.
Ya ahora hubo un movimiento muy interesante de que piden que se pase al Tribunal de Conducta Política el tema de De León y va a pasar al Tribunal de Conducta Política del Frente por presión de la militancia frenteamplista, eso es muy interesante.
 

MAB: Bueno, Alfredo, tenemos que terminar pero evidentemente con este tema vamos a seguir, así que vamos a estar en contacto.

AC: Sin duda, no sólo estoy a la orden sino sé positivamente que no necesito que me inviten, tengo las puertas abiertas de esta radio, lo cual les agradezco muchísimo.