“EL GENOCIDIO ARMENIO NO ES HISTORIA,
ES UN TEMA POLÍTICO VIGENTE ACTUAL”
Entrevista a Diego Karamanukian y Andrés Vartabedian, 23 de abril de 2018.

Diego Karamanukian y a Andrés Vartabedian - 23abr18.jpg

En el marco de la convocatoria a la actividad en conmemoración del 103 aniversario del genocidio armenio perpetrado por el Estado Turco, Diego Karamanukian comunicador y Andrés Vartabedian docente de Historia, compartieron la mañana de la 36 con Hernán Salina y Diego Martínez. Los invitados explicaron que no se trata de un tema histórico, “es un tema político de vigencia actual”, y es parte de la historia de Turquia que les pesa hace mucho. Agregaron que la intolerancia de turquía continúa y presiona para que le tema se derive a los historiadores, generando un manto de dudas y a veces por error se utilizan consignas de otros, “en este tema la verdad se sabe, está probada, lo que se necesita es justicia”. La actividad se realizará este martes 24 de abril en la Plaza Armenia, Rambla Armenia y 26 de Marzo a partir de las 15 horas.
A continuación vuelva a escuchar a Diego Karamanukian y Andrés Vartabedian en Cx36.
http://www.ivoox.com/diego-karamanukian-andres-vartabedian-23-4-2018-audios-mp3_rf_25566883_1.html

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo con mucho gusto a Diego Karamanukian y a Andrés Vartabedian, que están representando a los organizadores o convocando desde la comunidad armenia a la actividad de mañana martes 24 de abril que va a recordar el 103º aniversario del genocidio de 1915 perpetrado por el Estado turco contra el pueblo armenio, que solemos recordar aquí en la Radio.
Diego es comunicador, hace muchos años de espacios de la comunidad armenia en radio que él nos podrá recordar. Y Andrés es historiador, docente en historia armenia precisamente, entre otras actividades.
Gracias a los dos por estar esta mañana

Diego Karamanukian: A ustedes, por la invitación, por el interés, por la preocupación por un tema que no es histórico, si bien es bueno analizarlo también desde el punto de vista de la historia y la ciencia. El genocidio armenio es un tema político vigente actual.
Tú mencionabas que en Turquía asesinaron hace pocos años a un periodista de origen armenio, un periodista ciudadano turco de origen armenio, que precisamente quería que el tema del genocidio armenio se hable libremente, se analice como un tema que debe ser recibido, aceptado por la Turquía actual, porque es parte de la historia de Turquía, es una carga que están llevando hace mucho tiempo y les pesa mucho. Y por eso la intolerancia que reinaba en ese momento, la prensa jugó un rol importante en generar odio para que un joven de 17 años asesine, en la puerta de su periódico, el semanario Agos, Hrant Dink. Precisamente el lugar lo pude conocer en el 2015 y es un lugar parecido a esta Radio, en una avenida muy transitada, cerca de la plaza Taksim. Allí salió de su redacción y un joven vino por la espalda y le pegó tres balazos.
Lamentablemente la intolerancia en Turquía sigue lo que demuestra que es un tema actual el genocidio armenio. Turquía presiona y mucho al mundo para que el tema lo deriven para los historiadores y genere un manto de duda sobre el asunto.
Nosotros creemos que en el genocidio armenio no hay necesidad de verdad. A veces por error se utilizan consignas de otros asuntos y se habla de verdad y justicia, en este tema lo que falta es justicia, la verdad está probada, se sabe, la prueba somos nosotros que como hijos y nietos de sobrevivientes nacimos muy lejos de las tierras de nuestros antepasados precisamente porque fueron obligados a emigrar forzosamente por el genocidio.
El Uruguay es un país importante en este tema porque ha sido el primero en reconocer que una ley en 1965 y que se ha transformado esa ley en una política de Estado con pronunciamientos muy importantes de parte de las autoridades de los distintos poderes, precisamente reconociendo el asunto. Esto no quita que Turquía ha incrementado su presión, su política, su interés por el Uruguay.
Como ustedes saben hace muy poco estuvo por venir el presidente de Turquía, que es el principal negacionista del genocidio armenio, y entendemos el negacionismo como la continuidad del genocidio.
Y ahora se anuncia, según algunos medios y fuentes diplomáticas, que en mayo, el mes que viene vendría el canciller de Turquía y sería como para preparar un poco la visita de Erdogan que se daría, según algunas presunciones, en noviembre cuando este individuo visite Sudamérica, Argentina en el marco del G20.
Pero el tema del genocidio, en Uruguay es un tema muy sensible, no sólo para los armenios sino también para la sociedad uruguaya porque los armenios hemos crecido, nuestros antepasados se han integrado de tal forma y han compartido ese dolor, ese crimen con la gente. Llegó a tal punto que el uruguayo se ha interesado y ha llevado el tema al Parlamento.
Obviamente el hecho de tener una comunidad importante, organizada, militante ha servido y en ese sentido, hoy más que nunca estamos interesados en recordar, en mantener viva la memoria porque es muy importante y todos los 24 de abril se convoca a la sociedad, a las autoridades, al público, hay distintos actos, distintas manifestaciones muy diversas, muy variadas. Nosotros tenemos la responsabilidad de organizar el acto.
Es un acto muy simbólico porque se hace siempre el mismo día y a la misma hora. Y en ese lugar que es un símbolo de amistad entre Uruguay y Armenia, un lugar muy lindo que es la plaza Armenia allí en la Rambla del Buceo.
Y bueno, estamos convocando, participando porque es un acto abierto donde va mucha gente del barrio, de las organizaciones sociales y también las autoridades.

 

HS: Ahora vamos a ir más adelante a esos aspectos, pero vayamos desde el principio con Andrés como historiador también que nos cuente qué estamos recordando, en qué contexto histórico, qué fue lo que pasó en aquel 1915 que se recuerda cada año...

Andrés Vartabedian: Bueno, primero que nada buenos días a toda la audiencia, también es un gusto estar acá con ustedes.
El 4 de abril de 1915 es una fecha simbólica, es la fecha que tomaron los armenios para recordar el genocidio porque fue la fecha en que se dio el puntapié inicial al plan de exterminio. Y sucede que en Constantinopla se detuvieron para luego asesinar a cientos de intelectuales y gente influyente en el ámbito de la comunidad

 

HS: ¿Constantinopla es lo que es Estambul hoy?

AV: Exactamente.
Y entonces, en esos arrestos cayeron sacerdotes, políticos, que en ese momento la nueva Constitución otomana contemplaba un Parlamento y la integración de políticos de distintas minorías en él, artistas y después también grandes comerciantes, grandes industriales. Toda persona influyente en el ámbito de la comunidad armenia fue detenida para luego ser asesinada.
Entonces, esa es la fecha que se toma simbólicamente como fecha de recordación.
A partir de ahí se inicia un proceso, que indudablemente no abarca el 24 de abril únicamente ni 1915 tampoco únicamente. Y ya que estamos en el marco de la Primera Guerra Mundial, es decir que los armenios eran ciudadanos del Imperio otomano, a veces se confunde, se cree que hubo una especie de invasión a un Estado armenio, el Estado armenio no existía como tal, los armenios estaban divididos entre el Imperio otomano y el Imperio ruso en ese momento. Había una Armenia Occidental que era  la del Imperio otomano y una Armenia Oriental que era la del Imperio ruso.
Entonces, los ciudadanos armenios del Imperio otomano fueron convocados para el Ejército, hubo discusiones en la interna de la comunidad en ese sentido porque estaban en guerra justamente contra otros armenios del Imperio ruso. Si bien representando al Imperio ruso pero había armenios del otro lado también.
Se decidió que como ciudadanos debían integrar el Ejército, y lo que se hizo fue, no armarlos, en una primera instancia estuvieron armados pero rápidamente se los desarmó, pero al tenerlos agrupados como batallones armenios, luego de hacerlos trabajar como mano de obra, se los asesinó.
Con eso teníamos a toda la intelectualidad, a todos los referentes, a todos los líderes por un lado asesinados, y después a los hombres aptos físicamente para integrar el Ejército que podían ser de los 15 a los 55 años más o menos, por lo tanto quedaba la población que eran niños, jóvenes, ancianos y hombres no aptos físicamente para el Ejército. Ahí llega la tercera gran medida que son las deportaciones, lo que Turquía suele llamar con el eufemismo de reubicaciones en su política negacionista.
Entonces ahí los armenios son informados que en dos o tres días, a lo sumo una semana en algunos lugares, deben dejar sus hogares, sus tierras y llevar consigo lo que puedan porque se les dice por razones de la guerra y porque habitaban una zona fronteriza, algunos, con el Imperio ruso, debían trasladarse.
Esos traslados se producen, para la gente más humilde con lo que puedan cargar sobre sus espaldas, y para el que tuviera algo más de dinero tal vez alguna carreta con bueyes con sus pertenencias.
Para que no cundiera el pánico, se espera a que esas caravanas salgan de los pueblos y ciudades unos pocos kilómetros y ahí está dispuesto el ataque a esas caravanas por parte, en este caso de una organización paramilitar, paraestatal. Porque pensemos siempre en que el Estado se tiene que deslindar de esta responsabilidad, entonces no es el propio Ejército ni la propia policía que hace este trabajo sucio sino que del ataque a las caravanas se encarga la Organización Especial, que se llamó así, de organizarlo, y en esos ataques participa población kurda, circasianos y prisioneros a los que se les canjea la libertad por ese trabajo sucio. Son amnistiados para cumplir con ese trabajo y así obtener la libertad.
En esos ataques se produce todo tipo de atrocidades, las que se les ocurran a los que atacan. Digamos, la Gendarmería que acompaña las caravanas deja hacer y ahí se producen muertes, violaciones, asesinatos, la saña de las torturas, el rapto de mujeres, de niños, las violaciones, etc.
Y los que siguen, porque además les roban todas las pertenencias, ahí sí siguen con lo que llevan puesto. Por lo tanto, luego, como no tienen un lugar, nunca hubo un lugar especificado, preparado para recibir a nadie, simplemente la idea era que se trasladaran para que en el camino murieran. Murieran porque debían atravesar, en la mayor parte de los casos, los desiertos de la Mesopotamia y allí iban a parecer en el camino producto de las condiciones climáticas, dirían luego

 

Diego Martínez: ¿Cuál es el alcance de justicia que se pide? Uno puede pensar, algo que ocurrió hace tanto tiempo, más allá de la continuidad que pueda tener el tema y de las atrocidades que incluso hasta en nuestros días se pueden llegar a cometer contra los armenios, ¿qué tipo de justicia se está pidiendo en relación a esto?

DK: Evidentemente que el daño causado tiene tal dimensión que el concepto de justicia nunca va a solucionar, indemnizar, resarcir absolutamente en nada prácticamente de lo que es un crimen de esta magnitud. Estamos hablando de un genocidio que no sólo mató a un millón y medio de personas, independientemente de su nacionalidad, son seres humanos los armenios que murieron. Usurpó territorios donde vivían esos individuos, está hasta hoy destruyendo una herencia cultural en esos territorios, es algo inconmensurable.
Entonces, cuando hablamos de justicia, estamos también entrando en un nuevo problema porque no es fácil, no hay leyes como para definir, imputar el crimen y fijar una condena, etc.
Evidentemente que la comparación más cercana es lo que sucedió en el caso del holocausto y obviamente los parámetros de resarcimiento quedan aplicados a Alemania. Sin embargo hoy estamos en un proceso un tanto distante porque el Estado perpetrador del crimen ni siquiera reconoce que lo hizo

 

HS: Israel tampoco reconoce el genocidio...

DK: Israel como Estado no reconoce el genocidio pero hay una razón político-económica para eso. Entonces, el pueblo judío lo reconoce, eso es muy importante y Andrés incluso tiene mucho contacto con docentes, historiadores y académicos israelíes judíos que ellos reconocen, incluso hay gobernantes que dicen que es lamentable pero no podemos reconocerlo porque nos quedamos sin agua, por ejemplo. Porque Turquía provee de agua a Israel y entonces es un tema de intereses complicados, cómo yo puedo reconocer algo, que es verdad que pasó, pero si yo lo reconozco Turquía me corta el agua y se muere mi pueblo, por ejemplo.
Bueno, hay que analizar también esa situación en la que hoy estamos frente, como tú decías, el grado de justicia, hoy tenemos un Estado muy poderoso que cada día tiene una importancia en la región más grande y aplica todo ese peso político que tiene para defender su inocencia en un crimen.
Evidentemente que nuestra postura, al menos mi opinión personal, implica en grados de justicia en el sentido que tiene que ser un proceso. Que ese proceso implica, primero un reconocimiento. Cuando vos reconocés un crimen, un delito, estamos hablando de un Estado como el turco, luego tiene que existir obviamente un resarcimiento. ¿Pero cómo se va a aplicar ese resarcimiento si las víctimas no están, los continuadores, los herederos están diseminados por todo el mundo, el daño es inconmensurable? O sea, es un gran problema.
Lo que sí, debe existir una reparación, debe existir la eliminación de las consecuencias de ese crimen que generó el desarraigo, que genera la destrucción de la herencia cultural, que genera por ejemplo la continuidad del genocidio que es la negación, eso es inadmisible. O sea, es un ámbito muy extenso, muy amplio que merece la participación de muchos especialistas precisamente para que determinen cómo se puede alcanzar la aplicación de la justicia

AV: Claro, a mí me gustaría agregar algunas cosas que tienen que ver con algunas puntualizaciones. Por ejemplo, hay un reclamo básico que es el reclamo que es el reclamo del reconocimiento de la verdad histórica. El genocidio armenio es un hecho históricamente probado, lo que no tiene es el reconocimiento político.
Fundamentalmente un reconocimiento político a nivel internacional estatal, o sea, en este momento hay cerca de una treintena de Estados que lo han reconocido oficialmente. Y si bien hay alguna subcomisión en la ONU que lo ha reconocido, tampoco el organismo como tal en su máxima expresión que es la asamblea, lo ha reconocido como tal.
Esa es una lucha que todavía se continúa.
Hay aspectos diferentes en ese sentido, porque, por ejemplo, cuando nosotros hablamos de genocidio, hoy el único punto de vista contemplado es la destrucción física de un pueblo.
Diego hablaba de la destrucción cultural que eso existe y subsiste hasta el día de hoy.
La integración a la ley de lo que se suele denominar genocidio cultural, es una lucha que permanece. Pero no solo para el caso armenio, es una lucha para que el concepto genocidio que aplica la Corte Penal Internacional, surgida a partir del Estatuto de Roma, que tomó la definición del 48 de las Naciones Unidas de genocidio, integre el concepto de genocidio cultural, eso no está integrado. Entonces, no se podría reclamar por ese hecho.
Por otro lado, en esto voy a decir algo desde el punto de vista independiente, las organizaciones armenias no se han puesto de acuerdo aún sobre qué reclamar, sí sobre la verdad histórica.
Pero luego de eso, ante posibles juicios, que exactamente, hay sectores que todavía plantean el reclamo de las tierras históricamente armenias y hay otros sectores que no. Yo soy de los que cree más en el reconocimiento simbólico por lo que tiene que ver con el cerrar heridas, y además porque tampoco será sencillo llegar a ello, porque hay un Estado que durante 100 años ha sumido en la ignorancia a su propia sociedad, a su propio pueblo, le ha mentido directamente en otros términos, en otros casos y que de un día para el otro es muy difícil que se asuma eso. Porque también genera a la interna de ese Estado, un quiebre importante y un trauma psicológico importante.

 

HS: ¿Cuál fue la razón de fondo para ese exterminio? Te interrumpo un poquito, Andrés, porque no me queda claro. ¿El temor del control del territorio? ¿Cuál fue la lógica con la que hicieron eso?

AV: En realidad históricamente se habla de algunos factores como por ejemplo el cerrarse sobre sí mismo del Estado otomano. No nos olvidemos que el Estado otomano es un Estado de unos 600 años de duración, que abarcó todo el norte de África, buena parte de Asia, Europa hasta las puertas de Austria a la que sitió dos veces, a Viena la sitió dos veces. O sea, toda Europa Oriental era del Imperio otomano.
Estamos hablando de un imperio enorme, que acá estudiamos poco porque somos muy eurocentristas y estudiamos mucho Estados Unidos y obviamente América Latina y Uruguay, pero nos olvidamos de una buena parte del mundo en general. Y este imperio está incluido en esa "ignorancia" de algún modo, cuando fue un imperio muy importante.
Ante la decadencia que sufría y ante la independencia de otros territorios que venía viviendo desde hacía más de un siglo, sienten el temor de que los armenios puedan hacer lo mismo, puedan intentar independizarse cuando en realidad los armenios lo que venían reclamando, si bien había alguna voz independentista, no era la mayoritaria, los armenios lo que reclamaban eran mejoras al interior. Como ciudadanos del imperio, mejoras sociales, administrativas, mayores posibilidades

 

HS: ¿Y había fuerza organizada reclamando eso?

AV: Había porque a fines del siglo XIX se crean los partidos políticos armenios. Con muchos estudiantes universitarios que fueron a Europa a estudiar, al igual que los jóvenes turcos que cometen el genocidio

DK: O sea, era un problema para el imperio que se solucionaba únicamente matando a todos los armenios. De esa forma se solucionaban los reclamos armenios

AV: Claro. ¿Qué pasa? Los armenios, al no tener respuesta por parte de las propias autoridades del imperio, generan delegaciones que van a reclamar a países poderosos buscando esta cuestión de alianzas por el hecho de ser cristianos dentro de un imperio musulmán y entonces, veamos si algunos de los Estados poderosos cristianos pueden salir a mediar por nosotros.
Eso a Turquía también, al Imperio otomano le molestó mucho por la cuestión de la injerencia en los asuntos internos.
Toda esa serie de hechos se transforma en lo que se conoce como la cuestión armenia, que forma parte de la cuestión de Oriente, ese conjunto de reclamos que pasan de un plano que era en términos internos, nacional, al plano internacional.
Y entonces en determinado momento se dice, para terminar con la cuestión armenia, terminemos con los armenios. Y el eslogan, que también se va radicalizando, de "Turquía para los turcos". Que es la ideología panturquista, todos turcos, que terminan adoptando los jóvenes turcos que hacen la revolución en 1908, no nos olvidemos de eso. Hay una revolución en 1908 que se presenta con características de revolución liberal, que tiene el apoyo de Europa porque ellos hablan de "igualdad, fraternidad, libertad", tienen el eslogan de la Revolución Francesa. Entonces, en ese sentido cuentan también con el apoyo.
Europa, en todo esto ha jugado siempre entre mantener al imperio de forma útil para que el imperio ruso no accediera al mar Mediterráneo como lugar de equilibrio, y por otro lado también impulsaba las independencias locales para debilitarlo. Entonces era un juego estratégico también.
Por eso también, no es que apoyaba a los armenios simplemente por solidaridad humanitaria, sino por intereses...


HS: Sí, para debilitar a Turquía

AV: En el medio del imperialismo y de toda esa política...

DK: Y está probada la complicidad de muchos Estados europeos de la época como aliados de Turquía y cómplices. Digamos, el Imperio austro-húngaro y Alemania, hace poco hay documentación, Andrés conoce los detalles, del armamento alemán que se utilizó en la ejecución del genocidio armenio.


DM: Sí, vamos a decir que en este momento hay movimientos justamente en Armenia...

AV: Hace dos minutos renunció el primer ministro de Armenia, Serzh Sargsián, presidente por dos períodos, que visitó Uruguay en 2014. Un hombre vinculado a la guerra de Artsaj, líder de guerra, por dos períodos estuvo en el poder, se modificó la Constitución para que pudiera seguir en el poder, pero la gente, el pueblo de Armenia, prácticamente se puede decir que lo sacó del poder

 

HS: Bueno, estábamos hablando de la geopolítica, de lo que está pasando ahora y de las relaciones. Hay un dato que mencionaba, la importancia de Turquía y el tironeo y el papel que jugaron las potencias europeas, Turquía tiene bases de la OTAN y es como la puerta que se asoma hacia Rusia y toda esa comunidad de países y hacia países como Irán y toda esa área es muy importante.
El actual presidente turco ahí fluctúa entre el coqueteo con las potencias occidentales y con Rusia en los últimos tiempos ¿no?

AV: Pero eso además es una política histórica, porque luego de la derrota en la Primera Guerra Mundial, el resurgimiento nacionalista se da a través del fundador de lo que va a ser la República de Turquía que es Mustafa Kemal...

DK: Continuador del genocidio, aclaremos

AV: Bueno, esa es una discusión histórica, pero la podemos dar.
Y Mustafa Kemal ya empieza en ese momento a negociar con Occidente y con los Bolcheviques en su momento y la Unión Soviética luego y logra generar el equilibrio necesario.
Y eso se mantuvo porque, por un lado prometía que hasta ahí llegaría Occidente. Por otro lado que a Occidente le servía como freno para el Imperio ruso en su momento, ahora para la Unión Soviética. Hoy en día es muy importante como país, como un Estado, además que es un Estado laico dentro de los musulmanes, también para controlar toda esa zona de Medio Oriente. O sea, siempre ha tenido un rol estratégico muy importante que ha sabido manejar políticamente de forma muy inteligente. Y además, esto no se trata, esto es cuestión de costo beneficio, la realpolitike lamentablemente no se trata de valores humanitarios ¿no?

 

HS: ¿Cómo se ha preocupado la comunidad armenia, repartida por el mundo a partir de estos hechos, en mantener la memoria, en formar? Vemos los actos siempre con los jóvenes en sus colegios, en transmitir la cultura en su concepto más general, incluyendo el tener presente estos hechos tan duros ¿no?

DK: Evidentemente que la mejor respuesta que se le puede dar a un genocida es recordarle que no logró su objetivo. Y precisamente, si bien yo creo que no en forma pensada sino innatamente, los armenios a lo largo de los años siempre han tratado de mantenerse a nivel de su identidad, de su cultura.
Y quizás el genocidio fortificó esa postura de tener que hacer todo lo posible para mantener su fe, su lengua, su tradición, en el que cada día se hace más difícil todo eso por la globalización, por el paso del tiempo, las generaciones, la integración. Algunos dicen integración y otros asimilación, etc.
Yo creo que hoy somos todos uruguayos y también la mayoría creemos que somos uruguayos y armenios. Creo que es un plus, creo que es algo positivo para todos y el Estado uruguayo lo valora. La gente, los gobernantes destacan, qué lindo poder ver tradiciones, culturas, danzas, canciones, poder mantener el idioma, poder mantener esa cosmovisión, esa concepción del mundo desde lo armenio.
No nos olvidemos que estamos hablando de una de las cunas de las civilizaciones, un país milenario con una cultura realmente vastísima y profunda, con muchos aspectos positivos y aportes a la humanidad. Desde lo espiritual, lo científico, lo artístico, en sus diversas manifestaciones, la sensibilidad de los armenios es destacada por los que visitan Armenia y por los que descubren los valores de la cultura armenia.
Yo creo que es una muy buena respuesta al genocida mantenerse armenios, mantenerse a nivel de la identidad, y evidentemente que mantener la memoria creo yo que es un tema que va más allá de lo armenio, es un tema humano y es un tema del derecho que tenemos todos a reivindicar, a no olvidar a nuestros muertos, a no olvidar esas cosas que pasaron para que no se repitan.
Porque no tengo dudas que, quizás por distintas circunstancias se hablaba poco o no se hablaba poco o no se hablaba por un tema de coyuntura, por un tema de educación.
Pero cuando la gente empieza a desarrollarse empieza a preguntar, empieza a investigar. ¿Pero por qué estamos acá? ¿Por qué mi abuelo vino de esa forma? ¿Qué pasó con mi abuelo? ¿Y qué pasó con la tierra donde nació mi abuelo? ¿Y por qué yo tengo un abuelo pero no tengo otro? Y la gente pregunta y tiene derecho a saber, como tienen derecho a saber aquellos que sufrieron la opresión y el terrorismo de Estado en este país como sufrieron en otros lugares.
La gente, el ser humano se diferencia de los animales precisamente por eso, porque puede preguntar e interpelar. Y eso creo que es un capital muy bueno que los demás pueblos han compartido y nos sentimos muy agradecidos y honrados de que por ejemplo ustedes se interesen por este tema

AV: Es importante entender la trayectoria que tiene la colectividad armenia en el Uruguay que ya va para 100 años en donde formalmente se instalaron instituciones. Primero en las casas de familia apenas habían llegado, los primeros que se instalaron empezaron a organizarse políticamente, de acuerdo a las regiones de las que habían venido. Pero ya en el Cerro cuando trabajaban en los frigoríficos empezaron a generar las asociaciones que luego se transformarían en instituciones con bases más sólidas desde el punto de vista arquitectónico y que afortunadamente hoy subsiste y entonces las instituciones han protagonizado un rol muy importante en ese sentido.
Y la integración en esta sociedad se ha dado de tal modo que ha permitido el mantenimiento de las tradiciones, de la cultura, de la lengua, de la religión. Y en ese sentido, luego, en el 65, la mancomunión de las organizaciones para generar la presión necesaria que obviamente desde el lugar político del Parlamento también se encontraron intereses que se cruzaron para generar la ley del 65. Pero eso ha permitido una continuidad histórica en el reclamo, en la lucha por el reconocimiento.
A mí me gusta decir que estas fechas no son solo del recuerdo porque el recuerdo va a existir siempre. Lamentablemente son fechas para el reclamo todavía, sin duda. Lamentablemente digo porque esperemos que algún día ya no lo sean, pero también son fechas en las que celebramos la vida, como decía Diego, celebramos el hecho de que el objetivo final que es el exterminio, no aconteciera y que en realidad la vida puedo más que la muerte.
Entonces, en ese sentido también me parece que es muy importante.


DM: ¿Y esto se da en todas partes del mundo, hay lugares como Uruguay donde ustedes sienten que la comunidad ha logrado desarrollarse más? ¿Cómo es un poco la repercusión que tiene el recuerdo de esta fecha, la reivindicación también de la historia de la cultura armenia?


AV: Y hoy en día se da en muchas partes del mundo. Indudablemente que en las comunidades que son más fuertes, se da con mayor frecuencia y mayor fuerza, pero que sí se da, incluso en comunidades pequeñas, estoy pensando en México que no es una gran comunidad, se ha organizado y recuerda permanentemente estos hechos


DK: En todos lados donde hay armenios hay una...

AV: Claro, Medio Oriente sin duda, Líbano y Siria que eran parte del Imperio otomano pero después fueron países independientes, ahí hay grandes colectividades armenias.
Bueno, en el caso sirio hoy en día es una colectividad que se ha disgregado por las razones obvias. Pero después Rusia tiene una gran colectividad armenia, Estados Unidos también en distintas ciudades. En América del Sur se centra fundamentalmente en Buenos Aires, Córdoba, Montevideo y San Pablo. En Francia hay una gran comunidad armenia. Esos son como los principales centros de las comunidades armenias en el mundo, pero después se han propagado por todas partes.

DK: Sabemos que Armenia está viviendo hoy un día realmente inolvidable, histórico, sin precedentes lo que está pasando hoy. Estamos hablando de 300.000 personas en las calles que de alguna forma demostraron, incluso reconoce el denunciante primer ministro que se equivocó. Que no iba a hacer nada en contra de la gente y por eso se va.
Una grandeza realmente, se va por la puerta grande digamos

 

DM: Hay que ver con qué posición la embajadora toma este tema también

DK: Claro, es una situación incómoda, pero no tengo dudas que hay una concepción estatal, Armenia es un país que le pertenece a todos los armenios y va más allá de las autoridades, va más allá de quién sea el presidente, el primer ministro. No tenemos dudas que se comienza una nueva etapa y va a seguir, la embajadora y todos los demás se van a mantener. No es la primera vez que renuncia un gobernante de Armenia, ya pasó, en el 96 renunció un presidente y siguió todo bastante parecido

AV: Simplemente agregar que para quienes quieran conocer todas las actividades que se están desarrollando en torno a esta conmemoración, en la página de Jóvenes Armenios del Uruguay en Facebook pueden encontrar todas las actividades que se están haciendo en estos días.

 

DM: Y Andrés además está desarrollando...

DK: Un muy buen curso, importantísimo

AV: Sí, hace 3 viernes que comenzamos, son 8 viernes, un curso sobre los genocidios a través del cine con la Asociación de Profesores de Historia del Uruguay (APHU). Gracias por la referencia, vamos por nuestro cuarto viernes ahora.
Y bueno, hay posibilidades de reeditarlo por si alguien se quiere sumar luego

 

HS: ¿Cómo se contacta el interesado?

AV: A través de la APHU, aphu.org.uy, ahí se pueden inscribir

 

HS: Nos llega un mensaje de los oyentes, "Hay dos organizaciones Vramian y Club Armenio. ¿Hay diferencias políticas? Es muy parecido a los judíos que llegaron huyendo de la guerra", agrega quien nos envía este mensaje que no se identifica.
Y desde San Pablo, Juan Carlos vecino dice, "Excelente entrevista con los armenios. Saludos a todo el pueblo armenio"

AV: Hay una división histórica en la colectividad armenia, eso es así

DK: Bueno, eso quiero comentarlo, hay distintas fracciones políticas, distintas  visiones. Somos todos miembros de una misma nación. Que quede claro eso porque hay veces que se dice en forma errónea que hay dos comunidades y no es así. Como en todos los países y como en todas las naciones, yo no quisiera profundizar lo que pasa en la comunidad judía donde hay distintas comunidades y distintas vertientes, incluso muchas en forma antagónica

 

HS: Muy bien, gracias a los dos

AV: Gracias a ustedes.