Contacto con Alejandro Cao de Benós, viernes 27 de abril de 2018.


El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, iniciaron en la Zona Desmilitarizada, que divide la península coreana, la cumbre histórica entre ambas naciones.

Los mandatarios de ambas Coreas anunciaron que las dos partes han conseguido,
tras largas horas de conversaciones, llegar a un acuerdo con el objetivo de iniciar el proceso de negociaciones para alcanzar la desnuclearización en la península coreana. Un comunicado conjunto emitido este viernes tras la cumbre entre el presidente norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha indicado que los dos países confirmaron su objetivo de lograr “una Península Coreana libre de armas nucleares mediante una completa desnuclearización”. Al respecto Alejandro Cao de Benós, representante occidental de Corea del Norte en las relaciones con Occidente, en contacto telefónico con CX36 señalo que “sin dudas es muy importante que se haya podido realizar esta reunión para retomar el camino de la reunificación y de la paz, porque al  fin y al cabo Corea es una sola nación que ha sido dividida artificialmente por el imperio norteamericano en la segunda guerra mundial. Esperamos que sea el inicio de muchas cosas buenas por venir”, sostuvo.
Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/alerjandro-cao-benos-27-4-2018-audios-mp3_rf_25658604_1.html

 

Diego Martínez: Está Alejandro Cao de Benós en contacto con nosotros. Alejandro, bienvenido a los micrófonos de Radio Centenario. Como siempre, un gusto.

Alejandro Cao de Benós: Igualmente, buenos días.

 

DM: Bueno, queremos darle la magnitud y el marco que corresponde a este evento que desde aquí se ve como un hecho por demás importante para la historia de Corea y para el mundo.

ACB: Sí, sin duda es muy importante que se haya podido realizar esta reunión para retomar el camino de la reunificación y de la paz, porque al fin y al cabo Corea es una sola nación que ha sido dividida artificialmente por el Imperio norteamericano desde la Segunda Guerra Mundial y esperemos que este sea el inicio de muchas cosas buenas por venir.

 

DM: ¿Cómo ha sido esto para el pueblo coreano? ¿Qué información tenés tú de cómo se ha recibido esta información por parte del pueblo coreano, tanto en la parte de Corea Popular como en la parte sur?

ACB: Me consta que lógicamente todo el mundo está muy feliz, tanto el norte como el sur como los coreanos en el exterior que viven en otros países porque esperan que se pueda llegar, las familias que estuvieron divididas puedan llegar a encontrarse. Todavía hay sobrevivientes que dejaron atrás a sus familiares, y que pueda haber un clima de paz que obviamente es bueno para todos, sobre todo también para la economía. Una Corea estable que significa una Corea próspera.
Así que, en general, el ambiente es de gran optimismo y felicidad por lo que nos espera en los próximos meses. Pero la reunión decisiva va a ser realmente con Trump que es el que tiene que firmar el acuerdo de paz definitivo que ponga fin a la guerra de Corea.

 

DM: Da la sensación de que el hecho de haber cruzado ambos presidentes la frontera y el haber encontrado esta posibilidad de diálogo, abre expectativas también para forzar a Donald Trump a que cambie la política en torno al tema Corea.

ACB: Sin duda, va a verse obligado, porque claro, es muy evidente que si los Estados Unidos se supone que están ocupando Corea del Sur con sus bases militares y con sus misiles nucleares para proteger a Corea del Sur de una posible invasión norcoreana -esa es la excusa que siempre han usado para colonizar Corea del Sur- obviamente esa excusa ya carece de sentido. Porque si el norte y el sur son amigos y los norteamericanos no pintan nada, así de claro, de hecho tendrían que regresar a casa y llevarse sus misiles nucleares a casa.
Por lo tanto, por una parte va a tener ese tipo de presión, dificultad para justificar la ocupación de Corea del Sur y las bases americanas y los 40.000 marines que tienen ubicados. Y por otra es que está el asunto nuclear que obviamente es lo que ha forzado a Trump a sentarse en la mesa de negociación. Ya sabe que somos una potencia nuclear y ahora solo le cabe negociar para tener una vía de escape en la que aparente ser un buen estratega o un buen presidente al facilitar las conversaciones de paz.
Así que también para él, para Trump es la única salida ahora mismo.


Los mandatarios coreanos plantaron  un pino en la línea de demarcación como símbolo de paz. El árbol seleccionado data del año 1953, cuando fue firmado el armisticio que puso fin a la guerra en la península coreana. Frente al pino colocaron una piedra con los nombres grabados de ambos dirigentes y una frase que dice “Planta paz y prosperidad”.

 

MAB: ¿Cuál es la importancia que tiene cuando los dos presidentes cruzan juntos el Paralelo 38, el lugar donde lo cruzan, y que antes de pasar al sur el norcoreano lo invita al sur coreano que pise el norte y que lo acompañe?
¿Qué significa este gesto? ¿Qué importancia tiene?

ACB: Es un gesto que tiene más importancia de la que aparenta porque, para empezar, la forma de ser coreana, lógicamente la hospitalidad es muy importante y lo es también el hecho de que, saliéndose del protocolo de forma natural, sin estar previsto, nuestro mariscal Kim Jong-un le invitara al presidente surcoreano a visitar el norte a la vez, porque así como es la primera vez que un mandatario de Corea del Norte podía pisar el sur tras el armisticio de la Guerra de Corea, después de tantísimos, más de 60 años, obviamente también era de igual significancia. Y significa también poner al mismo nivel el norte y el sur, que el sur pudiera pisar el norte, para que también se produjera ese doble hecho histórico.
Lo mismo que el árbol que han sembrado, el pino que se ha plantado entre ambos líderes, este pino tiene tierra del monte más alto que hay en Corea que está en Corea del Norte que es el monte Paektu-san. Y el monte más alto que hay en Corea del Sur que está al sur de Corea del Sur que es el monte Halla.
Y luego han traído agua, tanto del río del norte como del río del sur, del Daedong y del río Hangang.
Por lo tanto es una forma de mostrar que ambos líderes están en igualdad y que Corea es una sola nación y se intercambia tanto del norte como del sur, hay un esfuerzo por ambas partes.

 

María de los Ángeles Balparda: Es difícil de expresar con palabras pero qué delicadeza, cada uno de esos símbolos estudiados y puestos allí en un hecho histórico evidentemente.

ACB: Sí, también tiene especial relevancia que Corea del Sur, porque se ha hecho la reunión oficialmente en territorio surcoreano, por eso nuestro líder ha pasado del norte al sur para mantener la reunión en el pabellón que se encuentra oficialmente en territorio surcoreano, pero ha sido recibido con una guardia de honores tradicional.
No ha sido recibido únicamente por la banda del ejército. Cuando se hace normalmente, cuando las visitas de los jefes de Estado, en las que se pasa revista a los soldados o a la banda del ejército normal. Sino que ha sido recibido por militares coreanos en este caso ataviados con los trajes tradicionales de la época real, de la época feudal de Corea cuando Corea era una única nación.
El reino de Goguryeo, Baekje y Silla eran tres reinos que eran los que conformaban Corea y que luego fueron unificados. Por eso es que, antes de que fueran separados, tiene mucha relevancia que el sur haya preparado esta bienvenida con una guardia real de la época feudal cuando Corea era una sola nación.

 

DM: ¿Qué importancia tiene la figura del Presidente de Corea del Sur, en relación a las anteriores autoridades? ¿Cómo has notado tú la forma como ha participado Corea del Sur en este encuentro?

ACB: Bueno, sin duda sabíamos que este Presidente actual en Corea del Sur era mucho más progresista y más nacionalista que el anterior, que de hecho ha sido una Presidenta corrupta que ha sido sentenciada creo que a 24 años de prisión, ni más ni menos, por robar a la gente.
Entonces ha pasado un período tan terrible para Corea del Sur de corrupción y de servilismo a los Estados Unidos, este Presidente sabíamos que tendería hacia la unificación.
El gran problema es que su poder es limitado. Corea del Sur por desgracia todavía es en gran parte una colonia de Estados Unidos, el control militar de Corea del Sur no lo tiene el propio Presidente, o sea, no puede ni declarar una guerra ni controlar sus tropas porque dependen de Washington. O sea, el ejército surcoreano depende de órdenes de Estados Unidos. Pero dentro de su margen de maniobra esperábamos que fuera posible avanzar, porque entre sus consejeros más cercanos del actual presidente surcoreano, hay un señor que estuvo durante varios años en prisión precisamente por ir en contra de la dictadura fascista pro-americana que existió, del General Park Chung-hee.
Entonces, entre los asesores más cercanos del presidente surcoreano, hay personas de carácter progresista y de carácter de izquierda considerables.

 

MAB: Una última pregunta, Alejandro. Había ejercicios militares entre Estados Unidos y Corea del Sur en estos días previos ¿Qué pasó con eso?

ACB: Bueno, nuestro ejército diríamos que, en esta ocasión, obviaríamos ese tipo de maniobras siempre y cuando no se ejecutaran en nuestra frontera como ha ocurrido en el pasado. De hecho ha llegado a haber conflicto puntual, cuando pasó el bombardeo de la isla de Yeonpyeong fue precisamente porque Corea del Sur con los Estados Unidos dispararon sobre nuestro territorio. Esto sucedió hará unos 6 años aproximadamente, entonces nuestra República respondió bombardeando una base militar surcoreana.
Eso fue porque dispararon sobre nuestro territorio. Por lo tanto les hemos dicho que si lo quieren hacer, que lo hagan más alejados para que no haya posibilidad de conflicto

 

MAB: Te agradecemos mucho este contacto a esta hora y por supuesto seguiremos comunicándonos contigo si lo permitís.

ACB: Por supuesto, encantado y que pasen un buen día.