“CON EL NEOLIBERALISMO QUE SE APLICA EN ARGENTINA Y URUGUAY NO HAY SOLUCIONES PARA LOS PUEBLOS”
Entrevista al economista José Antonio Rocca, 9 de mayo de 2018.

JOSE ANTONIO ROCCA.jpg

El economista y docente José Antonio Roca analizó en la mañana de la 36 la crisis argentina. En ese sentido Rocca señaló que en Argentina pasó lo que tenía que pasar: “el neoliberalismo en su versión más descarnada genera este tipo de contradicción”. Por un lado “el Banco Central se venía jugando a utilizar el dólar como ancla de otros precios, en un mercado abierto, para compensar a los exportadores frente a ese dólar retrasado se quitaron impuestos fundamentalmente a la soja. Se recortaron retenciones y eso afectó las cuentas del Estado y llegó un momento que todo esto que se sostuvo un tiempo, mediante el aumento del endeudamiento comenzó a hacer agua. A ese se agrega una desconfianza de los especuladores que llevó a un empuje del dólar, que no es solo de Argentina, sino que en estos momentos también se da en el región”. A continuación transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/jose-antonio-rocca-19-5-2018-audios-mp3_rf_25875994_1.html

 

Diego Martínez: Estamos recibiendo aquí en el estudio al economista José Antonio Rocca, a quien le damos la bienvenida y los buenos días. ¿Qué tal Rocca, cómo está?

José Antonio Rocca: Bueno, buenos días para ti, para toda la audiencia, como siempre decimos, es un placer estar aquí hablando de Economía.

 

DM: Bueno, vamos a hablar de economía local y también regional porque todo tiene mucho que ver con lo que está pasando hoy.
¿Qué pasa en Argentina? ¿Qué está pasando con el dólar, con el anuncio de Macri de volver al FMI con 30.000 millones de dólares de crédito, con esto de las retenciones, el dólar futuro? Todo parece haber vuelto

JAR: Bueno, ha pasado lo que tuvo que pasar, como decía una canción. En definitiva el neoliberalismo en su expresión más descarnada, que un poco es lo que representa a Macri, genera este tipo de contradicciones, por decirlo así.
Por un lado Sturzenegger, en Banco Central Argentino, se venía jugando a utilizar el dólar como ancla de otros precios, para evitar un poco la inflación, en un mercado abierto.
Para compensar a los exportadores frente a ese dólar retrasado, se le quitaron impuestos fundamentalmente a las exportaciones de soja, se le quitaron retenciones. Eso afecta en buena medida las cuentas del Estado, que recauda menos. Y llegó un momento en que todo esto que se sostuvo durante cierto período del gobierno de Macri mediante un aumento del endeudamiento, comienza a hacer agua por todos lados.
Y ya una cierta desconfianza de los especuladores, ha llevado a un empuje sobre el dólar.
Un empuje que además no es sólo de Argentina sino que es, de alguna forma en este momento, regional, en Brasil también viene subiendo, pasó de 3,20 a 3,55 en poquito tiempo. También en otros países del mundo como Turquía, por ejemplo.
O sea que hay una apreciación del dólar a nivel mundial, primer dato.
Segundo, el atraso cambiario en Argentina, que ya lo había hasta mencionado el auditor del Fondo ahí por noviembre, agrava un poco la situación de Argentina. Y una vez que se comienza con la especulación financiera ya abierta, en este caso contra el peso argentino, ya es muy difícil saber en qué momento para, porque ya comienzan a jugar también factores psicológicos, factores de que los especuladores juegan a hacerlo aumentar más o menos según sus intereses, y da la impresión que ya la cosa se les está yendo de las manos. Lo cual está marcando todo este tipo de situación.
Hay otra lectura posible y es que las crisis, en el neoliberalismo agudo, las pagan los trabajadores. Y como es muy difícil decirle a los trabajadores te vamos a rebajar el sueldo de 100 a 80, porque ahí sí se genera un gran conflicto, una de las formas que tiene el sistema para rebajar el salario real es ajustar por debajo del aumento de precios.
Y entonces Macri está proyectando ajustes de salarios sobre una inflación proyectada a un 15%, cuando eso no lo cree ni la mamá de Macri, o sea, cuando nadie puede creer que eso sea verdad. Los aumentos de precio en Argentina van a ser de un 20, un 25, 30 o más por ciento; especialmente con este dólar creciente.
Entonces en cierto modo también, esta devaluación en Argentina es funcional a ciertos sectores exportadores fundamentalmente que ven bajar por ese camino el salario real de los trabajadores.

 

DM: O sea, se da por doble juego, primero por beneficios hacia determinados sectores de poder, a los que se les pide menos de parte del Estado, se les liberan ganancias para que puedan seguir acumulando. Y por otro lado que el ajuste se da por los sectores de trabajadores...

JAR: Por los sectores de más bajos recursos, disminuyendo el salario real. O sea, por allí hay una transferencia bastante fuerte a los sectores exportadores.

 

DM: Que hemos estado hablando que ocurre acá también con esta especie de inflación simbólica, que dicen estar por debajo del 7% cuando todos vemos que los precios aumentan mucho más

JAR: Exactamente. O sea que la idea, el fondo de la idea es ese, es trasladar ingresos de los trabajadores, por un lado de los grandes importadores en un momento mediante el uso del dólar como ancla cambiaria. Y por otro lado, cuando ya la situación se torna insostenible, cuando ya ese consumismo empiece a perder pie porque la gente se endeuda más allá de ciertos límites, cuando ya el costo de ese tipo de políticas es muy grande, ya la devaluación se desata y fundamentalmente la idea allí es que los salarios suban menos que la inflación

 

DM: ¿Ahora, esta situación cómo se podría parar? ¿Cómo se detiene? Porque la señal de ayer de Macri de recurrir al FMI no parece haber sido solución.

JAR: No, digamos, por lo menos para los pueblos no es solución. O sea, allí va a hacer un ajuste más duro sobre los trabajadores, posiblemente le exija el FMI, hasta el que Macri estaba dispuesto a realizar.
Obviamente, todo eso tiene un costo político también.
O sea que, en caso de venir esa ayuda del Fondo, va a venir muy condicionada a que sea una política muy dura, muy represiva desde el punto de vista económico, quizás también social y político, contra los trabajadores. Va a ser draconiano, incluso ya se está planteando disminuir la inversión pública, entre otras cosas, lo cual va a tener un impacto directo sobre todo el funcionamiento económico, todo esto va a tener un costo.
Obviamente el camino, por lo menos el que uno siente como necesario, es totalmente el apuesto, un poco subsidiar las tarifas lo cual se ha eliminado ahora, es al revés lo que está haciendo el gobierno de Macri. Crear organismos del Estado que les permitan llevar al pueblo los alimentos básicos por lo menos más baratos, aún en un proceso inflacionario. O sea, buscar otros caminos totalmente alternativos.
Obviamente refinanciar todo el tema, o más que refinanciar, replantearse todo el tema de la deuda pública y plantearse todo el tema de cuál es la deuda ilegal, cuál es la deuda legal.

 

DM: Ahora, esta que está generando Macri parece ser totalmente legal, pero está endeudando el país a pasos agigantados

JAR: A niveles brutales.
La deuda, claro, si uno la compara con la uruguaya, la nuestra es peor, está llegando a 320.000 millones de dólares la deuda en Argentina, aquí andaba en 38.000, sin contar los intereses, estamos hablando de la deuda madre. Que en los niveles argentinos es un poquito menos que la uruguaya.

 

DM: Sí, en el tamaño de la economía.

JAR: En el tamaño de la economía sobre el PBI es menos que la uruguaya.
Pero de todas formas es enorme, es brutal. Además en estos días vendieron reservas por una cifra muy importante, pasaron las reservas de 60.000 millones de dólares a 54.000. Las reservas que cantan, las reservas supuestamente oficiales, que uno nunca sabe si son reales o no. Y además que la costumbre en estos países últimamente es que las reservas ni siquiera están en el Banco Central, están generalmente depositadas en bancos internacionales. Con lo cual no se sabe cuál es la disponibilidad real que tiene el gobierno sobre esas reservas

 

DM: ¿Y el tema de las tasas, que fue también otra de las medidas que anunció el gobierno argentino de subir al 40%, de qué tasa está hablando? ¿Qué importancia real tiene en la economía?

JAR: Muy interesante tu pregunta.
Eso forma parte también de la misma política de buscar contener el dólar.
¿Cuál es la idea aquí? Los que le prestan dinero al Estado, le prestan a determinada tasa. Los que le prestaban dinero al Estado, estos especuladores, no lo hacen por ser buena gente, por ser muchachos solidarios, lo hacen porque tiene una rentabilidad.
Entonces, el estado argentino que les estaba pagando más del 20% -suponiendo una inflación de un 15- le pasó a pagar primero 30, después 33 y ahora 40.
Es decir, lo que les prestan al Estado argentino, cada vez le exigen más para prestarle. Y obviamente, ¿qué efecto tiene eso? Por un lado sobre el déficit fiscal, porque el Estado le paga más intereses a estos acreedores. Si el Estado le paga más a los acreedores tiene que sacar o de la salud, o de la vivienda, o de la educación, o de las inversiones, de algún lado sale, pero le paga más a los que le prestan al Estado.

 

DM: O sea que si yo soy multimillonario o tengo este tipo de política para generar mi ingreso, me viene fenómeno la política de Macri...

JAR: Los grandes bancos, los grandes banqueros, que son un poco los que manejan este mercado.
Porque en realidad cuando dicen "los mercados dicen" o "los mercados quieren", los mercados son 3 o 4 grandes bancos con grandes capitales.
Los mercados como entelequia, como cosa abstracta, solamente existen en la mente calenturienta de algún economista de manual. Y obviamente, en los grandes organismos que intentan vender esa idea. Pero los mercados son los grandes capitalistas que son los que controlan el mercado.

 

DM: Nos vamos a poner un poquito "chovinistas" preguntándonos, más allá de la afectación que ya quedó claro que tiene contra el pueblo argentino todo lo que está ocurriendo con estas políticas.

JAR: Antes quiero terminar con otro efecto, para tener un poco el efecto de este aumento de las tasas de interés.
Por otro lado, los inversores serios que quieren crédito, como el Estado le está pagando un 40% al que le presta, nadie le va a prestar a un inversor privado a menos de un 40%. Con lo cual, el que quiere invertir realmente, el pequeño productor, va a pagar más caro el crédito.
O sea, todo esto afecta muy negativamente a la producción

 

DM: O sea, ahora querés plata, ponete a la altura de lo que me está pagando el Estado, sino prefiero prestarle al Estado.
Cuando ganó Macri allá por noviembre del 2015, hubieron varias señales por parte del gobierno del Frente Amplio, del Dr. Vázquez, del propio Danilo Astori que ahora salió a pedir que Argentina recupere la estabilidad, que salga de este momento tan difícil.
Vamos a escuchar un momento cuando el presidente Tabaré Vázquez pedía un aplauso para Macri por haber ganado las elecciones.

Tabaré Vázquez: ...muy importante para el país y para toda Latinoamérica, transcurre con total normalidad como debe ser. Así que yo les pido a ustedes un fuerte aplauso para el señor presidente electo y para...

 

DM: En pleno Consejo de Ministros.

Tabaré Vázquez: En la conversación con el señor presidente electo, él me pidió que le trasmitiera al pueblo uruguayo su saludo y el profundo respeto y cariño que le tiene al Uruguay.
Perdón, tengo una laringitis que a veces no me permite hablar...
Un profundo cariño y un profundo respeto me dijo que sentía por el pueblo uruguayo, y me trasmitió que tiene su más firme disposición para trabajar en conjunto con el gobierno uruguayo para tratar de superar todas las diferencias, dificultades, desencuentros que han habido a lo largo del tiempo entre nuestros gobiernos, como todos sabemos.
Él dijo que quiere superar todas esas instancias y encontrar muy rápidamente solución a los problemas que tenemos a veces entre argentinos y uruguayos, entre uruguayos y argentinos

 

DM: Bueno, es un pedacito nada más de lo que decía Tabaré Vázquez allá en noviembre del 2015 cuando ganaba la elección el presidente Macri. Y también Astori daba señales muy positivas de que ahora Argentina se iba a abrir e iba a generar mucho impulso para el Uruguay.
¿Cómo se puede evaluar esto que está ocurriendo en Argentina desde los intereses uruguayos, poniéndonos medio nacionalistas, sacando lo que perjudica al pueblo argentino?

JAR: Bueno, creo que el efecto de este incremento del dólar en Argentina puede ser bastante nefasto para la economía uruguaya, que ya tiene un atraso cambiario de por sí, que ya hay un fortalecimiento del dólar a nivel general, que como decíamos hoy, está subiendo su cotización también en Brasil y en otra serie de países con los que Uruguay negocia.
Todo esto puede llevar a que el atraso cambiario en Uruguay, a que la utilización en Uruguay del dólar como ancla cambiario, también fracase rotundamente en una nueva oportunidad. Se dice que el hombre es el único animal que tropieza varias veces con la misma piedra, ya tropezamos en los 80 con la tablita, se volvió a tropezar en el 2000 y ahora tiene pinta que el tropezón sería inevitable

 

DM: ¿Ahora, se espera un escenario como el del 2001 en Argentina que desembocó, no fue la única razón pero sí una razón importante, en el 2002 de Uruguay? Porque Astori dijo que estábamos cubiertos, que nos habíamos logrado desprender de la realidad de los países vecinos

JAR: Bueno, el pensar que Uruguay es una especie de isla en el mundo floreciente y además con un peso sólido...
Incluso lo que estaban diciendo, que Uruguay estaba comprando dólares para evitar que el dólar bajara, como que el peso uruguayo fuera la moneda más fuerte del Universo y la galaxia. Basta pensar un poquitito para darse cuenta que no tiene ninguna solidez el decir eso, obviamente.
Y ahora hablar del desacople de Uruguay con la región con este contexto, parecería también totalmente desajustado con la realidad. Uno a veces trata de contenerse para no utilizar palabras agresivas, para evitar que la discusión vaya a las palabras y no a la médula que es lo que nos interesa. Porque a veces ellos pueden tener interés en que la discusión se traslade precisamente a términos o a palabras para evitar discutir el eje

 

DM: Ahora, el dólar ya subió en Uruguay, en la jornada de ayer, fuertemente. Se dice que fue la mayor suba en 5 años, más del 2%. Rozó los 30 pesos el promedio y se dice casi 32 en la venta al público.
¿Esto no sería bueno? Desde el punto de vista de los intereses que algunos plantean, de la mayor competitividad, de que el dólar se ajuste más a lo que debería estar.
¿O sea, no podría ser mirado como una buena señal?

JAR: Yo diría en el neoliberalismo, en el liberalismo que se está aplicando tanto en Argentina como en Uruguay, no hay buenas soluciones para el pueblo.
¿A qué me refiero? Si no se devalúa, obviamente el país venía perdiendo competitividad, eso es a costa de un endeudamiento público enorme que está realizando Uruguay, tiene una serie de perjuicios que ya hemos hablado varias veces que caen sobre la economía uruguaya.
Pero a su vez la devaluación lisa y llana, tampoco es solución para los pueblos. Porque en definitiva eso lleva a que aumenten los demás precios, eso de alguna forma impacta sobre la canasta de subsistencia de los trabajadores, y lleva a que la crisis la paguen los trabajadores. Es decir, las soluciones reales pasan por otro lado, pasan por fortalecer los Estados, por fortalecer la participación pública en sectores claves de la economía como en su momento en Uruguay existieron esos mecanismos, no estoy inventando nada. Como el Frigorífico Nacional, se pudo haber creado un frigorífico pesquero para llevar alimento barato a la población, se pudo recrear una especie de subsistencia en la que el Estado compre sin lucro a los pequeños productores para que se elimine toda la ganancia de los intermediarios y lleguen alimentos básicos a la mesa de los uruguayos.
O sea, como que el camino real, obviamente la vieja y querida reforma agraria que se está haciendo una reforma agraria al revés en estos países. Se está concentrando la tierra más que un reparto más equitativo que formas de cooperativización, de socialización, todo lo contrario.
Es decir que el neoliberalismo y la sociedad de mercado -como se dice ahora- no es solución para los pueblos; en ninguna de sus variantes, no con dólar controlado ni con dólar sin control. O sea, el asunto pasa por otro lado.
Obviamente, las tarifas públicas que realmente cumplen un fin social. Tú fijate que acá en Uruguay es totalmente al revés, la UTE, la energía eléctrica es más barata para los grandes consumidores, para los grandes capitales, que para el pueblo; al revés de lo que debiera ser una política social

 

DM: No es esperable que Astori diga, en este escenario de una crisis tremenda, que algunos ya empiezan a mostrar imágenes del helicóptero de De la Rúa, como que no va a terminar el mandato Macri porque está muy desestabilizado también a nivel político. ¿No es natural que Astori trate de demostrar que hay que estar tranquilos, que Uruguay está protegido, desacoplado, que Uruguay tiene sus propias políticas, que haya subido el dólar es bueno? ¿No es esperable esto?

JAR: Sí, sí, absolutamente, porque buscan tranquilizar el mercado, por lo menos a los pequeños usuarios del mercado

 

DM: Los que miran el informativo.

JAR: Exacto, porque los grandes bancos tienen sus estrategias, que en este momento no sé cuáles son pero pasan por otro lado. Ellos, como decíamos hoy, son los que mueven el mercado.
Pero por otro lado busca tranquilizar todo el panorama, ¿porque con qué ahora van a los Consejos de Salario a decir que la pauta salarial es de 6% cuando todo el mundo ve que se comienza a desatar la inflación?

 

DM: ¿Y eso que está pasando en Argentina de la tasa del 40%, de que ahora le sube también la tasa a otros que intentan tener algún crédito, no le puede pasar a Uruguay también que tenga que acoplar sus tasas a lo que está pasando en Argentina para que la banca nacional no le deje de prestar al Estado uruguayo para pasarle a prestar a Argentina?

JAR: Ah, en este panorama va a pasar, obviamente.
Es más, yo ya supongo que en las próximas licitaciones de letras que haga el Estado uruguayo, va a subir las tasas de interés. Porque los que le van a prestar al Estado uruguayo, como ellos miran su rentabilidad en dólares... Con un dólar planchado, si el Estado uruguayo te paga un 10%, a estos grandes inversores no les interesa el mercado uruguayo, les interesa su ganancia en dólares.
Con un dólar planchado a un 10% en pesos, es un 10% en dólares. Con un dólar en ascenso, un 10% en pesos es bastante menos. Y además también aumenta la inseguridad del inversor, o sea, la estimación de cuánto va a ganar a futuro. Entonces va a empezar a exigirle más al Estado Uruguayo
Tú fijate que, por ejemplo, las AFAP; que en un momento tenían casi todas sus reservas en dólares, o por lo menos gran parte, hoy por hoy tienen toda sus reservas en pesos.
Si, por ejemplo, las AFAP, sobre todo las privadas dicen, bueno, se está moviendo, ya ahora para prestarle al Estado uruguayo le voy a pedir más o sino me paso a dólar.
¿Cómo aguantan las reservas uruguayas un poco ese panorama? Ya ni qué hablar de los grandes bancos privados.

 

DM: Ahora, un movimiento grande como puede ser que las AFAPs resuelvan pasar, no digamos el 100, digamos el 50% de su patrimonio a dólares, ¿cuánto implica en la economía uruguaya?

JAR: Ah, les rompe todo, les rompe todo porque prácticamente implica 5.000 millones de dólares en poquito tiempo cuando las reservas reales son 7.000. Ya no qué hablar los bancos privados.
Que además también, se está dando otro fenómeno, la tasa de interés está subiendo en Estados Unidos como decíamos hoy y eso explica en gran medida el fortalecimiento mundial del dólar, porque muchos inversores también pueden decir, bueno, prefiero prestarle a Estados Unidos un 3% en dólares seguro que prestarle al gobierno uruguayo en pesos que no sé cuánto voy a sacar.
Lo que está enmarcando además todo esto es un poco el gran casino que es la economía mundial. Una economía que hoy por hoy no se rige en realidad por los valores de la producción, por la evolución futura de los sectores más vinculados a los mercados locales y qué sé yo, sino que en su esencia se mueve por la especulación financiera. Es un gran casino en el cual la ruleta gira en una forma casi loca ¿no?

 

DM: Bueno, leo algunos mensajes que nos han llegado de la audiencia.
"¿Parece que los depósitos en Argentina se están yendo a Estados Unidos porque aumentó la tasa de interés y les conviene irse? ¿Es verdad esto? ¿Puede pasar en Uruguay?" -pregunta Silvia del Cordón.
"Un saludo a Rocca que nos muestra que un economista puede hablar sencillo" -esto lo manda Patricia Arraigada- "para que todos entendamos y no en difícil para confundir, por eso mi saludo y mi pregunta. Desde toda esta movida de Macri en la vecina orilla observé que acá el dólar se movió, y si no me falla el cálculo, de la semana pasada a hoy subió 2 pesos, que no es poco. ¿Qué pasará? ¿Allá estornudan y acá nos engripamos? ¿Es así una vez más?"

JAR: Sí, sí, creo que es así.
Bueno, primero la primer pregunta. Creo que es posible, digamos, los empresarios son primero empresarios, buscan su rentabilidad y su seguridad. De repente Argentina en este momento le da más rentabilidad, pero la seguridad que puede ofrecerle porque se le fue un poquito las cosas de la mano desde el punto de vista económico, es muy limitada, entonces, está un poco. Dentro de ese casino que es la economía mundial, están los que apuestan a seguro aunque ganen poco, y están los que apuestan con más riesgo pensando ganar más.
Es un poco ese tipo...

 

DM: En vez de jugar al pleno juegan a rojo y negro.
Es la realidad, el casino mundial, eso es lo que está funcionando hoy.
Respecto a la otra pregunta, sí, también, en Argentina se resfrían y aquí estornudamos. Obviamente, en Argentina o Brasil. En estos momentos quizás la dependencia con Brasil sea hasta más directa en muchos aspectos, pero la dependencia financiera en estos planos es muy clara. Y en Argentina y Brasil la devaluación fue de un 20%, un 25% en el último período, y aquí fue de un 10. O sea que, si vamos a ese punto de vista, es de esperar que aquí el ajuste se profundice, el ajuste o el desajuste, según de qué lado lo veamos.

 

DM: Estamos en época de discusión, también en el seno del propio gobierno, por el presupuesto.
Está el tema de la deuda de por medio. ¿De qué manera pueden afectar estos dos temas, estos dos elementos, el aumento importante del dólar? Porque uno supone que no va a aumentar un día y al otro día va a bajar, que esto fue una tendencia que se supone que por lo menos por un par de semanas va a permanecer.

JAR: Bueno, hay distintas aristas también aquí. Posiblemente por un lado traslade parte de la crisis a los trabajadores públicos, lo mismo que a los trabajadores privados. O sea, incluso en los públicos ya se viene realizando más directamente, porque obviamente el ajuste es mucho menor a la inflación esperada, proyectada, ni qué hablar ya de la inflación real. Ya mirando solamente las cifras oficiales, están dando un 3,97 en 4 meses, un 4%.
Uno supone que las cifras están maquillando un nivel brutal porque hasta por la cifra de 3,97. Es como cuando en el supermercado te ponen 14,95, para el factor psicológico, es un 3,97 en lugar de un 4.
Pero bueno, dicho 3,97 parece que fuera menos. O sea, ya todo esto se está dando, el ajuste va a ser más brutal.
Por otro lado también, las tasas de interés a pagar, tanto por lo que le pidan en pesos, los que le prestan en pesos al gobierno como por los que le están prestando en dólares, van a crecer. Con lo cual los pagos futuros de intereses de deuda, que ya vienen creciendo en forma alarmante.
En diciembre era 3.2% del PBI, cifras oficiales, hoy ya son 3.4%. Y se puede decir, bueno, 0.2% del PBI, pero allí estamos hablando de millones de dólares y todo esto está creciendo. Y obviamente, con este aumento, va a crecer más, posiblemente con los intereses de deuda, va a afectar mucho la Rendición de Cuentas.
Porque además, también, los que le van a prestar al gobierno no piden que el gobierno haga ajustes porque les gustan los ajustes, sino que piden que el gobierno haga ajustes porque así ellos se aseguran que el gobierno les va a pagar a ellos.
Esa es un poco la idea básica.
Lo mismo, cuando el Fondo le va a prestar a Argentina, le va a decir, bueno, bajen todos los demás gastos, aquí hubo acuerdo, el acuerdo del Banco Mundial que fue paradigmático allá por 1990, 91 o 92, los acuerdos decían que Uruguay debía bajar todos sus gastos del Estado excepto los de deuda. O sea, lo decían sin pelo, porque claro, además son acuerdos hasta en inglés, hablan sin pelos en la lengua, no les importa mucho la política interna.
Que sí les importa a los políticos.
Bueno, el caso de Macri que es un empresario, actúan más como empresario, lo cual, obviamente, en eso de los que llevan el dinero al exterior, no me extrañaría que las empresas de Macri estén llevando el dinero al exterior, como pasó en su momento con el hermano de Menem. Macri es el menemismo, volvió el menemismo tardío.

 

DM: Se había dicho ya antes de cuál era la expectativa que se tenía, por el equipo económico además que armó, por un montón de actores que estaban en los mismos gobiernos donde...

JAR: Es el Martínez de Hoz de la dictadura y después el menemismo. Y un poco como que las historias vuelven a repetirse, y claro, en Argentina lo tienen más tatuado a fuego todavía que acá creo.

 

DM: Rocca, como siempre, un gusto haber hablado contigo. Me da la sensación, en esto no quiero ser pájaro de malagüero, pero me da la sensación de que la semana que viene te vamos a tener de vuelta acá.

JAR: No, por favor.
Bueno, espero algún día venir a dar buenas noticias.