“TENEMOS PRIVATIZADAS ÁREAS QUE SON NEURÁLGICAS DEL BANCO DE LA REPÚBLICA”
Entrevista a Lorena Lavecchia, presidente del Sindicato del BROU.

Lorena Lavecchia.jpg

Lorena Lavecchia, presidenta del sindicato del Banco República y consejera de banca oficial de AEBU, compartió la mañana de la 36 con José Luis Vázquez y Diego Martínez para hablar de las pérdidas que ha tenido el Banco República y de la inclusión financiera, entre otros temas. En cuanto a las pérdidas Lavecchia recordó que el año pasado el Banco República tuvo menos ganancias que la suma de los bancos privados, y consideró que este es un dato interesante ya que en 2017 desarrollamos un conflicto para mostrar al ciudadano lo que está haciendo este gobierno con las empresas del Estado y recordó que los uruguayos votamos contra la privatización de las empresas públicas.  Dijo que “se está desguazando el Banco República y por el lado de la población empiezan a tener menos servicios, determinado tipo de ciudadano, como trabajadores y jubilados, beneficiando a las empresas y está imposición de la bancarización obligatoria genera mayores privatizaciones, trasiego a las empresas privadas, precarización laboral y el único perjudicado es el uruguayo de a pie”. También se refirió a los vínculos del hijo del presidente Vázquez con Pos2000 que es la empresa más grande que provee servicios de POS y con la que trabaja el BROU; “no hay en el Sindicato Bancario una definición concreta sobre la ley de inclusión financiera”, resaltó. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/lorena-lavecchia-6-6-2018-audios-mp3_rf_26386886_1.html

 

José Luis Vázquez: Estamos recibiendo con mucho gusto a la presidente de Sindicato del Banco República, Lorena Lavecchia, que además también es consejera de la Banca Oficial.
Lorena, bienvenida.

Lorena Lavecchia: Muchas gracias, buenos días. ¿Cómo están?

 

JLV: Bueno, Lorena, vamos a hablar de temas financieros, y vamos a hablar de la inclusión financiera.
Pero en principio quiero abordar un tema que sé que preocupa al sindicato, y particularmente al sindicato del Banco República, por las pérdidas que ha tenido el banco por segundo año consecutivo

LL: Sí, en realidad fue al cierre del 2017 que por primera vez desde el 2006 el Banco República tiene menos ganancias que la suma de las ganancias de los bancos privados. Este es un dato que para nosotros es bien interesante porque el año pasado estuvimos desarrollando un conflicto que finalmente pudo ponerse en conocimiento de la ciudadanía lo que está haciendo este gobierno con las empresas del Estado.
Particularmente para nosotros es importante porque hubo un plebiscito en el Uruguay donde los uruguayos ya dijimos que las empresas públicas queríamos que quedaran en nuestras manos.
En este caso, estas empresas que además dan ganancias evidentemente, estas ganancias deberían ser redistribuidas entre toda la ciudadanía para una mejora de toda la población.
En el momento en que estas empresas del Estado, como es el Banco República, empieza a tener menores ganancias. Estas ganancias a su vez no es que desaparecen de plaza, no es que estemos todos ganando menos, estamos hablando de que el Banco República empieza a perder ganancias y los que empiezan a aumentar son los bancos privados.
Entonces, para nosotros eso es bien importante desde esos dos puntos de vista. Por un tema político de que no se está respetando la voluntad de la ciudadanía porque las empresas estatales se están desmenuzando por partes, es decir, no estamos vendiendo todo el banco República, lo que estamos haciendo es desguazando el Banco república como bien decía un artículo de brecha de Samuel Blixen, que lo llamó "El Desguace".
Bueno, efectivamente esa es la situación que estamos viviendo en el República.
Ahora bien, por el lado de la población, esto es bien interesante porque empiezan a tener buenos servicios determinado tipo de ciudadanos, estamos hablando de los trabajadores y de los jubilados. O sea, el Banco República evidentemente empieza a perfilarse hacia otros sectores como son las empresas.
Y al mismo tiempo, esta imposición que hay a partir de la bancarización obligatoria, empieza a generar mayores privatizaciones, trasiego de dinero evidentemente hacia los privados, precarización laboral, menos dinero también para gastar los ciudadanos y los pobladores en el interior del país. Entonces, es como una especie de calesita que se empieza a generar donde el único perjudicado evidentemente es el uruguayo de a pie, el trabajador, el jubilado y el resto de la ciudadanía. Porque cuando hablamos del dinero de las empresas públicas, también estamos hablando de la educación, también estamos hablando de la seguridad, también estamos hablando de la salud, hay menos dinero para todo ese tipo de conceptos que hacen a un Uruguay mejor.

 

Diego Martínez: ¿Ustedes a qué le adjudican esta pérdida de ganancias del Banco República y la derivación de las mismas a la banca privada?

LL: Evidentemente a partir de la inclusión financiera, entre otras cosas, hay distintas formas de pasar dinero a los privados, no solamente a los bancos privados.
Por un lado, por el tema de la inclusión financiera, sí, evidentemente empieza el Banco República a pagar comisiones, por ejemplo, a bancos privados o a empresas privadas. Se paga comisiones a partir de la inclusión

 

DM: ¿Por qué?

LL: Es decir, cada vez que uno va a retirar dinero en un lugar que no es un Banco República o no es un cajero automático del BROU, éste le paga comisión a esos corresponsales, por cada retiro, por cada operación que uno hace.

 

DM: Por ejemplo, en Abitab o en RedPagos.

LL: Exactamente, cada vez que uno va a la maquinita esa que dice "BROU" que uno piensa que está retirando del BROU, en realidad lo que hay es un acuerdo con esas empresas como Abitab o como RedPagos donde el BROU le paga comisión a este.
Están los montos además establecidos en los contratos, cuántas Unidades Indexadas (UI) por cada tipo de operación, si es un retiro, si es un depósito, si es un depósito por una tarjeta prepaga, a partir de ahí el BROU está pagando comisiones.
Eso por un lado.

 

DM: ¿Y eso no lo hacen los bancos privados, o también?

LL: Supongo que también lo hacen los bancos privados.
La gran diferencia ahí está en que la red que tenía el BROU y la presencia que tenía en todo el país, a partir de la circular de corresponsalías del Banco Central y de la Ley de Inclusión Financiera, evidentemente lo que se pone más competitivo es el banco privado, que no tenía presencia en todos los lugares y ahora sí la tiene.
Por otro lado empiezan a surgir otros privados, que no son solamente los bancos, estamos hablando de estos otros pequeños corresponsales que en muchos casos son financiados por el Estado.
Por ejemplo, nosotros durante el conflicto del año pasado hablamos sobre la Agencia Nacional de Desarrollo que es financiada, entre otros, por parte de las ganancias del BROU.
De la propia Agencia Nacional de Desarrollo se daban dos situaciones, por un lado estaban subvencionando la instalación de pequeños locales en pequeñas poblaciones del interior para que se encargaran de dar los retiros en efectivo para los ciudadanos que también se les paga. El cobro de facturas, era un negocio prácticamente garantido también, porque en realidad el hecho de montar ese local implicaba que vos tenías ganancias aseguradas a partir de las comisiones también a entes estatales.
Es decir, cerramos las cajas de la UTE, cerramos las cajas de la OSE y luego lo pasamos a pequeñas poblaciones a las que les vamos a pagar comisiones por hacer esa tarea. Eso por un lado.
Pero por otro lado nosotros lo que denunciamos el año pasado que era bien interesante era... Bien interesante en este sentido, cuando se hablaba del tema de las privatizaciones o de que las empresas del Estado se iban a quedar solamente con aquello que se consideraba que era neurálgico. Entonces, en el caso del BROU, más allá de que para nosotros en realidad las tareas que se hacen permanentes deben ser realizadas por trabajadores permanentes en general, en el caso particular del sistema financiero, lo que sucede es a partir de los créditos. Es decir, nosotros tenemos privatizado también el análisis del crédito, por ejemplo, dentro del BROU que es algo que, más allá de que aquel que considerara que podía ser algo neurálgico o no y a partir de ahí estar de acuerdo con algunas privatizaciones, en este caso corta transversalmente.
Es decir, tenemos privatizadas áreas que son neurálgicas del BROU. Esto en manos de privados.

 

JLV: ¿Todos los créditos están privatizados?

LL: No, son determinados segmentos de créditos, es hasta 1.600.000 dólares que se hace el estudio de los balances en este momento por parte de CPA Ferrere y KPMG, eso es lo que tenemos actualmente

 

JLV: ¿Y qué porcentaje de la cartera de clientes sería, de los créditos? ¿El 50%?

LL: El porcentaje, así de memoria, no lo tengo

 

DM: ¿Pero y por qué, el banco no tendría capacidad para hacerlo del propio banco eso?

LL: Claro, si cubriera las vacantes, lo podría hacer perfectamente. Eso es así.

 

DM: ¿Y por qué no lo hace?

LL: Bueno, esa es la discusión que tenemos.

 

DM: ¿Hay alguna explicación que les dé el banco?

LL: No, el banco habla de un tema de celeridad, un tema de lentitud, y bueno, que no tenían el personal. Ellos se excusan en realidad en un tema de zafras. Ellos lo que dicen es que los balances, según sea de agro o sea de empresa, cierran en determinado momento del año y que ahí ellos tienen como una mayor demanda.
Lo cual esto es no es verdad y quedó demostrado, además es pública, la memoria descriptiva ha sido publicada incluso, donde se establece que la contratación no es para los momentos de zafra, estamos hablando de que las contrataciones son anuales, se hacen por parte de estudiantes de ciencias económicas avanzados con salarios de 15.000 pesos.
Está bien, mientras nosotros pagamos el estudio de una de esas carpetas, la más compleja, estamos en 7.000 pesos la carpeta. Esos trabajadores cobran digamos por dos carpetas que realiza CPA Ferrere.

 

JLV: ¿Lorena, pero eso es grave, no? Porque si un legislador le pide al banco esa información, no se la dan.

LL: No, ese es otro de los problemas que hay, incluso a partir de la ley de información pública. Es decir, hay información que evidentemente no se le brinda a la ciudadanía ni a los trabajadores, porque también ahí hablamos de las leyes de negociación colectiva donde los directores deberían dar determinada información a los trabajadores para que uno pueda realmente negociar de buena fe. Eso no sucede.
Y tampoco sucede con los parlamentarios. Y tampoco sucede con la ciudadanía, porque cuando uno habla de que no se lo dan a los parlamentarios, estamos hablando de que no se lo dan a los representantes electos por la ciudadanía.

 

JLV: Claro, y lo maneja un becario y una empresa privada.

LL: Exactamente, lo manejan empresas privadas y becarios.
Y ahí lo que nosotros teníamos, por ejemplo, era una injerencia que nosotros visualizábamos que era, que a partir de la Agencia Nacional de Desarrollo en ese momento en manos de Martín Dibarboure, vinculado evidentemente al director del BROU Jorge Polgar, con un asesor contratado por Polgar que cobra un salario de 137.000 pesos mensuales por asesorar al directorio. Y este funcionario o asesor, Correa, también es director de la Agencia Nacional de Desarrollo.
Entonces, en realidad nosotros teníamos a alguien de la Agencia Nacional de Desarrollo (AND), que también forma parte del BROU y que era quien designaba al directorio en los comités de crédito donde se terminaba resolviendo la asistencia crediticia de estos fragmentos que te hablo que ahora ya estoy buscando cuál es el porcentaje del segmento de hasta 1.600.000 dólares que son las carpetas que estudian.
Esto fue un conflicto el año pasado que se llevó adelante, que terminó cerrándose con una asamblea de diciembre, donde lo que se propone por parte del directorio es un proceso de desprivatización, eso es lo que dice en la letra.
Lo cierto es que, en el momento, hasta el día de hoy, la única solución para esta situación fue realizar un concurso para trabajadores, para poder completar esos puestos que hoy están llevando adelante los trabajadores de CPA Ferrere, pero lo cierto es que en la práctica, en vez de 10 trabajadores lo que estamos haciendo a partir de este concurso, en realidad estarían ingresando sólo 2 trabajadores a ese sector. O sea que es muy probable que esa privatización, por esa vía y por el acuerdo que se llevó en diciembre, en realidad no se solucione y siga manteniéndose en manos de privados.
Pero también está la recuperación del crédito en manos de privados. Es decir, el BROU continúa con este intento privatizador que ya prácticamente por la vía de los hechos se está llevando adelante sobre todo porque, bueno, también sabemos cómo está el movimiento sindical en este momento.
Es decir, la falta de independencia política y de clase que tenemos en el movimiento sindical, que bueno, que de alguna manera hace que el gobierno tenga carta libre para llevar adelante determinado tipo de políticas, porque no encuentra una oposición.
No encuentra una firme oposición por parte de los trabajadores, ni encuentra una firme oposición por parte de la oposición política.

 

DM: Hablaste de la implicancia o de lo que genera el sistema nuevo y hablamos de la reducción del BROU en momentos donde debería expandirse, donde los privados se están expandiendo. ¿Hay alguna explicación que se le haya dado a los trabajadores por parte de las autoridades del BROU de por qué, en vez de tener una política expansiva cuando hay más clientes, cuando hay más necesidad también de acceso por parte de los clientes, tienen una política contractiva? ¿Alguien explica eso?

LL: No, en eso no hay una explicación, las explicaciones no se sustentas. Es decir, uno puede explicar mucha cosa, pero si lo que yo te digo a vos no te cierra por ningún lado, en definitiva es exactamente lo mismo, sería mejor que no te dijera nada.
Eso es lo que nosotros visualizamos como trabajadores.
Es decir, primero estás hablando, si tenemos 500 mil clientes más, que no son clientes, son usuarios, porque en realidad son trabajadores que ahora vos los tenés presos de la inclusión financiera, les vas a dar una tarjeta. Les vas a dar una tarjeta para que usen una máquina.
Si quieren que los atienda una persona, en este momento tienen que ir a una red de cobranza a ser atendidos por un trabajador precario cuyo salario es de 14.000 pesos. Que además es el mismo que te va a vender la entrada para el partido, el que te va a hacer el retiro de tu cuenta. Que a su vez tampoco está educado financieramente ni sabe qué productos te va a poder vender.
Entonces, todos esos clientes en realidad lo que quedan es de alguna manera a la deriva, están fuera del banco, los echamos del banco. No los incluimos, los excluimos.
Entonces, es lo que vos decís, en realidad tenés toda una población que perfectamente podrías atender, a partir de distintas operaciones que uno puede hacer en el banco, que aparte de que yo te atiendo por una cosa, evidentemente puedo ofrecerte otros productos, otros servicios.
Nosotros estamos dejando a toda esta gente en realidad en manos de privados a partir de otros préstamos que pueden ser cobrados rápidamente en los supermercados. Vos vas a estos supermercados donde hay convenio donde la cajera que te cobra el papel higiénico te hace un retiro en efectivo con salarios de 10.000 pesos, y al mismo tiempo te ofrece un préstamo de Pronto inmediato que te lo va a dar en el momento, con unas tasas que duplican o triplican las tasas de los créditos sociales del BROU. Que igual hay lucro ahí, igual en esa tasa el banco obtiene ganancias, eso es una realidad. Ahora, no vas a comprar un 24% con un 78%.
De hecho, el BROU empieza a tener políticas también que se asemejan a las de los bancos privados.
Ahora hace poco estaba en la presa este tema por ejemplo de estas sociedades anónimas que forman parte de las empresas del Estado y que no se sabe si son públicas, si son privadas, si los funcionarios están de derecho público o de derecho privado, etc.
El BROU tiene una de esas empresas que es República Microfinanzas S.A. que también otorga préstamos a la ciudadanía. Otorga préstamos.

 

DM: ¿Compite con el propio banco?

LL: Compite con el propio banco, a tasas mucho mayores, prácticamente a las mismas tasas que banca privada, y donde retira usted el préstamo, va a un Abitab, a un RedPagos a depositarlo.
Y a eso hay que sumarle que, por ejemplo, Abitab ha hecho donaciones a la campaña del Frente Amplio y eso se puede chequear fácilmente. Y también tenemos uno de nuestros directores que es Pablo Moyal, que es integrante de la empresa Stavros & Moyal. A ver, en los papeles era integrante hasta el 2016 en que asumió en el BROU. Hoy el 95% de las acciones de Stavros & Moyal lo tiene su hermana que es Alexandra Moyal.
Esta empresa, hoy de la familia de uno de los directores del BROU, es quien hace la auditoría de RedPagos, de Nummi S.A. y eso también uno entra a Banco Central, busca y lo encuentra.
Entonces, lo que nosotros vemos es que hay pasaje a manos de privados, los bancos privados empiezan a ganar más dinero. Tampoco ingresa más personal en los bancos privados, si vamos a lo que capaz que a la gente, aparte de lo financiero le afecta en la vida cotidiana. Es decir, un salario mínimo de ingreso en la banca privada son 48.000 pesos.
Un salario de ingreso a la banca oficial son 30.000 pesos. Un salario por convenio por Consejos de Salarios de los Abitab o los RedPagos son 14.000 pesos. Entonces los bancos privados también empiezan a reducir su personal bancario y lo que tienen son estas financieras donde las condiciones de trabajo son otras y que también prestan dinero pero a mucho mayores tasas.
A ver, todo esto producto evidentemente de que los trabajadores y jubilados vivimos endeudados. Porque eso es lo otro, cuando hablamos del sistema financiero también tendríamos que hablar de eso, no solamente de precarización de trabajo. Es como una gran rosca, por eso digo que hay que ver en qué momento se para y cómo. Porque por un lado vos tenés, en vez de pagarle a un trabajador 30.000 pesos, tenés a una persona que gana 14.000. Al mismo tiempo estás echando a la gente hacia los privados, le estás pagando comisiones a los privados, te empezás a retirar del mercado y obligás a la gente además a trabajar con estos medios electrónicos, internet, etc., que en definitiva también lo que hacen es darle todo el dinero de los uruguayos, hoy está en manos de los bancos.

 

JLV: Ha estado circulando en los últimos días la información de que hubo una persona que estuvo durante los últimos 4 años al frente del sector privado de los bancos, la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU), estoy hablando de Jorge Ottavianelli, que participó también como superintendente de bancos en el Banco Central del Uruguay (BCU).
¿Eso se puede por ley, es legal que un tipo esté como superintendente de bancos en el Banco Central y después vaya de director ejecutivo de la ABPU en medio de la discusión por el tema Inclusión Financiera, e inmediatamente que termina la negociación, se va? Ahora creo que está en otro banco privado.

LL: Bueno, a veces lo que pasa que por un lado tenemos la legalidad y por otro lado tenemos la ética. Bueno, yo miraba ahora cuando les comentaba lo de RedPagos, por ejemplo, y el director este que tiene la auditoría externa de RedPagos, Moyal, también tenemos uno de los vocales de Nummi -Nummi S.A. es el nombre de RedPagos- que fue también director del BROU que es Gustavo Michelín de otra fuerza política.
Entonces, acá lo que pasa que es todo como evidente, el problema es que nadie sabe cómo ponerle el parate. Porque uno empieza a hablar, uno se da cuenta de que hay cosas que están mal. ¿Qué es lo que hay detrás de esto? ¿Qué es lo que hay detrás de la inclusión financiera? Y en realidad, son cosas que vienen proyectadas hace años que los ciudadanos empezamos a tomar consciencia ahora, a partir de determinadas denuncias que también podemos hacer a partir de determinadas situaciones que nos permiten salir a los medios. Porque ahora, hace poco hablamos en otro programa de radio, la gente preguntaba si recién ahora nos dimos cuenta; no, yo me di cuenta en el 2009 cuando sacó la circular el Banco Central. A partir de ahí lo empecé a discutir en el sindicato. A partir de ahí empiezan a cambiar las internas en los sindicatos. A partir de ahí suceden cosas que no le permiten salir en la prensa, o hay otras personas que empiezan a darse cuenta de cómo los afecta en su vida cotidiana determinadas medidas impuestas por el gobierno y a partir de ahí se empieza a generar de alguna forma una especie de conciencia en la sociedad donde empezamos a discutir determinados temas que no se discutían. Y por los cuales se pagan altos precios.
Porque en Uruguay decir en la prensa están privatizando, el gobierno del Frente Amplio está privatizando las empresas del Estado, no es algo menor, tiene determinado costo. Que uno adentro de sus sindicatos pueda hacer determinadas investigaciones, que capaz que no son exhaustivas, que no tenemos todos los datos al dedillo, porque no somos el directorio. Somos trabajadores que, la información que manejamos es de investigaciones que hacemos nosotros a partir de la prensa, a partir de valiosos periodistas que también investigan, y a partir de que los trabajadores se juegan la camiseta, la verdadera camiseta como uruguayo y como servidor público para darnos esta información a las personas a las que confían. No es gente que no tuviera la información, es gente que no confiaba en determinada representación sindical, que iba a pasar algo con esa información que a ellos les podía costar el trabajo y que se han atrevido a dar esta información porque entienden que lo que está pasando en las empresas del Estado afectan no solamente a una institución como esta sino a todos los uruguayos.
Y a partir de ahí estos temas se empiezan a discutir.
Entonces, es la ciudadanía la que de alguna manera debería poder encontrar la manera de censurar a aquellos a quienes eligió para ser representada. Esa es la situación.
Entonces, estas cosas ¿legales? Y seguramente sean legales, cuando hablábamos de esto de las empresas, de las Sociedades Anónimas dentro de las empresas del Estado, uno dice, a ver, ¿está bien que el concuñado de Jorge Polgar esté en una institución que es financiada por el propio banco como es la AND? Que además, justamente lo que intenta es la otra pata del Fondes, de las cooperativas. Estamos hablando de lo que es la política hacia las micro y pequeñas empresas. Es decir, toda esa política de Estado a crear nuevos empresarios que al mismo tiempo, ese posible nuevo empresario perfectamente podría ser un trabajador que estamos echando, perfectamente podría ser un jubilado que estamos echando. Pero vamos a crear, es una de las metas que tiene el BROU de tener 5.000 nuevos clientes de micro y pequeñas empresas.
Entonces, cerramos una agencia como Mercado Modelo, que hoy por hoy se mantiene abierta pero no puede ingresar público, y lo que hay son dos funcionarios saliendo a conseguir empresarios que quieran abrir sus empresas, mientras hacinamos a la gente en Agencia Unión haciendo filas, siendo mal atendidos, donde realmente uno no puede venderles absolutamente nada.
Y al mismo tiempo, las microfinanzas, cuestionadas igual internacionalmente a partir de cuánto vas a currar, cuánto le vas a robar a uno que no tiene nada realmente como política de Estado, pero lo tenemos privatizado a partir de una Sociedad Anónima, con trabajadores que no cobran lo mismo que un trabajador del Estado y hacen tareas permanentes

 

DM: Capaz que para ustedes que están adentro, es algo ya muy sabido, pero por lo que decís el interés de lo privado sobre lo público, es lo que reina. Y que no hay, aparentemente, voces dentro de las instituciones estatales que defiendan el interés público, más bien hay comunión, hay acercamientos, negocios en común, eso es un poco lo reina. Y estar de los dos lados del mostrador o tener parientes de un lado y estar del otro.

LL: Exactamente, eso es lo que está sucediendo. Claro, como Uruguay también es tan chico en la medida en que los medios se interesan y uno puede llegar a la ciudadanía, y que la propia ciudadanía está preocupada por cómo la impacta de diferentes maneras. Esto es algo que nos impacta a todos, no poder tener acceso a nuestro efectivo, tener que estar usando tarjetas, los pequeños comerciantes que no saben cuánto les ingresa el dinero y cuándo no. No saben cuál es el capital de giro que van a tener al finalizar la tarde, qué pueden invertir, qué mercadería pueden reponer.
Entonces, a partir de que esto empieza a impactar, la gente empieza a preguntarse por qué.
Bueno, para nosotros lamentablemente, porque hay una discusión que en Uruguay parece que se hubiera dejado de dar, que esto de que parece que estuviéramos volviendo a los 70. Uno dice, ay eso ya fue, la deuda externa ya fue, hablar del Banco Mundial, el Fondo Monetario, ay, de eso no se habla más porque parece que sos un hippie de la década del 60.
Y en realidad lo que sucede es que la deuda externa sigue en aumento, los países se siguen endeudando, Uruguay triplicó su deuda externa además, y a partir de cada préstamo que uno pide, a partir de determinado empréstito que a uno le dan, se le ponen determinadas condiciones.
Bueno, estas son las condiciones que pone el Banco Mundial. El Banco Mundial acá está metido en la inclusión financiera.

 

DM: ¿Este plan es del Banco Mundial?

LL: Es un plan del Banco Mundial. Uno entra en la página del Banco Mundial, yo lo tengo, hoy lo estábamos mirando. El Banco Mundial dice, inclusión financiera, alrededor de 2.500 millones de personas no utilizan servicios financieros, y el 75% de los pobres no tienen cuenta bancaria.
Mirá vos qué maravilla de descubrimiento... Evidentemente no tienen cuenta bancaria, tampoco tienen para comer, pero acá lo que le importa al Banco Mundial es que no tienen cuenta bancaria.
Entonces, la inclusión es clave para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad. Este es el cuentito del Banco Mundial.
El Banco Mundial, además está financiando, algunas de las empresas que hoy tienen son dueñas de los POS. Los POS son las maquinitas estas por donde uno pasa su tarjeta con la que cobra el sueldo en todos los almacenes, supermercados, farmacias, etc.

 

DM: ¿Quiénes son los dueños de los POS?

LL: En Uruguay tenemos 3 POS Scanntech, que yo estuve tratando de mirar, pude ver esto de los préstamos que tiene, uno puede entrar en la página de Scanntech y lo ve, que fueron financiados por el Banco Mundial para expandirse a nivel regional. Desconozco quiénes son los dueños.
En el caso del Pos2000 que es con el trabaja el BROU que es uno de los más grandes, es de Geocom, que es una empresa que cuando uno ingresa a la página del hijo del presidente de la República, de Javier Vázquez, lo pone en su propia página. Es decir, socios de negocios o compañeros de negocios con Geocom. Esa es la más grande con la que trabaja Pos2000.
Y luego tenemos, ahora una nueva contratación del BROU que es una empresa que se llama Resonance, que tiene también un POS que se llama Resonet y esta empresa recibió un préstamo del BID para ponerse operativo. Y es una de las empresas que el BROU contrató para conseguir estos pequeños corresponsales en localidades pequeñas, de menos de 5.000 habitantes, para que la ciudadanía pueda ir a retirar el efectivo, no va a haber bancos, pueda cobrar facturas el Estado y pagarle comisión a esa persona, a esos pequeños negocios.
Eso es lo que está haciendo esta empresa Resonance con ese POS.
Esos POS además, es por la sigla en inglés que es Point Of Sale, se alquilan, no es algo que uno pueda comprar. Los más baratos andan en los 600 pesos y el más caro que anda en los 2.000, según si está conectado a una línea de teléfono o es como un celular y uno puede mover ese POS.
O sea, es una ganancia permanente para los dueños de estos POS, evidentemente, que están recibiendo mensualmente rentas por este aparato que están usando.

 

DM: Es un negocio sin riesgo.

LL: Absolutamente sin riesgo.

 

JLV: Ha circulado en las redes sociales fundamentalmente que una de las empresas de POS era del hijo del presidente de la República. ¿Ha habido alguna consecuencia a nivel judicial con respecto a eso?

LL: A nosotros nos llamaron el año pasado, nos llamó el abogado Sergio Abreu, ex senador del Partido Nacional, se comunicó conmigo, él me dijo que era el abogado de Geocom, que la gente de Geocom estaba preocupada porque los estábamos vinculando con el hijo del presidente y que ellos no querían, que ellos no tenían nada que ver. Muy correcto el hombre evidentemente, un político de carrera.
Pero que sí, que estaban llevando gente a la Justicia, que no lo tomara como una amenaza evidentemente, pero que sí estaban llevando gente a la Justicia porque la gente de Geocom que eran muy buenos muchachos, una empresa familiar...
Bueno, nosotros lo que hacemos siempre, si hay un error en la información que brindamos y efectivamente se constata que no es cierta, nosotros nos rectificamos, no tenemos ningún problema.
En ese caso nosotros chequeamos la información, efectivamente nosotros no podíamos comprobar que fuera del hijo de presidente, yo no puedo decir que Geocom es del hijo de Tabaré Vázquez, sí puedo decir que está vinculado con el hijo del presidente porque lo dice él mismo, circula en las redes y es algo que ya es vox populi esta situación.
Pero ahí es donde nosotros también visualizamos esta connivencia que hay entre los distintos actores políticos. Es decir, tenemos al hijo del presidente Tabaré Vázquez vinculado con una empresa que en realidad es defendida por un ex senador del Partido Nacional. También esta noticia, yo le dije a Abreu, mirá, estoy segura que el tema del Pos2000 estaba denunciado en la página que tienen los batllistas, si no me equivoco, que es El Correo de los Viernes. Le digo, yo estoy segura que estaba ahí la información, es decir, es información que está publicada. Y me dijo, sí, sí, yo ya hablé con Amorín.
Y efectivamente, cuando fui a la página, se había modificado la redacción, que es también lo que tiene esto de la informática, cuando vos tenés el diario impreso, salvo en algunos regímenes donde también modificamos la prensa y los archivos de prensa, en realidad vos tenés el papel, en la página web lo tenés, no lo tenés, tenemos que tener el cuidado también de sacar la foto de lo que estamos viendo cuando investigamos.
Luego me contacté con algunas personas para ver si realmente eso era así, si había gente que estaba yendo a la Justicia, tengo entendido que sí, que eso fue así.
Me comuniqué con la gente que está atrás de la campaña fundamentalmente en contra de la bancarización obligatoria, y ellos me dieron esa información. Que efectivamente había gente que había sido llevada a la Justicia, pero bueno, cuando se pide por parte del abogado que estaba defendiendo a estas personas que se muestre entonces cómo es la constitución de la empresa, a partir de qué momento se vincula con el hijo del presidente de la República y a partir de ahí se despega en el mercado y deja de ser una empresa familiar, si se quiere, en los términos que uno conoce, una empresa pequeña con algún empleado. A partir de ese momento quedó todo sin efecto y evidentemente yo no volví a recibir más llamadas tampoco por parte de los abogados.

 

DM: ¿Y no se dio la información tampoco?

LL: No, por supuesto, en ese momento fue que se terminó.

 

JLV: Lorena, se dice que AEBU está en contra de la inclusión financiera, pero no es así.

LL: No, exactamente, eso no es así. Nosotros dentro del sindicato bancario tenemos una realidad que es que el año pasado realizamos una asamblea a trabajadores del BROU donde los trabajadores del BROU resolvieron rechazar la Ley de Inclusión Financiera y el tema este de las corresponsalías en el entendido de que privatizaba la empresa del Estado y precariza el trabajo. Eso no es menor.
La precarización del trabajo, tener gente ganando 14.000 pesos por mes en Uruguay es pagarles salarios de hambre. 30.000 pesos, tampoco es que tengamos unos sueldos maravillosos pero 30.000 pesos por lo menos es media canasta. Ahora, es brutal estar uno como trabajador codo a codo trabajando con gente que está haciendo lo mismo que uno y en unas condiciones paupérrimas. Entre el salario, las condiciones de trabajo, que te pueden echar mañana, te echan cuando quieren y hacen contigo lo que quieren. Eso por un lado.
Por otro lado tenemos un Consejo Central, porque AEBU no es una federación, es un sindicato único. En los momentos en que se aprueban los balances, se realiza una asamblea nacional de delegados, son delegados no electos por las bases, son delegados que se eligen en el mismo momento en que se eligen los consejeros, es decir, va a elecciones nacionales. Y esos delegados son delegados por listas también, son delegados por agrupaciones.
AEBU central entiende que la asamblea nacional de delegados aprobó la Ley de Inclusión Financiera. Nosotros nos preocupamos, si nosotros hacemos investigaciones las hacemos serias. Si hay algo en que nos equivocamos cuando lo decimos al aire, nosotros lo rectificamos, no hay ningún problema. Entonces fuimos a las resoluciones de la asamblea nacional de delegados a ver si efectivamente hubo una aprobación.
No sucedió así, lo que dice la resolución de la asamblea nacional de delegados es seguir conversando el tema de la inclusión para ver mejoras respecto al sector privado y bla bla, pero no dice en ningún momento que la asamblea resuelve aprobar la Ley de Inclusión Financiera o ratificarla.
Más allá de que en el documento el Consejo central pueda haber dado opinión sobre lo bien o lo mal que le parecía.
Lo cierto es que en la última asamblea nacional de delegados no hay una manifestación expresa ni de aprobación ni de rechazo a la ley de Inclusión Financiera. Es decir, no hay una sola instancia colectiva en el sindicato bancario que haya aprobado la Ley de Inclusión Financiera. Lo que sí hay es una asamblea de trabajadores del BROU que rechazó la Ley de Inclusión Financiera. Entonces, sobre esa base nosotros vamos a seguir diciendo lo que resolvió la gente, tenemos ese apoyo sindical le guste a quien le guste.
Y además, como servidores públicos y como trabajadores es nuestra responsabilidad decirle a la ciudadanía lo que está sucediendo. Yo no le estoy diciendo a la ciudadanía lo que tiene que hacer, le estoy diciendo cuál es la visión, qué es lo que tenemos y cuál es la documentación que respalda nuestros dichos.
Yo no estoy diciendo ni a quién votar, ni de qué partido irse, ¿se entiende? Porque luego vienen esas acusaciones de, ah bueno, estamos criticando al gobierno, entonces vos sos de derecha. La derecha más rancia, la derecha cavernícola, el frenteamplista desnorteado, el que quiere que vuelvan los militares, y ya empieza.
No, no, acá la gente que vote lo que quiera, yo ahí no me voy a meter. Lo que digo es, esto es lo que hay, esto es lo que está haciendo este gobierno, y lo está haciendo porque no encuentra una posición. No encuentra una posición dentro de la propia clase política, porque esta discusión se dio en el Parlamento, y no estaban.
Es decir, no estuvieron los votos para rechazar la ley de inclusión financiera obligatoria, que pudo haber estado por lo menos a nivel de diputados, y no estuvieron los votos en el Parlamento cuando conseguimos, los trabajadores del BROU llevar, con apoyo de la ciudadanía.
Es decir, la ciudadanía del interior, los pobladores, los ciudadanos de todo el Uruguay nos movimos todos en conjunto, como debe suceder, y llevamos al ministro de Economía y al presidente del directorio del BROU al Parlamento.
¿A qué? A que explicara qué estaba haciendo con el BROU.
¿Y ahí qué fue lo que pasó? Nuevamente, no estaban los votos de la oposición como para poder trancar la reestructura. Un mes después estaban cerrando las dependencias en el interior del país y continuaba esta reestructura privatizadora.
Entonces, acá lo que hay es una gran connivencia entre los distintos partidos políticos con intereses evidentemente particulares. Donde se está perjudicando la ciudadanía, los trabajadores, los pequeños comerciantes, los jubilados y se está favoreciendo la banca privada extranjera


JLV: La gente percibe esas cosas, porque en pleno conflicto de la banca oficial había un secretario general, porque vos estabas mostrando en la televisión documentación, yo te vi mostrando documentación en la televisión de las privatizaciones en el BROU y Fernando Gambera, secretario general de AEBU, estaba diciendo que no había privatizaciones. En una radio estaba diciendo que no había privatizaciones en el BROU.
Y la gente percibe esas cosas, pueden ser muy aisladas pero la gente se da cuenta. Y dice, ¿cómo es esto? Hay una dirigente de AEBU mostrando los documentos de las privatizaciones y este hombre, que es el secretario general, representante en el PIT-CNT, relaciones internacionales por todos lados, diciendo que no hay privatizaciones. ¿A quién le creo?

LL: Exactamente, para nosotros eso es bien complejo justamente por un tema de credibilidad.
Pero bueno, nosotros tenemos, yo puedo opinar, puedo decir que no hay privatizaciones porque no quiero que las haya. Ahora, yo puedo tapar el sol con el dedo y si quiero me lo creo. Lo cierto es que nosotros tenemos los documentos. Tenemos los documentos donde están las contrataciones, tenemos las pruebas de las privatizaciones y tenemos un informe aprobado por asamblea que también fue ratificado por el Consejo de Banca Oficial. Capaz que no lo leyeron bien, pero eso fue ratificado por los propios compañeros de Gambera le pese a quien le pese.
Y en ese informe están detalladas las privatizaciones y es un 10% de la cantidad de documentación que tenemos que prueba las privatizaciones.
Y esto es interesante, el aumento de los costos que significa para el BROU las privatizaciones, porque nosotros estamos pagando 500 pesos más IVA la hora de un trabajador, mucho más de lo que le pagaríamos a un trabajador genuino del BROU y el trabajador de esa empresa privada está percibiendo 100 pesos la hora. Entonces, también ahí hay un empresario en el medio.
O sea, los uruguayos pagamos más por cada hora de un trabajador, esa plata se la lleva un empresario intermediario y el trabajador está cobrando muchísimo menos. Hay 400 pesos por hora...


JLV: ¿Quién es ese empresario, Microfinanzas?

LL: Microfinanzas es una de ellas, Prosegur es otra de ellas, G4 es otra, y nosotros tenemos la responsabilidad además de decirle a los trabajadores de Prosegur, de decirle a los trabajadores de G4, a los que no les muestran los balances de la empresa, porque además son empresas privadas, no tiene por qué mostrárselo, no les muestran los balances de las empresas en el momento de hacer la negociación colectiva.
Entonces nosotros también nos encargamos de darle a estos trabajadores la información para que puedan pelear por mejorar sus condiciones y su salario. Para que no les digan en las negociaciones, mirá, la empresa anda jodida.
No, la empresa no anda jodida. Y si además el BROU paga 500 pesos la hora por vos; está bien, robale un poco, no le podés el 80%


DM: Lorena, quería preguntarte por el Congreso del PIT-CNT, si hubo alguna definición en cuanto a esto del salario de los trabajadores que está de por medio, porque ustedes pueden hablar de lo que los implica a ustedes como trabajadores bancarios y como trabajadores el BROU, pero también hay elementos que tú dijiste hoy y que implican a todos los trabajadores, a los trabajadores en su conjunto. Y en relación además a los bancos, al Banco Mundial, a cuestiones más generales que los exceden incluso.
¿En el último Congreso hubo alguna definición en torno al tema de la bancarización, a la cantidad de dinero de los trabajadores que pasa por los bancos a partir de esta ley, algo?

LL: Mirá, que yo recuerde, no. Lo que sí fue problemático el tema del salario desde el momento en que en particular algunos documentos estaban hablando, o sea, se estaban pidiendo salarios mínimos que no llegan ni a la media canasta.
Entonces, que vos como movimiento sindical después veas si la lucha dio o no dio para conseguir determinado salario es una cosa, ahora, que vos ya estés planteando de entrada un salario de 15.000 pesos, por ejemplo, o esto que se negocia en los Consejos de Salarios. Que vos podés decir, bueno, bienvenidos los Consejos de Salarios. Si los Consejos de Salarios están laudando salarios de 14.000 pesos, yo no sé para qué quiero ese Consejo de Salarios. Porque en realidad vos de alguna manera, como movimiento sindical, estás acordando, ratificando que está bien que se les pague esos salarios a los trabajadores.
¿Entonces, cuál es el análisis político que vos hacés? En algunos casos tenés un análisis donde decís, bueno, no todo está tan mal pero, como hace el bloque ganador. El bloque ganador, que tampoco gana por goleada, estamos hablando de un 60 a 40, lo que habla es conformemos un bloque común con el gobierno en pos de conseguir mejoras.
Bueno, ahora ya salió en la prensa que fueron a plantear cómo hacemos para darle el 6% a la educación, vamos a sacarlo de acá, ya el Ministerio de Economía les dijo que de ninguna manera, gracias por venir, chau hasta luego.
Pero era evidente, yo no sé para qué lo hacen, era evidente que el Ministerio de Economía iba a plantear eso porque por algo no está el 6% para la educación y tenemos la educación como está. Que está directamente vinculado con la seguridad además.
Ahora, el tema de inseguridad también a quién le sirve, porque si vos mirás, haces un paralelismo entre el proceso de la inclusión financiera con el problema de la seguridad, te querés morir. Porque a mí el otro día me preguntaron en una radio, ¿y vos qué le decís a la gente que haga?
Yo le tendría que decir a la gente sacá toda la plata del banco y llevatela, empecemos a pagar en efectivo, es lo mejor que podemos hacer. Pero claro, si al mismo tiempo te están explotando los cajeros, al mismo tiempo tenés todo este clima de inseguridad, ¿vos cómo le decís a alguien que se lleve toda la plata?
Entonces, va de la mano también con toda esta movida de inclusión, de obligatoriedad y de no tener el dinero encima. Es como uno, se juntan y es uno. Es uno para que el dinero esté en los bancos y sigan ganando.
Mirá, acabo de encontrar lo de la segmentación que me preguntabas al principio, en el área agropecuaria los clientes de menos de 1.200.000, estamos hablando por las ventas, es un 50% en el área agropecuaria de entre pequeñas y medianas. Igual acá lo tengo por las ventas, y sí, son los sectores de más arriba. Andarían en un 20% en las empresas y en un 30% en las agropecuarias y en las comerciales por lo que veo acá así a las apuradas.
Es un porcentaje bastante interesante


JLV: De los créditos

LL: Sí, sí, es un porcentaje igual bastante interesante. No lo puedo ver con prontitud pero cualquier cosa lo rectificamos luego, es un porcentaje interesante.

 

DM: "En BROU 19 de Junio hay sólo dos cajeros, en atención al público 6 funcionarios, 4 nuevos. ¿Cuánto ganan esos jóvenes? La gente va a un RedPagos o Abitab por las demoras" -dice un oyente

LL: Sí, los funcionarios de ingreso, a veces la gente no sabe cuáles son funcionarios y cuáles no, y a veces los propios compañeros se olvidan. Los que están ayudando en los cajeros automáticos en general son funcionarios de Microfinanzas, que no son efectivos de Microfinanzas, son subcontratados, en esta subcontrata que yo planteaba, 400 pesos paga el BROU, estos trabajadores pueden llegar a percibir 80 pesos la hora y ganan entre 13.000 y 15.000 pesos con contratos jornaleros donde no se les asegura un mínimo de horas y no tienen derecho a reclamo alguno.
Eso es lo que está haciendo el BROU a través de República Microfinanzas.
Los funcionarios genuinos del BROU de ingresos tienen un salario de 30.000 pesos nominal. Y bueno, no atendemos mejor a la gente porque no nos dejan realmente. Es decir, yo no puedo abrir más cajas, está prohibido abrir más cajas aunque existan. En algunas dependencias las eliminaron.
Tampoco se pueden hacer retiros menores a 30.000 pesos ni se pueden hacer depósitos por caja menores a 8.000 dólares. Es decir, no es para cualquiera

 

JLV: Cuando salimos del 2002, de la crisis de 2002, teníamos casi una banca nacional

LL: Pudo haber sido ¿eh? Ese era el momento

 

JLV: Claro.
Y a partir de ahí, es un retroceso casi permanente ¿no?

LL: Pero fijate que nosotros estuvimos en lo que fue el proceso de la venta del Nuevo Banco Comercial, uno de los encargados de esa venta, de pasar nuevamente, es decir, cuando el Banco Comercial queda en manos del Estado y luego vuelve a pasar a manos de privados cuando se lo podía haber quedado el Estado, luego lo tuvimos de director del BROU.
Bueno, lo que pasó en el Banco Hipotecario con Polgar, el cierre de dependencias que hubo allí, ahora lo trasladan nuevamente.
Es decir, es una política del gobierno, vamos a achicar las empresas del Estado, vamos a privatizar el agua. ¿Qué vamos a hacer con el BROU? Mirá de lo que estamos hablando...

 

DM: Lorena, nos quedan infinidad de temas, y algunos de los que estuvimos tratando de profundizar, pero te queremos agradecer por tu visita hoy. Seguramente haya más oportunidades para conversar, porque son temas que a la población le empiezan a interesar a partir de que los conoce

LL: Muchísimas gracias a ustedes, saludos a toda la audiencia.