“AL TRABAJADOR LO DEJA EN LA DISYUNTIVA DE QUÉ DECISIÓN TOMAR PORQUE APARENTEMENTE SON EMPRESAS QUE SI QUIEREN SE VAN MAÑANA Y YA ESTÁ”
Conversamos sobre la realidad de la Industria Frigorífica con Anahel Cardozo, 9 de agosto de 2018

anahel cardozo.jpgAnahel Cardozo, trabajador del Frigorífico Carrasco compartió la mañana de la 36 con Hernán Salina y Diego Martínez para hablar de la realidad que atraviesa el sector. Cardozo que hace 10 años trabaja en el frigorífico, indicó que es un trabajo muy duro y pesado con etapas de zafra y otros de seguros y subsidios. Dijo que hoy en día se está haciendo una especie de prueba por parte de las empresas de reducir la plantilla, que se suma a una especie de zancadilla que se hace el trabajar, te ponen a prueba, cuando se reduce el trabajo se muestra el exceso de mano de obra y hay un tema que entra que es el de la salud, hay una gran cantidad de rentas y no vuelven al trabajo. Las empresas están funcionando cada vez con menos operarios, explicó. A continuación transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/anahel-cardozo-9-8-2018-audios-mp3_rf_27717947_1.html

 

Hernán Salina: Está con nosotros Anahel Cardozo, trabajador de la Industria Frigorífica de este país, tiene 34 años, trabaja en el Frigorífico Carrasco. Bienvenido.

Anahel Cardozo: Gracias.

 

HS: La idea es conversar un poco, actualizar con la gente la realidad de esa industria, de sus trabajadores, que ha sido históricamente un eje económico en nuestro país.
Anahel se vino con un libro que se llama “Los Frigoríficos – Prontuario para su nacionalización” de José Gutiérrez, una edición que tiene sus años, de Pueblos Unidos que era una editorial del Partido Comunista, histórica, quiero ver el año, pero son esos tesoros que hay que preservar, además uno leyendo se da cuenta que las luchas y los temas de hoy vienen enrabadas en la historia, se imprimió en octubre del ‘71 en el año que nacía el FA, que se presentaba el FA y bueno qué pasaría si todos los trabajadores se juntaran a leer y estudiar libros como estos.
Después vamos hablar de ese libro y de cosas que a vos te parezcan destacar. ¿Cuánto hace que trabajas en la Industria Frigorífica?

AC: Primero buen día, gracias por el espacio y un saludo para todos.
Yo hace 10 años que estoy siempre en Carrasco, de hecho mi incursión por la Industria Frigorífica es a partir de ahí.

 

HS: Y que te ha tocado hacer ahí, en qué áreas has trabajado.

AC: En la parte de producción que es la parte de faena, es una de las primeras etapas que tiene el frigorífico de la cadena productiva, ahí desempeñaba algunas tareas de cortes y cosas de esas, simplemente por ahí. 
Es duro, es un trabajo pesado, bueno una de las razones de ingreso generalmente al Banco de Seguros es por problemas profesionales de tendones y todo eso, que es un tema que se está tratando de abordar a nivel gremial, el tema es que tiene otros factores, la industria tiene muchos vaivenes, fluctúa mucho en el año, tiene etapa de intensidad de trabajo zafral que le dicen y después etapas donde hacen juego entre seguro, subsidios.

 

HS: Pero qué riesgo tiene esa parte de la salud decías vos, trabajo en cámaras de frío también.

AC: El riesgo mayor es, en cámara de frío hay todo un protocolo de funcionamiento y algunos se respetan y otros no, siempre dependiendo de las necesidades.

 

Diego Martínez: Contá qué significa eso de los protocolos, cómo se trabaja allí.

AC: Claro, porque hay cierto tiempo que vos podes abarcar por la graduación de frío, ahí hay un límite y ese límite lleva a que de repente el trabajador tenga más tiempo de descanso y menos tiempo de disposición.

 

DM: ¿Tienen uniforme especial para eso?

AC: El uniforme es otro tema que se está discutiendo, porque no hay una cuestión formal que diga el tipo de implemente de seguridad que has de tener más allá de una campera, lo que pasa que en la vida cotidiana del trabajador que está expuesto sabe que si no procura por su cuenta a tratar de abastecerse de ropa, de cosas para tratar de contrarrestar el frío no podría trabajar y las condiciones serían peores, con una campera no te aguanta de 5 grados para cero, porque es relativo dependiendo de la zona de frío, pero claro el trabajador también va llevando a implementar su propia forma de poder superar la situación, la historia, el trabajador hacía así.

 

HS: Anahel en estos años viste variar la cantidad de trabajadores  que ocupa el frigorífico, más allá de esas variables que se dan en el año, ¿ha disminuido, ha aumentado?

AC: Hoy en día no sé si a nivel mayor de la industria sí a nivel de la Industria de la Carne, de los frigoríficos se está haciendo una especie de prueba por parte de las empresas para  tratar de reducir la plantilla, la capacidad de trabajadores dentro de la planta, claro que evidentemente es un poquito una especie de zancadilla que se hace el trabajador, porque te pone a prueba en el sentido que cuando se reduce el trabajo también muestra vamos a decir el exceso de mano de obra y hay un problema que está, que entra dentro del tema de la salud del trabajador, que hay un gran porcentaje de trabajadores de la industria que tienen rentas no por el trabajo profesional y que muchos de ellos no vuelven al trabajo.
El otro día tiraban datos en un plenario de 400 trabajadores que entran al BPS, 20 trabajadores se reintegran, entonces esa es una cuestión muy discutible y claro, las empresas están funcionando con menos operarios. Hoy día está el tema específico, el tema de la reducción de trabajadores en las plantas, siempre que se manda de licencia, siempre que se trabaja en ámbitos del Ministerio con temas no solo de los consejos de salario, de convenios internos, siempre está sobre la mesa.

 

HS: Pero se reduce también por innovaciones tecnológicas más allá que haya épocas de menos faena, ¿por qué se da la reducción?

AC: Ahí hay un tema, una dicotomía entre la necesidad del trabajador de mantenerse desempeñando la tarea, mantenerse con trabajo, que le genera ciertas contradicciones una de ellas que le reduzcan la plantilla y después es la búsqueda de la empresa de poder rendir con menos.

 

DM: Sacar más ganancia…

AC: De abaratar costos y siempre la mano de obra es moneda corriente para eso.

 

DM: ¿Y ustedes cobran salario, cobran por día trabajado, por hora trabajada?

AC: Nosotros somos jornaleros y estamos atados a una producción, somos destajistas también.

 

DM: Contanos un poco, cuando vos vas a cobrar qué te dice, trabajó tantas horas tanta plata, trabajó con tantos kilos, cómo es… 

AC: Varía según el sector, el sector de producción que abarca faena y todos los sectores que comprenden, que están dentro de la cadena, es de acuerdo a la cantidad de animales que faenas, tanta cantidad tanta remuneración, después tenés el destajo propiamente dicho, está el sector de desosado por ejemplo que es donde se distribuyen los distintos cortes que van a ir a los distintos comercios y ahí específicamente por el corte que vos haces, cada corte que uno hace tiene un corte distinto.

 

HS: ¿Vos no está trabajando ahora?

AC: No, estamos de licencia.
La metodología que tiene la empresa Minerva que es lo que están usando generalmente las empresas acá en Uruguay, que tienen varios frigoríficos es dependiendo su etapa anual con respecto a los comercios que tienen, a las ventas que tiene, a los contratos que tiene que cumplir. De acuerdo a eso mide el lugar donde va a ubicar la licencia de los trabajadores, ese es otro tema con lo de la reducción de gente, antes había una parte de los trabajadores  que cubrían las licencias de los grupos de trabajadores que se iban yendo en el año, hoy en día lo que hace la empresa es que manda a toda la plantilla de licencia entonces no necesita ese excedente de trabajadores que cubran esos puesto entonces también reduce.

HS: Dice Cecilia, buen día, estoy escuchando con atención al entrevistado, interesante porque uno sabe muy poco del trabajo de los frigoríficos, pregunta: más allá de temas de salud física, equipo adecuado, etcétera, cómo se atiende el tema sicológico de la gente que trabaja en faena mucho tiempo, supongo que no debe de ser fácil, dice.

AC: En ese aspecto creo que estamos alienados, vemos al animal como si fuese un objeto cualquiera, inanimado, vamos a decir que parte del oficio es tener que esterilizar ese tipo de cosas, muchas personas no aguantan, muchas personas están un par de meses y se van, no toleran es obvio, muchas veces tienen una sensibilidad importante de estar expuesto a ese tipo de cosas, muchas de esas personas que se encargan de esa parte que es sobre todo la parte de ejecución son gente de afuera que tienen una tradición ya un poquito más digerida con respecto a eso y la persona que no está mucho en el paño, yo soy una persona que no tengo mucho contacto en esa zona.

 

HS: Vos contabas fuera del aire que ya no se usa el marrón, que se usa como una pistola, que hace un golpe eléctrico…

AC: Sí, una pistola que lo deja rígido, el tema también que cuando están las faenas kosher que le dicen, las de ritual, que vienen. 

 

HS: Para la cultura judía.

AC: Exacto sí, ellos tienen comercio y también compran para el país, Israel y tienen requisitos distintos y rearman la zona de producción a su manera, eso es más frívolo de lo que es normalmente.
 

HS: Cuando estamos disfrutando un asado, un lomo, lo que sea, uno ni piensa en eso. Pero vayamos hacia la parte más cruda, hacia los trabajadores, vos nombraste a Minerva por ahí, la propietaria, Minerva Food es uno de los dos grupos brasileños que concentran más del 40% de la industria en este momento…

AC: Sí, Minerva tiene tres plantas hoy en día acá en Uruguay, la última que adquirió fue Canelones y después está Magfred que tiene la otra parte de los frigoríficos. Minerva tiene el Pul, Canelones y Carrasco. 

 

DM: Hablábamos hoy de las condiciones de trabajo, de esa inestabilidad de no saber si al mes siguiente va a estar en el seguro de paro uno, si va hacer llevado a licencia de manera media intempestiva, tenes que irte de licencia sin poder programar en otros trabajos se programan con tiempo, incluso uno lo utiliza para arreglar cosas de la casa o para irse de paseo con la familia, no sé, dependiendo las posibilidades que tenga cada uno,  cómo es el tema salarial, se ha incrementado en los últimos tiempos, en relación a la producción ustedes sienten que se llevan más cantidades de la torta o menos cantidad de lo que ingresa al mercado de la industria por concepto de lo que realiza…

AC: Vamos a decir que la información de cómo es el negocio interno evidentemente el trabajador a veces lo desconoce, las cifras indican que evidentemente hacen pico de exportación y de ganancias todos los años, está siempre allá arriba, no se puede desconocer a esta altura lo que es el mercado de la carne y su significación acá en Uruguay.
 

DM: Eso repercute, ustedes ven que cuando hay mucha faena, cuando se exporta mucho lo sienten en el bolsillo de ustedes o es relativo eso.

AC: Por supuesto que no tiene, está laudado, si bien está laudado todos los frigoríficos tienen base distinta, hay frigoríficos más pequeños que tienen menos beneficios  están atados justamente al nivel de producción, vamos a decir que el comercio, el mercado condicionó la capacidad de faena en el Uruguay en muchos frigoríficos. Por ejemplo en el frigorífico específicamente donde yo trabajo el negocio salarial, el ámbito salarial se negociaba de acuerdo a la capacidad de producción que tenía y eso se vio reducido a esta parte y no cambió el sistema de pago, entonces estaba afectado salarialmente el trabajador.
En su momento era viable el tema del destajo porque cuanto vos más haces más ganas, pero al modificarse y al reducirse se apunta a otras cuestiones que son por ejemplo la calidad, se le exige otras condiciones al trabajador de la cual a veces es una idiosincrasia cada planta el tipo de trabajo y el tipo de exigencia de las condiciones de trabajo, que no es responsabilidad directa del trabajador, sino es la forma en la cual la empresa te hace trabajar y a veces es contradictorio para el mercado y sus exigencias, entonces te pone en contradicción con esa situación, pero no se igualan las cuestiones salariales en cuanto a la pérdida, en ese tipo de cosas se ha sentido perjudicado el salario del trabajador.

 

DM: Supongo que el hecho de que un dueño tenga tres o cuatro plantas y que pueda administrar también será un perjuicio para los trabajadores, porque están siempre como limitados en cualquier momento te pueden dejar sin trabajo, mandarte al seguro.

AC: Sí, eso complicó pila en la cuestión de Carrasco que vos negociabas directamente con la cabeza de la empresa, con el dueño, cuando aparecen estas multinacionales que tienen representantes en sus países que coordinan la parte del negocio. Pero nunca te dejan llevar a tierra los problemas, siempre se discute en un área donde uno no tiene alcance y se pierde de repente la percepción, ellos son canales donde parece que hay respuestas que las pueden dar y otras que no, entonces al trabajador lo deja en la disyuntiva esa de qué decisión tengo que tomar o no, porque puede perjudicarte en el trabajo también, porque aparentemente son empresas que si quieren se van mañana y ya está, no hay una proyección.

 

HS: Juegan con esa presión sobre el trabajador. Después vamos hablar del panorama de la realidad sindical de este sector, pero también nos preguntaban, para hacer un mapa de qué presencia hay de frigoríficos actualmente, vos hablabas del que trabajas de Minerva Food de capitales brasileños que compró en 2011 el Pol, en 2014 el Carrasco y el año pasado compró el Canelones a la brasileña JBS que se hizo famosa en estos escándalos de aportes o coimas a partidos en Brasil, etcétera, la otra brasileña es Magfred y que otra hay, como se completa el panorama actualmente de frigoríficos, hay capitales de otros lados.

AC: Están los chinos que están tratando de abarcar el mercado, de hecho incentivando lo que es la discusión del TLC con ellos y eso, porque una de las grandes fortalezas que tiene el mercado chino es ese intercambio y apuesta por supuesto a toda el área productiva alimentaria que  tiene Uruguay, la industria de la carne se vería beneficiada en ese aspecto pero tienen políticas distintas, a veces hay que ajustarlas, nos pasó en el barrio con la industria automotriz que compraron un día la fábrica antigua conocida como Fiat, Sevel, Citroën y pasó a la Chery. Y como no llegaba a los números se fue y dejó a todo el mundo en la calle, no titubean vamos a decir. Cuando se extranjeriza la industria es lo que tiene, te deja un poquito a la bartola del mercado.

 

HS: Están los japoneses también NH Food que compró el año pasado Breeders  and Packers Uruguay, que no sé cuál sería ese y que ahora estaba analizando comprar San Jacinto, el frigorífico más grande es el de Las Piedras con el 7% fue adquirido por un grupo chino, lo que vos mencionabas, la segunda compra de los japoneses se estaba hablando esta semana vinculada a la reapertura del mercado de Japón para la carne uruguaya, este grupo japonés NH Food, con realidades distintas que vos decías de cómo se comportan los empresarios, los patrones en definitiva en sus políticas hacia los trabajadores, ¿esto ha incidido también en la unidad sindical, en cómo se comportan los brasileños, como negocian?

AC: Sí claro, en cierto sentido se visualiza, se hace un panorama de cómo está el relacionamiento, cómo es orgánico el emprendimiento empresarial  y a veces resulta que van muchos paso adelantados con respecto a la organización gremial sindical y lo que necesitas como trabajador es tener el contacto de esa cadena de trabajadores que comprenden una misma firma y tratar de aunar fuerzas. Siempre la gran consigna de los trabajadores ha sido la fortaleza cuando está unida y hoy en día estamos luchando contra una realidad que no es muy favorable a nivel nacional, a pesar que hay destello de buscar una profundización en eso, una mejora.

 

DM: ¿Cómo se entiende esto que por un lado sean los que compran ganado para faenar y por otro lado sean exportadores de ganado en pie, como afecta también eso a los trabajadores?

AC: Y hay un doble discurso evidentemente, porque el discurso que te hacen cuando vos vas a discutir la problemática es que no puede ser que se estén yendo animales que podrían estar siendo la apertura  de tres frigoríficos más acá en Uruguay por ejemplo y sin embargo son ellos mismos los que comercializan el ganado.

 

DM: La página de Minerva Food dice: “Minerva Food es la segunda más grande exportadora de carne y la mayor exportadora de ganado en pie de Brasil”.
Para que tengan idea que no es que sin querer se fueron dos vaquitas en un barco, es la parte de su estrategia empresarial.

HS: Hay mensajes de estos días para completar un poco el panorama de las realidades, nos mandaba Daniel de Las Piedras que el Frigorífico Las Moras está parado, la gente de la faena que ganan $10.000 por quincena y poco, pidió 30%  de aumento y la dueña les dijo les doy 20 y si no cierro o vendo no me voy a complicar y se iba a saber en estas horas si se iba o no, no hay ni carne en las cámaras y apagaron los equipos de frío, si no agarran el 20% que les ofrezco cierro, seguro y despidos para todos decía y que ni mantenimiento estaba trabajando allí.
Las Moras es en La Paz, Canelones.
Para entrar a lo sindical que es una realidad compleja…

AC: Y eso habla un poquito del panorama el tema que pasa en Las Moras  que pertenece a la otra fracción de gremial sindical, a la otra federación.
  

HS: O sea está dividida en dos, la histórica Federación de la Carne, la FOYCA está dividida en dos.

AC: Yo creo que prácticamente nació dividida la federación, siempre se tendió a la unificación y siempre termina siendo controlada por algunos, que son algunas de las falencias que ha tenido la degradación un poquito de los actores sindicales. El tema de Las Moras que en parte de la fracción que se denomina, insisto, Federación de Ciudad Vieja es una  realidad que pasa en muchas de las discusiones que tienen los frigoríficos hoy en día, que es resignar ciertos beneficios para poder llegar a los acuerdos y conservar el trabajo, porque en definitiva como vos leías el mensaje, en definitiva lo que te están dando es una chance.

 

HS: O sea que hay dos que se identifican por lugares, está la Federación de Ciudad Vieja por un lado y la otra es Cerro.
¿Cómo se ubican, qué gremios hay  en cada lado para tener una idea por lo menos, gremios de qué frigoríficos?

AC: El panorama de la Federación del Cerro siempre fue, lo voy a decir  con conocimiento de estar entrelazando últimamente haber trabajado tanto en Ciudad Vieja como en Cerro, o sea que hay dirigente mismo en la directiva a la que yo pertenezco que ya vienen de antes trabajando en el tema, abarcaba lo que se dice los frigoríficos del norte y la Federación del Cerro  abarcaba la zona de acá, Montevideo y aledaños.
De a poco fue abarcando más el Cerro incluido nosotros, porque nosotros pertenecemos a Ciudad Vieja y por diferencias nos terminamos separando y por asamblea general se decidió pasar al Cerro y está abarcando más, ponele que un 60% de los trabajadores de la industria pertenecen al Cerro, quizás más, por ejemplo Las Moras es un frigorífico que quedó al margen de la Federación porque no le dan con la tecla con el apoyo.

 

HS: ¿Hay sindicatos que están por fuera de las dos?

AC: Exactamente, la situación de Canelones pasa por ese lado, si bien históricamente han tenido mucha incidencia en las decisiones gremiales y en los cambios que se han dado en la Federación, eso llegó un punto que cuando se volvió a dividir que llevaron por distintas cabezas la Federación ellos quedaron al margen por decisión de sus propios trabajadores y hoy en día están en la discusión a cual acercarse es siempre el objetivo de ellos, ellos siempre nos dicen que se van acercar el día que se unifique la Federación y están en ese camino.

 

DM: ¿Y entre la dos federaciones hay convivencia, o sea cada una acepta que existe la otra o hay puja, intento de ganarle frigoríficos a la otra? ¿Cómo es el relacionamiento?
Ustedes ahora que están en el Cerro hay gente de Ciudad Vieja que los llame y les diga che por qué no vuelven para Ciudad Vieja, hay esa disputa por tener los sindicatos bajo control  de alguna de las federaciones.

AC: Claro, o sea hay un control pero insisto que tiene que ver con las cúpulas, está muy sobre entendido lo que se da en Ciudad Vieja y está en un camino de cambios lo que tiene que ver con Cerro, hay una vacuidad ideológica de parte de lo que pretende el trabajador como objetivo, hacia donde queremos ir, hay un montón de cuestiones que antes se manejaban a niel interno y que hoy en día prácticamente debe pensar como un capitalista más y eso le lleva ciertas contradicciones, en esa puja de intereses y esas cúpulas que manejan las negociaciones condicionan a veces a los trabajadores, por ejemplo en esta situación de Las Moras que no te dejan que hacer al trabajador, te dejan sin armas porque no tenés el apoyo, sin embargo tenés otra federación que te estresa apoyo (entendés a lo que voy) entonces te deja en ese tema para dónde voy y donde te equivoques en la decisión quedas solo, esa es la respuesta que te dan, esa es la solución que te dan.

 

DM: ¿Las dos federaciones están en el PIT CNT?

AC: Claro que sí.
El PIT CNT lo tiene asumido, de hecho el objetivo del PIT CNT en cada congreso es buscar la unificación, pero no le puede decir a un trabajador salí, un trabajador que está aportando, un trabajador que tiene su cuota en regla y todas esas cosas no te vamos amparar vamos amparar a esta parte, entonces en el último congreso lo que se decidió es que de acá a 10 meses poder trabajar para la unificación de las federaciones, porque no entrarían dentro de la federación si están separadas, si están divididas, del consejo de salarios.

 

HS: ¿Están ahora en negociación de consejos de salarios, cómo se trabaja?

AC: Está dividida, se trabaja a dos frentes.
  

HS: ¿Van y se reúnen con la patronal los dos?

AC: Exactamente. A ver, uno históricamente hace un poquito de reconto  de la experiencia que uno tiene, de la poca experiencia que uno tiene, evidentemente hay compañeros que tienen mucho más historia y contenido en esta lucha, con más propiedad puede hablar, pero lo poco que tengo yo del tiempo es que siempre terminan conciliando en cierto aspecto para poder salir adelante y tapar el problema, en definitiva terminan siempre las dos firmas estampadas en las resoluciones y después terminamos peleándonos afuera, es así.

 

DM: Uno piensa que perspectivas hay en el camino de ustedes de cara a los próximos meses, nos contabas que se estaba negociando, que hay 10 meses de plazo para poder unificar las dos federaciones pero también habrá cuestiones que no van por las discusiones de las cúpulas sino que van por el día a día, vos estás de licencia, hay seguros de paro de por medio, cuestiones del día a día de los trabajadores.

AC: Fijate que hace poco se tuvo un plenario donde se acercaron trabajadores de las curtiembres, de la aguja que viene hacer la vestimenta, demandando poder aunar en una cooperación de la cadena productiva porque los dueños de las curtiembres también son empresas brasileras muy importantes, capaz que las mismas que están manejando y la vestimenta está directamente perjudicadas por toda la cuestión de la pobreza en cuanto a la industria y todo lo que viene de parte de China, justamente discutíamos con el tema de China, el TLC que terminó concretándose y las pocas barreras proteccionistas que tienen ellos, entonces claro, vos abrís los ojos y te das cuenta que tenés un trabajo para adelante, no solo unificar a los trabajadores sino que además planes de trabajo que están venidos abajo por el tiempo, no sé si por hacer la plancha  y que perjudica directamente la fuente laboral .
Nosotros entramos en un juego como siempre en esta etapa del año que nos vamos con licencia y no sabemos cuándo volvemos, aprendimos con el tiempo.

 

DM: No son 10 días o 20.

AC: Fijo es un mes, vos tenés 20 días de licencia fijo es un mes, ya directamente perdes días, nosotros aparte venimos en una situación que nos restaron días de licencia, porque entrar en el juego ese de los seguros totales y todas esas cosas te terminan restando evidentemente días de licencia por la desvinculación con la empresa y con el trabajo, entonces tenemos menos días de licencia y además más tiempo de espera, más jornales perdidos y eso genera mucho problema en la economía del día a día, además vos como representante, como dirigente sindical tenés además que estar buscando alternativas para poder sostener esa economía del día a día y tratando de llegar acuerdos con las empresas, que de palabra pueden estar de acuerdo y después es difícil llegar a las concreciones.

 

DM: Hoy traes un libro, lo hablábamos al principio que muestra una foto de un determinado momento histórico de la industria y me gustaría que nos digas por qué leer hoy año 2018, supuestamente es una foto vieja, machucada, ajada, que la agarró el tiempo, pero por qué crees vos que es importante.

AC: Primero agradecer al compañero Jorge Espósito que me prestó el libro, un abrazo a él, interiorizarme un poquito en el tema porque uno de los paradigmas que tiene toda lucha que trabaja en ideales populares  habla de la nacionalización de la Industria de la Carne, que un momento estuvo y esta etapa de la historia que cuenta el libro, además de tener un montón de información estadística como se fueron dando las políticas para un ente que era regulador de la venta de la carne, sus cifras y sus ventas, se fue poniendo en contra para justamente poder beneficiar al capital extranjero, cuando lo trataste de impulsar y lo apoyaste el capital extranjero te dio la espalda, se fue, te dejó sin ventajas y te dejó como principal responsable de las dificultades en ese negocio, vamos a decir, dejó expuesto al Frigorífico Nacional en un montón de irregularidades que existían en el mercado negro de la carne.

 

HS: Saludos para Anahel, buen músico dice Mauro.
Bueno no contamos a la gente que además tenes una faceta de músico, ¿cómo es eso?

AC: Yo integro una banda que se llama Siria, la particularidad del nombre se dio en un tiempo si bien históricamente Siria está en problemas bélicos todos los días, no era tan popular de forma masiva, lo tenían siempre bien tapadito y para nosotros utilizar el nombre nos llamó más la atención el nombre que el contexto que tenía ese país.

 

HS: Es de allá del barrio o de distintas zonas.

AC: Se fue abriendo un poquito de la zona buscando distintos horizontes individualmente, yo fui el único que quedó autóctono del barrio Paso Carrasco, nació ahí, pero en día soy el único integrante que vive ahí.

 

DM: ¿Y qué música hacen?

AC: El estilo es metal, es difícil también discutir del estilo, etiquetarlo porque no necesariamente es lo único que hacemos ni centramos nuestra música en eso, no hacemos cumbia por ejemplo ni música sinfónica.

 

HS: ¿Hacen ustedes las letras?

AC: Sí, las composiciones son nuestras.

 

HS: ¿Tienen idea de disco?

AC: Hace tiempo que estamos laburando, el tema de la música y la cultura es un capítulo aparte para discutirlo y profundizar, otro día vengo como músico y hablamos del tema porque también es una situación compleja.

 

HS: Sí con la tecnología y todo eso…

AC: Exactamente, las exigencias del mercado muy similares.

 

HS: Gracias Anahel por este rato y seguiremos conversando y atentos a la realidad de esa industria que es tan importante para este país. Nos vamos escuchando un tema de Siria, Mi Destierro se llama. Muchas gracias.

AC: Gracias a ustedes.