“ESTAMOS EN CONTRA DE TODO LO QUE EMBRUTECE EL PENSAMIENTO Y TERMINA ADORMECIENDO AL PUEBLO”
Entrevista a Federico Kreimerman (Compromiso Socialista-UP), 25 de setiembre de 2018.

“Nosotros estamos en contra de todo aquello que en definitiva embrutece el pensamiento y termina efectivamente adormeciendo al pueblo. Eso no quiere decir que no haya que combatir al narcotráfico buscando los mejores elementos y demás, pero justamente nos parece bastante hipócrita decir que con la ley de marihuana se está combatiendo al narcotráfico cuando, primero, los narcotraficantes en el Uruguay siguen, perduran e incluso tienen más poder. Segundo, el acceso al mercado "libre" de la marihuana se da en aquellos sectores de poder adquisitivo medio o alto, es decir que en los barrios pobres se sigue matando por un pedazo de pasta base y los narcos campean a sus anchas”, dijo Federico Kreimerman, dirigente de Compromiso Socialista, Unidad Popular, al ser entrevistado en ‘Mañanas de Radio’. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/entrevista-a-federico-kreimerman-25-9-audios-mp3_rf_28855290_1.html

 

Diego Martínez: El entrevistado hoy es Federico Kreimerman de Compromiso Socialista, integrante del Coordinador de la Unidad Popular, bienvenido Federico, buen día.

Federico Kreimerman: ¿Qué tal? Buenos días

 

DM: Bueno, con varios temas que queríamos conversar contigo, con ustedes en realidad, sos integrante de un colectivo, para  que también nuestra audiencia participe y pueda intercambiar con nosotros.
Bueno, ¿en qué andan? ¿Cuáles son las cosas en las que están hoy en día? Sabemos que ayer hubo reunión del Coordinador. ¿En qué andan en Compromiso Socialista?

FK: Bueno, en Compromiso estamos por un lado trabajando en torno a nuestro local que como ustedes saben inauguramos hace poquito más de un mes. Hemos realizado algunos talleres programáticos que pretendemos seguir. Hicimos uno relacionado a la deuda externa y la dependencia del país. Hicimos otro relacionado a las políticas de seguridad, es decir bien diverso, el próximo que queremos abordar es sobre el medio ambiente.
Y bueno, estamos en eso. En paralelo hemos cambiado nuestra instancia y formato de decisión, de la forma en que tomamos postura de los temas haciendo instancias y espacios abiertos, convocando a todos quienes quieran participar de nuestra agrupación, el último fue el pasado jueves donde discutimos el tema de la Caja Militar además de la coyuntura política en general.
Y en paralelo estamos haciendo algunos desembarcos, hemos ido a las ferias además de participar el pasado domingo del acto de la Unidad Popular en Peñarol. Hemos estado saliendo a las ferias a conversar con los vecinos, a juntar firmas por la Ley de Riego, y pretendemos a partir de la semana que viene también abordar centros de estudio en liceos nocturnos, facultades donde hay gente interesada, entendemos nosotros. Y bueno, estamos en un plan, mientras tanto discutiendo un poco el plan de abordaje en general

 

DM: Bien.
Sobre este tema que planteabas de la Caja Militar, ¿qué definiciones se tomaron por parte de ustedes?

FK: Bueno, la definición de Compromiso porque la Unidad Popular ayer recibió el informe del compañero Rubio de cómo vienen las negociaciones.
Nosotros desde Compromiso Socialista entendemos que este proyecto, el que llegó a la Cámara de Diputados, el último que salió de Senadores aprobado sólo por el oficialismo. Nosotros entendemos que es un proyecto, que si bien es incompleto, debería ser apoyado en general de manera de mantener cierta coherencia con respecto a atacar los privilegios de los militares, pero entendemos que la Unidad Popular puede y debe, y en ese sentido está trabajando el diputado, proponer cambios al proyecto en lo que tiene que ver con algunos aspectos. Uno con el tope máximo de jubilaciones, con este proyecto se bajan las jubilaciones que hay hoy que son de privilegio efectivamente, pero sin embargo se pone un tope de 110 mil pesos como máximo que sigue estando por encima del tope que tienen todos los uruguayos.
O sea que para nosotros es incoherente, y si se va a atacar los privilegios de los militares como el oficialismo dice querer hacerlo, debería ponerse el mismo tope que tenemos todos los demás.
Otro tiene que ver con que se afecta, se establece un porcentaje del sueldo con el cual se fija la jubilación, hoy un militar se jubila con el 100% del sueldo y este proyecto lo baja a 85%. Algo que nosotros entendemos correcto cuando hablamos de la oficialidad y aquellos que tienen altos sueldos y jubilaciones en las Fuerzas Armadas. Pero no olvidarnos que una buena parte de las Fuerzas Armadas uruguayas se compone de un sector de escasos recursos económicos, que no tiene una vocación militar sino que es el empleo que tienen a su alcance, sobre todo en muchos lugares del interior cuyo salario ronda los 15 mil pesos.
Por lo tanto, plantear que esa persona se jubile con un 85% de eso es plantear que alguien viva con menos de 15 mil pesos al mes lo cual a nosotros nos parece que no tiene sentido. Es decir que esa aplicación de un porcentaje para jubilarse debería no aplicarse a quienes tienen salarios muy bajos en las Fuerzas Armadas.
Y después viene la parte de transitoriedad, se habla de que esto afecte a los militares que tienen menos de 15 años, es decir, las disposiciones que el gobierno plantea para cuando se empiecen a ver los efectos reales de los cambios de la Caja Militar, se empezarían a ver dentro de mucho tiempo, no aplicarían a un montón de militares hoy, sobre todo a los que tienen mayores privilegios.
Nosotros creemos que esa transitividad, si estamos hablando de afectar privilegios militares, debería empezar inmediatamente, no entendemos por qué debería no afectar a toda una casta de militares actualmente.
Y por último, que nos explicaba ayer el compañero Rubio que va a ir en el marco de la discusión de toda la Ley Orgánica Militar, creemos que todo lo que tiene que ver con el pago de jubilaciones debería proponerse fuertemente que aquellos militares juzgados por crímenes de lesa humanidad no perciban jubilaciones pagadas por el Estado uruguayo.
Con esos cambios nosotros creemos que se debe apoyar en su conjunto el cambio, la reforma de la Caja Militar, que está mal dicho en realidad, es el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas, no es una caja como las otras cajas justamente.
Pero creemos que debe apoyarse en general, creemos que efectivamente afecta igual privilegios de los militares, de aquellos que tienen abultadas jubilaciones producto de una composición de las Fuerzas Armadas que data de la Ley Orgánica Militar armada en la propia dictadura, es decir que se la hicieron a su gusto los militares y son los resabios de eso lo que hoy se tiene sobre la mesa.
Es evidente a quiénes afecta cuando los exabruptos, por ejemplo, del comandante en jefe de la Fuerza Armada, de Manini Ríos, nosotros creemos que fue correcta la sanción que recibió, fue un exabrupto que traspasó límites opinando en lo que no tiene qué hacer desde su rol como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.
Bueno, creemos que debe definirse, está claro que no vamos a dejar de decir, a dejar que nadie se embandere como que perjudica los beneficios y privilegios de los militares como pretende embanderarse el gobierno cuando han pasado 13 años y no ha sido modificada la Ley de Caducidad.
O sea, tampoco porque el gobierno hoy quiera, mediante una ley, modificar algunos privilegios de los militares, que insisto, estamos de acuerdo en modificar, no vamos a dejar que con eso se embanderen como antimilitaristas cuando en realidad le han dado una serie de beneficios y sobre todo no han modificado la impunidad en nuestro país.

 

MAB: Bueno, estamos en un momento, estamos terminando setiembre, como quien dice a un año de las elecciones ya, de las elecciones nacionales.
¿Cómo ves el clima? No digo electoral, digo el clima donde uno puede poner todo, la situación económica, la gente en el desempleo, bueno, acá pasamos noticias todos los días de que el Paramento aprobó un año más de seguro de paro para los trabajadores de tal lado, los de tal otro. No aparecen fuentes de trabajo nuevas tampoco. Y eso, en ese caldo vamos entrando en otra etapa de la campaña electoral, ya se habla de precandidatos, si este sí, si aquel no, si tienen que ser mujeres, si tienen que ser hombres, si tienen que ser viejos, si tienen que ser jóvenes ¿no?
¿Cómo ves este clima?

FK: Bueno, el clima por un lado tiene que ver con el desgaste de la fuerza de gobierno, entendemos nosotros que vamos a asistir a una elección nacional distinta a lo que fueron las últimas dos. Por un lado la comparación que suele utilizar el oficialismo con el pasado de los 90 y la crisis del 2002, está cada vez más lejos, esa comparación ya no sirve como principal argumento sino que bueno, ya van 3 períodos de gobierno y hay que compararse consigo mismo. Eso de manera general.
En segunda instancia no hay que olvidar que una buena cantidad de jóvenes que van a votar en estas elecciones, por primera o por segunda vez, no tienen ni siquiera en la memoria ese pasado con el cual se quiere comparar, por lo tanto ya no logran cerrar desde ese punto de vista; más allá de que en los discursos cotidianos se dé un enfrentamiento constante en comparación entre el Partido Nacional y el Frente Amplio. Que como hemos dicho nosotros otras veces, termina siendo una competencia por quién se presenta como el mejor gestor de lo que hay, de la actual variedad y ya han abandonado todos la posibilidad de un cambio real. Ya ninguno se presenta como el cambio real sino como un cambio de caras o de figuras dentro del actual modelo que parece inmodificable ¿verdad?
Esa es un poco la situación, cuando además se visualiza un desgaste de la política económica en general. Eso sí, lo que decía Ángeles, los índices de desempleo aumentan, el déficit fiscal les resulta incontrolable y buscan controlarlo mediante un ajuste. Han reducido estos últimos años el presupuesto público, incumplido las promesas del presupuesto para la educación entre otros, siempre cumpliendo con los deberes de pagar a deuda externa y sus intereses, de mantener las exoneraciones al capital, planteando como la salvación los acuerdos obscenos con las multinacionales como fue el caso de UPM para la tercer planta de celulosa en el país.
Y ese es el escenario y no otro con el que se llega a las elecciones.
Cada uno de los partidos tiene su propia interna, en el Partido Nacional, más allá de competencias me parece está claro que el que los va a resumir y presentar a todos va a ser Luis Lacalle Pou, de eso no parece haber ninguna alternativa. Es evidente que después hay intentos de aparecer otros como para cerrar un espectro más grande, creo que se mueve hasta inteligentemente podemos decir.
El Partido Colorado está en franca crisis, se ve todos los días, gente que se les va, candidaturas que inventan...

 

MAB: Sí, la salida de Sanguinetti ahí...

FK: Sí, no han logrado aún reponerse de lo que fue su gestión de la crisis del 2002 que creo que el pueblo uruguayo, aunque hayan pasado los años, efectivamente en eso no se la va a perdonar por mucho tiempo.
Y aparece, está el Partido Independiente, el Partido de la Gente también, no sé si merecen mayor análisis, está claro que ambos resumen en parte la crisis del Partido Colorado también.
Y después queda analizar la situación del Frente Amplio que nos presenta o intenta presentar varias alternativas, casi que un candidato para cada frente de batalla. El candidato principal que evidentemente va a ser Daniel Martínez, construye su imagen casi a espejo antagónico del candidato del Partido Nacional, porque es con quien competirá en definitiva por la Presidencia de la República.
Martínez se presenta como un buen gestor, ya ha olvidado cualquier vestigio de izquierda por cierto si uno analiza su gestión, de socialista de donde dice venir originalmente ya no le queda nada.
Y después tiene otras candidaturas, tiene la candidatura de Carolina Cosse que intenta errar ese espectro que exige una candidatura femenina, algo que nosotros podemos compartir pero que después hay que ver qué piensa, qué vota y qué posiciones ha tomado. Lamentablemente la actual ministra de Industria ha justificado recortes a los derechos de los trabajadores en diversos aspectos, hay que recordar el conflicto de Ancap por ejemplo. Es decir, más allá de cómo se nos presenta hay que ver efectivamente en cada tema concreto qué posición ha tomado y que decisión ha tomado.
Y por último, que nosotros le ponemos especial énfasis, está la candidatura construida para competir con la Unidad Popular que es la recientemente lanzada de Oscar Andrade...

 

MAB: Vos decís que es para competir...

FK: Yo creo que sí. Primero porque nadie cree seriamente que Oscar Andrade termine siendo el candidato a la Presidencia de la República para competir él con Lacalle Pou, aunque él se quiera presentar así.
Segundo porque justamente el desgaste que vive el Frente Amplio se expresa sobre todo en la militancia de izquierda, en aquellos sectores que efectivamente quieren un cambio de modelo de nuestra sociedad. Que han militado muchas veces y dejado su vida o hasta su memoria familiar por construir una alternativa de cambio y el Frente Amplio hoy los ha terminado defraudando.
Mucha gente rompe con el Frente Amplio, de esos que deciden que es una fuerza política que ya está agotada y que no da más, muchos se suman a las filas de la Unidad Popular, otros no y es un desafío de la propia Unidad Popular captarlo. Pero hay otro sector que si bien está sumamente defraudado con el Frente Amplio, no se va del mismo hasta que no aparece una alternativa, primero necesita ver que hay una alternativa para después tomar la decisión que en muchos casos es una decisión difícil para quienes acumulan un pasado de actividad y de militancia en la izquierda y allí es donde Óscar Andrade juega un papel principal para aparecer como una alternativa creíble dentro, volver a plantear porque si uno lee el discurso, él tiene un discurso de crítica con respecto a muchos aspectos del gobierno del propio Frente Amplio, pero siempre dentro de los marcos del mismo, eso es lo que termina siendo.
Hace una serie de críticas pero una serie de elementos que debieron o deberían ser distintos de a gestión del Estado para terminar diciendo que es una batalla que hay que dar dentro del marco frenteamplista.
Y eso vuelve a ilusionar, cada vez menos pero vuelve a ilusionar a un sector que vuelve a razonar, bueno, vamos a darle una oportunidad más, acá hay una forma más de recuperar el Frente Amplio que queríamos y que ha dejado de ser

 

DM: Como Constanza Moreira...

FK: Eso estaba a punto de decir, no es la primera vez, lo hizo Márcos Carámbula en el 2009, lo hizo Constanza Moreira en el 2014 y lo hace Óscar Andrade ahora para el 2019.
Cada uno de ellos distinto, la situación distinta también. Yo creo que es una candidatura distinta desde ese punto de vista, desde el lado del Frente Amplio expresa mejor que Márcos Carámbula que en Constanza Moreira el ideario de una izquierda en favor de los trabajadores. Aunque para nosotros sea una hipocresía después lo que haga, aunque si uno lee las últimas encuestas a él mismo va a encontrar que dice que igual acepta el modelo económico que después critica. Las premisas básicas como que lo primero es pagar la deuda porque no hay margen de salirse del contexto internacional, no hay margen de no recibir a las multinacionales, eso lo dice textual Óscar Andrade si uno mira la prensa.
Después comienza a hacer críticas que, ojo, nosotros podemos compartir como elevar los impuestos al capital, cosas que su propio partido dentro del Frente Amplio ha propuesto o que el PIT-CNT ha propuesto y que después el gobierno no ha dado absolutamente ninguna bolilla, los ha dejado de lado, por lo tanto ahí se expresa la incoherencia. Ya hay sectores que han propuesto eso y que el gobierno ha desestimado completamente.
En el fondo, si uno analiza seriamente, con cierta honestidad intelectual y desprovisto de subjetividades y emociones que es lo que yo creo le queda a muchos compañeros, va a encontrar una incoherencia total en el discurso de Andrade. Pero es justamente un intento de cerrar el paso a quienes pueden ver en la Unidad Popular una alternativa del Frente Amplio, es una candidatura construida para competir con nosotros. Como dije, hay otras candidaturas para peleársela a los otros sectores, la de Andrade busca contener a quienes vienen para acá

DM: ¿Y cómo se hace justamente para que ese núcleo de frenteamplistas con buenas ideas, con un ideario similar al que mantiene la Unidad Popular, en vez de optar por quedarse con una candidatura creada, ficticia, opte por la Unidad Popular?

FK: Bueno, primero que nada exponiendo frontalmente el programa de la Unidad Popular, eligiendo a la Unidad Popular como una alternativa de izquierda que no ha traicionado sus principios y sobre todo como una fuerza política que vive y piensa el mundo desde la perspectiva de los trabajadores.
Eso sobre todo, y después comparando y cuestionando realmente si alguien cree que conviviendo con quienes hoy dirigen la economía del país, hay alguna perspectiva real de cambio, de tránsito hacia el socialismo o de progreso mínimamente ¿verdad?
Porque nosotros creemos seriamente que ya ni siquiera el mote de progresistas cabe a quienes han primarizado la economía del país, extranjerizado la tierra, ignorado los problemas medioambientales que el propio modelo impulsa, a quienes a nivel de las relaciones internacionales del país han acatado obedientemente los designios de la política de los Estados Unidos, eso explica las posiciones de Almagro en la OEA o que Uruguay haya llegado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, es decir, haber cumplido obedientemente los mandatos del imperialismo para decirlo bien claro. Hay que preguntarle a sus compañeros si realmente creen que después de que pasen las internas en junio y Andrade no sea el candidato del Frente Amplio, apoyando igual a un "sector crítico" dentro del Frente Amplio, ese rumbo puede ser cambiado o si lo que no están haciendo es lo contrario, volviendo a empujar a un sector crítico y a engañar a los trabajadores detrás de una opción que objetivamente, desde el punto de vista de clases, perjudica el interés de los trabajadores en Uruguay

MAB: Lo que antiguamente se lama la Ley de Lemas que tenía todo aquel abanico, todo aquel rastrillo que iba de izquierda a derecha y traía todo...

DM: Vaillant en un momento en el Partido Colorado, Zumarán y Carlos Julio jugaron ese rol en el Partido Nacional

MAB: Seguro, como que se van dando procesos así.
Dentro de todo este panorama, el otro día estuvo Bottinelli acá, el politólogo, y analizando partido por partido decía que Sanguinetti le está ganando un perfil al Frente Amplio que es el tema de la laicidad. Porque claro, desde el Frente Amplio se escucharon voces en contra del aborto, a favor de la imagen de la virgen, todas las cosas que van contra lo que fue la historia de la izquierda, a nivel de pensamiento más que de votos, que le ganaba ese perfil.
Por otro lado aparece Fernando Amado que se fue del Partido Colorado diciendo, bueno, ya el batllismo no tiene lugar en el Partido Colorado.
Esteban Valenti que le contesta que si él no tiene lugar para el batllismo en el Partido Colorado y se fue por eso, él se fue del Frente Amplio porque no hay lugar para el seregnismo.
Aparece Mieres del Partido Independiente y los tres hablan de la creación de un nuevo espacio político que vaya, Amado lo llega a comparar con la época del nacimiento del Frente Amplio.
Si te parece podemos hablar un poco de eso, si hay lugar para eso en el Uruguay hoy, según Amado es para juntar a la socialdemocracia con el progresismo, el batllismo y ese tipo de agrupamiento.
Y agregamos, hoy en Brasil dicen que lo que ha hecho Bolsonaro hasta ahora, los temas que ha tirado en la campaña, la forma de enfocarlos, deja una huella en el pensamiento popular en Brasil en esta época ¿no?
Entonces, ver hacia donde está yendo también Uruguay en ese sentido, no sólo en el voto sino en su pensamiento

FK: Sí, el caso de los países vecinos demuestra con creces lo que también ocurre acá, obviamente que en cada lugar se expresa distinto, pero que tiene que ver con fuerzas políticas que acceden con un fuerte discurso de cambio, resumiendo lucha popular, la historia del Partido de los Trabajadores de Brasil, de lo que fue el gobierno de los Kirchner asumiendo la cara popular del peronismo y lo que fue el Frente Amplio aquí. Por sólo restringirme a aquí, se puede ver esto también en Ecuador o en Bolivia y demás. Pero sobre todo de gobiernos que llegan resumiendo la lucha popular pero que luego no hacen otra cosa que administrar el capitalismo, o como en el caso de los 43 países del Conos Sur, no sólo administrando sino profundizando la dependencia y sobre todo obedeciendo a los indicios y necesidades del capital internacional.
Que por lo tanto terminan desde el punto de vista del pueblo, de cada uno de los pueblos de estos países, siendo o bien más de lo mismo, no solucionando los problemas de fondo de la clase trabajadora en particular, y por lo tanto promueven un descreimiento. Pero ya no un descreimiento en esa fuerza política sino en la política en general como herramienta de cambio.
Y cuando la gente descree de la política en general como herramienta de cambio, significa que le es funcional al sistema, un sistema desigual y por lo tanto que, lo que después vemos como pensamiento de derecha u opciones de derecha que crecen, tienen su explicación en eso.
Es decir, tendrán algún mérito sí Bolsonaro, Temer o Macri, efectivamente, lo tendrá aquí Lacalle Pou también, pero la explicación principal de que aumente su caudal electoral, y que sobre todo aumenten por las propias clases más bajas de la población, tiene su explicación en eso, en lo que para nosotros es lo imperdonable de quienes arropándose con un discurso de izquierda, incluso mencionando al socialismo como alternativa, luego terminan administrando el capitalismo y haciendo más de lo mismo, o como dije, profundizando aún más la desigualdad.
Eso es lo que promueve el ascenso de la derecha en general en la región, eso explica el caso de Brasil, cómo puede ser que un fascista como Bolsonaro esté primero o segundo en las encuestas. Eso explica la victoria de Mauricio Macri en Argentina.
Nosotros lo vemos de esa manera y explica, bueno, hoy, lo que se ve cuando miramos las encuestas en Uruguay justamente

 

DM: ¿Y qué pide la gente o qué necesita la gente desde el punto de vista de las propuestas electorales? Uno tiene la sensación de que la agenda de derechos se puso como el paradigma de la política, eso es lo que hay que perseguir, eso es lo que hay que mostrar como el avance de la sociedad. Y uno también tiene la sensación de que, si bien eso obviamente es positivo que se avance en determinados derechos, que quedaran postergados, muy lejos y muy escondidos en la agenda política los derechos de los trabajadores en general

FK: Sí, más que los derechos que eso no sé si es una palabra que resuma digamos, sobre cada una de la nueva agenda de derechos, de cada uno de los reclamos que son particulares de los reclamos del movimiento de mujeres, del movimiento por la diversidad sexual, por el aborto y demás, cada uno de ellos nosotros lo compartimos y nos parecen acertados.
Ahora bien, es cierto que por un lado parcializan la lucha en general, pero sobre todo restringen la lucha del pueblo a un marco aceptable para el capital. Son concesiones que desde las clases dominantes se podrán hacer que, mientras no toquen la base del sistema, es decir, la explotación del ser humano, la propiedad de los medios de producción, lo van a permitir.
Lo van a permitir si el pueblo se las arranca, sino no lo permiten nada por cierto, el aborto no lo regala nadie en ningún lado. Pero cuando el pueblo lucha hasta ahí se concede, porque eso no afecta las bases materiales del capitalismo.
Por lo tanto esos derechos deberían estar enmarcados en lo que debería ser una reivindicación general de una perspectiva de cambio de la clase trabajadora, eso es lo que para nosotros se ha perdido como perspectiva ¿verdad? Que por cierto, para hablar de la historia digamos, en las experiencias del socialismo, podemos hablar de la Revolución Rusa, de la experiencia soviética y demás, esos derechos estaban garantizados, mostrando cómo una vez que se termina con la diferencia de clases, cuando se acaba con la explotación y la propiedad privada, es decir la apropiación privada fruto del trabajo social, la explotación en definitiva, los derechos que hoy se exigen van de la mano. Los derechos como la igualdad de la mujer y demás, el acceso a una educación, una vivienda digna, etc., sólo podrán resolverse definitivamente en el marco de una sociedad sin explotados ni explotadores.
Mientras tanto son derechos que no quita que no haya que perseguir, son para nosotros una reserva de la lucha general, un movimiento de mujeres por ejemplo, son una reserva de la revolución, para decirlo así bien crudo, pero hasta tanto la misma no ocurra seguiremos siempre en un tire y afloje a ver qué le arrancamos a las clases dominantes

DM: Ahora, ha pasado en mi caso particular y supongo que le debe haber pasado un poco a cada uno, que ve a mucha gente apasionada por la defensa de los derechos de la mujer, de a diversidad sexual, del consumo regulado de marihuana, como algo que les lleva gran parte de su día y de su interés, pero cuando uno le propone otro tipo de intercambio, es como que es un tema que le es ajeno, cuando en realidad es igual de próximo

FK: Sí, antes voy a hacer una pequeña separación de todo lo que mencionaste, una cosa son los derechos de la mujer, una cosa es el derecho al aborto, el derecho a la diversidad sexual, algo que nosotros compartimos plenamente. Otra que se plantea como un derecho que es la liberalización del consumo de marihuana, me interesa separarlo porque nosotros no estamos de acuerdo, primero con hablar como que hay una droga que es posible legalizar y las otras no, como si aquellos elementos psicoactivos que alteran realmente la capacidad intelectual de las personas pudiéramos discriminarlos y decir que unos están bien y otros están mal.
Nosotros estamos en contra de todo aquello que en definitiva embrutece el pensamiento y termina efectivamente adormeciendo al pueblo.
Eso no quiere decir que no haya que combatir al narcotráfico buscando los mejores elementos y demás, pero justamente nos parece bastante hipócrita decir que con la ley de marihuana se está combatiendo al narcotráfico cuando, primero, los narcotraficantes en el Uruguay siguen, perduran e incluso tienen más poder. Segundo, el acceso al mercado "libre" de la marihuana se da en aquellos sectores de poder adquisitivo medio o alto, es decir que en los barrios pobres se sigue matando por un pedazo de pasta base y los narcos campean a sus anchas. Así que eso no lo vemos en la agenda de derechos.
Los demás sí, por supuesto que el derecho al aborto y a la mujer de decidir sobre su propio cuerpo, es un derecho. Por supuesto que la diversidad sexual debe expresarse en toda su amplitud y el Estado no intervenir en ello, relevar a algunas tareas que la sociedad les asigna y que después podemos ver cómo un trabajo no remunerado. Es claro que para nosotros debe pelearse por ello y que es una reivindicación clara.
Es algo además que, desde el punto de vista de la política, porque este tema está mezclado también con la participación de las mujeres en política, que participan poco, efectivamente.
Lo que nosotros no estamos de acuerdo es con decir mediante leyes lo lindo que sería que las mujeres participen o darles cuotas si no se expresan los hechos relevando a las compañeras de las tareas en el hogar, de esas tareas que, desde el punto de vista del marco cultural de la sociedad en que vivimos, la sociedad les preasigna las tareas domésticas, la crianza de los hijos y demás y que son las que de verdad le impiden después tener tiempo para participar en política y son la verdadera causa de que después la mayoría en la política sean hombres

 

MAB: Que haya respuestas sociales

FK: Para ser consecuentes con eso lo que promovemos es justamente una equiparación en las tareas domésticas, asumir todos, etc.
Digo esto porque después hay mucha demagogia sobre el tema pero poca expresión real del asunto.
Con respecto a la lucha en general, y resumiendo, como dije, sólo una fuerza de izquierda puede llevar a cabo la trasformación completa y alcanzar de manera completa esos derechos que se reclaman. A medias, mientras no se plantee enfrentar realmente el marco del capitalismo en el Uruguay, esas cosas jamás van a resolverse definitivamente.
Se hablaba hoy de los sectores que van y vienen, de esta alianza que conforma Amado.

 

MAB: Se desarman y se reagrupan distinto...

FK: Nosotros creemos que son todas expresiones de lo mismo. A ver, de lo mismo exactamente no, hay distintos sectores en nuestra sociedad, distintas facciones de las clases dominantes que buscan administrar el capitalismo en el Uruguay para beneficiarse a sí mismos obviamente a costa de otros sectores del capital. Y esa es la disputa que se presenta.
Ahora, una disputa real de sobrepasar el actual modelo de producción hacia uno diferente, eso no está expresado en ningún lado.
Se habla del batllismo, por ejemplo, un puede agarrar el batllismo, ver su historia y ver un montón de avances que el batllismo tuvo. Muchas veces se ignora igual o no se plantea que muchos de esos avances, si bien Batlle los otorgó, fue gracias a la lucha de los trabajadores. Podemos decir que el batllismo permitió a la clase trabajadora organizarse y luchar pero los avances que se consiguieron, la ley de 8 horas, el derecho a voto femenino, la ley de divorcio y otra serie de cosas del batllismo provinieron gracias a la lucha de los trabajadores y no gracias a Batlle. Lo que podemos ver en Batlle sí es un aspecto progresista para la época que también es lo que nunca está sobre la mesa, es su agotamiento.
¿Por qué se acabó el batllismo? ¿Se acabó porque hubo gente mala que lo tiró, o se acabó porque un modelo que de fondo igual pretendía la conciliación de clases en el marco de un sistema que se basa en la explotación de una clase sobre otra, tiene su agotamiento y su límite y lo tuvo el batllismo también como lo tuvo?
Y cuando eso no se modifica de fondo, cuando llega la crisis, siempre el Estado que tiene carácter de clase, termina resolviendo descargar la crisis sobre los trabajadores y allí el batllismo se viene a pique.
Y hoy toda las opciones que se presentan en el esquema uruguayo, ninguna se propone superar el capitalismo. Y ya ni siquiera, para ponernos tan radicales, ninguna pretende superar el rol de dependencia que las multinacionales, que el capital internacional le asigna al Uruguay.
Nadie dice acá deberíamos hacer otra cosa, el rumbo económico del Uruguay debería ser otro. Eso no lo dice ninguna fuerza política, excepto la Unidad Popular

MAB: Tenemos mensajes de los oyentes que nos van llegando.
Mauro, el chofer, dice, "Buen día. Hace un año ya de Compromiso Socialista - Unidad Popular, ¿verdad? Saludos a Federico y para todos"

FK: Sí, un año y dos días

MAB: Muy bien, un año y dos días.
Después hay un mensaje que manda Yamandú que dice, "Cuando hablan de los militares deben contextualizar, hay familias burguesas que para dominar distribuyen sus miembros en político, sacerdote, militar, empresario y empleado público. Entre los grados superiores todos son mentalizados para ese fin, estos llegan a generales, de coroneles hacia abajo abarca toda la sociedad media mayormente vocacional, hasta sargento mayor es mayoría clase baja vocacional. La mayoría obtiene un oficio y una vez presentada la oportunidad se retira hacia la actividad civil.
Todo milíco aguanta lo que venga, mayormente por hambre, las 24 horas mientras dura el contrato. Los únicos privilegios los obtienen también aquí las castas dominantes".
Bueno, y si bien ya yo creo que un poco tiraba de esto al principio Federico, estaría bueno ver cómo se va a preparar la Unidad Popular para esta etapa que viene. Vos decías las salidas, actos en la calle. Bueno, ¿cómo se prepara la Unidad Popular, cómo se prepara Compromiso Socialista?

FK: Bueno, por un lado nosotros lo vemos en dos caminos en paralelo y obviamente se entremezclan. Primero la construcción de una alternativa a lo que hay, la construcción de una herramienta política de izquierda requiere del debate, del intercambio de ideas, de la contraposición de ideas, de ver cuál es el acuerdo en definitiva porque la Unidad Popular es en última instancia una coalición, y por eso habrá a fines de noviembre el Encuentro de la Unidad Popular para afinar el programa que se presentará en las elecciones nacionales

 

MAB: El 24 es ¿no?

FK: El 24 de noviembre, ahí está, sábado.
Camino a eso nosotros en Compromiso Socialista estamos teniendo nuestras discusiones, nuestros talleres, cada 15 días nuestro objetivo es realizar un taller de discusión temático que permita generar insumos para aportar después en la Unidad Popular.
Y en paralelo hay que darse a conocer, dar a conocer el programa, dar a conocer los integrantes y las figuras de la Unidad Popular, a quienes son sus candidatos y demás. Porque hay una premisa, estamos en clave electoral, en eso es la cancha que se viene, queda un año justamente, nosotros no somos electoralistas pero sí entendemos que por la propia idiosincrasia y la historia de nuestro país son un hito importante, son un momento donde toda la población presta atención y está más interesada que comúnmente en cuáles son las propuestas de los sectores políticos, uno tiene que llegar con las ideas superadoras que justamente no se acaban en una elección

 

DM: Y hay cosas para mostrar ¿no?

FK: Y hay cosas para mostrar.
Es decir, nosotros no creemos que el mundo se resuelva por las elecciones pero creemos fuertemente que las elecciones son importantes por la oportunidad que brindan y porque todo el mundo presta la oreja y está atento a esto.
Y por lo tanto hay una premisa básica, nadie apoya o nadie vota a quien no conoce. Así que ese es el punto cero, ni siquiera el punto uno, primero nos tienen que conocer. Aún hoy la Unidad Popular ha trabajado mucho, se expresa mucho más que antes, pero todavía necesitamos darnos a conocer mucho más. Ese es para nosotros el desafío inicial.
Y después obviamente el debate de las ideas con las demás fuerzas políticas, proponer, siempre fraternalmente y con el brazo extendido, mostrarles a todos aquellos uruguayos que quieren un cambio real, que los cambios reales en el mundo sólo ocurren por la izquierda. Que sólo desde la perspectiva de los trabajadores se pueden subvertir las actuales relaciones sociales que generan la desigualdad.
Y nosotros estamos convencidos que el pueblo en general quiere cambiar las cosas, lo importante es mostrar cómo tiene que ser ese cambio, que los cambios se producen desde la izquierda y que es la Unidad Popular la fuerza de izquierda para llevar adelante esos cambios.
Es importante también señalar, porque no es algo que esté tan claro, que en el 2019 ocurrirán dos elecciones, en una el pueblo elegirá los integrantes del Parlamento, de Poder Legislativo y en una segunda instancia definirá a quién gobernará el país desde el Poder Ejecutivo. Para quienes estamos en política esto parece de Perogrullo, pero después cuando uno sale sabe que eso no es tan claro, que por el modelo presidencialista que tiene nuestro país, en octubre la gente ya está queriendo votar al que va a ganar.
Y es importante señalar cuál ha sido el trabajo de a izquierda en el Parlamento, la importancia que tiene que  aumente la presencia de la izquierda en el Parlamento, cómo el Parlamento necesita un anclaje que sostenga las reivindicaciones populares, que sea la puerta de entrada para todas las organizaciones sociales, para los sindicatos en sí, para las demandas del pueblo trabajador en general.
Ese es un desafío también para la Unidad Popular, de presentar la discusión de esa manera, de explicar que en octubre lo que se vota es la integración del Parlamento que es la tribuna de todas las expresiones políticas partidarias del país.
Entonces, resumiendo ese es el desafío, que nos conozcan, plantear que efectivamente las cosas hay que cambiarlas pero que los cambios sólo pueden venir desde una fuerza política de izquierda y que esa fuerza política es a Unidad Popular. Así vemos nosotros la forma de encarar la campaña en Compromiso

 

MAB: Claro.
¿Y cómo darse a conocer? ¿Cómo hacer?
En una época me acuerdo que la disyuntiva era si la televisión, la propaganda en los muros, yo qué sé. ¿Cuáles son los vehículos que tiene la Unidad Popular para hacerse conocer?

FK: Bueno, ahí lo primero que hay que entender es que la realidad cambia, que los medios de comunicación se desarrollan, que hace 50 o 60 años existió la radio y bastaba que un candidato diera un discurso por la radio para que toda la semana se hablara de eso, se reprodujera en otras radios, en los diarios y demás.
Después apareció la televisión y ya el candidato o la fuerza política estaba dentro del hogar, la imagen permitía otro tipo de acercamiento con el público, pero seguía siendo todo muy entorno a la figura de una persona y al discurso que se daba, y muy poco la obligación de los candidatos de la política de interiorizarse mucho por los problemas de la gente.
En cambio hoy estamos en otra época, mucho menos gente mira televisión o escucha la radio sobe todo para informarse. Las redes sociales juegan un rol preponderante, y después lo visual en general, en la cotidiana. Sin por esto desestimar el cara a cara, el encuentro cara a cara con la gente, por eso nosotros mantenemos y firmemente esto de salir a los barrios, de ir a hablar con la gente y demás, pero creemos que es un desafío muy importante interiorizarse en qué es lo que la población tiene como los temas principales a resolver, nos corresponde a nosotros luego darle un enfoque de clase a eso y una perspectiva política correcta a cada uno de los temas; pero no podemos subestimar aqueo que a la gente le parece lo importante y lo vital, aquello que siente que la política debería resolver y no resuelve en definitiva.
Por lo tanto hay que ser inteligentes y entender de qué manera ha cambiado la forma en que las personas se comunican, eso es clave. Entender que no es lo mismo la política de hace 70 años que la de ahora desde el punto de vista de cómo se interactúa en las fuerzas políticas con la gente en general. Es lo mismo sí desde el punto de vista de la perspectiva de cambio y de transformación, de las ideas, pero no de la forma en que fluyen y ocurren las cosas.
Por lo tanto nosotros creemos que no hay que desestimar ninguna de las formas de comunicación, no vamos a dejar de ir a las ferias, no vamos a dejar de hacer actos en los barrios, no vamos a dejar de asistir a entrevistas radiales o televisivas si aparecen; pero como también entendemos importante el rol de las redes sociales, el rol de internet, hoy venía en el ómnibus para acá, mirás al rededor y 9 de cada 10 personas está mirando el celular

 

MAB: Sí, sí

FK: Esa es la forma hoy.
A alguno le podrá parecer bien, a otro le podrá parecer mal, pero lo que no se puede decir es que esa no es la realidad, la realidad es que a través de los medios de comunicación que hoy son individuales, que cada uno tiene el acceso directo mediante la internet y el teléfono móvil, a un montón de información, a una sobre abundancia de información por cierto, donde es mucho más difícil que antes ser parte de captar la atención de las personas ¿verdad? Y por ahí pasan los desafíos, pensar creativamente de qué manera primero nos damos a conocer, antes que nada, de qué manera logramos llamar la atención. Y para eso primero está claro que hay que ser distintos a lo que ya hay y hay que ser genuinos y transparentes en ese sentido, en lo que se presenta. Pero teniendo presente que no se puede desestimar esa parte

 

DM: Bien, y va a haber un espacio supongo también de tironeo para que la política no deje de ser tampoco el contacto directo ¿no?

FK: No, por supuesto.
Incluso la tecnología permite un contacto directo distinto también que antes no, hay que saber usarlo, eso es distinto

 

DM: Pero hay que ir a la casa de la gente...

FK: No, por supuesto, eso sin duda

 

DM: Porque sino también, esa "democratización" que se dice que hay a través de las redes sociales de la política, es falsa también, porque el que tiene más poder adquisitivo va a poder tener gente que le maneje las redes, va a poder acceder de mejor manera...

FK: Yo en ese sentido parafraseo una frase que decía el Che, "hay que utilizar las armas melladas que nos deja el capitalismo". Es decir, está claro que las redes sociales existen porque son empresas que generan mucho dinero por publicidad y están pensadas para eso y no para que una fuerza de izquierda dé a conocer sus ideas.
Ahora, utilizarlas, no hay por qué no usarlas

 

DM: Muy bien, Federico, querés dar los datos de comunicación con Compromiso Socialista, el lugar dónde está ubicado el local...

FK: Sí, nuestro local está en la calle Paullier esquina Colonia, estamos funcionando allí. En general en la tarde nos van a encontrar siempre, ya en breve cuando terminemos de organizarlos podrán encontrarnos durante todo el día.
Hemos inaugurado una lista de difusión de Whatsapp a la que cualquiera puede suscribirse y estar al tanto de nuestra agenda, ya sea de las reuniones que hacemos, de los talleres, de las salidas a las ferias y barrios. El número de contacto es 091 070 182, allí se pueden suscribir mandándonos un mensaje de Whatsapp y agendando el número de Compromiso y comenzará a recibir las novedades. Lo que vamos a hacer en la semana, qué reuniones tenemos, qué paneles, a qué feria o a qué barrio vamos a ir, etc.

 

MAB: Y una cosa que normalmente le damos bolilla a final, cuando ya está todo el pescado vendido, la Corte Electoral viene mandando información a los medios, dice que hay que tramitar la Credencial, que es muy sencillo y rápido para los que no tienen Credencial todavía. Los que tienen que cambiarla porque se mudaron de departamento, los que la perdieron, que no hay que sacar turno, que hay que ir, que se atiende por orden de llegada, es de 10 a 15 horas en todo el país y hay oficinas inscriptoras móviles, que ellos mandan también una lista de lugares a donde van para sacar la Credencial.
Esto en general es cuando ya está la cola ahí en la Ciudad Vieja que no da e tiempo y que se cierra el plazo...

FK: Sí, es importante recordar a todo el mundo que haga los trámites a tiempo

 

MAB: Exactamente.
Bueno, gracias por haber venido Federico Kreimerman

FK: No, gracias a ustedes.