EN BRASIL HAY “UN COMPONENTE ANTISISTEMA Y OTRO DERECHISTA QUE EXPLICA EL AVANCE DE BOLSONARO”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., 5 de octubre de 2018.

 

En contacto telefónico con CX36, el economista, docente y analista político brasileño Plinio de Arruda Sampaio Jr., detalló la realidad política en Brasil, a pocas horas de las elecciones presidenciales. Para Plinio de Arruda el crecimiento electoral del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro “fue una sorpresa para todos, y tal vez la segunda vuelta se adelante a la primera, como los candidatos de derecha están mal posiciones, mucha gente que reniega del PT va con Bolsonaro en primera vuelta y después se va inclinar por el candidato menos malo”. En ese marco señaló que en Brasil hay “un componente antisistema y otro derechista que explica el avance de Bolsonaro”. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/plinio-arruda-sampio-jr-5-10-2018-audios-mp3_rf_29114866_1.html

 

Diego Martínez: Vamos a establecer contacto con Plinio de Arruda Sampaio Junior, este domingo en Brasil son las elecciones hay mucho para hablar.
Plinio bienvenido. Como siempre un gusto para nosotros, buen día.

Plinio de Arruda Sampaio Junior: Buen día, siempre un gusto hablar con Radio Centenario.

 

María de los Ángeles Balparda: Y vos viajando, así que está muy interesante poder hablar contigo, a 48 horas de que se esté votando en Brasil un nuevo presidente. ¿Cómo estás analizando este momento donde hoy nosotros leíamos los titulares de prensa y hablan de un crecimiento de Jair Bolsonaro que se ha destapado mientras Fernando Haddad se ha estancado?

PASJ: Sí, hay un sentimiento de preocupación fuerte en todo los sectores comprometidos con la democracia. El crecimiento último de Bolsonaro realmente fue una sorpresa no se esperaba esto, para todos creo, pero creo que lo que tal vez explique este hecho es que la segunda rueda se anticipe en la primera, como los candidatos de centro derecha están muy mal posicionados, mucha gente que resiste de manera muy fuerte, el PT se tiró digamos, se anticipó su opción por Bolsonaro. La idea es vamos primero con nuestro candidato y después hacemos el menos peor, esto de cierta manera vino para la primera posición, para la primera rueda.
Yo creo que tal vez otra explicación hay que ver un poco y dejar pasar las cosas y conversar para saber mejor, pero tal vez también está el hecho que votan en Bolsonaro gente que ni toda ella es de derecha, pero mucha gente principalmente en las capas populares están hartas con el sistema y quieren hacer una especie de voto bronca contra una democracia que funciona siempre contra los pobres. Entonces, yo creo que cuando se posiciona el PT queda claro que va a la segunda vuelta, creo que mucha gente que ya no tiene mucha antipatía con el PT dijo bueno entonces yo voto contra el PT.
Yo creo que hay estos dos componentes uno anti sistémico y otro explícitamente derechista que explica ese avance fuerte de Bolsonaro.

DM: Desde el punto de vista de los poderes que van a quedar plasmados a nivel parlamentario, decía algún candidato por allí que el país sea como sea el resultado va a quedar partido. ¿Qué se puede esperar ahora?

PASJ: Mira Diego, esto es un misterio que lo vamos a saber nada más el domingo a la noche o en la mañana del lunes, la impresión que yo tengo es que la representación parlamentaria será muy conservadora y muy reaccionaria, porque toda la elección fue montada por Eduardo Cunha que ahora está preso, que era el presidente del Congreso y hace un reforma política para garantizar la sobrevivencia de los diputados fisiológicos y conservadores. Entonces es un elección muy difícil para quien no tiene exposición en los medios y quien no tiene dinero, esto yo creo que debe favorecer a los candidatos más conservadores. Hay islas donde la izquierda está mejor, por ejemplo Río donde parece que la campaña del PSOL va a ser muy buena, probablemente podamos sacar 5 o hasta 6 diputados federales lo que es bastante, pero es una isla. Como regla general  yo creo que el parlamento será bien conservador y liberal.

 

DM: ¿Cuando decís 5 o 6 de Río en que tamaño estamos hablando a nivel de legisladores federales?

PASJ: El PSOL si le va muy, muy bien, va a llegar a tener unos 9, el PT uno 40, si le va muy, muy bien, 50. Entonces yo creo que la izquierda contra el orden y la izquierda del orden con dificultad, tendrán un tercio del parlamento, es un cálculo grosso modo porque para esto habría que acercarse a la mesa y hacer el cálculo mejor, lo estoy diciendo así de pronto, perdón Diego.

 

MAB: Hoy se da como información destacada que un tribunal confirmó el derecho de Dilma Rousseff a aspirar al Senado en Brasil. ¿Eso tiene algún significado, puede tener algún peso esta información?

PASJ: No, no creo que tenga peso alguno. En realidad la ley brasileña es totalmente arbitraria, cuando se juzgó el impeachment de Dilma junto con el impeachment venía en la ley que ella quedaría 8 años impedida de concurrir a cualquier cago político, lo que sería razonable en la ley, porque si la persona es considerada un riesgo al Estado al punto de que sea botada del poder, es razonable dar un tiempo para que este personaje no vuelva. Pero en las negociaciones del PT con Temer se juzgó que sería bueno que la violencia contra Dilma tendría que ser moderada y se cambió la Constitución en el plenario de manera totalmente ilegal.
Entonces, esto fue votado por el Senado en una cuestión de orden, una cosa muy, muy arbitraria.
Es razonable que una vez hecha esta barbaridad, el tribunal a última hora confirme la barbaridad.
Pero desde el punto de vista real, que es tu pregunta Ángeles, no tiene mayor efecto. Dilma será elegida senadora, será la primera de Minas Gerais con una votación de más o menos un tercio del electorado, tiene un valor simbólico que ella vuelva al Senado pero no tiene valor mayor. Además Dilma no tiene ninguna expresión política mayor en Brasil, tiene un valor simbólico pero no real, no tiene la menor capacidad de articulación, ni dentro del PT y mucho menos fuera del PT.

 

MAB: Claro, sería volver a empezar su carrera cosa que no es posible en la política y en la vida real.

PASJ: Sí. Arregló un buen empleo, está empleada durante 8 años empleada y punto.

 

MAB: Exactamente.
¿Qué pasa mientras tanto con la economía de Brasil? ¿Qué está sucediendo, qué está pasando con la moneda, qué pasa con los empresarios, qué señales dan?

PASJ: Mira, los empresarios, los grandes empresarios dan señales discretas de que no quieren a Bolsonaro, que no les conviene Bolsonaro. El mercado, los que especulan en el mercado financiero, esta figura abstracta que se llama el mercado quedó más tranquilo, el dólar la última semana fue, el movimiento del mercado es inversamente proporcional al temor de la gente de izquierda, cuando la gente queda con más temor de algo, el mercado mejora, es lo contrario.
Entonces, el dólar cayó, está abajo de 4, un dólar vale menos que 4 reales, porque yo creo que la incertidumbre ya quedó más o menos clara. O sea, este resultado será o Bolsonaro o Haddad.
Yo sigo convencido que Haddad gana en la segunda vuelta, pero sí creo que será mucho más apretado de lo que imaginaba inicialmente. O sea, las fuerzas reaccionarias y las fuerzas antisistémicas, que no son reaccionarias todas pero que se juntan ahora con Bolsonaro, son más fuertes de lo que yo imaginaba.
Entonces, no creo que sea imposible que gane Bolsonaro pero es menos probable y el mercado yo creo que trabaja con la hipótesis que si es Haddad no hay gran riesgo porque es un hombre muy confiable para el mercado, y si es Bolsonaro es una novedad pero imagino que ellos creen que lo logran domesticar.

 

DM: ¿Qué pasa con Lula que en las últimas horas ha aparecido nuevamente queriendo salir a votar, son manotazos de ahogado para exponerlo a Lula en el marco de la campaña para que tenga algún nombramiento en los medios?

PASJ: Yo creo que es exactamente lo que tú dices, Lula se posiciona un poco, primero para que el PT no se intimide mucho con la ofensiva reaccionaria antipetista. Entonces, un poquito es como un técnico de fútbol, o sea, no se dejen acorralar, avancen un poquito.
Yo creo que un poco esto y un poco para estar en los medios y para decir mira, soy una víctima, no me dejan participar.
Pero yo creo que sí, lo que pasó, hay una irritación muy grande contra el PT de la gente. La gente sabe que el PT es el menos malo pero también mucha gente sabe que el PT fue una decepción.
Entonces, cuando viene el PT y cuando Haddad empieza a crecer y la prepotencia del PT vuelve a la calle, esto generó una reacción muy fuerte de la gente. Entonces yo creo que hay mucha gente, mucho trabajador del pueblo, gente humilde que dice, no, pero yo no quiero esto ora vez de esta manera. O sea, Haddad no aprovechó la campaña para hacer una autocrítica, para convocar a una unidad nacional mayor, para conversar con la gente que sabe que el sistema no funciona.
El discurso de Haddad es, conmigo será Lula otra vez, todo igual, y la gente sabe que esto es mentira. Entonces, esto no funcionó y provocó una reacción fuerte. Y yo creo que este es el gran problema que estamos viviendo ahora. O sea, el sistema no funciona, el sistema ahora es Haddad y el antisistémico es un hombre de ultraderecha.

 

MAB: ¿Y en este último tramo de la campaña, con qué discurso salen las dos figuras principales, las que van a pasar a segunda vuelta? ¿Haddad se muestra más de izquierda, se muestra más de centro? ¿Bolsonaro aprovecha su perfil de ultraderecha o lo suaviza? ¿Cómo se presentan?

PASJ: Mira Ángeles, es una buena pregunta esa, en el último minuto aquí la campaña polarizó entre los que son contra el PT y los que son contra Bolsonaro, es así que se planteó la cosa.
Entonces, ahora, aunque da más o menos lo mismo si Haddad va mucho a la derecha, porque la gente dice no me importa si tu vas a a derecha, tú eres el PT y yo quiero algo en contra el PT. Y este juego anti PT y anti Bolsonaro, de cierta manera fue alimentado por el PT y por Bolsonaro, porque ambos sabían que la única chance que tendrían de llegar a poder sería en este plebiscito de uno u otro.
Entonces, este impasse que estamos viviendo ahora es el resultado de una construcción política de Bolsonaro, con seguridad pero también del PT. Y en eso del propio PSOL.
Porque, por ejemplo, ¿cuál fue la política del PSOL? Vamos a disputar los votos del PT creyendo que Lula apoyaría a Boulos y que sería Boulos el que estaría en el lugar ahora de Haddad, y esto fue una lucha dentro del partido, contra las tendencias a la izquierda que decían, no, nosotros tenemos que disputar los votos de trabajadores que van a Bolsonaro.
Si esto hubiera sido hecho, digamos que tuviéramos un candidato y que este candidato fuera muy débil, que tuviera un 4% o 3%. O sea, 2 o 3% serían votos de Bolsonaro, entonces, en la hora de la disputa esto vale 6, porque salen de Bolsonaro y vienen para el otro campo.
O sea, en mi opinión, nosotros dimos un tiro en el pie, disputamos un voto que no sale de Bolsonaro, no lo enflaquece, al contrario, deja a la gente antisistémica con una única solución que es pésima.
No sé si quedó claro.

 

MAB: Yo creo que sí
Te agradecemos mucho estos minutos Plinio. Hablamos la semana que viene.

PASJ: Para mí un gusto como siempre.  
Un abrazo.