“A PARTIR DE LA TOMA DE PANDO LA ORGANIZACIÓN ERA UNA ESTACA, CUANTO MÁS LA GOLPEABAN MÁS PENETRABA EN EL PUEBLO”
Entrevista a David Melián, 8 de octubre de 2018.

Este 8 de octubre Radio Centenario centró su programa mayor, ‘Mañanas de Radio’ en homenajear al comandante Ernesto Che Guevara en un nuevo aniversario de su caída en combate. Y también recordó lo que fue la Toma de Pando, una acción revolucionaria del MLN Tupamaros realizada el 8 de octubre de 1969 conversando con uno de los protagonistas de la misma, el compañero David Melián, quien en contacto telefónico con la 36, contextualizó este hecho, detalló los preparativos y ahondó en las consecuencias que tuvo para el movimiento revolucionario. Transcribimos esta nota que Usted   puede volver a escuchar aquí: https://www.ivoox.com/david-melian-8-10-2018-audios-mp3_rf_29161619_1.html

 

Hernán Salina: Tenemos el gusto de recibir en esta mañana de 8 de octubre a David Melián, militante, tupamaro, combatiente, protagonista de muchos de los episodios que nos toca muchas veces recordar en la 36.
David, buen día

David Melián: Buenos días. ¿Cómo están ustedes?

 

HS: Un gustazo tenerte en esta mañana, este 8 de octubre donde la Radio está homenajeando a Ernesto Che Guevara como no podía ser de otra manera, pero también recordar aquella acción revolucionaria del MLN Tupamaros del 8 de octubre de 1969 en la toma de Pando en la que participaste teniendo 30 y pico de años y una acción concebida también como homenaje al Che ¿no?

DM: Así es.
Si me permitís yo creo que sería interesante hacer una pequeña introducción a todo esto, cortita

 

HS: Sí, claro, adelante

DM: Creo que son interesantes los dos momentos, el 8 de octubre de 1969 cuando se decide y se realiza el homenaje al Che con la toma de Pando y el octubre de 2018 en Uruguay, 50 años prácticamente transcurridos, sólo los mayores que vivieron aquellos tiempos recordarán aquellos tiempos.
Comprar las dos fechas para observar cuánto ha retrocedido Uruguay. Esto fue en la época del gobierno colorado de Pacheco Areco, era fuerte la protesta y el reclamo social, era fuerte la represión también.
En 1969, hace medio siglo, no existía en Uruguay el flagelo de la droga ni el número de homicidios actuales ni tantas agresiones, ni robos, ni rapiñas como hoy. Los uruguayos no vivían tras las rejas.
En 1969 el número de presos en todo el país no llegaba a 1.500. Actualmente pasa largo los 10.000 jóvenes que se pudren en las cárceles uruguayas. Pululan los marginados víctimas de la política del Frente Amplio, viven y duermen en la calle. No creo que haya otro país en el mundo donde la mendicidad esté tan generalizada como en Uruguay. A mi entender la miseria se usa como herramienta política a través del MIDES.
Hay una acusación muy seria y muy repetida, la pérdida de 50 millones causada por Fripur a manos de un sujeto que lo oí decir que pertenecía al Frente Amplio, con complicidad de personajes del gobierno.
Al pequeño Raúl Sendic se le extraviaron nada más ni nada menos que 800 millones de dólares. El amargo Almagro o el Almagro amargo que también pertenece o perteneció al Frente Amplio, clamando porque bombardeen Venezuela.
Los principales propietarios de las tierras uruguayas ya no son la oligarquía uruguaya, son capitales gringos que acuden entusiastas, golosos al remate del Uruguay, pues mientras tanto los pequeños productores, los que trabajan, los que producen tienen que abandonar sus chacras, sus granjas y sus tambos.
Quería hacer este reconocimiento porque me parece que hay que poner estas cosas en el tapete.

 

HS: Sí, es un buen marco político para recordar estas cosas David, efectivamente.
Yendo a aquel 1969 donde el MLN estaba desplegándose en su accionar guerrillero, ¿qué recordás de cómo se habló, cómo se concibió esa acción de la toma de Pando como un homenaje al Che? ¿Cómo te llegó a vos primero la caída del Che en combate y el proceso que fue haciendo el MLN para hacer esta acción en Pando?

DM: Bueno, la caída de Guevara fue un golpe terrible. Yo recuerdo que estaba en la calle Burgues y Larrañaga con dos compañeros en un auto, fui a buscar un periódico y el periódico decía que Fidel Castro había constatado la muerte del Che.
Fue algo realmente, yo qué sé, como si me hubiesen sacado toda la sangre del cuerpo. Pero bueno, quedaba el compromiso de continuar con lo que él había dejado. Y entonces, bueno, continuamos con aquella tristeza tan grande por la pérdida de aquel valor, de aquel hombre que tanto significaba para la juventud de Latinoamérica diría yo.
Entonces, hay que recordar que el espíritu de lucha, el espíritu político de la juventud de Latinoamérica en aquella época estaba creciente, estaba pujante, no estaba marchitado. Y así fue cómo se originó, cómo se desarrolló la lucha contra todos aquellos dictadores sanguinarios que había en la época, como Somoza en Nicaragua, Trujillo en República Dominicana, los generales brasileros, etc., etc.
El MLN en 1968 no pudo hacer el homenaje a Guevara porque había sufrido golpes y no estaba en condiciones de plantearse hechos así. Ya en 1969 la situación había mejorado, y hubo una propuesta de, por primera vez, que varios grupos en vez de actuar un grupo en un lugar y otro grupo en otro lugar en otro momento, en otra fecha, actuar varios a la vez en la participación de un hecho más grande y la dirección estuvo de acuerdo.
Y el que decidió Pando fue Sendic, Raúl Sendic el grande, que como además en Pando hubo compañeros que fueron maltratados en la comisaría a raíz de un allanamiento de una chacra que pertenecía a la organización allí en la zona; entonces se decidió que fuera Pando

 

HS: ¿Y ahí qué participaron, integrantes de distintas columnas digamos?

DM: Claro, ahí la verdad que participó la mayoría, diría yo, de los integrantes, porque participaron varios grupos con varios objetivos. Es decir, prácticamente pienso que se utilizó, no sé, toda la fuerza que se tenía o todas las posibilidades, como quieras llamarle

 

Diego Martínez: ¿Y cómo se hacía para mantener compartimentada la información habiendo tantas columnas integrando esa acción, que era una acción muy importante para la época, además un hecho muy trascendente?

DM: Esa es una pregunta muy, muy interesante, porque en la planificación de todo eso, que por supuesto llevó varias semanas, se pensó en eso, que al participar en eso y tener que comunicarlo a todos los participantes porque no había otra manera, se corría el riesgo que si había una infiltración, estaba todo perdido. Porque creo que fueron como 60 personas que se tuvieron que enterar de lo que se iba a hacer, así que fue una prueba peligrosa pero que dio buenos resultados porque estaba todo sano digamos

 

HS: Claro, además el gobierno, las fuerzas de seguridad esperaban que el MLN hiciera alguna acción en torno al aniversario del Che en aquel año...

DM: Sí, yo no recuerdo bien eso pero pienso que sí, pienso que lo habían esperado el año anterior, pero pienso que ese año también lo esperaban, no recuerdo bien esa cosa

 

HS: ¿En tu caso personal, cómo se dio tu participación? ¿O sea, el grupo en el que estabas se preparó sobre un objetivo específico, se juntaron con los otros grupos, cómo se dio tu caso?

DM: No, nosotros, al grupo del que yo participé se le dio un objetivo y el grupo se preocupó de ese objetivo solamente, más bueno, la coordinación de quien marcaba la retirada y quién marcaba ciertas cosas así, pero no con una participación de mucha gente fuera de ese grupo.
Claro, por supuesto que sabíamos todos que se iba a tomar la ciudad completa ¿no?

 

HS: ¿Y se hablaba del Che, se estudiaba de alguna manera el Che? Más allá de que también los escritos del Che sobre la guerrilla y distintos escritos también inspiraron aquel MLN y que varios de sus integrantes fueron a entrenarse militarmente en Cuba.
¿Pero en lo previo a esa acción se hablaba en particular del Che?

DM: Muchísimo, muchísimo.
El Che era, no sé cómo decirlo, era algo que estaba presente en todos nosotros y en cada hecho que se iba a hacer, en cada cosa que se hacía y en el comportamiento incluso. Digamos, no podíamos estar hablando del Che y permitirnos ciertas cosas, cada cual buscaba de mejorar su disciplina, su moral, su comportamiento a partir justamente de las enseñanzas de Guevara

 

HS: Contémosle a la gente que el inicio de ese operativo, que si no me equivoco fue sobre el mediodía rumbo a Pando, o sea, comenzaron los preparativos en la mañana pero la llegada fue pasado el mediodía, se hizo de una forma muy ingeniosa que fue a través de un cortejo fúnebre ¿no?

DM: Sí, yo diría que fue una operación muy audaz, muy audaz. Porque fue con todo ese despliegue, en pleno día, en las proximidades de Montevideo donde se sabe que estaba concentrada la represión.
Hubo una idea muy ingeniosa de copar un cortejo fúnebre para desplazarse en él y llegar sin levantar sospechas. Aparte de que muchos compañeros viajaron por el transporte público, llegaron a la ciudad en el transporte público que es bastante fluido hacia Pando, y bueno, se fueron desplegando cada cual en su lugar que tenía indicado

 

HS: ¿Vos ibas en ese cortejo?

DM: No, yo viajé en el transporte público.

 

HS: ¿Y qué querés contarnos? Porque sabemos que a veces hay detalles de acciones y cosas que también se toma la opción de que queden en la historia. Pero lo que quieras contarnos en particular de lo que te tocó vivir en lo personal de ese día, de qué objetivo en particular les tocó, lo que quiera contarnos.

DM: Bueno, yo diría que a mí me tocó una de las partes más fáciles, porque con otro compañero copamos el Cuartelillo de Bomberos donde no hubo ninguna resistencia, los bomberos fueron sorprendidos. Y bueno, quizás fue el objetivo más fácil de todos, los bancos fueron más complicados, la comisaría fue más complicada, en fin. A nosotros nos resultó fácil, no requirió ningún hecho así sobresaliente.
Claro que lo que estaba planificado se demoró, habían planificado el levantamiento de la operación a los tantos minutos y se prolongó, no recuerdo ahora por qué causa se prolongó más el tiempo y se demoró más, cosa que el tiempo apremiaba, no se podía demorar más de lo previsto. Porque la represión estaba cerca, porque había una ruta de fácil desplazamiento para los vehículos policiales o militares.
Además, una cosa que recuerdo porque me llamó la atención que cuando nos retirábamos en los autos, nos retiramos en autos, la gente salía a la calle y se metía adelante de los coches, había que estarles gritando que salieran de delante de los coches, era un tumulto de gente mirando, observando, riéndose y aplaudiendo unos, yo qué sé, un tumulto.
Eso impidió también, por lo menos en el coche que yo iba, un desplazamiento más rápido

 

HS: Estaba pensado con un límite de tiempo porque la idea era copar distintos lugares y además se llevó plata del banco.

DM: De varios bancos si, de varios

 

HS: De varios bancos...

DM: Sí, estaba pensado en hacer las cosas lo más rápido posible porque se consideraba que era imposible hacer todo eso en secreto, que no llegara a oídos de la represión

 

HS: Porque digamos que uno de los objetivos que se tomaron, además de los bancos, bomberos, la comisaría, fue la central de la ciudad de lo que era UTE en aquel momento donde estaban las conexiones telefónicas...

DM: Exactamente, sí.
Ahí, sé por comentario de los que participaron que se empezó a acumular gente, gente que venía, clientes que venían a hacer sus trámites y eso provocó ciertos momentos de dificultad porque ya se había llenado el local de gente.
Y en un país que no se estaba acostumbrado ni se sospechaba ese tipo de cosas, a la gente le costaba reaccionar y ubicarse en la situación cuál era

 

Diego Martínez: ¿Y qué impacto tuvo la acción en general, tanto a nivel interno del MLN como a nivel de la propaganda que se buscaba también con esa acción de impacto?

DM: Sí, tuvo dos resultados opuestos. Por un lado el resultado negativo fue que fueron detenidos creo que 16 compañeros y 3 muertos. Eso fue un golpe, en ese tiempo, un golpe muy, muy duro, además de pérdida de locales y de infraestructura, de todo.
Es decir, en ese aspecto fue un golpe muy, muy duro.
Pero, como resultado político, a partir de ese momento se dio un crecimiento, digamos, si se hubiese querido se podía haber crecido enormemente, porque la juventud principalmente buscaba participar en la organización, a partir de los hechos de Pando los jóvenes buscaban enormemente participar porque veían con mucha simpatía, con mucho acierto político lo que se estaba haciendo.
Hubo alguien que dijo con acierto que la organización era una estaca, que cuanto más la golpeaban, más penetraba en el pueblo.

 

HS: ¿Y cómo fue en particular tu situación después que tomaron el cuartelito de Bomberos de Pando, qué pasó?

DM: Bueno, yo me retiraba en un auto junto con otros, era un auto grande con varios compañeros, fuimos interceptados a unos cuantos kilómetros de Pando, no recuerdo cuántos, fuimos interceptados por un patrullero donde se produjo un tiroteo y ahí quedamos a pie y dispersos en el campo. No todos, algunos quedamos a pie y dispersos en el campo.
Ya en ese momento estaban los helicópteros sobre nosotros, acudía la Guardia Metropolitana, llegaba ya en sus coches uno atrás del otro, y nosotros quedamos a pie en la mitad del campo con una diferencia tremenda.
Algo que también hay que tener en cuenta, que nosotros no teníamos preparación militar ni teníamos armas adecuadas, mientras que la represión venía con sus pistolas automáticas, sus subametralladoras, fusiles y todo lo que era necesario y nosotros teníamos armas cortas. Hubo un compañero que tenía una subametralladora con la que mantuvo un tiroteo contra un patrullero que se aproximaba y resultó un policía herido. Pero ahí ya no nos quedó otra cosa que perder.
Además incluso, en mi caso personal puedo decir junto con otros compañeros, incluso no teníamos preparación física porque habíamos estado como 15 días encerrados en un local, previo a lo de Pando, sin siquiera salir afuera. Por lo tanto, fácil es darse cuenta que alguien cuando va, un soldado o alguien que va a hacer una cosa así tiene que tener una preparación física adecuada. ¿Me hago entender no?

 

HS: Sí, correcto.

DM: Cosa que nosotros no teníamos.

 

HS: ¿Tenían, por ejemplo, práctica de tiro, habían hecho algo de eso?

DM: Algunos sí, algunos pocos compañeros habían hecho práctica de tiro y tenían un conocimiento yo diría elemental del uso de las armas

 

HS: Se dieron distintas situaciones en la salida. Se dice que las fuerzas de seguridad fueron advertidas, hay distintas versiones pero por algún poblador de Pando que se tomó rápidamente un ómnibus y llegó a avisar a nivel de la Policía Caminera y que de ahí se avisó al reto de las fuerzas.

DM: Sí, yo no sé exactamente o no recuerdo exactamente cómo fue eso, pero sí, ahora que tú lo dices, creo que hubo algo con la Policía Caminera sí.
Pero cómo fue, es una cosa que podía haber sido advertida de muy diferentes maneras, porque la gente, te repito, no se ocultaba, la gente salía a ver qué era lo que pasaba cuando empezaron a sonar los tiros, se asomaba a las ventanas y entonces cualquiera podía llamar a la policía, a la comisaría y de ahí a un destacamento policial o lo que sea.
Quiero contar como anécdota que dos señoras que se asoman a una ventana en un 2º piso y preguntan: -¿Qué pasa?, y alguien les dice: -Somos Tupamaros y bla bla; dicen: -¡Ay qué bien, vengan más seguido!, algo así.

 

HS: Estamos hablando con David Melián, combatiente tupamaro que participó de la operación de la toma de Pando el 8 de octubre de 1969.
Y queremos leer la lista de detenidos que manejó de la prensa de aquella época, de militantes tupamaros detenidos a propósito de la salida, de la acción como vos mencionabas. Y también vamos a recordar, lo hemos recordado más temprano, a los caídos en ese combate. No que fueran muertos algunos de ellos directamente en un enfrentamiento sino que fueron asesinados después de ser capturados.
Leo la lista oficial de detenidos por si querés comentarnos algo de algunos de ellos: Elida Baldomir Coelo alias "Niata", Olga Iris Barrios Camacho alias "Beatriz", Jorge Alberto Iglesias Pacheco alias "Víctor", Miguel Ángel Coitiño Atigón alias "René", Jesús David Melián alias "Martín" que eras vos, Yamandú José Rodríguez Olariaga alias "El Indio"; César Miguel Puig Iturralde alias "Ricardo", Conrado Fernández Cabeles alias "Fermín", Germán González Romay alias "Emir", Arturo Dubra Díaz alias "Miguel", Elbio Aníbal Cardozo Rodríguez alias "Aniceto", José Manuel Solsona Acosta alias "Leonel", Enrique Omar Losano Larosa alias "Ricardo", Eleuterio Fernández Huidobro alias "Diego", Ricardo y Pedro Arapey Cabrera Sureda y Juan Carlos Rodríguez alias "Miguel".
Esa es la lista oficial de detenidos, David.

DM: Sí, en la medida en que ustedes iban leyendo los nombres yo los iba recordando, porque seguro, uno se olvida después de tanto tiempo de muchos nombres. Pero sí, los he ido recordando a todos sí

 

HS: ¿Los conocías en su mayoría?

DM: Y nos conocimos después porque todos esos fuimos a dar a Punta Carretas.

 

HS: Una mayoría de jóvenes me imagino.

DM: La mayoría de jóvenes, por supuesto, yo creo que estaba entre los de más edad, con 33 años.

 

HS: ¿Fuiste detenido y que pasó a partir de ahí?

DM: Bueno, yo fui detenido y fui maltratado como todo el mundo, la verdad que en la Metropolitana me querían matar porque me tenían ahí y me salvó, tengo que decirlo, me salvó el comportamiento del jefe de la Policía Caminera que me tenía bajo su custodia. Yo estaba tirado ahí en el piso y vino un oficial de la Metropolitana, me quería llevar y este hombre se opuso, dijo, no, estos son mis detenidos.
Yo creí que la quedaba ahí porque me puso el cañón del fusil en la cabeza y me dijo, no, no, a este hay que llevarlo, estaba ahí como un perro rabioso y este hombre de la Policía Caminera se interpuso, tuvieron una discusión fuerte y entonces el de la Metropolitana me dio una patada en la cabeza que me rompió el cuero cabelludo y se fue, me dejaron. Sino creo que no estaba contando el cuento ahora.
Porque quiero dejar algo constante, si bien las cosas fueron así pero también la policía tenía miedo, también la Metropolitana tenía miedo, y muchas de sus actitudes histéricas eran a causa del miedo que tenían

 

HS: ¿A partir de eso qué pasó, quién te llevó detenido, a dónde te llevaron?

DM: Bueno, fuimos concentrados en una comisaría que está ahí que no recuerdo ahora el camino, por Camino Maldonado, fuimos concentrados ahí unos cuantos y vino Inteligencia y Enlace a buscarnos con un camión, entonces ahí nos trasladaron a la Jefatura. Allí nos maltrataron enormemente la Metropolitana, y bueno, quedamos ahí a disposición de Inteligencia y Enlace.
Y después pasamos a Punta Carretas sí

 

HS: ¿Vos decías que habías podido conocer antes a los que fueron asesinados ahí, a Zabalza, a Salerno o a Cultelli?

DM: No, si conocí a alguno no lo identificaba por el nombre, porque todos teníamos nombres supuestos ¿verdad?
Pero no, conocí muy bien a Zabalza hermano que está vivo todavía que fue un revolucionario muy consecuente, de mucha confianza de Sendic y eso, pero al hermano que mataron no.

 

HS: Vos decías que pese a ese golpe, a haber habido algunos problemas, por ejemplo hubo un episodio ahí que una compañera hirió, sin querer se le escapó un tiro e hirió a otro compañero.

DM: Sí, en un banco sí.

 

HS: A situaciones de vehículos, a cosas que se dieron más allá del balance estricto de ese operativo, bueno, y de la muerte de 3 jóvenes combatientes y la detención pero el hecho en sí generó que recibiera más apoyo el MLN a nivel de los jóvenes, por ejemplo

DM: Mucho más, hubo un antes y un después de Pando.
Después de Pando, nos enterábamos por supuesto en Punta Carretas, que los pedidos de ingreso eran innúmero, innúmero, principalmente entre la juventud por supuesto, a nivel de los jóvenes estudiantes y eso.
Digamos que desde el punto de vista político fue un éxito, fue un golpe desde el punto de vista militar porque no estábamos preparados para el enfrentamiento militar como se dio. Pero desde el punto de vista político fue un éxito

 

HS: ¿Algo más que quieras decir al recordar esa jornada, pensando en las generaciones nuevas que no conocieron ese país, ese momento histórico? ¿Algo más que quieras decir además de lo que nos decías al principio David?

DM: Bueno, como querer decir, quisiera decir muchas cosas, pero voy a decir lo siguiente: yo pienso que la juventud uruguaya actualmente tiene que despertar, no se puede dejar aplanar por todas las cosas que les presentan. Se tiene que despertar, tiene que tomar en sus manos la vanguardia de la lucha política.
Porque el Uruguay va o ya está en el abismo, es un país que está destrozado, que está dejando de ser un país. Físicamente porque lo están vendiendo y culturalmente porque lo están destrozando.
Y yo pienso que la respuesta y la salvación tienen que venir de la juventud. La juventud tiene una vanguardia digamos que es el 26 de Marzo, que es la Unidad Popular; que como repito siempre, del tronco podrido del Frente Amplio, como de todos los troncos podridos surgieron brotes verdes, brotes nuevos que es el 26 de Marzo y que es la Unidad Popular.
Y bueno, que la juventud tiene que buscar la salida, tiene que buscar, no se puede dejar aplastar por la situación.
No sé qué otra cosa te podría decir.

 

HS: Para los que nacimos después de todos esos hechos es un privilegio poder conversar contigo, tener tu testimonio, un compromiso a la vez para los que formamos parte de esta Radio y de esos caminos que vos mencionabas. Te agradecemos mucho este rato porque sabemos que en una fecha como esta, bueno, se juntarán muchas cosas en la cabeza y en el corazón recordando estos protagonistas de estas luchas.
Muchas gracias David por este rato.

DM: Bueno, un abrazo fuerte, gracias a ustedes por invitarme.

 

HS: Un abrazo grande y hasta pronto

DM: Saludos a todos.