“CUANDO LA CENTRO IZQUIERDA SE ALEJA DE LAS BASES, ES INCAPAZ DE MOVILIZAR Y FACILITA LA SUBIDA DE LA ULTRADERECHA”
El análisis de James Petras en CX36, 8 de octubre de 2018

“Creo que hay una cosa que debemos recordar que es muy importante: cuando el neoliberalismo fracasa, y fracasó de forma contundente con Temer, no debemos pensar que la izquierda es la alternativa, el fascismo es la alternativa, profundizar el neoliberalismo con el garrote. Y eso es lo que estamos viendo ahora”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras al analizar el resultado de las elecciones brasileñas. Al mismo tiempo resaltó el abstencionismo: “según algunas cifras que tenemos más del 35% o sea más de un tercio del electorado, no votó. Y creo que los que no votaron son los ex apoyantes de Lula (Luiz Inácio Da Silva) y del Partido de los Trabajadores. Y no votaron porque hubo un proceso de deterioro en las políticas de centro izquierda”, afirmó. Finalmente se refirió a la fecha de este lunes, cuando se conmemoraban cincuenta y un años de la caída en combate del Che Guevara: “el Che representa lo que podríamos decir la idea revolucionaria consecuente”, indicó. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/james-petras-8-10-audios-mp3_rf_29165133_1.html

 

Diego Martínez: ¿Qué tal James Petras? El gusto como siempre de recibirlo en Radio Centenario.

James Petras: Un gran placer participar con vosotros.

 

DM: Bueno, un tema excluyente es el resultado de las elecciones en Brasil, ¿qué análisis podemos hacer?

JP: Es un problema complejo y quiero tratar de clarificar algunas cosas en relación a las elecciones en Brasil y el por qué tuvo tanto éxito Jair Bolsonaro. Porque no es simplemente un accidente, sino que tiene raíces profundas en las políticas anteriores.
Primero debemos entender que el voto para Bolsonaro viene en gran parte del agro y los negocios que con 20% más de los Diputados tiene una enorme influencia en los Estados, particularmente entre los sectores agrícolas. Eso en primer lugar.
En segundo lugar, los capitalistas, particularmente en los negocios, los banqueros, votaron en gran mayoría por Bolsonaro; más allá de lo que muchos hablan de que es homofóbico, misógino, etc. El hecho es que Bolsonaro prometió congelar los salarios por 20 años, habla de militarizar el país y reprimir cualquier protesta, en tercer lugar habla de quitar la tierra dada con la reforma agraria, las cooperativas que formaron los campesinos sin tierra; y habla también de flexibilizar las leyes laborales, quiere bajar las pensiones o privatizarlas.
En otras palabras, el primer punto de lanza es el apoyo de la clase media alta y la clase alta, en el agro y los negocios. Ese es un factor que mucha gente ignora.
Lo otro importante es cómo empezó este proceso.
Primero empezamos con los Jueces, el golpe contra Dilma Rousseff, y eso abrió el camino para Michel Temer, que fracasó en su intento de imponer las medidas neoliberales en extremo, y Bolsonaro sirve como una alternativa a este proceso de derechización.
Pero tenemos que ir más allá, yo creo que es importante analizar la abstención del voto, que según algunas cifras que tenemos más del 35% o sea más de un tercio del electorado, no votó. Y creo que los que no votaron son los ex apoyantes de Lula (Luiz Inácio Da Silva) y del Partido de los Trabajadores. Y no votaron porque hubo un proceso de deterioro en las políticas de centro izquierda. No hay que olvidarse de los gastos faraónicos que se dispusieron para los estadios de fútbol para el Mundial de
Fútbol para los Juegos Olímpicos, y todo lo demás. En vez de invertir en hospitales y escuelas y otros programas, los políticos de Lula y los demás apoyaron construcciones faraónicos. Y yo creo que mucha gente que protestaba en las calles eran apoyantes de centro-izquierda o por lo menos pensando en el bienestar social cuando el PT empezó a desplazarse hacia estos proyectos.
Y también debemos recordar que Lula era un gran amigo de los banqueros, creía que ellos y las fuerzas populares podían combinarse en una coalición. Pero cuando termina el boom de commodities con el precio del petróleo cayendo y con los escándalos que surgieron, gran parte del proyecto contra la pobreza se debilitó mucho.
Y cuando llegó Dilma al poder, ya no tenía dinero para invertir en estos proyectos y empezaron los recortes. Y los recortes empezaron por perjudicar los pases, por eso cuando Dilma cae, hay muy poca respuesta popular.
No es que quisieran a Temer que era una extensión de esta política, pero empiezan a no salir a la calle para protestar contra el golpe blando. Y es un hecho que debemos tomar en cuenta.
En potras palabras, que la debilidad de la política de centro-izquierda, y después la incapacidad de movilizar y reorientar la política facilitó el golpe, y el golpe facilitó la subida de la ultraderecha.
Creo que hay una cosa que debemos recordar que es muy importante: cuando el neoliberalismo fracasa, y fracasó de forma contundente con Temer, no debemos pensar que la izquierda es la alternativa, el fascismo es la alternativa, profundizar el neoliberalismo con el garrote. Y eso es lo que estamos viendo ahora.
Debemos entender que los Cardosos (por seguidores de Fernando Henrique Cardoso) y la derecha, cuando no tiene posibilidad de ganar, se desplazan hacia la derecha. Los ex cardosistas se han convertido en los bolsonaristas.

 

DM: ¿Esta derechización en Brasil va de la mano con lo que ha pasado en Europa? ¿Forma parte de una nueva  intención de determinados grupo de poder?

JP: Yo creo que tiene mucho que ver con las alternativas  y la profundidad del neoliberalismo. La crisis del neoliberalismo en América Latina era bastante profunda. Lo que pasó en Estados Unidos con Donald Trump es algo similar; Trump es el Bolsonaro de EEUU. Cuando (Barack) Obama  ayudó con enormes inversiones a los grades capitales, banqueros, con miles y miles de millones de dólares, abandonando a los que tenían deuda de sus casas y no podían cumplir con los pagos, es un gran desafecto que surge entre las clases populares. Despees, cuando Obama y Hillary (Clinton) abandonaron la política de acomodo con los sindicatos y siguieron la política de la derecha crearon un gran descontento en las clases populares que se sintieron abandonados. Y Trump ofreció una alternativa de plutocracia populista.
Eso es lo que pasó en Brasil, cuando la centro izquierda se debilita, abandona sus bases, abre la posibilidad para que la derecha con un discurso demagógico de mano dura, podría ofrecerse como una figura bonapartista apoyando las clases dominantes y pasando un discurso retóricamente populista.
En este sentido, es clásico del fascismo. Bolsonaro es una versión de Mussolini pero con acento portugués.

 

DM: Petras hoy se cumplen cincuenta y un años de la caída en combate del Che, nos gustaría contar con una reflexión de su parte.

JP: Yo creo que el Che representa lo que podríamos decir la idea revolucionaria consecuente. Es decir, frente a todos los políticos que hablaron de izquierda y trabajaron por la derecha, el Che Guevara fue consecuente apoyando el pueblo no sólo en retórica sino también en la práctica.
En Cuba mismo lanzó el programa de socialismo, no sólo en lo económico, sino y sobre todo en lo político y lo personal, de combinar el compromiso social con el compromiso personal.
Creo que esto es lo importante sobre el Che y para muchas generaciones independientemente de lo que hizo o no hizo.
Creo que el Che es para mucha gente el compromiso personal, político y social. Era un compromiso integral. Creo que desde antes, representa para mucha gente la honestidad de la revolución, la ética con  la  política económica. Y creo que eso sirve para todas las generaciones, durante y después de su vida.

 

DM: Bien, Petras ¿en qué otro tema está trabajando que nos quiera mencionar?

JP: Podríamos ver lo que está pasando en EEUU con la lucha con el candidato a la Corte Suprema -del juez Brett Kavanaugh- que es un ejemplo de la derechización, de la incapacidad de los progresistas de parar el proceso, utilizando discursos y prácticas que no tenían mucho peso en las clases populares. Tuvo peso entre las mujeres y otros grupos progresistas, pero no pudieron bloquearlo porque no tenían peso, las manifestaciones fueron mínimas.
Y las consecuencias son enormes porque el candidato de la derecha no simplemente era un violador de mujeres, sino que la Corte tenía un record de apoyar trabajadores, pensiones, los salarios, la posibilidad de negociar salarios, sindicatos, movimientos de mujeres, movimientos de afroamericanos.
Entonces el nombramiento ahora da mayoría a la ultraderecha en la Corte Suprema y va a continuar la política de derechización. Ahora tiene Trump un respaldo muy importante.
Quiero decir algo más: lo que pasó en Brasil no fue solamente perder la Presidencia –o casi perderla- pero en el Congreso, en el Senado, en gobernadores, la derecha avanzó mucho y la centro izquierda perdió mucha fuerza. Vamos a ver si algo similar pasa en EEUU o si las clases populares y los candidatos anti Trump ganan fuerza, porque si ganan también Trump en el Congreso como ganó Bolsonaro en el Brasil estamos fritos. Estaríamos frente a un retroceso en todos los aspectos de la vida.
Y quiero mencionar dos cosas más.
Una es sobre los asesinatos en Estambul, por los saudíes, que mataron a un periodista. Y eso marca lo que es importante anotar: En México, en Colombia, etc. es típico que cualquier periodista crítico frente a los periódicos de la derecha es un peligro. Por eso no creo que sea sólo un accidente, cuando los saudíes asesinaron a un crítico en el propio Consulado saudí con tanta bravura; es como en Colombia o México cuando asesinan a las voces críticas, voces como la de Radio Centenario, que son alternativas (al poder) y eso es el peligro con los medios ahora combinados con la ultraderecha están en situación precaria ara los que buscan alternativas.

 

DM: Muchas gracias Petras, un abrazo.

JP: Un gran abrazo para vosotros y espero que tengamos mucho tiempo para discutir como van a cambiar las cosas. Un abrazo. Chau.