“ES UN RETROCESO DESDE EL PUNTO DE VISTA DEMOCRÁTICO PARA EL PAÍS Y UNA GRAVE DISTORSIÓN DEL PAPEL QUE DEBE CUMPLIR EL EJÉRCITO”
Contacto con el diputado Eduardo Rubio (26M-UP), 10 de octubre de 2018

La Cámara de Senadores aprobó el martes 9 de octubre por unanimidad, el proyecto de Ley del Poder Ejecutivo por el cual se “encomienda a las Fuerzas Armadas las tareas de vigilancia y apoyo a los organismos con jurisdicción y competencia en zonas fronterizas”. El proyecto autoriza a las Fuerzas Armadas la realización de tareas de vigilancia, así como de apoyo a los organismos con jurisdicción y competencia en la “zona fronteriza”. Las tareas que deberán realizar los militares son: “patrullaje, identificación de personas y control de vehículos, y detención en caso de flagrante delito”. Dado que el Senado aprobó el proyecto con modificaciones, deberá volver a ser considerado por la Cámara de Representantes. Precisamente en Diputados el proyecto se aprobó con el único voto en contra del Diputado de la Unidad Popular, Eduardo Rubio  (26 de Marzo-Lista 326). Por esa razón, este miércoles, Puesta al Día Primera Edición conversó con el diputado Eduardo Rubio sobre el tema quien entre otras cosas cuestionó a quienes se ampararon en la disciplina partidaria para votar ese proyecto. “Hay cosas que no se pueden votar por disciplina partidaria. Estos son temas de principios, son definiciones de fondo”, aseveró el diputado Rubio. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/puesta-al-dia-primera-edicion-10-10-2018-audios-mp3_rf_29225438_1.html

 

José Luis Vázquez: Parece haber llegado al Uruguay el efecto Bolsonaro y el gobierno está haciendo algunos deberes de forma importante, el Senado aprobó ayer un proyecto de ley que establece la participación de los militares en tareas de seguridad pública, van a ser auxiliares de la Justicia incluso, si atrapan a un contrabandista por ejemplo cerca de la frontera, lo van a llevar directamente a la Fiscalía. Estamos en contacto telefónico con el Diputado Eduardo Rubio de la Unidad Popular y del 26 de Marzo. Rubio, buen día.

Eduardo Rubio: Buenos días, José Luis, Fabrizzio, buen día a toda la audiencia.


JLV: Rubio, usted fue el único voto en contra que tuvo la Cámara de Diputados, pero ahora tuvo alguna modificación en el Senado y va a volver a Diputados.
 
ER: Sí, “pa´ peor”, como decían en mi pueblo.
De alguna manera en el debate en la Cámara de Diputados, nosotros habíamos anunciado que el proyecto es nefasto porque pone al ejército a cumplir tareas de policía, o sea, esta es la vieja y mal nacida ley del concepto de la seguridad nacional donde el enemigo está adentro. Por tanto el Ejército que está destinado para la defensa de la seguridad nacional, del país, que está preparado para la guerra, se instala dentro del país. El enemigo ya no viene de afuera, está adentro, esa es la base, la esencia de la concepción de seguridad nacional que han asumido todos los partidos a excepción de la Unidad Popular. Y esto es tremendamente grave.
Yo decía en el debate que la ley tenía cuestiones impresentables, porque el Ejército perseguía a los delincuentes hasta la entrada de los pueblos y en la entrada de los pueblos no podía perseguirlos más, yo puse el ejemplo en Cámara, vienen corriendo a dos ladrones, a uno que se llevó una oveja ahí entre el Chuy y La Coronilla en el medio del campo, y los ladrones disparan para La Coronilla y cuando llegan a la entrada del pueblo, ¿qué hace el Ejército? Para, llama por teléfono a la Comisaría y le dice, mire vengo con esto... Eso no existe.
Y ahora el cambio, por lo menos el que conozco más grave del Senado, es que ya no van a llamar a la Policía, lo agarran y llaman al fiscal, y no van a parar a la puerta del pueblo.
Esto es terrible, esto es realmente terrible, esto le hace mal al Ejército, yo sé que hay mucha gente en el Ejército que está en contra, de estar custodiando las cárceles, de que los llamen para recoger la basura cuando hay huelga, o sea, que los pongan de rompe huelgas, y que están claros que su tarea no es justamente la de ser policías dentro del territorio.
Esto es muy grave, parte del giro a la derecha de América Latina es esto, es exactamente esto.
Nosotros estamos en contra de la recolección de firmas de (el senador del Partido Nacional, Jorge) Larrañaga, estamos absolutamente en contra de ese concepto, hay otros que dicen que están en contra, pero terminan votando en definitiva la misma política.


JLV: Además cuando el Senador Larrañaga comenzó a juntar firmas, el Frente Amplio salió en contra de la recolección de firmas de Larrañaga, pero Larrañaga creaba una guardia de 2 mil, en este caso van a utilizar a todas las Fuerzas Armadas, o sea que van más allá que Larrañaga.

ER: Por eso te decía, dicen que están en contra pero en realidad le suben la parada. O sea, ponen a todo el Ejército a patrullar la frontera, que esto es como siempre pasa, este es el comienzo, es el primer paso, y no es en una zona pequeña, pues la frontera con Brasil abarca 20 mil kilómetros cuadrados, es impresionante, es tremendo.
Entonces la verdad que es una situación compleja, es un retroceso desde el punto de vista democrático para el país y creo que es una distorsión muy grave del papel que debe cumplir el Ejército.


Fabrizzio Acosta: Ayer en el debate en el Senado me llamaron la atención dos cosas: una cuando se decía que en el marco de la seguridad a nivel mundial ya no hay un límite entre lo que es la policía y los militares, ese era un análisis que se hacía aquí que no me parece real, pero era un análisis que se hacía durante el debate.

ER: ¿Quién decía eso?


FA: Lo decía Javier García en el debate. Después Constanza Moreira que dice que esto está en las antípodas de lo que ella piensa,  pero que lo votaba por disciplina partidaria.

ER: Hay cosas que no se pueden votar por disciplina partidaria. Estos son temas de principios, son definiciones de fondo, sobre el papel que juegan las instituciones tan importantes como las Fuerzas Armadas.
En eso yo por lo menos no creo en la disciplina partidaria. Nunca va a pasar, pero si la Unidad Popular me implica votar esto, no, no voy, yo que sé, no lo voy a votar.

 

JLV: Con respecto al tema de la vivienda, ¿cómo viene la situación?

ER: Se está debatiendo en la Comisión de Vivienda del Parlamento del Senado, el Frente puso un listado de invitados que ayer yo escuchaba a Fabrizzio, hubo una sesión donde apuntan a criticar esencialmente dos aspectos: uno es el sistema constructivo, porque ya el Frente Amplio anunció que uno de los cambios que le quería introducir al proyecto es que no sea exclusivamente construcción tradicional, o sea, apostando al prefabricado, que este es una debate de fondo que hay que dar porque yo estuve visitando hace pocos días complejos de viviendas que se hicieron prefabricados en la década del ‘90 y la verdad que no conozco experiencias buenas. Y además por el tema de la mano de obra.
Pero ese es un punto en el que el Frente ha planteado que quiere cambiar el proyecto, y el otro es el tema de la propiedad, hay una línea que sostiene que este proyecto es propietarista porque lo que planteamos es entregarle el título de la casa a quien la obtenga a los 25 años y se sostiene que el régimen de propiedad de las casas es una cosa que ya está dirimida y que debería ser un sistema de usuarios, que es contradictorio con lo que el propio gobierno está haciendo, por un lado y me parece que está bien, se financian las cooperativas de vivienda por ayuda mutua de usuarios, pero al mismo tiempo se entregan casas con título incluido.
El proyecto nuestro en realidad no es un proyecto estrictamente propietarista, planeamos entregar sí la casa y el título a quien reciba la casa, pero está limitada la venta a hacerse dentro del mismo sistema, no es que pueda salir esa vivienda al mercado, tiene un límite muy preciso, nunca serían casas para la especulación inmobiliaria, pero habrá que dar ese debate.
Hay otra cosa que plantean -hay gente que no lee el proyecto, que su objetivo es criticarlo- de que no contemplamos las leyes de Ordenamiento Territorial porque planteamos construir en tierras improductivas del Estado, abandonadas, pensamos estas tierras en las zonas urbanas o urbanizables, no estamos hablando de ir a construir al medio del campo como hace Mevir por ejemplo, estamos planteando construir en las zonas urbanas o urbanizables.
Este va a ser un debate duro, hay una intensión de estirar el debate, vamos a prepararnos para aportar lo que podamos, nosotros no podemos participar de la Comisión de Vivienda porque es Senado. Y me llama la atención que nunca me invitaron a presentar el proyecto, cosa que se hace siempre, pero se ve que lo conocían de memoria, no necesitaban invitarme, o no me quieren escuchar en última instancia, pero es parte de la batalla política.
Hay que seguir con todas las baterías puestas en la movilización y en la exigencia de que surja una solución al tema de vivienda de la gente.


FA: ¿La idea es también buscar apoyatura técnica para también mandar a la Comisión?

ER: La tenemos sí, pero ahí dependo de que se les invite a la Comisión, yo no puedo invitar a nadie, pero hay gente sí que está dispuesta y que estamos trabajando. Pero esto es una batalla que me parece también que no se da sólo en la Comisión, sino que se da en la movilización y en la presión social.


JLV: Rubio, ¿llegó ayer al Plenario Departamental del 26?

ER: Llegué al final porque terminó tarde, un muy buen Plenario Departamental. Me perdí toda la primera parte, pero escuché informes buenos de distintos lugares, incluso en lugares donde hoy no hay organización y había compañeros que quedaron ya con la tarea de crear organización y quedó planteado concentrar todos los esfuerzos en la jornada del ‘Zafarrancho’ del 9, 10 y 11 de noviembre. En una semana y poco vamos a tener el mapa completo, casi completo de actividades que va a haber a nivel nacional. La verdad que muy buen clima, mucha gente, había gente de su agrupación, del Cerro, muy buen clima en el Plenario, con compañeros con aportes muy importantes.


JLV: Diputado Eduardo Rubio, muchas gracias por este tiempo.

ER: Gracias a ustedes.