SE VIENE EL ZAFARRANCHO: “APOSTAMOS A UNA MOVILIZACIÓN NACIONAL QUE IMPLIQUE DAR ESPERANZA, FUERZA Y CONTRIBUIR A QUE SE DESATEN MÁS FUERZAS PARA LA LUCHA”
Entrevista a Fernando Vázquez y Nelson Tabárez (26M-UP), 4 de octubre de 2018
 

“Seguimos apostando a una movilización nacional que implique dar esperanza, dar fuerza, contribuir a que se desaten más fuerzas para la lucha”, dijo Fernando Vázquez quien, junto a Nelson Tabárez, ambos integrantes de la Dirección Nacional del 26 de Marzo (Unidad Popular), compartieron ‘Mañanas de Radio’ para informar y convocar a participar de ‘El Zafarrancho’, una actividad organizativa que realizará el Movimiento 26 de Marzo los días 9, 10 y 11 de noviembre en todo el país. “Esta actividad general nos va a ayudar a tensar toda la fuerza, nos va a permitir evaluar en qué condiciones estamos para iniciar la campaña electoral”, dijo Tabárez que agregó: “Ese aspecto es extremadamente importante para nosotros en esta etapa, particularmente para alcanzar los objetivos electorales que nos hemos planteados que nos colocaría a la Unidad Popular -y a nosotros también por supuesto- en otro plano. Hay que imaginarse una nueva legislatura con una bancada superior y ni hablar si llegáramos al Senado, cosa para la que hay que trabajar mucho”. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/fernando-vazquez-nelson-tabarez-4-10-2018-audios-mp3_rf_29090931_1.html

 

“Como aquella luna había puesto todo igual, igual que de día, ya desde el medio del Paso, con el agua al estribo, lo vio Rodríguez hecho estatua entre los sauces de la barranca opuesta. Sin dejar de avanzar, bajo el poncho la mano en la pistola por cualquier evento, él le fue observando la negra cabalgadura, el respectivo poncho más que colorado. Al pisar tierra firme e iniciar el trote, el otro, que desplegó una sonrisa, taloneó, se puso también en movimiento…, y se le apareó. Desmirriado era el desconocido y muy, muy alto. La barba aguda, renegrida. A los costados de la cara, retorcidos esmeradísimamente largos mostachos le sobresalían. A Rodríguez le chocó aquel no darse cuenta el hombre de que, con lo flaco que estaba y lo entecado del semblante, tamaña atención a los bigotes no le sentaba.
-¿Va para aquellos lados, mozo? - le llegó con melosidad.
Con el agregado de semejante acento, no precisó más Rodríguez para retirar la mano de la culata. Y ya sin el menor interés por saber quién era el importuno, lo dejó, no más, formarle yunta y siguió su avance a través de la gran claridad, la vista entre las orejas de su zaino, fija.
-¡Lo que son las cosas, parece mentira!... ¡Te vi caer al paso, mirá... y simpaticé enseguida!
Le clavó un ojo Rodríguez, incomodado por el tuteo, al tiempo que el interlocutor le lanzaba, también al sesgo, una mirada que era un cuchillo de punta, pero que se contrajo al hallar la del otro y, de golpe, quedó cual la del cordero.
-Por eso, por eso, por ser vos, es que me voy al grano, derecho. ¿Te gusta la mujer?... Decí, Rodríguez, ¿te gusta?
Brusco escozor le hizo componer el pecho a Rodríguez, mas se quedó sin respuesta el indiscreto. Y como la desazón le removió su fastidio, Rodríguez volvió a carraspear, esta vez con mayor dureza. Tanto que, inclinándose a un lado del zaino, escupió.
-Alegrate, alegrate mucho, Rodríguez -seguía el ofertante mientras, en el mejor de los mundos, se atusaba, sin tocarse la cara, una guía del bigote-. Te puedo poner a tus pies a la mujer de tus deseos. ¿Te gusta el oro?... Agenciate latas, Rodríguez, y botijos, y te los lleno toditos. ¿Te gusta el poder, que también es lindo? Al momento, sin apearte del zaino, quedarás hecho comisario o jefe político o coronel. General, no, Rodríguez, porque esos puestos los tengo reservados. Pero de ahí para abajo... no tenés más que elegir.
Muy fastidiado por el parloteo, seguía mudo, siempre, siempre sosteniendo la mirada hacia adelante, Rodríguez.
-Mirá, vos no precisás más que abrir la boca...
-¡Pucha que tiene poderes, usted! -fue a decir, Rodríguez; pero se contuvo para ver si, a silencio, aburría al cargoso.
Este, que un momento aguardó tan siquiera una palabra, sintióse invadido como por el estupor. Se acariciaba la barba; de reojo miró dos o tres veces al otro... Después, su cabeza se abatió sobre el pecho, pensando con intensidad. Y pareció que se le había tapado la boca. Asimismo bajo la ancha blancura, ¡qué silencio, ahora, al paso de los jinetes y de sus sombras tan nítidas! De golpe pareció que todo lo capaz de turbarlo había fugado lejos, cada cual con su ruido.
A las cuadras, la mano de Rodríguez asomó por el costado del poncho con tabaquera y con chala. Sin abandonar el trote se puso a liar. Entonces, en brusca resolución, el de los bigotes rozó con la espuela a su oscuro, que casi se dio contra unos espinillos. Separado un poco así, pero manteniendo la marcha a fin de no quedarse atrás, fue que dijo:
-¿Dudás, Rodríguez? ¡Fijate, en mi negro viejo!
Y siguió cabalgando en un tordillo como leche. Seguro de que, ahora sí, había pasmado a Rodríguez y, no queriendo darle tiempo a reaccionar, sacó de entre los pliegues del poncho el largo brazo puro hueso, sin espinarse, manoteó una rama de tala y señaló, soberbio:
-¡Mirá!
La rama se hizo víbora, se debatió brillando en la noche al querer librarse de la tan flaca mano que la oprimía por el medio y, cuando con altanería el forastero la arrojó lejos, ella se perdió a los silbidos entre los pastos.
Registrábase Rodríguez en procura de su yesquero. Al acompañante, sorprendido del propósito, fulguraron los ojos. Pero apeló al poco de calma que le quedaba, se adelantó a la intención y, dijo con forzada solicitud, otra vez muy montado en el oscuro:
-¡No te molestés! ¡Servite fuego, Rodríguez!
Frotó la yema del índice con la del dedo gordo. Al punto una azulada llamita brotó entre ellos. Corrióla entonces hacia la uña del pulgar y, así, allí paradita, la presentó como en palmatoria.
Ya el cigarro en la boca, al fuego la acercó Rodríguez inclinando la cabeza, y aspiró.
-¿Y?... ¿Qué me decís, ahora?
-Esas son pruebas -murmuró entre la amplia humada Rodríguez, siempre pensando qué hacer para sacarse de encima al pegajoso.
Sobre el ánimo del jinete del oscuro la expresión fue un baldazo de agua fría. Cuando consiguió recobrarse, pudo seguir, con creciente ahínco, la mente hecha un volcán.
-¿Ah, sí? ¿Con que pruebas, no? ¿Y esto? Ahora miró de lleno Rodríguez, y afirmó en las riendas al zaino, temeroso de que se le abrieran de una cornada. Porque el importuno andaba a los corcovos en un toro cimarrón, presentado con tanto fuego en los ojos que milagro parecía no le estuviera ya echando humo el cuero.
-¿Y esto otro? ¡Mirá qué aletas, Rodríguez! -se prolongó, casi hecho imploración, en la noche.
Ya no era toro lo que montaba el seductor, era bagre. Sujetándolo de los bigotes un instante, y espoleándolo asimismo hasta hacerlo bufar, su jinete lo lanzó como luz a dar vueltas en torno a Rodríguez. Pero Rodríguez seguía trotando. Pescado, por grande que fuera, no tenía peligro para el zainito.
-Hablame, Rodríguez, ¿y esto?... ¡por favor, fijate bien!... ¿Eh?... ¡Fijate!
-¿Eso? Mágica, eso.
Con su jinete abrazándole la cabeza para no desplomarse del brusco sofrenazo, el bagre quedó clavado de cola.
-¡Te vas a la puta que te parió!
Y mientras el zainito -hasta donde no llegó la exclamación por haber surgido entre un ahogo- seguía muy campante bajo la blanca, tan blanca luna tomando distancia, el otra vez oscuro, al sentir enterrársele las espuelas, giró en dos patas enseñando los dientes, para volver a apostar a su jinete entre los sauces del Paso.”


María de los Ángeles Balparda: No es muy seguido que empezamos nosotros una entrevista escuchando un cuento como este, en la voz del autor, de Francisco ‘Paco’ Espínola. Pero hoy hay una razón: lo estamos escuchando para recibir a los invitados de esta hora, Fernando Vázquez, Nelson Tabárez, integrantes de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Marzo e integrantes del Coordinador de la Unidad Popular. ¿Cómo andan?

Nelson Tabárez: Muy bien

Fernando Vázquez: Muy bien


MAB: La verdad que escuchar el cuento este a uno lo centra también en medio de todo el loquero que hay todos los días, escuchar esto que tiene una importancia, el 26 de Marzo le ha dado una importancia muy grande. ¿Qué significa en la historia del 26 este cuento?

FV: Lo primero que hay que decir es que es una obra mayor de la literatura nacional, escrita por Paco Espínola, un hombre relevante en la vida del país y en su pensamiento. Profundo conocedor sobre todo del campo, de sus ideas, una zona de una gran creación, por San José, toda esa zona, que tanto ha dado, como otras.
Este cuento a nosotros nos ha llamado mucho siempre la atención y hace tiempo que lo tenemos arriba de la mesa, ha habido publicaciones, limitadas, para tenerlo ahí cerca, porque muestra la voluntad de un hombre, un paisano donde se lo quiere desviar de su camino, sobre todo comprarlo, con riquezas, mujeres, etc.


MAB: O sea que el problema no es de ahora, de los que salen a comprar y los que se venden, no es de ahora.

FV: Parece que no.
Y lo mismo lo vinculado al poder también. Entonces yo creo que nosotros siempre lo hemos recomendado, como recomendamos otras literaturas también, pero esta es algo muy nuestro y que encarna una visión muy particular, sobre todo de la gente sencilla, pobre del campo, y donde también de ahí surge una literatura fantástica, realista, nacional, y que el 26 de Marzo eso no sólo nos ha conmovido, sino también ha sido una guía. Porque las guías hay que buscarlas las cuestiones nacionales también, en la identidad, así como estudiamos a Artigas, entre otros procesos de la vida del país, también el tema de Rodríguez se retoma, está presente. Porque nuestra historia ha marcado eso también, no sólo como a veces se dice vulgarmente en la ideología dominante que estamos en contra de todo, o que tenemos ataques repentistas o sesentistas, sino que nosotros tenemos un plan, un sistema de ideas, una intención antiimperialista y revolucionaria, socialista, que hay que nutrirla. Y no hay nada mejor para nutrir eso que el conocimiento de la realidad, no sólo de los cuentos, sino que hay cuentos, literaturas que son un reflejo mayor de esa realidad, encarnan el alma nacional, como alguna vez algún literato ruso lo dijo de León Tolstoi en La Guerra y La Paz: esto encarna el alma rusa. Cuando cuenta toda la historia de la invasión francesa a Rusia.
Y podríamos recorrer América Latina con José Martí, con el haitiano Jacques Roumain, o ‘Cien años de soledad’ de Gabriel García Márquez.
Pero digo, esto es literatura, literatura que nutre. Vaya si hay muchos hombres provenientes del pueblo, este hombre era un hombre perteneciente al Partido Comunista, ya fallecido, pero que marca lo que ha sido este aporte como el de Mario Benedetti o Eduardo Galeano mismo. Hombres que trascendieron el espíritu de lo estrictamente inmediato.

 

MAB: Este planteo que hace él ahí, ¿al 26 de Marzo le sirvió, le fue útil en una determinada etapa?
FV: Y sí porque este tema de la reafirmación política y revolucionaria impone búsqueda siempre. Impone reafirmaciones más que andar diciendo esto sí, esto no… O sea, nos impone una crítica y un conocimiento de la realidad superior en cada momento, porque si no repetís lo que dicen los revisionistas o lo que dice el oportunismo en general político, que busca lo inmediato, la conciliación de clase, la modificación del lenguaje y no de las estructuras económicas. Hay coartadas de todo tipo, está el tema de género, el tema agrario, pero básicamente en cómo se lucha por la cuestión del papel que tienen los trabajadores en la historia, y es un papel transformador, revolucionario como clase. Yo creo que es el gran objetivo.

 

MAB: Yendo para el pueblo ¿al 26 lo quisieron tentar, alguna vez lo habrán querido tentar?

NT: Por ejemplo, nosotros cuando todo el mundo sabía que salíamos del Frente, allí nos ofrecieron una cantidad de cargos, los cuales rechazamos. Incluso no sólo lo que nos ofrecieron, sino que dejamos los cargos que teníamos ganados en la elección, como ediles y ese tipo de cargos electorales. De modo que ‘Rodríguez’ nos ha ayudado en muchas etapas, algunas muy hasta casi dramáticas y otras más comunes, pero siempre ha sido una referencia.
Por eso el 26 puede mantener esa coherencia, puede resolver los problemas actuales en función de esa línea, de que vamos para el pueblo, no nos olvidamos y en ese camino no se puede traicionar al pueblo, vender al pueblo, dejar de cumplirle las promesas -en el buen sentido- programáticas que se han hecho, para facilitarse el camino, para pretender llegar por una vía muerta.
El otro día pusieron 100 mil personas en la calle y nosotros no estamos en contra de todas esas reivindicaciones tampoco, pero no nos parece que sean el centro por donde hay que conducir la movilización popular. Se perdieron 45 mil puestos de trabajo en lo que va de este año, por ejemplo.
Pero para eso vinimos a conversar también cómo en esta realidad compleja y difícil, abrirnos camino -como lo venimos haciendo- en múltiples aspectos de nuestro trabajo. El 26 no sólo está en el Parlamento, ni sólo escribe un diario, el 26 es una unidad impresionante de cosas, que se pretende con este programa que van a llevar adelante los jóvenes también (NdeR: La Joven Guardia, sábados de 11 a 13 horas en CX36), como una señal de ‘Rodríguez’, vamos a resumir y la gente va a poder aquilatar lo que hace el 26 en forma muy objetiva, honesta, lo que es. Que también es de ‘Rodríguez’, nunca nos agrandamos en ese sentido.

 

MAB: Hace años y a esta altura ya son muchos años, era una pelea a nivel de la izquierda ver quién convocaba más cosas, quién hacía más actos, quién hacía el estrado más grande, quién ponía el audio más fuerte, y ahora no encontrás eso. Es más bien que quedás sólo gritando. Capaz que para las 100 mil personas en 18 de Julio se pelea, se disputa espacio, pero para hablar de falta de trabajo, salario bajo, falta de vivienda, para eso no se ve.

NT: Es la Unidad Popular la que lo hace.

 

MAB: Se ha mencionado una palabra que tiene mucho contenido, que es zafarrancho. ¿De qué se está hablando cuando se habla de un ‘Plan Zafarrancho’ en el 26 de Marzo?

FV: En general siempre da como una idea de preparación de algo -quiere decir eso- con un fin. Y es la ejecución de una cantidad de tareas, normalmente se usa para los asuntos militares, para los asuntos de emergencia, distintas actividades.
Nosotros hemos venido trabajando ya a nivel de todo nuestro plan de trabajo con la necesidad de ir incorporando más cosas, más velocidad, mayores recursos humanos para llegar a todo el país y a todos los compañeros que están incorporados en el 26, en la 326, en la UP también, como expresión de unidad. Esta actividad de alguna manera pone, hemos insistido mucho durante este año en los temas políticos organizativos, porque aquí no hay invento, siempre las cosas tienen un desarrollo, y las campañas políticas, particularmente las campañas electorales también van a tener una expresión. Pero para eso se necesita preparación de todo el trabajo de organización del 26.
Allí fue surgiendo, conversando con los compañeros, hasta que se tomó eso centralmente, consultando con distintos frentes de trabajo, la idea de una actividad nacional, que en realidad son múltiples actividades, se podría decir que es ‘una gran puesta’, como se dice en Teatro. Y acá es lo mismo, vamos a preparar toda nuestra fuerza.


MAB: Ensayo general podría ser.

FV: Es un ensayo general, pero que va a mostrar dónde estamos, a partir de las fuerzas de cada lugar, esto qué quiere decir, por ejemplo, Tacuarembó va a hacer lo suyo, Canelones hará lo suyo, San José hará lo suyo, Montevideo va a hacer lo suyo, y las agrupaciones de cada lugar, y los frentes, etc.
Entonces no es que hacemos un plan general, sino que en cada lugar hay que desarrollar la fuerza que tenemos, no importa si es mucha o pequeña o mediana, o hay un compañero.


Diego Martínez: ¿Y es para adentro o para afuera?

FV: Es para afuera. Estamos hablando de la presentación del 26, de la Lista 326 y de todas las actividades -que son múltiples- que tenemos. La venta del diario, los compañeros de la 36, los compañeros de los frentes sociales, los sindicatos, los jóvenes, las compañeras del frente femenino, o sea, involucrar en ese planteo, darle visibilidad al trabajo.
En estos días hemos estado hablando con compañeros de todo el país y ya se puede decir que hay una decena de actividades que están definidas y va a haber más, nosotros calculamos que van a ser varias decenas en todo el país, hay agrupaciones que se están reuniendo esta semana, esto va a ser en noviembre.


MAB: Exacto, eso es importante decirlo, ¿cuándo se hace?

NT: 9, 10 y 11, el segundo fin de semana de noviembre.


MAB: O sea que da tiempo que si alguien que está escuchando, no está organizado, pero participa con el 26 o quiere participar, tiene tiempo.

FV: Si. Y si estamos en una Agrupación, ver qué es lo que se está planteando, puede ser una pintada, puede ser una visita a gente, una barriada, un acto pequeño, un muro, etc. de acuerdo a las fuerzas que se tengan, puede ser alguna reunión en casa de familias, puede ser la feria. Y todo en el marco de un plan de trabajo.
Cada compañero sabe dónde funciona, en qué estructura de trabajo está, en qué orgánica, en qué Agrupación. Y los fundamentos son muy sencillos, de preparación, pero también ver qué es lo que tenemos, qué es en lo que andamos bien, qué es lo que falta. Entonces después sacar conclusiones y empezar o seguir trabajando de cara a lo que se viene, porque estamos en un momento político muy interesante. Por eso, ver dónde estamos avanzando en todos lados y eso requiere un nivel de trabajo un poco más ajustado.

 

DM: ¿Esto va a ser en todo el país?

NT: Sí, nosotros en general tanto en el interior como en Montevideo, tenemos diferentes expresiones de desarrollo organizativo, en algunos casos son muy importantes, en algunas agrupaciones, en el interior particularmente y en otros es prácticamente incipiente y que no tienen todavía una experiencia de trabajo organizado, sino que más bien es un núcleo pequeño de gente que se identifica y que probablemente en esta oportunidad no le de para poder organizar alguna cosa, lo que vamos a intentar hacer es que en aquellos lugares que sabemos que sí, que los propios compañeros nos dicen que sí, vamos a desarrollar la actividad que se proponga.
Acá lo interesante, como decía Fernando, es estar claro que nosotros estamos en una transición de una etapa a otra, venimos de una etapa en la cual las elecciones estaban ausentes con todo lo que eso implica, y más para una organización aún pequeña como la nuestra, que todo es en base al trabajo, la organización, a elevar el ritmo de compromiso, etcétera.
Entonces esta actividad general nos va a ayudar a tensar toda la fuerza, nos va a permitir evaluar. Por ejemplo, Paysandú en qué condiciones está para iniciar la campaña a partir de esta experiencia realizada, si no hemos hecho nada, no sabemos en qué condiciones de fuerza, de niveles de organización, de llegada a la gente, de aparición en los medios, de tener un local, de cuántos diarios venden, si no se sabe eso, no se puede tampoco hacer un plan para una campaña electoral con todo lo que eso implica. Y los objetivos que nosotros tenemos además planteados que son objetivos altos para los cuales se necesita un desarrollo que hoy no tenemos, y que debemos conseguirlo en esta etapa previa al desarrollo de las elecciones, de la campaña electoral, de todo el mundo. Entonces si, va a ser en todo el país.

 

DM: ¿Y cómo se está centralizando la información o cómo se está coordinando?, pensando esto en compañeros que hoy tengan un funcionamiento muy esporádico y que de repente tengan ganas de coordinar o de participar.

NT: Nosotros básicamente tenemos definido responsabilidades por Frentes de Trabajo. Por ejemplo, los compañeros del interior saben bien a quién referirse que es a la Comisión del Interior, de la cual forma parte Fernando también y están Carlos Pérez y Daniel Pereira. En contacto con ellos surge el intercambio y las posibilidades, y la definición.
En Montevideo nosotros tenemos una Departamental que abarca todo el trabajo de Montevideo, se reúne todos los martes, allí asisten compañeros responsables de cada  Agrupación y se intercambia, se conversa y se va valorando también.
En Canelones están Ángeles y Daniel Pereira también, y un conjunto de compañeros que conforman la Mesa Departamental de Canelones, que también elabora cada 15 días en una reunión formal de funcionamiento, de evaluación, de planes, qué es lo que se propone hacer.
Nos parece que como va a intervenir toda la organización en esto, hay otros aspectos del trabajo que también tendrán su ‘zafarrancho’, tal vez sea limpiando un local, vamos a decir que esa sea la tarea, que no está mal, por supuesto que no. Pero nos parece que las condiciones que hay permiten hoy dar un salto grande, pero a partir de un mayor compromiso, de una mayor comprensión de los fenómenos y de los elementos organizativos que son necesarios, que en estos momentos hasta diríamos son más necesarios que los recursos: el desarrollo organizativo. Porque nosotros podríamos conseguir o tener recursos pero si no tenemos la organización necesaria para poder utilizarlos correctamente no valen. Entonces ese aspecto es extremadamente importante para nosotros en esta etapa. Y particularmente para alcanzar esos objetivos electorales que nos hemos planteados que nos colocaría a la Unidad Popular -y a nosotros también por supuesto- en otro plano. Hay que imaginarse una nueva legislatura con una bancada superior y ni hablar si llegáramos al Senado, cosa para la que hay que trabajar mucho.

 

MAB: Tenemos mensajes:
Horacio dice: “Mis saludos para Fernando y Nelson, dos grandes compañeros del 26 de Marzo, siempre 26”.
Hay un audio también: “Buen día, quería saludar a los dos compañeros, pero principalmente decirle a Nelson, Juan para mí, que no voy a olvidar nunca las noches de militancia en la Argentina, allá abajo del puente donde militábamos en la sede del Partido Intransigente, las enseñanzas que me dejó siempre diciendo: “firme por el caminito de Rodríguez”. Así que Nelson un abrazo grande y seguiremos siempre firmes. Graciela de acá del Copola, un abrazo grande para todos”.

NT: Si, la ubiqué enseguida. Del año ’84.

FV: Hay que aclarar que nosotros en todo este análisis de la movilización, de los zafarranchos, de lo de noviembre, partimos de la situación política global existente, de la crisis económica y de las reservas morales que existen en este pueblo. Nosotros no creemos que todos los políticos sean iguales, creemos que las reservas están, por eso esto está dirigido a la movilización popular, esto no es una movilización, y toda la estrategia también parlamentaria del 26 se basa en esto.


DM: Acá hay un mensaje que dice: “Arriba la 26 de Marzo, Cerro presente”, Marcelo lo manda.
“Saludos a los compañeros desde Kiyú”, manda el teléfono que termina en 240. “Algunos arrepentidos hablan del Che o de Artigas como que ya no son aplicables a estos tiempos sus ideas, hay casi 900 millones de hambrientos en el planeta”, plantea el 513.

MAB: Bueno, ¿cómo ir concretamente a lo que hay que hacer? Porque los que están organizados y se reúnen todas las semanas, tienen la chance de enterarse ahí, pero los demás ¿cómo hacen, qué pasos dar?

FV: Yo creo que una actividad de este tipo, una acción de este tipo, donde obviamente se van a mover muchos recursos -sobre todo humanos-, implica también, lo hablábamos recién, no hacer siempre lo mismo. O sea, lo digo en el sentido que hay una tendencia a la conservación, a la rutina -que es necesaria- pero después tiene que ir habiendo nueva incorporaciones, hablar con gente nueva, ir a ver a un bolichero, ir a ver a un vecino, que no lo hacemos hace tiempo, siempre andamos corriendo y nunca paramos para hablar. Digo esto porque nos está pasando esto en muchos lados, gente que viene o que va para Central y pide alguna cosa o en alguna agrupación, o en la bancada.
El otro día hubo una actividad muy importante de los compañeros del Frente Estudiantil Antiimperialista, en la que estuvimos, en la Universidad de la República, sobre el tema del agua que en este momento es un gran tema y que implica la recolección de firmas en este momento, pero también por todo el contexto político existente.
Entonces, si se está poniendo toda la carne en el asador, cada nivel de trabajo  contribuye a incrementar los niveles de conciencia y es muy importante. Nosotros precisamos recursos, precisamos compañeros nuevos, precisamos gente joven, vieja, hay confusión a veces en el que hacer, pero ahí está la labor del trabajo del 26, por eso es tan desafiante este período, porque es un período de dar vuelta la página también en muchas cosas, estamos terminando la segunda década de un nuevo siglo, parece que hubiéramos entrado ayer y sin embargo cuánto se habló del siglo XXI, que íbamos a cambiar todo y no sé cuántas cosas. Y hay cosas que se han cambiado, otras han ido más atrás de los Urales, por decirla sencilla. Ahora está Trump, un ultra fascista que está jugando en Brasil, hay movimiento importante en la región; hay una crisis sin precedentes en el país, producto de estos años de política económica errática, porque eso sí ha sido más de lo mismo -ha sido privatización, ha sido endeudamiento, ha sido venta de la tierra, esos son los tres ejes y ha sido inversión extranjera-.
Nos dicen que cambió pero acá no cambió nada. La gente está tirada en las calles, y ¿qué se le ocurre al progresismo? Hacer placitas y yo creo que tapa mucho toda esta situación.
Por eso también las políticas que estamos proponiendo, seguimos apostando a una movilización nacional que implique dar esperanza, dar fuerza, contribuir a que se desaten más fuerzas para la lucha, en estos días han pasado cosas importantísimas, creo que ese es el espíritu.

 

MAB: Nosotros estamos lanzando el tema de ‘El Zafarrancho’ en la radio, que será en noviembre, los días 9, 10 y 11. Y seguiremos informando sobre actividades, con el fin de que los oyentes también participen y cooperen en resolver los problemas que se presenten.
Les agradecemos que hayan venido y que hayan lanzado el tema.

NT: Nosotros queríamos también comentarles a los compañeros porque nos parece muy importante particularmente para esto que vos decías de que hemos tenido un tremendo logro, un tremendo éxito últimamente ya que pudimos abrir el Local Central (ubicado en Durazno 1118 esquina Paraguay) todos los días, está Daniel Pereira desde las 10:30 a las 17 horas y que allí se pueden recibir compañeros, delegaciones de compañeros e incluso llamar por teléfono al 2902 39 03 y ponerse en contacto, inmediatamente les vamos a dar respuesta. Hubo 3 casos en estos últimos días de gente, de compañeros, que ya tomamos contacto, algunos están vinculados a la Agrupación del barrio donde les queda cerca, porque esa es la idea de que la gente no tenga que tomarse un ómnibus, militen en la zona donde están, y la necesidad que tenemos es de que se concrete ese paso de mayor compromiso de parte de todos los compañeros, particularmente aquellos que se definen 26, pero que aún no están vinculados orgánicamente, no están organizados en una actividad, no tienen una tarea, una responsabilidad, y para eso es necesario encontrarse y conversar.

 

MAB: Muy bien, nos reencontramos pronto. Muchas gracias.

NT: Gracias.

FV: Gracias.