OTRA PERLA MÁS DE LA COMISIÓN DE APOYO DE ASSE: PEDIATRAS INTERNISTAS DEL PEREIRA ROSSELL EN CONFLICTO
Contacto con el Dr. Andrés Alves, 31 de octubre de 2018.

“La situación se remonta al inicio del cargo, que en su momento fue en el año 2006 que se instituyó el cargo y se hizo a través de lo que es Comisión de Apoyo. Eso implica que nosotros trabajamos como si estuviéramos fuera de la relación de dependencia y facturamos nuestras horas abonando la Caja Profesional. Eso para nosotros tiene los inconvenientes obvios de que al no estar presupuestados dentro de lo que es la estructura del Estado, no contamos con los beneficios sociales; léase los aportes jubilatorios, los aportes al Fonasa en este momento, las licencias correspondientes”, dijo el Dr. Andrés Silva, integrante de la Secretaría de Asuntos Laborales de la Sociedad Uruguaya de Pediatras  (SUP), en ‘Mañanas de Radio’.  Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/dr-andres-alves-31-10-2018-audios-mp3_rf_29750476_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos en contacto con los pediatras internistas del centro hospitalario Pereira Rossell que están en conflicto y que ellos en un extenso comunicado dicen que trataron de evitar llegar a situación de conflicto pero el tiempo pasa.
Buen día Dr. Andrés Alves. ¿Qué tal?

Andrés Alves: Hola, buenos días. ¿Cómo estás?

 

MAB: Muy bien.
Te pediríamos si se puede hace un resumen de lo que ha pasado en todo este tiempo, estamos hablando de años ya de reclamos de los pediatras internistas.
¿Cuál es el eje de este conflicto en el que están ustedes ahora?

AA: Bueno, sí, en realidad la situación se remonta al inicio del cargo, que en su momento fue en el año 2006 que se instituyó el cargo y se hizo a través de lo que es Comisión de Apoyo. Eso implica que nosotros trabajamos como si estuviéramos fuera de la relación de dependencia y facturamos nuestras horas abonando la Caja Profesional.
Eso para nosotros tiene los inconvenientes obvios de que al no estar presupuestados dentro de lo que es la estructura del Estado, no contamos con los beneficios sociales; léase los aportes jubilatorios, los aportes al Fonasa en este momento, las licencias correspondientes. Si bien nos pagan unas horas de licencia, eso es por un acuerdo externo pero bueno, no tenemos la licencia estructural, bueno, todos los beneficios sociales, no contamos con ellos

 

MAB: Que son los beneficios sociales que se supone -por lo menos en teoría en el Uruguay- tendrían que tener los trabajadores, ustedes como médicos.

AA: Sí, lógico.
Es una situación que sabemos que no somos el único colectivo en la salud, es una situación que se repite, no sólo dentro de ASSE sino también en otras empresas, es una forma de contrato que hay discusión si está dentro de lo legal o no, pero bueno, que se utiliza habitualmente. Facturamos nuestro trabajo como si fuéramos trabajadores independientes

 

Hernán Salina: ¿Doctor, cuál es bien la tarea que ustedes desarrollan? Que es muy importante tanto en lo asistencial digamos como en la formación de los futuros pediatras.

AA: Sí, nosotros en realidad funcionamos como si fuéramos los jefes de la Guardia Interna del Hospital, de cuidados moderados. Esto es, en la mañana el hospital tiene sus servicios que funcionan bajo la órbita de la Universidad de la República, la Facultad de Medicina, las Clínicas de Pediatría. A partir de las 12 del mediodía ingresa lo que es la Guardia Interna del Hospital que está constituida por dos pediatras internistas y un número de entre 4 y 5 Residentes, que son estudiantes Posgrados, son Médicos que están cursando su formación en Pediatría.
Y bueno, en ese horario que es desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la mañana del día siguiente, somos los encargados de ver todos los ingresos, de controlar a los pacientes que puedan estar con algún problema de salud, de atender las urgencias que puedan surgir, o sea, estamos al mando digamos de todos los pacientes internados en el Hospital Pediátrico.

 

MAB: Pieza fundamental en la atención del Hospital Pediátrico.

AA: Sí, es fundamental, seguro sí, es fundamental en la continuidad de la asistencia, están los médicos que siguen diariamente y la guardia que hace la continuidad de todo lo que ocurre en la tarde.

 

MAB: Incluyen, por lo que vemos en el comunicado, la asistencia médica a los pacientes de distintos pisos, internación quirúrgica, Nutrición enteral y parenteral, Unidad del Niño Quemado, Ortopedia, en invierno sectores de oxígeno de alto flujo y cuidados respiratorios especiales agudos. Estamos hablando de...

AA. De todo lo que es la Pediatría general, todos los pacientes, porque además están los tres tipos de pediatría ¿verdad?

 

HS: Y ustedes cuentan que en mayo, desde las propias autoridades del Hospital surgió el planteo de presupuestarlos pero esto no avanzó.

AA: Claro, el tema de la presupuestación es un reclamo de este grupo de Pediatras desde el inicio del cargo. En este tiempo hemos tenido varias instancias donde hubo aproximaciones que nunca se concretaron, de hecho esta que surge en mayo es la tercera vez que llevamos todos nuestros papeles como para poder presupuestarnos en los últimos 6 o 7 años. Y sí, esto surge en mayo, después de que hubo conversaciones informales desde la misma dirección como cita como para empezar el proceso de presupuestación.
Nosotros concurrimos, llevamos todos los papeles, después eso quedó en stand-by, escucharon nuestro reclamo pero no había respuestas. Y allá por el mes de julio nos reunimos y decidimos, a través del Sindicato Médico, comenzar negociaciones. Le pedimos al sindicato que intercediera para poder citar a las autoridades de ASSE y empezar a formalizar el asunto para lograr la presupuestación.
Y bueno, desde ahí para acá hemos tenido varias reuniones con ASSE, con la Dirección del Hospital, tuvimos en el medio el inconveniente del cambio de autoridades de la Dirección del Hospital que quizás nos llevó para atrás algunos casilleros porque tuvimos que empezar de nuevo en algunos temas.
Pero bueno, ya han pasado muchos meses y nos encontrábamos la semana pasada con que no lográbamos que se nos presentara una propuesta concreta sobre la cual avanzar, teniendo además plazos constitucionales que se nos vencen, esto lo tenemos que hacer antes de que comience el año electivo del año que viene.

 

MAB: ¿La Sociedad Uruguaya de Pediatría y el Sindicato Médico del Uruguay qué postura han tomado frente a esto?

AA: Son nuestros principales aliados, trabajamos en conjunto con ellos, estamos en coordinación constante con ellos, tenemos el apoyo y los tenemos de nuestro lado.

 

MAB: O sea que ellos lo tienen también como exigencia de ellos, de las dos instituciones.

AA: Sí, claro, estamos trabajando en conjunto con los dos, tanto con el Sindicato Médico como con la Sociedad Uruguaya de Pediatría

 

Diego Martínez: ¿Cuántos son los Pediatras que están involucrados en esta situación?

AA: Los Pediatras que estamos directamente involucrados en esto somos en este momento 13, tenés todo el plantel que trabaja en el Área de Cuidados Moderados en la Guardia, porque existen los cargos de Alta Dedicación, y existen también algunos compañeros que recién ingresaron hace poco y que están haciendo suplencias. Pero los que estamos directamente involucrados somos 13 que seríamos los que estamos peleando, que ya hace muchos años que estamos trabajando en ese Sector.
La idea en realidad es lograr la presupuestación de todo el Sector, cosa que ya se logró en otros sectores del Hospital como en la Emergencia. Y bueno, la idea nuestra es lograr que el servicio completo quede presupuestado, lo cual creo que es un beneficio, no sólo para nosotros sino también para el hospital en sí.

 

HS: ¿Está prevista alguna reunión con las autoridades? ¿Hay diálogo?

AA: La verdad es que hemos tenido algunos avances. Ahora, en la tarde de ayer la Dirección del Hospital presentó una propuesta, una grilla que nosotros ayer estuvimos analizando. Que si bien no cumple todas esas premisas que queremos, creo que puede ser una buena base para reiniciar el diálogo.
Hoy en la tarde la idea es que nos vamos a juntar con el sindicato, con la Sociedad de Pediatría para transmitirles nuestra posición y quizás volver a las negociaciones intentando que esto se solucione lo antes posible

 

DM: A nivel de recursos no parece tanto en realidad, desde el punto de vista del costo para el Estado.

AA: Exactamente eso ya es una pregunta más para economistas, pero costo grande no tiene porque en realidad es trasladar los recursos desde la Comisión de Apoyo hacia el presupuesto de ASSE. Puede haber algunos, porque nosotros hay algunos beneficios que no cobramos y que nos corresponden, o que creemos que nos corresponden como ser por ejemplo la nocturnidad, nuestro horario incluye toda la noche y no cobramos ese 30% que corresponde a la nocturnidad.

 

DM: ¿Pero eso no tiene que ver con la presupuestación, podrían cobrarla igual ahora?

AA: Sí, de hecho lo que pasa es que la presupuestación, al ingresar dentro del sistema formal del trabajo, garantiza el cobro, ya está definido. De momento nosotros no la estamos cobrando.

 

DM: O sea, lo que sería como costo sería respetar lo que está establecido por la Ley.

AA: Nosotros en este momento no estamos peleando, si esa es la pregunta, para ser claros, por un aumento de sueldo.

 

DM: Claro, y que tampoco hay que pensar en un presupuesto aparte.

AA: Claro, no. Esto es un traslado por lo que tenemos entendido, por lo que hemos discutido incluso con las unidades negociadoras del Sindicato Médico y de la propia ASSE, es más bien un traslado de recursos y una formalización del trabajo, nada más.
Pero que para nosotros tiene implicancias muy importantes.
Incluso para el servicio también porque esto ha llevado como consecuencia, es uno de los puntos que lleva que a veces haya una rotación importante dentro del plantel de internistas, hemos perdido muchos compañeros para nosotros muy valiosos, porque claro, además tampoco tenemos un valor hora demasiado destacado, estamos muy por debajo de lo que se gana a nivel privado.
Que si bien en un principio planteamos también pelear por todo, hoy le dimos prioridad a la presupuestación.
Pero si se suma que el valor hora no es el más adecuado o en comparación al menos con el sector privado al tema de la informalidad del trabajo, ha llevado a que varios compañeros se nos hayan ido en los últimos meses o años. Queremos evitar que sigamos teniendo esa curva de compañeros. Al revés, queremos tratar de que el sector logre que sus pediatras se idealicen aún más, aunque la gran mayoría de nosotros estamos muy identificados con el hospital y trabajamos allí más por una decisión vocacional que por la parte económica.

 

MAB: Está clarísimo.
Ustedes empezaron a tomar medidas ya, ¿en qué consisten?

AA: Empezamos a tomar medidas el día lunes en la noche. Las medidas que tomamos es que cuando estamos de Guardia no recibimos ingresos que no sean de Cuidados Intensivos. Básicamente esa es la principal.
Después adoptamos por decisión propia y por colaboración una serie de medidas de tipo administrativo que estrictamente quizás no correspondan a lo que es nuestra profesión pero en el Hospital tradicionalmente las hacen los médicos, y bueno, no las estamos haciendo.
Básicamente son esas las medidas más importantes.
De todas formas veremos, el tema más severo es el tema de los ingresos porque eso puede generar algunas complicaciones a nivel de la urgencia con los pacientes que pueden quedar horas en la urgencia, están ingresando en la mañana en su mayoría en este momento

 

MAB: Bueno, Dr. Alves, no sé si queda algo más que no le hayamos preguntado.

AA: No, simplemente eso de que ahora contamos con una propuesta y que estamos esperanzados en que eso pueda servir para reiniciar el diálogo, poder volver a trabajar con normalidad y que esto se solucione rápidamente. Nada más.

 

MAB: Bueno, quedamos a las órdenes y a la espera de información si surge.

AA: Bueno, muchísimas gracias.

 

Comunicado

“El lunes 29 de octubre, los Pediatras Internistas del Centro Hospitalario Pereira Rossell se declararon en conflicto , emitieron un comunicado en el que no sólo se exponen los justos reclamos por regularizar los contratos absolutamente precarios que mantienen desde hace 12 años por las particulares funciones que desempeñan, sino también los tan largos como infructuosos esfuerzos por corregir su irregular situación sin tomar medidas que los obligan a llegar hoy al conflicto ya que, como manifiestan, “el tiempo se nos va y seguimos sin respuesta”.
Reproducimos a continuación las explicaciones que brinda el colectivo de Pediatras Internistas del CHPR para comprender la situación:
 
¿Quiénes son los Pediatras Internistas? ¿Qué hacen?
- Implementado en el año 2006, el cargo implica tareas asistenciales y formativas. Esto incluye la asistencia médica a todos los pacientes que se encuentran en los distintos pisos de internación del Hospital Pediátrico: el Sector de Internación Quirúrgica, la Unidad de Nutrición Enteral y Parenteral (UNEP), la Unidad del Niño Quemado (UNIQUER), el Sector de Ortopedia, y durante los meses de invierno, los Sectores de Oxígeno de Alto Flujo y Cuidados Respiratorios Especiales Agudos, siendo los mismos de alta complejidad.

- La supervisión de los médicos residentes y la concurrencia al pase de guardia, que se realiza fuera del horario de trabajo, también es de competencia del pediatra internista.

¿Qué reclaman?
Reclamamos la Presupuestación de los cargos. Desde hace 12 años venimos trabajando bajo contrato de la Comisión de Apoyo. Esto implica una serie de pérdidas de derechos que menoscaban nuestra dignidad como trabajadores. No cobramos aguinaldo ni nocturnidad, no percibimos nuestros aportes jubilatorios, no contamos con derechos como la licencia por estudio o enfermedad. Tampoco generamos antigüedad y mantenemos 20 días anuales de licencia a pesar de los muchos años en el cargo.
Estamos además expuestos a la precariedad del cargo, que poca seguridad laboral nos brinda.

¿Por qué ahora?
En el mes de mayo del corriente año recibimos por parte de nuestros superiores la propuesta de iniciar el trámite de presupuestación. Accedimos rápidamente.
Al pasar los meses y no constatar avances en julio, recurrimos a nuestro SMU para iniciar negociaciones.
Desde entonces no se han presentado propuestas concretas desde la Dirección, a pesar de las múltiples reuniones sostenidas.
Hemos intentado por todos los medios evitar un conflicto, continuamente hemos postergado la toma de medidas.
Pero el tiempo se nos va y seguimos sin respuesta.
Hoy debimos iniciar medidas, con dolor y preocupación, pero con la certeza de haber intentado evitar este extremo.
Estamos a la espera de que nuestro Sindicato nos confirme una reunión.
Mientras, contamos con su apoyo y el de la SUP y confiamos que, por el bien de todos, el proceso sea rápido, para poder dedicarnos a lo que nos apasiona y es nuestro norte en la vida, la salud de nuestros niños.
A los colegas que se puedan ver afectados por nuestras medidas, les agradecemos el apoyo y comprensión.
A nuestros Residentes les agradecemos también la solidaridad, así como al personal de enfermería y Nurses.
Confiamos que esta situación a la que no llegamos por responsabilidad propia, sea lo más corta posible.

Saludos afectuosos
Pediatras Internistas del Centro Hospitalario Pereira Rossell.”