LA CANDIDATURA DE ANDRADE PRETENDE CREAR EN EL FA “UN ESPACIO DE IZQUIERDA, DE DEMANDA SOCIAL Y ANTI ESTABLISHMENT”
Entrevista a Óscar Bottinelli, 1 de noviembre de 2018.

A un año de las elecciones en Uruguay, el politólogo Óscar Botinelli entiende que las mismas dependen de lo que pase en los primeros diez meses de gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil y de cómo Mauricio Macri lleve a la Argentina, sobre todo en el plano económico. Además analizó la situación política partidaria en nuestro país y desgranó el tema candidaturas particularmente dentro del frente Amplio. Se manifestó sorprendido por lo que sucede en el MPP “el grupo mayoritario por lejos y que no ha guiado la elección a candidatos teniendo el timón, que es casi una obligación y ha estado muy pasivo, dubitativo” y dijo que la candidatura de Óscar Andrade que calificó como “una figura de impronta más caudillesca” crea “un espacio que le es competitivo a Unidad Popular” ya que pretende establecer “un área de disputa entre la izquierda del Frente y la izquierda que está afuera del Frente Amplio” y “apuntando a una cosa más caudillista, más de izquierda, más de movilización social, de demanda social y de alguna manera va a ir creciendo un discurso anti establishment político del Frente Amplio”. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/oscar-botinelli-1-11-2018-audios-mp3_rf_29771454_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos recibiendo al politólogo Óscar Botinelli de la empresa Factum desde hace muchos años, que a medida que se acerca el 2019 cada vez hay más interés o más urgencia por saber cómo vienen las cosas.
Buen día. ¿Cómo estás?

Oscar Botinelli: Buen día. ¿Qué tal?


MAB: Con varios temas por supuesto, está el tema regional, Brasil, Bolsonaro, todo esto, pero si te parece arrancamos por Uruguay, arrancamos por lo que está pasando en la definición de los candidatos, en varias tiendas, empezando por el Frente Amplio que hoy publica el semanario Búsqueda que José Mujica dijo en una comida del MPP que se va a hacer un chequeo médico para ver si el médico lo autoriza a ser pre candidato, dijo esto aparentemente porque le insistieron en que el tenía que ser el candidato.

OB: Yo soy Mujica, espero a ver el último capítulo, porque día a día el capítulo es que va esto, aquello, aparece un nuevo personaje, se va de escena, realmente es una obra de suspenso.
Por orden, el Partido Nacional es el que tiene la grilla de candidatos definida, Luis Lacalle Pou, Jorge Larrañaga, Enrique Antía, Verónica Alonso y después algún candidato menor ahí de repente puede haber que aparezca alguno, pero yo estoy hablando de la que tiene algún impacto político.
Los partidos, llamémosle menores, tienen todos su definición, en el caso Novick por razón obvia, porque el partido se forma en torno a una persona, Unidad Popular ya eligió la fórmula -Gonzalo Abella y Gustavo López- y el Partido Independiente si bien no está formalizado, es un dato de la realidad la candidatura de Pablo Mieres. Ahí sí la incógnita es el espacio que pretende armar el Partido Independiente donde ya se sumó con bastante claridad, está muy avanzado el acuerdo con Batllistas Orejanos de Fernando Amado, algún otro grupo pequeño Colorado, y el grupo Navegantes que tiene como figura principal a Esteban Valenti que todo indica que también confluye un espacio que no se sabe cómo se va a perfilar ni qué nombre va a tener, pero la fórmula parecería que va Pablo Mieres y ya apareció Selva Andreoli diciendo que ella va a ser.


MAB: Selva Andreoli diciendo que ella acataría.

OB: Diciendo que ella aceptaría lo cual nadie lo dice si no hay algún aviso de conversación o de realidad.
Yendo a los 2 grandes partidos que restan, el Partido Colorado tiene claro, proclamado a Ernesto Talvi, ya de antes a José Amorín Batlle en un acuerdo alianza con Germán Coutiño y parecería un hecho que en el mes de febrero Julio María Sanguinetti da el sí. Pero a esta altura ya es bastante irreversible la candidatura, el éxito que ha tenido, la forma en que re nació el Partido Colorado que estaba al borde de la extinción, con su aparición fue un dato significativo, lo fue dejando a él sin margen, porque realmente yo creo que él era muy sincero, no quería, lo dijimos acá él estaba en una tenaza entre tener una vida muy realizada, no sólo por ser dos veces Presidente, sino que en un segmento del mundo internacional es un hombre muy prestigiado, a espacio centro político digamos, con mucho pensamiento hacia el futuro, hacia a dónde va la sociedad, el mundo, la humanidad y de repente sacarlo otra vez a volver a las campañas electorales, pero él tenía una tenaza porque él no podía ver, un hombre de partido que cree en un partido.


MAB: De los pocos que quedan decía.

OB: Sí, de los pocos que quedan.
Ver como él estaba cómodo mirando por la ventana y viendo caer los pedazos del Partido Colorado, no era para un hombre de su estructura mental política. Y además el ver que, les pasa a muchísimos, que una cosa son ellos y otra encontrar quién lo suceda, más en un régimen que se ha presidencializado, en el mundo se ha ido presidencializando la cabeza de las elecciones, y no es tema de presidencialismo, los parlamentarismos también ve que es Merkel, Sánchez, Rajoy, ya no es Rajoy.


MAB: Una persona.

OB: Es una persona.
Entonces yo diría que el Partido Colorado prácticamente la grilla no la tiene cerrada, pero la tiene casi anunciada.


MAB: Nos decían una cosa que confirma lo que vos decías la otra vez del perfil de (Ernesto) Talvi que es un perfil técnico, no es político, y que estaba difícil para Talvi, pero nos decía el compañero nuestro que trabaja en el Parlamento que varios Diputados, Rapella, Peña, Montaner, Pasquet, apostaron a Talvi

OB: Y Nibia Reish.


MAB: Pero no hubo una explosión de la candidatura de Talvi, entonces ¿ahora qué hacen?

OB: Yo lo que veo de Talvi es que no sólo una candidatura.
Él comete algunos errores típicos de los que están pegados a la política pero no adentro. Muchas veces entran con la idea de que la imagen que hay en las élites, es la imagen que hay en la sociedad y por otro lado él no dio el paso, decir yo voy a ser la renovación, yo comparo, ya que él eligió el nombre Ciudadanos, y que tiene bastante parentesco con Ciudadanos de España, que lo que hizo Ciudadanos con Albert Rivera a la cabeza, recordemos que empezó en Cataluña, fue decir vamos a hacer una cosa nueva en la política, pero eran todos más bien ejecutivos de empresa o gente de universidades, más bien ejecutivos de empresa los que formaron Ciudadanos de Cataluña, Citadans, que después se traslada a ser Ciudadanos en España. Entonces ahí la renovación fue total y además generacional, Albert Rivera es un sub 40, todavía no ha llegado a los 40 y Talvi es un hombre que ya pasa los 60, entonces es un planteo de renovación total cuando en la política se apoya en una parte del Bordaberrismo y en edad no es una renovación fuerte en materia de edades, sí podemos decir que es porque también Daniel Martínez es renovación y va a llegar a las elecciones con 63 años. Se está hablando de renovación frente a la generación de los que están llegando o pasando los 80.


MAB: Es Uruguay tenemos que decir.

OB: Sí, tiene que ver con estructuras de edades, tiene que ver con cierto conservadurismo no ideológico, sino con moderación en la vida.
El tema es el Frente Amplio.
El Frente Amplio ahora tiene 4 candidatos o 4 aspirantes a pre candidatos que van a ser oficializados entre el Plenario Nacional del 10 de noviembre y el Congreso Nacional del 8 de diciembre que son muy desnivelados entre sí. Daniel Martínez sin duda es el que tiene mayor apoyo claramente expresado en los estudios de opinión pública, y muy visibles.


MAB: Internamente también, los sectores del Frente Amplio muchos se han pronunciado ya.

OB: Sí, digamos que esa área constituida por la 90 -los socialistas-, el Frente Liber Seregni, la Liga Federal, más el agregado de dos pedazos de los tres que construyeron Casa Grande, Casa Grande propiamente dicha de Constanza Moreira, el grupo Ir que está referido a Macarena Gelman también han dado su apoyo. Después está Oscar Andrade que es una figura de impronta más caudillesca, parece más un caudillo tradicional que de los viejo lideres clásicos de izquierda que apunta a ser un gran referente, y sin duda él si llega el 30 de junio, es decir si no hay movimientos políticos que termine llevando a que se baje -que yo diría el único movimiento que podría llegar a eso sería un acuerdo MPP, Partido Comunista detrás de la candidatura de la candidatura de Mujica, sólo de Mujica, otra no-.
Si no se da ese fenómeno, Andrade llega al 30 de junio, seguramente tiene una votación, va a perder y va a ganar, es decir comparemos con lo que hizo Constanza Moreira. Él no va a disputar la candidatura, va a disputar el liderazgo de un espacio. Un espacio que va a tener una pata importante del Partido Comunista, otra en la 1001 -referido a todo el sector no comunista, no sólo el Frente de Izquierda y Liberación, sino una serie de gente independiente, sin militancia en un partido- y el Partido por la Victoria del Pueblo.
Yo creo que Andrade crea un espacio que le es competitivo a Unidad Popular. Es decir ahí va a haber un área de disputa entre la izquierda del Frente y la izquierda que está afuera -o se fue del Frente Amplio- y apuntando a una cosa más caudillista, más de izquierda, más de movilización social, de demanda social y de alguna manera va a ir creciendo un discurso anti establishment político del Frente Amplio.
Después Carolina Cosse es una gran incógnita porque en gran medida depende de qué decide el MPP, ella tiene una buena imagen de opinión pública, pero como apoyo tiene de una escisión del grupo de Sendic que es de Marcos Otegui y con representación parlamentaria nada más.
Y Mario Bergara que hace un salto importante al vacío, una apuesta muy fuerte, ya que no cuenta con ningún apoyo de grupos que estén sentados en el Parlamento, ni que se les vea con gran caudal electoral, sí un montón de gente de mucha vieja militancia en el Frente Amplio, que compartió con Seregni algunos, otros más nuevos como en el caso de Banderas de Líber, pero aparece como rompiendo con el Frente Líber Seregni y eso les genera como pasa siempre cuando se produce una ruptura, los mayores enemigos eran los que eran hermanos antes.


MAB: Las cuñas.

OB: Exacto.
El tema es que ha sido algo sorprendente lo que está pasando con el MPP, un grupo que es el mayoritario y no circunstancialmente, 3 elecciones nacionales consecutivas en que la 609 y el MPP es la fuerza lejos más votada del Frente. Van tres elecciones que saca 6 senadores y el que sigue más cerca 3, es un 2 a 1, y que no haya alguien guiado la elección de candidatos teniendo el timón, casi es una obligación, el tener esa cantidad de votos crea obligaciones, y ha estado muy pasivo, muy dubitativo.

 

MAB: Pero ¿por qué? ¿Por falta de liderazgo?

OB: Yo diría dos cosas. Primero dependencia de Mujica y una indecisión que tuvo sin duda muchos elementos personales muy respetables. Hay temas de edad, hay temas de salud, hay temas hasta de ‘llama’ para emprender una lucha de estas características. Da la impresión de que Mujica le tiene mucho más miedo a tener que afrontar 5 años de Presidencia, que afrontar una campaña electoral. Sin duda una Presidencia de la República es tremendamente desgastante y una segunda mucho más, pero tampoco se vio el MPP con una conducción homogénea, firme, trazando un camino, sino más bien oscilando entre muchos caminos.
Entonces ¿hacia dónde va el MPP? Esto es una incógnita que se resuelve en pocos días porque no pueden ir más allá del 10 de noviembre, salvo decir ratificamos no tenemos candidato.

 

MAB: Yo vi muros pintados que dicen: “Nuestro candidato es el Frente Amplio”, que es una forma de decir no presentamos candidato. Me imagino que van hacia esto que vos decías de encontrar formas de competir, pero el tema es que no se sale de Mujica, ¿hay alguna otra figura del MPP?

OB: La candidatura de Mujica creo que llenan una página entera, pero efectivamente, Carolina Cosse es una mujer muy valiosa desde el punto de vista técnico, capacidad de gestión fuera de duda -hay quien duda de orientaciones, estilos- pero quiero decir no a nivel de capacidad. Pero que surge de alguna manera de la mano de Mujica, del MPP, nunca fue orgánica, y su estilo no es de una persona de aparato político.

 

MAB: No es de carrera política tampoco.

OB: Pero tampoco de militancia.

 

Hernán Salina: No es reconocida por lo tanto por la estructura frenteamplista.

OB: La estructura del MPP no la reconoce como líder suya, y la del Frente tampoco. Es una persona que dice yo estoy en lo mío, soy técnico, pero voy a reuniones que se discuten los temas que a mí me gustan o voy a una reunión a apoyar. Ella como una prescindencia, una actitud común en muchos técnicos y el hecho que últimamente ella ha jugado bastante como una persona que últimamente ha sido apuntalada en el staff presidencial o por algunas figuras. También creo que le ha generado alguna distancia dentro del MPP, en el cual hay por supuesto un segmento que sigue apostando y con mucha fuerza a Carolina Cosse.

 

HS: En el caso que Mujica diga sí, también va a ser muy importante la designación de su compañero o compañera de fórmula en una perspectiva de 5 años de gobierno para Mujica, quizá no sea menor en este caso esa designación.

OB: Claro, sin duda eso ocurre después del 30 de junio como una composición del Frente Amplio, obviamente si va Mujica y gana el candidato a vicepresidente, yo diría que el nombre está, Mónica Xavier, porque tiene que ser del otro lado.


HS: ¿Y Martínez no aceptaría?

OB: No, y además la idea, en el Frente Amplio se da por supuesto que no tiene margen para no llevar una mujer, sobre todo después cuando era obvio que en 2014 iba ir una fórmula con vice mujer, no va una mujer, va Sendic, termina como termina todo el episodio, es decir que le salió doblemente costoso el haber postergado la designación de una mujer.


MAB: ¿Y por qué tiene que ser mujer? ¿Por una cuestión de la época en la que estamos?

OB: Sí.


MAB: No por una interna, no porque desde adentro las mujeres del Frente Amplio lo reclamen.

OB: Sí, por supuesto, hay una fuerza dentro del Frente Amplio de los sectores femeninos o feministas, feministas que puede ser de hombres o igualitaristas, o no discriminadores de género, que hacen una fuerza muy grande para que sea una mujer. Y parece que hubo un elemento obvio, y además hay un tema a tener en cuenta, yo lo marqué, creo que alguna vez lo dije por acá. Es muy confuso el cargo. Porque cuando se elige para la campaña electoral, se está pensando en el número dos del gobierno, ese es el cargo menor que tiene el vicepresidente, es el que puede suceder al 1 y ser 1, por lo tanto hay que ver.


HS: Lo normal sería que no.

OB: Lo normal ha sido dos veces nomás, Luis Batlle Berres y Jorge Pacheco, pero es el Presidente del Senado y la Asamblea General, naturalmente debería ser, no lo han sido todos los vicepresidentes, el conductor de la bancada mayoritaria, el diálogo de la mayoría con la minoría, el puente, y el nexo entre el oficialismo parlamentario y el Poder Ejecutivo, el gobierno.


MAB: Es tremendo lugar ese.

OB: Es un lugar que se está viendo la complejidad del cargo con Lucía Topolansky, que está cumpliendo -y en esto hay unanimidad en el Frente y en la oposición- está cumpliendo excelentemente el rol, el triple rol de, es la primera vez que hay ahora en este período una verdadera articulación de la bancada oficialista con el gobierno, y hay una voz con la óptica parlamentaria en el Consejo de Ministros, la bancada está funcionando muy bajo la batuta de Lucía Topolansky y la oposición dice que la fluidez de diálogo que tiene con Lucía Topolansky hace funcionar. Donde además como es el verdadero diálogo en el Parlamento, que implica este tema, este tema, este tema, qué pasa, no, en ese nosotros no vamos a transar; vayan ustedes con los suyos, nosotros, en esto podemos acordar, etc.


MAB: Que eso con Sendic no lo podían hacer.

OB: Con Sendic no había diálogo, porque Sendic ni manejaba los temas.


HS: Ni iba a las reuniones de coordinación, lo acusaban de eso.

OB: No, ni iba a las reuniones de coordinación, no tenía mucha idea de lo que pasaba en el Senado, entonces ese es un tema y evidentemente Mónica Xavier reúne esa triple condición, ya como presidente del Frente Amplio es un muy buen nexo entre la estructura del Frente y la propia bancada, porque ella como presidente del Frente Amplio terminaba cumpliendo mucho el rol dentro de la bancada y el Poder Ejecutivo.


MAB: Sería un nombre entonces de peso para esa fórmula.

OB: Claro, pero estamos hablando de que una, que Mujica se presenta, dos que gane.
A la inversa la incógnita es mucho mayor, sobre todo con estos juegos en que por ahora no se sabe si la otra opción del MPP -porque el MPP tiene en principio hoy 4 opciones, una que me parece la más riesgosa para un sector liberal que es decir, apoyamos al Frente Amplio, me parece que diluye mucho ahí, es verdad que de aquí al 30 de junio, después el 1º de julio el candidato y la fórmula es una sola-; la otra es dar su propio apoyo, que tiene las mayores probabilidades que hace dar un único apoyo, Carolina Cosse; lo otro es un acuerdo con Daniel Martínez donde ya saldría la fórmula.


HS: Cosse de vice podría ser.

OB: Cosse o se habla de Ivonne Pasada, se habla de Patricia Ayala, hay quien ha mencionado a Eneida Deleón, es decir va a haber alguien que puede ser o del aparato o de la periferia. Apoyado por el MPP o del MPP. Yo dije 4 opciones, al no tener candidato el apoyar a alguien, y la candidatura de Mujica, son las 4 que en un pizarrón dice, a ver niño, cuáles son todas las alternativas que hay en este problema, son estas 4, después veremos las probabilidades.
Estamos por suerte a 9 días. Yo diría el viernes 9 es la fecha límite de decisión del MPP, no va a estar pidiendo un cuarto intermedio en el plenario para decidir qué hace.
Y ahí es muy importante que, me parece que el primer paso, la decisión pasa por la persona de José Mujica o José Mujica y Lucía Topolansky en el plano personal, porque realmente es un tema que afecta personalmente, si Mujica es candidato. Para mí es la única posibilidad que el Frente Amplio tenga una interna verdaderamente competitiva, con Carolina Cosse apoyada por el MPP con fuerza, sería relativamente competitiva, pero hasta ahora el MPP ya tiene el karma de que cada vez que va sin Mujica no le va bien, y nada menos que con Lucía Topolansky, no le fue bien.
Y sino el MPP va en otra solución, no es ni Mujica, ni un apoyo total a Carolina o al que sea, va a ser una competencia nominal como fue la de Tabaré Vázquez con Constanza, como la de Bordaberry con Amorín donde Amorín también fue muy exitoso porque demostró que había una cuarta parte que después fue más incluso en octubre, del Partido Colorado diferente a Bordaberry. Pero ya tiene otra característica, no es la incógnita quién gana, quien gana se sabe, el tema son otras lecturas de las internas.
Entonces de que Mujica sea o no candidato define la característica de la competencia presidencial en el Frente Amplio.


HS: ¿Cuánto podría estar desgastada la figura de Mujica como candidato respecto al anterior? Habiendo visto su gobierno, estos años del tercer gobierno frenteamplista, digamos que de alguna manera lo iguale con Daniel Martínez, ¿hay posibilidades?

OB: No es el Mujica del 2009 porque sino una figura nueva frente a un Mujica como el del 2009 uno diría no hay competencia, no.
Es una competencia de resultado no sólo incierto sino en la que inicialmente arranca Daniel Martínez adelante, digo inicialmente no quiere decir termina adelante, es una incógnita cómo termina, pero es una incógnita. No es decir si Mujica se presenta entonces ya es el candidato, no. Es una pelea dura lo cual habla que ya Mujica obviamente no es el del 2009, pero también habla que mantiene mucha fuerza porque sino, no competiría, hay otras figuras que han sido muy potentes y hoy no se imagina nadie que sea candidato.


HS: ¿En qué se ha desgastado?

OB: Ha habido una campaña muy grande empezando dentro del Frente Amplio de atribuir mucho de los problemas que tiene el Frente Amplio a un gobierno desordenado de Mujica. Como el estilo Mujica hace que no haya que presentar, hacer demasiado dibujo para demostrar que él es desordenado, él habla ya para constituirse en elemento de prueba, cuaja eso. Y después porque es un hombre de actitudes un poco contradictorias y está el tema edad obviamente. El otro día en una reunión con algunos miembros del cuerpo diplomático, que uno puede hablar ahí muy abiertamente, a calzón quitado como se dice, me decían, pero dígame una cosa, no logramos entender esto de los candidatos de mucha edad y hablar de renovación, digo el uruguayo tiene trazado el perfil ideal del candidato, tiene que ser algo absolutamente nuevo, bien joven y con muchísima experiencia.


MAB: No existe, no existe exactamente.

OB: Entonces elijan.


MAB: Que nos traten de entender ellos.

OB: Pero la gente tiene ese juego contradictorio, ‘pero este no ha hecho nada’, ‘este no se le sabe’, ‘no, es muy nuevo’, ‘no es muy joven’. Entonces dicen renovación, joven, pero quieren que tenga una grane experiencia, algo no anda.


MAB: Antes de ir a la región, queríamos ver el tema Sendic, cada vez que venís te preguntamos de los mismo y vos nos decías en un momento, renunció, el Frente Amplio saldó el tema, porque parecía estaba saldado, renunció a la vicepresidencia y se saca el problema de encima el Frente, pero ahora pareciera como que se le pegó de nuevo.

OB: Bueno lo pegó el procesamiento, revivió el tema.


MAB: En el último tiempo ha habido una especie de arremetida de la 711 con un vocero designado específicamente, un Diputado, que sale a cuestionar a Javier Miranda primero que nada, dice que encabeza una campaña contra Sendic, dice que no ha logrado apoyos y que les preocupa la debilidad del Frente Amplio por el escaso apoyo que tiene Miranda, incluso una campaña que generó todo tipo de comentarios con una etiqueta ‘soy Sendic’, en tiempos en que Sendic cuando lanzan toda la campaña y todo esto, estaba en México, después no sabemos si sigue en México o si volvió en silencio.

OB: Creo que andaba en otro lado, no sé si en Londres
Creo que andaba en Londres. Pero el tema es el siguiente desde mi punto de vista, yo lo resumiría en este título, Bolsonaro dejó sin espacio al Frente Amplio en el tema Sendic, porque aclaremos una cosa, cada cual tiene el juicio que pueda tener sobre los distintos líderes políticos del Uruguay, lo que no hay duda es que son líderes políticos que no ponen en riesgo hoy ni la democracia liberal, ni los derechos humanos en sentido macro, ni hay amenazas de gatillo fácil. Por lo tanto uno diría, los anticuerpos para que alguien de izquierda, desilusionado, vote a un candidato de un partido tradicional son muy bajos en relación a los anticuerpos de votar  a un Bolsonaro. Tengamos claro eso.
Estamos hablando de un individuo de balas, gatillo fácil, ataca a los gays, a esto, a los otros, y hay un traslado de votos. No sólo lo más importante es cómo se desarmó el centro y la derecha moderada todo en favor de Bolsonaro en el voto, los candidatos importantes, los partidos clásicos desaparecieron y hay una pérdida de la izquierda, en términos medibles uno puede decir más o menos el 10% del electorado de Brasil lo perdió la izquierda. 45% de (Fernando) Haddad es una buena cifra, pero perdió un 10% hacia Bolsonaro.
Vayamos entonces a lo relativo, si la campaña contra la corrupción, obviamente lo de Sendic y lo que se le ataca al Frente está a años luz de los de Brasil, el otro día vi en un programa argentino hablando de los temas de corrupción y alguien habló de Uruguay y dice, pero los uruguayos son nabos, tienen la idea esa de que acá nos preocupamos por cosas muy chiquitas.
La dimensión de los problemas tanto sociales como éticos son de acuerdo a cada sociedad, en un país que pasa hambre africana, dicen no vayan a embromar con los problemas de ustedes que tiene el Uruguay de alimentación, pero para Uruguay los problemas los mide con sus parámetros, lo mismo en lo ético.
Entonces lo que fue claro es que cuando empieza, no importa si es manipulado o es espontáneo, cuando se da un fervor y una campaña con una gran reproducción en redes sociales, pero la gente en las calles, hay que barrer la corrupción. Y un segmento importante de la corrupción tiene un nombre, PT, se demostró imparable frente a alguien que era lo menos indicado para conseguir un apoyo como un Bolsonaro.
En el caso uruguayo que no existen esas barreras, no existe un Bolsonaro, el riesgo es mayor todavía, porque al final no pone en riesgo ni la democracia, ni la vida humana el que cambie el voto, entonces quedó menos espacio. Al Frente le quedó menos espacio para mirar para el costado.
Y el espacio, y en materia de tiempo, yo diría fin de año. No puede cerrar el año con el tema abierto sino le cuesta y ya ese costo lo puede pagar.

 

MAB: ¿Y cómo lo va a resolver? Tiene que tomar la decisión la dirección política, que no ha querido saldarlo.

OB: Sí, ahí ha habido, primero estamos viendo que cada vez son más sectores que ya consideran, entre aquella unanimidad a favor de Sendic y de Ancap de febrero - marzo del ‘16 a hoy, ha ido cambiando.
El Frente Líber Seregni muy fuerte, Javier Miranda, los socialistas, la Liga Federal de repente fue de los primeros también. Es decir, cada vez fue creciendo más el reclamo y me parece que alguna solución van a buscar, de repente como la de la Vicepresidencia que es que el Frente al final no tomó ninguna decisión y es como si el Frente Amplio lo hubiera echado de la Vicepresidencia, porque basta con que otra vez se publique en informe del Tribunal de Conducta Política, este nuevo sobre el procesamiento, esto sobre ALUR, y haya algún gesto que logren.

 

MAB: Que lo haga el propio Sendic.

OB: Bueno, sí, que Sendic tenga que ser el que se retire.

 

MAB: Obligarlo a que él se retire.

OB: Y puede ser interpretado, bueno, el Frente lo sacó a Sendic, pero lo que no puede es seguir con el tema abierto porque va a ser un comodín en la campaña electoral de todos lados, de los partidos tradicionales y de la Unidad Popular.

 

MAB: ¿Y por qué el Frente Amplio no quiere resolverlo?

OB: No sé, más que el Frente es un conjunto del Frente.
Hay gente que está honestamente convencida de que lo de Sendic fue muy leve y que esencialmente hay un plan conspirativo.

 

MAB: ¿Todo aquello del Atlanta, todo eso?

OB: Lo del Plan Atlanta y todo eso.
Efectivamente la 711 cree que tiene un gran camino a través de la victimización, la gente va a reaccionar contra este pobre muchacho que ha sido víctima de la...

 

MAB: Sí, como dijo Tabaré Vázquez que le estaban haciendo bullying…

OB: Exacto.
Hoy cada vez hay menos espacios para eso.

 

HS: Basta con mirar a Brasil que no le funcionó.

OB: Bueno, yo creo que lo de Bolsonaro fue un efecto muy fuerte para este tema en el Frente Amplio. Bolsonaro dejó al Frente Amplio sin respiración con este tema, y por eso cito la diferencia entre Bolsonaro y la oposición uruguaya. Bolsonaro levanta anticuerpos, la oposición uruguaya, en temas claves no, acá se logran consensos, no se teme que ningún candidato diga que hay que salir a los balazos.

 

MAB: Alguien preguntaba acá si Novick despegará en algún momento, porque muchos dicen que es el Bolsonaro de Uruguay.

OB: Hay un problema que es el siguiente, Uruguay tiene un sistema de partidos muy sólido. Para que despegue Novick tendría que haber una caída del Partido Nacional y del Partido Colorado espectacular.
No se ve eso, al Partido Nacional se le ve relativamente bien, el Partido Colorado floreciente, renaciendo.
Para empezar, para llegar a los números que llegó Bolsonaro tendría que decir que en Uruguay desapareció como una bomba neutrónica a los blancos y los colorados. 
Del Partido Colorado hace un año y medio se veía casi su extinción, hoy ya no, hoy al Partido Colorado se lo ve con gran éxito de revivir.

 

MAB: A partir de Sanguinetti.

OB: Entonces eso le pone un freno a Novick.
Y de alguna manera lo que se ha visto es que el Uruguay es difícil las opciones alternativas, aún las institucionalizadas. Fíjese la dificultad de  lo que primero fue Asamblea Popular, ahora Unidad Popular, que esencialmente es una escisión del Frente Amplio, no todo, pero la primera elección no llega al Parlamento. En la segunda llega al Parlamento.
Bueno, ahora parecería que va en camino, se concretará o no como pasa el tiempo, a un aumento de representación parlamentaria, eventualmente incluso hasta poder llegar al Senado.
Pero se ve, el Partido Independiente cuando se forma como producto de ruptura con Nuevo Espacio, saca un solo diputado. Después 2, después 3 y el Senado.
Entonces, en un país tan lento en los cambios, son más difíciles estas cosas explosivas.

 

MAB: Valenti y ‘Navegantes’ –todo ese paquete nuevo que se está armando ¿qué mella puede hacerle al Frente Amplio?

OB: A ver, yo no tengo claro. Me parece que el movimiento arrancó a menor velocidad del que era necesario para que esto fuera un gran movimiento, una gran movida.
Creo que más bienes el Partido Independiente el que pueda hacer mella al Frente, o no.

 

MAB: ¿Pero Valenti, un hombre que sale del Frente, con su trayectoria?

OB: Pero no parece que esté logrando canalizar a través de él la desilusión frenteamplista.
 

MAB: Quedaba la pregunta de qué grupos o personalidades integran actualmente el FIDEL, que lo nombramos al pasar allí. En una época me acuerdo que decir FIDEL era nombrar al Partido Comunista obviamente y se nombraba a Doreen Ibarra.

OB: Bueno, el FIDEL como tal que desde la restauración institucional no está dentro del Partido Comunista, es un partido o grupo aliado que la figura más importante sigue siendo Doreen Ibarra.
Más allá del FIDEL, sí hay un Espacio 1001, un espacio donde sin duda el mayor operador, ahora está muy obsesionado en su tema, eras Marcos Carámbula. Y ahí hay toda una gente de Canelones que operó con Marcos Carámbula de todo el resto del país también, generalmente ex comunistas o gente nueva, y no específicamente en la 1001, o más o menos en un espacio que se ha llamado en un lanzamiento que hicieron el año pasado "La nueva 1001" que aparece la figura de Roberto Conde.

 

MAB: ¡Roberto Conde, claro!

OB: Claro, que fue candidato a presidente del Frente Amplio, viceministro de Relaciones Exteriores.

 

HS: Que se fue del Partido Socialista.

OB: Que se fue del Partido Socialista y aparece en una línea más ortodoxa.

 

HS: Sí, el Partido lo apoyó para candidato a presidente del Frente Amplio en la última campaña.

OB: Exacto, sí.

 

MAB: ¿La nueva 1001, que cuajó ese espacio?

OB: No, como tal, con esa denominación no y ahora de alguna manera puede quedar superado por el espacio de la candidatura Andrade.

 

HS: Sobre eso quería preguntarle porque usted lo caracterizó como caudillo, incluso se manejó en la prensa que no había una unidad dentro del Partido Comunista de apoyar a Andrade, y hasta que hubo molestias porque como que Andrade surgió por fuera y de alguna manera se fue imponiendo al Partido.

OB: Sí, digo caudillo en el sentido del estilo, estilo caudillista. No es que él sea un caudillo, tiene un estilo caudillista.
Y que pretende abrir un espacio a través de ese estilo removedor, convocante, duro, un poco diferente... Ojo, es un hombre de buen manejo de aparatos, de buen manejo del manejo sindical, pero dando una tónica más removedora a un área más de izquierda del Frente Amplio.

 

HS: Algo de Brasil que también pueda servir para proyectar hacia acá, porque Bolsonaro va a asumir en enero con un panorama de un Congreso de más de 30 partidos en Diputados, más de 16 en el Senado, con una complejidad para reunir los votos, la mayoría la tiene el PT. Eso habla también de una atomización que se va a ir dando, no tan exagerada en nuestro país pero ya hoy hay 6 partidos en el Parlamento, más allá de que fueran electos como tales o no. ¿Va a pesar cada vez más lo parlamentario?

OB: Bueno, el tema es este, Brasil es un país en que por un lado el presidente tiene mucha fuerza pero por otro lado está muy trabado.
Trabado del tema que en Brasil hay dos tipos de trabas, uno es a nivel de gobierno Federal el papel del Congreso, pero el otro, el juego entre los Estados de Brasil y el gobierno Federal.
Entonces ahí, en los Estados de Brasil, por ejemplo, el PT tiene influencia en un número importantísimo de gobernaciones, que fue elegido el candidato apoyado por el PT. El PT como tal salió mal, pero en entendimientos y pactos tiene fuerza.
Muchos partidos que desaparecieron en la elección presidencial, tiene mucha fuerza en el plano de los Estados.
Pero además, estaba viendo un estudio ayer que da que el 60% de los miembros del Congreso de la Cámara de Diputados, pertenece a partidos que como tales no se pronunciaron ni por Bolsonaro ni por Haddad.

 

HS: ¿EL 60%?

OB: Sí, y del 40 restante hay 20 y tantos del PT y un poco menos de los que apoyaron a Bolsonaro.
Del partido directo de Bolsonaro, el PSL, son muchos menos.
Entonces, ahí va a tener un tema complicado.
Lo importante es por dónde va a ir Bolsonaro, que puede ir desde un gobierno que termine trabado en todos los juegos institucionales, o que vaya a lo que un analista político brasilero llama una legalidad autoritaria. Es decir que sin salirse de la legalidad pero con formas muy autoritarias, y otra será que directamente sea un gobierno fuera de parámetros institucionales.
Yo digo, me importa un poco más hablar de Uruguay en este aspecto, la elección llega a fin de octubre, el 27 de octubre, el mismo día de la elección argentina, de la primera vuelta también. Hasta ese momento tenemos 10 meses del año 2019 o 12 desde hoy, un año entero de qué pasa con Argentina como incógnita. El gobierno Macri logra estabilizar y empezar enseguida la recuperación, la situación sigue como está o empeora todavía.
Eso no va a ser menor en el impacto sobre Uruguay, desde el punto de vista material de la economía uruguaya, pero también desde el punto de vista psicológico en la política.
No es lo mismo para el Frente Amplio que la gran alternativa contra gobiernos de izquierda es ahora, estas nuevas políticas, y la política pincha casi al arrancar y aparezca Macri llegando devaluado a la elección, al Frente Amplio le da, por lo menos un espacio psicológico.
Y qué pasa con Bolsonaro, porque en los 10 meses desde el 1º de enero a fin de octubre del año que viene, puede ser un gobierno que la gente diga, ¿ven? Está logrando resultados, se está terminando la inseguridad; a un gobierno, que más allá del resultado o no, termine asustando.
Entonces, eso también puede ser una cosa positiva o negativa para el Frente Amplio.
Es decir, por ejemplo, si se logra demostrar en Brasil que bárbara toda la campaña contra la corrupción pero que lo que vino después fue peor, se diluye mucho los ataques que pueda haber hacia el Frente Amplio.
Si al revés, al Frente Amplio le complica aún más la vida.
Pero yo creo que el Frente Amplio tiene la suerte que la elección de Brasil ocurre un año antes, por lo tanto hay 10 meses de rodaje de Jair Bolsonaro presidente.
También es verdad que no hay quien pague en Uruguay los costos de un fracaso de Bolsonaro, porque salvo Novick y en cierto modo Verónica Alonso, ninguno de los dirigentes políticos salió a festejar el triunfo de Bolsonaro, salieron más bien a festejar o a considerar positiva la derrota del PT pero manejando reservas hacia Bolsonaro.
Por lo tanto, -Miren lo que hizo el candidato
-Sí, ya dijimos que tenemos reservas con él, ese no es el camino.
Entonces, qué pase en Argentina y Brasil no creo que sea neutro en Uruguay.

 

MAB: ¿Y los organismos internacionales, los grandes grupos, los inversionistas, qué dicen mirando la región? Bolsonaro, Macri, Uruguay.

OB: Bueno, los inversionistas, yo no soy economista, no me quiero meter en eso, pero en general miran resultados.
Es decir, cuán segura o insegura es la inversión. Después siempre, como se decía, abogados tiene la santa madre iglesia para poder justificar por qué un régimen es así o es asá.
Es decir, sin duda que Venezuela haya desconocido la existencia de la Asamblea Legislativa, es una violación clara a la sustancia de lo que se puede llamar democracia liberal.
También hay toda una argumentación jurídica sobre la potestad de la Asamblea Constituyente, pero en lo que se ha visto en lo internacional, es que ha sido muy claro el hecho sí desconocedor de una elección libre, de sus efectos de la Asamblea Legislativa en Venezuela y se consideró totalmente normal que se cambie el presidente elegido en Brasil.
El tema es que siempre existen después los discursos para considerar que este caso hay que condenarlo y este no, pero perdón, yo acá veo que está pasando lo mismo. La proscripción de Leopoldo López como un gran ataque a la competitividad política, pero la proscripción de Lula como un acto judicial impecable, normal, independiente.
Y hay un tema no menor para lo que va a venir de Brasil, es si Sérgio Moro termina de Ministro de Justicia.

 

MAB: Sí, que hay posibilidades.

OB: Porque cuando se dan estos casos de que el gran héroe de la causa contra la corrupción termina siendo un beneficiario político de esa causa, se empieza a dudar de la transparencia de los procesos judiciales.
Pasó en Italia hace 20 años con Antonio Di Pietro, el gran héroe del "Tangentopoli", del "Mani Pulite" y resulta que ese gran héroe que lo que le importaba era la pureza ética termina siendo candidato y ministro de Obras Públicas.

 

MAB: Está claro.
Bottinelli, muchas gracias por haber venido.

OB: No, gracias a ustedes.