“LA TAREA ES MOTIVAR Y ORGANIZAR LA CLASE OBRERA, PORQUE ES LA ÚNICA CLASE QUE TIENE FUTURO”
Contacto con Dimitris Karagiannis desde Atenas, Grecia, 7 de noviembre de 2018.

 

Desde Atenas, Grecia, Dimitris Karagiannis del Partido Comunista de Grecia en contacto con Mañanas de Radio se refirió a los 101 años de la Revolución Rusa y los 100 años del aniversario del Partido Comunista Griego (KKE). “El significado más importante de la Revolución de Octubre es que la clase obrera puede cambiar su vida, puede crear nuevas condiciones para el crecimiento de la consciencia de todo lo que puede producir la especie humana y también elevar los niveles de cultura, recreación, etc., porque todo esto es lo que necesita hoy el que produce todo esta riqueza social”, dijo. Posteriormente habló de las celebraciones del aniversario de su partido, hecho que enmarcó en la situación que vive hoy el pueblo griego con el gobierno de Syriza. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/dimitris-karagiannis-7-11-audios-mp3_rf_29905179_1.html

 

Hernán Salina: Estamos en contacto con Atenas, Grecia, ya que tenemos una vez más el gusto de recibir a Dimitris Karagiannis del Partido Comunista de Grecia (KKE), desde la redacción de Rizospastis -el periódico de los comunistas griegos-, en estas horas que estamos de aniversarios, este 7 de noviembre, la Revolución Soviética y en el mes donde también el Partido Comunista Griego está de aniversario.
Dimitris, una vez más, bienvenido a Radio Centenario.

Dimitris Karagiannis: Buenos días.

 

HS: Gracias por atendernos.
¿Cómo reflexionan ustedes en torno al triunfo de la Revolución Soviética del 17, Dimitris?

DK: Bueno, hoy es el día que prácticamente se celebra como el día de la Revolución de Octubre con el viejo calendario era 25 de octubre, ahora estamos en el 7 de noviembre.
Y bueno, para hablar de la Revolución de Octubre, nos llevaría horas explicar el significado. Lo más importante es que demostró esta revolución la capacidad que tenías la clase obrera para luchar por el poder y para poder girar prácticamente la historia por el lado de los explotados, por el lado de los que estaban produciendo más en la sociedad.
Hablamos de una época en que el capitalismo está en una fase de desarrollo mucho más inferior de lo que es hoy y por eso nosotros tenemos la convicción de que nuestra época, aparte de la derrota temporal o la contrarrevolución que ganó en algunos países donde se construyó el socialismo, aparte de esto la época que vivimos hoy es la época de transición desde el capitalismo al socialismo como una etapa de un comunismo inmaduro.
¿Eso por qué? Porque todas las condiciones, todo ese proceso de acumulación de capital de la explotación y todo esto, lo que vivimos en nuestra sociedad capitalista contemporánea, muestra que ya no tiene nada que dar para el progreso, para las necesidades de los pueblos.
Cada día se demuestra que es un sistema que ya no sirve para nada para las grandes mayorías de los pueblos, de los trabajadores, entonces es la época donde hay que intensificar la preparación para que la misma clase obrera haga consciencia de la fuerza que tiene y poder cambiar de una manera revolucionaria el sistema de la economía, de todas las relaciones sociales, etc. Para hacer una sociedad donde realmente se van a satisfacer todas las necesidades de los trabajadores según las posibilidades y las capacidades que tiene nuestra época.
Hablamos de una época de la tercera revolución industrial, hablamos de una innovación tremenda y muchas cosas que podían ayudar prácticamente a que la vida de los trabajadores sea mucho más fácil y con mucho más tiempo libre, pero realmente vemos que todo esto porque son manos de la clase burguesa y de los capitalistas que explotan a los trabajadores, no sirve para los trabajadores.
Entonces, en esta época el significado más importante de la Revolución de Octubre es que la clase obrera puede cambiar su vida, puede crear nuevas condiciones para el crecimiento de la consciencia de todo lo que puede producir la especie humana y también elevar los niveles de cultura, recreación, etc., porque todo esto es lo que necesita hoy el que produce todo esta riqueza social.

 

HS: ¿Dimitris, hay fuerzas comunistas organizadas hoy peleando en Rusia, ustedes tienen contacto, relacionamiento, con esas expresiones hoy?

DK: Sí, claro que hay.
Lo más importante es que comienza y esto después de todos estos años del golpe fuerte que recibió la clase obrera, comienza un movimiento desde abajo en lo que son los lugares de trabajo, en las fábricas, organizar un movimiento clasista, y esto es trabajo de los comunistas rusos.
Seguramente, como saben ustedes, el Partido Comunista de la Federación de Rusia, tiene un programa más modificado de lo que es un programa para romper con el capitalismo, eso es verdad.
Pero dentro de este partido, el Partido Comunista de la Federación Rusa, hay mucha gente que está luchando para la causa revolucionaria.
También existe otro partido que se llama Partido Comunista Obrero de Rusia, es un partido menor pero también tratando de elevar la consciencia de la clase obrera.
Entonces, hay un cierto potencial que puede renovar otra vez la estrategia revolucionaria, la práctica revolucionaria y también un movimiento que podría ser el germen para cambios radicales en el futuro.
Nosotros somos optimistas de que en todo el mundo hay fuerzas, y nosotros como Partido Comunista de Grecia estamos tratando de trabajar y de cooperar con Partidos Comunistas que sea una verdadera estrategia revolucionaria. En todos los países, aparte de la influencia que tenemos que reconocer muy claramente del oportunismo que después del triunfo temporal de la contrarrevolución, ha levantado, eso lo vemos también aquí en Grecia con toda época que vivimos ahora del llamado gobierno de izquierda, que no tiene nada que ver con izquierda y mucho menos con el comunismo. Pero en todos los países están emergiendo fuerzas clasistas, fuerzas que están tratando de reorganizar Partidos Comunistas y la respuesta de la clase obrera, eso es lo más importante y lo más optimista que vemos en este momento.

DM: Dimitris, este mes cumple un nuevo aniversario también allí el Partido Comunista griego, contanos un poco el marco político en el que se encuentran, tanto el Partido como Grecia en general. ¿Cómo está la situación política allí luego del pasaje de Tsipras y ese momento de turbulencia interna que hubo?

DK: Bueno, estamos ahora en el 5º año de las celebraciones del aniversario del Partido Comunista de Grecia. Esto comenzó hace 5 años con resolución del Comité Central del Partido Comunista. Fue una larga época de muchos actos, de tratar de conocer la gloriosa historia del Partido que es una historia llena de heroísmo, sacrificios y de muchos muertos.
Hablamos de una historia que el Partido Comunista estuvo más de 3 décadas en la ilegalidad, con mucho sufrimiento de los miembros del partido con exilios, torturas, etc.
Pero lo más importante, el tema principal que teníamos durante estos 5 años y ahora se culmina con el año 2018 que es cuando se cumplen 100 años, es que el hilo que conecta toda esta trayectoria histórica y toda esta lucha del partido es la conexión y el sentido de que es parte de la clase obrera griega.
Entonces, esto es lo más importante y con este mensaje vamos ahora en estas celebraciones, que no son celebraciones solamente de memoria y de historia sino de la necesidad en forzar y en organizar más la clase obrera y las capas sociales explotadas para poder avanzar hacia el cambio radical del sistema capitalista quitando el poder de la burguesía y empezando la época de la construcción de la sociedad socialista comunista.
Entonces, vemos ahora que hay mucha gente que es verdad que durante todos estos años se alejó un poquito del partido el tema de 2015, cuando aquí ocurrió el cambio de gobierno y la llamada izquierda subió al poder, mucha gente vio la posición del partido de no participar en un gobierno prácticamente burgués que se hace llamar de izquierda, mucha gente lo vio como una cosa negativa.
Durante todos estos años, estos 4 años y medio de la experiencia de la llamada izquierda, el gobierno de izquierda, mucha gente ve que lo que decía el partido desde el primer momento fue la única verdad, que no se puede cambiar sólo un gobierno y esperar que cambien cosas muy básicas y muy esenciales si no hay cambio de modo de producción, de la manera como se está organizando la economía, etc.
Desde un primer momento se veía que la política de la llamada izquierda de Syriza era una política socialdemócrata, como vimos hace muchos años atrás, que no podía tener otro resultado que el que tuvo porque era una política ligada a las necesidades del capital, ligada a las asociaciones que tiene Grecia con algunas organizaciones imperialistas como es la Unión Europea y la OTAN que en ningún momento estuvo en discusión si vamos a seguir o no con estas obligaciones.
Entonces, también la llamada política de ajustes y los llamados memorándums con el FMI, la Unión Europea y la banca europea, que antes de las elecciones el partido este de Syriza decía que íbamos a terminar con esto, que íbamos a devolver el tozos todos estos acuerdos y memorándums, al final firmó el tercer memorándum con las mismas organizaciones y con las mismas instituciones.
La gente siguió con la misma política de austeridad y de sufrimiento.
Entonces, mucha gente ve que lo que decía el partido desde el primer momento fue verdad y por eso se están reagrupando con las acciones que hace ahora el partido y estamos en una discusión muy fructífera con mucha gente.
El tema de la historia también ayuda mucho para ver con autocrítica muchas de las políticas que tuvo también el partido aquí en Grecia. Nosotros estamos haciendo una autocrítica en el sentido de que vemos errores que tuvo el partido durante todos estos años en su programa estratégico, estamos concluyendo que la idea, no sólo fue idea del Partido Comunista de Grecia sino del movimiento comunista internacional durante muchos años y después de la terminación de la Segunda Guerra Mundial, eso comenzó un poquito antes de los frentes antifascistas.
Pero hablamos después de que había dos etapas para la revolución socialista. Una etapa de cambios burgueses-democráticos y otra de socialistas.
Entonces esta teoría de los llamados estadios o etapas de construcción socialista, se demostró en muchos casos, en muchos países, que no ayudó el movimiento obrero ni el movimiento comunista; muchos Partidos Comunistas perdieron sus características de un Partido Comunista y lo vemos esto con la situación que están ahora, por ejemplo, Partidos Comunistas de unos países muy grandes que pasaron de unos porcentajes enormes después de la Segunda Guerra Mundial, hablo de Italia, de Francia, de España donde también se aplicó la teoría del socialismo con peculiaridades nacionales, el llamado Eurocomunismo.
Todas estas experiencias nos dan la posibilidad hoy de ver cuál es la estrategia y la táctica que tenemos que aplicar en el momento que vivimos hoy, en el momento de agudización de las contradicciones dentro del sistema capitalista, las contradicciones entre los países capitalistas, esta situación del desarrollo del imperialismo internacional que prácticamente nos muestra que la única salida que tiene un Partido Comunista para conducir la lucha de la clase obrera es para el poder y tratando de crear la situación donde la clase obrera en el momento crítico donde va a haber una crisis, lo que le llamaban los clásicos crisis revolucionaria, estén preparados para dar el paso siguiente que es tomar el poder.
Entonces, es una cosa absurda qué vamos a esperar cuándo viene la crisis revolucionaria, sino preparándose con un trabajo muy intensivo en los lugares de trabajo, en las fábricas, en crear en todas partes núcleos y organizaciones de base clasistas y revolucionarias con la participación de los comunistas, eso estamos haciendo hoy en Grecia, por eso el Partido Comunista protagonizó en la creación del frente militante clasista que es el conocido PAME y otras agrupaciones de trabajadores y de autónomos y de gente luchadora, que no son sólo comunistas pero los comunistas son los que protagonizan en estas organizaciones para crear una alianza social más que nada, no sólo política sino social. Que sea la gente que tiene interés en el cambio social.
Entonces, esta es la idea principal y con esta táctica y con esta estrategia estamos trabajando ahora. Y esta es nuestra propuesta también, por supuesto, para todos los Partidos Comunistas del mundo porque lo importante es motivar y organizar la clase obrera. Los Partidos Comunistas, la única causa que los hizo crecer y existir, es esta, expresar lo que es la clase obrera, que desde la época de Lenin es la clase que tiene el futuro porque es la clase que produce todo y tiene el derecho de disfrutar todo, disfrutar de toda la riqueza que produce.

 

HS: Muy bien, Dimitris, nos quedamos con temas, tenemos que ir cerrando.

DK: Bueno, para su información, otra cosita es que el 25 de noviembre se realiza un gran acto.

 

HS: ¿Por un encuentro internacional de Partidos Comunistas y Obreros?

DK: Sí, los días anteriores es lo de este encuentro aquí en Atenas; y el 25 va a ser un gran acto en un estadio aquí en El Pireo, donde se va a celebrar el aniversario y van a estar también los compañeros que van a estar en el Encuentro Internacional Comunista sí.

 

HS: Correcto.
Te mandamos un abrazo grande, a todos los comunistas griegos también y te comprometemos para un próximo contacto en los próximos días.

DK: Con mucho gusto.

 

DM: Un abrazo.

DK: Abrazos también, chau.