“NADIE LEVANTA UN DEDO PARA INTERVENIR Y TOMAR MEDIDAS EN DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS INMIGRANTES” EN EEUU
El análisis de James Petras en CX36, 8 de julio de 2019

“Finalmente quiero mencionar otro hecho importante, que es el encarcelamiento y abuso de inmigrantes en EEUU”, dijo el sociólogo estadounidense, profesor James Petras, en su columna de análisis de la coyuntura internacional en CX36 (*). Al respecto comentó las condiciones infrahumanas a las que son sometidos los inmigrantes y subrayó que “todo el mundo mira esto y condenan la situación, pero nadie levanta un dedo para intervenir y tomar medidas en defensa de los derechos humanos de los inmigrantes”. Además, analizó el resultado de las elecciones en Grecia que calificó como “una tragedia para el pueblo”; habló del diferendo entre EEUU e Inglaterra tras la filtración de correos electrónicos; comentó las últimas noticias sobre Venezuela y destacó la postura de la capitana del equipo de fútbol femenino estadounidense –que acaba de ganar la copa del mundo- respecto a la política de Washington. Transcribimos este análisis que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/elanalisisdejamespetrasencx3608jul19_201907

 

Diego Martínez: Como cada lunes a esta hora con muchísimo gusto recibimos a James Petras desde Estados Unidos.
Buen día, bienvenido.

James Petras: Buenos días.

 

DM: Entre los temas que tenemos, está este diferendo diplomático entre Estados Unidos y Gran Bretaña, donde se filtraron unos correos electrónicos del Embajador británico en los que habla bastante mal de la gestión de Donald Trump.

JP: Si, Inglaterra está jugando un doble juego: por un lado están apoyando al gobierno de EEUU y no hablan mal de Trump; y en privado, entre sus diplomáticos, de vez en cuando hablan mal de Trump, dicen que es incompetente, que es un ‘malpalabrero’, etc. Pero no son consecuentes, todas las cosas que exige EEUU, Inglaterra lo cumple, ya sea con Irán, con Israel, si es cualquier conflicto con Rusia, incluso los ingleses superan las críticas de Trump.
En otras palabras, no debemos tomar como algo muy grave el hecho de que discretamente un funcionario inglés hable mal de Trump, pero de la política de Trump, de las políticas estadounidenses, de las políticas imperialistas, Inglaterra sigue a la cola de EEUU, incluso de Trump.

 

Hernán Salina: Bien Petras, queremos ir a un tema del cual hay mucha lección política para sacar, me refiero a lo que ha pasado en Grecia –donde además hay raíces suyas a nivel personal- con la elección de este domingo, el triunfo de la derecha, lo que dejó la experiencia de Syriza. Muchas cosas que sentimos en común con lo que ha pasado aquí en América Latina.

JP: Si, es una tragedia, porque en un momento Grecia estuvo a punto de ruptura con la Unión Europea, los oligarcas y los banqueros de Bruselas, pero es un gran engaño de (Alexis) Tsipras que habló de izquierda y trabajó como derecha. En un momento el pueblo eligió a Tsipras pensando que iba a romper con la política imperialista, con la política oligárquica, pero en vez de eso, Tsipras engañó a todo el pueblo. Incluso en un referéndum Tsipras obtuvo la mayoría y de repente renunció a las exigencias del pueblo. No se puede engañar al pueblo. ¿Y quién gana ahora? La vieja derecha. Lo que se autotitula ‘Nueva Democracia’ con la familia Mitsotakis: el padre era derechista, el hijo es derechista, el tío es derechista en el gobierno, el alcalde de Atenas es un sobrino de Mitsotakis.
Y el gran resultado es que cerca del 50% de la población no votó.
Si Tsipras y Syriza hubieran tenido un programa, podrían haber ganado las mayorías fácilmente, porque la derecha sólo consiguió el 39%, Syriza obtuvo el 31% y con la alta abstención, fácilmente podían ganar. Pero el pueblo está muy cansado de las mentiras y los engaños de un político que trabaja con Washington y colabora con Israel.
Yo recuerdo cuando el gobierno socialista de los años ’80 apoyaba a los palestinos, Yasir Arafat estuvo en Grecia; la política griega era de echar las bases militares norteamericanas y descubrir las políticas sociales. Pero ha cambiado mucho la política griega ahora, es un país sin partido de izquierda, la izquierda radical se puede decir que representa no más de un 15% de la población actualmente, entre cuatro partidos.
Podríamos decir que si la izquierda actúa por la derecha no tiene capacidad de movilizar el voto, conseguir la aprobación de la población. Si trabajas pro la derecha, la derecha tiene sus propios candidatos, no necesita a un ex izquierdista. El resultado de Grecia es un desastre, vamos a ver otros cuatro años de política antipopular, proimperialista y  con las medidas que va a adoptar –bajar los  impuestos a los ricos y los banqueros, y buscar alguna fórmula para apegar a la oposición.
Pero creo que tendremos un período más delante de protestas en las calles, con activistas jóvenes, pero no un electorado ni un Parlamento ni Presidente capaz de realizar un mínimo de rectificación.

 

HS: ¿Por qué la mayoría de los griegos critican a Syriza pero eligen a la derecha más tradicional? ¿Por qué hacen esa opción?

JP: La opción de la derecha es más o menos normal, siempre tuvo entre un 25 y un 35%. Lo que es impactante es el nivel de abstención, es un record de abstención, es gente que ni la derecha vieja ni la derecha nueva, están hartos de votar y cosechar los opuestos de lo que pensaban con el voto; el voto está muy desprestigiado en Grecia ahora. Los que optaron por Syriza, optaron por el mal menor entre los candidatos. Y la nueva derecha simplemente cosecha su voto tradicional y algunos de los sectores de la oligarquía fijada en los puestos de gobierno, y las concesiones que van a recibir.

 

DM: Nos vamos a Irán, donde se anuncia que vencido el plazo de 60 días se retoma el enriquecimiento de uranio. ¿Qué importancia tiene esto, en el marco de las amenazas de EEUU?

JP: El hecho más fundamental es que la Unión Europea no cumplió con los acuerdos, no resistieron las presiones y sanciones norteamericanas, formalmente siguen apoyando el acuerdo con Irán pero en los hechos Irán no realiza ningún beneficio. Simplemente firmaron un acuerdo y las sanciones norteamericanas se siguieron aplicando, y las empresas europeas están cumpliendo con las presiones de EEUU y los gobiernos de la Unión Europea no imponen sus propias leyes; entonces Irán está en una posición de cumplir los acuerdos y no recibir ningún beneficio. Como consecuencia se sienten  amenazados y Washington está aumentando las sanciones, los europeos no cumplen, Irán está obligado a enriquecer uranio como mecanismo de defensa o por lo menos crear una opción nuclear. Pero hasta ahora han dado 60 días más para que los europeos supuestamente actúen según el acuerdo, pero no cumplir con las sanciones norteamericanas por default.

 

DM: ¿En qué otros temas está trabajando?

JP: Un tema muy importante es sobre el tema de la Copa Mundial de Fútbol Femenino que ganó EEUU, pero no se habla mucho de que la líder del equipo, (la capitana) Megan Rapinoe, es anti Trump, anti prejuicios contra bisexuales, homosexuales, lesbianas. Ella dijo que no va a ir a la Casa Blanca cuando inviten al equipo de EEUU, rechazo todos los ofrecimientos de Washington diciendo que si no hay derechos humanos nosotros solo somos jugadores de fútbol pero también somos defensoras de derechos humanos.
Es un hecho que debe recibir toda la publicidad, no sólo por haber ganado en fútbol sino también por el hecho de que los futbolistas saben quién está defendiendo los derechos y quiénes se oponen.
Otro tema que debemos reconocer, es que Venezuela ha abierto la posibilidad de abrir un diálogo en Barbados con la oposición; pero hay pocas posibilidades porque Venezuela quiere alguna reconciliación, algún diálogo serio, con la posibilidad de nuevas elecciones; cuando (Juan) Guaidó –el opositor títere norteamericano- busca simplemente un pretexto para hacer propaganda contra el pueblo venezolano. Mientras Venezuela habla de negociaciones y los opositores hablan de negociadores, el jefe de seguridad norteamericano habla en favor de un golpe militar, habla de deserciones y habla de cómo tumbar al gobierno venezolano.
Entonces, la situación es muy precaria,  yo creo que no va en ninguna posición positiva porque mientras Venezuela pide diálogo EEUU habla de golpe.
Finalmente quiero mencionar otro hecho importante, que es el encarcelamiento y abuso de inmigrantes en EEUU. Hay cientos de personas encarcelados en condiciones infrahumanas, no hay condiciones sanitarias, hay personas con muchas enfermedades y están uno arriba del otro. Por ejemplo hay una sala que es para doscientas personas y hay dos mil; cada cual arriba de otros, e incluso hay situaciones donde no se pueden sentar, deben quedarse de pie por horas y horas y no hay toilettes, no están funcionando, están rotos, y los olores son terribles. Las condiciones de salud son terribles. Y a eso, cuando Trump responde dice que es mejor aquí que en la pobreza de sus países, siguen viniendo porque nuestras condiciones infrahumanas es lo que deben recibir porque quieren forzosamente entrar al país.
Y todo el mundo mira esto y condenan la situación, pero nadie levanta un dedo para intervenir y tomar medidas en defensa de los derechos humanos de los inmigrantes.

 

 DM: Muy bien Petras, muchas gracias por todo este análisis. Un abrazo.

JP: Muchas gracias, un abrazo.