29 de julio de 2009

 

MENSAJE DE LA 36

PRESIDENTE RADICAL RAFAEL CORREA, HABLA DE LA PATRIA GRANDE
“La radicalización también de esa visión latinoamericana, acelerar, quemar etapas para esa Patria Grande. Yo creo que hoy cometemos un error, sobre todo en Unasur, empezar por el final que es querer incorporar a todos, y lamentablemente vamos al ritmo de los más lentos, los que no quieren la integración, debemos evitar esos problemas y unirnos los países que sí queremos formar lo más rápidamente posible esa Patria Grande”.

 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) condenaron la instalación de bases militares estadounidenses en la nación y calificaron tal acción como una “traición a la patria”, en un comunicado escrito el 25 de julio y difundido este miércoles.

A través del documento, la guerrilla colombiana denuncia que el presidente de ese país, Álvaro Uribe, “ha permitido al terrorismo transnacional de los Estados Unidos, en repudiable acto de traición a la patria, instalar en el país sus bases de agresión que apuntarán no sólo contra el pueblo, sino contra los gobiernos progresistas del continente”.

Además afirma que “Uribe fue elegido presidente con los dineros y la intimidación de las armas de los terroristas paramilitares y narcos. Es el autor de la actual hecatombe humanitaria de Colombia”.

Dice el comunicado íntegro de las FARC:

”Uribe, el terrorista


La alharaca del presidente Uribe de hace unos días ante la orden de captura contra el ex ministro Juan Manuel Santos, librada por el juez de Sucumbíos, tiene que ver con el espanto de mirarse en su propio espejo futuro. De inmediato salió a decir que ese era un ataque contra el país. ¿Desde cuándo el ministro de los “falsos positivos” y del terrorismo de estado se convirtió en la encarnación de Colombia? No señores. Santos debe responder por el homicidio de Franklin Aisalia. El ciudadano ecuatoriano fue capturado vivo en su propio país y traído a Colombia luego de ser asesinado a golpes con objeto contundente, como lo determinó la experticia de la Fiscalía de la hermana nación.

La imagen que proyecta Uribe es la de un loco acusando a todo el mundo de terrorista: tanto a personas como a gobiernos; pero el verdadero terrorista es él. Uribe fue elegido presidente con los dineros y la intimidación de las armas de los terroristas paramilitares y narcos. Es el autor de la actual hecatombe humanitaria de Colombia. Hoy le ha permitido al terrorismo trasnacional de los Estados Unidos, en repudiable acto de traición a la patria, instalar en el país sus bases de agresión que apuntarán no sólo contra el pueblo, sino contra los gobiernos progresistas del continente.

Cuando viajó al Canadá lo hizo con una carpeta repleta de terroristas imaginarios demandando su extradición. Eran los familiares de Raúl Reyes que forzosamente tuvieron que asilarse en aquel país ante la irracional persecución del tirano. Sus ojos, el copete alterado, el chillido de su voz son el talante de un hombre síquicamente deteriorado. El mono sabe en qué palo trepa y por esa razón no se le ocurrirá jamás bombardear al Canadá, como lo hizo con Ecuador.

Vale la pena que se evalúe la salud mental de este Presidente, quien se cree el propio McCarthy, en persona, abogando más allá de las fronteras por la criminalización del pensamiento. Con la anuencia del gobierno de Calderón sacó de México al profesor universitario Miguel Ángel Beltrán acusándolo de ser integrante de las FARC, cuando no lo es y nunca lo ha sido. Ahora pide a través de un juez la extradición de la estudiante mexicana Lucía Morett bajo el mismo cargo, cuando lo que debe es responder por su infame agresión contra ella, por lesiones personales, y por el cobarde asesinato de cuatro estudiantes mexicanos.

A Uribe lo esperan los tribunales. Hay siete relatores de Naciones Unidas en Colombia investigando los “falsos positivos” o crímenes de Estado, el desplazamiento forzoso, las detenciones masivas, su injerencia en el poder judicial y su obstrucción a la justicia. Anda desesperado buscando impunidad. Muchos de sus seguidores ya están dando un paso al costado. Por eso es comprensible que se la juegue a muerte por su lugarteniente Santos.

Comisión Internacional de las FARC, EP
Montañas de Colombia, julio 25 de 2009”

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció este martes el congelamiento de las relaciones con Colombia, el retiro de su embajador de Bogotá y la revisión de los acuerdos económicos, como consecuencia de las acusaciones hechas por su homólogo, Álvaro Uribe, y otros altos funcionarios de su Ejecutivo, sobre una supuesta entrega de armamento del Ejército venezolano a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Vamos a retirar al embajador y vamos a dejar al funcionario diplomático de más bajo cargo”, reiteró Chávez, al tiempo que advirtió que la próxima declaración verbal o de otro tipo contra Venezuela, “rompemos relaciones con Colombia. Estemos preparados para eso”.
El mandatario calificó de “irresponsable” al presidente Uribe, por “prender el ventilador” en este caso, mientras aclaró que el material militar de esta guerrilla proviene de Estados Unidos, Israel y Rusia.
Asimismo, informó que “vamos a congelar las relaciones económicas y sustituir las importaciones que no son imprescindibles para nosotros, porque podemos obtenerlas de Brasil. Si es que Colombia cree que dependemos de esas exportaciones, están equivocados”.

Encomendó al vicepresidente de la nación, Ramón Carrizález, de revisar todo las inversiones con Colombia. “Pudiéramos cerrar el gasoducto, reducir las importaciones mientras evaluamos el tema de la Embajada” de Colombia en Venezuela.
Añadió que “este gobierno da vergüenza, está dirigido por irresponsables de la más grande calaña que yo haya conocido. Esto es lamentable”.

“Si el gobierno de Colombia no tiene respeto por los vecinos, es que no le importan las relaciones con ellos. Si han decidido abrir las relaciones para que Estados Unidos instale no se sabe cuántas bases, esta es una agresión. Están demostrando que no les importa un pepino los vecinos. Esto es vergonzoso”, apuntó.
La víspera, el ministro de Interior y Justicia venezolano, Tareck El Aissami, calificó como un “show mediático” la supuesta posesión de armas de Venezuela por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y manifestó que no le “extrañaría que nuevamente sea la súper computadora de Raúl Reyes a la que le aparezca un archivo que tenga alguna configuración extraña” y afirme la acusación.

Según el informe de Colombia, las armas fueron supuestamente halladas en operaciones del ejército colombiano contra los jefes más buscados de las FARC. Suscribe que en el campamento Gener García “Jhon 40”, jefe del frente 43, estaban escondidos varios lanzacohetes AT 4, y sostiene que habían sido vendidas hace unos años al ejército venezolano.

En horas de la noche de este domingo, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, ofreció una rueda de prensa en la que se refirió al tema: “Sabemos que los grupos terroristas han adquirido lanzacohetes de marca en los mercados internacionales de armas hemos elevado nuestra queja a través de los canales diplomáticos ante los respectivos países”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa declaró que su país no es violento, que en Ecuador no hay narcopolítica, que en Ecuador no hay parapolítica. En Ecuador no es donde hay lucha fraticida desde hace cincuenta años, es en Colombia

¿Qué es lo que ha hecho Ecuador? Ser el país con mayor número de refugiados, por que a recibido el mayor número de refugiados de Colombia.
¿Qué es lo que ha hecho Ecuador ante el abandono de la frontera sur colombiano donde tienen solo dos destacamentos militares.
Nosotros tenemos trece y seguimos reforzando esa frontera. Tenemos cerca de diez mil hombres que nos cuestan más de cien millones de dólares anuales que los podríamos destinar muy bien para el desarrollo del país. 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que el golpe de Estado en Honduras “fue un campanazo. Yo estoy seguro que si lo pudieran hacer en Ecuador, Venezuela o en Bolivia lo harían, lo que pasa es que no pueden”, al tiempo que consideró ”graciosa” la acusación del gobierno colombiano en torno al vídeo de Jorge Briceño Suárez “Mono Jojoy”.

En una entrevista exclusiva a teleSUR, el líder de la Revolución Ciudadana dijo que no han practicado la asonada militar en otros países “porque no han podido”, por lo que “hemos estado muy alertas frente a esos grupos, a esos poderes fácticos que buscan desestabilizar a los gobiernos progresistas en América Latina”.
El texto integro de la entrevista de teleSUR al Presidente Rafael Correa es el siguiente:

-Está próximo el 10 de agosto, fecha por demás histórica para los ecuatorianos. Pero esta vez tiene un matiz muy especial: Se cumple el Bicentenario desde que se llevó a cabo esta gesta heroica para esta parte de los pueblos de América Latina. Además, usted asumirá su segundo mandato, su segundo periodo como Presidente de la República. En esa medida, quisiéramos preguntarle: ¿Cuál es el balance de estos dos años y medio de gestión, cuáles son los retos, los objetivos para futuro?

- En primer lugar el Bicentenario es una fecha sumamente importante, fue el inicio de todos esos intentos para liberarnos del yugo español, para lograr una Independencia política, pero lo que siempre repetimos con los presidentes de América Latina, que todavía falta luchar por esa segunda y definitiva Independencia, entendida como la Independencia de la justicia, de la inequidad, de la pobreza, la miseria, la ignorancia. Es decir, el Bicentenario debe inspirarnos para alcanzar esa nueva Independencia, así lo hemos enfocado.
Este 10 de agosto se celebra el Bicentenario del primer grito de Independencia en Ecuador, se celebra la toma de mando para nuestro nuevo periodo de Gobierno que es como el inicial porque es con una nueva Constitución, y también recibo la presidencia pro témpore de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). Entonces es una fecha bastante importante y bastante simbólica.
El balance de estos dos años y medio creo que es muy positivo, creo que se ha logrado una cohesión social muy importante en Ecuador, pese a condiciones extremadamente adversas. Por ejemplo, cuando esto no es un proyecto o un personaje del Stablishman todos los días recibe los ataques de los diarios, la desinformación, crean realidades, juzgan, legislan, condenan, enaltecen o acaban en la honra de las personas. Pese a ello, el pueblo ecuatoriano ha sabido creernos, tenemos gracias a Dios un apoyo popular que bordea el 70 por ciento, y eso ya de por sí es histórico.
En un país donde antes de nuestro Gobierno en diez años habían habido siete presidentes, donde los últimos tres gobiernos democráticos no acabaron su periodo, fueron derrocados por revueltas populares. Entonces creo que lo más importante es esa cohesión social, esa expectativa que hay alrededor de un proyecto político, finalmente verdaderamente nacional, porque aquí los proyectos políticos eran de la Costa, la Sierra. Ahora ganamos en Costa, Sierra, Amazonía, Galápagos, y un proyecto político verdaderamente nacional que ha permitido, entre otras cosas, tener una nueva Constitución.
Entonces, resumiendo un poco, creo que los logros son: esa gran esperanza que hay en el país. Lograron robarnos muchas cosas, pero gracias a Dios no nos robaron la esperanza. Un proyecto político con capacidad de sacar adelante una agenda país, y ya la concreción parcial de ese proyecto político con la nueva Constitución de la República, apoyada por amplia mayoría en septiembre del año anterior.

 

- Desde que usted ganó las últimas elecciones, lo recuerdo muy bien presidente, fue en la avenida de los Shyris cuando usted celebraba junto al pueblo ecuatoriano su victoria, anunció que radicalizará su forma de hacer gobierno. ¿Qué significa esto, qué deben esperar los ecuatorianos?

- Radicalizar la Revolución Ciudadana, es decir, el cambio radical, profundo y rápido de las estructuras políticas, económicas, sociales vigentes en este país. Radicalización por ejemplo, de la Revolución Institucional, las leyes que cambian la relación de fuerza en este país. Una nueva ley de empresas públicas que acaba de ser aprobada, la nueva ley de educación, la nueva ley de hidrocarburos, nació la nueva ley de hidrocarburos. Continuar con la Revolución educativa pero más aceleradamente.
Hemos aprendido mucho en estos dos años y medio, tenemos un equipo más compacto, ya un plan nacional de desarrollo, ya una hoja de ruta, entonces podemos ir mucho más rápido. La revolución en salud, en cuanto a ética, lucha a muerte contra la corrupción, la revolución económica, cambiar el sistema económico vigente hacia una economía más solidaria, más popular. Donde se democraticen los medios de producción. ¿En qué consiste esto?, por ejemplo: el Estado es dueño de un sin número de bienes inmuebles incautados o tomados en garantía de la banca que quebró en el 99, en años posteriores. Pues en lugar de privatizarlo como se hacía siempre, se le da a los trabajadores, ya eso se ha empezado a hacer. Ese es un ejemplo de la radicalización en el plano económico.
Y la radicalización también de esa visión latinoamericana, acelerar, quemar etapas para esa Patria grande. Yo creo que hoy cometemos un error, sobre todo en Unasur, empezar por el final que es querer incorporar a todos, y lamentablemente vamos al ritmo de los más lentos, los que no quieren la integración, debemos evitar esos problemas y unirnos los países que sí queremos formar lo más rápidamente posible esa Patria Grande.

 

- ¿Cuáles son esos países que están de cierta forma entorpeciendo?
- Usted me hace preguntas muy directas, risas. Por cuestiones de diplomacia y relaciones internacionales no quisiera mencionarlos, pero creo que ya América Latina los conoce bastante bien.

 

- Hace pocos días Presidente, usted daba a conocer que conocía informes de inteligencia donde se afirmaba que a nivel internacional existía una agresión contra todos los países progresistas de la región, como Argentina, Venezuela, Bolivia, Honduras. Quisiera preguntarle entonces ¿qué se está haciendo para hacer frente a esos intentos de desestabilización y desde donde surgen esas amenazas?
- Todos los gobiernos progresistas de América Latina hemos enfrentado día a día los embates de poderes fácticos que no ganan en las urnas, pero que son poderes reales. Uno de ellos es cierta prensa, comprometida con el Status Quo, como dice Ignacio Ramonet, la prensa es el mejor perro guardián del Status Quo en América Latina. Entonces, hemos tenido que enfrentar estos poderes fácticos. Pero sí, en las últimas semanas notamos un resurgimiento, una restauración de estos grupos. Y una prueba palpable de aquello es Honduras. O sea, la osadía de dar un golpe de Estado al estilo de los años 60, 70 del siglo pasado sin entender que estamos en el siglo XXI.
La respuesta en América Latina fue muy buena, un rechazo unánime. Sin embargo, persiste el gobierno de facto. Y ese gobierno no pudiera persistir si no tuviera apoyos concretos, reales de grupos económicos, políticos de Estados Unidos EE.UU. y del resto de América Latina. Entonces es un buen ejemplo de ese despertar. Pero puedo nombrar muchos otros ejemplos, o sea, en el caso de Ecuador, la nueva ola de agresiones, calumnias de parte de Colombia para el Gobierno ecuatoriano tratándonos de vincular con las FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.
Al interior del país nuevamente una arremetida de ciertos medios de comunicación social para tratar de desestabilizar al gobierno con infamias, con distorsiones, con desinformación. ¿Qué estamos haciendo? Bueno, yo creo primero que debemos marchar unidos a nivel internacional para no permitir esta clase de agresiones claras como en el caso de Honduras, pero otras no tan claras como la arremetida de ciertos medios de comunicación, que se creen por encima del bien y del mal.
Segundo, en aspectos concretos como en el caso de los medios de comunicación: generar medios alternativos, medios públicos, etcétera, que sean un contrabalance a ese poder omnímodo que ha tenido una prensa. Insisto, no es que han velado por el bien común, sino que han velado por su bolsillo. Son negocios privados, y de esos negocios privados recibimos la información. ¡Qué clase de información recibimos en consecuencia!
Entonces se están dando acciones concretas para estar preparados ante esta nueva arremetida, pero no deja de ser peligrosa, insisto, esta restauración, si se quiere, de poderes fácticos que una y otra vez han sido vencidos en las urnas, pero se resisten a desaparecer, a perder sus privilegios, y con el poder de hecho que tienen, tratan de desestabilizar a los gobiernos progresistas de la región.

- A propósito de Colombia, el vídeo de “Mono Jojoy”, Jorge Briceño Suárez, donde se habla del supuesto financiamiento que habría recibido el Movimiento País en su campaña, en el 2006, fue presentado a la opinión publica dos meses después de que supuestamente fue requisado. ¿Eso resulta una casualidad?. Y la segunda pregunta está dirigida a que el gobierno ya conoce en su totalidad el vídeo de este señor “Mono Jojoy”, ¿cuál ha sido la diferencia que usted ha encontrado, o cuál es la conclusión a la que usted llega luego de ver el vídeo completo y el vídeo editado que fue presentado a la opinión pública?

- Esa es parte de la campaña a la que me estaba refiriendo. No sólo que el vídeo tiene dos meses, sino que dice lo mismo que se conocía hace un año, que es el famoso testamento de Manuel Marulanda, eso es lo que lee el “Mono Jojoy”. Es gracioso, porque ahora resulta que el “Mono Jojoy” es una fuente irrefutable, válida de noticias, entonces también creámosle cuando habla del gobierno de Álvaro Uribe y sus nexos con el paramilitarismo, el narcotráfico, etcétera. O sea, se le quiere creer ahora y no cuando no les conviene. Entonces son de las tantas contradicciones en las que cae.
Es claro que eso salió en un momento, donde primero, en estricto apego al Estado de derecho, a nuestras leyes, investigando delitos, no persiguiendo personas, aquí desde el bombardeo del 1 de marzo de 2008 en Angostura, se inició por parte de la Fiscalía una investigación que luego pasó a las respectivas Cortes de Justicia, y luego de casi un año de investigaciones, procesos, etcétera, se indicó al ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, que paladinamente se responsabilizó del ataque.
Eso lo hace indicado y se ha pedido su orden de captura. Por ello, tenemos una arremetida de Colombia de ciertos estamentos llenas de calumnias para el gobierno ecuatoriano y se une a eso una segunda coyuntura, que era la discusión de las bases militares estadounidenses en Colombia. Entonces, claramente eso puede ser una treta para desviar la atención, el famoso vídeo del “Mono Jojoy”. En todo caso y felizmente, lo que dice el “Mono Jojoy” y si fuera cierto, es que ha dado platales, pero que el presidente Correa ha sabido es otra cosa. De hecho, la propia Colombia ha nombrado a un ex coronel del Ejército ecuatoriano, Jorge Brito, que gracias a Dios no es miembro de Alianza País, del Gobierno Nacional, ¿qué responsabilidad tenemos nosotros en todo eso? y lo he dicho en reiterados periodos, yo creo que aquí el rol de las FARC es clave. Yo le hago el pedido a las FARC de que concrete a quien le dieron ese dinero, si es que se lo dieron.
Primero si el vídeo es verídico o no. Segundo, de ser verídico, a quien le dieron el dinero para que responda esa persona. Y tercero, también hablan de emisarios del presidente Correa. El único emisario que yo envié fue para una Misión Humanitaria, fue el ministro Gustavo Larrea, yo no he tenido ninguna clase de emisarios para acuerdos políticos, ni de ninguna otra índole. Si alguien se presentó como emisario del presidente Correa, también las FARC fueron engañadas. Así que les pido a las FARC que por favor digan quién se tomó el nombre del presidente Correa y se presentó como emisario, porque es un farsante total.

 

- Las oligarquías continentales a las que usted hace referencia que buscan desestabilizar a su gobierno, también parecen tener un representante local. Me refiero, al ex presidente Lucio Gutiérrez que el mismo día que fue difundido este vídeo de Mono Jojoy, pidió su renuncia.

- Ese es un pobre hombre, es un traidor a la patria y semi ignorante incompetente. No vale la pena ni siquiera mencionarlo, o sea aquí el tipo está donde le corresponde: en el basurero de la historia.

 

- Indiscutiblemente las relaciones entre Ecuador y Colombia no atraviesan el mejor momento, le quiero preguntar si acciones como la del 1 de marzo del 2008 se repiten, ¿cuál va a ser la respuesta de Ecuador?

- Lo he dicho claramente, Dios quiera que no se repitan, pero si se llegaran a repetir, ya no podríamos recurrir nuevamente a las vías diplomáticas, a las instancias internacionales como lo hicimos el año pasado, porque se demostraría una vez mas que es un abuso y un desconocimiento total por parte de Colombia del derecho internacional, así que tendríamos que responder militarmente.

 

- En este gran capítulo iniciado el 1 de marzo de 2008 se da también otro acontecimiento que es la muerte de un ecuatoriano, Franklin Aisalia. Ecuador precisamente demandó a Colombia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la muerte de este ecuatoriano. ¿Qué busca este país con esta demanda?

- Que se cumpla la ley, los derechos humanos. Nosotros no tenemos pena de muerte. Si había un campamento de las FARC en nuestro país y que eso nos convierte en cómplices de las FARC, con ese criterio, el mayor cómplice de las FARC es Uribe, porque si nosotros tenemos uno, ellos tienen 200. Si las FARC nos dice acá estamos, vengan a capturarnos. Entonces, ellos conocían de un campamento de las FARC en Ecuador, tenían que avisarnos y nosotros íbamos a capturarlos. Primero, se les pedía que se rindan, de no hacerlo pues había que utilizar la fuerza pública y probablemente hubiera habido enfrentamientos, fallecimientos, pero ya ante su resistencia de ser arrestados.
Pero aquí no estamos en guerra, aquí no hay pena de muerte, aquí no hay ejecuciones extrasumariales. En consecuencia, no se podía bombardear a mansalva un campamento por guerrillero o lo que quiera que se les considere. En segundo, hay muchos indicios de que por ejemplo, el ciudadano ecuatoriano Aisalia, independientemente de si tenía vínculos con las FARC o no tenía, no murió por el bombardeo. Murió por siete culatazos en la nuca. Todo eso tiene que investigarse, y todo eso tiene que sancionarse de acuerdo al marco jurídico vigente en el Ecuador. Aquí hay un estado de derecho, hay un estado civilizado, donde impera la ley. Si se comete un delito o varios delitos el 1 de marzo de 2008 en Angostura, esos delitos tienen que ser investigados y los responsables tendrán que ser sancionados.

 

- Muchos sectores, muchos analistas, varios analistas políticos de Ecuador y Colombia, hablan de la posible candidatura de Juan Manuel Santos a la Presidencia de Colombia. Usted ha dicho que reanudará las relaciones diplomáticas con Colombia cuando haya un Gobierno decente. ¿Es ese el Gobierno que espera Ecuador?

- Sigue haciendo preguntas difíciles. No queremos entrometernos en asuntos internos de política colombiana. Los colombianos, pueblo al que queremos muchísimo, nos unen lazos fraternos, y sinceramente esperaríamos algo más de gratitud por la centena de miles de ciudadanos colombianos que recibimos con los brazos abiertos en este país que huyen de esa guerra fraticida. El verdadero problema, delito, pecado del Ecuador es estar al lado de un país que se desangra en 50 años de guerra fratricida, ¿qué podemos hacer ante eso?, son los colombianos los que tienen que resolver su problema.
De igual manera, estoy seguro que los colombianos en las próximas elecciones sabrán decidir por el mejor candidato para su futuro. En todo caso, sí nos preocupa Santos por las posiciones que ha tenido, por las declaraciones. Por ejemplo, está totalmente en la línea de George W. Bush de la guerra preventiva, de poder bombardear a otros países en nombre de la defensa de Colombia, etcétera. Si sigue con esos criterios ese pobre hombre, sí sería un peligro para la región.

 

- Varios gobiernos de la región, entre los que podemos mencionar el de Bolivia, Venezuela, Nicaragua, han manifestado su preocupación, también su indignación, por haber cedido Colombia bases militares a los estadounidenses, ¿significa eso un problema para la región, específicamente para Ecuador?

- Creo que es muy claro. O sea, Colombia tiene uno de los Ejércitos más potentes de América Latina supuestamente en la lucha antidrogas, ya agredió a un país vecino en algo inédito en la historia de América Latina. Cuando se ha visto una agresión similar con bombas inteligentes, sin ningún incidente previo, en el momento de las mejores relaciones bilaterales. Entonces, si además de eso le ponen bases militares, cuando sabemos que hay una campaña de ciertos grupos, yo creo que no del gobierno de Barack Obama, pero de ciertos grupos extraconservadores norteamericanos contra Hugo Chávez, contra Evo Morales, contra Rafael Correa, contra todo lo que signifique cambio en América Latina, es obvio que ahí hay un foco de desestabilización para la región, un gran peligro para la región.

 

- Hay quienes creen que se está creando el escenario adecuado para un golpe de Estado, ¿qué dice usted?
 
- Bueno, lo de Honduras fue un campanazo y yo estoy seguro que si lo pudieran hacer en Ecuador o en Venezuela o en Bolivia, lo harían, lo que pasa es que no pueden. Porque a diferencia de José Manuel Zelaya, además de que tal vez con un poco más de experiencia hay gente un poco más movilizada, más organizada, tenemos mayoría en el Congreso, unas Fuerzas Armadas mucho más profesionales. Entonces, estoy seguro que no lo han hecho no porque no han querido, sino porque no han podido, pero hemos estado muy alertas frente a esos grupos, a esos poderes fácticos que buscan desestabilizar a los gobiernos progresistas en América Latina.

 

- ¿Esos son los cuatro pilares a los que usted hacía referencia para justamente promover la movilización social y sostener al gobierno?

- No sé si se refiere a los cuatro pilares del proyecto político que mencioné. Esos cuatro pilares son: Gobierno, bloque de asambleístas, Gobiernos locales que hemos captado 74 alcaldías y diez u once prefecturas, y Alianza País propiamente dicho. El gran desafío en esta segunda etapa de nuestro proyecto político, es transformar ese gran capital político que tenemos en estos momentos, en estructuras movilizadas y organizadas. Si no somos muy vulnerables frente a grupúsculos, que puede ser que no representen a nadie, pero como en el caso de Honduras, con poderes informativos, económicos, sociales y hasta religiosos pueden desestabilizar a un gobierno legítimo.

 

- El presidente de Colombia Álvaro Uribe organizó un consejo de defensa para el ex ministro Juan Manuel Santos, ¿Ecuador hará lo mismo en el caso de los ex funcionarios Gustavo Larrea y José Ignacio Chauvín, y de la asambleísta electa Maria Augusta Calle?

- A diferencia del ex ministro Santos, donde hay un proceso legal que tiene más de un año y donde él paralelamente se declaró responsable de un delito en nuestro territorio, fue bombardeado nuestro territorio, contra Gustavo Larrea, contra Maria Augusta Calle, hasta ahora lo único que hay es rumores, entonces estamos en un Estado de Derecho. Ellos tienen que probar las cosas, no es que vamos a condenar a la gente por rumores.
Colombia está persiguiendo personas, nosotros somos un Estado civilizado, aquí no se persiguen personas, se persiguen delitos. Entonces que nos digan qué delitos ha cometido Gustavo Larrea, Maria Augusta Calle, para empezar a investigar y ver si están involucrados o no. Pero aquí no permitiremos que se persigan personas.

 

- ¿Son pruebas los supuestos correos electrónicos encontrados en la supuesta computadora de Raúl Reyes?

- Esa fue una de las cosas a las que se comprometió Uribe, a entregar por medio de la Organización de Estados Americanos OEA y todavía no lo entrega. Pero en todo caso, ahí están las declaraciones de la propia Policía colombiana que dice que no existen tales correos. Además, se rompió la cadena de custodia. Pero por último, que presenten toda la información, para ver qué es lo que hay ahí.

 

- Para cerrar este capítulo de Colombia, quisiéramos preguntarle algo con relación a las salvaguardias cambiarias impuestas a más de mil productos colombianos. Algunos analistas, algunos empresarios creen que este tema es más político que comercial.

- Claro que es política, es política comercial. Pero son respuestas que hemos tenido que dar en torno a la depreciación del peso colombiano. Se nos depreció de marzo del 2008 a marzo del 2009 en 30 por ciento. Si yo tuviera moneda nacional, no duraría dos segundos en depreciar la moneda nacional en lugar de utilizar aranceles. No tenemos moneda nacional, tenemos que utilizar aranceles invocando las salvaguardias de la CAN Comunidad Andina de Naciones, frente a depreciaciones de socios comerciales. Entonces, hemos hecho lo que teníamos que hacer frente a una acción de Colombia. Y por supuesto que eso se llama política comercial. A quién le va a sorprender aquello.

 

- ¿Ecuador estudia la posible salida de la CAN si la Secretaría General se opone a las salvaguardias cambiarias creadas por este país?

- La CAN pasa uno de los momentos más críticos de su historia con dos países con relaciones diplomáticas rotas. Con dos países que han firmado Tratados de Libre Comercio TLC con Estados Unidos y ya no tienen nada que perder en futuras negociaciones, por ejemplo con la Unión Europea UE. Tratado que de hecho van contra la normativa de la CAN.
La CAN tiene un país que perdió su moneda nacional. ¡Ah! pero ellos mismos renunciaron a la moneda nacional. Sí, nuestras oligarquías, pero el hecho es que no tenemos moneda nacional.
Si con todas estas consideraciones, la CAN no toma en cuenta la situación de cada país, estará sirviendo muy poco. El caso con respecto a Colombia es clamoroso, un socio comercial con el cual tenemos un déficit comercial de cerca de mil millones de dólares, que se le ha depreciado la moneda a un 30 por ciento, a un país que no tiene moneda nacional.
¿Qué es lo que queda?, poner salvaguardias cambiarias: aranceles para enfrentar esa depreciación y no tener mayores problemas en el sector externo. Si frente a un caso tan clamoroso, la CAN no se pronuncia a favor de un país como Ecuador, ya no podemos esperar nada de la CAN, y yo sí tomaría la decisión de retirarnos de la CAN.

 

- A su juicio, ¿qué futuro tiene la CAN? o ¿tiene futuro la CAN?

- Yo creo que ya los procesos de integración subregional tienen que converger al nuevo universo integracionista que es toda la región, es decir, Unasur. Eso hemos hablado, entonces la CAN, Mercosur, puede ser que tengan vigencia unos cuantos años más, pero ya tienen que converger a ese nuevo universo integrador que es Unasur.

 

- El 10 de agosto asumirá la presidencia de Unasur, ¿cuáles son los retos que se le vienen?

- Muchísimos retos, de los más conceptuales a los más concretos. Por ejemplo, a nivel conceptual, continuar con esa integración energética, financiera, conectividad. Ya en cosas concretas, sacar el Banco del Sur, tratar de sacar el Fondo de Reservas del Sur, tratar de sacar el mecanismo de compensación para no depender de monedas extranjeras. A nivel de universidades, tratar de sacar una Agencia Regional de Acreditación de Universidades que sea la que certifique qué es una universidad, y ese título sirva para todos los países de la región, por darle otro ejemplo de todas las cosas que se pueden hacer en Unasur. Y yo estoy convencido de que podemos, porque yo converso con nuestros colegas de la región y entre bastidores todos reconocen. Muy pocos lo dicen públicamente.
El peligro que es una prensa. Yo creo que una prensa libre e independiente es fundamental para la democracia. Pero la prensa que tenemos en Latinoamérica que lo que menos tiene es libre e independiente, bastante dependiente de algunos bolsillos y algunos poderes, es nefasta para la democracia.
Y mientras estos señores tergiversan, engañan, insultan, etcétera y a eso lo llaman libertad de expresión, cuando uno responde, es atentado contra la libertad de expresión. Ya no podemos seguir en esas trampas. Yo creo que debemos organizar instancias a nivel regional que puedan con total solvencia decir: “este medio se excedió”, “esto no es correcto”, etcétera. Es decir, a nivel ya moral que digan, que llamen la atención a los excesos de una prensa que puede hacer mucho daño en América Latina.

 

- Precisamente la prensa a la que usted hace referencia hizo mucho escándalo en el país cuando Ecuador decidió sumarse a la Alternativa Bolivariana para las Americas (ALBA). Recordemos que esta Alternativa, valga la redundancia, nace como una respuesta al ALCA. ¿Qué significa para Ecuador? ¿Cuáles son los beneficios que este país obtiene al integrar este organismo regional?

- Déjeme hacer una acotación. Nosotros hemos firmado muchísimos acuerdos, por ejemplo con China no tenemos ninguno, creo que tenemos 39. Con China, con Argentina, con Perú, con Chile, con Brasil, pero por supuesto también hemos firmado con Venezuela, Irán, Bolivia, países amigos. Yo le puedo mostrar editoriales donde las denuncias de las corruptelas de este gobierno nunca se han aclarado, por ejemplo, nunca se han transparentado los acuerdos con Chávez, Morales y Ahmadineyad. Es decir, justo los gobiernos que le caen mal a los grupos de poder. Esa es nuestra prensa, no informa, no opina, es tendenciosa, ciega, engaña. Cerremos paréntesis, es una pequeña acotación.
¿Qué es el ALBA para Ecuador?, precisamente un conjunto de países con verdadera voluntad de integración. Y en ese grupo de países ya tenemos nueve votos, casi el 30 por ciento de los votos de la OEA, es un bloque representativo para instancias como las Naciones Unidas. Podemos llegar a grandes acuerdos comerciales y se está trabajando en eso. Pero también políticas sociales comunes, políticas económicas comunes, y algo muy importante para Ecuador: políticas de defensa comunes.

 

- Desde el ALBA se ha hablado del Sistema Único de Compensación Regional Sucre, ¿para cuándo debemos de esperar los ecuatorianos, los latinoamericanos, los países que conforman el ALBA este mecanismo de cooperación económica y financiera?

- Para fin de año probablemente. De hecho, Mercosur ha seguido esa misma línea. El Sucre, Sistema Único de Compensación Regional, no es otra cosa que mejorar los intercambios. Si nosotros le vendemos a Venezuela 200 millones y le compramos 150 millones, en principio tuviéramos que utilizar 350 millones de dólares, moneda extra regional para movilizar estos intercambios. Pero con un Sistema de Compensación como el Sucre, Venezuela me debe 200 y yo le debo 150, entonces Venezuela sólo me tiene que dar el saldo 150, y pagamos nuestros importadores en moneda nacional y se minimiza la necesidad de una moneda extraregional. Entonces eso es el Sucre.
Y es un importante paso para aumentar el comercio y disminuir la vulnerabilidad de nuestras economías con respecto a monedas extraregionales.

 

- Ecuador y Bolivia renunciaron al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas de Inversión, Ciadi organismo, y cabe decir, adscrito al Banco Mundial, en cambio, proponen un Centro de Arbitraje dentro de la Unasur. Nos podría comentar algo al respecto.

- Usted lo ha mencionado, ese es otro de los posibles aportes de Unasur, tener esos Centros de Arbitrajes Regionales. Es una vergüenza, es que es inconcebible. Gracias a Dios hasta nuestra Constitución lo prohíbe, es que cualquier transnacional pueda llevar a un Estado soberano a Washington, al Ciade. No solo para juzgar si se cumplió o incumplió la ley con respecto a esa inversión. Lo más grave es que puede juzgar si la ley era buena o mala, es decir si la pena era acorde con la falta. Ellos pueden, una transnacional que conociendo la ley del país, invirtió y cometió una falta y fue sancionado por esa ley, puede denunciar a ese Estado directamente al Ciadi y el Ciadi decir, bueno sí cometió la falta, pero la multa, la sanción es demasiado fuerte, así que hay que rebajarla. Entonces es un atentado a la soberanía, un atentado al sentido común, a la ética incluso, porque los derechos humanos no tienen esa agilidad para su defensa.
Si hay un atropello de los derechos humanos en un país, yo tengo primero que agotar las instancias judiciales de ese país, antes de poder llevarla a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos CIDH. Para defender los derechos del capital directamente nos pueden llevar una empresa, a un Estado soberano al Ciadi. Eso debe cambiar. Entonces tenemos que hacer instancias regionales para resolver conflictos donde se respete la soberanía de los países, donde se respeten las leyes de los países y obviamente si hay un diferendo se lo trate pues, con la debida dimensión. Pero lo que vemos en el mundo actual es que el capital tiene todas las ventajas, y el ser humano y los estados soberanos no tienen ninguna.

 

- Quisiéramos hablar de Manta. Para el 18 de septiembre se espera la salida definitiva de la base Militar ubicada en esa ciudad. ¿Qué experiencia le queda a Ecuador después de diez años de la entrega de esa base militar?

- Muy mala experiencia. En diez años ni siquiera se cobró arriendo. Al inicio hicieron unas inversiones, unos 70 millones de dólares, de todos modos se están llevando todos los equipos. Por supuesto, parte de esas inversiones era la pista que eso queda, pero de todos modos, vean cuánto pagan en las bases militares en Italia, aunque aquí no es cuestión de cobrar arriendo o no. Para nosotros soberanía es que no haya soldados extranjeros en el suelo patrio.
Además de eso, poco sirvió para el Ecuador. En Manta históricamente el centro del control de narcotráfico es donde más se desarrollaron grupos de narcotraficantes, y Manta hasta hace poco era una ciudad con el mayor índice de homicidios por los enfrentamientos de estas bandas. Entonces se desarrollaron ciertos centros nocturnos y de vicio, en la ciudad de Manta para distracción de estos soldados norteamericanos, por lo que creo que esta base no aportó al país, al contrario, perjudicó.

- Pescadores artesanales incluso denunciaron el hundimiento de sus embarcaciones con el pretexto de que se estaba buscando droga.

- Probablemente ocurrió aquello también. Pero insisto, el daño al sentido de soberanía ha sido muy grande. Poner una base militar y sin ninguna contraprestación, sin ninguna exigencia, quién sabe lo que hacían ahí, qué buscaban, si realmente era lucha antidroga, también era lucha antiguerrilla, lucha anticomunista, etcétera. Entonces insisto en que se perdió muchísimo.
Más allá de cualquier discusión, felizmente la nueva Constitución prohíbe las bases extranjeras en el suelo patrio.

 

- Sin embargo, la derecha recalcitrante del país, por llamarlo de alguna manera, se rasga las vestiduras diciendo que el país se va a convertir en un paraíso del narcotráfico. ¿Cómo se va a controlar el tráfico de drogas precisamente?

- Ya nos pusieron el dólar como moneda oficial, si encima se pusiera el inglés como idioma oficial esa derecha recalcitrante como usted la llama, estaría bastante contenta. Esos son tonterías, ¿de qué nos ha servido la base de Manta para controlar el narcotráfico? Ecuador es uno de los países más exitosos en Suramérica de la lucha contra el narcotráfico, pero por nuestros propios esfuerzos. ¿Qué ha tenido que ver la base de Manta?, ni hemos sabido para qué ha servido esa base de Manta, al menos para Ecuador ha servido muy poco.
Entonces la lucha antidrogas la hemos hecho con nuestro propios esfuerzos y hemos sido muy exitosos y continuaremos en esa lucha.

 

- En la ciudad de Manta se va a llevar a cabo un proyecto ambicioso en la refinería del Pacífico, hablemos de los convenios bilaterales de Ecuador y Venezuela. Tengo, según mis datos, que el país ahorró alrededor de 261 millones de dólares desde el 29 de junio de 2007 por intercambio de crudo por derivados. Cuéntenos un poco más al respecto.

- Eso fue una idea muy creativa pero un poco obvia. La decidía, el abandono, la indolencia en Ecuador ha sido tal que llevamos 40 años de ser productores de petróleo pero todavía no producimos derivados ni siquiera para abastecer nuestras necesidades, peor para exportar. Y gastamos cerca de tres mil millones de dólares anuales en importación de derivados. La producción del país es de unos 500 mil barriles por día. Esmeralda, la refinería más grande, las otras son bastante pequeñas, produce 120 mil barriles diarios, procesa 120 mil y somos deficitarios y tenemos que importar. Entonces eso es una real barbaridad.
Con la refinería del Pacífico, por el contrario, pasaríamos no sólo a abastecer el mercado nacional, sino a ser exportadores de derivados. En todo caso, mientras esa refinería está, que era lo obvio, producíamos nosotros crudo, teníamos que vender crudo y comprar derivados que nos lo vendían carísimos.
Llegamos a un convenio con Venezuela en el que le mandamos el crudo barato a sus refinerías y ustedes nos cobran básicamente la refinación al costo y nos mandan los derivados baratos. Y eliminando las cadenas de comercialización que usted menciona, hemos ahorrado más de 200 millones de dólares.

 

- Para finalizar, ¿Cuáles son las expectativas que espera el gobierno de Rafael Correa para sus próximos cuatro años de las relaciones con Colombia, que de cierta forma han marcado el ritmo de la prensa nacional, de la prensa internacional y también de la política exterior que ha llevado a cabo su gobierno?

- Cómo no va a indignar. Si gran parte de esta entrevista ha sido de la relación con Colombia y las FARC. No es un problema nuestro, es un problema de Colombia, entonces sí indigna, sí molesta, sí fastidia tener que gastar tanto tiempo y recursos por un problema que está en Colombia. Ecuador no es el país violento, Ecuador no es donde hay narcopolítica, Ecuador no es donde hay parapolítica, es en Colombia. En Ecuador no es donde hay una lucha fratricida de casi 50 años, es en Colombia. ¿Qué es lo que ha hecho Ecuador? ser el país de América Latina con mayor cantidad de refugiados porque ha recibido a la mayor cantidad de refugiados de la guerra en Colombia. ¿Qué es lo que ha hecho Ecuador ante el abandono de la frontera sur colombiana donde solamente tienen dos destacamentos militares? Nosotros tenemos trece y seguimos reforzando esa frontera. Tenemos cerca de 10 mil hombres que nos cuestan más de 100 millones de dólares anuales que los podríamos destinar muy bien para el desarrollo del país.
Eso es lo que ha hecho Ecuador. Y qué fastidio, le insisto, tener que volver una y otra vez sobre el mismo tema porque resulta que a Colombia se le ocurrió bombardear nuestro territorio, probablemente de forma deliberada para involucrarnos con las FARC y que sea otro factor de desestabilización, y tenemos que empezar a dar explicaciones, hablar a cada rato de lo mismo, gastar recursos para tratar de contrarrestar la campaña de desprestigio de Colombia, cuando somos víctimas de un problema, no causante de ese problema, la causante de ese problema es Colombia.

 

- Sin embargo, un grupo de abogados colombianos presentó ante la Fiscalía de Colombia una demanda por sus supuestos vínculos con las FARC.

- ¡Qué bueno! Ojalá que me lleven a la Corte Internacional de la Haya para demostrar quienes son los terroristas internacionales.

 

- Presidente, usted hablaba algo acerca de los refugiados, de las personas que huyen del conflicto interno de Colombia y huyen hacia Ecuador, háblenos un poco del registro ampliado.

- Hemos hecho una gran labor con respecto a los refugiados. Del total  de refugiados que tiene Ecuador, 96 por ciento son colombianos, hay unos 30 mil refugiados. Pero muchísimos más, de hecho, esos son los que están registrados en las Naciones Unidas como refugiados, recibimos ayuda. Pero en realidad existen centenas de miles que no han podido alcanzar el estatus de refugiado pero para todo fin práctico, lo son. Son desplazados, huyen. Hemos tratado de darles todas las facilidades, hacer el registro del que usted se refiere, integrarlos en nuestra sociedad. Entonces la política humana, profundamente humanista del país, frente a los refugiados y desplazados del conflicto colombiano, ha sido reconocida por las propias Naciones Unidas. Seguiremos esa línea, esa es nuestra orientación, nuestros principios. Pero sí molesta esto, nadie espera aplausos ni mucho menos, pero tampoco una campaña de desprestigio como la que hacen ciertos grupos de Colombia, cuando deberían tener gratitud frente a un vecino que tanto se ha sacrificado, tanto ha dado, por un conflicto que no es de él.”

¡ESTA ES LA LÍNEA COMPAÑEROS!
¡LA DE FIDEL, CHÁVEZ, CORREA Y EVO!
¡LA DE LA PATRIA GRANDE!
¡LA QUE RADICALIZA LOS PROCESOS POLÍTICOS DE CAMBIO!